jueves, 30 de junio de 2011

Manual para canallas / Alguna canción lluviosa

Alguna canción lluviosa


Imagen



Llevaba como una semana revolviéndome en la cama, pensando en proyectos que no he materializado, aguijoneado por los recuerdos de ciertos besos que no volverían a ser míos. Mal karma para alguien que desconfía del amor.

Si bien nunca he sido un tipo tranquilo y tiendo a la mala vida, tengo épocas bastante intratables: duermo poco, trabajo mucho y pienso demasiado. Y eso equivale a tomar un atajo hacia el manicomio. Es lamentable que pase mis noches en vela, sin compañía, abandonado a merced de esa jauría que son mis defectos. Aún así, me he vuelto demasiado selectivo. Recién me llamó Liliana, en horas de trabajo, para decirme que me extraña de vez en cuando. "No estoy de humor para escuchar pendejadas", solté sin reflexionar un poco. Quizá hubiera sido preferible que se diera una vuelta por la casa esa noche y que llevara una botella de vino tinto. También pude pedirle que me devolviera mi playera de Los Killers que se llevó puesta "sin querer". Pudo más mi soberbia. Colgué sin despedirme. Seguro que me maldijo. Pero yo tenía otras preocupaciones. Como lo culera que se está poniendo la vida diaria, en este país con un gobierno insensato y criminales sin asomo de piedad. Como irme a emborrachar y jugar dominó con mis cuates, para entretener a mis ansias de lanzarme por la ventana.


-O-



Mis amigos hablaban de El cisne negro y discutían sobre la calidad de la película. Cuando quieren son unos mamones. Traducido: todo el tiempo lo son. No sé qué carajos hacía invirtiendo mis horas con tipos tan pedantes. Parloteaban como si fueran expertos en todos los temas. Aún así los tengo en alta estima. "¡Qué bueno que nos quieres!", seguro dirán. Mi cuate Armando besó a su novia. Carlos dio una calada antes de comentar que "es una película pretenciosa, con muchas deudas hacia otros directores". Entonces Manolo protestó: "Cálmate wey, lo que pasa es que no apreciaste las subtramas". Que pinche weba. "Ya, cabrones, mejor hay que pedir el dominó", sugerí. "Espérate otro ratito", replicó Carlos. Bebí un sorbo a mi vaso de ron y me maldije por haber aceptado salir ese día. Desde la rockola escapaba una rola de Coldplay, mientras una chavita guapa seleccionaba más canciones y llevaba el ritmo con la cadera. La Giralda tiene su encanto, aunque alguna de mis amigas se pusiera fresa y dijera alguna vez que es una "cantinucha". Yo no he conocido una rockola más completa en toda la ciudad. Por ello, y por el buen trato, es que siempre regreso. Cuando llegó mi turno seleccioné una rola de Joaquín Sabina, otra de Los Prisioneros y algo de Jamiroquai. La congruencia nunca ha sido lo mío. Volví a mi mesa. En cuanto terminó "Siete crisantemos" un señor de la mesa contigua me felicitó "por esa bonita melodía, joven, nunca la había escuchado. Lástima que hable de desamores, porque la nostalgia es un animal rabioso que no deja de ladrar". Intenté sonreír y sólo esbocé una mueca que compensé levantando mi vaso en señal de "salud". En definitiva, Sabina hace canciones tan lluviosas como la melancolía: Lo bueno de los años es que curan heridas,/ lo malo de los besos es que crean adición;/ ayer quiso matarme la mujer de mi vida,/ apretaba el gatillo... cuando se despertó.



-O-



En la mesa, mis cuates cambiaron de tema. Discutían de futbol. Me preguntaron mi opinión. "La neta es que yo ya me voy", respondí. "Aguanta, cabrón, ya vamos a pedir el dominó", argumentó Armando mientras abrazaba a Nayeli. "Ha sido una semana jodidamente pesada", pretexté y finalmente me largué mucho a la chingada. Tomé un taxi justo cuando un par de patrulleros me miraban de manera sospechosa. Llegué a mi departamento y llamé por teléfono a Mireya, pero sólo sonó una maldita contestadora. Seguro estaba en la cama con alguien más idiota que yo aunque también con más varo: quizá el wey hasta es simpático o él sí la trata como una princesa. Encendí el televisor y en MTV pasaban un video de Enrique Iglesias y Pitbull. Me cai que es más divertido el Guitar Hero en mi Xbox. Le cambié y en otro canal igual de patético hablaban de un famoso que es bipolar. Casi todo mundo es bipolar. Eso ya ni es noticia. Mejor apagué el aparato. Tomé la guitarra y canté partes de una rolita que apenas estaba escribiendo y que habla de una chava que cultiva cactus en su traspatio. Chale, a veces soy más patético que mis amigos. Otra noche escribiendo tonterías, esperando que se acabe este desmadre de sentirme igual que un pordiosero durmiendo junto a un banco extranjero. Lo dicho, cada madrugada, cada día, me vuelvo más imbécil. Sería mejor buscar un trabajo de velador o sacaborrachos en un teibol. Al menos me pagarían por hacerme pendejo. Y no estaría allí, esperando que alguna vieja me sacara del encierro. Para colmo mis historias convencen cada vez menos a mis editores. Lo bueno es que mis lectores son más pacientes. Ya llevo mucho prometiéndoles un libro y no se desesperan. Creo que bebo demasiado y la pinche lluvia provoca más tristeza. En definitiva, me buscaré otro trabajo y no será de sonriente empleado del McDonalds. Tal vez sea mejor poner un negocio o codearme con banqueros y estafar al prójimo. No, eso no. No tengo espíritu de sinvergüenza. Ya soy un perro viejo que no podría aprender nuevos trucos. Ya bastante hago con esta suerte de prestidigitador que es escribir destellos cada jueves. Y no siempre traigo el filin a flor de piel, ni las musas vacacionan en mi balcón.

Roberto G. Castañeda
Manual de los canallas

El Gráfico

GRAN ANGULAR / Juegos y Sorteos: la cueva de Alí Babá

Juegos y Sorteos: la cueva de Alí Babá

Imagen




El lunes 13 de junio le informaba aquí que el jueves nueve auditores de la Secretaría de la Función Pública habían tomado el control de la Dirección de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, ya que todo su personal estaba bajo sospecha de corrupción. Antes de ayer, 27 de junio, fuentes cercanas a la auditoría informaron a este reportero que por el cochinero encontrado serán cesados e inhabilitados los cuatro subdirectores y que pende de un hilo la directora.

Los funcionarios que quedarían inhabilitados son: Christhian Pérez Rivera, de Autorización de Permisos; Claudia Bazán Zamudio, de Operación y Logística; José Florentino Méndez Navarro, de Asuntos Jurídicos; Luis Alfonso Cervantes Vergara, de Inspección y Vigilancia; y Raymundo de la Torre, de Espectáculos y Sorteos en Vivo.

Se trata de un grupo que, en su mayoría, vino de Guadalajara cuando el 1 de diciembre de 2006, el ex gobernador de Jalisco y hoy diputado federal Francisco Ramírez Acuña fue designado por Felipe Calderón, secretario de Gobernación. Pero su verdadera lealtad, apoyo y protección se la deben a Abraham González Uyeda, quien llegó como subsecretario de Gobierno con su amigo y socio Ramírez Acuña, después de ser su secretario de Promoción Económica y secretario de Administración en el gobierno de Jalisco.

De la gestión de González Uyeda —próspero ganadero y dueño de la empresa Leche Doble Cero, actualmente asesor del gobernador Emilio González Márquez— data la proliferación de “casinos” ilegales y la expedición de permisos falsos para casas de juego que le he documentado en este espacio (¿Licencias falsas? 08/09/2010).

El entonces subsecretario González Uyeda designó como jefe de la Unidad de Gobierno a Felipe Delgado y como director de Juegos y Sorteos a Roberto Correa Méndez, quien actualmentre es abogado de uno de los permisionarios que estarían operando con una licencia falsa. Para Delgado y Correa Méndez operaban los funcionarios que desde el lunes pasado ya no pudieron regresar a sus oficinas, puesto que —de acuerdo con las auditorías— encubrían a violadores del reglamento, beneficiaban ilegalmente a permisionarios, vendían información sobre operativos o alargaban procesos.

El diputado Ramírez Acuña, recordará usted, fue quien destapó anticipadamente las aspiraciones presidenciales de Calderón, quien en ese momento era secretario de Energía de Vicente Fox. En el grupo de apoyo del hoy inquilino de Los Pinos estaba González Uyeda, incluso, aseguran algunos, aportando financiamiento para la precampaña, lo que le valió la designación como subsecretario de Gobernación, cargo que conservó durante las gestiones de Juan Camilo Mouriño y un breve tramo de la de Fernando Gómez Mont. Pero sus hombres de confianza en Juegos y Sorteos terminaron la gestión de Gómez Mont y continuaron en la de Francisco Blake.

La directora María Guadalupe López Mares, aseguran las fuentes consultadas, tiene una amistad directa con Calderón, de quien fue compañero, precisan, desde la primaria o la secundaria. Sin embargo, fue copada por el grupo de Guadalajara, que poco la ha dejado hacer para detener la corrupción en Juegos y Sorteos que apenas empieza a emerger con la auditoría practicada por la Función Pública.


Instantáneas

1. SOSPECHAS. El 9 de marzo pasado, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y José Luis Luege inauguraron en Ixtapaluca una planta de bombeo. Calderón aseguró en la ceremonia —basado en información de su director en la Conagua— que con esa obra no habría nunca más inundaciones catastróficas; y Peña Nieto dijo que tal riesgo se reduciría de manera sustancial. Pero un mes y una semana después, la planta fue incapaz de evitar la inundación de viviendas e inhabiltación de la autopista a Puebla provocada por la ruptura de diques del canal de La Compañía. Y el lunes pasado se repitió la historia en Nezahualcóyotl, Ecatepec e Iztapalapa. ¿Se hicieron o no las obras?, ¿qué falta por hacer?, ¿por qué nos toman el pelo? Puras promesas demagógicas.

2. ¿DISTRACTOR? La PGJDF consignó al policía federal que el pasado 17 de junio disparó contra dos jóvenes por los rumbos de La Merced (Circunvalación y Uruguay). Uno de ellos murió en el hospital. El agresor —quien declaró que les disparó porque le mataron a un familiar— fue detenido en el lugar de los hechos por policías preventivos que le encontraron una cartulina que pensaba dejar con el siguiente mensaje: “Gobierno del DF y señor Calderón, limpien la ciudad de ratas y secuestradores o lo haremos nosotros, Batallón de la Muerte”. ¿Ante qué estamos?, ¿sólo será una maniobra distractiva?



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 24 de junio de 2011

GRAN ANGULAR / Diálogo por la paz o monólogo por la guerra

Diálogo por la paz o monólogo por la guerra

Imagen



No fue ayer la primera vez que Felipe Calderón se sentó con las víctimas de su guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, ni se percibe que lo haya hecho como un natural ejercicio de diálogo con sus gobernados que es práctica fundamental de cualquier democracia.

El 21 de agosto de 2008, con la sociedad impactada por el secuestro y asesinato del joven Alejandro Martí, reunió a todos los gobernadores, al gabinete en pleno y a representantes de organismos no gubernamentales para firmar un Acuerdo Nacional por la Seguridad que generó 75 compromisos hoy en el olvido.

El 17 de noviembre de ese mismo año convocó a reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, donde Alejandro Martí, padre de la joven víctima, le dijo a él y a los gobernadores: “Si no pueden, renuncien”. Pero más temprano que tarde se apagó lo que entonces parecía un despertar de la ciudadanía organizada para exigir seguridad para sus personas y bienes.

Ya en medio de la violencia desatada por la guerra contra el narcotráfico, conmocionó la noticia de la mataza de 14 jóvenes en una fiesta de la colonia Lomas de Salvárcar de Ciudad Juárez ocurrida el 31 de enero de 2010. Calderón, de bote pronto, sugirió entonces que los jóvenes tenían que ver con el crimen organizado. Las evidencias mostraron que no era así y a Calderón se le vino el mundo encima. Los primeros días de febrero de ese año fue a Ciudad Juárez a disculparse, a recibir las reclamaciones de los familiares de las víctimas y a anunciar una estrategia integral que aún no deja ver resultados.

Ayer acudió al castillo de Chapultepec más obligado por las exigencias del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad que encabeza Javier Sicilia, cuyo hijo Francisco Javier fue asesinado con unos amigos en Cuernavaca el pasado 23 de marzo, que por la sana práctica de dialogar con algunos de sus gobernados. Organizaciones civiles y líderes que se han sumado a él tras el crimen y dos caravanas acompañaron al poeta con un costal cargado de dolor, de cientos de testimonios de las injusticias de esta guerra.

Lo que ahí se le reclamó puede sintetizarse así:

1. Una disculpa pública por los 40 mil muertos de la guerra; 2. Castigo a los responsables de muertos y desapariciones; y 3. Freno a la guerra hasta cambiar la estrategia con que se combate al narcotráfico.

Calderón sabía a lo que iba y llegó, por lo que pudo apreciarse, con un discurso claro y bien eslabonado, del que puede destacarse lo siguiente:

1. Disculpas sí, pero por no haber podido evitar la muerte de las víctimas, no por enfrentar a los criminales que las mataron; 2. Disposición a cambiar la estrategia de la guerra siempre y cuando se le ofrezcan alternativas viables; y 3. Rectificar errores pero con la convicción de que “echarse para atrás ahora no traerá la paz”.

Hubo momentos en que Calderón se exaltó ante las reclamaciones de representantes de madres agraviadas, indígenas desplazados, empresarios extorsionados y viudas y huérfanos de soldados y policías caídos en la lucha. En algunos momentos tanto, que él mismo reconoció haber hablado de más.

Un ejemplo de esto último fue cuando Sicilia le recriminó el ridículo que se hizo con la detención de Jorge Hank Rhon. Reveló que no había sido informado de la operación, lo que mucho le molestó y dio lugar a que aplicara medidas disciplinarias que no precisó y que hasta ahora no se conocen. Sin embargo, no aceptó que el gobierno y el Ejército hubieran hecho el ridículo ya que, contra la resolución de la jueza que dictaminó el caso, había evidencias de un delito, el de acopio de armas.

Y así las cosas, el tema dio lugar a que hablara de la corrupción de algunos jueces y a señalar que él sabía cuánto les daba de sus nóminas la delincuencia organizada, pero que no podía proceder contra ellos hasta que tuviera pruebas contundentes.

De manera que Calderón llegó con una amplia gama de argumentos en favor de la continuación de la guerra, no por cierto encaminadas a la paz. De cualquier manera debe valorarse que por lo menos se habló, en un ejercicio más que ojalá no termine en la nada, como los otros. Todo indica, por desgracia, que el diálogo se diluirá y no avanzará porque Calderón no entiende o no quiere entender: nadie le pide ni le ha pedido que deje de cumplir con su deber, que deje de enfrentar a la criminalidad con la fuerza del Estado. Lo que se le recrimina es la manera en que lo ha hecho, mediante el enfrentamiento abierto, sin más. Y se le reprocha porque el resultado, hasta ahora, es la ruptura del tejido social, el afincamiento de la cultura de la violencia y la confrontación, y el debilitamiento institucional, mientras que el negocio del narcotráfico sigue floreciendo, el consumo de drogas en aumento y la gente sometida por el secuestro, la extorsión, el robo y el homicidio.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 23 de junio de 2011

Manual para canallas / Cupidos con pésima puntería

Cupidos con pésima puntería

Imagen



Ella se levantó un poco mareada, con un amargo sabor en la boca, queriendo que sus mañanas fueran menos opacas. Magali fue al baño, sintió náuseas y la acosaron un par de arcadas de pura bilis. Se miró en el espejo y descubrió tormentas en sus ojos

Flechada por un cupido con alma de burócrata, Magali hubiera querido tramitar su renuncia a ese amor insensato que le provocaba insomnios, malas noches añorando las caricias lejanas. Una vez más se había enamorado como idiota, del más imbécil de todos. Sí, de aquel imbécil que le ocultó que era casado. Estúpidamente, ella no estaba dolida porque él tuviera esposa, sino porque le había mentido. No podía creerlo, no de aquel tipo que le juraba que la amaba cada que tenía ganas de llevársela a la cama. Cuando ella lo encaró, él sólo recitó silencios. Y ella que buscaba aunque fuera un abrazo tierno, únicamente encontró desconsuelos. Su “amor” ya no pudo negarlo, pero le juró que ya no quería a su mujer, que ya la iba a dejar, como si fuera el guión de una película que todos han visto. Ella se fue llorando. Él no hizo por detenerla o abrazarla y reconfortarla. Hubiera querido odiarlo y decirle que era un cobarde, pero se engañaba ella misma porque sólo con escuchar su voz se cimbraría su corazón anestesiado. Y así fue, luego de unos días se reencontraron. Y él juró, luego de un orgasmo, que nada los separaría. Magali seguía enamorada. Pero ella qué sabía de esa frase lapidaria: el amor es un hotel de paso el Día de San Valentín. Ella qué sabía de cupidos con pésima puntería. Magali se sabía de memoria la llamada que curó su ceguera: “No sé quién seas, pero te advierto que Miguel es casado. Yo soy su esposa y él no me va a dejar por cualquier puta como tú”. Luego le colgaron. Hubo otras llamadas, de distintos números. Cuando le reclamó a Miguel no hubo dudas. El muy cretino juró que ya hasta dormían separados, que sólo necesitaba tiempo para divorciarse. Magali no dudo en creerle. Su mejor amiga, Paola, no se anduvo con rodeos y le aconsejó que lo mandara a la chingada. Pero Magali se aferró a su necesidad: “Es que me juró por su madre que sí la va a dejar”. La mentira se sostuvo unos meses más. Hasta que un día el dejó de buscarla. Ella lo llamó por teléfono algunas ocasiones, pero él sólo recitó silencios. La última vez que platiqué con Magali aún tenía esperanzas. “¿Crees que ya no me ama?”. La noté más delgada, un tanto descuidada. “No seas pendeja, y perdona mi falta de sutileza, pero a ese wey le vales madre”. Hay mujeres que se aferran a nunca estar solas. Y cuando sucede se encuentran desconcertadas. “Pero yo sí lo amo”, musitó. A mí me dio mucha weba y le receté una franqueza: “Tú no estás enamorada, sólo estás enculada y tienes el orgullo destrozado”. Se contuvo para no llorar. Sospecho que mis amigas ven demasiadas telenovelas.


-O-




Por las mañanas, Magali era un muñeco vudú despeinado. Por las tardes era un océano de incertidumbres. Por las noches navegaba en insomnios, escribiendo cartas sin destinatario: “Ya invoqué la tempestad. Ya ejecuté la danza de los vientos en mi azotea. Espero que navegues de regreso, con buena brújula. También encendí una veladora para que guíe mis desconsuelos. Y brinde en honor a las ausencias. Lo demás lo dejo a capricho del más arrogante de los dioses. Hágase su voluntad”. Y su cuaderno de notas parecía un instructivo para mujeres solas, para almas desahuciadas que buscaban calma y sólo se inmolaban con el fuego de la melancolía. Y las canciones sonaban tenues en la computadora, mientras sus amigas “facebookeaban” tonterías. Los Bunkers no tenían las respuestas que ella buscaba, tampoco Enjambre y mucho menos Los Daniels o Zoé. Buscó consuelo en Los Caligaris, lloró con “un osito de peluche de Taiwan” y añoró las tardes en que Los Cadillacs le parecían alegres. No, en definitiva, las canciones no curaban nada. Sus días eran luto obligado, las noches un insomnio constante. Y no había poesía que reconfortara sus desvelos. “Sentada he esperado, luego andaré lento... pretendiendo escuchar tu voz que llama y quema... quizá no habrá mañana al doblar la esquina, tal vez no llegará el tranvía que esperas mientras yo me alejo con las manos en los bolsillos y el alma en el vacío”, leyó en algún lado y se apropió de esas palabras y las releyó con calma, mientras la angustia carcomía sus ansias. Tanto adiós la abrumaba. Tanta ausencia de caricias le inyectaba amargura. Los lunes y los martes, Magali ganaría el Oscar a la tristeza. Miércoles y jueves la nominarían en drama. Pero al final de la semana nunca habría premios, ningún reconocimiento. Pero ella brindaba por las batallas perdidas, a veces con vodka y otras con ginebra. Y mientras más bebía, la reina de la ginebra se daba ánimos y marcaba a ese teléfono que ya respondía “el número que usted marcó ha sido cambiado”. Cupido es un buzón telefónico que repite la misma frase y se cura las migrañas con tu desaliento.

Roberto G. Castañeda

Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 22 de junio de 2011

GRAN ANGULAR / Ánimos represivos

Ánimos represivos

Imagen




En su afán de arrebatarle puntos de las preferencias electorales en el estado de México, Luis Felipe Bravo Mena ha dicho reiteradamente que Alejandro Encinas permitió como jefe de gobierno de la ciudad de México, y por órdenes de Andrés Manuel López Obrador, el bloqueo de Reforma y otras céntricas avenidas —desde el Auditorio Nacional hasta el Zócalo— que, afirma el candidato panista, irritó, afectó y lastimó a miles de mexicanos en agosto de 2006.

La lectura que Bravo Mena hace de aquellos acontecimientos es parcial y, por supuesto, mal intencionada. Para muchos capitalinos, es cierto, el colapso de Reforma fue objeto de repudio y malestar, pero para otros tantos fue la única manera de dar salida, sin excesos violentos, al malestar ocasionado por los resultados de una elección llena de sospechas.

El bloqueo, que inició el domingo 31 de julio de 2006, un mes después de las elecciones presidenciales, exigía el recuento de los votos. Ante la protesta, el gobierno de Vicente Fox insistió al jefe de gobierno del DF que lo retirara. Pero Encinas estaba entre la espada y la pared ya que su militancia lo identificaba con la protesta. Aun así, con una creciente presión ciudadana encima, maniobró para que AMLO y sus seguidores la flexibilizara. Y lo consiguió: el 20 de agosto el plantón fue levantado parcialmente en tres glorietas de Reforma para facilitar el siempre desquiciante tránsito de un regreso a clases.

Pero la protesta seguía y las posibilidades de que cesara se diluyeron cuando el 5 de septiembre el Tribunal Electoral dictaminó que Fox y algunos grupos de poder violaron la ley —sólo tantito, no lo suficiente para anular los comicios— y declaró Presidente electo a Calderón.

Encinas, sin embargo, siguió la negociación para poner fin al plantón y aceleró el paso conforme se acercaban los festejos de la Independencia: el Grito en el Zóclao y el desfile militar. Fue en vísperas de esos eventos que intensificó contactos con los secretarios de Gobernación Carlos Abascal y de la Defensa, Gerardo Clemente Vega, negociaciones ésas de las que estaba enterado Vicente Fox quien, a su vez, se negaba a dejar el Zócalo en manos del lopezobradorismo y permitir que AMLO diera ahí el llamado Grito de la resistencia.

Fue a esas negociaciones a las que se refirió Encinas el jueves pasado en una entrevista televisiva con Joaquín López Dóriga y ése el contexto en el que Abascal, según reveló, “recibió una llamada de Felipe Calderón (ya Presidente electo por decisión del Tribunal) pidiéndole que reprimiera y levantara el movimiento”; a lo que el hoy fallecido secretario de Gobernación le contesó: “Felipe, tú todavía no eres el Presidente de la República y mientras no suceda eso, aquí se tomarán las decisiones”.

Abascal ya no está aquí para avalar o desmentir el dicho de Encinas, pero hay personajes vivos que sí podrían hacerlo y hechos registrados de los que se infiere que así pudo haber ocurrido. Entre los hechos pueden mencionarse las repetidas ocasiones en que el general-secretario Gerardo Clemente Vega le dijo a Fox que nunca más el Ejército sería lanzado contra la población civil a menos que se le ordenara por escrito; y, por supuesto, los resultados de la negociación que derivaron en que Fox se fuera a dar el Grito a Dolores Hidalgo, Encinas y no AMLO lo hiciera en el Zócalo capitalino y que el plantón se levantara totalmente para abir paso al desfile militar del 16 de septiembre.

Fue crucial —explicó Encinas a este reportero— el papel desempeñado por el general Vega que, junto con Fox son los personajes que podrían avalar o desmentir el dicho del ex jefe del gobierno capitalino que tanta irritación causó en Los Pinos y que llevó a la vocera Alejandra Sota a declarar que “es absolutamente falso que el presidente Calderón haya pedido represión alguna”, lo que también podrían avalar o desmentir los referidos personajes.

Lo cierto es que el Ejército está hoy desplegado en las calles para guerrear contra el narcotráfico y de paso listo para reprimir la protesta social con el aval de modificaciones legales (Ley de Seguridad Nacional) que Calderón presiona para que las apruebe el Congreso.


Instantánea

REVÉS. Esta columna fue espacio de una serie de asertos, réplicas y contrarréplicas (14, 19 y 23 de julio de 2010) sobre el uso abusivo que ha dado Javier Lozano a la “toma de nota” a los sindicatos. La Corte resolvió el lunes pasado que la Secretaría del Trabajo no puede validar o anular la elección de la dirigencia de un sindicato. El ministro presidente Juan Silva Meza precisó: “Ni siquiera en el caso del registro sindical, cuando recién se constituye un sindicato, tiene la autoridad administrativa o facultades para autorizar o aprobar, menos aún para negarse a reconocerlos, salvo que se incumplan formalidades muy sencillas estipuladas por la ley”. Ni modo, señor secretario.


Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico

lunes, 20 de junio de 2011

50 acciones para el Renacimiento de México

50 acciones para el Renacimiento de México


Imagen


Discurso de Andrés Manuel López Obrador




Amigas y amigos:

Es un hecho trascendente presentar el día de hoy el Nuevo Proyecto de Nación para lograr el renacimiento de México.

Casi todos los mexicanos sabemos que nuestro país padece de una grave crisis en todos los órdenes de la vida pública. Hay desempleo, migración, carestía, corrup­ción, impunidad, inseguridad, violencia, pérdida de valores, temor, tristeza y des­encanto.

Ante esta amarga realidad, afortuna­damente muchos mexicanos sostenemos que podemos frenar la decadencia, garan­tizar el bienestar y la felicidad del pueblo y darle una nueva viabilidad a la Nación.

Nuestro optimismo parte del conoci­miento que tenemos de las causas que originaron la actual tragedia nacional. Para nosotros la crisis de México se debe al predominio de un grupo oligárquico, que se conformó durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, mediante la entrega a particulares, nacionales y extranjeros, de los bienes de la Nación y del pueblo.

Desde entonces, al amparo de la llama­da política neoliberal de privatizaciones y saqueos, esta minoría no sólo ha venido acumulando riquezas de manera obsce­na, sino que se ha situado por encima de las instituciones y son los que realmente mandan y gobiernan el país.

Como es obvio, esta concentración desmedida de poder económico y políti­co ha provocado el empobrecimiento del pueblo, la ruptura del pacto social y de la tranquilidad pública.

De modo que sabemos dónde se loca­liza el problema y qué debe hacerse para remediar los males que impiden a México transitar por la senda del progreso, la jus­ticia y la paz.

De eso trata, precisamente, el docu­mento que hoy se ha presentado. De este proyecto extraigo 50 acciones indispensa­bles para la regeneración nacional.

1 En primer lugar, es ineludible derrotar a la oligarquía en el terreno político y por la vía pacífica para establecer en México una verdadera democracia, un gobierno del pueblo y para el pueblo.

2 Debe crearse una nueva legalidad con apego absoluto a la Constitución. Los ordenamientos y derechos consagrados en la Constitución se acatan pero no se cumplen. La Constitución se respeta en la forma, pero se viola sistemáticamente en el fondo. Por eso es necesario que el Poder Judicial garantice el cumplimento de las leyes y la impartición de la justicia, porque en la actualidad sólo sirve para legalizar abusos y despojos que cometen los pode­rosos. Nunca habrá democracia si no hay justicia para todos.

3 En los hechos, la mayoría de los once ministros de la Suprema Corte de Jus­ticia de la Nación han sido nombrados por Salinas, Fox, Calderón, Diego Fernández de Ceballos y Manlio Fabio Beltrones y a ellos obedecen. Por esa razón, promove­remos una reforma constitucional para elegir democráticamente a los ministros de la Corte, para lograr que este tribunal recupere su independencia, se ponga real­mente al servicio del pueblo y de la Nación y se cumpla el criterio de que nada debe ser al margen de la ley y nadie debe estar por encima de la ley.

4 Se llevarán a cabo las reformas legales necesarias para que el Presidente de la República se someta al principio de la re­vocación del mandato. Al cumplirse tres años, se hará una consulta para que la gente decida si continúa o no en su cargo. El pueblo es soberano: así como otorga un mandato, puede retirarlo. El pueblo pone y el pueblo quita.

5 Respetaremos la libertad de expresión y de credo religioso. El gobierno se con­ducirá bajo criterios de diálogo, cumpli­miento de los compromisos, tolerancia, pluralidad, diversidad y transparencia.

6 Cuidaremos el prestigio de las fuerzas armadas, garantes de la integridad del territorio y la defensa de la soberanía. Gra­dualmente se retirará el Ejército y la Mari­na del combate al narcotráfico y no se les utilizará para resolver conflictos de orden social o para suplir la incapacidad del go­bierno civil, mucho menos para reprimir al pueblo.

7 Mantendremos una relación de respe­to con todos los pueblos y gobiernos del mundo. Haremos valer los principios de no intervención, la autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de los conflictos. Recuperaremos el prestigio que históricamente habíamos mantenido en América Latina y en el concierto de las naciones.

8 La relación con los Estados Unidos se fincará en el respeto a la soberanía y en la cooperación para el desarrollo. Nuestra frontera común de 3 mil kilómetros repre­senta un desafío y una oportunidad para ambos países, pero sin militarización, in­tervencionismo, ni muros que nos dividan y confronten. Debe revisarse el Tratado de Libre Comercio. En la agenda bilateral más que la cooperación de carácter militar, de­ben estar los temas del crecimiento econó­mico y la generación de empleos en México para enfrentar las causas que originan el fe­nómeno migratorio. Así como la protección de los derechos humanos y laborales de nuestros compatriotas que por necesidad cruzan la frontera para trabajar en Estados Unidos. Se protegerá también a los migran­tes de Centroamérica que atraviesan nues­tro país hacia la frontera norte.

9 Impulsaremos un nuevo federalismo para definir con claridad las reglas de convivencia y cooperación entre los go­biernos federal, estatales y del Distrito Federal. La capital de la República contará con plenos derechos.

10 Se democratizarán los medios de comunicación. Habrá competencia y se hará efectivo el derecho a la infor­mación. Es inaceptable que la televisión y la radio se concentren en unas cuantas manos y que, en vez de informar con am­plitud, veracidad y profesionalismo, se uti­licen como instrumentos para manipular y controlar al pueblo, proteger privilegios y hacer negocios al amparo del poder pú­blico. Si Carlos Slim, como cualquier otro ciudadano, quiere tener un canal de televi­sión, no tendrá problemas, porque quere­mos que no sólo haya dos televisoras que acaparen toda la audiencia sino 10, 20, las que sean técnicamente posibles. De la misma forma, si Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas Pliego o cualquier otro empresario desea participar en la telefonía, podrá ha­cerlo, porque no debe haber, bajo ninguna consideración, monopolios.

Asimismo, se promoverán las radiodifu­soras y televisoras locales y regionales que permitan el acceso y el manejo de estos medios a pueblos indígenas, comunidades campesinas, jóvenes, escuelas, universi­dades y centros de formación educativa y cultural. Vamos a garantizar el acceso uni­versal al internet como parte del derecho constitucional a la información.

11 Habrá plena libertad sindical. El gobierno no intervendrá en la vida interna de los sindicatos y tampoco se respaldará desde el gobierno a dirigentes vitalicios, antidemocráticos y corruptos. Para que se entienda bien, no habrán ca­cicazgos como el de Elba Esther Gordillo que domina a los trabajadores del magis­terio sin vivir siquiera en el país, sino en una zona residencial de gran lujo en el ex­tranjero.

12 Velaremos por el cumplimiento de los derechos y prestaciones de los trabajadores. El salario mínimo se fijará con apego a la Constitución que establece que debe ser remunerador, y nunca jamás, como ha sucedido en este periodo neoli­beral, el aumento al salario quedará por debajo de la inflación. Los integrantes de las Juntas de Conciliación y Arbitraje pro­cederán con rectitud para evitar el agra­vamiento de conflictos entre patrones y trabajadores y se respetará el derecho de huelga establecido en la Constitución.

13 Habrá justicia para trabajadores mineros, electricistas, sobrecargos, pilotos y empleados de Mexicana de Avia­ción que han sido injustamente despedi­dos por la política privatizadora y por el contubernio entre funcionarios y empre­sarios corruptos.

14 Limpiaremos al gobierno de corrup­ción. Lo haremos de arriba hacia abajo como se limpian las escaleras. No habrá influyentismo, amiguismo, nepotis­mo ni ninguna de esas lacras de la políti­ca. La corrupción será considerada como delito grave y se castigará sin derecho a fianza. Por ejemplo, en estos días se ha denunciado públicamente que el ISSSTE contrató servicios telefónicos pagando 43 por ciento más de su precio en el mercado, es decir, 419 millones de pesos por arriba de su costo. Por sólo mencionar una de las transas que a diario se llevan a cabo en to­das las dependencias, poderes y niveles de gobierno, sin que pase nada, porque reina el cinismo, la corrupción y la impunidad.

15 Para fortalecer la hacienda pública se cumplirá el mandato constitucio­nal que establece que los impuestos deben cobrarse de manera progresiva, es decir, que debe pagar más quien tiene más. Esto exige llevar a la práctica las siguientes medidas: abolir los privilegios de las 400 grandes corporaciones del país que tienen ingresos al año por 6 billones de pesos y no pagan impuestos; se cobrarán impuestos por las operaciones que se realizan en la Bolsa Mexicana de Valores; y tendrán que pagar impuestos por extracción las empre­sas mineras, nacionales y extranjeras, que obtienen enormes ganancias y no dejan beneficios en el país.

16 Se simplificarán los trámites para el pago de impuestos. Todos los ciuda­danos deberán manifestar cada año sus in­gresos y utilidades, y depositarán lo que les corresponda de contribuciones, partiendo de fórmulas sencillas y de la confianza al contribuyente. La fiscalización se llevará a cabo por sorteo y se castigará con energía la evasión fiscal.

17 Le costará menos al pueblo mante­ner al gobierno. Se acabarán los pri­vilegios de la alta burocracia, se reducirán los sueldos a la mitad de directores gene­rales hacia arriba. Se cancelarán bonos, viáticos, pensiones de expresidentes, ser­vicios médicos privados, cajas de ahorro especiales, el uso de aviones, helicópteros y otras canonjías.

18 Respetaremos la autonomía del Ban­co de México, pero se buscará que no sólo procure el control de la inflación, sino que también se ocupe de fomentar el crecimiento económico. Habrá una ade­cuada política monetaria y disciplina en el manejo de la deuda y del déficit público.

19 Cambiaremos la actual política eco­nómica. Habrá crecimiento a partir del impulso a las actividades productivas y no se continuará privilegiando la especu­lación financiera.

20 No será letra muerta el artículo 28 constitucional que prohíbe la exis­tencia de monopolios. Por prácticas mo­nopólicas los mexicanos pagamos más por bienes y servicios que en otros países del mundo. Abrir la competencia en la telefo­nía, el internet, la televisión, el cemento, los bancos, la tortilla, el pan, los refrescos y otros artículos, permitiría ahorros a los con­sumidores hasta por 15% de sus ingresos.

21 Se hará valer el artículo 27 consti­tucional que establece el dominio directo de la Nación sobre los recursos naturales del país. Bajo este principio se revisarán las concesiones o contratos que han sido otorgados ilegalmente para pri­vatizar minas de oro, plata, cobre, petró­leo y electricidad.

22 Habrá una nueva política energé­tica. Se integrará la exploración del petróleo, la perforación, la producción, la refinación, el gas y la electricidad para aprovechar toda la cadena de valor y con­vertir a éste sector en palanca del desarro­llo nacional.

23 Se explotará racionalmente el petró­leo, teniendo siempre presente que se trata de un recurso no renovable y que nuestra generación está obligada a cuidar­lo. Por eso su extracción quedará supedita­da a la reposición de reservas.

24 Se dejará de vender, gradualmente, petróleo crudo al extranjero para procesar toda la materia prima en nues­tro territorio; se construirán 5 refinerías: en Tula, Hidalgo; Salamanca, Guanajuato; Salina Cruz, Oaxaca; Dos Bocas, Tabasco; y en Atasta, Campeche, con el propósito de generar empleos y dejar de importar 500 mil barriles diarios de gasolinas y diesel, que representan el 50% del consumo ac­tual, con una erogación de 20 mil millones de dólares anuales.

25 Impulsaremos la industria petroquí­mica y la producción de gas para fre­nar la creciente dependencia del exterior.

26 Van a operar a toda su capacidad las hidroeléctricas y otras plantas de la Comisión Federal de Electricidad para re­ducir la compra, a precios elevadísimos, de energía eléctrica a empresas extranje­ras que se llevan alrededor de 80 mil mi­llones de pesos del presupuesto público cada año.

27 Impulsaremos la investigación cien­tífica y tecnológica. Se recuperará el prestigio y la calidad de todas las ramas de la ingeniería mexicana. Se dará prioridad a la investigación de fuentes de energía al­ternativas, renovables y limpias.

28 Reiteramos nuestro compromiso de bajar el precio de las gasolinas, el diesel, el gas y la energía eléctrica en bene­ficio de consumidores, transportistas y de pequeños y medianos empresarios.

29 Se pondrá todo el énfasis en el apoyo a las pequeñas y medianas empresas. Tendrán energéticos y créditos baratos; se les protegerá ante precios exa­gerados de insumos, de impuestos altos y del burocratismo. En el entendido que las pequeñas y las medianas empresas, industriales, agropecuarias, de servicios y comercio, generan el 90 por ciento de los empleos existentes.

30 Se otorgarán concesiones para la creación de bancos regionales y por ramas productivas, con la finalidad de contrarrestar la falta de créditos y la usu­ra. De esta forma se romperá la inercia de las actuales instituciones financieras que viven, fundamentalmente, a expensas de cobrar altas comisiones bancarias y de los intereses que les paga el gobierno.

31 Se fomentará la industria de la construcción, aplicando un amplio programa para dotar al país de la infraes­tructura, las obras y servicios que son in­dispensables y lograr, al mismo tiempo, la reactivación rápida de la economía y la generación de empleos.

32 Aplicaremos un programa de me­joramiento, ampliación y construc­ción de vivienda, la meta es realizar un millón de acciones al año y generar 500 mil empleos.

33 Se construirán nuevas carreteras, sobre todo en el sur-sureste. Ac­tualmente, existen 362 municipios que no cuentan con caminos pavimentados a sus cabeceras municipales. Nos compromete­mos a construirlos con el uso intensivo de mano de obra comunitaria para generar empleos y fortalecer la economía local.

Se mantiene vigente el compromiso de vincular comercialmente el Pacífico con el Atlántico, mediante el desarrollo integral del Istmo de Tehuantepec, lo cual implica la construcción de 2 puertos, en Salinas Cruz y Coatzacoalcos, así como un ferrocarril de carga de contenedores y la ampliación de la carretera existente. Todo ello tomando en cuenta a la gente y con la participación de las comunidades de la re­gión. También sigue en pie, el compromiso de comunicar al país con ferrocarriles rá­pidos de pasajeros.

34 Se apoyará la actividad pesquera para mejorar las condiciones vida de las comunidades costeras y ribereñas del país y pondremos al alcance de la po­blación proteínas de buena calidad a bajos precios.

35 Fomentaremos el sector social de la economía, en particular las coope­rativas, pesqueras, de producción, de ser­vicios y de consumo. El modelo a seguir y a reproducir es el de la Cooperativa Pascual, esta sociedad beneficia a 5 mil trabajado­res, compra a los productores nacionales 20 mil toneladas de frutas para producir una bebida de muy buena calidad, a dife­rencia de los productos chatarra que da­ñan la salud y el bolsillo.

36 Se atenderá con esmero la actividad turística: México posee espléndidas zonas arqueológicas, importantes ciu­dades coloniales, playas, flora y fauna de excepción, además, los servicios turísticos tienen un alto efecto multiplicador sobre el empleo y el ingreso de los trabajadores.

37 Pondremos en práctica un programa integral en las ciudades fronterizas que fomente la industria maquiladora, y aproveche la cercanía con el mercado más grande del mundo; que proteja los dere­chos laborales de hombres y mujeres que trabajan en esta actividad y que incluya el desarrollo urbano de colonias populares. Es decir, la construcción de escuelas, guar­derías, unidades deportivas, centros de sa­lud, alumbrado público, transporte, agua, drenaje y otros servicios.

38 Vamos a rescatar al campo del aban­dono al que ha sido condenado por la política neoliberal. Se apoyará a los pro­ductores nacionales con subsidios y crédi­tos para alcanzar la soberanía alimentaria y dejar de comprar en el extranjero lo que consumimos. Con ello se arraigará a la gente en sus comunidades y se generarán empleos rurales que ayuden a contener la migración.

39 Vamos a preservar la gran diversi­dad biológica y cultural de México. Impulsaremos prácticas agropecuarias que aumenten la productividad sin dañar a la naturaleza. No se permitirá la intro­ducción y el uso de semillas transgénicas. Cuidaremos nuestra reserva de recursos bióticos. Se respetarán y apoyarán las prácticas económicas autogestivas, tradi­cionales e innovadoras, habituales entre indígenas y campesinos.

40 Se sembrará un millón de hectáreas de árboles maderables en el sur-su­reste del país, caobas y cedros entre otros, con propósitos económicos, ecológicos y para crear alrededor de 400 mil empleos anuales.

41 Se frenará la degradación del terri­torio. Ningún proyecto económico, productivo, de infraestructura, inmobilia­rio, comercial o turístico, se llevará a cabo afectando el medio ambiente; es decir, se protegerán los recursos naturales, la flora y la fauna, y se evitará la contaminación del suelo, del agua y del aire.

42 Se atenderá a todos, se respetará a todos, pero se dará preferencia a los pobres y a los desposeídos. Empezaremos a pagar la deuda histórica que se tiene con las comunidades y los pueblos indígenas. Es una infamia que en donde hay caren­cias, pobreza y marginación, no lleguen los apoyos que se necesitan. Las comuni­dades indígenas reciben menos del 1% del presupuesto público.

43 Vamos a establecer el Estado de Bien­estar; es decir, habrá pensión univer­sal para todos los adultos mayores de 68 años del país y para las personas con discapaci­dad. Se combatirá el hambre garantizando el derecho del pueblo a la alimentación y se otorgará atención médica y medicamentos gratuitos a toda la población.

44 Se llevará a cabo una auténtica revo­lución educativa orientada a mejo­rar la calidad de la enseñanza y a procurar que nadie se quede sin la oportunidad de estudiar por falta de espacios, de maestros o de recursos económicos. Esto último lo enfrentaremos con un amplio programa de becas, desayunos y con la entrega gra­tuita de útiles y uniformes escolares.

45 Los estudiantes de nivel medio su­perior o bachillerato contarán con una beca mensual equivalente a medio salario mínimo. Es decir, alrededor de 900 pesos al mes.

46 Todos los jóvenes podrán ingresar a escuelas preparatorias y a universida­des públicas. Habrá 100% de inscripción. Se terminará con el pretexto de que se rechaza a los jóvenes porque no pasan el examen de admisión, cuando en realidad lo que sucede es que no hay cupo en las escuelas públicas por falta de presupuesto. La política neoli­beral en lo educativo ha significado dejar sin la posibilidad de estudiar a 300 mil jóvenes cada año. Ha sido irresponsable poner la educación al libre mercado como si se trata­ra de una mercancía. Esto ha causado, como lo estamos viendo, un tremendo daño social. Las cárceles están llenas de jóvenes.

De los 36 mil asesinados, por la guerra estúpida de Calderón, la mayoría eran jó­venes. Siempre hemos dicho que quien tiene para pagar una escuela privada lo puede hacer, está en su derecho, pero el gobierno está obligado a garantizar una educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles escolares. La educación no debe convertirse en un privilegio.

47 Promoveremos la práctica del de­porte, tanto en su vertiente de es­parcimiento y salud, como en la de alto rendimiento. Se construirán unidades de­portivas y no se permitirá el cambio de uso de suelo en los actuales campos de béisbol, fútbol o cualquier otro espacio destinado a la práctica del deporte.

48 Cuidaremos el patrimonio cultural de México. Estimularemos la crea­ción artística desde la educación básica y apoyaremos a músicos, pintores, artesanos, escultores, cineastas y a quienes se dedi­quen a la promoción artística y cultural.

49 La violencia, junto con el desem­pleo, es el más grave de los proble­mas nacionales. Tenemos claro que sin garantizar la seguridad resulta ociosa cual­quier nueva propuesta de Nación. Aquí, con toda claridad, sostengo que nosotros sí vamos a resolver la crisis de inseguridad y de violencia. Lo haremos, no con criterios policíacos, como lo hace el gobierno usur­pador, que sólo ha complicado más el pro­blema, sino bajo el principio de que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.

La solución de fondo, la más eficaz, la más humana y probablemente la menos cara, pasa por combatir el desempleo, la pobreza, la desintegración familiar, la pérdida de valores y la ausencia de alter­nativas. Está demostrado que no basta con medidas coercitivas, con la militarización, con cárceles, con leyes más severas o con mano dura. La violencia no se resuelve con más violencia, sino mejorando las condi­ciones de vida y de trabajo de la población y atendiendo a los jóvenes. Lo primero será crear una atmósfera de progreso y justicia. Nadie verá cancelado su futuro y siempre se mantendrán opciones para salir adelan­te y vivir con dignidad.

Por ejemplo, hay decenas de miles de jóvenes que, obligados por las circunstan­cias, están a punto de tomar el camino de las conductas antisociales. A ellos, antes de que caigan en las redes de la delincuen­cia organizada, se les debe rescatar y el go­bierno debe ofrecerles oportunidades de estudio y de trabajo bien remunerado.

Esta nueva estrategia será complemen­tada con las siguientes medidas: no se per­seguirá a una banda para proteger a otra, se aplicará la ley por parejo; no se permitirá la venta de plazas en estados y municipios. Los encargados de la seguridad pública se­rán hombres y mujeres rectos, de inobje­table honestidad, no como Genaro García Luna, por mencionar un caso. Todas las de­pendencias trabajarán coordinadamente, el presidente de la República tendrá reunio­nes diarias con el gabinete de seguridad, en las cuales participarán los secretarios de desarrollo social, salud y educación.

Se va a desterrar la corrupción de los cuerpos policíacos; habrá capacitación permanente para profesionalizar a la poli­cía y se aumentarán sueldos y prestaciones a los agentes de todas las corporaciones; se protegerán los derechos humanos; ha­brá una sola oficina de inteligencia; se le seguirá la pista al blanqueo de dinero y se solicitará con firmeza, al gobierno estado­unidense que prohíba las ventas de armas destinadas a nuestro país.

50 Nos proponernos transformar a México, buscando alcanzar un ideal moral. Estamos convencidos que no basta con mejorar las condiciones de vida y de trabajo de nuestro pueblo; es indispensa­ble crear una nueva corriente de pensa­miento para fortalecer valores culturales, morales y espirituales.

La crisis actual no sólo se gestó por la falta de empleos y de oportunidades sino también porque se ha convertido a la codi­cia en virtud, se ha elevado a rango supre­mo el dinero y se ha inducido la creencia de que se puede triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de ninguna índole.

Por eso, a partir de la reserva moral y cultural que todavía existe en las familias y en las comunidades del México profundo, y apoyados en la inmensa bondad que hay en nuestro pueblo, vamos a emprender la tarea de exaltar y promover valores en lo individual y lo colectivo.

El propósito es contribuir a la forma­ción de mujeres y hombres buenos y feli­ces, bajo la premisa de que ser bueno es el único modo de ser dichoso. Insistiremos en que la felicidad no se logra acumulan­do riquezas, títulos o fama, sino estando bien con nuestra conciencia, con nosotros mismos y con el prójimo.

Sólo así podremos hacer frente a la mancha negra de individualismo, codicia y odio que se viene extendiendo cada vez más, y que nos ha llevado a la degradación progresiva como sociedad y como nación.

GRAN ANGULAR / ¿Base militar de EU en Puebla?

¿Base militar de EU en Puebla?


Imagen




Estados Unidos, a través de la Iniciativa Mérida, construye en Puebla la Academia Nacional de Formación y Desarrollo Policial. La obra empezó el 9 de mayo en una reserva ecológica de 22 hectáreas que otorgó el gobierno que encabeza Rafael Moreno Valle y se pretende concluirla en un año. Costará 22 millones de dólares, de los que el Departamento de Estado norteamericano, a través de los fondos de Iniciativa Mérida, aportará 4 millones de dólares para mobiliario especializado y apoyo académico para un poco más de 400 estudiantes.

La academia nacional de policía estará en el municipio de Amozoc, al oriente de la capital poblana. Tendrá 12 aulas, biblioteca, auditorio, dos salas de conferencias, dormitorios para 430 personas, dos comedores, una cocina, helipuerto, cuatro torres de vigilancia, simulador de situaciones, polígono de tiro, laboratorios periciales, casa de humo, casa de fuego, salas de juicios orales, entre otros.

El inicio de la construcción fue anunciado por el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, y el director general de la Iniciativa Mérida del Departamento de Estado, Keith W. Mines, quien precisó que en el proyecto están involucrados el FBI, el Servicio Secreto, la ATF y el NCSI, entre otras agencias estadounidenses.

No debe soslayarse la necesidad de profesionalizar a nuestra policía ni menospreciar la cooperación bilateral, pero esta iniciativa no puede dejar de analizarse desde los crecientes niveles de injerencia permitidos a EU por las autoridades mexicanas.

La Iniciativa Mérida es un programa subsidiado por Washington para apoyar a la llamada guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada que, impulsada por el gobierno de Felipe Calderón, ha tenido un alto costo en vidas. Pero más a fondo es la piedra de toque de la incorporación de México a la estrategia de seguridad nacional de EU y de la integración militar en curso, impulsada por Barack Obama y respaldada por el gobierno panista.

De manera que un paso más en ese sentido, bien podría ser este proyecto de la academia nacional de policía que, de acuerdo con organizaciones de la sociedad civil como Mextequi, disfraza la instalación, en el corazón del país, de una base militar estadounidense.

Acaso tal apreciación sea exagerada, pero lo que es un hecho inocultable es la cada vez mayor injerencia en territorio nacional de agencias estadounidenses, antesala de la históricamente anhelada por Washington, presencia militar que les garantice la disponibilidad de recursos como agua y petróleo, entre otros.

Habrá que esperar la inauguración de la academia de marras para apreciar, bien a bien, si estamos, como se afirma, ante una escuela nacional de policía o una base militar de Estados Unidos. Y en esto más vale exagerar que lamentar.


Instantáneas.

1. VISITA. Por cierto que pasado mañana estará en el DF, Gil Kerlikowske, el zar antidrogas de EU. Viene a participar en una reunión binacional sobre reducción de la demanda de drogas ¿Sólo se llamará así o de verdad se habrá reducido la demanda?

2. TUMBA. Mañana inaugurará Felipe Calderón unas interesantes jornadas sobre el Mundo Maya. El Instituto Nacional de Antropología e Historia aprovechará esa coyuntura para dar a conocer un hallazgo arqueológico muy importante. Se trata de una tumba descubierta hace siete años en Palenque pero que, hoy se sabe, podría corresponder a la del gran gobernante de esa ciudad anterior a Pakal, que es de una tumba descubierta hace 59 años. El sepulcro, al parecer conserva pinturas rupestres, vasijas, además de que deja ver la lápida de una cámara que podría corresponder a un entierro más grande.

3. MORADIGNA. Hace dos años le informaba en este espacio de los estafadores de Moradigna, una asociación que pide contribuciones a miles de incautos con el ofrecimiento de que se las regresará multiplicadas por millones. La entrega de esos recursos ha sido prometida y pospuesta innumerables veces. Recibí comunicación de dos lectores cuyos familiares, al igual que otros miles, siguen siendo víctimas de la estafa. Me dicen que ahora les mostraron cheques por 10 millones de pesos emitido por el Comité de Entregas Moradigna AC avalado por Colectividad Internacional CCV que dice estar legalmente constituida con el número de escritura pública 75563. Se les dijo a los afiliados que podrían cobrarlos después del 20 de abril de 2011 en la institución bancaria que se les indicaría. Y claro, esta es la hora en que no les dan el nombre del banco. Es la misma maniobra repetida una y mil veces por estos traficantes de esperanza.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 16 de junio de 2011

Manual para canallas / En nombre de la ausencia

En nombre de la ausencia

Imagen




Mi tío Julián tomó mi mano y sentí al mismo tiempo su alegría y su desesperación: “Mis hijos, no saben el gusto que me da verlos, ahora sí me puedo morir en paz”. Y al poco tiempo cumplió su palabra.

Él murió una mañana tristísima, como son todas las mañanas en que alguien se va de tu vida para siempre. Recostado durante meses en su cama, debido al cáncer de médula ósea, el tío Julián veía las cosas desde una perspectiva distinta. Sin posibilidades de volver a caminar por las calles tantas veces transitadas, ni ganas de tomar el sol en el patio, cualquier visita le alegraba. Y le dio mucho gusto vernos y lloró de alegría mientras nosotros nos conteníamos las lágrimas. Yo le agradecí, con un nudo en la garganta, “por lo mucho que nos diste siendo niños, porque fuiste como un padre para nosotros”. Julián lloró como lo hacen los hombres buenos, “es que ustedes también eran como mis hijos, y saben que los quiero mucho”. Y luego sollozó “mis niños” y apretó mi mano con más fuerza. Ya no eramos unos niños, obviamente, pero él se aferraba a los recuerdos, a esas tardes de domingo en que iba a visitarnos. No era su obligación, pero se sentía responsable por el abandono de mi padre, de su hermano menor. Por eso fuimos hasta Durango, mis hermanos y mi madre, para darle las gracias al tío Julián por toda su bondad. Meses después moriría, dicen que en paz consigo mismo y a mano con Dios. Yo no puedo evitar, en vísperas del día del padre, recordar la última plática que tuvimos y sus bendiciones durante la despedida. “No sabes cómo le pedí a tu padre que me los trajera, que les avisara que quería verlos. Y no sabes cómo le rogué a Dios para que me lo cumpliera. Ahora sé que mi hermano no es tan mala persona”, me platicó el tío Julián mientras sus ojos anegados se posaban en los míos. Yo hubiera querido aclarar que mi padre ni siquiera se tomó la molestia de llamarnos por teléfono, pero no iba yo a derruir la esperanza del que fue como mi verdadero padre mientras fui un niño. Por cosas del destino Julián tuvo que volver a Durango, la tierra que lo vio nacer, y nos separamos. Pero conservo intactas las instantáneas de su cariño, de sus regalos de Reyes, las sonrisas de mis primos mientras convivíamos. Y también conservo intacta la promesa de no volver a Durango, la tierra que me vio nacer y que tanta tristeza me causa.

-O-


Mi padre tocaba la guitarra en un trío y soñaba con grabar un disco. Mi jefe y sus dos amigos empezaron a emocionarse porque los invitaban a tocar en el festival del Día de las Madres, casi siempre en la casa de cultura de su ciudad. Y un buen día hasta tocaron en la pequeña estación de radio local, pero ellos se sentían como si los hubiera escuchado todo el país. Ya han pasado muchos años y de aquel tipo simpático no queda nada. Ahora lo ves de cantina en cantina, siempre ebrio, tocando por unas monedas o con tal de que le inviten un trago. El día que me lo encontré no lo reconocí de inmediato: pelo largo, descuidado y canoso, barba de varios días, aliento a azufre, tabaco y desilusión. Y encima, la guitarra ya llevaba varias composturas. Me aborrecí por no sentir pena y sí indiferencia. Así que opté por ignorarlo, pese a que era imposible sustraerse de su canto. Su voz sonaba como si toda la vida se hubiera alimentado con cucarachas. Y entonaba un bolero tristísimo de Javier Solís. Mientras yo sorbía un trago de ron, recordé cuántas veces maldije a ese hombre que un buen día le destrozó el corazón a mi madre. En honor a la verdad, perdí la cuenta el mismo día que mi madre me pidió perdón por haberme privado de un padre. Al contrario, respondí a esa mujer morena, “te agradezco que no me hayas impuesto un padrastro, a otro patán igual o peor que tu ex marido”. Y aquella tarde, con la lluvia como telón de fondo, lloré como si aún estuviera en el kinder y comprendí que siempre andamos cargando culpas ajenas, como si arrastráramos un cadáver para meterlo a la cajuela. Sí, eso es: andamos por la vida con temores, con inseguridad, mirando con desconfianza a todos, como si fuéramos parte de los Soprano, llevando un muerto en las espaldas. José Antonio se llama mi padre, pero me da igual que le hubieran puesto José Luis o Marco Antonio, porque no me significa nada. Con el paso de los años aprendí a convivir con su ausencia. Sólo me dejó rencor, que se fue transformando en indiferencia. Acaso me quedan unos cuantos recuerdos: lo veo acostado, fumando un Raleigh, mientras mi madre atendía a sus cuatro hijos. Lo veo sentado afuera, junto a la puerta, bebiendo caguamas, igual que si estuviera esperando a que el destino lo llevara a otros rumbos. Lo veo, desde mis pocos años, escapándose a vivir otra vida, a cohabitar con otra mujer que le aguantara lo irresponsable. Lo veo una noche, cayéndose de borracho, gritando para que lo dejaran entrar a ver a sus hijos, aunque en realidad sólo quería acostarse con mi madre. Lo recuerdo en plan estúpido, rompiendo el vidrio con el puño, sangrando con una tremenda herida en el brazo, mientras nosotros llorábamos asustados. Siempre fue una persona horrible. Y en ocasiones, en mis peores momentos, me identifico con él, acepto que me heredó su inmadurez, pero al mismo tiempo asumo que no me convertiré en el imbécil que él nunca dejará de ser. Lo juro por mi madre y también por mis hijos, que son lo más amable que tengo. Si algún día falto a mi promesa, espero que ellos me miren a los ojos y me lo demanden. Que así sea.

Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 15 de junio de 2011

GRAN ANGULAR / Hank: impunidad y descrédito

Hank: impunidad y descrédito

Imagen




Era tal el descrédito que suponía para el gobierno federal y el Ejército la liberación Jorge Hank Rhon por falta de méritos, que muchos calculábamos que la acusación estaba suficientemente sustentada para que se le dictara formal prisión. Pero la juez federal Blanca Evelia Parra Meza consideró que no había pruebas suficientes y decretó la madrugada de ayer su auto de libertad por la acusación de acopio de armas.

El ministerio público federal no pudo demostrar flagrancia (es decir, que el delito se estaba ejecutando en el momento de la detención), calidad ésta que justificaba la participación del Ejército en la incursión y detención del ex alcalde de Tijuana en una de sus propiedades.

La Secretaría de la Defensa Nacional había informado del operativo en un comunicado el 4 de junio, que decía:

“Los hechos ocurrieron en atención a una denuncia ciudadana, la cual hacía referencia sobre (sic) la presencia de tres personas armadas a inmediaciones (sic) del hotel Palacio (en realidad las Suites Royal), mismos que al ser aprehendidos por el personal militar, señalaron que en un domicilio de la colonia Hipódromo (avenida Hipódromo 12027) ocultaban armamento. A consecuencia de lo anterior, el personal castrense se desplazó a la citada colonia, localizando el inmueble de referencia, detectando fuera del mismo a personas armadas, quienes se introdujeron al domicilio. Ante la flagrancia de este ilícito, se les persigió al interior del mismo, donde se aseguró a ocho personas más (entre ellos Hank Rhon) y se localizó lo siguiente: 40 armas largas, 48 cortas, 9 mil 298 cartuchos útiles, 70 cargadores y una granada de gas”.

Esta descripción de hechos fue echada para abajo por la defensa del también propietario de las casas de juego Caliente, con los videos de seguridad de la residencia. Al menos los fragmentos que se mostraron por televisión no avalaban la presencia de gente armada en las afueras de la casa y se infiere, si no es que media acto de corrupción, que las imágenes de lo ocurrido adentro tampoco avalaron ante la juzgadora lo descrito en el comunicado de la Sedena.

En el razonamiento de su sentencia, la juez Parra Meza concluyó que las detenciones de los inculpados se suscitaron en circunstancias distintas a las narradas en el parte informativo suscrito por elementos del Ejército y que “quedaron evidenciadas diversas inconsistencias en relación con horarios, distancias y lugares que los elementos militares refieren como aquellos en los que se efectuó la detención”. El auto de libertad de Hank Rhon se dictó a la 1:10 horas de ayer pero fue hasta las 5:50 que salió del penal de El Hongo, ubicado en la ciudad de Tecate. Durante dos horas no se supo de su paradero. A las 7:50, su abogado Óscar Téllez lo ubicó en la Unidad Antisecuestros de la Procuraduría de Baja California en Playas de Tijuana. Ahí se le llevó en calidad de presentado por una nueva imputación: ser el autor intelectual del asesinato de Angélica María Muñoz Cervantes, novia de su hijo Sergio Hank Krauss, ocurrido el 13 de agosto de 2009. Y así, en lo que parecía un intento desesperado por retenerlo, salío de ahí a las 9:40 horas para ser llevado a un hotel ubicado en la Mesa de Otay.

En ese momento, se dijo que estaba arraigado, pero horas después, poco antes de las cinco de la tarde, un juez del fuero común negó el arraigo solicitado, por las irregularidades con que fue tramitado. Hank quedó libre y se fue para su casa, incluso con la posibilidad de contrademandar por privación ilegal de la libertad.

En este espacio le había comentado que la fama pública y algunas acciones de Hank Rhon seguramente darían para que fuera procesado, pero las cosas se hicieron tan mal que ahora quedó como víctima y con muchas posibilidades de disputar otra vez la gubernatura de Baja California y ganarla. ¿Puede usted imaginar cómo queda el Ejército después de este episodio? Aumenta el descrédito sufrido por una de las instutciones que hasta hace cuatro años era una de las más confiables, si no es la que más, para la ciudadanía. ¿Se castigará a los responsables del operativo, a saber los generales de brigada Alfonso Duarte Mújica y Gilberto Landeros Briseño, comandantes de la II Región Militar y de la II Zona Militar, respectivamente? ¿O a los responsables de una acción que no puede ocultar su intención político-electoral, empezando por el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora que, de ribete, es bajacaliforniano?

Queda claro, por lo demás, que el asunto no ha terminado. Se sabe que agencias estadounidenses, como la DEA y el FBI, investigan a Hank por delincuencia organizada y lavado de dinero. Una línea de investigación pretende relacionar las armas encontradas en su casa con los arsenales decomisados en días pasado, presumiblemente a Los Zetas, en diversas localidades de Coahuila.

Por lo pronto, en el primer capítulo de esta historia, muy mal quedan el Ejército y Felipe Calderón.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 13 de junio de 2011

La Marcha de las Putas

Por el derecho a la seguridad y a vivir libres de estereotipos.

La Marcha de las Putas


Imagen



Ayer 12 de junio se llevó a cabo en la Ciudad de México la primera Marcha de las Putas, movimiento nacido a través de las redes sociales en contra de la discriminación, acoso y violencia que se vive en México.

No obstante el nombre, no se trata de una marcha de trabajadoras sexuales sino de todo tipo de mujeres para protestar porque mucha de la violencia sexual se justifica con el pretexto de la apariencia provocadora de las víctimas.

Imagen


Mujeres de edades diversas de distintas ideologías unidas por un ya basta a la violencia y la estigmatización, mujeres acompañadas del novio, el esposo o el amigo, algunos hombres estuvimos ahí consientes de que la violencia debe erradicarse de México, de que si una mujer nos dice que no debemos entender que no, de que una falda corta no es búsqueda de ligue, de que un escote no hace mas o menos decente a una mujer.

Según datos de la Secretaría de Salud Pública Federal al año se registran 120 mil casos de mujeres violadas, de éstas, 65% tienen entre diez y 20 años de edad.

La manifestación, es réplica de marchas realizadas en otras partes del mundo, no fue una caminata de prostitutas, sino de mujeres, hombres y niños, la mayoría en ropa de calle, unidos para llamar la atención sobre los comportamientos ofensivos hacia las mujeres.

Imagen


La primer "Marcha de las Putas" (The Slutwalk) se realizó el 3 de abril en Toronto.

El detonante fueron unas declaraciones del policía Michael Sanguinetti en una charla sobre seguridad ante universitarios canadienses, en la que recomendó a las mujeres no vestirse "como putas" para evitar ser víctimas de violencia sexual.

Este fin de semana se realizaron manifestaciones del mismo tipo en Gran Bretaña, Nicaragua y Honduras, mientras que en México fueron convocadas marchas en la Ciudad de México, Guadalajara, Oaxaca y Cancún, entre otras ciudades.

El objetivo es "crear conciencia de que estamos hartas del abuso en las calles, del abuso en general y del silencio que hay alrededor de ese tema", dijo a la prensa local Gabriela Amancaya, de la organización Atrévete DF.

El mensaje de las organizadoras nos dice:


Aunque use medias de red y tacones de aguja: si digo no, significa no.

Aunque la apertura de mi falda suba hasta mi muslo: si digo no, significa no.

Aunque en cualquier momento decida no consumar el acto sexual: si digo no, significa no.

Aunque me ponga una borrachera marca diablo: si digo no, significa no.

Aunque baile de forma sensual: si digo no, significa no.

Aunque el escote de mi vestido sea tentador: si digo no, significa no.


En la marcha fueron muchas consignas las manifestadas, entre otras mencionamos:

“Me quieren virgen, me quieren santa, ¿saben qué? Me tienen harta”, “No es No” “Si visto escotada, no es porque quiera tener sexo con alguien, es que tengo calor”, "Si uso faldita, no es por facilita".

Felicitaciones a las organizadoras por decidirse a decir ya basta y tomar la calle, cuando la autoridad no garantiza los derechos, organizarse y ganar la calle es lo que le queda al pueblo.


Imagen

GRAN ANGULAR / Hank y la corrupción en Juegos y Sorteos

Hank y la corrupción en Juegos y Sorteos


Imagen



Una partida de auditores de la Secretaría de la Función Pública tomó control el jueves pasado del piso 12 del edificio ubicado en la calle de Hamburgo 135, de la colonia Juárez en la ciudad de México.

El grupo llegó a las 10 de la mañana y pidió a quienes iniciaban su jornada de trabajo que salieran. Iban a iniciar una revisión general que este lunes continúa en la Dirección General Adjunta de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, ya que todo su personal está bajo sospecha de corrupción.

La auditoría —confirmó la Función Pública— fue solicitada por la propia Secretaría de Gobernación e incluye a la directora de Juegos y Sorteos, María Guadalupe López Mares y a los subdirectores de Autorización de Permisos, Christian Pérez Rivera; de Apoyo y Asuntos Jurídicos, José Florentino Méndez Navarro; de Inspección y Vigilancia, Luis Alfonso Cervantes Vergara; y de Operación y Logística, Claudia Bazán.

Esta operación coincide con la detención en Tijuana de Jorge Hank Rhon, depositario de una de las licencias autorizadas por Gobernación que le permite operar los centros de juego y apuestas del Grupo Caliente, del cual ha sido propietario. Al parecer, no tiene que ver con la acusación de acopio de armas que llevó a su captura y detención, sino que se relaciona con la proliferación de licencias falsas que hemos denunciado aquí (Gran Angular del 6 de septiembre de 2010). El fondo está muy turbio. De ahí la auditoría.

En el piso 20 de la Torre Esmeralda, allá por las Lomas de Chapultepec, se ve preocupado al inglés de origen indio Kim Patchá, director general de Codere, empresa española operadora de casinos que salvó de la bancarrota este musulmán recientemente convertido al catolicismo. Nada bien le cayó la captura de Hank Rhon pues hace unos meses, Patchá adquirió 80% de las acciones del Grupo Caliente. Aguarda una decisión de la que dependen el futuro de su inversión, la formal prisión preventiva al ex alcalde de Tijuana. Si la juez novena de Distrito, Blanca Evelia Parra Meza se la dicta mañana temprano, deberá, por ley, cancelarse la licencia o permiso de Hank Rhon para operar casas de apuestas. Y Patchá se quedaría con la posesión accionaria mayoritaria de Grupo Caliente, pero sin permiso de operación Una cruda disputa se desatará, a no dudarlo, por la licencia de operación que, en el mejor de los casos, deberá entregar Gobernación a un nuevo concesionario. Por lo pronto, hipódromos y galgódromos de Estados Unidos, así como la Major League Baseball (MLB), la National Basketball Association (NBA) y la National Football League (NFL) rompieron comercialmente con Grupo Caliente. Sus eventos y partidos eran transmitidos en vivo por las casas de juego de Hank para cruzar apuestas.

Todo apunta a que la juez Parra Meza dicte mañana auto de formal prisión a Hank Rhon para que se le siga proceso en detención preventiva por el delito de acopio de armas. Las últimas 72 horas sus abogados han trabajado para revertir la acusación con los videos captados por las cámaras de seguridad de su residencia en Tijuana. Los fragmentos que han dado a conocer muestran el ingreso de los soldados que lo detuvieron y a guardias de seguridad, aparentemente desarmados, salvo uno que se resistió a la captura y al que se le aseguró una pistola. Argumentan, por lo tanto, que no hubo flagrancia al momento de la detención, que las armas encontradas fueron “sembradas” y que la aprehensión de Hank Rhon viola sus derechos constitucionales.

La PGR, sin embargo, insiste en la flagrancia y en la legalidad de la detención. Se guarda en la manga el argumento de que el operativo se realizó en terrenos federales a los que la autoridad competente puede ingresar en el momento que lo considere, precisó. La residencia de Hank Rhon está dentro del hipódromo-galgódromo de Tijuana y, por ende, está en terreno federal, al igual que otras 15 casas que mandó construir en el enorme predio para muchas de sus ex esposas.

Desde el pasado 4 de mayo, día de la detención de Hank Rhon no aparece Jorge Mario Vera Ayala, quien fuera por 14 años su jefe de escoltas. No se sabe de orden de aprehensión en contra del hijo de Antonio Vera Palestina, quien antes fuera jefe de seguridad del ex alcalde de Tijuana hasta que se le procesó y fue sentenciado por el homicidio del periodista del semanario Zeta, Héctor El Gato Félix Miranda. Crece el rumor de que Vera Ayala fue quien aportó la información que culminó con la captura de su jefe Hank Rhon y de que se ha acogido al programa de testigos protegidos de Estados Unidos cuyas agencias, con base en sus declaraciones, aportarán evidencia que permitan proceder contra Hank por delincuencia organizadas.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

domingo, 12 de junio de 2011

Encuesta: ¿Quien ha sido el peor presidente de México?

1833-1835 Antonio López de Santa Anna
1876-1880 Porfirio Díaz Mori
1913-1914 Victoriano Huerta Ortega
1964-1970 Gustavo Díaz Ordaz
1970-1976 Luis Echeverría Álvarez
1976-1982 José López Portillo y Pacheco
1988-1994 Carlos Salinas de Gortari
1994-2000 Ernesto Zedillo Ponce de León
2000-2006 Vicente Fox Quesada
2006-2012 Felipe Calderón Hinojosa

VOTA

Encuesta: ¿Quien ha sido el peor presidente de México?

1833-1835 Antonio López de Santa Anna
1876-1880 Porfirio Díaz Mori
1913-1914 Victoriano Huerta Ortega
1964-1970 Gustavo Díaz Ordaz
1970-1976 Luis Echeverría Álvarez
1976-1982 José López Portillo y Pacheco
1988-1994 Carlos Salinas de Gortari
1994-2000 Ernesto Zedillo Ponce de León
2000-2006 Vicente Fox Quesada
2006-2012 Felipe Calderón Hinojosa

sábado, 11 de junio de 2011

El Nuevo PRI: Peña Nieto y sus compras millonarias

El Nuevo PRI: Peña Nieto y sus compras millonarias



Imagen






El 8 de junio apareció un video donde se observa el reconocimiento clásico de Bijan para sus clientes distinguidos: un reloj con el nombre de Enrique Peña Nieto.

Esto por una parte puede interpretarse como un insulto a la complicada situación económica de los mexiquenses pero por otra parte ¿de donde salen los recursos para realizar ese tipo de gastos?.

El video destaca la membresía del gobernador mexiquense como cliente frecuente de La Casa Bijan, exclusiva firma de ropa sobre diseño para caballeros, considerada la tienda más cara del mundo en su tipo.

De acuerdo a la voz del video, se dice que a esta exquisita cortesía de opulencia sólo pueden aspirar aquellos clientes frecuentes que hayan gastado al menos 2 millones de dólares en la boutique.

El escaparate exhibe, entre otros, los nombres del Príncipe William y el Príncipe Carlos, de Gales, y del Rey Juan Carlos, de España, así como mexicanos como Carlos Slim y los hermanos Carlos y Jorge Hank Rhon.

Es conocida la afición de Peña Nieto por aparecer en portadas de revistas de sociales, montando un escenario de telenovela color de rosa, dejando de lado su responsabilidad como funcionario público y apuntalando al Estado de México como uno de los estados más corruptos del País.

Enrique Peña Nieto debería de explicar a detalle esta situación en lugar de acusar a sus contrincantes políticos de desarrollar una campaña negra contra él, puesto que gastar de esta forma en una tienda de ropa es una ofensa para los ciudadanos.

Es increíble que Peña Nieto niegue haber comprado en esa tienda si las reglas del establecimiento estipulan que a los clientes distinguidos se les hará un reloj con la bandera de su país de origen y la hora del país en cuestión y en el video puede observarse el reloj con la bandera mexicana y el nombre de Enrique Peña Nieto, sin embargo el lo niega y pretende culpar a sus contrincantes de filtrar y realizar una campaña negra en su contra.

Es necesario que el Gobernador dé un informe completo de sus ingresos, ya que en esta tienda sólo compran personajes millonarios como Carlos Slim, el príncipe Guillermo o el rey Juan Carlos de España.


jueves, 9 de junio de 2011

Manual para canallas / Los secretos que sigo buscando

Los secretos que sigo buscando

Imagen




Quise decirle adiós varias veces y se me atravesaron los pretextos. Había algo en esa mujer que me atrapaba. Tal vez era la seguridad en sí misma, acaso sus piernas largas o esos ojazos que irradiaban deseo. Caray, a quién diablos quiero engañar.

La verdad es que me encantaba su trasero, su placer obsceno. Físicamente Sarahí era mi tipo de mujer, pero teníamos pocas cosas en común. Así que yo me inventaba excusas para minimizar sus despistes y hasta sus manías. Como el hecho de que le gustara tanto ir a los karaokes. Y siempre cantaba una jalada que decía “dame otro tequila”. Nunca quise profundizar en la letra. Bueno, si es que se puede profundizar en algo tan superficial como Paulina Rubio. Además, siempre me chocaron los karaokes y ese esfuerzo de la gente por hacer el ridículo. “Si hubiera un campeonato de cosas patéticas, cualquiera de estos cabrones levantaría el trofeo”, le comenté una vez que desfilaban los malos imitadores de José José y Alejandra Guzmán. Era cagado cuando una vieja ebria gritaba frente al micrófono eso de “haaaacer el amor con ocho, no, no, noooo”. Y si Sarahí, que no era tan desafinada, se subía a cantar siempre lograba que le aplaudieran mucho. Yo sabía que no era por su voz, sino porque siempre se veía muy bien la desgraciada con sus jeans ajustados y aquellas blusas que evidenciaban unos senos generosos. No había sitio al que fuéramos en el que no le tiraran la onda. ¿Por qué entonces andaba conmigo, si siempre tuvo muchos pretendientes? Habría que preguntárselo a ella. Alguna vez me comentó algo que parecía resumir su pasión por mis besos: “Eres un hombre con carácter. Y a mí me gustan los tipos seguros, que lleven el control de una relación. Eso me hace sentir protegida”. A mí siempre me latió lo bien que se veía. Sabía arreglarse y tenía algo que escasea en nuestros tiempos: clase, actitud.

-O-


Por eso no era raro que algún tipo de otra mesa le sonriera. Sarahí siempre los ignoraba. Bueno, no siempre, porque cuando no andábamos muy bien intentaba darme celos. Y yo, que nunca celé ni a mis hermanas, mantenía la calma. Como cierto día que un sujeto trajeado aprovechó que fui al baño para acercarse a ella y le dio su tarjeta de presentación. Lo único que hice fue llegar a nuestra mesa y tocarle el hombro: “Oiga, capi, no sea malito y mándeme al mesero”. El tipo volteó sobresaltado, no supo cómo reaccionar y sólo atinó a murmurar, “perdón, sólo le decía a la señorita...”, pero lo interrumpí, “no se preocupe, estamos muy bien atendidos”. Se puso rojo, apretó las mandíbulas y se largó. Sarahí se rió en su cara y no tuvo reparos en señalarme que “eres un cabrón, Roberto, por eso me encantas”. Y me besó para certificarlo. Pero a ella le gustaba provocarme y hasta me retaba “no puedo creer que no te den celos”. A veces le llamaba algún ex y ella se intrigaba porque no le hacía escenitas ni le reclamaba. Sólo le comentaba cosas como “algo bueno debes tener para que aún no te hayan olvidado”. Y ella me abrazaba, “eres un lindo”, pero yo evitaba las cursilerías: “o tal vez el wey anda ebrio y sólo tiene ganas de coger”. Y Sarahí hacía pucheros y reviraba: “Y también, cuando te lo propones, eres odioso”. Yo la contentaba con besos y caricias subidas de tono.

-O-


En cambio ella sí era bastante celosa. Una noche salimos con unos amigos a un bar. Casualmente, en el sitio estaba una ex novia mía, con sus amigas. Yo le resté importancia a la presencia de Andrea, pero Sarahí se incomodó y no dejaba de besarme y abrazarme más que de costumbre. Era una de esas actitudes territoriales, de quien defiende lo que cree que le pertenece. Más tarde, de camino al baño, me topé con Andrea, quien me sonrió de manera provocativa. Le devolví el silencioso saludo. Cuando regresé, Sarahí no se contuvo: “Pinche zorra, cree que estoy pintada. Yo no sé qué le viste como para andar con ella”. Iba a enumerar sus cualidades, pero noté que no estaba para bromas. Ella prosiguió, “pues estará muy buena, pero es una puta”. Mujeres, mujeres, siempre tan inseguras. Poco después vibró mi celular y Sarahí prácticamente me lo arrancó de las manos. “Eres un feo, ya ni quieres saludarme. P.D. Te ves muy bien”, era el mensaje de Andrea. Y Sarahí se puso como loca. “Sabes qué, no soy tu pendeja, quédate a seguir coqueteando porque yo me largo”, tomó su bolso y enfiló a la salida. Yo di un sorbo a mi vaso. Mi cuate Gerardo me observó como preguntando qué-vas-a-hacer. Como no vio reacción, fue tras ella. Mis demás amigos preguntaron qué había pasado. No sucede nada. Y pedí otra ronda.

-O-


Una hora más tarde me fui a casa. Sarahí no había llegado. Me quedé dormido en el sofá. Ella regresó como a las cinco de la mañana, con reclamos: “Seguro que estuviste con esa puta, ¿verdad?”. Le pedí que me dejara dormir. “Y ni siquiera te importó que me fuera con tu mejor amigo”. Insistí en que estaba cansado. “¿Y no quieres saber qué hicimos?”, intentó hacerme perder la cabeza. “Lo que hayan hecho no me quita el sueño. Gerardo siempre ha sido un tipo muy aburrido, sin imaginación”, fui sarcástico. “¡Idiota!”, gritó y azotó la puerta de la recámara. Al otro día estaba arrepentida. Se disculpó por sus arranques. Le dije que era mejor que termináramos. Sonaba algo de Los Secretos durante la despedida: “La cruda realidad, castillos en el aire./ Correr sin descansar por la tierra de nadie,/ donde entonces tampoco encontré qué voy buscando./ Qué busco sin parar, qué busco con tanta prisa.../ Cansado de cambiar de solo a solitario,/ un brillo de ilusión apaga el escenario./ Mientras veo que el tiempo se va, sigo buscando, sigo buscando”. Sarahí reclamó un poco, pero aceptó irse y finalmente juró que un día yo sería quien la buscaría. En eso se ha equivocado. Dejé de confiar en ella. Y mi mejor amigo ya no lo es tanto. Yo sigo intrigado por algunos secretos de las mujeres: ¿Por qué se empeñan en ponernos a prueba?, ¿qué clase de chip se les bloquea como para creer que si no eres celoso entonces no las amas?, ¿cuándo conoceré a una vieja que no se apanique por la sombra de mis ex novias? Creo que los X-Files son menos indescifrables.

Roberto G. Castañeda

Manual para canallas

El Gráfico

lunes, 6 de junio de 2011

GRAN ANGULAR / El por qué del baño de sangre

El por qué del baño de sangre
(1)


Imagen




Le decía en la entrega pasada que el gobierno federal, en la página de la Presidencia, ha subido el post denominado “Los 10 mitos sobre la inseguridad” que refieren —según Alejandro Poiré, vocero del Consejo de Seguridad Nacional— las aseveraciones, argumentos y lugares comunes sobre el tema que, a su juicio, son falsos. Hasta ahora, solamente puede verse en internet el primer mito y suponemos que los nueve restantes serán subidos en los próximos días.

El primer mito, según el gobierno, es: “no hay estrategia (contra la inseguridad), es sólo el uso de la fuerza”. La Presidencia señala que la aseveración es falsa porque: 1. Sí hay una estrategia que implicó horas de planificación y análisis; 2. El uso de la fuerza pública es solamente uno de sus ingredientes y se concentra justo en las regiones más complicadas; 3. Los operativos conjuntos son en apoyo de las autoridades locales y a los ciudadanos, con el propósito de debilitar y contener a las organizaciones criminales; 4. Se busca escalar las capacidades operativas y tecnológicas de las fuerzas del Estado; 5. También empuja la reforma al marco legal e institucional; 6. Hay una política activa de prevención del delito; y 6. Fortalece la cooperación internacional.

Es comprobable, cierto, que hay una estrategia que se definió al cabo del tiempo, aunque no desde el momento que Felipe Calderón le declaró la guerra al narcotráfico. Recuérdese que el primer operativo conjunto fue en Michoacán y se puso en marcha cuando no tenía ni un mes en el poder. Entonces sí hay una estrategia, pero la pregunta es: ¿a cuatro años y medio de guerra, con 40 mil muertos y de cara a los resultados, si es la correcta? Todo indica que cumple con algunos de los objetivos que se plantea el gobierno, pero no por supuesto, con el de acabar con el problema, mientras que nos mantiene sumergidos en un baño de sangre y expuestos a un creciente nivel de violencia.

Hay un dato incontrovertible basado en actas de defunción recopiladas por el INEGI y las averiguaciones previas compiladas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública en la base de datos sobre homicidios asociados al crimen organizado: la espiral violenta creció desmesuradamente en los estados donde el gobierno federal realizó operativos conjuntos. El especialista José Merino (ver “Los operativos conjuntos y la tasa de homicidios: una medición ”en la revista Nexos 402 de este mes (http://bit.ly/iB7MXq ) demuestra que “los últimos tres años registran un crecimiento sustancial en la tasa de homicidios, con monstruosos aumentos en varios estados”, de manera dramática a partir de los operativos Michoacán (diciembre de 2006), Guerrero y Baja California (enero 2007), Nuevo León y Tamaulipas (enero de 2008), Chihuahua (abril de 2008) y Sinaloa y Durango (mayo de 2008). Según el INEGI, la tasa de homicidios creció de 8.4 en 2007 a 17 en 2009, lo que rompió con una tendencia histórica a la baja. Merino dice: “el factor que puede explicar el cambio es la guerra contra la delincuencia y el despliegue de Ejército, Marina y Policía Federal en buena parte del territorio del país”.

El gobierno federal considera que ese crecimiento de la violencia homicida es expresión de los golpes asestados a los cárteles delincuenciales y de la desesperación a la que los ha llevado su debilitamiento ante las fuerzas del Estado, lo que fraseado así no es del todo exacto.

Otro especialista en el tema, Eduardo Gutiérrez Moreno (ver “La raíz de la violencia” en el mismo número de la revista Nexos http://bit.ly/m8Axxj) considera que la estrategia en marcha, a la que califica de punitiva, ha dispersado geográficamente la violencia. De ello le comentaré en la próxima entrega.


Instantáneas.

1. GOLPE. La madrugada del sábado fue detenido en su residencia de Tijuana, el empresario del juego y ex alcalde de esa ciudad fronteriza, Jorge Hank Rhon. La pista proporcionada por una llamada telefónica anónima llevó a militares hasta la casa del hijo de quien fuera cabeza de uno de los clanes políticos más poderosos e influyentes del PRI en el país y en el estado de México, donde se asegura le fue decomisado un arsenal. Hank Rhon no tiene buena fama pública, muchos mexicanos lo consideran un “pillo” que se benefició con grandes negocios al amparo del poder. Por lo tanto, es indefendible. Sin embargo, es inocultable que su detención lleva una fuerte carga política de cara a las elecciones mexiquenses del próximo 3 de julio. La detención ocurrió en Tijuana y de ella se acusó recibo en Toluca. Una probadita de las maniobras que vienen.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico


El por qué del baño de sangre (2)






Argumenta Alejandro Poiré, vocero del Consejo de Seguridad Nacional, que el uso de la fuerza pública es solamente uno de los ingredientes de lo que llama estrategia integral contra el crimen organizado. Los otros ingredientes, asegura, son la transformación de las instituciones de seguridad y el control de confianza de sus empleados, la reforma al sistema de justicia penal, la mejoría de la cobertura educativa y de seguridad social, y la detección temprana de las adicciones.

Esas acciones y programas existen aunque de sus resultados poco se aprecia. Pero lo que es un hecho inobjetable es que la estrategia de la guerra contra el narcotráfico de Felipe Calderón está centrada en detener o abatir a los miembros de los cárteles del narcotráfico y en el empleo de la fuerza para conseguirlo. Han caído, en efecto, algunos grandes capos y muchos matones de segundo o más bajo nivel, lo cual ofrece al gobierno federal resultados cuantificables. Pero el pretendido desmantelamiento de los cárteles en realidad los ha dividido y dado lugar a nuevas y pequeñas organizaciones criminales. Tal fragmentación expande y dispersa la violencia por casi todo el país, sostiene el analista Eduardo Gutiérrez Guerrero en el número de junio de la revista Nexos (http://bit.ly/m8Axxj).

Aquí un rápido recuento de esa fragmentación:

En 2006, al inicio del gobierno de Felipe Calderón, había seis cárteles de la droga: el de Sinaloa, el de Juárez, el de Tijuana, el del Golfo, el del Milenio y La Familia Michoacana. En el bienio 2007-2009, del cártel de Sinaloa se escindió el de los Beltrán Leyva; y del de Tijuana la llamada facción de El Teo, mientras que siguieron operando como tales el de Juárez, el del Golfo y La Familia Michoacana, pero ya eran ocho organizaciones. Para 2010, el cártel de los Beltrán Leyva se escindió en el del Pacífico del Sur, el Independiente de Acapulco y el de La Barbie; del cártel del Golfo se escindieron Los Zetas, ahora sus acérrimos enemigos; del Milenio derivaron La Resistencia y el de Jalisco-Nueva Generación; mientras que siguieron operando como tales el de Sinaloa, el de Juárez, el de Tijuana, el del Teo y La Familia Michoacana, pero ya eran 12 organizaciones.

La violencia que lleva implícito este proceso que el gobierno federal vende como la evidencia de que va ganando la guerra, hace florecer, por el contrario, otras expresiones de la delincuencia: la extorsión, el secuestro, el tráfico de personas, el narcomenudeo y el robo de automóviles y bancos. ¿Por qué? Solo los grandes cárteles tienen los recursos y la capacidad de llevar a cabo, por ejemplo, la exportación de cocaína.

Dado que desde México ingresa 90% de la que se consume en Estados Unidos y que la demanda crece, esas organizaciones criminales están dispuestas a invertir mayores proporciones de sus utilidades en más personal, equipo y armas para defender el negocio. Pero a diferencia de esos grandes cárteles, las organizaciones menores no poseen la infraestructura para traficar droga a Estados Unidos y optan por crímenes, también muy redituables, como el secuestro, la trata o la extorsión, que florecen en el caldo de cultivo de la violencia desatada por la guerra contra el narcotráfico.

En ese sentido, la fragmentación de algunos cárteles y la violencia que ha desatado, impide al gobierno federal cumplir otro de los objetivos planteados en su estrategia, la de rescatar los espacios públicos bajo el control de la criminalidad. Ciudad Juárez es el ejemplo más nítido.

El analista Eduardo Guerrero Gutiérrez se pregunta si hay una salida a ésto y, al igual que una creciente corriente de opinión en el país, cree que sí: poner fin a la estrategia punitiva para abrir paso a otra de carácter disuasivo que concentre sus esfuerzos en los crímenes que más lastiman a la sociedad.

¿Qué significa esa estrategia, en qué consiste, implica pactar con los delincuentes? De ello hablaremos en la siguiente entrega.


Instantáneas.


1. MITOS. Son los tres relacionados con Ernesto Cordero: con seis mil pesos alcanza para todo, no somos un país de pobres y con el salario mínimo de hoy podemos comprar más que con el de los años ochenta. Ese mundo sólo puede verlo quien gana algo así como 250 mil pesos al mes.

2. DETENCIÓN. Fue capturado en Cancún y trasladado a Tuxtla Gutiérrez, el ex gobernador de Chiapas, Pablo Salazar. Era príista, pero dejó de serlo para ser gobernador aliancista del PAN y el PRD. El hoy gobernador Juan Sabines, también llegado al poder en similar alianza, pero sin el visto bueno de su antecesor Salazar, hoy lo acusa de peculado. ¿Será venganza o son alineaciones de cara a las próximas elecciones presidenciales?


Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico


El por qué del baño de sangre (3)





Le decía aquí, en la entrega pasada, que una creciente corriente de opinión en el país cree que es preciso poner fin a la estrategia punitiva del gobierno federal contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, para abrir paso a otra de carácter disuasivo que concentre sus esfuerzos en frenar la violencia y los crímenes que más lastiman a la sociedad. Y preguntábamos: ¿Qué significa esa estrategia, en qué consiste, implica pactar con los delincuentes?

El analista Eduardo Guerrero Gutiérrez puntualiza lo que supondría una estrategia disuasiva:

“1. Que el gobierno actúe con base en prioridades; 2. Que éstas fortalezcan considerablemente sus capacidades de inteligencia y las promuevan activamente en estados y municipios que lo requieran con urgencia; 3. Que las autoridades identifiquen una serie de “palancas disuasivas” capaces de modificar el comportamiento criminal para reducir los daños que causa; Y 4. Que se integren equipos policiales (incluso militares en algunos casos) con capacidad para operar “intervenciones disuasivas” en varios puntos del país”.

Es prioridad en este momento disminuir la espiral de violencia. Hacia ese objetivo debería replantearse la estrategia hoy centrada en la confrontación a los cárteles. Esto no significa que se dejará de combatirlos, supone, más bien, que se les desarticulará selectivamente bajo el criterio de cuáles son las que más daño causan a la sociedad, vamos, las que más nos agravian con delitos que de 2007 a 2010 registraron un crecimiento alarmante: el secuestro 188%, la extorsión 100%, el robo a bancos 90% y el robo violento de vehículos 108%, de acuerdo con estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

A determinar qué bandas y cómo desarticularlas estaría orientado el objetivo de fortalecer, en los tres niveles de gobierno, las capacidades de inteligencia, no sin antes enviar claros mensajes disuasivos, el primero ya implícito en la estrategia misma: se va a perseguir con todo a las organizaciones más violentas; del tamaño de sus acciones será el tamaño de castigo gubernamental. Ese castigo, por lo tanto, deberá quedar asociado al tamaño del comportamiento criminal. Dice Guerrero Gutiérrez: “esta conexión, en forma de amenaza, es la que debe comunicársele de modo efectivo a las organizaciones criminales, antes de que las fuerzas de seguridad entren en acción”. La estrategia, por lo tanto, se centra en enviar ese tipo de mensajes para desincentivar su comportamiento violento y las acciones que tienen mayores costos en términos de vidas humanas y bienestar social.

Dos beneficios adicionales: 1. Al concentrar esfuerzos en aquellas acciones que más lastiman a la sociedad, se propicia que el sistema penal sea capaz de procesar eficientemente los casos más urgentes e importantes; y 2. Las fuerzas federales, al estar menos esparcidas por el territorio nacional y por lo tanto menos expuestas, se podrán concentrar en operaciones más apegadas a la legalidad, que disminuyan los “daños colaterales” en que se ha incurrido y que básicamente consiste en que los bandos enfrentados no pueden distinguir entre amigos y enemigos, lo que se traduce en muerte de inocentes y crecientes violaciones a los derechos humanos.

¿Cómo acometer la implementación de la estrategia disuasiva? Guerrero Gutiérrez plantea tres condiciones: 1. El desarrollo de capacidades propias de inteligencia que permitan al gobierno mexicano depender menos de las de EU, lo que a su vez ayudaría a marcar distancia de la estrategia estadounidense que, de acuerdo con sus intereses de seguridad nacional, es la punitiva; 2. Identificar con toda claridad las acciones de autoridad más eficaces para disuadir la violencia criminal; y 3. Negociar, en el marco de la cooperación con Estados Unidos, ayuda para diseñar e implementar programas antiviolencia, respecto a los cuales hay experiencias muy exitosas en ciudades como Baltimore, Pittsburgh, Nueva Orleáns, Boston, Chicago y Los Ángeles.

Cabe enfatizar que la estrategia disuasiva no implica pactar con los cárteles. Pactar obliga a respetar condiciones acordadas y éste no sería el caso. Con la estrategia disuasiva el Estado no asume obligaciones con los criminales y, por lo tanto, se reserva el derecho de actuar como mejor crea que conviene al interés público, mantiene plena soberanía sobre el ejercicio legal de la violencia y la manera en que debe administrarla para perseguir los delitos, según su importancia y urgencia. Tampoco sugiere que sólo se combatan otros delitos y no el narco. Los éxitos en esa lucha mejorarán en la medida en que disminuya la violencia y esto último es la prioridad en una estrategia disuasiva.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico