lunes, 30 de enero de 2012

GRAN ANGULAR / Tecnócratas insensibles

Tecnócratas insensibles

Imagen





Son alrededor de cien mil los rarámuris que habitan en la sierra Tarahumara en el estado de Chihuahua; 80 mil reciben apoyos de Oportunidades, el programa social estrella del último gobierno del PRI y de los dos que van del PAN. ¿Qué pasó con los otros 20 mil? Pues resulta que fueron dados de baja en medio de la emergencia provocada por la sequía y la hambruna.

Entre los tecnócratas que llegaron al poder con Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, y que siguieron con Vicente Fox y Felipe Calderón existe una fobia por los subsidios y el temor, sin duda fundado en la experiencia histórica, de que muchos de los recursos destinados a programas sociales no llegaban a quienes realmente los necesitan.
De ahí que Oportunidades, por ejemplo, obligue a que la entrega del apoyo para alimentos, salud y educación se supedite a que los destinatarios demuestren, al acudir por ellos, que los hijos avanzan en la escuela y que reciben asistencia médica con la regularidad indicada.
¿Pero qué pasa cuando los beneficiarios, en este caso 20 mil tarahumaras, que viven en condiciones de marginalidad y aislamiento inimaginables, no cumplen con esos requisitos porque para hacerlo tienen que caminar de seis a 12 horas de sus comunidades a las escuelas o a los centros de salud?
Pasa lo que pasó, que fueron dados de baja por incumplimiento de requisitos.
La información la dio a conocer el propio coordinador nacional de Oportunidades, Salvador Escobedo Zoletto, a quien su jefe, el secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix, le enmendó la plana al decir que nadie, ni siquiera los excluidos de Oportunidades, quedará sin los apoyos públicos federales liberados para enfrentar esta emergencia en la Tarahumara.
El problema es, de cualquier manera, la insensibilidad de los tecnócratas frente a este tipo de tragedias sociales y humanas, por hacer valer requisitos que sin duda alguna podrían ser más flexibles según los casos a atender y además por declarar sin prudencia lo que podrían frasear de una manera que no resulte tan ofensiva para quienes están viviendo la hambruna provocada por la más grave sequía registrada en el país en los últimos 70 años.

Oportunidades ayuda a más de 30 millones de mexicanos, de los cuales 8 millones son indígenas, muchos de los cuales probablemente por razones similares a la de los rarámuris también habrían sido dados de baja. Según datos de la coordinación nacional del programa, mil 200 familias son dadas de baja cada año por incumplimiento de requisitos y, por lo tanto, dejan de recibir 950 pesos mensuales que los ayudan a tener una alimentación razonable. Esos recursos mensuales se dividen así: 295 pesos en apoyo alimentario, 50 en ayuda energética, 100 para apoyo médico y 100 para aquellas familias que tienen más de tres hijos.




Instantáneas

1. GOLPES. El IFE ordenó el sábado retirar del aire los spots de Josefina Vázquez Mota en los que es presentada, sin serlo, candidata del PAN a la Presidencia. Ernesto Cordero, también suspirante blanquiazul, había presentado la queja. Vázquez Mota acató la resolución, dijo que había sido un error de postproducción de su equipo e informó que ella misma ya había pedido retirarlos del aire. El caso es que estamos ante un episodio más de fuego amigo entre los contendientes panistas por la candidatura presidencial de su partido que se resolverá el domingo próximo a menos que haya una segunda vuelta en el proceso electivo.

2. OPERACIÓN CICATRIZ. Es la que puso en marcha Miguel Ángel Mancera, virtual candidato de la izquierda al gobierno del Distrito Federal, al invitar a colaborar a su equipo de campaña a quienes fueran sus contrincantes en la búsqueda de la nominación. De esta manera, el ex secretario de Seguridad Pública capitalina, Joel Ortega, será el coordinador general de la campaña; el ex secretario de Desarrollo Social, Martí Batres, será el coordinador de vinculación con los movimientos sociales; el senador Carlos Navarrete será coordinador de vinculación con la sociedad civil; y la ex secretaria de Desarrollo Económico, Laura Velázquez, será la coordinadora de gestión social. Se sabe que con el diputado federal Gerardo Fernández Noroña y la diputada local Alejandra Bárrales se negocian algunas posiciones.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 27 de enero de 2012

Manual para canallas / Que tus sueños no sean boicoteables

Que tus sueños no sean boicoteables


Imagen






Nunca tuvimos casa propia, siempre rentábamos en vecindades donde aceptaran a una mujer sola con hijos. Y por consecuencia, tampoco tuvimos mascotas. Algo un tanto trágico para cuatro chamacos huérfanos de cariño.

Para no variar habitábamos en pequeñas construcciones, con una recámara, una sala-comedor-cocina y un baño tan pequeño que apenas tenía lo mínimo. Por ello es que nunca tuve una habitación propia desde que fui niño y me convertí en adolescente. De hecho, mi hermano y yo dormíamos en una litera habilitada sobre un pequeño pasillo. Nos las ingeniamos para poner unas bocinas en ese pequeño espacio para al menos escuchar música a bajo volumen mientras dormíamos. Y no, aquello no era un gran territorio pero nosotros volábamos escuchando Rock 101 y bandas como Caifanes, Café Tacuba, Soda Stereo y The Cure, por mencionar sólo algunas.

Fue hasta mi juventud que por fin mi hermano y yo compartimos un cuarto, no muy grande pero al menos nos daba cierta privacidad. Así que llenamos aquel espacio con pósters y bocinas en cada esquina para seguir con nuestra pasión por el rock. En verdad que era complicado crecer en aquellas circunstancias, con poca esperanza en el futuro, con demasiadas dudas y nulos consejos paternos. Cuando eres joven siempre sucede que tus inquietudes se topan con cuatro paredes. Nunca es como en las películas, en que cada uno tiene su cuarto y está prohibida la entrada. No, en nuestra casa no había espacio para refugiarte o escaparte de algo; mucho menos autorrecetarte un orgasmo sin temor de que alguien entrara y te sorprendiera. Así ha sido siempre. Todos, tú, yo, tus vecinos, los primos, aquel amigo, todos tienen una historia encerrada en pequeñas habitaciones en las que apenas cabe una cama y un miserable clóset con tres pantalones desgastados y unas cuantas prendas demasiado usadas. ¿Cómo soñar con grandes mundos, con paisajes magníficos, si hemos sido reducidos a habitar en cuartos de tres metros por lado? Y encima de todo, nuestros padres siempre nos estaban controlando: ya métete que es tarde, no juegues en la calle, ándale que tienes que lavar el baño, con una chingada ya-te-dije-que-no-te-juntes-con-esos-vagos, órale que tienes mucha tarea, a-ver-a-qué-hora-vas-a-cuidar-a-tus-hermanos, y así sucesivamente hasta el infinito.


-O-



Desde que recuerdo, mi vida no era muy distinta a la de los demás chavales de mi colonia. Todos vivíamos en miserables casas-habitación, unas con baños compartidos, otras con piso de vil cemento, algunas sin puerta en el baño, aquellas con sábanas en vez de cortinas… No es de extrañar que todos quisiéramos andar en la calle, de patas-de-perro, pateando un balón, molestando a los de la otra calle, inventando travesuras, intentando que la miseria se nos olvidara aunque fuera un rato. Tampoco es de extrañar que la mayoría de la gente en mi colonia careciera de imaginación. No había un cine próximo, tampoco una biblioteca y mucho menos un parque recreativo. Será por eso que cuando mi madre aceptó aquel trabajo como conserje en la secundaria 8 yo sentía que me había ganado el premio gordo. Porque si bien vivíamos atados a la responsabilidad de cuidar la escuela, para mí fue la puerta a un gran universo de posibilidades. Todos los días yo era el hijo de la conserje, pero los fines de semana era el dueño absoluto de todo el espacio del mundo: cancha de futbol, cancha de basquetbol, taller de carpintería, el patio cívico, las azoteas de todos los edificios. Y allí perfeccioné cada deporte, aprendí a patinar, andar en bicicleta, escribir a máquina y también me refugiaba en la biblioteca para hurgar en las enciclopedias y conocer a autores como Benedetti, Sabines, Vargas Llosa, García Márquez, Ibargüengoitia y un sinfín de maestros que me hicieron imaginar mundos paralelos. Creo que aquella etapa, como cuidador de una escuela, me dio alas para buscar nuevos cielos. Por eso es, creo yo, que pude escapar a un destino gris. Por eso es que guardo magníficos recuerdos, construyendo pasadizos secretos entre las montañas de butacas inservibles o perfeccionando mis tiros de tres puntos en la cancha de basquetbol hasta altas horas de la noche y escribiendo pequeños cuentos en el taller de mecanografía. Lo único que lamento es no haber aprendido a usar piano, acaso porque aquel instrumento estaba protegido bajo llave. Pero bien valió la pena ser el guardián a veces solitario de aquel mundo infinito, en el que mis hermanos y yo nos inventamos miles de aventuras. Será por eso que me gustó tanto ser el hijo de la conserje. Será por eso que reniego de los departamentos pequeños, de esas mínimas habitaciones en las que nos confinaban desde pequeños. Será por eso que comulgo con la propuesta de Dante Guerra: “No te abandones a los silencios,/ ni te encierres entre cuatro paredes./ Mejor es escapar por las ventanas,/ subir a la azotea a mirar las estrellas,/ imaginar la brisa de un mar navegable,/ suspirar por el oleaje de playas lejanas,/ y empacar unas cuantas pertenencias/ para echar a andar despacio y sonriendo,/ mientras observas el fulgor de cualquier horizonte”. Sí, en definitiva, es mejor abandonar las pequeñas habitaciones si no quieres enloquecer por completo o llorar en silencio por tus sueños boicoteados. “No te quedes, no, encerrado en territorios mínimos,/ cuando el universo son tantos cielos por surcar,/ tantos mares navegables”.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

lunes, 23 de enero de 2012

GRAN ANGULAR / La ruptura

La ruptura


Imagen






La coalición que el Partido Nueva Alianza, de Elba Esther Gordillo, había construido con el PRI y el Partido Verde, no resistió la rebatiña por los huesos políticos en el Congreso y se rompió la noche del viernes pasado.

El reparto de candidaturas en el Senado fue, al parecer, la gota que derramó el vaso.


Y es que la hija de la lideresa nacional del sindicato de maestros, la secretaria general del Panal, Mónica Arriola Gordillo, nada más no transitaba entre las filas tricolores para ser candidata a senadora por Chiapas, como tampoco lo lograba su yerno, el ex subsecretario de Educación, Fernando González Sánchez, para serlo por Sinaloa.

La maestra, por lo demás, ya no contaba con su pupilo Humberto Moreira en la presidencia nacional del PRI para superar esas dificultades y enfrentaba la posición menos complaciente del nuevo líder del tricolor, Pedro Joaquín Coldwell, mucho más sensible a la rebelión priísta que se veía venir, desde las huestes de Manlio Fabio Beltrones, por la entrega de posiciones a Elba Esther Gordillo que, a su vez, se resistía a aceptar la candidatura verde al Senado de Pablo Escudero, yerno del senador, y a respaldar totalmente a Beatriz Paredes como candidata al gobierno del Distrito Federal.

El problema había llegado a tal punto de tensión la tarde del viernes, que el precandidato presidencial único del PRI, Enrique Peña Nieto, tuvo que operar personalmente la decisión: romper la coalición pero sin perder el apoyo que siempre le ha dispensado la lideresa del SNTE, lo que se ve francamente difícil a menos que como dijo el también precandidato único, pero este del movimiento progresista, Andrés Manuel López Obrador, todo sea una simulación en la que los maestros y su partido acabarán apoyando al candidato tricolor.

Por lo pronto, Nueva Alianza ha dicho que irá a las presidenciales con candidato propio (el PAN y la izquierda han descartado hasta ahora cualquier tipo de alianza); y ha explicado, a través de su presidente Luis Castro, que se llegó a la ruptura para no perder la autonomía del SNTE ni los principios políticos del Panal, haciendo incluso las cuentas alegres de que triplicarán su votación por el simple hecho de ir solos.

A su vez, Peña Nieto ha argumentado que quiere el apoyo de los maestros, no de Elba Esther lo que, sin ella, parece imposible.

No sé si en las filas tricolores habrán calculado el efecto que tendrá no disponer del dilatado aparato de control político-electoral que ofrece el magisterio y que —según indican todos los análisis serios— fue el que le permitió a Felipe Calderón darle la vuelta a la elección presidencial de hace seis años, así haya sido con la raquítica diferencia de 0.57% de los votos.

Pero más allá de especulaciones, la alianza PRI-Panal ha sido efectiva en los recientes procesos electorales locales: 13 victorias contra sólo dos derrotas. Estas últimas ocurrieron en Sinaloa (2010) y en Guerrero (2011). Las victorias fueron en Sonora, Colima, Campeche y Querétaro (2009); Chihuahua, Tamaulipas, Zacatecas, Aguascalientes, Hidalgo y Quintana Roo (2010); y estado de México, Nayarit y Coahuila (2011).

Por esa eficacia, en términos de resultados es que se mantiene la coalición (aunque la presidencial se haya roto) en las locales de Tabasco y Morelos.


Instantáneas

1. GUANAJUATO. Los senadores del PRI estarán esta semana en Guanajuato, no sólo para celebrar su sesión plenaria, sino para respaldar a su colega Francisco Arroyo como candidato del PRI al gobierno de ese estado. Arroyo lleva muchos años buscando esa candidatura y ahora que parece sí se le va a hacer, tendrá que enfrentarse a un PAN que lleva tres gobiernos al frente de Guanajuato y que le sacará la mayor raja posible a la próxima vista del papa Benedicto XVI.


2. BARRALES. Dicen que fue monumental el berrinche que hizo Alejandra Barrales al no conseguir la postulación de la izquierda como candidata de la izquierda a la jefatura del gobierno del Distrito Federal. Ella, por lo pronto, sigue deshojando la margarita. No ha dicho cómo procederá, si respaldará o impugnará la precandidatura del ex procurador Miguel Ángel Mancera. Una de dos: o sigue encareciendo su apoyo, o ya escuchó las voces que desde el PRI la invitan a que cambie de camiseta.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 20 de enero de 2012

GRAN ANGULAR / Mancera, candidato de la izquierda

Mancera, candidato de la izquierda



Imagen





Alejandra Barrales decidió no asistir a la reunión donde se anunció el resultado de las encuestas que determinarían al aspirante de la izquierda mejor posicionado para ser candidato al gobierno del DF. Y no fue. Dejó constancia así de su inconformidad con la manera en que se realizó el sondeo y abrió un lapso que no será mayor a los 21 días, para que se dé respuesta a las irregularidades que denunció. Se reservó así el derecho a actuar de la manera que mejor le convenga, pero se cuidó de no romper abiertamente y descalificar el proceso electivo.

Las encuestas realizadas por Covarrubias, Nodo y Buendía & Laredo dieron como mejor posicionado a Miguel Ángel Mancera. De las cinco preguntas, el ex procurador del Distrito Federal ganó cuatro y la diputada Barrales sólo una, la de conocimiento de su persona, en la que aventajó a Mancera con menos de un punto porcentual.

Las preferencias por Mancera promedian 33%, por Barrales 21.6%, Martí Batres 9%, Joel Ortega 3% y Gerardo Fernández Noroña 2.6%. Llama la atención que en el ejercicio se hizo un comparativo con las preferencias por la casi segura candidata del PRI, Beatriz Paredes, de manera que —según estos números— Mancera la supera por 18 puntos. Incluso Barrales está arriba de la tricolor casi 10 puntos. No se hizo el comparativo con quien será la candidata panista, la señora Isabel Miranda de Wallace, de la que el coordinador del DIA, Manuel Camacho Solís, sólo dijo que su candidatura le habrá de robar votos al PRI.

La convocatoria de este proceso estableció que los resultados de la encuesta serían vinculantes, es decir, acatados por los órganos internos de los partidos de izquierda postulantes. Sin embargo, el miércoles pasado, el Tribunal Electoral del Distrito Federal determinó que los resultados de la encuesta deberán ser ratificados por los órganos partidistas que determinan las candidaturas. En el caso del PRD, ese órgano es el Consejo Estatal Electivo, que sesionará el próximo 11 de febrero, por lo que le decía que el lapso para subsanar las reclamaciones de Barrales no puede ser mayor a 21 días.

El respaldo a Mancera de los otros contrincantes, así como el de Marcelo Ebrard y el de Andrés Manuel López Obrador dado a conocer anoche, plantean que una ruptura es prácticamente imposible y que la candidatura de la izquierda para el Distrito Federal también será de unidad. Quizás lo que Alejandra Barrales busca ahora, con los números que obtuvo en las encuestas, es aumentar el valor de su respaldo político.


Instantáneas

1. EFECTISMO. Eso es lo que en realidad parece buscar la declaración hecha recientemente por la directora de la DEA, Michel Leonhart, en el sentido de que la agencia antidrogas estadounidense anda tras los pasos de Joaquín El Chapo Guzmán. Aseguran los que saben de esto que el famoso narcotraficante no ha sido detenido por cuestiones de estrategia. Aseguran que para Washington es claro que este hombre es uno de los grandes operadores del multimillonario negocio, no necesariamente el de los manejos financieros o el de las relaciones políticas, con los que por cierto nadie se mete. En ese contexto (ante la inevitable fuerza económica del narcotráfico) a Washington le resulta más fácil combatir y/o negociar con un solo y poderoso corporativo del crimen organizado que con una decena de bandas. De manera que el de El Chapo no es el cártel consentido, sino el estratégicamente correcto. Y ese criterio de política antidrogas es el que se ha impuesto a México desde Estados Unidos.

2. EXPERIENCIA. El PRI y su precandidato único a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, han decidido aprovechar a sus cuadros con experiencia. Ese es el mensaje que envían con el nombramiento, el miércoles pasado, del ex gobernador de Oaxaca, José Murat, como secretario de Vinculación Política y del senador Alejandro Moreno como secretario de Operación Política en el Comité Ejecutivo Nacional de ese partido.

3. TRASPLANTES. Se arraiga en el país la cultura de la donación de órganos y la realización de trasplantes. Tome nota de este dato: el récord de trasplantes en un periodo de ocho días lo tiene, con cinco, el Centro Médico Nacional Siglo XXI. En ese lapso se realizaron dos simultáneos en un mismo día, el 8 de octubre pasado.

4. RECONOCIMIENTO. El Tribunal Superior de Justicia de Chiapas acordó poner a su salón de plenos el nombre del ministro de la Corte, Sergio Vals, en reconocimiento a su labor judicial, a su trayectoria profesional y a su cercanía al estado que lo vio nacer.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

Objeciones de la Memoria / Lo importante, transformar al DF

Lo importante, transformar al DF



Imagen




Al momento de enviar este artículo a El Gráfico para su publicación, aún se desconoce el resultado de las encuestas mediante las cuales los partidos de izquierda habrán de escoger a su abanderado en busca de la candidatura para gobernar el Distrito Federal a partir de diciembre de este año. Independientemente de ello, lo más importante es la necesaria transformación que requiere la ciudad de México.

Me inscribí en el proceso a pesar de las condiciones de inequidad prevalecientes en relación con los apoyos y recursos con que cuentan otros compañeros inscritos en el mismo. Lo hice, básicamente, por dos motivos: primero, porque en una ciudad progresista como el DF la izquierda tiene que estar representada. Segundo, por la responsabilidad que tenemos con los ciudadanos, aspectos, ambos, de suma importancia.

Primero en la Asamblea Legislativa de esta ciudad, luego en la Cámara de Diputados y recientemente desde el GDF, trabajamos cercanamente y en favor de los capitalinos para ampliar derechos y libertades; para amortiguar las enormes desigualdades socioeconómicas y profundizar su vocación democrática y transformadora.

Insistí en que el DF necesita gobernantes de permanente y probada trayectoria en la izquierda y en las luchas sociales. Algunos comentaristas en medios electrónicos malinterpretaron esto como una forma de exclusión de mi parte hacia mis compañeros.

Otros, afortunadamente, comprenden que lo dicho alude más bien a una visión de gobierno anclada a los principios de equidad e igualdad social, por lo cual, además, públicamente expresaron su respaldo a nuestra propuesta de gobierno.

Entre ellos, escribieron en diversos diarios (y lo agradezco infinitamente) personas lúcidas como el maestro Arnaldo Córdova, los periodistas Humberto Musacchio y Eduardo Huchim; escritores como Paco Ignacio Taibo II y Paloma Sáiz.

Además, el maestro Enrique González Rojo, el senador Pablo Gómez Álvarez, los académicos Julio Boltvinik y Araceli Damián.

Pero también nos apoyaron muchos más como José Jacobo Femat, Mario Zepeda, doña Rosario Ibarra, artistas, cineastas y deportistas como el campeón mundial de Box Johnny González o el famoso ex beisbolista El Zurdo Ortiz.

De una u otra forma, coincidieron en que quien esto escribe, “puede impulsar una política democrática y de izquierda”. También, que “es preciso que las izquierdas presenten un candidato del todo diferente a quienes serán postulados por PRI y PAN”.

Más allá de quién gane las encuestas, insisto, lo fundamental es transformar nuestra ciudad. Así, resulta básico el contenido programático que enarbolará la coalición de izquierdas porque es garantía contra retrocesos o estancamientos y, al mismo tiempo, aliciente para la transformación social.

No está de más reiterar que el próximo gobierno del Distrito Federal debe poner en el centro de su accionar a lo social y el interés público por encima de cualquier interés particular.

Vale la pena señalar que en un proceso competido como el que se vive, el reto de la izquierda para ganar de nuevo la ciudad de México requiere del conjunto de sus componentes, de sus referentes, y el concurso de todos sus dirigentes y personalidades.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

jueves, 19 de enero de 2012

Manual para canallas / Soy un reparador de autoestimas

Soy un reparador de autoestimas


Imagen




Siempre me están confundiendo con alguien. Algunas personas insisten en llamarme Jorge y no sé por qué carajos. Y con frecuencia me pasa que me digan “oye, tu cara me es familiar, me pareces conocido”.


También sucede que en alguna plática alguien sale con eso de que “¿no estudiaste en la Del Valle?”. Uy no, suelo aclarar, “no, claro que no, yo sí tengo conciencia social y nunca he votado por el PAN”. O nunca faltan sus lugares comunes: “¿Eres abogado?”. No, obvio que no, me asesora la decencia. “¿Eres diseñador?”. Chale, a poco también hablo con faltas de ortografía. “¿Eres reportero de tele?”. Nel, a mí sí me gusta leer. “¿Estás en Gobernación?”. Claro que no, yo no podría trabajar bajo las órdenes de un presidente necio y poco autocrítico. “¿Eres periodista?”. Me delata la cara de borracho, ¿verdad? El asunto es que todos creen conocerme, de alguna u otra manera. Me pasa de manera frecuente. En las fiestas, en las reuniones, cuando me presentan a alguien.


-O-



La reunión no estaba tan divertida. Una que otra chava guapa por allá. Un par de amigos y alguno que otro wey conocido. Al menos la música era pasable, así que bailé un par de canciones. Más tarde, de buenas a primeras, una vieja se acercó a charlar. Me dijo su nombre, pero lo olvidé de inmediato. Después hasta se sintió con la confianza necesaria para preguntarme lo que se le diera la gana.

“¿Eres bi”, me preguntó aquella chica. “Mmm, sí, lo soy”, respondí despreocupado. “¡Lo sabía!”, ella sonrió. “¿Y cómo es que lo sabes?”, reviré con preguntas, “¿tú también lo eres?”.

“¡Noooo!, a mí me encantan los hombres”, negó como si fuera cosa del otro mundo. Me quedé en silencio unos instantes, sonreí con malicia, bebí un trago de mi vaso desechable y el ron me devolvió la certeza de que siempre me han divertido las mujeres prejuiciosas.

“Pero no me has respondido cómo es que lo sabes”, añadí. “Ahhh, es que bailas muy, ehhh, no-sé-cómo, ehhh, bueno, un poco extraño. Y cuando fumas agarras el cigarro con dos dedos y eso es medio raro”, detalló. “Ah, pero no soy bi, sino tri”, aclaré y me divertí con su asombro. “¿Eres tri?, ¿eso cómo es?”, la chava miraba a los que bailaban. “Bueno, la mayoría de la gente es bipolar pero yo soy lo que le sigue, soy tripolar”, saqué la cajetilla y le ofrecí un Camel. “¡Oye, yo no estaba hablando de eso!. Yo pensé que eras bisexual, no bipolar. Eres un tonto. Ni que fuera psicóloga”. Le encendí su cigarrillo. —Ahhhh, pues lamento decirte que tus observaciones sobre cómo bailo y cómo fumo están fuera de lugar, sólo son prejuicios de una persona que se reprime sexualmente y tiene baja autoestima.

Aquella mujer me miró con ojos extragrandes, como si el asombro le rebasara, abrió la boca en señal de no-puedo-creer-que-me-hables-así: “¡Ooooyeee, qué grosero! ¿No me digas que tú sí eres psicólogo?”. —Sí, —mentí—, soy especialista en reconstruir autoestimas, una especie de hojalatero pero de la mente. Y a partir de este momento cualquier consulta causa honorarios. Por cierto, en lugar de consultar astrólogas o farsantes, deberías ir a terapia”. Ella parecía mortificada: “Ay, perdón, por pensar que eras bisexual, pero ¿por qué me dices que tengo la autoestima baja?”

“Esto no es un consultorio y tampoco se trata de sicoanalizarte”, ni siquiera la miré. “Ay, ándale, por fis —la mujer estaba intrigada—, ¿sí?, no seas malo”. Yo remarqué con tono altenero que “bueno, pero es el último comentario al respecto, ¿ok?. Tu autoestima es un cachorro abandonado. Desde niña careciste de afecto —eso le pasa a casi todo mundo, pensé—. Y sé que no te valoras lo suficiente porque usas un pantalón flojito pese a que tienes bonito trasero. Y tampoco te gustan tus piernas. Además, tu maquillaje es un tanto exagerado, como un antifaz para disimular los rasgos de insatisfacción”. Le guiñé un ojo y le indiqué que iba por otro trago.

Me quedé platicando con un amigo, cerca de la cocina. La chica llegó e intentó integrarse a la plática, pero Roger habla un chingo. Así que la chava se fue a otro lado. Ya casi había olvidado el asunto cuando ella me “encontró” en la cocina, sirviéndome otro trago. “Hola, creo que ya no hay cerveza —me enseñó su envase vacío—, ¿qué me recomiendas beber?”, señaló las botellas de alcohol. “Oye, soy psicólogo, no barman”, sonreí tentado a decirle que podía beber amoniaco, pero era una broma cruel. “Jajajaja, es verdad, que tonta —buscó un vaso—, creo que tomaré tequila. Oye, me dejaste intrigada con tus comentarios, que son muy ciertos... La interrumpí. “No es mala onda, pero me haces sentir como los comediantes. La gente se los encuentra en la calle y les pide que cuenten un chiste. En serio, este no es un consultorio ambulante”.

“Ay, ándale, nomás tantito, sólo dime qué puedo hacer”, che vieja. “Mira, imagínate que soy un ginecólogo —hice una pausa dramática—, verdad que no estaría chido que te examinara en público. Bueno, pues la sicología también requiere de privacidad. Mejor te doy mi tarjeta y me llamas, ¿sale?”

“¡Ay, qué feo eres! Bueno, está bien, nomás porque me caes bien. Oye y si mejor vamos a otro lado, no sé a donde haya menos gente”, juro que su sonrisa era de coquetería. “Híjole, amiga, es que yo no doy consultas a domicilio”, la chava era bonita, pero la neta es que también era de flojerita.

“¡Payaso!, no estoy hablando de eso, sino de lo otro”, y me empujó con el hombro. “¿Te refieres a tener sexo?”, solté y ella se puso roja, roja. “¡Shhh, te van a oír!!!”, en realidad nadie estaba pendiente de nuestra conversación. “Lo ves, no sólo te reprimes sino que ‘detienes’ a los demás, de una u otra manera. Sabes qué, deja te doy mi tarjeta —Busqué en mis bolsillos y en efecto, allí estaba lo que buscaba. Le extendí la tarjeta, que ella tomó despreocupadamente— Ahora, si me disculpas, debo irme.

“Ok, gusto en conocerte Eduardo. Y gracias —ella seguía hablando mientras yo giré en busca de la puerta—, y discúlpame si te incomodé con mis preguntas”. Salí en busca de silencio. Tendría que pasar al Oxxo a comprar más cigarrillos. Pensé en la cara que pondría mi primo Lalo cuando la chava le llamara para hacer una cita y luego le echara en cara que no quiso acostarse con ella. Pero juro que ya no me chingaré sus tarjetas del escritorio. Bueno sólo unas cuantas más, porque uno nunca sabe cuándo pueden sacarte de un apuro.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 18 de enero de 2012

Rarámuri

Rarámuri

Imagen






En días recientes ha tomado relevancia la situación de las rarámuri (los castellanizados tarahumaras) por la situación de extrema pobreza en que se encuentran, que si bien agravada en últimas fechas, realmente no es novedad, su marginación y pobreza data de muchos años y los gobiernos panistas o priistas solo se acuerdan de ellos en momentos electorales.

Los rarámuri es un pueblo que desde antes de la conquista se localizaban en la Sierra madre Occidental, en el Estado de Chihuahua, su economía siempre ha girado en torno a la agricultura, la caza y la recolección. Sus cultivos son maíz, calabaza, chile y algodón, su situación no cambió, mas bien empeoro con la conquista, la independencia y la revolución y sin duda se ha agravado con el neoliberalismo, a los españoles no les importo mayormente un pueblo carente de la riqueza que ellos buscaban, el oro y piedras preciosas, durante la independencia y revolución a nadie interesó un pueblo de difícil acceso y sin mucho que "aportar", como decíamos solo importaba con fines propagandísticos o electorales, incluso durante el sexenio de Carlos Salinas se les ocurrió, basados en la fama ancestral de que los rarámuri tienen la cualidad de correr grandes distancias llevarlos a la Ciudad de México a competir en una maratón, así que los llevaron, los uniformaron y les pusieron tenis de conocida marca deportiva y los metieron a competir, el resultado fue un fracaso, no llegaron a la meta en un lugar decoroso; olvidó Salinas o su gente que ellos no corren con tenis ni en piso pavimentado, lo de ellos es correr a campo traviesa o en áreas montañosas y descalzos. Eso poco importaba a la demagogia salinista, lo importante era la publicidad mediática que se obtuviera, usar a un pueblo y sus costumbres para beneficio político.

La situación de extrema pobreza de los rarámuri se ha agravado actualmente por la dura sequía en el norte y sin duda también como resultado de la inseguridad que azota al país, trascendió en estos días que varias decenas de rarámuris, desesperados, se habrían suicidado, no hay de momento confirmación alguna lo que sí hay es una fuerte hambruna, que afecta a casi el 70% de la población,la pobreza ancestral y la severa sequía actual, sólo les permitió cosechar el 1% de lo sembrado, lo cuál es lastimosamente insuficiente.

Hemos sido solidarios con otros países en situaciones de emergencia, es necesario serlo ahora con nuestros connacionales que lo requieren de manera urgente, la sociedad civil ha respondido siempre ante la emergencia rebasando incluso, a los gobiernos, hoy los rarámuri nos necesitan, busquemos al margen de los políticos la manera de apoyarlos.

GRAN ANGULAR / Medalla de oro en corrupción

Medalla de oro en corrupción


Imagen





El 14 de octubre pasado, en la columna titulada PANamericanos, le comentaba aquí, en vísperas de la inauguración de esa gesta deportiva, que la voracidad política y económica podrían empañar el éxito de ese evento continental. En ese sentido le adelantaba irregularidades cometidas en el manejo de fondos y en la construcción de instalaciones que involucraban al Comité Organizador encabezado por el gobernador Emilio González Márquez.

Nadie podría negar que los Juegos Panamericanos salieron muy bien en lo deportivo y lograron infundir el tan necesario ánimo social en tiempos de crisis. Los deportistas mexicanos tuvieron un buen desempeño y dieron un buen ejemplo. Sin embargo, lo dicho aquellos días en este y otros espacios periodísticos se empieza a documentar ahora en un expediente de corruptelas y opacidad que arma, entre otros interesados, la diputada del PRI, Mariana Fernández.

Las pesquisas sobre este nuevo episodio de corrupción empezó con una denuncia por la compra irregular de ambulancias para los juegos, con bases de licitación hechas para favorecer a la empresa Conversiones Especiales, la evidente compra con sobreprecios y, presumiblemente, las acostumbradas mordidas millonarias. En el Compranet de la Secretaría de la Función Pública, esa empresa sólo aparece en tres licitaciones por 59 millones de pesos, mientras que la información oficial de Jalisco precisa que su Secretaría de Salud compró 57 ambulancias en 2011 por 1.05 millones de pesos, lo que da un total aproximado de 115 millones; 50 ambulancias similares habían sido compradas en 2009 en 28.4 millones de pesos según la licitación pública 43068001-008-09, esto es, 86 millones de pesos menos.

Este asunto dio lugar a que se empezara a investigar el origen de los recursos de los Juegos y se hizo evidente la opacidad del Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (Code), organismo público descentralizado de la Secretaría de Educación de Jalisco que operó los recursos mediante fideicomisos opacos protegidos por el secreto fiduciario.

Al Instituto de Transparencia e Informática de Jalisco se le ha solicitado información y la documentación completa, al que el Code le respondió que no podía entregar nada por ser materia de seguridad. Todo parece encubrir gastos inverosímiles y el enriquecimiento de funcionarios e inversionistas. Le seguiré contando.


Instantáneas

1. INVESTIGACIÓN. La Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación auditan dos extrañas operaciones de Pemex y el IFAI con la Universidad Autónoma de Nuevo León. Lo que quieren clarificar es si, en efecto, la petrolera y el Instituto de Acceso a la Información Pública transferían recursos a esa casa de estudios que, a su vez, los colocaba en empresas outsourcing que completaban el sueldo de sus altos funcionarios. Las denuncias hechas ante la SFP y la ASF aseguran que por cada peso transferido por Pemex y el IFAI, la UANL se quedaba con 40 centavos. De comprobarse dicha operación, muy mal parados quedarían, entre otros, el ex rector de esa universidad y actual diputado federal Reyes Tamez Guerra y la ex presidenta del IFAI y hoy consejera electoral María Marván.

2. CLAUSURA. Un grupo de oaxaqueños de diversas organizaciones sociales de ese estado bloquearon durante varios minutos la lateral del Periférico en dirección sur-norte, pasando San Jerónimo, frente al hospital de la mujer Sedna, cuya propietaria es la esposa del ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz. Los manifestantes realizaron la clausura simbólica del hospital pues aseguran que los más de mil millones de pesos que costó fueron tomados del erario público oaxaqueño.

3. RUPTURA. Mañana se conocerán los resultados de la encuesta que indicará quién es el candidato de la izquierda a la jefatura de gobierno del DF. Sin embargo, las cosas entre los contendientes se complican, sobre todo después de las denuncias de irregularidades e inconsistencias hechas por Alejandra Barrales. La situación se complicó más cuando desde Madrid llegaron declaraciones del secretario de Turismo capitalino, Alejandro Rojas Díaz Durán, en el sentido de que información interna del gobierno aseguraba el triunfo del ex procurador Miguel Ángel Mancera. La respuesta de Marcelo Ebrard —quien había ordenado a su gabinete no pronunciarse por ninguno de los precandidatos— fue el cese inmediato de Rojas. El hecho fue tomado por el equipo de Barrales como una evidencia de que hay dados cargados, por lo que decidió no participar en la reunión del Diálogo por la Reconstrucción de México (DIA) hasta que se le explique lo ocurrido. Y eso que Manuel Camacho Solís la invitó a comer para evitar la ruptura.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 16 de enero de 2012

GRAN ANGULAR / El ex góber precioso busca fuero

El ex góber precioso busca fuero


Imagen






El ex gobernador de Puebla, Mario Marín, está en una desesperada búsqueda de fuero porque el agua le empieza a llegar a los aparejos.

El jueves pasado fue detenido quien fuera su secretario de Salud, Alfredo Arango, acusado de enriquecimiento ilícito. Esto parece decirle que van tras de él y vaya que hay cola que le pisen. Por eso el celebérrimo góber precioso de la picaresca política nacional hace todo lo que está a su alcance para obtener la candidatura a senador por Puebla, lo que —se asegura— ya palomeó el precandidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto.

Cuando todavía resuenan las grabaciones hechas entre el 16 y el 24 de diciembre de 2005 de aquellos diálogos festivos e inescrupulosos con el empresario textilero Kamel Nacif, en los que tramaban el encarcelamiento de la periodista Lydia Cacho por las denuncias que involucraban en una red de pederastas al amigo de ambos, Jean Succar Kuri, uno se pregunta: ¿cómo puede el autollamado nuevo PRI respaldar a un personaje tan desprestigiado? ¿No se dará cuenta que políticos de tal calaña sólo le restarán votos? ¿O de plano prefiere atajar con el fuero cualquier posibilidad de que se investigue una madeja en la que podrían estar involucrados muchos más de sus cuadros políticos?

Mas allá de las suposiciones, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, y su procurador, Víctor Carrancá, han empezado a escarbar en los manejos de sus antecesores en el gobierno y el ex secretario de Salud ya está indiciado por enriquecimiento inexplicable por más de 50 millones de pesos. No parece, por lo demás, que se tentarán el corazón y llegarán hasta donde tope, pues también están tras los pasos del empresario poblano Ricardo Henaine, a quien Marín benefició con turbios y multimillonarios negocios.

Todo indica, sin embargo, que Marín tendrá la candidatura al Senado. Incluso, se dice que impulsa a la consecución de otro escaño, o por lo menos de un asiento en la Cámara de Diputados, a su incondicional pupilo, Javier López Zavala, quien fuera su secretario de Desarrollo Social y candidato tricolor derrotado por el actual gobernador Moreno Valle.

Y es que López Zavala también está urgido de fuero. Resulta que declaraciones ministeriales publicadas por el periódico poblano Huellas de México sugieren su involucramiento con grupos criminales.

Dichas declaraciones son de Ismael Coronel Sicairos, alias El Judío, un hombre relacionado con el presunto narcotraficante Ignacio Coronel Sicairos, quien asegura haber recibido diversos beneficios de Marín y López Zavala. Tales apoyos —asegura— fueron extensivos a Rubén Gil Campos, ex alcalde de Izúcar de Matamoros, detenido en Estados Unidos, acusado de narcotráfico por ser propietario de un predio y bodega en el que se habría encontrado droga.

Por otra parte, están en marcha investigaciones de la Secretaría de la Función Pública respecto a terrenos adquiridos por López Zavala en los estados de Puebla y Veracruz, aprovechando su posición de funcionario público, en una extensión estimada en un millón 800 mil metros cuadrados.

El desprestigio de estos personajes priístas acaba por beneficiar a otros aspirantes poblanos al Senado, como es el caso de Javier Lozano Alarcón, el ex secretario federal del Trabajo, que acabó con los empleos de miles de electricistas de Luz y Fuerza del Centro y de trabajadores de Mexicana de Aviación.


Instantáneas

1. PRECISIONES. Como le informé aquí en la entrega pasada, el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, estuvo en terapia intensiva por una crisis de hipertensión, aunque no fue por 24 horas, sino por ocho. Esto ocurrió el jueves 5 de enero en el hospital de Especialidades de Oaxaca.

2. CERCANO. Por cierto que la semana pasada, Cué nombró a Jorge Castillo Díaz representante de su gobierno en el DF. Se trata del hombre que aparece con Cué en aquellos famosos videos grabados por el empresario de origen argentino, Carlos Ahumada, que documentan la solicitud de apoyo económico para la campaña política de 2004, en la que perdió ante el priísta Ulises Ruiz.

3. GUERRA SUCIA. Durante la realización de la encuesta para determinar al candidato del PRD al GDF no faltaron las llamadas telefónicas que, entre otras cosas, decían: “¿Sabía usted que El señor de las ligas, René Bejarano, apoya al ex procurador Miguel Ángel Mancera?”. ¡Qué tal con el fuego amigo!



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 12 de enero de 2012

Manual para canallas / Yo también he sido un gato. Y a veces un perro

Yo también he sido un gato. Y a veces un perro

Imagen





Con rabia miro el video de un pobre diablo que no tiene más que dinero. El estúpido golpea a un valet parking porque no le quiso cambiar la llanta a su auto. Al grito de “yo pago para que estos gatos hagan lo que les digo”, el imbécil agredió verbal y físicamente a un empleado de un condominio de lujo.


Este país se está hundiendo en la mierda, a merced de los presidentes necios y los políticos corruptos y los empresarios sin escrúpulos y los sicarios sin piedad, tal y como lo ha vaticinado alguna vez Charles Bukowski: “Esta ciudad parece enferma/ y es habitada por locos./ Todo parece triste y nos aniquila poco a poco:/ amantes que acaban odiándose,/ ese pordiosero que sentado/ mira fijamente nuestros rostros,/ adentrándose en nuestras mentes,/ flores secas y basura amontonada,/ banqueros y funcionarios tramando quedarse con nuestro dinero,/ políticos de cara amable y espíritu podrido,/ ladrones de cuello blanco con maravillosas esposas y champaña en las comidas,/ la misma historia de las devaluaciones,/ cárceles atestadas de violadores,/ gente desencantada en los andenes del metro,/ hombres suficientemente viejos/ como para amar la tumba desde ahora…/ Estas y otras, muchas, cosas/ demuestran que la vida gira sobre un eje oxidado./ Pero nos han dejado un poco de música/ y un póster de Dylan en la pared,/ una botella de ron, unos pantalones de mezclilla,/ un delgado volumen de poemas,/ un perro que corre como si el diablo le estuviera retorciendo la cola.../ Y llega el odio, luego el amor y después, de nuevo, el odio/ como un asesino que dobla la equina”. Y sí, este país gira sobre un eje podrido. Y los amantes juegan a engañarse, mientras los suicidas se sienten menos vivos que nunca, en tanto los gatos te miran con recelo y los perros sueñan con tus huesos. Corren tiempos malos. Son los tiempos en que duelen las derrotas, en que los ladrones quieren desvalijar tu auto viejo. Son los días en que Dios nos da la espalda, mientras la desgracia se pasa un alto y embiste la poca esperanza que nadie nos ha robado. Son los tiempos en que una morena baila desnuda en la penumbra agria de un teibol. Son tiempos de cielos altos, de nubarrones en tu memoria, de poemas que nadie declama, de canciones que todos bailan. Son los tiempos en que los policías tienen los ojos sospechosamente enrojecidos, los travestis roban relojes, y algunas mujeres mastican con calma un corazón ajeno. Son los jodidos días en que los antros sirven bebidas adulteradas y los meseros ofrecen drogas y los jóvenes vuelan sin seguro de vida ni alas de repuesto. Son las jodidas horas en que te sientes como un perro y olfateas la podredumbre y te asqueas de la maldad ajena.


-O-



Y sí, yo también he sido un gato. Lo he sido con más frecuencia de lo que hubiera imaginado. Y también he sido un perro. Empleado de un contratista, tuve que pintar muros industriales e instalar maquinaria pesada. La paga era mala, por no decir miserable, pero mi patrón se regodeaba con nuestro descontento: “Si no les parece pueden largarse. Pinches gatos revoltosos”. Hasta que me harté de sus desplantes y lo mandé a la embajada en que su madre ejercía de suripanta. Luego tuve otros jefes igual de patéticos, con aires de sabelotodos y la misma decencia que un político en campaña. Sí, fui un gato de cuarta, de quinta, de segunda, según la perspectiva de quien me pagara el sueldo. Y también fui un perro cuando la ocasión lo ameritaba. Como aquella ocasión en que uno de mis empleadores casi me hace tropezar mientras cargaba una escalera y tuve que alertarlo: “¡Aguas, maestro!”. El sujeto se hizo a un lado, apenas a tiempo para reclamarme. “¿A quién le dices maestro, estúpido?”, gritó a mis espaldas. Dejé la escalera a un lado y me regresé para encararlo: “Dije ‘maestro’, no ‘maestro estúpido’”. El idiota se acomodó la corbata, en una especie de gesto de a-mí-no-me-hablas-así, y luego parloteó que “a mí ni me conoces, pinche gato igualado. ¿O me conoces para hablarme así?”. Uy, eso sí que calentaba. “Pues no, no te conozco, pero igual te parto tu pinche madre, cómo ves”, remarqué en su cara. “Pues como veas, pendejito”, quizá confiaba en que era de mi estatura y un mayor peso. Entonces se quitó el saco e intentó empujarme con el pecho. Mala estrategia. Le di un cabezazo en el tabique nasal. Eso lo aturdió momentáneamente y alcanzó a darme un rozón con el puño. Sentí ardor en el labio, comprobé que sangraba levemente y me desconocí por completo: uno, dos, tres golpes directos al rostro, una patada en el costado y otra en la entrepierna. Hasta que me sujetaron dos compañeros que trataban de calmarme, “ya estuvo, ya estuvo, ya te lo chingaste”. El tipo estaba en el suelo, con la corbata y la camisa manchada de sangre. No pude evitar recordarle que “para que veas que a un perro no lo puedes comparar con un gato, pendejo”. Se supone que nunca he sido violento, o al menos eso creo, pero mi hermano siempre recuerda que era yo irreconocible cuando me peleaba, sobre todo cuando se trataba de defender a mis hermanas. No sé si sea correcto, pero lo que sí acepto es que muchas veces he sido un gato. Y a veces también he sido un perro. Obviamente, perdí mi empleo como perdí muchos otros por diversas razones: La principal es que habré sido un gato, pero con mucha pinche dignidad. Así que mejor me puse a estudiar, lo que me costó bastante trabajo dado que soy malo para la escuela, nomás para reducir las posibilidades de que me trataran como a un esclavo. Al menos ya sé descifrar a los que usan careta y sonríen con cinismo. Al menos puedo decir que tengo alma de gato, en el sentido de libertad, y el corazón de un perro. Y Dante Guerra no es el más sabio pero sí muy certero: “Y qué hago con esta rabia, esta ira que jala la correa./ Este coraje que me empuja a escupir fuego,/ no cesa, no se acalla con nada./ Habría que perseguir a los apáticos,/ morderles el brazo un poco, encajarles el colmillo/ y contagiarles un poco de esta furia/ que ladra cuando la contengo”. Y que se cuiden los políticos, los asesinos, los banqueros, los hipócritas, los judiciales, los hombres vacíos, los cobradores de impuestos, los especuladores, los mandatarios, los empresarios, los poderosos, porque cada vez somos más los que dejamos de ser gatos para transformarnos en perros.

Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

viernes, 6 de enero de 2012

GRAN ANGULAR / La disputa por el DF

La disputa por el DF

Imagen






El PRD es gobierno en el Distrito Federal desde hace 15 años, desde que en 1997 se sometió a elección popular el que, en los hechos, es el segundo cargo político en importancia del país, después de la Presidencia de la República.

No han sido, por cierto, personajes políticos menores o improvisados los que han ganado y ocupado la jefatura de gobierno de la ciudad más poblada del mundo: el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en 1997, Andrés Manuel López Obrador en 2000 y Marcelo Ebrard en 2006. El PRD no podría en 2012 mantener la posición con un político que no tuviera al menos esos tamaños, en experiencia y/o eficiencia, menos ahora que el desgaste de 15 años en el gobierno y el impulso que daría en la capital un candidato presidencial fuerte, como es el caso del priíista Enrique Peña Nieto, sugieren que no será nada fácil la elección.

De ahí que el proceso de designación del candidato de la izquierda a la jefatura de gobierno del DF se haya complicado, justo cuando está por vencer el plazo definitorio. No se olvide que pasado mañana es el último día en que los aspirantes pueden registrarse como precandidatos y, por lo tanto, como participantes de la encuesta mediante la que se determinará el próximo 15 de enero quién será el ungido por las tribus del PRD y, presumiblemente, por sus partidos aliados.

El miércoles pasado se registraron como precandidatos el ex secretario de Desarrollo Social del gobierno capitalino, Martí Batres, y la lideresa de la fración perredista de la Asamblea Legislativa, Alejandra Barrales; en tanto que Porfirio Muñoz Ledo declinó con el argumento de que la intención del voto no le favorece. Ayer, por su parte, se registraron el senador Carlos Navarrete y el diputado Gerardo Fernández Noroña. Hasta horas de la tarde, faltaban, por supuesto, dos suspirantes: el procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera, y el secretario de Educación del GDF, Mario Delgado, a quien siempre se consideró el delfín de Marcelo Ebrard.

La negociación política se había intensificado por la mañana pues, paradójicamente, de acuerdo con fuentes consultadas por este reportero, Ebrard le había pedido bajarse de la contienda —con ofrecimientos que van desde la Secretaría General de Gobierno hasta el liderazgo de la próxima ALDF con miras a postularse dentro de seis años por la jefatura de gobierno—, ya que los sondeos de intención de voto lo ubicaban en el último lugar y para abrirle paso, aseguran, a Alejandra Barrales. Quizás Ebrard calcule —de ser cierta la versión— que para ganarle a una mujer, Beatriz Paredes, eventual candidata del PRI, se requiera a otra mujer, la ex secretaria general del sindicato de sobrecargos. Delgado mantenía su decisión de renunciar mañana a la Secretaría de Educación para registrarse como precandidato el domingo, pero finalmente, poco después de las siete de la noche, anunció que declinaba y que apoyaría a quien resultara el candidato de la izquierda.

Quien al parecer ya no se bajará de la contienda es el procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera, quien anoche tenía ya todo listo para anunciar hoy su renuncia al cargo y registrarse pasado mañana domingo.

Es él, hasta ahora, el más favorecido por los sondeos de intención del voto y quien, en términos cuantificables, mejores resultados ha entregado en su gestión de abogado del Distrito Federal donde logró contener, y en algunos casos hasta reducir la comisión de delitos, y de quien se tiene la imagen de hombre sereno, confiable y sobre todo más cercano a los intereses de la sociedad civil, que de las tribus perredistas.

Todo apunta a que la final de la izquierda capitalina será entre Barrales y Mancera.

Por el lado del PAN y lo que ya parece su incapacidad histórica de ofrecer una opción para los habitantes del DF se vislumbran dos militantes de peso: la diputada local Mariana Gómez del Campo y el director de la Conagua, José Luis Luege. Pero a la lista se han incorporado Gabriela Cuevas, Demetrio Sodi y Carlos Orvañanos, en un proceso que para los blanquiazules ha quedado y seguirá en segundo plano mientras no logren destrabar la designación de su abanderado a la Presidencia de la República.


Instantánea


MEJORÍA. Los médicos que atienden al ex presidente Miguel de la Madrid determinaron ayer sacarlo de terapia intensiva, donde permaneció durante los últimos 19 días por sus males respiratorios y renales. Aseguran que evoluciona favorablemente y los más optimistas creen que podría salir del hospital Español este fin de semana.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 5 de enero de 2012

Manual para canallas / El rescate del capitán Trueno

El rescate del capitán Trueno


Imagen






Cuando eres un niño sin muchas expectativas en los Reyes Magos te inventas infinidad de juegos para distraer la miseria. Así que yo me construía castillos miniatura, puentes de arena y también trazaba autopistas en la banqueta con un pedazo de ladrillo.

Y ese niño que era yo fantaseaba siempre con que un buen día los Reyes Magos comprenderían mi bondad y le traerían aquellos juguetes relucientes que lo embobaban desde la televisión. Pero la realidad es que, como cada año, el dinero era escaso y mi madre siempre encontraba las justificaciones necesarias para lo que yo consideraba “una equivocación” de aquel trío mágico: “Es que hay muchos niños en el mundo y no pueden leer todas las cartas”, explicaba mi jefa; o esa otra versión de que “seguramente tu carta se extravió, así que no te pudieron traer lo que pediste”. Cada 6 de enero lo mío era una colección de sentimientos acentuados: decepción, tristeza, coraje, resignación y hasta envidia de los obsequios ajenos. Lo que yo no sabía entonces era que mi madre también era un mar de contrastes: iba de los nervios a la desesperación y a la tristeza porque el dinero era escaso y se acercaba un gasto tan fuerte como lo eran los juguetes para cuatro chamacos. Cómo le hacía Alicia, no lo sé. Seguramente pedía prestado a su comadre o empeñaba aquel radio de transistores que, según nos contaba, estaba en reparación con demasiada frecuencia.


-O-



Yo siempre envidié los juguetes maravillosos de Feyo, aquel chavito regordete que era nieto del dueño de la vecindad en que vivíamos. Alfredo, que así se llamaba en realidad, era mi amigo pero en aquellos amaneceres del 6 de enero pasaba a ser algo así como el chaval más antipático del mundo. Yo escondía mi envidia y me sumaba a sus juegos, sólo para poder tener aunque sea por un rato la felicidad de divertirme con sus juguetes. De no ser porque mi madre nos educó bastante bien, seguramente que le hubiera robado más de una de aquellas maravillas que se movían a control remoto. O mínimo hubiera estrellado por “accidente” su helicóptero de pilas. Pero sólo eran pensamientos fugaces, porque entonces éramos más amigos que nunca. Alfredo era un buen tipo, algo chillón para mi gusto, pero no era el clásico chamaco que se creía mucho sólo porque su padre tenía un buen puesto en Sears. Al contrario, siempre fue muy compartido y hasta sacaba de contrabando las galletas o los chocolates de su casa para “recompensar” a los ganadores de algún juego. En aquella vecindad inmensa, en la que teníamos acceso hasta la azotea, nos inventábamos cualquier cantidad de aventuras. Un día éramos pilotos de guerra y en otro nos poníamos el traje de astronautas en un planeta de terror. También teníamos un club, una especie de guarida construida con madera y cartón, que se ubicaba en una isla rodeada de tiburones imaginarios. Nuestro territorio era la azotea y desde allí dominábamos el horizonte. Yo era el Capitán Trueno y para llegar a nuestra isla teníamos que utilizar una balsa, que no era otra cosa que una avalancha que jalábamos con una cuerda. Cuando estábamos de buenas compartíamos nuestros tesoros con uno que otro vecino, pero cuando andábamos de malas o nos peleábamos con algún chamaco, lo bombardeábamos desde las alturas con globos rellenos de agua. Por supuesto que a cada rato nos regañaban por tirar la ropa de los tendederos o por mojar a los hijos de la vecina más histérica. Pero nuestro club, el de la Mano Siniestra, siempre sobrevivió a los ataques de nuestros enemigos, que casi siempre eran los adultos.

-O-


Como a mí nunca me trajeron mi pistola de agua y la de Feyo ya ni servía, nos las ingeniábamos para hacer armas rústicas pero efectivas. Nuestro mayor logro fueron las ballestas tirafichas: se trataba de un trozo de madera que habilitamos con ligas para que pudieran lanzar tapas de refresco. Fue tal el éxito de nuestro armamento que la euforia nos motivó a conquistar otros territorios. Así que César —el primo de Alfredo— y yo salimos a la calle y caminamos una cuadra para llegar a las puertas de la cantina: mientras él abría la puerta de La Victoria, yo disparé contra El Sinfonías, que era el cantinero. No le dimos, pero lo intentaríamos varias veces. Así que huimos corriendo para planear el siguiente ataque. Cuando llegamos a la vecindad y lo contamos, todos rieron. A la siguiente vez nos acompañaron varios, entre ellos mi hermano Claudio. Lo volvimos a intentar dos o tres veces, pero nunca le atinamos a nuestro objetivo. El Sinfonías sólo se reía, entre divertido y burlón. Hasta que a la cuarta vez, justo cuando César abrió la puerta cantinera, no vi al barman. Traté de ubicarlo con la mirada, ballesta en mano, pero se había escondido para pillarnos. Mientras él me atrapaba a mí, su ayudante agarraba a César. “¡Ya nos cargó el payaso!”, grité, “mejor corran”, advertí al resto de la pandilla. Nuestros cómplices huyeron despavoridos. Mentiría si no reconociera que sentí miedo. Pero sólo fue transitorio, porque El Sinfonías no era un mal tipo. “Chamacos cabrones, orita van a ver”, amenazó entre risas. Mientras su chalán nos ataba a una silla, él fue a la barra y tomó un sifón de agua mineral para empaparnos. Yo me aguanté como el líder que era, pero César se puso a llorar porque su mamá le iba a pegar si llegaba así a su casa. Carcajeándose, El Sinfonías nos soltó con la advertencia de “cada que vengan a molestar, los atraparé para bañarlos”. Salimos derrotados de nuestra misión más atrevida. Justo media cuadra adelante nos encontramos a nuestros compinches. Alfredo había organizado una misión “suicida”: un puñado de chavitos iban decididos a salvar al Capitán Trueno. Iban armados con espadas de plástico, otra ballesta tirafichas, alguna pistola de dardos y, lo más importante, un valor a prueba de todo. En aquel momento entendí el valor de la amistad. Y nunca más volví a envidiar a Feyo. Fui su amigo más leal por mucho tiempo. Luego nos cambiamos de vecindad y me fui a envidiar los juguetes de otros niños, algunos más chocantes que otros. Desde luego, nunca olvidaré las aventuras del Capitán Trueno ni aquel mundo infantil en el que sobraban historias fantásticas.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 4 de enero de 2012

GRAN ANGULAR / 2012, el Papa y las elecciones

2012, el Papa y las elecciones


Imagen





De acuerdo con el programa oficial dado a conocer el pasado domingo 1 de enero por el Episcopado Mexicano, Benedicto XVI visitará nuestro país del 23 al 26 de marzo próximos. El Papa llegará a León, en vuelo directo desde Roma, la tarde del viernes 23 de marzo, exactamente el mismo día del arranque oficial de las campañas políticas de los candidatos presidenciales.

Es muy difícil, si no es que imposible, que esto sea una coincidencia. En política no existen. Y en este caso no parece haber más que de dos sopas: o la visita la promovieron Felipe Calderón, el panismo y los grupos ultraconservadores y fanáticos como El Yunque para recuperar votos en una elección federal que en estos momentos no ganarían, de acuerdo con la intención de voto registrada por prácticamente todas las encuestas; o esos grupos de poder se montarán, en busca del mayor beneficio electoral posible que frene y revierta su actual debacle, en una visita promovida por la Iglesia católica con fines verdaderamente pastorales.

De acuerdo con el calendario electoral de 2012, el registro de los candidatos a la Presidencia deberá realizarse entre el 15 y el 22. Las campañas arrancarán al día siguiente de que se cumpla ese requisito. Los registros de las candidaturas presidenciales normalmente se han hecho en el límite del plazo marcado por la ley. De ahí que se prevea que las campañas empezarán el 23 de marzo, día en que Calderón recibirá en el aeropuerto internacional de León, en horas de la tarde, al jefe del Estado Vaticano. Lo hará acompañado de Juan Manuel Oliva, gobernador de Guanajuato, uno de los siete estados donde también se elegirá el 2 de julio al Ejecutivo local (los otros son Yucatán, Jalisco, Tabasco, Morelos, Chiapas y el DF), y cuyos candidatos a la gubernatura iniciarán campañas unos días después de la visita papal. De ahí que se infiera que los grupos políticos conservadores guanajuatenses también sacarán provecho político-electoral de la gira pastoral.

Ese viernes 23 de marzo, el papa Joseph Ratzinger pernoctará en León. Su dormitorio será habilitado en uno de los colegios católicos más reconocidos de la entidad (el Miraflores, fundado por la congregación española de las Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios) y el sábado 24 de marzo se trasladará a Guanajuato, la capital del estado, a la Casa del Conde de Rul, sede de los poderes de la entidad, donde se entrevistará con Felipe Calderón. Al día siguiente, domingo 25 de marzo, oficiará una misa en el parque Bicentenario, de cara al cerro del Cubilete y al monumento a Cristo Rey, en el corazón de lo que fue la guerra cristera, y a unos pasos de la catedral.

Esto explica, por otra parte, la inauguración, el domingo pasado, de la nueva plaza Catedral, que tuvo una inversión de 100 millones de pesos de los gobiernos estatal y municipal. La obra fue bendecida por el arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, acompañado del gobernador Oliva, quien explicó que esa plaza pública es para conmemorar a los ciudadanos que fueron asesinados en 1946 durante una protesta por un fraude electoral.

De manera que es imposible separar la próxima visita papal a nuestro país de la coyuntura política electoral de este año en que también se elegirán diputados y senadores federales, asambleístas y delegados en el DF, así como Congresos locales y ayuntamientos en otros ocho estados de la República: SLP, Sonora, Nuevo León, Colima, Guerrero, Campeche, estado de México y Querétaro.


Instantáneas


1. PREOCUPACIÓN. La hay entre la familia del ex presidente Miguel de la Madrid, quien pasó estas fiestas de fin de año internado en terapia intensiva del hospital Español. Con altas y bajas ha pasado ahí los últimos 17 días afectado por males respiratorios y renales. Su esposa, Paloma Cordero, es la que prácticamente no se ha separado en estos días del ex presidente.

2. BALANCE. De acuerdo con recuentos periodísticos, 11 mil 890 personas fueron asesinadas durante 2011 por presunta rivalidad delincuencial o en enfrentamientos entre autoridades y grupos criminales. Fueron, en promedio, 33 asesinatos cada día y fue Chihuahua el estado donde más se cometieron. Con estas suman 51 mil 918 las ejecuciones en lo que va del sexenio de Felipe Calderón.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico