viernes, 27 de mayo de 2011

GRAN ANGULAR / Guardería: impunidad y opacidad

Guardería: impunidad y opacidad

Imagen




El próximo 5 de junio se cumplirán dos años del incendio en una guardería subrrogada por el IMSS en Hermosillo, Sonora, que cobró la vida de 44 bebés. Justicia, lo que se llama justicia, no ha habido en este dramático caso. Como en muchos otros, siguen impunes casi todos los que tuvieron alguna responsabilidad en esta que ha sido considerada una de las peores tragedias en la historia reciente del país.

Sólo dos ex funcionarios menores del Seguro Social son procesados y están en prisión preventiva. Uno de ellos, Arturo Leyva Lizárraga, ex delegado del IMSS en Sonora, podría obtener la reclusión domiciliaria por enfermedad. La otra es Yadira Barreda, encargada zonal de guarderías.

Las graves deficiencias de operación en esa y muchas otras guarderías subrrogadas por el Seguro Social apuntaban hacia la responsabilidad, en este caso, de los concesionarios, entre los que estaba Marcia Gómez del Campo Tonella, prima de Margarita Zavala de Calderón, quienes han librado cualquier incriminación penal. Pero también señalaban a mandos más altos del propio IMSS, como es el caso de la Coordinación Nacional de Guarderías, en ese entonces al mando de Carla Rochín Nieto.

Se supo que esa funcionaria —militante del PAN que antes se desempeñaba como directora del Museo de Culturas Populares del Conaculta y es muy cercana a Zavala desde que ambas fueron diputadas federales— dejó la Coordinación de Guarderías en julio de 2009.

Para corroborar el dato y conocer las razones de la dimisión se ha solicitado, por la vía de los mecanismos de transparencia, el contenido de la renuncia. La Secretaría de Gobernación, al mando de Francisco Blake, se negó a darlo con el argumento de que había una indagatoria en curso, pero la de la Función Pública, dirigida por Salvador Vega Casillas, dijo que no hay razón para dar la información solicitada ya que no hay ninguna investigación. Una y otra se contradicen. ¿A quién creerle?

Las respuestas, por supuesto, han sido o serán recurridas ante el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública Gubernamental (IFAI), aunque con pocas posibilidades de que resuelva a favor de los solicitantes, si nos atenemos a las cada vez más frecuentes quejas de opacidad que se le enderezan a partir del sentido de sus resoluciones o bien, de los recursos legales de los que echan mano las dependencias públicas para negar la información.

Un ejemplo es citado en la carta que el diputado de la ALDF, Carlos Alberto Flores Gutiérrez, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del DF, envía al diputado federal Humberto Benítez Treviño, presidente de la Comisión de Justicia del Congreso de la Unión. En ella se refiere a la solicitud hecha por un ciudadano que quería conocer el monto y los términos de los contratos firmados por el ex director de Pemex, Raúl Muñoz Leos, con el sindicato petrolero, información que la paraestatal se negó a entregar. El solicitante recurrió ante el IFAI, instancia que ordenó la entrega de la información mientras que Pemex, paralelamente, filtró los términos de la resolución al sindicato y éste, como tercero perjudicado, se amparó y obtuvo la suspensión del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa. Gutiérrez le dice a Treviño: “Los amparos federales sólo en casos relevantes han generado opacidad y el IFAI se ha quedado callado sin denunciarlo y qué mejor que sea esa institución la que les informe a ustedes cuántos amparos han perdido y de qué asuntos”.

Impunidad y opacidad son, por desgracia, una constante en la vida del país. Operan en conjunto para que crímenes como el de la guardería sigan sin castigo.


Instantáneas

1. DESTAPE. Parece que el PAN y Felipe Calderón ya decidieron no seguir inmóviles mientras crecen y se consolidan las precandidaturas presidenciales del PRI (Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones) y del PRD (AMLO y Marcelo Ebrard). Por eso han soltado las amarras a Ernesto Cordero a fin de fortalecer la candidatura blanquiazul. Lo hicieron vía una carta firmada por 134 panistas distinguidos (entre ellos los gobernadores de BC, BCS, Sonora y Puebla) que “destapa” al secretario de Hacienda. Éste respondió que sí tiene aspiraciones y que cumplirá con los tiempos que para eso le marcan la ley y su partido. Celebró, además, “la unidad con que el PAN siempre ha trabajado”. Así o más claro.

2. MICHOACÁN. Si PAN, PRD y PRI pretenden una candidatura única para el gobierno de ese estado que plante cara a la narcoviolencia, entonces para qué las elecciones. Sería la muerte de la democracia electoral y acaso un experimento a poco más de un año del 2012.

3. MI INVITACIÓN a que me siga en twitter, donde podremos intercambiar información y opiniones. Mi dirección es @RaulRodriguezC.


Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico

jueves, 26 de mayo de 2011

Manual para canallas / Encontrar figuras en las nubes

Encontrar figuras en las nubes

Imagen




Aquel niño era enfadoso y a mí me cayó gordo desde el principio. Hay días en que uno está insoportable y para colmo llega cualquier latoso a recordarnos que las cosas se pueden poner peor. El chamaco me dio una patada en el tobillo y yo giré para mirarlo con odio, con ganas de ahorcarlo un rato hasta que se pusiera morado

Era el primer día de escuela y yo sentía que las vacaciones no habían durado nada. Mi madre me levantó tempranísimo, sin importarle que a mí ni me gustaba bañarme. De allí mi pésimo humor. Estábamos formados para los honores a la bandera. Y tenía que tocarme a mis espaldas el típico cabroncito que se la pasa chingando a todo mundo, el que patea las mochilas, el que le jala la trenza a las niñas, el que te exprime el boing en el recreo, el mamón que se siente mucho porque su mamá le manda regalos a los maestros cada cumpleaños. Muy peinadito, bien limpiecito, con sus zapatos impecables, pero con el pinche carácter malcriado de los hijos únicos a los que les cumplen todos los caprichos. Pues cómo no me iba a caer gordo el chamaco, si en lugar de cantar el Himno Nacional se la pasó cantando que “a todos les apesta la cola, como al de aquí adelante”. Y no es que me apestara la cola, porque hasta eso que me bañaba bien, pero a esa edad uno se ofende hasta porque le dicen “come torta con tu hermana la gordota”. Así que en mi primer día de clases ya tenía un enemigo, aunque aún ni siquiera habíamos entrado al salón. Ya cuando dijeron “tercero A, avance” rogué a todos los dioses para que no me tocara cerca de aquel escuincle desmadroso. Y alguien allá arriba me escuchó, porque lo sentaron en una de las últimas filas. Y sin embargo, aquello no lo alejó de mí. Quizá ese cabroncito tenía un sensor especial para detectar a los que le convenía chingar. O quizá se daba valor porque notaba mi timidez, acaso mi fatal pinta de ñoño con lentes y de suéter remendado de los codos que además ya comenzaba a quedarme corto. A los tres días Jaime Rangel, que así se llamaba mi nuevo enemigo, ya había aventado mi mochila por la ventana trasera y me puso un letrero en mi banca que decía “soy un cuatrojos” y también me pegó un chicle en el cabello y tuvieron que pelarme casi a rape para que según no me viera ridículo. Y yo me veía en el espejo y me sentía el peor ridículo del mundo, con esas orejas que me parecían orejotas. Y yo ya odiaba a Jaime Rangel con ganas de que un día amaneciera enfermo y faltara a la escuela una semana. O que me enfermara yo, que me diera viruela loca o cualquier enfermedad que me pusiera en cuarentena. Pero nada de eso sucedió. Y Jaimito, como le decía la maestra consentidora, me siguió chingando. Hasta que un día un demonio de esos que siempre me han rondado me aconsejó en unos segundos que no hay mejor remedio que ponerse diablo.

-O-


Y aquella mañana no aguanté más. Jaime Rangel se pasó de la raya. La maestra salió, seguramente al baño o qué se yo, y el pinche chamaco fue hasta mi lugar y me hizo burla por no sé que cosa. Y le dije que no estuviera chingando, pero algo le dio valor y me quitó mis lentes de aumento y se me encendió la cara y algo me empujó a tomar el lápiz y que se lo encajo en la cabeza. Le arrebaté las gafas mientras él hacía una cara de espanto que se transformó en llanto. Y en eso que entra la maestra. Un hilillo de sangre discreto resbaló por la frente de mi compañero. La profesora preguntó qué pasó, pero comprendió de inmediato cuando vio el lápiz en mi mano. A él lo llevaron a la enfermería, mientras a mí me condujeron a la dirección. Me expulsaron tres días. A él le dieron una paleta como consuelo. Mi jefa me puso una chinga. A esa edad uno no está preparado para la crueldad y menos para que tu madre te diga “hijos de la chingada, con ustedes no voy a caber ni en el infierno”. Yo me sentía culpable. Y me deba terror regresar a la escuela y hubiera querido que esos tres días se volvieran eternos, porque sospechaba que la venganza de Jaime sería doblemente cruel que su hostigamiento diario. El viernes que entré al salón yo estaba tan nervioso que no quería ni levantar la cabeza del cuaderno. Pero todo fue distinto. Conforme iban llegando, mis compañeros me miraban con simpatía. Y las niñas que antes no me hablaban hasta me sonreían. Parecía que todos querían ser mis amigos. Después supe que los días que falté todo mundo habló de mi osadía. Había sido una hazaña enfrentar al más odioso del salón. Cuando entró Jaime me observó de reojo, evitó chocar con mi mirada. Y la mañana transcurrió con calma. Y en el recreo mis compañeros me invitaron a jugar futbol por primera vez. Cuando sonó la chicharra y regresamos al salón casi choqué con Jaime, pero el dio un paso atrás y capté su sobresalto. Comprendí en ese momento, que el idiota me tenía miedo. Pude haberme aprovechado de su temor, pero me quedé con la sensación de orgullo y siempre que pude lo encaré con la cabeza en alto retándolo a que me sostuviera la mirada. Los cobardes no están preparados para la seguridad en los ojos de otros. En realidad él también era un niño vulnerable, que se escudaba en el desmadre. Curiosamente, al final de curso, Jaime y yo nos convertimos en buenos amigos. Y a veces, cuando alguien de otro salón nos molestaba, uníamos fuerzas con otros como nosotros para enfrentarlos. Y los retábamos al futbol. Y siempre les ganábamos los frutsis congelados. Y de aquella época guardo algunos buenos recuerdos, como quien colecciona pequeñas alegrías en una cajita de cerillos: “Les voy a contar un secreto./ En una cajita de fósforos/ yo tengo guardada una lágrima,/ y nadie, por suerte la ve./ Es claro que ya no me sirve./ Es cierto que está muy gastada.../ Tal vez las personas mayores/ no entiendan jamás de tesoros./ Basura, dirán, cachivaches,/ no sé porqué juntan todo esto./ No importa, que ustedes y yo/ igual seguiremos guardando/ palitos, pelusas, botones,/ tachuelas, tapitas, papeles, trapitos,/ hilachas, cascotes y bichos./ En una cajita de fósforos/ se pueden guardar muchas cosas./ Y las cosas no tienen mamá”. Y sí, cuando eres niño te entusiasman las cosas más simples: una canción de moda, ganar en los videojuegos, encontrar figuras en las nubes, rodar en el pasto, que tu madre pida pizza para ver películas o comer nachos en el cine. Creo que me compraré un perro, para correr a su ritmo.

Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

domingo, 22 de mayo de 2011

¿Justicia o Ley?

¿Justicia o Ley?

Imagen




Contrario a lo que se podría suponer de que ley y justicia van unidas la realidad es que se contraponen en algunos casos y se entra en la situación de determinar que predomina, ¿la ley o la justicia'.

La ley es un conjunto de normas jurídicas que regula la convivencia social, es decir, que nos gobierna, está sobre todos nosotros, rige nuestro comportamiento, y le debemos obediencia.

La Ley o Derecho positivo, debe obedecer al Derecho natural, esto es la Justicia debe estar antes que el Derecho positivo.

La mayoría de abogados o ministerios públicos dicen que el único Derecho "real", sería el positivo, mientras que el Derecho natural, lo ven más bien como Teoría Crítica del Derecho positivo. Es decir, que impera el Derecho que es (Derecho positivo), sobre el Derecho que debería ser (Derecho natural).

La Justicia da por sentado que la única forma de calificar al Derecho como justo, es que vaya de acuerdo a lo que es justo, es decir, obediente y velante del cumplimiento de los Derechos Humanos fundamentales.
Las Leyes Jurídicas de un Estado democrático de Derecho, velan por el respeto a estos Derechos Humanos fundamentales.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó la inmediata libertad de Magdalena García Soto, por no haber los elementos suficientes para acreditar su colaboración para que un niño de una escuela privada de Oaxaca, fuera violado en repetidas ocasiones por dos hombres.

Aquí enfrentamos un problema ya que estos señores por aplicar la ley se olvidaron que ellos DEBEN imponer JUSTICIA, el nombre de la Institución es claro Suprema Corte de JUSTICIA de la Nación.

Con votación de ocho contra tres, el pleno de la Suprema Corte llegó a la conclusión de que no existieron elementos probatorios suficientes para sentenciar a Magdalena García, directora del Instituto San Felipe, por el delito de violación equiparada, al colaborar con los responsables para que el abuso sexual en contra del menor se llevara a cabo en varias ocasiones.

La directora del plantel fue sentenciada a seis años de prisión por el Tribunal Superior del Estado de Oaxaca y era la única persona que se encontraba presa por este caso, ya que los dos hombres que consumaron el delito cuando el menor contaba con cuatro años de edad, uno de ellos esposo de la maestra, se encuentran prófugos.

De los ocho ministros que votaron a favor de que se le concediera la libertad a Magdalema García, seis se pronunciaron por que la protección de la justicia federal se le otorgara de manera 'lisa y llana', es decir para que se ordenara la inmediata libertad de la inculpada, quien fue señalada por el menor de llevarlo ante los hombres que abusaban de él.

La Corte consideró que las declaraciones del menor, víctima del abuso sexual, así como las pruebas psicológicas que se le realizaron, no son suficientes para comprobar que en varias ocasiones la maestra lo separara del grupo de niños durante el recreo, para llevarlo a un salón donde los esperaban, Gabriel Constantino García, esposo de la directora del plantel escolar y Salvador Pérez Ramírez.

El bufete jurídico que defiende a la directora del plantel y a su esposo está encabezado por Jorge Franco Jiménez, ex procurador general de Justicia en el estado, quien ocupa la curul senatorial que dejó Ulises Ruiz Ortiz cuando asumió la gubernatura.

La madre del menor Leticia Valdés Martell sostuvo que la directora del plantel y su esposo no han sido detenidos “por su cercanía con el poder” y dijo que cuando agentes de la policía ministerial del estado arribaron a su domicilio, el 30 de septiembre pasado, para su aprehensión, “el abogado Franco Jiménez y visitadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), que preside su primo, Jaime Mario Pérez Jiménez, se encontraron con antelación para impedir su arresto”.

Valdés Martell también denunció que la fiscal especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer, Aída Gómez Piñón, le solicitó “llegar a una acuerdo conciliatorio y de carácter económico” con la directora de esa escuela privada.

El abogado Juan José Meixuiro Orozco, integrante de la Barra Nacional de Abogados, asesor jurídico de las víctimas, afirmó que la funcionaria, en vez de investigar los hechos, “invitó a la madre del menor a cometer el delito de cohecho” y recibir dinero de los violadores de su hijo

Los integrantes del máximo tribunal del país coincidieron en que el amparo otorgado a la directora de la escuela, no significa que el delito no haya ocurrido, sino que no se comprobó la colaboración de García Soto para que éste se cometiera.

El ministro Sergio Aguirre Anguiano afirmó que el caso es 'tétrico, estrujante, patético, y es algo que hace en algunas personas que el epicentro del estallido de las emociones se dé indistintamente en cualquier lugar', pero que los jueces deben estar más allá de esas emociones y concretarse al análisis pleno de las piezas de los autos del expediente.

Agregó que de las pruebas que se han recabado no hay plena prueba de que haya existido un delito de violación equiparada atribuido a la maestra y que de acuerdo a su concepción a la acusación le hace falta 'el basamento más elemental' ya que la prueba circunstancial 'es una prueba no idónea'.

En esto coincidió la ministra, Margarita Luna Ramos, quien expuso que el caso es estrujante 'como mujer, como madre y como ciudadana', pero que la sentencia impuesta a la maestra, no se sustenta en elementos sólidos, y recalcó que en ningún momento se ignoró el principio constitucional de interés superior del niño.

Al final de la sesión hubo una molestia por parte de Ramón Cossío acerca de las declaraciones emitidas por el presidente de la Corte, Juan Silva Meza, acerca de que en ocasiones los jueces eluden sus responsabilidades con respecto a las convenciones internacionales que protegen a la niñez.

'Es una afirmación fuerte, que yo personalmente rechazo', dijo Cossío, y añadió que 'me molesta mucho' la forma en que se hizo alusión a los jueces respecto a eludir los criterios internacionales, a lo que Silva respondió que de ninguna manera hizo referencias personales, ni las ha hecho en 15 años de ocupar la Corte.

Elecciones 2011 en Edomex Alejandro Encinas Rodríguez

Unidos Podemos Más
(PRD, PT, Convergencia)


Alejandro Encinas Rodríguez



Imagen


Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez nació en la Ciudad de México; en 1954.
Es casado y sus principales pasatiempos son Viajar, el cine, gusta de las películas de Luis Buñuel y de Germán Valdez “Tin-Tan”. También es fanático del futbol americano, deporte que alguna vez practicó.

Es economista, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, fue asesor de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPAL organismo perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas y del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura IICA de la OEA.

Presidió las delegaciones que participaron en las reuniones interparlamentarias sobre hábitat, desarrollo sustentable y asentamientos humanos, en Vancouver, Canadá y Nairobi, Kenya. Integrante de la delegación mexicana que participó en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo reunión de la Organización de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo también conocida por los nombres de: Cumbre de Río, o Cumbre de la Tierra.

Alejandro Encinas ha sido miembro en dos ocasiones de la Cámara de Diputados, en los periodos de la LIII Lgislatura (1985-1988) como suplente de Demetrio Vallejo, a cuya muerte asumió la titularidad de la diputación, y elegido diputado en la LV Legislatura (1991-1994); en ésta última fue presidente de la Comisión de Asentamientos Humanos y Obras Públicas, que elaboró la nueva Ley General de Asentamientos Humanos que fue aprobada por unanimidad en 1993.

Fue Secretario del Medio Ambiente en el gobierno del Distrito Federal en 1997 y Secretario de Desarrollo Económico en 2000, se desempeñó como subsecretario y Secretario de Gobierno en el mandato de Andrés Manuel López Obrador. El 26 de julio de 2005, el entonces Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador presentó su renuncia al cargo mediante una carta enviada a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, en ella pidió que ésta fuera efectiva a partir del 29 de julio de ese mismo año.

En sesión extraordinaria, el órgano legíslativo de la Ciudad de México aceptó la renuncia de Andrés Manuel López Obrador y ese mismo día (29 de julio) designó a Alejandro Encinas como Jefe de Gobierno del Distrito Federal, cargo que asumió el 2 de agosto, luego de rendir protesta ante el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Antes de buscar la gubernatura del Estado de México de desempeñaba como diputado y Coordinador del Grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXI Legislatura.

Ha logrado lo que siempre se antojaba dificil, reunir en torno a el a los principales líderes de la izquierda mexicana.

“Por casi 80 años, el actual partido en el gobierno sólo se ha dedicado a lucrar con la pobreza y la necesidad de la gente para darse vida de reyes, viajar en autos lujosos, comer en restaurantes caros y dilapidar los recursos públicos en el manejo de una imagen pública” Señala Alejandro Encinas.


Imagen

Elecciones 2011 en Edomex Eruviel Ávila Villegas

Unidos por Tí
(PRI, PVEM, Nueva Alianza)


Eruviel Ávila Villegas



Imagen



Eruviel Ávila Villegas nació en Ecatepec de Morelos, Estado de México, en 1969. Ha sido presidente municipal de Ecatepec de Morelos, en dos ocasiones, en los periodos de 2003 a 2006 y de 2009 a 2012, y diputado al Congreso del Estado de México.

Eruviel Ávila es divorciado y padre de 4 hijos

Eruviel Ávila Villegas es licenciado en Derecho por la Universidad Tecnológica de México, maestro y doctor en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, ejerció la docencia en la Universidad Tecnológica de México.

Inició su carrera política ocupando el cargo de Secretario del Ayuntamiento de Ecatepec de Morelos de 1994 a 1996, en dos ocasiones han sido electo Diputado al Congreso del Estado de México, a la LIII Legislatura de 1997 al 2000 y a la LVI legislatura de 2006 a 2009, en donde ejerció como Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional y Presidente de la Junta de Coordinación Política.

Ha sido electo Presidente municipal de Ecatepec para dos periodos, de 2003 a 2006 y nuevamente de 2009 a 2012, con anterioridad fue Subsecretario de Gobierno del Estado de México en la Región de Nezahualcóyotl de 2001 a 2002 y Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en 2006.

El 26 de marzo de 2011 solicitó y obtuvo licencia como presidente municipal de Ecatepec, con el fin de registrarse como precandidato del PRI a la gubernatura del Estado de México.

Su "gancho" electoral es imitación de su antecesor Enrique Peña, esto es la firma de compromisos ante notario: “Son seis mil los compromisos que voy a firmar; seis mil” pensando tal vez que todos los mexicanos desconocen que esa firma ante notario no conlleva ninguna obligatoriedad, esto es que esa firma notariada no tiene ningún valor jurídico y no les obliga a nada ni el incumplimiento les perjudica lo mas mínimo lo que la hace una maniobra demagógica para atraer el voto.

Promete acabar con el pago de la tenencia vehicular y el IETU, esto es demagógico ya que el IETU es un impuesto FEDERAL y los gobernadores estatales no tienen ingerencia en su aplicación o derogación.


Imagen

Elecciones 2011 en Edomex Luis Felipe Bravo Mena

Partido Acción Nacional

Luis Felipe Bravo Mena


Imagen




Luis Felipe Bravo Mena nació en 1952 en León Guanajuato es abogado egresado de la Universidad de Guanajuato y tiene una especialidad en Filosofía Política en la Universidad Panamericana. Está casado desde el 17 de noviembre de 1979 con María Teresa Tinoco Aldana y es padre de cuatro hijos: Luis Felipe, María Teresa, Mariano y Florentina.

Le gusta convivir con su familia y disfruta los juegos “Dígalo con mímica” y “Garabatos”. Es cinéfilo, y tiene una amplia colección de películas y series de TV.

Fue asesor político en la precampaña de Manuel (Maquío) Clouthier por la gubernatura de Sinaloa en 1986 y en su campaña por la Presidencia de la República en 1988.

Miembro destacado del PAN en el Estado de México y candidato a Presidente Municipal de Naucalpan y a Gobernador del Estado de México, electo Diputado Federal en 1991 y luego Senador en 1994. En 1999 fue electo Presidente Nacional del PAN cargo al que fue reelecto para un siguiente periodo y que concluyó en 2005.
Bajo su presidencia el PAN ganó la Presidencia de la República en 2000.

En 2005, al terminar su periodo al frente del PAN, Vicente Fox lo designó Embajador de México ante el Vaticano, cargo que dejó el 25 de noviembre de 2008, y al día siguiente fue nombrado por Felipe Calderón como su secretario particular y reemplazado el 7 de enero de 2011 por Roberto Gil Zuarth.

Luis Felipe Bravo se identifica con la parte mas radical del PAN, la ultra derecha.

Elecciones 2011 en Edomex

Elecciones 2011 en Edomex


Imagen



El 3 de julio de este año habrá elecciones para gobernador en el Estado de México, estas elecciones son importantes en cuanto a la cantidad de votantes ya que el Estado de México es la entidad con el mas alto número de posibles sufragios en el país.

Tradicionalmente el PRI y los medios han etiquetado al estado de México como antecedente para la elección presidencial, que se efectúa un año después, pero si bien por la cantidad de votos es importante, tiene una lista nominal de electores de 10 millones 312 mil personas, realmente no es parámetro de las preferencias electorales de la nación, prueba de ello es que en 1999 y 2005 el PRI ganó la elección estatal y eso no fue ningún indicativo de lo sucedido en las elecciones presidenciales de 2000 y 2006 en las que el PRI no ganó e incluso en 2006 fue tercera fuerza a nivel nacional lo que desmitifica el efecto que el PRI y los medios han tratado de dar a los resultados electorales del Estado de México.

Con base en las encuestas, si hoy fueran las elecciones 39.1% de los mexiquenses votaría por Eruviel Ávila candidato del PRI, Verde Y Nueva Alianza, Alejandro Encinas candidato de PRD,PT y Convergencia 37.8 % y Bravo Mena, como candidato del PAN, lograría 23.1%

sábado, 21 de mayo de 2011

Elecciones 2011 en Edomex

Elecciones 2011 en Edomex


Imagen


El 3 de julio de este año habrá elecciones para gobernador en el Estado de México, estas elecciones son importantes en cuanto a la cantidad de votantes ya que el Estado de México es la entidad con el mas alto número de posibles sufragios en el país.

Tradicionalmente el PRI y los medios han etiquetado al estado de México como antecedente para la elección presidencial, que se efectúa un año después, pero si bien por la cantidad de votos es importante, tiene una lista nominal de electores de 10 millones 312 mil personas, realmente no es parámetro de las preferencias electorales de la nación, prueba de ello es que en 1999 y 2005 el PRI ganó la elección estatal y eso no fue ningún indicativo de lo sucedido en las elecciones presidenciales de 2000 y 2006 en las que el PRI no ganó e incluso en 2006 fue tercera fuerza a nivel nacional lo que desmitifica el efecto que el PRI y los medios han tratado de dar a los resultados electorales del Estado de México.

Con base en las encuestas, si hoy fueran las elecciones 39.1% de los mexiquenses votaría por Eruviel Ávila candidato del PRI, Verde Y Nueva Alianza, Alejandro Encinas candidato de PRD,PT y Convergencia 37.8 % y Bravo Mena, como candidato del PAN, lograría 23.1%

viernes, 20 de mayo de 2011

GRAN ANGULAR / Podredumbre en Migración

Podredumbre en Migración

Imagen



El 7 de diciembre de 2006, después de perder las elecciones de jefa delegacional de Coyoacán, la hoy secretaria general del PAN, Cecilia Romero, se incorporó al gobierno de Felipe Calderón como comisionada del Instituto Nacional de Migración (INM), dependencia encargada de las fronteras y los movimientos de población.

Cuando tomó el encargo, no sólo era un secreto a voces, sino que había indicios de que el INM estaba infiltrado por la delincuencia. El gobierno de Vicente Fox había lidiado con un escándalo que involucró a la suegra de su publicista de cabecera, Santiago Pando. Ella, Artemisa Aguilar, era empleada de Migración y junto con otros funcionarios y cómplices, 44 en total, fue detenida en marzo de 2004 acusada de trabajar para bandas de traficantes de personas. Tres años después (10/04/2007) fue exonerada, pues la jueza 17 de Distrito, Isabel Porras, consideró que no le pudieron probar que expedía documentación migratoria a centroamericanos que bandas de polleros ingresaban ilegalmente al país. Pero el foco rojo quedó encendido y con él la presunta complicidad de Migración con traficantes de personas a los que tenía que combatir.

En medio de la crisis de seguridad en que el grupo gobernante sumergió al país por su estrechez intelectual, su desesperado intento de legitimarse y su subordinación a los dictados de Estados Unidos, el INM fue cada vez más infiltrado.

Pero ninguna responsabilidad se exigió a la comisionada Romero cuando empezó a emerger esa realidad: primero con el descubrimiento de la banda que traficaba con cubanos y cuyos tentáculos alcanzaron al ex alcalde de Cancún Gregorio Sánchez Martínez, Greg, a la sazón encarcelado por presunto encubrimiento de esos delincuentes en combinación con funcionarios del INM y finalmente descarrilado de la contienda política de Quintana Roo cuando, como aspirante del PRD, era el mejor posicionado para ganar la gubernatura; y después con la aparición, en agosto de 2010, de los cuerpos de 72 migrantes centroamericanos asesinados y enterrados en fosas clandestinas de San Fernando, Tamaulipas.

Este último hecho forzó la salida de Cecilia Romero del Instituto Nacional de Migración el 14 de septiembre del año pasado, aunque fue cobijada y recompensada por Calderón con la secretaría general del PAN.

Pero la podredumbre no tardaría en emerger a borbotones: más fosas clandestinas en San Fernando y en ellas hasta 188 muertos más, la mayoría mexicanos aunque también centroamericanos. Y luego la denuncia: agentes migratorios mexicanos y otras autoridades fingían operativos para “vender” indocumentados a cárteles del tráfico de personas, la extorsión, el secuestro y el narcotráfico.

De ello se ha derivado una supuesta depuración que incluyó la remoción de delegados en el estado de México, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, y el cese de 200 empleados de los que 40 enfrentan demandas administrativas y penales. Mientras, el INM se dispone a despedir a otros 350 empleados, mil 200 de sus 5 mil 400 trabajadores han presentado exámenes de control de confianza que ya reprobaron 240.

El problema, sin embargo, no se acabará ahí. Hablamos, en el fondo, de cientos de miles de personas convertidas en víctimas desprovistas de todo derecho, carne de negocio sobre la que se ceban todas las fuerzas del Estado, del mercado y de la presión social.

Cecilia Romero tiene en esto, por lo menos, una responsabilidad política, si no es que negligencia o abierta complicidad. En ella y en su partido está asumirla. ¿Se atreverán?


Instantáneas

1. TEQUILAZOS. En Las Vegas, donde participó en la Cumbre Mundial de Turismo, Felipe Calderón dijo que los únicos disparos (shots) que reciben los visitantes extranjeros en México son de tequila y que sólo han sido casos aislados los de quienes han sido víctimas de la delincuencia. Parece que Calderón no consideró dignas de tomar en cuenta las estadísticas del Departamento de Estado norteamericano que aseguran que 220 estadounidenses murieron en México por la violencia delincuencial durante 2010 y 79 durante 2009.

2. MI INVITACIÓN a que me siga en twitter, donde podremos intercambiar información y opiniones. Mi dirección es @RaulRodriguezC.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 19 de mayo de 2011

Manual para canallas / Un mapamundi de tesoros

Un mapamundi de tesoros


Imagen



A los siete años mi niñez se extravió cualquier noche. A los nueve me dio varicela, algo tarde según yo. Cuando cumplí 11 mi hermana me descalabró de manera accidental y me quedó una cicatriz de cinco puntadas y es por allí, creo, que se me esfuman las pocas ideas brillantes que se me llegan a ocurrir

Cuando era adolescente los ligamentos de mi rodilla izquierda se rompieron igual que mis ilusiones de enamorar a la chavita más guapa de mi barrio. Ya de adulto fui a parar un par de veces al quirófano y salí menos incompleto que las galletas Marías que compras en el Wal-Mart. Y encima de todo, además del recuento de huesos fisurados y los pellejos suturados, me ha tocado un corazón diezmado con el transcurrir de los años. No está de más decir que las relaciones enfermas, los fracasos sentimentales, me han convertido en un tipo huraño y desconfiado. “Disculpa si no me enamoro”, le advertí a Rousse la tercera vez que nos besamos, “pero es que ya no creo en sirenas ni en baladas que riman amar con desnudar”. Y nuestra relación se volvió más terrenal. Nos veíamos poco, nos regalábamos todo sin medida, nos abrazábamos como dos náufragos que necesitaban flotar. Y surcamos algunos mares desatados y retamos al oleaje de nuestras respectivas dudas. Y un buen día, mejor dicho una buena noche, dormimos como dos niños huérfanos frente a la tempestad. Y despertamos queriéndonos más y nos prometimos no engañarnos y ella me ha cumplido y yo me muero por seguir demostrándole que nunca le voy a fallar.

-O-


La primera vez que vi a Rosalba, ella estaba sentada y de espaldas. Pero cuando la miré de frente lo único que pensé fue “wooow, que vieja tan guapa”. Luego nos presentaron. Evité mirarla, como si me resistiera al embrujo de sus ojos de gitana que adivinaría mis intenciones, hasta que ella me preguntó por cuarta vez que si “siempre eres así de serio”. Sonreí y procuré advertirle “no te fíes de las apariencias, porque en mí habita un tornado de emociones”. Y la reté a que me conociera, “para que veas que ya en confianza soy un atrevido”. Y me atreví con ella. Y se atrevió conmigo. Hubo química desde el primer momento. Y nos besamos como personajes de una canción de Joaquín Sabina, huyendo del frío y adentrándonos en los laberintos del fuego. Lo que comenzó como un reto se convirtió en un “te quiero” y luego se transformó en “te necesito” y ahora es una decreto que he firmado por triplicado: “Eres y serás, forever, la mujer de mi vida”. A veces la miro en silencio y me siento un hombre al que le han recompensado por todo el daño recibido. En ocasiones la cotorreo: “No sé si te mandó a mi lado algún dios espléndido o un demonio aburrido que quiere jugar conmigo”. Ella se ríe divertida y me devuelve la broma: “Pero si tú eres un diablo vacacionando en mis desvaríos”. En definitiva, esa mujer está hecha a mi medida. Lo compruebo a cada rato, cuando se acurruca en mi pecho, cuando la abrazo por la espalda, cuando mi mano se posa en su cadera y, sobre todo, cuando no tiene que ponerse de puntitas para besarme en cada despedida. Al principio yo le decía Alba, acaso porque ese nombre me encantaba o quizá por referencia de Luis Eduardo Aute y esa canción que resume “presiento que tras la noche/ vendrá la noche más larga./ Quiero que no me abandones,/ amor mío, al alba,/al alba, al alba”. Hasta que me convencí, de tanto escucharlo, que era mejor llamarla como todo mundo. Y Alba se convirtió en Rousse. Y es la misma, y su sonrisa no cambia, ni la verdad de sus labios y mucho menos la franqueza de su mirada. Y es cada vez más inquilina de mi vida y más dueña de mis pensamientos, que cuando no está conmigo es cuando menos me encuentro. Pero cuando está a mi lado nunca me siento extraviado.

-O-


Rousse tiene un discreto lunar junto a la boca y una sonrisa que me arrebata. Ella colecciona destellos y le encanta presumirlos en la mirada. Y me ilumina en los desvelos, en la semipenumbra desnuda de las madrugadas. Incluso a veces me siento un poco culpable por sentirme tan a gusto despertando a su lado. Y es que en este mundo regido por el egoísmo y la ambición, gozar de un huerto sembrado de armonía parece fuera de lugar. Y cada que escuchamos a Enjambre, le dedico alguna estrofa: “Ella ahuyenta a los demonios,/ ella tiene el temor de dios,/ ella tiene la mano de dios./ Dios me habla por su voz”. Y Rousse me señala cuando canta: “No me mires con esos ojos, que, que me deslumbran, me derrumbas./ No me mires con esos ojos porque te lo doy todo, ni modo./ No me mires con esos ojos, que me derrites, me transmites./ La vergüenza del sol y de su resplandor se ve opacado, a tu lado ohh ohh ohh”. Rousse es experta en recordarme que mi corazón no está desahuciado, que algún dios bondadoso la puso en mi bando. Ella es mi Trópico de Cáncer henrymilleriano, mi mapamundi de tesoros, el planisferio de todas mis pasiones. Así que hoy decreto que me siento afortunado, porque no todos tienen el privilegio de encontrar a la mujer de su vida, ni de apreciar toda la poesía contenida en esa manera de andar, en esas formas tan suyas que me hacen delirar. Hoy decreto que soy suyo, como mío es su nombre en cada suspiro.

Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

lunes, 16 de mayo de 2011

La marcha

La marcha


Imagen



Los ideólogos y apologistas del gobierno se desgañitan para minimizar el significado de la Marcha por la paz con justicia y dignidad, que hace una semana vino de Cuernavaca al DF respaldada por expresiones ciudadanas similares en un bueno número de puntos de la geografía nacional.

Felipe Calderón, junto con sus opinadores o acatando sus recomendaciones, saludó a la marcha como expresión de un movimiento ciudadano contra la inseguridad y la violencia, pero antes y después —en cadena nacional de radio y televisión, en entrevistas televisivas o en discursos pronunciados en eventos oficiales— reiteró que Ejército y Marina no se replegarán en esta “guerra”, que su estrategia mantendrá como eje central y casi único la confrontación violenta, que nadie le ha planteado alternativas viables para sustituirla y, prácticamente, que quienes no están con él (como debería estarlo cualquier hombre de bien, según dijo) están en su contra (los hombres del mal, en esa lógica reduccionista).

En tal contexto, los ideólogos y apologistas del gobierno aplauden, pero desprecian. Aplauden que la gente se movilice contra los criminales, únicos responsables —según el discurso oficial— de la violencia que nos desangra, y pretenden que ahí queden significado y alcance de la movilización. Desprecian, por lo tanto, el clarísimo pliego petitorio que sustancialmente exige el fin de esa estrategia de guerra, vamos, cambiar el enfoque militarista y sustituirlo —porque nadie pide que el gobierno deje de cumplir con su obligación de garantizar la paz y la legalidad— por otro de seguridad ciudadana con énfasis en el respeto de los derechos humanos. Para ellos tales demandas, vociferan, son cosas de los rijosos y resentidos de siempre.

Pero la marcha, les guste o no, ha parido un plan de acción política (sí, no temamos a la palabra cuando se refiere al ejercicio del poder en beneficio del bien común y no sólo a los cálculos electorales partidistas), que por lo tanto no se extraviará en las muchas medidas operativas necesarias para confrontar con éxito a la delincuencia, pero que son imposibles de implementar efectivamente sin ese plan de acción política. Sus alcances tocan, por supuesto, al modelo de nación que tenemos y al que aspiramos, pues el actual no resuelve el problema, lo agudiza.

Los seis puntos del pliego petitorio de la marcha son: 1. Esclarecer asesinatos y desapariciones, esto es, nombrar a las víctimas; 2. Poner fin a la estrategia de guerra y asumir un enfoque de seguridad ciudadana con énfasis en los derechos humanos; 3. Combatir la corrupción e impunidad; 4. Combatir la raíz económica y las ganacias del crimen; 5. La atención de emergencia a la juventud y la implementación de acciones efectivas para la recuperación del tejido social; y 6. Democracia participativa (plebiscito, referéndum, revocación de mandato y todas las herramientas necesarias para la participación ciudadana en los asuntos públicos).

La cabeza del secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, no fue parte de tal pliego petitorio. El poeta Javier Sicilia lo planteó, a título personal, como una señal de que el gobierno acusó recibo de las exigencias de la marcha.

Por supuesto que Calderón mandó decir que ni hablar, que García Luna se queda. Da lo mismo, en realidad, pues si no es García Luna será otro el que acate las órdenes de Calderón, quien siguió montado en el doble discurso y acatando a su vez la estrategia dictada e impuesta por Washington.

Un migrante remolón, Javier Magallán, le reclamó en Nueva York que había prometido ser el Presidente del empleo, pero que como esa bandera no le funcionó, tomó el camino de la guerra contra el narcotráfico, una guerra interminable que no va a ganar ni él ni nadie. Calderón respondió que ésta no era (¿?) “una guerra contra el narcotráfico por sí mismo; mi problema no es lo que la gente por su propia voluntad quiera usar o no de drogas; mi asunto es que esos criminales afectan la seguridad de la gente en muchas regiones del país”.

Sí, la afectan y la siguen afectando cuatro años y 40 mil muertos después. Y de ribete, ni es guerra ni es —como dice la propaganda— para que la droga no llegue a ti ni a tus hijos. Entonces ¿qué es? Es la debacle.


Instantánea

MI INVITACIÓN a que me siga en twitter, donde podremos intercambiar información y opiniones. Mi dirección es @RaulRodriguezC

Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

domingo, 15 de mayo de 2011

Algunos apuntes de la marcha por la paz

Algunos apuntes de la marcha por la paz


Imagen




Con un llamado a la ciudadanía a concientizarse por lo que está pasando en el país, el escritor Javier Sicilia encabezó la Marcha por la Paz y la justicia iniciando en Cuernavaca el 5 de mayo, la marcha llegó a la Ciudad de México el domingo 8 de mayo

Entre las demandas más significativas están el esclarecimiento de la muerte de siete jóvenes, entre ellos el hijo de Sicilia, Juan Francisco Sicilia Ortega, ocurrido el 28 de marzo pasado, así como para pedir un alto a la violencia que golpea a México.

La Marcha del Silencio, avanzó durante 4 días recorriendo 90 kms. para llegar a la Ciudad de México, junto a contingentes provenientes de varios estados de la República, incluyendo el contingente del Estado de Oaxaca que atravesó la llamada “ruta de la muerte” o ruta del migrante, también se realizaron manifestaciones en mas de 40 ciudades de México y en mas de 25 países del mundo.

Hicieron escala para dormir en Topilejo en donde pobladores les esperaban para recibirles con mantas de apoyo, ambiente de fiesta infundiendo ánimos y muchos de ellos integrándose al dia siguiente para seguir camino al D.F., de Topilejo a la Ciudad de México continuaron caminando y un tramo antes de la caseta de cobro un poco en vehículos por lo sinuoso del camino, silencio y pasos avanzando en San Pedro mártir nuevamente los pobladores levantando el ánimo, haciendo olvidar el cansancio

El sábado llegaron al Distrito Federal y fueron igual recibidos por grupos de gente que esperaban a los marchistas para expresar su apoyo a la entrada de la ciudad por el rumbo de La Joya, aplausos, agua, mantas y pancartas, víveres, se caminó hasta Ciudad Universitaria en donde les esperaban también gran cantidad de personas, aplausos, palabras de ánimo, el tradicional Goya universitario, música de bienvenida y a descansar para el dia siguiente.

Tenía un tiempo de no participar en marchas o manifestaciones por cansancio y decepción de la política mexicana y sobre todo de esos políticos que se acomodan fácilmente en cualquier partido sin importarles ideología ni la mínima congruencia, de esos políticos que son capaces de servir a Dios o al diablo sin sentir diferencia mientras eso les llene los bolsillos sin trabajar o por considerar que algunas manifestaciones de desvían de su origen y esencia, como la marcha anual del 2 de octubre, pero ese domingo lo hice nuevamente y sentí esa emoción de antaño al participar en la búsqueda de soluciones a problemas que quizás no los sufre uno directamente aún pero que no se desea llegar a sufrirlos, a mi mente llegaron esas marchas por la igualdad de genero, por la necesidad de un techo para vivir, por la democracia, por el aniversario de la matanza de Tlatelolco, por los derechos de grupos que se organizan para demandar lo que las leyes a veces no marcan con claridad o que los responsables de impartir justicia no hacen válidos o que aprovechan las lagunas en las leyes para lucrar con ello.

La salida de CU un poco después de las 8:30 y comienza la emoción, el nudo en la garganta las lágrimas que a ratos pugnan por salir después de escuchar algunos de los motivos que hicieron que esa gente dijera ya basta, estamos hasta la madre, por el trayecto la lectura de mantas y carteles, las denuncias, las demandas, detalles de organización un poco negativos, no consideré adecuado ese cerco con mecate de aproximadamente 20 metros en torno a Javier Sicilia impidiendo que la gente se integrara en esa área, algunos de quienes controlaban eso indicaban a la gente de manera amable que no podían pasar, pero nunca falta algún personaje que extralimitándose la hacía de forma déspota y digo extralimitándose por que me resisto a creer que Javier Sicilia hubiera dado instrucciones a ese respecto, un auténtico lider evita eso, en 1988 acudí a algunos mítines y marchas de Cuahutemoc Cárdenas abanderado del FDN a la presidencia de la República y en una ocasión me toco ver y escuchar a menos de dos metros la molestia del ingeniero cuando se dió cuenta que pretendían hacer valla en su recorrido, regañó a los organizadores por intentar apartarlo del contacto con la gente, igual pude constatarlo en algún acto de Andrés Manuel López Obrador en 2006.

La caminata en si fue hermosa, un poco pesada por el calor asfixiante de la hora, el piso caliente y la muchedumbre, en el trayecto rumbo al zócalo se fueron integrando mas personas, en algunos puntos del recorrido gente, familias ofreciendo agua y alguna fruta a los caminantes, flores, aplausos, globos blancos y palabras de aliento, era imponente ver esa nutrida participación en silencio, pasos, murmullos, anécdotas y mantas, muchos carteles, volantes con denuncias de abusos de las fuerzas policíacas y militares del gobierno, los resultados nefastos de la guerra fallida de Calderón contra la delincuencia, los desaparecidos, los muertos inocentes que Calderón maneja en cifras y números pero todos y cada uno de ellos tiene un nombre, una madre, un padre, una familia, un amigo que no permiten que su ausencia sea solo cifras de ese señor que llegó a los Pinos "haiga sido como haiga sido".

La maravilla de sentir, de pensar que aún hay esperanza para México, esa esperanza que se manifiesta en cada joven de diversas ideas, diferentes estratos sociales y culturales gente joven que en lugar de reposar la resaca de la noche de antro están ahí codo con codo caminando para externar un reclamo que brota en un grito silencioso pero que ha trascendido las fronteras, Ya basta, Estamos hasta la madre, Queremos paz.

La entrada al zócalo, símbolo del centro de la ciudad, del gobierno de la república, gente que se adelantó al contingente principal ya fuese por estar cerca del templete de los oradores o por que prefirieron marchar delante por el rechazo de la gente del cerco de mecate, no se llenó la plancha del zócalo pero se puede calcular que la convocatoria reunió a entre 85,000 y 100,000 personas que desidieron reunirse para exigirle al gobierno que ya cumpla con su responsabilidad de brindarnos paz, de que podamos transitar con seguridad por nuestra patria, decirle a Calderón que si bien llegó a la presidencia "haiga sido como haiga sido" esta cobrando un salario que pagamos todos los mexicanos y que es su obligación desquitar lo que cobra, que vea los resultados de su "guerra" y que si bien no se debe dejar que los delincuentes se empoderen de la nación si es realidad que su estrategia esta equivocada y debe replantear el como enfrentar los embates del narco, pero que acepte que nos metió a una espiral de violencia solo para evitar que la droga cruce la frontera y llegue a Estados Unidos sin que ellos hagan nada por evitar o frenar el consumo en su territorio, Calderón agitó el "avispero" para que no se introduzca droga a USA, ellos no evitan que su población sea el consumidor mas grande del mundo, ellos ponen los consumidores y las armas nosotros los muertos, Sr. Calderón el mensaje central de la Marcha por la Paz es claro ¿lo entenderá usted por fin?, Queremos paz, Ya basta, Estamos hasta la madre.

Manual para canallas / En caso de un adiós precipitado

En caso de un adiós precipitado

Imagen



En caso de un adiós no solicitado, sólo queda el consuelo de las canciones compartidas, los besos añorados, las sonrisas memorables en aquellas fotografías

En caso de un despido injustificado, ojalá que tu amor errabundo no se estacione en el pasado. Más vale huir, correr en sentido contrario, ahogarse en tragos baratos, bautizarse en una nueva religión o cambiar de nombre en cada antro y quedarse callado mientras la pasión pasa de largo. En caso de un adiós precipitado empaca sólo lo necesario. Si se va ella, no te quedes a esperar que vuelva. Si te vas tú, mejor es que devuelvas las llaves porque cualquier noche tus pasos serán perros malacostumbrados. Si van ambos, sólo den diez pasos bien contados y entonces voltean al mismo tiempo y se apuntan con un dedo... y que el dardo del rencor haga impacto en sus miradas.


En caso de un adiós incendiario no prendas veladoras, apaga los suspiros, quema las cartas que hoy suenan falsas y dinamita las ganas que tengas de volver a esos besos. Y sí aún así te quedan resabios, será mejor que hagas cien planas con alguna frase lapidaria: “El amor es una bestia que tarde o temprano se vuelve en contra tuya” o algo así como “el amor es un instructivo para armar una trampa de osos”.

En caso de un adiós auto medicado no te recetes consuelos caducados, ni medicamentos similares para curar el olvido, mucho menos te inyectes esperanzas para un mañana con resaca. Y si la botarga del doctor Simi baila una canción que te recuerda algo, mejor cámbiate de acera para evitar la tentación de patearle el trasero.

En caso de un adiós sin poesía, recurre a las recomendaciones sabias del más sabio de los poetas. “Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido
a estar saliendo de un manicomio para entrar a un cementerio”. Palabras de Jaime Sabines. Te alabamos, señor. Y en caso de un adiós por mensajería instantánea, conjura su cobardía borrándola del messenger, ignorando su Facebook y borrando su fotografía hasta del chingado iPhone.

Y no, no es mi caso. No por ahora. Sólo es una advertencia para los que se sientan desahuciados. Sólo es una guía para que la próxima vez lo pienses bien antes de enredarte en una relación malsana, en un espejismo que te quitará el sueño durante muchas madrugadas.


-O-


Éricka observó mi reflejo en el espejo. Descubrió mi hartazgo, mis ganas de estar en otro lado mientras ella se probaba unos zapatos. Luego, cuando la empleada buscaba “un par del número cuatro”, Éricka se fue a sentar a mi lado. Ni siquiera intentó sonreír. A esas alturas no estábamos para meras formalidades.

—¿Qué harías sin mí? —preguntó sin mirarme.

—¿Emocionarme con los nuevos amaneceres? ¿Conocer otros bares? Ya sé, haría un carnaval con mis benditas soledades o dedicaría algunas plegarias a las caricias que han pasado a mejor vida —respondí con algunas sugerencias.

—¿Por qué tienes que ser tan rebuscado? —esa costumbre suya de contestar con preguntas.

—Porque no fui educado por las telenovelas —esa costumbre mía de remarcarle que me chocaba su afición por los dramas.

—Ay no, seguro que tú estudiaste en escuelas de paga –la muy lista intentó jugar en mi terreno.

—Si hubiera sido así te juro que ahorita trabajaría en una revista de chismes o en un programa de esos que provocan náuseas —ella sabía de mi aversión a esa clase de basura.

—¿Lo dices por mí? —comenzaba a indignarse.

—Claro que no, lo digo por la lindísima de tu amiga que se acuesta con su jefe aunque el muy cretino es casado —su “comadre” y yo no congeniábamos en lo absoluto.

—¿Y ella qué tiene que ver en esto? —se quejó, pero no espero mi respuesta porque llegó el par de zapatos que más anhelaba.

Éricka había trabajado en un programa de esos que hurgan en la vida de los “famosos”, pero un día se quedó sin trabajo y tuvo que emigrar a una agencia de relaciones públicas. Y la paga no era mala, pero siempre se quejaba de lo odioso que era lidiar con “estrellitas insoportables” y sus “jefes tan idiotas”. Cuando al fin encontró el calzado de su medida sonrió satisfecha. Giró para saber mi opinión: “¿A poco no están preciosos?”. Solamente asentí. “Me los llevo”, sonó como si en realidad en eso consistiera la felicidad. Pagó y me tomó del brazo. “Ahora invítame a comer, porque cuando salgo de compras me da mucha hambre”. Y ahí vamos de nuevo, a dejar a un lado nuestras diferencias. Y yo con ganas de hacer un decreto que me garantizara que nuestro adiós no volvería a ser postergable. Pero algo en mí me decía que aquella noche volveríamos a incendiar el colchón con nuestros delirios. Y su manera desinhibida de hacer el amor me convencería de olvidar que teníamos demasiados malos ratos.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

GRAN ANGULAR / Bienvenidos al infierno del secuestro

Bienvenidos al infierno del secuestro

Imagen


Testimonio 1: “Soy migrante, he intentado cruzar varias veces y en esos viajes ya me ha tocado ver muchas cosas. Ahí en Tabasco, en Tenosique, desde un puente que se llama Boca del Cerro pude ver a las policías y migración simulando operativos, pero sólo empujan a la gente a los puntos en los que ya los están esperando los secuestradores. Ahí también están involucrados los maquinistas con los secuestradores.

“Por mí pidieron mil dólares, los pagó mi familia. No pude ver mucho porque estaba vendado. A mí me golpeaban con una tabla en la espalda y en el pecho para que diera los teléfonos, a mí me da mucho miedo regresar por ahí, dicen que son Zetas.

“Supuestamente la policía municipal trabaja con ellos porque siempre dicen que tienen plazas compradas”.

Testimonio 2:

“Pues yo soy hondureño y ellos también. Nos secuestraron en Coatzacoalcos.

“Los policías municipales nos entregaron a los secuestradores. Se hacen llamar La Compañía, y hay municipales y federales, y dicen que también del Instituto Nacional de Migración, sólo no hay militares”.

Testimonio 3:

“Veníamos del tren que sale de Arriaga (Chiapas) como a las dos de la tarde, éramos como 500 migrantes, eso fue el 10 de septiembre.

“Se llevaron a más de 60, yo estaba en el vagón que estaba justo detrás de la máquina, ahí me tocó ver todo, yo ya sabía que eran los Zetas. Nos lo dicen y nos lo dicen, pero, y qué hacemos, si allá estamos más pobres que nada.

“Ahí salieron los Zetas con pistolas, ellos no te dicen quiénes son, qué va, pero nosotros ya lo sabemos. Se subieron al tren y empezaron a bajar gente. Un hombre que venía con nosotros se orinó de miedo.

“Ya la gente trae miedo, por eso hay muchos viajando con cuchillos, con machetes, pero no puedes hacer nada contra los hombres armados”.

Estos testimonios forman parte del informe con que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) documentó un total de 214 eventos de la naturaleza relatada y del que resultaron 11 mil 333 víctimas en el periodo de abril a septiembre de 2010.

Hablan, por supuesto, de grupos delictivos, pero también de funcionarios públicos que trabajan para ellos. De esos testimonios de migrantes centroamericanos salió la denuncia contra agentes del Instituto Nacional de Migración en la que los acusan de haberlos entregado (vendido) a la delincuencia organizada. Los denunciantes, por cierto, identificaron a los servidores públicos del INM que los bajaron del tren o de autobuses en que viajaban hacia la frontera norte para entregarlos a delincuentes.

Ayer el INM destituyó y relevó a sus delegados regionales en siete estados del país, los de mayor tránsito de migrantes: Quintana Roo, Oaxaca, Tabasco, Veracruz, estado de México, San Luis Potosí y Tamaulipas. Es, sin duda, una reacción a esas acusaciones de migrantes mexicanos y centroamericanos. El INM aseguró que los nuevos delegados tendrán como tarea inmediata realizar una depuración del personal que trabaja en esas delegaciones migratorias e informó que su programa de control de confianza fue reforzado para aplicar castigos más severos a funcionarios vinculados con la delincuencia organizada. Seis de los agentes denunciados ya fueron entregados a la PGR y están arraigados.

Pero el problema de fondo prevalece: las enormes cantidades de dinero que genera el crimen organizado aceita uno de los componentes fundamentales que explican la escalada de violencia que vivimos: la enorme corrupción y su infiltración en las instituciones a todo nivel.

Otro componente es la impunidad, respecto a la cual Amnistía Internacional señaló en su más reciente informe que es la norma en la violación de los derechos humanos en México. Y añadió: “En el último año siguieron siendo muchos los abusos cometidos por las fuerzas armadas cuando realizan los operativos; hay muchas denuncias de abusos cuando se realizan estos operativos de policías principalmente en el norte del país; no hemos visto un avance sustancial en el comportamiento y la función de la policía”.


Instantánea

MI INVITACIÓN a que me siga en twitter, donde podremos intercambiar información y opiniones. Mi dirección es @RaulRodriguezC. Y lo invito el domingo por la mañana a que nos veamos en Foro TV: canal 4 de la televisión abierta y 106 en Sky y cable


Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico

GRAN ANGULAR / Los muertos de San Fernando

Los muertos de San Fernando (1)


Imagen




Durante los últimos días, lectores de diversas localidades de Tamaulipas que piden no revele su identidad me han enviado narraciones de lo que allá se dice respecto a la manera en que han muerto muchas de las personas encontradas en fosas clandestinas. Los remitentes no precisan si son testimonios de sobrevivientes, de victimarios o de detenidos en relación con tales hechos, pero me aseguran que son verídicos. Acaso haya exageraciones producto del miedo, pero lo ocurrido durante los últimos años en esa y otras zonas del país sugiere que no son del todo irreales. Con esas retacerías, todas sobrecogedoras, se construyó el siguiente relato que le presentaré en dos partes. Es muy fuerte pero puede ser muy cercano a la realidad si nos atenemos a los niveles de violencia que vivimos. Entrecomillo partes de las narraciones originales que en lo personal considero brutales:

El autobús ADO hacía su parada obligatoria en San Fernando, Tamaulipas, con destino a Reynosa. Dos personas bajaron en la terminal y subieron cuatro, para completar un total de 15 pasajeros. El autobús reanudó su recorrido a las 8:30 de la noche del viernes 25 de marzo del 2011. Avanzó apresurado para evitar a los delincuentes que todo mundo sabe que operan en la ciudad. Ninguno de los 15 pasajeros sabía que ya los esperaban y que, para la mayoría, esa sería la última noche de sus vidas.

A las calles de San Fernando las vacía el miedo a la seis de la tarde. Al caer la noche es como pueblo fantasma. Nadie sale de sus casas por el terror que le tienen a Los Zetas. Esporádicamente circulan por las calles solitarias algunas lujosas camionetas con las que nadie quiere topar a ninguna hora del día.

Cuando el ADO a Reynosa salía de San Fernando, el chofer vio a lo lejos camionetas atravesadas a mitad de la calle y hombres encapuchados que empuñaban armas automáticas AR-15. Le marcaron el alto y se detuvo. —Abre la puerta, cabrón —ordenaron mientras se acercaban al autobús—. Apúrate hijo de puta si no quieres que te pegue un tiro en la cabeza.

El chofer, temblando de miedo, abrió la puerta y recibió un golpe en la cara con el arma del encapuchado que lideraba al comando y que empezó a gritar a los pasajeros: —Ya se los cargó la chingada, putos. De los pasajeros se apoderó el desconcierto y luego el terror.

El chofer, sangrando profusamente, acató la orden de seguir conduciendo, avanzó algunos cientos de metros y dobló en la brecha que le indicaron. El autobús recorrió unos 10 kilómetros hasta una planicie en medio de la nada, donde la oscuridad se rompía con las intermitentes de unas 20 camionetas que parecían hacer valla a otros tres autobuses de diversas líneas, los tres con impactos de bala, llantas ponchadas y cristales rotos.

Ahí se detuvo el autobús. A todos los hombres, ocho en total, se les ordenó bajar. Tenían entre 15 y 50 años. Ya formados junto al ADO, fueron clasificados. Separaron a dos ancianos y a otros dos que parecían enfermos. Atados de pies y manos los llevaron a un grupo similar conformado por pasajeros de los otros autobuses. A los cuatro que quedaron les ordenaron quitarse las camisas.

Hasta ellos llegó un hombre a quien los encapuchados llamaban comandante, todo de negro, chaleco antibalas y fornituras por todos lados. —A ver, cabrones, el que quiera vivir que lo diga de una vez —gritó a los descamisados—. Nadie contestó, miraban al suelo muertos de miedo. “Un jovencito de 15 años se orinó en los pantalones. El comandante sacó una pistola en la fonitura y le pegó un tiro. —¿Quién más es maricón? —no tuvo respuesta—. ¿Quién quiere vivir? contesten. Los tres descamisados que quedaban alzaron la mano. Fueron llevados a otro grupo que había pasado por un procedimiento similar. El hombre de negro ordenó que le trajeran los marros y dijo: —A ver, cabrones, la transa es así, van a ponerse en parejas y se van a partir la madre, el que sobreviva se viene con nosotros a jalar y se salva”.

Hasta aquí la primera parte de la narración que me enviaron. Aunque me resisto a creerla en su totalidad, me acuerdo de la película El infierno, de reciente exhibición, y de aquellos comentarios de que la realidad suele ser peor que la ficción. Esta historia continuará
.

Instantánea

MARCHA. Impresionante la participación de la gente en la Marcha por la paz con dignidad y justicia. Refleja conciencia y organización. Manda un mensaje claro: un hasta aquí al derramamiento de sangre. No pide que el gobierno se repliegue de la obligación que tiene de combatir a la delincuencia, sino que recurra a otra estrategia, la que quiera, más efectiva. Muy mal si el gobierno y los políticos no acusan recibo de este clamor.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico




Los muertos de San Fernando (2)





Cuando los hombres retenidos en aquel solitario paraje de las afueras de San Fernando recibieron la orden de “pelear a marrazos para salvar su vida”, uno suplicó llorando al llamado comandante del grupo de encapuchados: —Por favor, señor, yo no quiero hacer esto, le doy todo el dinero que traigo y si quiere mi casa, pero déjenos ir. El desalmado jefe de los matones lo miró fijamente , le quitó el mazo y dijo: “—Está bien, pinche maricón, vete. Pero tan pronto dio la vuelta, le golpeó la cabeza con el mazo una, dos, hasta cinco veces. Lo dejó tendido, sin vida. —Eso es lo que tienen que hacer, hijos de puta, usar los huevos, el que no quiera, que me diga y yo le parto su madre. Fue así que los hombres empezaron a pelear entre sí”.

El chofer del ADO a Reynosa interceptado la noche del viernes 25 de marzo de 2011 permanecía adentro con las mujeres y los niños. A las más jóvenes y guapas las llevaron a un descampado más lejano, donde habían concentrado a otras de los tres autobuses retenidos en paraje. “¡Muévanse putas! —les gritaban—. Ellas lloraban al igual que los niños y las mujeres mayores”. Todas fueron ultrajadas y finalmente asesinadas.

Uno de los encapuchados ordenó al chofer que encendiera el autobús y lo condujera hasta el lugar donde estaban todos los que habían sido separados del grupo por ser niños o viejos o débiles. Tendidos en el piso, una línea los ataba de pies y manos.

“Pasa por arriba de ellos —ordenó el sicario al chofer—. El conductor, atónito, no podía creer lo que le pedían. ¡Que pases por arriba de ellos o te pongo ahí para que también a ti te lleve la chingada!, tronó el encapuchado. Hasta que pasó sobre la fila entera, detuvo el autobús. Lloraba con desesperación cuando el hombre de negro le pegó un tiro”. Después los criminales prendieron fuego al autobús.

El llamado comandante reunió a sus sicarios y les dijo: “Ya estuvo, traigan a los ganadores. Y trajeron a los cuatro o cinco que habían aniquilado a sus contrincantes con el mazo. Bienvenidos al grupo de Fuerzas Especiales Zeta, el otro ejército”. Y recibieron su primera orden como tales: —Entierren a los muertos.

Historias como esta se cuentan en San Fernando y quienes me las hicieron llegar, aseguran que están basadas en testimonios de quienes de milagro sobrevivieron o de victimarios detenidos y procesados. Como en la primera entrega, las partes que me parecieron brutales están entrecomilladas. Me angustia la posibilidad de haber reproducido un relato que sobredimensione la realidad. Pero los tamaulipecos que me escribieron, con los que hablé para corroborar el origen de sus mensajes, parecen ser gente de bien que clama porque esto lo sepa todo México, pues ya no soportan vivir más en el terror.


Instantáneas


1. ¿Y MEXICANA? Todo apunta a que va a la quiebra, quizás como parte de un encubrimiento al más alto nivel. Hay quienes argumentan que ni hablar, que es una empresa y que debe pagar así su ineficiencia. Pero se equivocan, esa quiebra tendrá un costo para el erario público. Según un estudio de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) será de al menos 3 mil 500 milllones de pesos. Y es que de irse a la quiebra, Mexicana no podrá pagar a sus acreedores y uno de esos acreedores es el gobierno, al que se le debe aproximadamente ese monto. Y tendrá, además, otros graves costos, sobre todo el del desempleo. Según ASPA, la quiebra de Mexicana afectará a unos 26 mil pequeños acreedores y cancelará 8 mil empleos directos y 200 mil indirectos.

2. CORRUPCIÓN. Las transas del ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, prevalecen ahora entre quienes quedaron en posiciones clave para cubrirle las espaldas. Uno de ellos es Martín Vázquez, quien fuera su secretario de Salud y hoy es diputado local del PRI y presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso oaxaqueño. El semanario El Correo de Oaxaca publica fotografías de hospitales inconclusos que, asegura, documentan un megafraude estimado en mil 800 millones de pesos. Revela, además, que Vázquez ha echado a andar con ese dinero público un buen número de negocios, sobre todo casas de empeño en el Istmo de Tehuantepec, que lo han convertido en un hombre muy rico.

3. MI INVITACIÓN a que me siga en twitter, donde podremos intercambiar información y opiniones. Mi dirección es @RaulRodriguezC


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

GRAN ANGULAR / Carbón, corrupción y muerte

Carbón, corrupción y muerte


Imagen



Después de la muerte de 65 mineros en la explosión de la mina carbonífera Pasta de Conchos ocurrida el 19 de febrero de 2006, se ha contabilizado a otros 48 en varios de los yacimientos de ese mineral que existen en Coahuila, sobre todo en los que operan al margen de las más elementales normas de seguridad. Esa cifra incluye a los seis rescatados hasta ahora en la mina de Sabinas que se colapsó el martes pasado.

Pasta de Conchos era una mina grande, con propietario identificado, el Grupo México de Germán Larrea. Éste —con la complacencia de autoridades locales y federales— abandonó los cuerpos de sus trabajadores en las entrañas de la mina y a los familiares a su suerte. Imagínese, entonces, lo que pueden esperar atrapados y familiares en uno de los muchísimos pequeños socavones que se conocen como “pozos” y que son reducidos túneles de 1.5 m de diámetro, tiros de 20 a cien metros y una vida de no más de nueves meses, donde los necesitados mineros de la región extraen carbón que venden a 70 pesos la tonelada, cuando el precio promedio en el mercado es de al menos cinco veces más.

Aquí le comentaba desde hace cinco años —a propósito de la tragedia de Pasta de Conchos— que en el fondo de desgracias como estas hay negocios millonarios, entre otros el del suministro de carbón a las enormes plantas generadoras de energía de la CFE.

Involucrados en la disputa por tan apetitoso pastel estarían los grandes consorcios beneficiarios de las privatizaciones mineras de Carlos Salinas, ostensiblemente el Grupo Acerero del Norte, de Alonso Ancira Elizondo y el Grupo México, de Germán Larrea Mota Velasco.

Aunque Larrea centra su poderío en la producción de cobre, ha buscado que sus minas carboníferas de Coahuila participen en el todavía deficitario abastecimiento nacional del carbón, necesario para operar plantas generadoras de la CFE. Pero Ancira no parece dispuesto a soltar por completo el negocio que hasta ahora controla. Aún asi quedan las nada despreciables migajas de los llamados terrenos libres. Me explico.

En 1992, durante el gobierno de Salinas, la explotación y venta de recursos minerales como el carbón se abrió al capital privado mediante el régimen de concesiones. Vigente desde entonces, la legislación establece que para explotar recursos carboníferos de esos terrenos libres, es decir, los no considerados dentro una concesión específica pero geográficamente cercanos a ella, no se necesita ser el propietario de ellos. Basta que el Consejo de Recursos Mineros autorice la explotación correspondiente. Al propietario se le puede hacer un pago único de 250 dólares por hectárea sin que quede la obligación de participarle ganancias por la explotación minera.

La Secretaría de Energía y el gobierno de Coahuila en este caso, ante la complacencia de la CFE, han tolerado cotos de corrupción que dejan en manos de coyotes este tipo de producción y venta del carbón.

La empresa Minera Carbonífera Río Escondido (MICARE) —que junto con Altos Hornos de México (AHMSA) es parte del grupo empresarial de Ancira — no sólo vende a la CFE carbón producido en sus minas, sino que controla a los medianos y pequeños mineros (estos últimos también llamados poceros) autorizados para explotar el carbón de terrenos libres. Pero el mineral que extraen sólo lo pueden vender a la paraestatal Promotora de Desarrollo Minero (PRODEMI) que, por disposición del gobierno de Coahuila tiene el monopolio de la compra de ese carbón, que después es revendido a CFE.

Entre quienes se dice que participan en el negocio están los panistas Diego Fernández de Cevallos y Antonio Lozano Gracia. Ambos han asesorado jurídicamente a Ancira, un hombre que para negociar con sus acreedores bancarios declaró a AHMSA en suspensión de pagos y mantuvo a la empresa en una larga huelga con el apoyo incondicional del hoy prófugo líder sindical Napoleón Gómez Urrutia.

Todo esto explica el pésimo estado de los socavones y la falta de seguridad para los mineros que, en esa región de Coahuila, no tienen más opciones de empleo. Laborar en tales condiciones es violatorio de la norma 32 de la Secretaría del Trabajo, cuyos inspectores de plano se hacen de la vista gorda.


Instantáneas

GUERRA SUCIA. El PAN la desató en el Edomex con un video (www.youtube.com/watch?v=OjwVjNiNvJ8) que acusa a Alejandro Encinas de apoyar al narco, no ser mexiquense, no reconocer a su propio hijo, ser instrumento de Enrique Peña Nieto e impedir el cambio. El video lo promueve Ulises Ruiz, aspirante perderdor a la candidatura del PAN, quien presiona así al candidato albiazul Luis Felipe Bravo Mena para que le dé posiciones en el equipo de campaña.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 5 de mayo de 2011

Manual para canallas / Señales de humo desde el infierno

Señales de humo desde el infierno


Imagen




Max llegó y pidió una Corona sin siquiera saludarme, sólo asintió con la cabeza. Lo observé y supe que algo no andaba bien. Uno acaba conociendo mejor a los amigos que a la propia familia. Así que no me ofendí porque se guardó el apretón de manos. “¿Qué pedo, wey?”, solté con sutileza

“Nada, nada”. Shales, ese cabrón parecía novia ofendida a la que le preguntas “¿qué tienes?” a sabiendas de que está molesta. “¿Y ahora qué te hizo tu vieja?”, suelo ser muy intuitivo. “Nada”, tomó la cerveza que le habían llevado y le dio un tremendo sorbo, “bueno, sí, ya me mandó a la chingada”. ¡Otra vez! “¿En serio? ¿Y ahora por cuantos días?”, fui sarcástico. Parecen chavitos de secundaria, que se enojan y se contentan, que se celan y se hacen chupetones en el cuello. “Creo que ahora sí es definitivo”, estaba más apesumbrado de lo habitual, “conoció a un tipo por internet”. Clásico, siempre habrá alguien mejor que tú en algún lado, que sólo está esperando la oportunidad de chingarte a la vieja. “Te lo dije, una mujer que se llama Pamela sólo puede estar destinada a hacerte sufrir”. Y sí, se lo había advertido. Pinches nombres zorrescos que les ponen los padres. Bueno, eso es un prejuicio, debo reconocerlo. Da lo mismo que se llame Casandra o Tamara e incluso Samantha. Una mujer está construida en serie y le insertan desde chavita el mismo chip que a todas. Por eso te miran con desconfianza e intuyen que lo único que deseas es llevártelas a la cama. Ya me imagino a las madres diciendo con tono serio “ya no hay hombres buenos, como tu padre”, aunque el culero de su jefe tenga un hijo fuera del matrimonio o aún frecuente a esa novia de la juventud que fue el-amor-de-su-vida. El caso es que Max, mi amigo, parecía apesumbrado por su Pamela. Yo sabía que tarde o temprano uno de los dos iba a acabar destrozado. A Pamela me tocó verla ebria, coqueteando con algún tipo en una fiesta mientras mi amigo iba por los hielos. Tampoco era un comportamiento extraño en una tipa que trabajó como hostess en una cantina disfrazada de restaurante.

-O-


Recuerdo que en una borrachera, Pamela me preguntó que si yo engañaría a su amigo. Puedo ser de lo peor, un pésimo hijo o un hermano poco solidario, pero hay códigos de honor que me gusta conservar intactos. “Nunca traicionaría a un amigo, ni siquiera por dinero o por viejas”, advertí. “Uy, pues que aburrido, no que muy canalla”, ella frotó su pierna con la mía. Chingaos, no es lo mismo ser un desmadre que ser un ojete. Aquella mujer podría ser el diablo, fumando con actitud estudiada y lanzando señales de humo, pero estaba demasiado buena la desgraciada. Eso sí, era maquiavélicamente cínica y muy segura de sí misma. También hubo una reunión en la que se dejó besar por una chica, en la cocina de mi departamento, y cuando se dio cuenta que las había visto se sonrojó un poco para luego reírse como tonta. En corto, minutos más tarde, trató de explicarme que ella no era bisexual ni nada parecido. “Conmigo no tienes que justificar nada”, atajé, “es a Max a quien estás acostumbrada a rendirle cuentas”. Me suplicó que no le fuera a contar nada a mi amigo. Claro que no le diré nada, “aunque sepa que lo amas porque tiene auto de año” y su padre es dueño de unas cuantas farmacias el-muy-avaricioso. Se ofendió cuando se lo dije, aunque sus besos siempre tendrán un precio. “Eres un idiota. Es más, has lo que quieras, ya no me importa”, estaba segura de que mi cuate le perdonaría todo. A mí me caga la gente chismosa, además de que mi amigo tampoco es un tipo muy honesto que digamos. Me consta que tiene suerte con las viejas y sale con dos que tres, aunque el jure que como-Pamela-no-hay-ninguna y crea estar enamorado. Para qué carajos se complican la vida. Por qué ese pinche afán de tener novia, de amarrarse a esquemas ya desgastados. Eso sí se lo repito a cada rato. Por qué esa necedad de reportarse por teléfono y estar cuidando que no te vayan a checar los mensajes de texto porque se arma un pinche drama. El punto es que Max se emborrachó prometiendo que no la iba a buscar y que cuando supiera quién era el otro wey lo iba a madrear. Aja y luego. Mis amigos suelen ser estúpidos. Yo sabía lo que seguía. Iría a buscarla, le haría una escenita y terminarían en el hotel. Ya había sucedido y seguiría sucediendo. “Ustedes dos acabarán casados”, traté de sonar apocalíptico. Y él muy imbécil me preguntó con esperanza: “¿Tú crees?”. Sonrió de una manera que me alarmó. Cada quien cava su propia desgracia. Bien dice Bukowski: “Hay suficiente traición, odio, violencia,/ necedad en el ser humano corriente/ como para abastecer cualquier ejército…/ y los que mejor odian son aquellos que predican amor”.

Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 4 de mayo de 2011

El bueno, el malo y el príncipe

El bueno, el malo y el príncipe


Imagen



La trama del fin de semana fue digna de película de Disney: hicieron santo al bueno, mataron al malo y se casó un príncipe que será muy feliz. Ganó el bien, perdió el mal. Así o más maniqueo.

Pero antes de seguir con los juicios de valor, un par de premisas sobre este ejemplo de lo bueno: la fe que cada quien profesa merece el respeto de todos y la práctica religiosa es una experiencia del ámbito privado. Es comprensible la veneración que muchos mexicanos otorgaron a la beatificación de Juan Pablo II, quien fue un líder espiritual muy comprometido con su feligresía y muy cercano a México por haber sido el país que por razones personales, pero también por cálculos políticos, fue al que más visitó durante su pontificado. Sin embargo, como jefe del Estado Vaticano y de la Iglesia católica, instituciones históricamente vinculadas al ejercicio del poder, el hoy beato Wojtyla tuvo en vida una dimensión pública y por lo tanto inevitablemente humana, con todos los errores y aciertos inherentes a esa condición, no obstante el dogma católico de que un Papa nunca se equivoca (infalibilidad papal).

De ahí que, en términos de la vida pública de Juan Pablo II, su beatificación quede abierta al veredicto de la historia en cuando menos tres puntos que atañen a creyentes y no creyentes: 1. Tuvo un papel protagónico en la caída del gobierno totalitario y anticlerical de su natal Polonia, y en esa ruta, con el derrumbe del régimen soviético en alianza con la política estadounidense, en esos tiempos dirigida por Ronald Reagan, artífice del neoliberalismo económico a ultranza, lo que ha afectado a millones de personas en el mundo; 2. Operó decididamente en México (al que con el PRI en el poder se dice que veía como un Estado totalitario que impedía la libertad religosa) para que se cambiara la Constitución, se reconociera jurídicamente a las Iglesias y se reanudaran las relaciones diplomáticas con el Vaticano; y 3. Toleró, aparentemente, prácticas pedófilas de sacerdotes, entre ellos el mexicano Marcial Maciel, respecto al cual difícilmente pudo haber ignorado sus torcidos procederes, ahora que sabemos que Joseph Ratzinger, quien fuera su prefecto para la Doctrina de la Fe y hoy es Papa, conoció y documentó las denuncias contra el fundador de los Legionarios de Cristo a grado tal que ya como Benedicto XVI lo inhabilitó del ejercicio sacerdotal y avaló el proceso de purificación de la Legión.

La beatificación, por lo demás, le vino muy bien a la Iglesia católica en momentos en que por doctrina y prácticas pierde fieles aceleradamente.

De Osama Bin Laden, la encarnación de todos los males a ojos del mundo occidental que lo acusa de ser el autor intelectual del sangriento atentado del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y otros no tan impactantes, pero no por eso menos aterradores, como los de la estación de Atocha en Madrid (2004) o los del Metro de Londres (2005), no hay que perder de vista, antes de sacar conclusiones, que el terrorista saudí es una creación de la CIA estadounidense que lo financió para que creara Al Qaeda y reclutara a los mujaidines que pelearon contra la invasión soviética a Afganistán a finales de la década de los 70 y principios de los 80.

Para evaluar su verdadera influencia en los tiempos que corren, no olvidemos las recientes rebeliones del mundo árabe, en las que millones de musulmanes exigen libertad y justicia, y que ya hicieron rodar a otras creaciones de la diplomacia y el espionaje estadounidense como Ben Alí en Túnez o Mubarak en Egipto, sin que hayan podido aún con el radicalizado sátrapa de Libia, Muamar Gadafi, en su momento el terrorista más repudiado por occidente. De ahí que Bin Laden y su perversa organización Al Qaeda estaban rebasados por la historia, era un fracaso político aun a ojos de las naciones árabes musulmanas para las que reivindicaba un gran califato. Así que ya no servía ni a los que lo crearon ni a los que eran los supuestos beneficiarios de su lucha.

Un comando de fuerzas especiales, los Navy Seals, lo encontró en Pakistán, lo copó y lo mató, nos dicen. Pero casi tan grotesco como el hombre, fue el modo en que estos agentes —que seguramente operan con la sofisticación de Jack Bauer y los otros protagonistas de la serie 24 que tanto admira y disfruta, dicho por él, Felipe Calderón— se llevaron en secreto el cuerpo a Afganistán y después, también muy en secreto, lo arrojaron al mar. Justicia llamó Obama al asesinato de Osama, lo que no es cierto. Justicia es un proceso debido, un juicio, una audiencia, un tribunal, un defensor. Aquí, si operó la ley, fue la del Talión: ojo por ojo, diente por diente, la misma que inspiró la actuación de Bin Laden.

Del príncipe Guillermo del Reino Unido y su boda con una plebeya de la que se ve muy enamorado, se puede decir que los ingleses ratificaron la permanencia de la monarquía y seguramente serán muy felices.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 2 de mayo de 2011

GRAN ANGULAR / La mafia de las patrullas

La mafia de las patrullas

Imagen




La Comisión de Seguridad Pública de la Asamblea Legislativa del DF, que preside el panista Carlos Alberto Flores Gutiérrez, denunciará hoy malos manejos por montos millonarios en la renta y compra de patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, que podrían involucrar a su titular, Manuel Mondragón y Kalb, y al oficial mayor, Arturo Clares Martínez.

De acuerdo con el contrato multianual administrativo SSP/BE/ARR/574, la SSPDF optó en 2010 por rentar mil patrullas y mil motocicletas por un lapso de 36 meses, con el argumento de que resulta más barato arrendarlas que comprarlas.

Un análisis de costos realizado por empresas de la propia industria automotriz determina que se pagó un millón 23 mil pesos de renta por cada patrulla, es decir, mil 23 millones de pesos por las mil.

Resulta, sin embargo, que por la compra de una patrulla de las mismas características, por ejemplo en la delegación Miguel Hidalgo, que encabeza Demetrio Sodi, se han pagado 320 mil pesos, lo que significa que la compra de mil bien pudo haber salido en 320 millones de pesos, esto es, 680 millones de pesos menos que lo pagado por rentarlas. Aun si la adquisición fuera como la que hizo la delegación Iztapalapa, con Clara Brugada al frente, el costo total sería menor, ya que esa demarcación pagó 420 mil pesos por unidad, de manera tal que las mil hubieran salido en 420 millones de pesos.

El caso de las motos anda en rumbos similares: por la renta de cada una se pagarán 216 mil pesos por 36 meses, es decir, 216 millones por las mil, cuando el costo de compra por unidad en la India (país donde se fabrican) es de 15 mil 950 pesos y aquí es de 33 mil pesos.

De acuerdo con lo que se pudo investigar de estas operaciones con notable sobreprecio, la SSPDF está comprando en estos momentos otras 200 patrullas, lo que desmiente el argumento de que es mejor rentar para abatir costos.

La empresa que aparece como proveedora de las patrullas rentadas es Grupo Inbursa, de Carlos Slim, aunque la investigación del diputado local Flores Gutiérrez ubicó unidades en una planta industrial de Ecatepec de la empresa Global Truck que es, a su vez, de la concesionaria de Chrysler Grupo Automundo. En esa misma hay unidades de las patrullas que la policía capitalina rentó en 2007 y que, al vencer el contrato, regresaron a quien las rentó.

¿Qué quiere decir esto? Que el grupo Chrysler y sus concesionarias son las principales beneficiarias de operaciones de la SSPDF y que de acuerdo con cálculos conservadores, esa empresa estadounidense le ha vendido o rentado de 2005 a la fecha, más de mil 600 millones de pesos mientras que Ford, por citar un ejemplo, sólo ha hecho operaciones por 150 millones de pesos.

Este es el fundamento de la denuncia que la empresa Promotora Mexicana Grupo México (Progrumex), dedicada a la integración de patrullas y ambulancias (llamados carroceros en la industria) presentará por prácticas monopólicas en la Comisión Federal de Competencia y el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Por lo que toca a las concesionarias de Chrysler más beneficiadas, están Grupo Automundo, de Arturo Brimberg, y Grupo Polanco, de Pablo Casas, que son las mismas que vendieron patrullas con sobreprecio al SAT y a la Policía Federal según le documenté en este espacio en meses pasados. Las patrullas de marras, por si algo faltara, son fabricadas en EU, lo que desplaza a las armadoras instaladas en México.

Toda esta información se obtuvo gracias al INFODF, mecanismo de acceso a la información pública que ordenó la apertura de datos y contratos en los que aparecen las firmas de Arturo Romero Zertuche, director general de Recursos Materiales, y de Darío Chacón Montejo, subsecretario de Operación Policial, que documentan una operación que, por su tamaño, difícilmente es desconocida por el oficial mayor y el secretario.


Instantáneas

1. FRICCIONES. El Senado finalmente aprobó la semana pasada la reforma política que dota de más poder a los ciudadanos pero los diputados decidieron congelarla. Para los cercanos al senador priísta Manlio Fabio Beltrones el bloqueo de la reforma es obra de los legisladores del grupo del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto. Detrás está la búsqueda de la candidatura del PRI a la Presidencia.

2. MI INVITACIÓN a que me sigan en el twitter para intercambiar información y opiniones. Mi dirección es @RaulRodriguezC.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico