jueves, 26 de febrero de 2009

Asi gobierna el PAN

La poca cultura histórica y política de un gobierno




La cuarta, quinta, sexta y séptima generación del Benemérito de las Américas presentaron ayer la Fundación de la Familia de Don Benito Juárez García.


El acto estaba programado para realizarse en el Palacio nacional y tuvo que cambiar de sede a última hora, trasladándose al Palacio del Ayuntamiento, sede del Gobierno del Distrito Federal.


Sin más explicación que, por cuestiones de logística, la Secretaría de Hacienda canceló de última hora el acto que tendría lugar en el Patio Mariano del Palacio Nacional.

La Secretaría de Hacienda, que ofreció el lugar, informó a los representantes y familiares —en cuarta, quinta, sexta y séptima generación del ex presidente oaxaqueño— que por cuestiones de “logística” no se podría realizar su acto, programado para 500 personas.


La razón real de esto es por que, entre los invitados especiales se encontraba el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, y el director del Centro de Estudios “Benito Juárez” y autor del blues de Andrés Manuel López Obrador, Arturo Carrasco Bretón.


Elisa Bush, vicepresidenta de la fundación, confirmó que el acto en Palacio Nacional se canceló cuando se enteraron que entre los invitados estaba el mandatario capitalino. La organización del evento iba viento en popa, se hicieron las invitaciones, se prepararon los mensajes de presentación y hasta un coctel posterior al lanzamiento de la fundación que será administrada por los familiares del Benemérito.

Hasta que unas horas antes del evento, pidieron a los organizadores que les entregaran una lista de invitados al acto.

La lista fue enviada de inmediato y la respuesta de los encargados del Palacio fue inmediata: un nombre en la lista de invitados no pasaba. Marcelo Ebrard Casaubon, jefe de gobierno del D.F., figuraba en esa lista y eso no gustó.

Primero sutilmente, y luego ya sin ningún tacto, les sugirieron a los familiares de Juárez que “no era conveniente” que invitaran al jefe de Gobierno, hasta que de plano se quitaron la máscara y les condicionaron: “Si invitan a Marcelo no se autoriza el uso del Palacio Nacional”.

Los familiares, que habían girado con tiempo las invitaciones, comentaron el asunto y Marcelo les dijo que no había problema y que él no asistiría si eso les provocaba problemas.

Pero los organizadores se negaron: “Usted es invitado y punto”, le dijeron y le respondieron a los administradores del Palacio Nacional que preferían no usar el histórico edificio que habitara, en varias ocasiones, don Benito.


¿En que le hubiera afectado al gobierno de Calderón que el acto de la familia Juárez se hubiera llevado a cabo en Palacio Nacional y que hubiera acudido como invitado el jefe de gobierno del D.F.?, es mas fuerte la mezquindad y pequeñez que la historia de la Patria para los señores que gobiernan el país "haiga sido como haiga sido"


Ebrard ofreció el Salón de Cabildos, ubicado en el palacio del antiguo Ayuntamiento, para realizar la ceremonia, pues ya se tenía contratado el valet parking, los bocadillos y bebida. El GDF proporcionó también micrófonos y pantallas.

El Jefe de Gobierno del D.F. se congratuló de la iniciativa, así como de recibir a siete generaciones de la familia del Benemérito de las Américas, tras destacar los propósitos que dan origen a la fundación, entre los que destaca llevar al mayor número de indígenas posible cultura, educación y capacitación. Manifestó: hemos oído muchas veces que muchos políticos y políticas mexicanos se declaran juaristas; nosotros sí somos juaristas, casi no lo decimos, procuramos hacerlo.

Añadió que la vida y obra de Juárez, además de la grandeza histórica que significa, debiera provocar el mayor respaldo de todos los servidores públicos del país con lo que legó el presidente Juárez.


El presidente de la Fundación, Andrés Sánchez Juárez, dijo que el objetivo es apoyar el desarrollo de los pueblos indígenas y proporcionar el derecho a la cultura y educación, con el propósito de que sobresalgan en la sociedad actual.“Es una instancia no partidista que busca promulgar la ideología, historia y laicidad que nos dejó quien siempre promovió: el respeto al derecho ajeno es la paz”, afirmó.

El gobierno y la crisis

El gobierno y la crisis






En estos tiempos de crisis en los que el gobierno llama a la austeridad a "apretarse el cinturón" los funcionarios dan el ejemplo, el instituto Federal Electoral se auto aprueba un aumento de salario para pasar de 175 mil 357.30 pesos, hasta 333 mil 179.81 pesos. Los gastos de estos señores ademas contemplan, automóvil y los gastos que genere, pago de celular, gastos médicos, bonos, viáticos con avión en primera clase y hotel de 5 estrellas o diamante entre otras prestaciones.


En una votación unánime, aprobaron su aumento los consejeros, importándoles poco la situación económica de la población.


Consejeros electorales del IFE justificaron el aumento que se otorgaron, al señalar que a ello los obliga el artículo 41 de la Constitución.


"No creo que sea una decisión inmoral, se trata simple y sencillamente de una decisión conforme a la ley", advirtió el consejero Arturo Sánchez.

"Es constitucional, y lo que es constitucional y legal no puede ser inmoral" dijo el consejero Gómez Alcántar.

"Se trata de una decisión apegada a la Constitución, porque quien fija el equivalente de las remuneraciones es la Constitución y segundo, es plenamente transparente centavo por centavo", sentenció a su vez el Consejero Virgilio Andrade.


Si señores y por si no lo saben la Constitución también contempla que el salario mínimo cubra las necesidades básicas de una familia, lo cual al gobierno le tiene sin cuidado la constitución solo se esgrime a su conveniencia.


Señores consejeros quizás tengan razón y no sea inmoral, eso es un termino suave, mas bien es ser cínico es ser un mercenario del poder es, en sintesis, tener muy poca...conciencia del pueblo al que exprimen para darse esa vida principesca.


Al igual que con el caso de las Hummer de Elba Gordillo la lider de los maestros, que los medios ya callaron, en este caso tampoco hará nada el gobierno, para ellos no tiene aplicación ningún tipo de austeridad por la crisis, ¿sera por que así paga favores el gobierno? Gordillo apoyo al gobierno panista, el IFE validó una elección "haiga sido como haiga sido".

El antifaz adecuado / Manual para Canallas

El antifaz adecuado






“El cinismo de tu sonrisa es encantador”, me dijo aquella chava de caderas anchas y mirada alucinante. “Y eso que no es mi mayor virtud”, respondí halagado. “No me digas. Seguro dirás que eres un gran amante”, ella quiso ser sarcástica, lo cual me encantó. “Sería preferible que lo averiguaras tu misma”, aclaré, “yo me refería a que puedo ser un caballero o un barbaján dispuesto a faltarte al respeto”. La bella soltó una carcajada que dejó al descubierto una dentadura perfecta. “Eres muy divertido para parecer tan aburrido”, eso me picó el orgullo. “El mejor truco de un mago consiste en convertirte en creyente de algo que no existe”, o algo así fue lo que dije. “Me llamo Natalia”, soltó mientras me daba su copa vacía. “Soy Roberto y me gustaría saber qué tomas”, mi lado galante salió a flote. “Vodka tonic, con una rodaja de limón”, pareció ordenar. Fui hasta la cocina, me crucé en el camino con mi amigo Andrés y le cuestioné quién era esa mujer. “No lo sé, creo que es una amiga de Gustavo. ¿A poco no está muy buena?”, me miró con complicidad. “Rock and roll”, asentí. Regresé con el trago de Natalia, quien seguía el ritmo de una rola de Kinky, una de mis favoritas. “Me gustan las fiestas en las que hay más mujeres que hombres”, murmuró. “A mí mucho más”, le guiñé un ojo. “Pero tú ya estás apartado”, su mano tocó mi brazo y juro que sentí una descarga eléctrica. “Ah, sí, y quién tiene derecho de apartado”, pregunté aunque era obvio. “Esta noche seré el insomnio que arderá entre tus sábanas”, sonó como una orden. Qué “peros” le puedes poner a la más guapa de la fiesta. Sólo un imbécil se negaría.


-O-



Andrés no suele hacer fiestas para sí mismo, así que lo animé para que armáramos un reven en su departamento. Lo convencí con el argumento de que sería una fiesta temática: “el requisito será que vengan disfrazados de algún personaje de cine”. Al final aceptó, aunque él prefería celebrar en algún antro. Pero allí estábamos, los suficientes para pasarla bien hasta que amaneciera. Estábamos rodeados de un Hannibal Lecter, el Zorro o La Novia Cadáver. Desde luego, no faltó el clásico Neo de Matrix ni la princesa Arwen. El colmo fue el típico inmaduro que recurrió al gastado Harry Potter. Yo hice honor a mi único disfraz: un Blue Demon elegante, aunque sin músculos. Después de un par de horas todo mundo se cansó de las caretas y sólo unos pocos se quedaron caracterizados, como Natalia, que traía un antifaz que no ocultaba su belleza. Cuando le pregunté a qué se debía su atuendo, me respondió que era una mujer vampiro, “y venía buscando a El Santo, pero en cuanto te vi reconfirmé mi debilidad por los demonios”. Algunos bailaban Cuts you up de Peter Murphy. “Está buena la fiesta, pero creo que tu y yo deberíamos organizar un carnaval en privado”, propuso. Con discreción, le dije a mi amigo Andrés que me iba. “Pinche Roberto, eres un cabrón”, sabía que me marchaba con la espectacular morena. “Rock and roll”, confirmé.


-O-



El departamento de Natalia era algo frío y con pesadas cortinas que no dejaban entrar la luz. Pocos muebles, demasiado minimalista. La recámara era el sitio más cálido. Evitamos los rodeos. Desnuda era espectacular, sin un gramo de grasa. Nunca quiso quitarse el antifaz. Ella sabía enloquecer a un hombre, vaya que sí. Su lengua húmeda hurgó en mi oído, luego bajó por mi cuello, siguió por el tórax, se entretuvo en mi ombligo y cuando se regocijó en mi entrepierna supe que había incendios que en definitiva frecuentaría sin pretextos. Yo estaba que ardía. Justo cuando alcanzaba el mejor orgasmo de mi vida, ella se fue directo a mi cuello. Sentí un pinchazo y el dolor se confundió con el placer. “Tu sangre es deliciosa”, musitó en mi oído. Intenté comprender, traté de oponer resistencia mientras ella succionaba, pero estaba a su merced. Miré sus ojos y aquel destello ya no me gustó. No sentí miedo, sólo algo parecido a la angustia. “Podrías ser uno de los nuestros, pero eres demasiado sentimental”, siguió succionando de mi cuello. “Lástima, eres un encanto, pero te falta maldad”, fue lo último que escuché. Según yo, grité pero de mi garganta no salió ningún sonido.


-O-




Fue entonces que algo me sacudió y abrí los ojos. “No manches, tuviste una pesadilla y estás ardiendo en fiebre”. Era mi hermano Claudio, que me miraba alarmado. Me sentía aturdido. Tanto pinche antibiótico y esta jodida enfermedad se han confabulado en mi contra. Recuperé la respiración. Fui al baño, vomité un poco, me apoyé en el lavabo. El espejo me devolvió una caricatura de mí mismo. Ah chingá, ¿y eso? Me revisé el cuello: dos extrañas marcas empezaban a cicatrizar. Creo que no he despertado, quise justificar. Natalia no dejaba de danzar en mi cabeza. Demasiado bella para ser realidad. Me sentía muy débil para pensar. Regresé a mi cama. El cuello me dolía horrible. En cuanto dormí, volví a soñar con aquel antifaz.





Roberto G. Castañeda

Manual para canallas



El Gráfico

Reflexiones, poesía, música y mas en:

http://babyloniaforum.com

jueves, 12 de febrero de 2009

En el nombre del amor / Manual para canallas

En el nombre del amor









Tengo una carta que dice “Es el final”. Colecciono rezos en la oscuridad. Una noche sin caricias es un carnaval de soledad. Y yo me siento abandonado hasta por mi sombra. El amor es un muñeco vudú en forma de cupido. Mi corazón es una bomba de tiempo, mi ansiedad me recomienda mil formas de suicidio. El amor es un Sanborns adornado con globos de corazones. El amor es un invento para vender tarjetitas cursis que dicen: “Si quieres saber cuánto te quiero cuenta las estrellas del cielo”. El amor es el precio de un disco en el Mix Up. Amor es regalar un muñeco de peluche envuelto en celofán. El amor es un antro saturado en 14 de febrero. El amor es una chica que pierde su virginidad en las manos más toscas. Y el final es el mismo: llorar por alguien que no te supo amar. En lugar de fomentar los abrazos, queremos comprar caricias y te quieros que nunca serán sinceros. Ya lo dice un poeta apocalíptico: “los suspiros no son valorados en un cielo poblado de regalos caros”. Por eso es mejor no empeñar el corazón, ni dejarse llevar por besos falsos. El amor apendeja, te vuelve más vulnerable y siempre estarás a merced de alguien que sabrá manipularte. No quiero sonar pesimista, pero el engaño es el juego de moda y nadie quiere salir perdiendo.


-O-



Siempre que se habla del amor surge la pregunta más trillada: “¿cuánto me amas?” Las mujeres son tan elementales que siempre mueren por saber qué piensas, qué porcentaje de tu corazón es de ellas. Se empeñan en contar los días, las horas, los minutos para el aniversario. Cuando se lo proponen son adorables, pero también pueden ser tu calvario: Llévame aquí, ven por mí, acompáñame a comprar ropa, ¿qué te parecen estos zapatos?, ¿no te gusta esta blusa? Acaso no se darán cuenta de que tienes otras preocupaciones más relevantes, como estudiar, salir con los amigos, hacerle la barba a tu jefe, amarrarte las agujetas, jugar al futbol, pelearte con el wey de la tortillería, levantarte temprano, ducharte todos los días, checar tus mensajes en hotmail, comer sanamente, emborracharte algún día de estos, trabajar como negro, imaginar el futuro, renegar del pasado, planear un golpe maestro y, por qué no, perder algo de tiempo.


-O-



Casi todas sueñan con “el día que nos casemos y tengamos hijos”, sin detenerse a pensar que tal vez sería más emocionante titularse como diplomáticas, viajar a un exótico país de medio oriente y tener un amante de ojos como faros. O tal vez irse a otra ciudad, casarse con un cubano y bailar rumba hasta en la cama. Pero no, prefieren seguir los esquemas de sus madres, tías, hermanas: engordar, amargarse por el marido borracho y desquitarse con los chamacos moquientos. No las culpo, son expertas en seguir patrones, en manipular a cambio de sexo, en tirarse en el suelo para que las levantes: “es que si en verdad me quisieras tanto ya me hubieras llevado a Acapulco”. En nombre del amor se cometen las peores estupideces, como echar a perder tu vida. Tan hermoso que es quererse sin condicionamientos, sin culpas y sin reclamos. Todo sería más llevadero si en vez de chantajes emocionales, se disfrutaran como parejas, como personas que sienten, que tiemblan, que se entregan sin temor a que te pasen la factura. Sólo los tontos confunden la pasión con los achaques del corazón. No, desde luego que eso no es nada romántico… pero es mejor invertir en una noche de caricias como fuego, que regalar tarjetitas que dicen “Te quiero”. El amor es un muñeco de vudú en las peores manos.



Roberto G. Castañeda

Manual para canallas

El Gráfico

lReflexiones, Historias, Poesía y mucho mas en:
: http://babyloniaforum.com/ fico

Los tragos mas amargos / Manual para canallas

Los tragos más amargos



Liliana es fanática de la Coca-Cola y las modas. Le mete al alcohol, pero le encantan las pastas. Casi siempre la encuentras en los bares del Centro Histérico, ligando con chavitos de 19 o 20 años, besándose con cualquier idiota que le invite algo de beber. A sus 27 años sigue pareciéndose a Galilea Montijo, aunque con un cuerpo menos espectacular. Es hermosa, pero desde que descubrió el éxtasis ha perdido poco a poco la cordura. A veces me la encuentro en algún antro, pero nada más la saludo y me alejo. De vez en vez llega hasta mi depto —es mi vecina— y me cuenta que acaba de conectar unas pastillas maravillosas, unas tachas, que no sé cuántas jaladas más, dice mientras me enseña unas pastas de colores. Le digo que un día de estos se le va aparecer el diablo por andarse metiendo tanta chingadera. Ella me llama “mojigato, espantado” y no sé qué más. Casi siempre toca en la madrugada, hasta el full, y me suplica que le haga un hueco en mi cama. Es difícil resistirse, pero ya me estoy cansando, porque generalmente amanezco con rasguños en la espalda. Aunque lo peor es que ella siempre está hablando de suicidarse, de que se siente mal, de que ni su ángel de la guarda le acompaña. Siempre llora, siempre llora... y ni modo de dejarla sola.


-O-



“Mañana será tarde si vienes a buscarme”, dicta un letrero escrito en la puerta de aquella recámara. Leticia está sola y mira una telenovela. La protagonista es hermosa y tiene la piel radiante. Aquí hay una mujer marchita que bebe vodka con jugo de naranja. En esta habitación huele a suspiros eternos, a deseos extinguidos, a días grises que se repiten, a besos extraviados. Su álbum familiar es una historia de rencores, de polvo que se ha escapado entre sus dedos: una foto de boda, una instantánea en la playa, dos rostros que se han borrado, una sonrisa junto a Mickey Mouse, un invierno que no acaba de alejarse, un niño que duerme su inocencia, un amor que quemó sus naves. La vida es una sucesión de ausencias, un recuento de olvidos. Una vez más, Leticia está borracha y siente náuseas. Llora, las lágrimas forman un río en su rostro cansado, siente escalofríos, recuerda cuando era joven y creía en el futuro. Hoy todo es pasado, todo está perdido. Le arde el corazón y no hay forma de remediarlo, lo intuye cuando apaga el televisor y el silencio se columpia desde el techo hasta el piso. El fuego del dolor es eterno. Cierra los ojos y los nervios encienden sus motores para llenarse de esa maldita tristeza que abofetea sus sentidos. Ya lo canta Andrés Calamaro: “Prendida a tu botella vacía,/ esa que antes,/ siempre tuvo gusto a nada”.


-O-



A Luisa le encantan los crucigramas. A la hora de la comida, en los tiempos muertos de la oficina, antes de acostarse, está tratando de encontrar el apócope de doctor, la capital de Yugoslavia, el sinónimo de existir. Siempre está tratando de resolver acertijos, como si eso le fuese a dar claridad a su vida, como si las ruinas que hay en su interior tuvieran posibilidad de ser reconstruidas. En una de esas, mientras se quita las lagañas de un sueño inconcluso, se da cuenta que sus ojos han perdido brillo, que su rostro ha cambiado, que su piel se ha opacado. Siempre está sola, pocas veces sonríe, generalmente está triste. Por las noches, cuando no puede hacer las paces con su insomnio, a veces llora, mira la oscuridad y se desespera mientras recuerda las caricias de Ricardo. No le duele que se haya ido, al menos no tanto como saber que le pidió el divorcio porque asumió que su homosexualidad era irrevocable, que aún se acostaba con algún amigo. Y ella que nunca lo sospechó, que nunca desconfió de sus viajes de varios días en el último año. Una vez más recuerda su bigote, su rostro tan varonil como falso, se siente como una tonta y las lágrimas trazan nuevas rutas de tristeza. Enciende un cigarrillo, mira el humo, se queda inmóvil, sentada en silencio, trata de encontrar respuestas a preguntas que aún no se ha formulado. Algo es cierto, reflexiona: sigo siendo la misma idiota que no sabe qué hacer con tanto tiempo vacío, con estos 31 años que no me han servido para nada. La desilusión no es más que una mujer bebiendo una caguama. Y en esa penumbra, los ojos de Luisa apenas son el reflejo de un dolor que nunca apagará sus llamas.



Roberto G. Castañeda

Manual para canallas

El Gráfico

Reflexiones, Historias, Poesía y mucho mas en:
http://babyloniaforum.com/

martes, 10 de febrero de 2009

Crisis económica en México

Crisis económica en México





De simple catarrito a pulmonía se ha tornado la crisis económica en México, y no se observa alguno indicio de esperanza para muchos mexicanos ante medidas muy publicitadas, poco aterrizadas y nada efectivas por parte del gobierno que encabeza Felipe Calderón.


Diez meses después de que el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, considerara que la recesión económica en Estados Unidos sólo provocaría un catarrito en México, su compañero de gabinete, Gerardo Ruiz Mateos, titular de la Secretaría de Economía, aseguró ayer que “el catarrito se convirtió en neumonía”. Así respondió el funcionario cuando, en una reunión con reporteros, se le solicitó informara sobre los resultados que han dado las medidas anticíclicas adoptadas por el gobierno federal desde que en febrero pasado Carstens habló del catarrito, al tiempo que anunció que en las primeras semanas de 2009 se darán a conocer nuevos planes y programas dirigidos a cuidar el empleo y, con ello, la economía familiar.


El Sr. Calderón promueve un slogan que dice "para vivir mejor", quien? el y su familia? sus mas cercanos colaboradores? los grupos de poder que lo ayudaron a llegar a la presidencia como dijo el mismo 'haiga sido como haiga sido'"?.


El ciudadano Calderón se autonombró el presidente del empleo en campaña, y la perdida de empleos en el país es preocupante, por supuesto en este como en otros casos tratan de venderle al pueblo la idea de un país maravilloso, que solo existe en su imaginación, y cualquier persona que no este de acuerdo con la visión del gobierno sera señalado como catastrofista y calificativos similares.


El empresario Carlos Slim Helú dijo que, sin “ser catastrofista”, por efecto de la crisis mundial en México y el mundo se desplomará el producto interno bruto (PIB), habrá desempleo, quiebras de empresas de todo tamaño y cierre de comercios, por lo que llamó al Congreso de la Unión y al Ejecutivo a tener como prioridad el empleo, el ingreso de las familias, el apoyo al sector agropecuario, a las pequeñas y medianas empresas y el desarrollo de infraestructura, así como privilegiar el nacionalismo económico en el consumo.


Y por supuesto de inmediato la réplica:"Todo mundo reconoce la gravedad de la situación económica mundial, pero no compartimos un pronóstico tan alarmista.


Están tomándose las medidas para echar a andar los motores de la economía interna", señaló el funcionario federal.Lozano Alarcón opinó que las declaraciones del presidente vitalicio de Grupo Carso son "una franca exageración" y comentó que estos escenarios catastrofistas ahuyentan las inversiones en el país, aunque rechazó que esta sea la intención del empresario Carlos Slim Helú.


O sea, le dicen catastrofista, dicen que miente, que es alarmista, que es un exagerado, pero sin intención.


Las cifras oficiales, cifras de una dependencia gubernamental como lo es el Instituto Mexicano del Seguro Social revelan quede noviembre de 2008 a enero de este año, más de 541 mil personas perdieron su empleo en las zonas urbanas del país, lo que representó un promedio de 5 mil 885 despidos cada uno de los 92 días transcurridos, revelan informes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), difundidos por la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) esta Secretaría la encabeza por cierto Lozano el que hizo los comentarios respecto al exagerado Sr. Carlos Slim .


A quien le creemos? por un lado se trata de un empresario que mucho de lo que ostenta lo ha logrado por sus amistades en el gobierno actual y anteriores, por el otro a un gobernante que resultando declarado ganador "haiga sido como haiga sido'" no ha cumplido con sus promesas de campaña ni en materia de empleo, ni en seguridad, ni en economía ni en medidas atinadas para brindarle a los ciudadanos la posibilidad de "vivir mejor".


El Secretario de Gobernación Gómez Mont compara la lucha contra la delincuencia con algún evento deportivo al referirse a la lucha contra los carteles de la droga:En esa guerra "se están dando avances" y no puede hablarse de que va perdiéndose cuando de cada 10 caídos nueve pertenecen a la delincuencia organizada y uno a las fuerzas de seguridad pública o sea goleamos 9 a 1?.


Que poca...ortodoxia para gobernar, que falta de respeto a los deudos de los muertos en los enfrentamientos que pésima manera de gobernar aun cuando "haiga sido como haiga sido"; todas las frases optimistas de la gente del gobierno solo tienen un objetivo las elecciones federales de este año.

lunes, 2 de febrero de 2009

En otros brazos / Manual para canallas

En otros brazos












Estoy mirando el techo del Palacio de Bellas Artes. Sentado frente a una taza de café más animada que Valeria, intento no bostezar. Los silencios son tan incómodos que estoy tentado a pedirle a la mesera que me traiga un dominó, a pesar de que en la cafetería del Sears eso no existe. “Estoy embarazada”, fue lo primero que me dijo incluso antes de que me sentara. Vaya recibimiento. Y yo que no traje serpentinas para festejarlo. “Hola, amor. Bienvenida al mundo real”, intenté ser sarcástico pero ella no estaba para sutilezas. Se supone que Valeria y yo habíamos terminado casi un mes antes, pero insistió en que nos viéramos cerca de su oficina, bueno, la de su jefe. “¿Qué vamos a hacer?”, respondió a mi beso en la mejilla con frialdad. “Mira, yo sé que es algo que no estaba en tus planes”, manifesté, “pero al menos podrías ser un poco más cálida que mi frigobar”. Me miró con odio. “¿Siempre tienes que ser tan duro?”, reclamó.


-O-



No fui yo quien terminó la relación. Valeria pidió tiempo “para replantear la relación”, aunque yo sabía por una amiga en común que ella estaba entusiasmada con un chico de su trabajo. “Vale me cae muy bien, pero creo que tú no te mereces esto”, se justificó Adriana para contarme el chisme. Es lo malo de no ser un cursi: faltan tarjetas de aniversario y siempre sobra un tipo que es más atento que tú. “Las mujeres necesitamos sentirnos halagadas”, fue algo de lo que pretextó Valeria. Nunca he sido un romántico, lo siento. Luego comentó algo como “es mejor que nos alejemos un tiempo, para pensar si vale la pena seguir con esto”. Para andar conmigo dejó a su novio, así que me pareció justo que me hiciera a un lado y se refugiara en otros brazos. Pensé que me había olvidado, hasta que me citó en este lugar. “La vista es hermosa”, celebró la primera vez que la llevé allí.


-O-



Ahora estamos separados por los silencios. Pido un café y enciendo un cigarrillo. “¿Cómo ves?”, pregunta Valeria. “¿Estás completamente segura?”, interrogo. “No soy estúpida”, se apoya en su mirada más rencorosa, “ya me hice un par de pruebas de embarazo”. La mesera me trae el capuchino y me sonríe con amabilidad. Le respondo igual. “Carajo, ¿tienes que coquetear con esa zorra?”, la misma Valeria de siempre. “Sólo estoy siendo amable”, la aclaración está de más. “Podrías ser amable conmigo y decirme qué chingados vamos a hacer”, se nota harta. Entonces, por las bocinas suena una canción que me encanta: Sin documentos, con Julieta Venegas. Tarareo el estribillo. Valeria lanza fuego por los ojos.


-O-



“Querida, lamento informarte que se me acabaron las solicitudes para procrear hijos”, señalo con toda calma. Ella hace una mueca horrible. “¿Qué, eso qué?”, luce contrariada. “Si estás embarazada no soy yo a quien deberías convocar a una reunión urgente”, trato de ser claro, “porque hace rato que me hice la vasectomía”. Valeria no lo puede creer. “Pero tienes dos hijos…”, intenta convencerme. “Por eso mismo me operé, porque con dos es suficiente”, detallo, “y también por eso me divorcié, porque mi ex quería otros dos”. Maldito, es lo que leo en su mirada. “¿Entonces por qué siempre usabas condón?”, aún no está convencida. “Porque cuando tú y yo empezamos a andar aún te acostabas con tu ex. Y yo sé con quien me voy a la cama, pero no sé con cuántas viejas se revolcaba él”. Su mirada es fulminante. “Tú no eres humano, no puedes ser así”, suelta con desgano. “De hecho, estoy esperando que venga la nave nodriza por mí”, se me escapa la ironía. “¿Por qué eres así, por qué?”, el coraje apenas la deja hablar. “Eso no importa, es secundario”, trato de sonar tranquilo, “lo relevante ahora es que encuentres al padre de tu hijo”. Sus ojos se hacen extragrandes. “¡Estúpido!”, estoy seguro de que se contiene para no darme una cachetada. Se marcha como una diva en una pésima película. “Uuuy, tu chica se fue echando lumbre”, es la meserita guapa. Sólo le guiño un ojo. “¿Se te ofrece algo más?”, su tono es más que amable. “Claro, ¿podrías darme tu teléfono?”. Toca mi hombro y suelta un “¡tonto!” de lo más prometedor.



Roberto G. Castañeda

Manual para canallas

El Gráfico

Reflexiones, Historias, Poesía y mucho mas en:
http://babyloniaforum.com/

Hasta los huesos / Manual para canallas

Hasta los huesos












En una madrugada caben todos los pretextos para sentirse incompleto, aquella lágrima que guardas en la almohada, el beso que extrañas cada mañana, la risa que no volverá a sonar en tu celular, los besos que no te llegarán hasta el alma. Tan triste y tan derrotada es tu noche, que te duelen hasta los tatuajes. Como si estuvieras desnudo, cala el frío en los huesos. Tantas veces el suicido te manda postales desde la azotea, desde el baño, que no sabes si en realidad tú mismo eres el remitente y al mismo tiempo el destinatario. Dejen ya de joder. Tus ideas malsanas se amotinan tras la puerta y no sabes cómo dispersarlas. Eres más vulnerable de lo que pareces, esa careta insensible te queda grande. El mundo no está en tu contra, pero de todas maneras te sientes incomprendido. Basta ya de lamentos, parece decir la foto de madre. Pero nunca fuiste educado para ser independiente. Creciste casi a la intemperie, con escaso hogar y demasiados reclamos. Niño, deja ya de molestar. Chamaco, no vayas a ensuciar. Órale cabrón, póngase a trapear. Pinche escuincle malcriado, nunca aprenderás. Y encima, el cretino de tu padrastro se manchaba contigo, siempre te veía como un apestado y el perdedor siempre era él. No es de extrañar que en tu propia casa te sintieras como un inquilino, uno de esos que no pueden pagar la renta y siempre se andan escondiendo del casero. Un extraño en tu propia tierra. Y tantas veces besaste el suelo, que aprendiste a caer y ahora te tiras a propósito esperando que alguien te levante. Por eso no duras con las viejas, porque eres demasiado manipulador y eso al final siempre harta. Hasta parece que tu estado ideal es añorar lo que nunca jamás sucederá. Y llenar tu diario con frases que te hacer ver más patético, como esa última que ahora transcribes: “Tú que tanto has besado,/ tú que me has enseñado,/ sabes mejor que yo que hasta los huesos/ sólo calan los besos/ que no has dado”. Ni siquiera en eso eres original. Sólo copias lo que otros hacen, en lugar de sentarte a inventar tu propio epitafio.


-O-

Marcela huyó de su casa muy temprano. Se fue a vivir con su hermana, escapando de un tío que intentó abusar de ella. “Estás loca, pinche escuincla”, le dijo su propia madre en lugar de abrazarla y prometerle que las cosas irían mejor. Así son los padres casi siempre: no se atreven a enfrentar las responsabilidades, prefieren engañarse y fingir que no pasa nada. Cómo le van a creer a una chamaca que se la pasa de vaga, según sus padres, y se anda besuqueando con el novio. Por qué habría de ser verdad, si el tío tiene cara de gente decente y “hasta trabaja con un licenciado”, como si los pinches licenciados fueran gente de fiar. Da lo mismo que sea abogado o dueño de una cadena de supermercados e incluso un cura con cara de abuelo. El diablo es experto en disfraces. Así que Marcela fue expulsada de su propio cuarto, ese mismo donde creció con muñecas y ositos de peluche. Y ahora comparte dormitorio con su sobrina, una pequeñita que siempre deja la puerta abierta para que sus miedos no se encierren con ella. Y Marcela no tiene privacidad y no se baña hasta que se va su cuñado, porque tiene miedo de que la historia se vuelva a repetir. No es que Juan Carlos sea mala persona, si hasta se ve que adora a Gaby, pero Marcela ya no confía ni en su propia sombra. Y llora en las noches. Y trata de encontrar respuestas a preguntas que nadie puede contestar. Hasta llegó a pensar que ella era culpable. Pero no, ella no tiene culpa de que sus caderas, sus senos, sean codiciadas por ese monstruo llamado lujuria. Lo nota en la calle, en cada comentario obsceno, en aquellas miradas groseras, en los arrimones del Metro… lo notó en el aliento alcohólico del primo de su padre cuando se aventó encima de ella. Sólo el instinto de supervivencia logró vencer el miedo y ella se encerró en el baño y no salió hasta la madrugada, con los ojos llorosos y la rabia de saberse ofendida. Lo peor fue que su propia madre le diera la espalda. Y Marcela no volverá a ser la misma. El miedo se ha instalado en sus huesos. Y un escalofrío la invade cada que un tipo la sigue un par de cuadras. La tranquilidad anda escasa. La verdad nunca es valorada. Y las lágrimas no remedian nada.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas


El Gráfico

Reflexiones, Historias, Poesía y mucho mas en: http://babyloniaforum.com/

Por quien votar?


Votar... por quien?







En el colmo del cinismo Vicente Fox el "presidente del cambio", el individuo que traicionó la confianza de millones de mexicanos que en 2000 confiaron en el ante un anhelo de cambio, aparte la decepción la vergüenza de sus frases, actitudes y comentarios desafortunados, ahora y a pesar de eso tenemos que tolerar sus intromisiones en la vida política del país y su cinismo prepotente.


Fox participando en una conferencia organizada por el PAN convocó abiertamente a los alcaldes (presidentes municipales) miembros del Partido Acción Nacional (PAN) para que hagan activismo político durante la próxima campaña electoral, “y dejen encargadas sus oficinas, tal como yo lo hice durante los seis años de mi gobierno”.


Les dijo que durante el periodo electoral los funcionarios deben salir a las calles y encargar la oficina. “Ustedes saben bien eso; estos seis meses tienen que andar en la calle, no en el escritorio, no en la oficina, ahí encárguenle a alguien la oficina, yo la encargué por seis años, la oficina ahí en Los Pinos, a alguien, pues es tiempo de estar con la gente. ‘Ahorita’ es cuando y ahí hay que repetir una y otra vez nuestros mensajes”.


Y a este cínico se le confió durante 6 años la conducción del país? a este zafio patán aun le pagamos por decir estupideces y cinismos?


La constitución contempla el juicio político...el gobierno actual, el congreso temen actuar?


Este señor actualmente participa en el área electoral del PAN, así confiaremos en ellos?



"Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen"

Es esto lo que merece México? Pobre patria.