jueves, 24 de febrero de 2011

La rapidez de investigación de las autoridades mexicanas

La rapidez de investigación de las autoridades mexicanas
Con una asombrosa rapidez atraparon a los asesinos de un agente estadounidense las autoridades mexicanas para tratar de acallar los reclamos del gobierno norteamericano.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) presentó a Julián Zapata, El Piolín y a otros integrantes de una célula de Los Zetas que opera en la zona de San Luis, como responsables de la muerte del agente del ICE, Jaime Zapata.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, agradeció al mandatario mexicano Felipe Calderón el arresto de uno de los presuntos asesinos del agente estadounidense Jaime Zapata.

La Sedena aseguró que la agresión contra los elementos del ICE Jaime Zapata y Víctor Ávila -este último sobrevivió al ataque-, se debió a que la célula del cártel, dirigida por "El Piolín", confundió a los agentes de Estados Unidos con integrantes de un grupo criminal antagónico.

Ambos agentes especiales fueron atacados el pasado 15 de febrero en una carretera de San Luis Potosí, cuando viajaban hacia la Ciudad de México a bordo de una camioneta blindada con placas diplomáticas.

La detención del responsable del crimen se produjo 24 horas después que se realizó en Texas el funeral del agente asesinado.

Ricardo Nájera, vocero de la procuraduría General de la República (PGR), dijo que a partir de la puesta a disposición del presunto responsable del homicidio del agente estadounidense, Jaime Zapata, la Federación solicitará a un juez especializado en cateos, arraigos e intervención de comunicaciones, la medida cautelar de arraigo contra los detenidos.
El coronel Ricardo Trevilla Trejo, director de Comunicación Social de la Secretaría de la Defensa Nacional, dio a conocer que a través de actividades de inteligencia militar a cargo de personal del Ejército mexicano, se llevó a cabo la detención de Julián Zapata Espinosa (alias) "El Piolín", quien en un primer momento se identificó como Luis González Villarreal y cinco integrantes más del grupo delictivo de los Zetas.

La rapidez en "esclarecer" y atrapar a los asesinos deja muchas incógnitas.

La pregunta es...¿solo siendo extranjero y para mas datos norteamericano se puede encontrar justicia? ¿y los migrantes centroamericanos? ¿y los casi 40,000 mexicanos muertos?
¿Son realmente los asesinos o solo chivos expiatorios para que el gobierno se reivindique con su amo?
¿Ahora quedará claro para quien gobierna Felipe Calderón?

Manual para canallas / Una bicicleta oxidada en el traspatio

Una bicicleta oxidada en el traspatio



Alan me retó un día a los tazos, “ándale, no le saques”. Jajaja. Pinche escuincle. Obvio que yo no jugaba a esas cosas, pero el chavito era divertido. Yo le había mentido el día que me vio comiendo papas afuera del edificio. “Me regalas el tazo, amigo”. Lo miré y le respondí que “no, porque los colecciono”. Por supuesto que se lo di, sólo quise ver su reacción

Un buen día se sorprendió cuando le di un puño de tazos que había juntado en mi oficina, de tantos que abandonaban en los escritorios. “Órale, qué chido, estos no los tengo” y miró con alegría algunos de ellos. Alan me caía estupendamente por su desenfado, por esa sonrisa que ponía cada que nos encontrábamos en la cuadra. Siempre lo veía en su bicicleta o jugando cascarita con sus cuates, por eso es que sus pantalones casi siempre estaban parchados de las rodillas. Y usaba unos Converse que habían tenido mejores épocas. Poco a poco nos fuimos haciendo buenos camaradas. Yo no sé qué carajos vio en mí, acaso a un hermano mayor o un simple vecino buena onda.

La primera vez que hablamos fue cuando me pidió que le regalara aquel codiciado “tazo” de Sabritas. La segunda ocasión, recuerdo, era una tarde de sábado y yo estaba sentado en las escaleras de la entrada. Mientras fumaba y escuchaba mi Ipod él se paró frente a mí, sin bajarse de la bicicleta: “¿Qué estás oyendo?”, se intrigó. “Mmm, unos chistes de Polo Polo”, respondí. “¡¡¡A ver!!!”, se le iluminaron los ojos. Mi risa no lo inmutó. “No es cierto, te estoy cotorreando. Estoy escuchando a los Cadillacs. ¿Quieres oír?”, le extendí un audífono y él lo tomó para luego colocárselo en el oído. “Suena chido”, comentó aunque no le llamó la atención y se fue de volada en la bicla: “Sale, ahí nos vemos”.

A partir de ahí, siempre me saludaba cuando coincidíamos en la tienda o en la panadería y si nos encontrábamos en la esquina. En otra ocasión, mientras esperaba a una amiga, se acercó y me volvió a cuestionar.

—Oye, ¿y tú qué haces, por qué vienen varias chavas a tu casa?

—Ahh, es que soy maestro –ni modo que le inventara que son mis hermanas.

—¿De qué? –pinche chamaco preguntón.

—Doy clases de alemán –mentí alevosamente, porque sí decía que de francés no me iba a creer.

—¡Eso qué! –se sacó de onda.

—Pues es un idioma –insistí.

—¡Ya, en serio! Yo pensé que eran tus novias –al parecer le encantaba el chisme.

—¡Cómo crees, yo no tengo novias! –me dio mucha risa su comentario.

—¿No te gustan las mujeres? –qué cosas preguntaba.

Pude darle una charla instructiva sobre el peligro de los compromisos y acerca de las viejas que creen que un noviazgo es un contrato con letras pequeñitas y cláusulas tramposas, pero sólo le aclaré que aún no encontraba a la chica ideal. Y no es que la buscara, pero había que darle una respuesta acorde con sus expectativas. Desde aquel día su mamá, cuando me veía, decía “buenas tardes, maestro” o “buenos días, profe”. Ni siquiera me molesté en aclararle que eso no era cierto. Y en la cuadra, muchos me conocían como “profe”. Qué cagado, yo que nunca he dado clases de nada. El día que Alan me vio con mi playera de Cruz Azul, me comentó que “yo también le voy a La Máquina”. Y el sábado siguiente lo invité al estadio. Al chavito le maravilló todo, no pudo evitar el “wooow” cuando entramos y miró la cancha desde las gradas. Pero le cayó mejor mi amiga Mariela y siempre me preguntaba por ella: “Dile que si quiere ser mi novia”, me cotorreaba el muy cabroncito. Hasta que me mudé de vecindario y dejé de verlo. Un viernes pasé por allí, a visitar a un primo, y pregunté por Alan. Me contaron que lo había atropellado un microbús, que el chavito andaba en su bicicleta y que un pendejo a exceso de velocidad le pasó por encima. Hijo de su puta madre. Yo sé que no todos son así, pero la mayoría de los microbuseros son unos hijos de puta. Luego, alguien puso una sábana sobre el pequeño cuerpo y otro alguien encendió una veladora. Yo prefiero recordar al buen Alan sonriendo en el estadio Azul, comiendo churritos con salsa Valentina y celebrando un gol del Chelito Delgado. Hoy, Alan tendría unos 13 años. Y me quedé con las ganas de regalarle una playera autografiada de La Máquina. Y no, no hay una canción, ni un poema que resuma ese tipo de ausencias. Tampoco hay nada de poético en una bicicleta abandonada, oxidada, en el traspatio

Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 23 de febrero de 2011

GRAN ANGULAR / Entre corderos y chuchos

Entre corderos y chuchos




Qué cachaza la de Ernesto Cordero al asegurar que la recuperación económica que sus cifras le indican ya se siente en el bolsillo de la gente, que los mexicanos no lo percibimos por “exigentes” y que con 6 mil pesos al mes una familia “luchadora” puede pagar un crédito de casa, uno de auto y las colegiaturas de sus hijos en una escuela privada.

Francamente las cuentas no salen y suena a burla. Quién sabe de cuál fumaría el secretario de Hacienda, pero intentemos razonar sobre sus afrimaciones. El comentario lo hizo en una rueda de prensa convocada para exaltar un dato del Inegi: la economía nacional creció 5.5% el año pasado lo que, por supuesto, es bueno, pero para entenderlo a cabalidad, hay que ponerlo en perspectiva. La economía se desplomó 6.1% el año antepasado, por lo que el incremento de 5.5% del año pasado no compensa en su totalidad aquel desplome.


Sin embargo, cacareó el dato como evidencia de recuperación, lo cual es cierto, pero de ahí a que se sienta ya en el bolsillo hay un trecho enorme. Por eso es una desvergüenza lo que dijo de los 6 mil pesos. ¿Usted cree que alcancen para un auto, una casa y colegiaturas? Suponga, muy forzadamente, que sí. ¿Y la luz, el gas, el vestido, la comida? Millones resuelven esta última con alimentos chatarra que, en muchos casos, son para lo que alcanza, de ahí que el gobierno mismo haya anunciado ayer, alarmado, que la obesidad se triplicó en el país durante los últimos 30 años. ¿Pero qué quieren que comamos con 6 mil pesos al mes si, en el mejor de los casos, se nos van a ir en un auto, la casa y las colegiaturas?


La airada reacción de los mexicanos ante semejante declaración llevó a que Cordero lamentara ayer en Durango que se le malinterpretara. Vamos, no se disculpó por lo que dijo, sino por lo que se interpretó de lo que dijo. O sea que además de pobres somo idiotas y malinterpretamos. Vaya soberbia la de Cordero. Menos mal que ya se autodescartó en la búsqueda de la Presidencia.

Instantáneas

1. LA MUERTE DEL PRD. Además de los corderos, otra fauna nociva de nuestra política son los chuchos. No hago alusión a esa forma coloquial de referirse a los perros, sino a quienes se posesionaron de la dirigencia del PRD y acabaron por someterse a los designios de Los Pinos. Jesús Ortega y Jesús Zambrano, Los Chuchos, van por la alianza con el PAN para el estado de México y pretenden sustentarla con una consulta a las bases. Eso llevó a Andrés Manuel López Obrador a solicitar una licencia por tiempo indefinido “mientras —dice la carta que envió al Consejo Nacional del PRD— se mantenga el contubernio de sus dirigentes nacionales con Felipe Calderón y el PAN”. Ortega y sus huestes no respondieron a la acusación de contubernio, sólo negaron la licencia porque es una figura legal que no existe en el partido. Es un hecho la ruptura de AMLO con Los Chuchos y la fractura del PRD que, es cierto, daña a la izquierda. Pero López Obrador —que a esto de la política le sabe cantidad— asume el riesgo de quedar aislado en la búsqueda de tres objetivos estratégicos para su proyecto: ratificar su congruencia al rechazar a un Presidente al que no reconoce y acusa de haberle robado la elección, mermar —por la desbandada que provocaría su desvinculación del PRD— las posibilidades de triunfo de una alianza con el PAN en las elecciones mexiquenses y recuperar con alguno de los suyos (acaso Alejandro Encinas, que por eso no renuncia al partido del sol azteca y sabe que él no sería, ni quiere serlo, el candidato aliancista) la dirigencia nacional perredista con miras a los comicios presidenciales de 2012. Si no es así, el PRD está muerto.


2. DE SALIVA. Versiones de que el traspaso de acciones de Mexicana de Aviación de Tenedora K a PC Capital no se ha concretado. Aunque el administrador de la aerolínea, Javier Christlieb, asegura que la operación ya se hizo, fuentes cercanas a la negociación me dicen que sigue sin concretarse. El problema es que Tenedora K no ha recibido los 2.5 millones de dólares de las acciones porque el probable inversionista (se dice que es Rubén Vila, un español que ha tenido problemas judiciales por fraude genérico) no tiene el dinero. Y si no tiene esos 2.5 millones de dólares, menos tiene los 200 millones de dólares ofrecidos como inversión. Ya le seguiré contando.


3. LA VORACIDAD del presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Oaxaca, Martín Vázquez, podría echar por tierra el interesante proyecto de convertir en museo lo que fue la casa en Tehuantepec, su tierra, de Juana Cata Romero, pareja durante algún tiempo del ex presidente Porfirio Díaz. Él mismo ha respaldado a los promotores del proyecto, quienes se asegura ya se echaron para atrás tras enterarse que ya sin ser secretario de Salud del gabinete de Ulises Ruiz, el hoy diputado local obtuvo un bono de fin de año de esa dependencia por 300 mil pesos


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

GRAN ANGULAR / Presunto culpable

Presunto culpable




Que nuestra justicia está corrompida, que una es la que se aplica para el ciudadano raso y otra para los poderosos, y que son muchos los inocentes que purgan condenas por delitos que no cometieron, son verdades que desde siempre hemos sabido los mexicanos. Pero cuando esas verdades se documentan y se dejan ver en su terrible dimensión, nos sacude la conciencia hasta la rabia o bien nos llevan a la negación de la realidad, posiciones éstas que acaban por confrontarnos.


Eso es lo que ha pasado con la película documental Presunto culpable —estrenada este fin de semana—, la historia de Antonio Zúñiga, un tianguista de Iztapalapa sentenciado a 20 años de prisión por un homicidio que no cometió. Lo acusó un primo de la víctima cuando no conocía a ninguno de los dos. Sólo en la incriminación se basó el juez para sentenciarlo, aunque diversos testimonios y pruebas periciales lo exculpaban.


Dos jóvenes abogados cineastas, Layda Negrete y Roberto Hernández, apoyados por Rafael Heredia, otro abogado comprometido con la justicia y la ética, un verdadero garbanzo de a libra, aceptan estudiar su caso y, al descubrir que el defensor de Zúñiga había sido un coyote que litigaba con cédula profesional falsa, consiguen reponer el proceso, es decir, que se le volviera a juzgar.


Las diligencias y la vida de Zúñiga en la cárcel fueron filmadas por Negrete y Hernández, pero el mismo juez ratifica la sentencia de 20 años de cárcel. Sin embargo, al apelar la condena y presentar a un tribunal de segunda instancia todo lo registrado en el rodaje, consiguen de los magistrados la absolución y la libertad de este “presunto culpable”, lo que todos parecemos ser en México, en lugar de que se aplique a cabalidad aquel principio de que todos somos inocentes hasta que se nos demuestre lo contrario. Ese paso de la presunción de culpabilidad a la presunción de inocencia es, hasta donde entiendo, el que se pretende dar con las reformas legales ya aprobadas a nuestro sistema de justicia.


Por lo pronto, deben ser muchos los inocentes que como Antonio Zúñiga purgan condena por un delito que no cometieron. Si no lo cree vea este dato: 92% de las acusaciones carecen de evidencia y, paradójicamente, 95% de ellas derivan en sentencias condenatorias. Esa es la realidad que con una claridad que hiela —viniendo de un hombre que pasó dos años y cuatro meses sin deberla ni temerla— me describió el propio Zúñiga ayer que hablé con él en las noticias de Foro TV: las cárceles están sobresaturadas mientras que la criminalidad sigue en aumento, lo que quiere decir, dijo, que los delincuentes están afuera y una gran mayoría de los que están adentro son inocentes.


Presunto culpable, créame, es una película documental de 88 minutos de duración que no se puede perder.

Instantáneas

1. ROMPIMIENTO. La probable alianza PAN-PRD en las elecciones de julio próximo en el estado de México provocaron ya un rompiento entre las tribus del partido del sol azteca. Su Consejo Nacional, dominado por la corriente de Los Chuchos, aprobó el sábado realizar una consulta para determinar si van a la alianza. La sola posibilidad llevó a Andrés Manuel López Obrador a anunciar su separación temporal del PRD mediante el recurso de una licencia. Dijo que tal licencia es indefinida hasta que el partido del sol azteca retome el rumbo. El diputado Jesús Zambrano respondió que esto no es de licencias, que se va o se queda. Es el rompimiento largamente anunciado.


2. INFILTRADOS. El gobierno de Oaxaca que encabeza Gabino Cué trabaja en documentar que los disturbios del viernes pasado fueron provocados por movimientos sociales radicales que se infiltraron en la manifestación de los maestros. Éstos, entre tanto, resolvieron el sábado continuar con sus protestas y manifestaciones. Por lo pronto ya programaron tres: 8, 18 y 21 de marzo próximos. Por otra parte, prestadores de servicios de Oaxaca y ciudadanos que dicen no estar vinculados ni al gobierno, ni a los maestros de la sección 22 ni a la APPO, se congregaron ayer, vestidos de blanco, en el zócalo de la capital oaxaqueña. Exigen diálogo y paz. Dicen que convocaron por medio de las redes sociales y que el próximo domingo realizarán una nueva concentración, pero de mayor calado.

3. MI INVITACIÓN a que me siga en twitter: @RaulRodriguezC

Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 18 de febrero de 2011

GRAN ANGULAR / De la farsa a la crisis

De la farsa a la crisis




Tres noticias recientes siguieron ese camino, ya sea como consecuencia de un diagnóstico equivocado del problema de fondo o por haberse privilegiado intereses ajenos a los de la sociedad y el país.

1. La crisis diplomática con Francia, sin precedente en la historia reciente del país, pudo haberse evitado si no fuera por el protagonismo de Genaro García Luna, actual secretario de Seguridad Pública federal.


No soy de los que cree —si es que los hay— que la francesa Florence Cassez sea inocente víctima de la desprestigiada justicia mexicana. La verdad legal, hoy por hoy, es que esa mujer secuestró, vejó y torturó a varios mexicanos, por lo que se le condenó a 60 años de cárcel. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, usa, sin embargo, una herramienta jurídica para demandar que Cassez cumpla en Francia la sentencia. Esa herramienta es el Tratado de Estrasburgo firmado por México. Es cierto, por lo demás, que una vez en Francia, se reduciría a la mitad el castigo a la secuestradora. Esa diferencia en el castigo es una de las muchas existentes entre los sistemas jurídicos mexicano y francés, que impiden al primero dar su consentimiento para el traslado. Y el Tratado de Estrasburgo dice que se requiere el aval de ambos Estados.


Persiste sin embargo un hecho que es el principal argumento de Sarkozy y de la defensa de Cassez: la secuestradora fue detenida con su novio y cómplice Israel Vallarta el jueves 8 de diciembre de 2005, y en vez de haber sido consignados con la inmediatez que exige la ley, se le retuvo para presentar al día siguiente en la televisión su supuesta captura en vivo. Fue un montaje mediático que incluso reconoció haber hecho el entonces director de la AFI, Genaro García Luna. Una farsa que derivó en crisis por el modo de hacer las cosas.


2. La violencia regresó a Oaxaca el martes pasado. Maestros disidentes del SNTE de Elba Esther Gordillo y appos chocaron con policías locales y federales durante la visita de Felipe Calderón. Por la represión, exigen ahora la renuncia de Marco Tulio López Escamilla, secretario de Seguridad Pública local. Pero ya demandaban al gobernador Gabino Cué —y aquí se lo había informado— la renuncia de su secretario de Educación, Bernardo Vázquez Colmenares, y de su secretaria de Gobierno, Irma Piñeyro, ambos vinculados a los intereses de Gordillo, acérrima enemiga de los maestros oaxaqueños. El nombramiento de Vázquez y Piñeyro fue la cuota que Cué tuvo que pagar a La Maestra por su participación en la alianza PAN-PRD que lo llevó al poder. Desde su toma de posesión, el 1 de diciembre del año pasado, los maestros habían desconocido a Vázquez y a Piñeyro como interlocutores válidos y se veía venir lo que pasó el martes.


Lo cierto es que el asunto pone en perspectiva la realidad de las alianzas electorales que promueven Calderón, el PAN y el chuchismo del PRD, y nos muestra otro ejemplo de cómo una farsa deviene en crisis.


3. El asesinato en San Luis Potosí, el mismo martes, del agente norteamericano de inmigración y aduanas Jaime Zapata, revela la operación abierta —autorizada alguna e ilegal pero tolerada la otra— de fuerzas de seguridad de EU en nuestro país. Ésto al amparo de la cooperación contra el narcotráfico (Iniciativa Mérida), pero como parte de una creciente andanada intervencionista aceptada sin pudor por el gobierno mexicano. Otra farsa, pues, que nos lleva a la crisis desatada por la furia de Washington.

Instantáneas

1. RELEVO. Confirmado lo que le adelanté aquí el viernes: Antonio Vivanco Casamadrid, coordinador de asesores de Felipe Calderón, sustituirá en la CFE a Alfredo Elías Ayub.


2. MAFIA. Comerciantes en vía pública denuncian la corrupción de que son víctimas en la delegación Miguel Hidalgo, a cargo de Demetrio Sodi. Dicen que el jefe delegacional les prometió respetar su actividad pero que el jefe de Vía Pública de la demarcación, Reynaldo Esteban Rosales Cruz, realiza constantes operativos para quitarles su mercancía o bien, exigirles cuotas semanales que van de 150 a 500 pesos. Si el padrón delegacional es de 15 mil comerciantes, nada más multiplique. Aseguran que Rosales cobra la cuota con gente a la que él le paga y que no trabaja en la delegación.


3. RETENES. El lector José Ángel Jiménez informa de retenes montados por la Policía del Estado de México en la carretera Juchitepec-México Xochimilco. Dice que sólo sirven para amedrentar y sacar dinero a la gente.


4. INVITACIÓN a que me siga en twitter: @RaulRodriguezC

Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 17 de febrero de 2011

Manual para canallas / El ajedrez de tu mirada

El ajedrez de tu mirada




He encontrado más humanidad en la mirada de un mendigo que en los ojos de los méndigos que nos gobiernan. Me he asqueado del engaño en el ceño fruncido de nuestro mandatario. Y me ha dado migraña ante la carestía de nuestra vida cotidiana

He visto mi reflejo en los charcos cercanos al desagüe y tuve arcadas de bilis en el lavabo y la resaca más reciente me ha estremecido cualquier mañana. Mis borracheras ya no curan nada, no resuelven mis crucigramas.


He recorrido el filo de tus abismos y el vértigo en definitiva no es solidario conmigo. He añorado la curva de tus senos pero hoy estoy curado de las náuseas del pasado.


He caminado bajo la lluvia de agosto, anegado por pensamientos fúnebres. Y me he vestido de negro, perfeccionando mi epitafio, pero al final he sobrevivido a mis delirios más catastróficos.


He necesitado de paciencia para encontrar salidas de emergencia y he dinamitado las pruebas de mis anteriores excesos. No creo en esas tonterías de “ni ángel, ni demonio”. Yo he sido malo y he sido bueno, a secas, sin frases hechas. He estado preso, me sentí confundido, enloquecí un poco, me reconcilié conmigo mismo y aún me falta hacer las paces contigo si es que te he ofendido.


Me caí de algunos altares, decepcioné a demasiadas personas, aún estoy en deuda con otros y aún hay quienes me extienden crédito. Pero no he quebrantado códigos de honor, ni he dañado a nadie que no se lo haya merecido y mucho menos he traicionado mis principios.


Me he maldecido por no seguir los patrones establecidos y he renegado de no ser un tipo ordinario, pero nunca me he arrepentido de ser un hombre que se rige por sus propias reglas y no acepta imposiciones, ni se resigna a los lugares comunes.


He perdido apuestas sin sentido y debí pagar por errores cometidos, pero nunca he puesto en juego mi honorabilidad. Soy un pésimo apostador, la suerte no es mi mejor aliada, pero al menos el diablo no ha modificado las cláusulas de nuestro contrato. Tampoco me puedo quejar de que me hayan engañado. No hay truco posible cuando tú mismo has sembrado de minas antipersonales el sendero hacia el purgatorio.


He llegado a fronteras sin palabras de bienvenida, he acumulado polvo bajo mis viejos tenis y tengo souvenirs que me recuerdan lo mucho que añoro atardeceres lejanos. He viajado de mochilazo, me alojé en hostales baratos y también fui huésped distinguidos en hoteles de cinco estrellas, pero mis mejores vacaciones han sido en el mapamundi de un cuerpo caribeño. He visto una puesta de sol en la Riviera Maya, he buceado en la profundidad de unos ojos azules y me he ahogado en ausencias sin fondo. He levantado mi copa para brindar por los recuerdos caídos en la batalla.


He sido seducido, aunque nunca conquistado. Tengo un corazón a prueba de simulacros, no inflamable y sí incendiario. No creo en postulados románticos pero mi lado menos cursi a veces ni se da por enterado. Y es entonces que he sido atacado por mis flancos más débiles, esos que son invadidos por los lanceros de una mujer hermosa. Carajo debería conformar un ejército de insensibilidades para contrarrestar a los armeros de los detalles, a los arqueros de las caricias espontáneas. Uno nunca está preparado para soportar los embates de la sinceridad. Pero siempre es preferible una chica imperfecta, que una perfecta idiota.


He sido seducido, he sido impresionado, me he resistido al ajedrez de tu mirada y mi caballería no me ha fallado. Pero el corazón es un alfil siempre empeñoso ante la reina. Y yo soy un rey pertrechado en el puente de un castillo en llamas: o me lanzo a la fosa de los cocodrilos o defiendo mis blasones con la espada de mi orgullo en prenda. Resistamos, caballeros, resistamos, hasta desfallecer de cansancio. Y que Jaime Sabines nos dé ánimos: “El mediodía en la calle, atropellando ángeles,/ violento, desgarbado;/ gente envenenada lentamente/ por el trabajo, el aire, los motores;/ árboles empeñados en recoger su sombra,/ ríos domesticados, panteones y jardines/ transmitiendo programas musicales./ ¿Cuál hormiga soy yo de estas que piso?/ ¿qué palabras en vuelo me levantan?/ ‘Lo mejor de la escuela es el recreo’, dice Judit, y pienso:/ ¿cuándo la vida me dará un recreo?/ ¡Carajo! Estoy cansado./ Necesito morirme siquiera una semana”.

Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 16 de febrero de 2011

GRAN ANGULAR / Colegiaturas deducibles

Colegiaturas deducibles




¿Qué le parece si antes de que usted determine si es o no bienvenida la deducibilidad de las colegiaturas anunciada el lunes pasado por Felipe Calderón, revisamos algunos datos que nos permitan saber a quienes realmente beneficia.

Precisemos, primero, que la medida aplicará de preescolar a bachillerato o equivalente. De acuerdo con datos de la SEP, 23 millones 200 mil alumnos están matriculados en jardines de niños, primarias y secundarias públicas, en tanto que 2 millones 300 mil están en particulares. Por otro lado, 3 millones 300 mil jóvenes están registrados en la educación media superior pública, mientras que 710 mil lo están en la particular.


De manera tal que la población escolar susceptible de deducir colegiaturas es de 3 millones 10 mil alumnos, 10% del total que hay en la educación básica y la media superior, ya que 90% lo cubre el sector público.


En una primera conclusión se puede decir que la medida beneficia a los padres de cinco de cada 50 alumnos, muchos de los cuales forman parte de la clase alta y de una parte de la clase media cada vez más depauperada que, por un lado se esfuerza en pagar una educación privada que considera mejor que la pública o, por el otro, tiene que buscar opciones privadas ante la incapacidad de la educación pública de satisfacer la totalidad de la demanda.


La deducibilidad de las colegiaturas, por otro lado, tiene topes: 14 mil pesos anuales por preescolar, 12 mil 900 por primaria, 19 mil 900 por secundaria, 17 mil pesos por profesional técnico y 24 mil 500 por bachillerato o equivalente.


Quizás haya jardines de niños que cobren mil 180 pesos al mes o primarias con colegiaturas de mil pesos mensuales, secundarias de mil 658 pesos o prepas de dos mil pesos, pero deben de ser pocas. Por tanto, serán más pocos los que puedan deducir la colegiatura que pagan, aunque esos beneficiarios dirán que algo es algo.


Una segunda conclusión, por lo tanto, es que la medida no es de beneficio general, aunque sí reactiva negocios privados que, por la crisis, venían perdiendo matrícula. Dicen los conocedores del tema que se trata de medidas de gobierno “privatizadores” a los que habría que preguntar por qué el costo fiscal de esta medida no se traslada a la educación pública, que es donde está la mayoría de nuestros niños y jóvenes. Los malosos advertirán, con razón, que aumentar recursos públicos sólo beneficiará el cacicazgo sindical de Elba Esther Gordillo. Pues entonces que se acabe con ese cacicazgo, que Calderón se sacuda de esa alianza. ¿O será mucho lo que le debe?


Última conclusión: la medida busca votos.

Instantáneas

1. REGRESO. Reculó MVS, y Carmen Aristegui regresa a partir del 21 de febrero. Se hará público su código de ética y se creará una defensoría de la audiencia. Saludable. Felicitaciones a ella y a sus radioescuchas.


2. SOSPECHA. Acuso recibo del correo electrónico enviado por el lector José Luis Hernández Ríos, quien informa que en los municipios de Ecatepec y Tecámac ha visto en repetidas ocasiones camionetas blancas con grandes antenas y sin placas, que se mueven en caravana, con sofisticados aparatos de comunicación y tripulantes con uniformes negros y, asegura, rasgos extranjeros (¿?).


3. QUEJAS. Aprovecho también para consignar los correos de otros dos lectores: Carlos Roberto Ramírez Fuentes se refiere a lo que califica de “deplorable” estado del Metro e informa de tres “detonaciones” ocurridas el viernes pasado (11 de febrero) en los vagones traseros del convoy que circulaba hacia la estación Tacubaya de la línea 7 del Sistema de Transporte Colectivo con dirección a Barranca del Muerto; y Miguel Durán Juárez denuncia que por la operación a que sometió a su abuela mediante el Seguro Popular acabaron cobrándole 15 mil pesos, por lo que pregunta: ¿dónde está la cobertura gratuita que tanto se cacarea en la televisión?


4. PREMIO. El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas recibirá hoy a las seis y media de la tarde, aquí en la ciudad de México, el Premio Notre Dame al servicio público por su liderazgo en la promoción de la democracia en México. El reconocimiento —recibido, entre otros, por los ex presidentes de Chile Patricio Aylwin, y de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva— lo otorga el Instituto Kellog de Estudios Universitarios de la Universidad de Notre Dame de Estados Unidos.


5. LIBRO. También hoy, pero a las 18:45 horas, en la librería El Sótano de Miguel Ángel de Quevedo, la escritora y periodista Anabel Hernández celebrará la venta de más de 40 mil ejemplares desde su reciente lanzamiento, de su libro Los señores del narco.


6. INVITACIÓN a que me siga en twitter: @RaulRodriguezC (rrodriguezangular@hotmail.com)

Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

GRAN ANGULAR / La militarización de la ciudad de México

La militarización de la ciudad de México



Hace dos semanas ocurrieron, en menos de 72 horas, tres operativos de infantes de Marina en las colonias del Valle y Nápoles, de la delegación Benito Juárez.


El lunes 24 de enero, efectivos de la Armada se desplegaron en la calle Miguel Laurent, entre Fresas y Tejocotes. En la madrugada, y armados hasta los dientes, catearon un departamento y detuvieron al presunto narcotraficante Ramón Córdoba Peñaloza.


Al día siguiente, martes 25 de enero, realizaron un operativo similar en el hotel Vermont, ubicado en la esquina de la calle del mismo nombre y Colorado, de la colonia Nápoles. No hubo disparos ni detenidos pero aseguraron armas y municiones.


El miércoles 26 de enero, un grupo de marinos regresó a la del Valle, a la calle de Miguel Laurent, para vigilar el inmueble cateado horas antes mientras se realizaba el interrogatorio del detenido en la SIEDO.


Esta secuencia de hechos, en un lapso tan breve, muestra que el narcotráfico también opera en la capital del país como todos lo suponemos, aunque las autoridades locales lo nieguen, y sugiere el inicio de movilizaciones militares en la ciudad de México para combatirlo y acaso para otros fines.


Pero hay otro indicio que respalda este aserto: las autoridades de la delegación Benito Juárez, encabezadas por el panista Mario Alberto Palacios, alertan a los vecinos de esa demarcación sobre la realización de otros operativos de seguridad que denominan de alto impacto e informan sobre cómo reaccionar en caso de quedar en medio de ellos.


Lo hacen a través de la publicación periódica Tu manzana, que se reparte gratuitamente en la jurisdicción y que se ha convertido en órgano oficioso de la delegación. Ahí enlistan las medidas a tomar, sugeridas por Javier Oliva, coordinador académico del Diplomado de Seguridad Nacional de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, mismas que no está de más conocer, aunque sean, le decía, otro indicio de que la ciudad de México empieza a perder, para desgracia de todos sus habitantes, el carácter que había mantenido de una isla en medio del mar de la militarización y la violencia en el país.


Entre las recomendaciones están: tomar medidas precautorias como la cancelación de citas y reuniones si en la zona a la que va se detecta un despliegue militar de esa naturaleza, pues así se evitaría quedar en medio del fuego cruzado y hacer caso a las indicaciones de los retenes. A quienes estén al interior de un inmueble cercano al lugar del operativo, se les recomienda alejarse de puertas o ventanas y, en caso de tiroteo, tirarse al piso o resguardarse bajo la cama. Finalmente, sugieren evitar llamadas y gritos de pánico, pues suelen alterar a los demás y derivar en imprudencias de fatales consecuencias.


Por lo pronto, no dejan de ser pertinentes las siguientes preguntas que deberían contestar las autoridades del GDF y del gobierno federal: ¿ya es la ciudad de México un lugar donde opera el narcotráfico o donde sus cárteles se disputan el control de territorios y mercados?, ¿va a continuar el despliegue militar en la ciudad de México?, ¿el GDF ha soilicitado el apoyo del Ejército y la Armada o es decisión unilateral de estos últimos realizar, sin informar a la autoridad local, operativos de esta naturaleza? Tienen la palabra Felipe Calderón, Marcelo Ebrard, Genaro García Luna, Miguel Ángel Mancera y Manuel Mondragón y Kalb, entre otros.


La militarización de la ciudad de México no sería cosa menor y una escalada violenta como la que tiene en pánico a Monterrey o como la que empieza a verse en Guadalajara, sería costosísima en estabilidad y vidas.

Instantáneas

1. TESTIGOS PROTEGIDOS. La CNDH promoverá ajustes a la figura del testigo protegido. Planteará que se haga distinción entre quien es un delincuente y quien simplemente vio un acontecimiento. Así se fortalecería la denuncia ciudadana y se evitarían los excesos en que se ha caído por señalamientos y acusaciones de quienes cooperan con su testimonio pero no dejan de ser delincuentes.


2. LÁZARO CÁRDENAS BATEL estuvo ayer en Morelia para asistir al informe del gobernador de Michoacán, Leonel Godoy. Ahí fue congruente con un comentario recientemente hecho por su padre, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, en el sentido de que ninguno de ellos podría reunificar a las tribus del PRD. Así que dio un no que dijo es definitivo a dirigir al partido del sol azteca. Así que regresa a Washington.


3. INVITACIÓN a que me siga en twitter: @RaulRodriguezC

Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 10 de febrero de 2011

Manual para canallas / Muletas para la autoestima

Muletas para la autoestima





Todos conocemos a un “Pelón” a una “Güera” o un “Oso”. A mi hermana la decían “La Chata”, al de los tacos todos lo conocen como “El Paisa” y en la cuadra no falta “El Chacarrón”. Desde chavito estás destinado a llevar un apodo e incluso en tu casa te lo ponen

Y luego se extrañan de que crezcas con complejos.
A Mario le decían “Negro” desde niño. En la calle, en la escuela, en casa de la abuela todos le decían “Negro” o “Negrito Bimbo”. Claro, también le decían “Maruco” y alguna otra cosa. Él nunca estuvo de acuerdo con muchas cosas, pero cuando se es un niño hay poco margen para protestar. Incluso llegó a pelearse con algunos de su salón porque no le gustaba que le pusieran apodos o simplemente porque necesitaba sacar el coraje. Yo siempre le dije Mario, porque a mí nunca me han gustado los sobrenombres. Y además porque era mi primo y yo lo quería mucho. Luego crecimos, él anduvo por dos o tres ciudades en busca de mejores oportunidades. Nunca terminó la prepa. Trabajó como repartidor a domicilio, obrero, vendedor de seguros y muchos etcéteras. Hasta que puso su propio negocio. Hoy le va mejor que nunca. Pero tiene un gran problema: No se acepta. Siempre se siente incompleto. Cuando se emborracha dice cosas como “yo pago, pinches jodidos” u ofende a los meseros “órale, pinche esclavo, muévete”. Un día le recomendé que no fuera tan grosero con la gente. Su respuesta fue “para que sientan lo que yo sufrí cuando era mesero”. Su autoestima no tiene reparación, está rota, maltrecha, fue bombardeada en exceso. Mario es alcohólico e incluso ha estado en terapia, pero lo suyo es demasiado grave como para solucionarlo con “puro choro” como dice él. Su baja autoestima la oculta con petulancia. Cierto día me preguntó “¿por qué dejamos de ser hermanos?”, si antes éramos uña y mugre. Mi respuesta fue sincera: “dejaste de ser tú y te volviste un cretino”. Y le recordé la vez que fue a buscarme a mi casa, borracho, a las seis de la mañana, “para que invites los tragos”. Le aclaré que no podía pasar. Se indignó, me cuestionó. Le expliqué que mi esposa y mi hijo estaban dormidos. “Pus ahi’sta, mejor que estén dormidos, así no nos molestan”, se burló. Lo tomé del hombro y le dije que “no cometas los mismos errores que mis tíos. Siempre llegaban a casa de mi madre, ebrios y con amigotes. Nos hicieron mucho daño. Tú no hagas las mismas pendejadas”. Se fue indignado, con la cantaleta de que “a un hermano nunca se le niega un trago”. Desde entonces se rompió algo. No volvimos a ser los mismos amigos. Me encantaría decir que está pocamadre, pero la neta es que anda muy puteado. Y aún no sabe entenderlo. Pero no es el único culpable. Sus propios hermanos le bombardearon la autoestima desde niño. Y con esos traumas lo más lógico era que creciera diezmado, como un animalillo acorralado. Ojalá que sus nubarrones algún día dejen de seguirlo a todos lados. Y si no, tendrá que comprarle muletas a su autoestima. Tanta calamidad nunca es buena.


-O-

A mí tampoco me fue muy bien en el reparto de apodos. Desde la primaria fui objeto de bullying. Traducido: los más grandes me escondían mi mochila, pateaban mi suéter, me ponían sobrenombres. No era el único, éramos multitud. A mí me decían “Cuatrojos” o “Virolo” y mamada-y-media. Estaba “El Skeletor”, también la “Chimoltrufia” y “El Japo” o hasta el “Doctor Chunga” y el infaltable “Maruchan”, sin dejar de mencionar a “La Mafafa”. Por supuesto, cuando creces a merced de los sobrenombres pareces destinado al fracaso. Hay que reinventarse en el camino, aprender a reírse de uno mismo. Pero hace falta carácter, saber convivir con tus defectos y pulir tus virtudes. Yo me refugié en los libros, me hice adicto a los cómics, encontré en la música y el cine los relámpagos suficientes para repeler al enemigo. Y me volví experto en sarcasmo. Y mi sentido del humor era suficiente para aniquilar el pesimismo. Por eso concuerdo con Fito y Fitipaldis cuando cantan eso de He aprendido en esta vida de lo bueno y de lo malo./ Me he elevado por el cielo y me he arrastrado por el barro/ más de treinta y cinco años y doscientos diez defectos/ y he tocado la locura con la punta de los dedos./ Voy mirándome en los charcos, yo no necesito espejos,/ sé que soy mucho más guapo cuando no me siento feo”. Y no, yo sé que nunca he sido guapo, pero no siempre fui tan feo. He compensado todo con un poco de misterio y he fortalecido mi autoestima. Tengo buena percha, camino con la frente en alto, me comporto como si supiera algo que no todo mundo sabe y eso siempre ayuda. Y Los Fitipaldis son buena influencia: “Nunca me han interesado ni el poder ni la fortuna,/ lo que admiro son las flores que crecen en la basura./ ¿Dónde se han quedado tus sueños? Tienes el alma desnuda./ Después de romper la ola, sólo nos quedó la espuma./ Voy mirándome en los charcos, yo no necesito espejo./ Sé que soy mucho mas guapo cuando no me siento feo... Feo, feo, feo, creo”. Por eso me llevo bien con mis defectos, porque he aprendido a domesticarlos. Y nos los dejo salir si no se han peinado antes. Mínimo que estén presentables. A fin de cuentas, no resulta sencillo ser huraño, un tanto neurótico, algo solitario, demasiado maniático y menos confiado. Qué bueno que mi autoestima estuvo en terapia intensiva. Hoy puede andar sin férula y no quedaron secuelas. Bueno, eso es lo que yo creo. Tampoco me hagan tanto caso. Puede ser que el peor de mis defectos sea inventarme tantas mentiras que hasta yo mismo me creo.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 9 de febrero de 2011

Carmen Aristegui y la libertad de expresión

Carmen Aristegui y la libertad de expresión



Las medidas tomadas contra la periodista Carmen Aristegui por mencionar en el noticiero que conducía de MSV respecto de una manta expuesta en la cámara de diputados hace recordar las etapas mas negras de México cundo estaba bajo la dictadura de partido único, cuando gobernaba el PRI,


Medidas como el obligar de alguna manera al medio de comunicación a ejercer presión sobre la periodista son comparables como las efectuadas en 1968 o durante los gobiernos de Luis Echeverría o Carlos Salinas, represión o embute.


pero veamos los hechos:


Esto fue lo ocurrido y lo comentado en el espacio de la periodista Aristegui




Varios días de dudas de como ocurrió su baja de MVS hasta que Aristegui aclaró en rueda de prensa como se dieron las cosas




Segunda parte:


Carmen Aristegui es de los pocos periodistas mexicanos con ética, periodista profesional de los que el país requiere para que la gente esté bien informada y no solo manipulada por las grandes empresas televisivas, no es la primera vez que Aristegui es blanco de represalias por su periodismo verídico, tenaz y honesto, Aristegui ha salido avante en casos anteriores y sin duda lo hará en este caso, Carmen Aristegui es una persona que enaltece la labor periodística, a las mujeres mexicanas y a los mexicanos todos por su valentía.

GRAN ANGULAR / Aristegui y ética

Aristegui y ética






El viernes pasado Carmen Aristegui informó en el noticiario Primera Edición de MVS sobre la manta que, en la víspera, tres diputados del PT habían desplegado en la tribuna de San Lázaro con alusiones injuriosas hacia Felipe Calderón que le achacaban, sin elemento probatorio alguno, una supuesta adicción a la bebida. Sobre la base de esa noticia, esto es, la manta desplegada en la Cámara de Diputados y su contenido, Aristegui comentó que “debería realmente la propia Presidencia de la República dar una respuesta clara, nítida, formal al respecto” ya que, dijo, “no hay nada ofensivo cuando alguien, si es que fuera el caso, atraviesa por un problema de esa naturaleza”.


El lunes pasado Aristegui ya no salió al aire en el espacio radiofónico que conducía desde enero de 2009 y MVS confirmó su salida en un comunicado. Explicó en él que la periodista había violado el código de ética de la estación al difundir un rumor como noticia.


Las suspicacias no tardaron en aparecer y, por supuesto, propagaron que la cabeza de Aristegui habría sido pedida desde Los Pinos a menos que leyera una disculpa pública, a lo que la periodista se habría negado. Horas después, la Presidencia de la República informaba oficialmente que nada había tenido que ver con la decisión tomada por el concesionario radiofónico y que solamente se le notificó de lo ocurrido.


Falta en esta trama la versión de Aristegui, quien hasta el momento en que se escribió esta columna nada había dicho. Llenar esa laguna es importante porque sólo así se tendrían todos los elementos para que sea la absoluta transparencia la que impere en este asunto tan delicado.


Son muchas las aristas que en él convergen, notoriamente las que tienen que ver con las relaciones entre los periodistas con el poder y con los concesionarios radiofónicos para los que trabajan, así como el tejido de intereses que relacionan a estos dos últimos e influyen, inevitablemente, en la relación de ambos con el periodista. En ese complejo entramado está el de la ética, aludido específicamente en este caso.


No conozco el código de ética al que acordaron apegarse Aristegui y MVS, pero por tratarse de cuestiones relacionadas con el deber ser, seguramente alude a principios universales que sin duda contienen ordenamientos similares de otros medios y a los de la declaración que al respecto hizo la UNESCO en 1983.


Uno de esos principios a respetar es la adhesión del periodista a la realidad objetiva. MVS dice que Aristegui dio como noticia un rumor. Parece que no fue así, puesto que ella informó de un hecho, el de la manta y su contenido (que en todo caso contenía el rumor), y de ahí formuló una pregunta a la Presidencia: ¿padece o no Calderón la adicción que se le imputa?


La manta, pues, es la que al señalar sin pruebas resulta injuriosa y da lugar a que se argumente que no se acató otro principio ético primordial: el respeto a la vida privada y a la dignidad del hombre.


El asunto, es cierto, encaja generalmente en el ámbito de lo privado, pero si el problema se comprobara que incide en un hombre que tiene en sus manos todas las herramientas para ejercer el poder y gobernar a una nación, se vuelve del mayor interés público para los gobernados, quienes quedan en condiciones de hacer valer otro de esos principios éticos: el derecho a una información verídica.


¿Debió Aristegui haber comentado lo que comentó? La respuesta pasa por otro de los principios deontológicos, el de la responsabilidad social del periodista.


Pero todo esto es el deber ser, una guía inmejorable para el ejercicio de nuestra profesión pero que no siempre ha sido respetada por el poder, vamos, por el mundo real.

Instantáneas

1. CITA. Será hoy a las 11 de la mañana en la Casa Lamm, si no hay cambio de última hora, cuando Carmen Aristegui dé su versión de estos hechos.


2. CORTE. Una mano trata de desvirtuar el proceso de elección del ministro que falta en la Corte, se vale de mentiras y trata de confundir. Asegura que Germán Martínez (sí, el ex dirigente nacional del PAN) ya tiene arreglado quién será y sostiene que cobra supuestos favores incluso a un ministro en funciones porque afirma que cuando presidió al blanquiazul hizo alcalde a su hijo. Ni en eso atina esa mano no tan anónima. ¿Qué no se habrá enterado que ese alcalde, hijo de ministro, ganó en 2007 la elección por la coalición PRD-PT-Convergencia-Verde y no por el PAN de Martínez, cuyo candidato fue César Serrano Mucamendi, quien resultó derrotado? Con esa y otras mentiras el de la mano quisiera inclinar la balanza, pero será el Senado el que lo haga para que seguramente mañana por fin esté completo el pleno de la Corte.

Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 3 de febrero de 2011

Manual para canallas / Mi optimismo está desempleado

Mi optimismo está desempleado




Un niño pide limosna afuera del Metro, mientras una anciana agoniza sin atención en el pasillo del hospital público. Y un desempleado fraterniza con los perros vagabundos, sobre la banqueta. Aquella madre abandonada llora frente a una sobredosis de barbitúricos

Millones de jóvenes están desempleados, pero los discursos de nuestro presidente y sus secuaces están poblados de cifras alegres.


Este país es un polvorín cuya mecha ya ha sido encendida hace rato. Las ejecuciones masivas se han multiplicado y los diarios, las noticias, hacen un recuento cotidiano. Un ex presidente invierte lo robado en una casa de bolsa europea, al tiempo que sus hijos apuestan en Las Vegas.


Y tu padre, mi madre, jamás han viajado en avión, ni saben lo que es vacacionar en Playa del Carmen. Y tu hermano no conoce París, ni tu prima reirá divertida en Disneylandia. O lo que es peor: tu tío más querido falleció en un hospital de gobierno por una cirugía postergada o un mal procedimiento médico. Y la negligencia aquí no es castigada, como tampoco la estafa ni el enriquecimiento ilícito y mucho menos los crímenes políticos. Este es un país sin culpables. Pregúntenle a López Portillo, a los Echeverría, a las Marthitas, a sus juniors, al hermano incómodo y a Carlos Salinas de Gortari, al ex gobernador de Guerrero, a los que recibieron portafolios del narco, a los pederastas que se llevan de a cuartos con el “gober precioso”, a los sicarios que matan inocentes, a los cínicos que son entrevistados en la tele. Pregúntenle al ex conductor de noticias que escondió la verdad por décadas. Pregúntale a los dioses, los más volubles, si algún día se castigará a todos los que de alguna manera han dinamitado este país. Y si ves a Salinas de Gortari, en cualquier parte, pregúntale si alguna vez a sentido remordimientos por desfalcar este puto infierno.


Y no, ni se hagan los dignos, ni te sientas ofendido porque en un mugre programa de Inglaterra nos tachan de gordos y perezosos. Lo que debería indignarte es que sigues votando por los mismos corruptos de siempre. Lo que debería hacerte vomitar es que tu hijo sepa más del caso de Kalimba que de la programación en el canal Once. Y debería avergonzarte que tu hijo se empede oyendo reggaetón, en lugar de trabajar para costearse los estudios. O peor aún, debería indignarte que gastas en alcohol lo que podrías destinar a tu jubilación. Que la mujeres sigan siendo asesinadas en Ciudad Juárez, mientras sus muertes son opacadas por los atentados del narcotráfico, eso es indignante. Lo que tendría que ofendernos es mantener a tantos senadores y diputados que despilfarran nuestros impuestos, mientras reciben bonos que nunca justifican en los curules.


Que no has sabido educar a tus hijos, que “Teresa” está más entretenida que la tarea, que golpeas a tu señora y malpasas a tus chamacos, que no respetas la luz amarilla en el semáforo, que pides “mordida” a los automovilistas, que evades el alcoholímetro, que te haces el dormido para no cederle el asiento a las señoras, que compras películas piratas, que no leíste un solo libro el año pasado, que la poesía te da flojera, que no acabaste la primaria, que envidias lo ajeno, que engañas a tu mujer, que le pones el cuerno a tu novio, que en tu cocina hay cucarachas, que deseas a la mujer de tu amigo, que reniegas de tu pasado, que no haces gran cosa para remediar tu presente, que has perdido la esperanza en el futuro, que votar por el PRI sólo porque Peña Nieto esta “muy guapo”, que no hables de sexualidad con tu hija, que no sepas quién es Joan Manuel Serrat, que te acobardes ante la vida, que te agobien las rutinas... eso y mucho más es lo que debería indignarte.


Un anciano ciego intenta cruzar la calle y nadie es solidario. Una mujer es golpeada por el marido borracho. Un niño está a merced del violador. El sicario se encomienda al santo de su devoción. Y tú le rezas a un Dios que al parecer te ha olvidado. Los Cadillacs retratan la realidad: “Anoche escuché varias explosiones./ Tiros de escopeta y de revólveres./ Carros acelerados, frenos, gritos. Eco de botas en la calle./ Toques de puerta, quejas por dioses, platos rotos./ Estaban dando la telenovela, por eso nadie miró pa´ fuera. ¡Avestruz!./ ¿Adonde van los desaparecidos? Busca en el agua y en los matorrales”. Pero no te alarmes mucho, ni te indignes tanto, que el presidente ya dijo que le vamos ganando la batalla a los villanos. Y que se han creado quién-sabe-cuántos miles de nuevos empleos. Carajo. Hoy mi optimismo está desempleado.

Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

GRAN ANGULAR / Marcelo, el ganón en Guerrero

Marcelo, el ganón en Guerrero



El Instituto Electoral de Guerrero oficializará este domingo el triunfo de la coalición Guerrero nos une (PRD-PT y Convergencia), sobre la coalición Tiempos mejores para Guerrero (PRI-Panal y Verde). Dicho más claro: la victoria del PRD sobre el PRI pero, además, arrolladoramente, 13 puntos porcentuales arriba.

Los guerrerenses, por fortuna, salieron a votar, a pesar de las maniobras que inhiben ese derecho, a saber, las intimidaciones de uno y otro bando para desalentar a la gente, el robo de urnas y la compra de votos mediante la entrega de despensas o de dinero. De ello se acusó por igual al PRD que al PRI, pero este último, al conocer los números de la elección, dijo que no reconocía el resultado e informó que lo impugnará por la comisión de cochupos que son los mismos por los que al tricolor se le ha acusado por años. Las cosas, verá usted, son iguales con unos y con otros.

Los votos, entonces, favorecieron a Ángel Aguirre, un ex gobernador interino priísta que por despecho —ya que el cacicazgo guerrerense de la familia Figueroa Alcocer, del que formó parte y fue servidor, decidió dar la candidatura, en lugar de a él, a su primo Miguel Añorve— aceptó la postulación del PRD-PT-Convergencia, formación que optó por un candidato que pudiera garantizar una victoria que se venía construyendo con el más sólido aspirante de la izquierda verdaderamente perredista, Armando Chavarría, pero que fue asesinado el 20 de agosto de 2009.

El PAN decidió no entrar en alianza con la candidatura de Aguirre, pero finalmente obligó a su candidato, por orden directa de Los Pinos, a declinar a su favor con su escasa presencia política en el estado (que no fue determinante del resultado), apostándole a reclamar para sí parte del beneficio político de la victoria sobre el PRI que postuló a Añorve.

Tal es el revoltijo: una coalición que supuestamente representa a la izquierda, un candidato priísta despechado, un PAN sin presencia y oportunista, y una estructura electoral básicamente tricolor que decidió ser leal al ex gobernador-candidato y que es la misma que hace seis años llevó al triunfo al conservador Zeferino Torreblanca.

Por eso puede afirmarse que con Aguirre ganó el PRI, igual que hubiera ganado con Añorve. O dicho más claramente, sobre un grupo del PRI se impuso otro grupo del PRI aunque ambos, aunque parezca kafkiano, contaban con las simpatías del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, y el titiritero mayor de la política tricolor, el ex presidente Carlos Salinas de Gortari. Ambos tienen así algún beneficio político con el resultado de esta elección.

Pero quién es el gran ganador. Se dice, incorrectamente a mi juicio, que Felipe Calderón y su política de envenenamiento y perversión electoral encaminada a las presidenciales de 2012, de la que son parte fundamental las alianzas contranatura. Y, en cierto modo, el resultado cumple el objetivo de frenar el avance abrumador que marcan las encuestas de la candidatura presidencial de Peña Nieto y la racha del PRI ganador, lo que al menos es algo del mucho oxígeno que necesitan Calderón y el PAN en su declinante situación electoral. Pero aún así, ese hecho no puede interpretarse como una gran victoria para ellos ya que, de entrada, no apoyaron en los hechos a la alianza ganadora.

Constructor de ella —y acaso aportador de apoyos y recursos que podrían ser el fundamento de la impugnación que hará el PRI ante la autoridad electoral— fue el jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, con su maestro y actual operador político, Manuel Camacho Solís. Ebrard es, por lo tanto, el gran beneficiario de la victoria electoral en Guerrero, lo que en este momento lo coloca como el que lleva la voz cantante de una alianza hacia el 2012. Así que en Guerrero ganaron Marcelo y el PRI, aunque este último con otro membrete.

Instantánea

PUEBLA. Tomó ayer posesión el nuevo gobernador aliancista Rafael Moreno Valle y llevó con él en la Secretaría de Gobierno a Fernando Manzanilla Prieto. Cuando desde el pasado priísta de ambos este último decidió coordinar la campaña de su amigo, Moreno Valle suponía que Manzanilla no sería su secretario de Gobierno porque era novio de su hermana Gabriela, había planes de boda y eso constituía un impedimento legal para cualquier nombramiento. Pero no ha habido boda y, por tanto, no hay impedimento, aunque se asegura que el noviazgo sigue, circunstancia personal que no quita a Manzanilla el haberse graduado en Harvard como maestro en políticas públicas con magna cum laude, es decir, con “grandes alabanzas” o el reconocimiento muy destacado, apenas superado por quienes lo hicieron con summa cum laude, las “máximas alabanzas”, lo excepcional. Suerte a ambos en el encargo.

Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico