miércoles, 29 de febrero de 2012

GRAN ANGULAR / El Chapo y Bin Laden

El Chapo y Bin Laden

Imagen





La Secretaría de Gobernación dejará en error de traducción lo que primero se entendió y luego desmintió de las declaraciones que vino a hacer a México el lunes pasado la secretaria de Seguridad Interior de EU, Janet Napolitano.

Tal declaración se tradujo y difundió así al mediodía: “Nos tomó 10 años atrapar a Osama Bin Laden, lo encontramos y ya sabe usted lo que pasó. Yo creo que va a suceder lo mismo con Guzmán. Lo que estoy sugiriendo es que somos persistentes cuando estamos cerca del mal y que daña a ambos países, al suyo y al nuestro”.

Ya en la noche, Gobernación corrigió así la frase relacionada con el narcotraficante mexicano: “... yo no creo que va a suceder lo mismo con Guzmán”, pero sin que cambiara la parte de la persistencia en capturarlo.

Como ve usted se trata de un no que en la literalidad cambia, en efecto, el sentido de la declaración, pero no, si lo analizamos bien, en el mensaje de fondo que Napolitano vino a traer, menos aún dicho en el contexto de la firma de un acuerdo para evitar que nuestro país sirva de plataforma de lanzamiento de ataques terroristas contra el territorio estadounidense.

Bin Laden, con su fanatismo islámico, fue apoyado y armado de manera encubierta por los servicios de inteligencia de EU para encabezar la resistencia de la invasión a Afganistán de la hoy extinta Unión Soviética (1979-1989). La derrota del Ejército rojo en el desierto afgano contribuyó al colapso de la Unión Soviética en 1992, a lo que siguió la instauración en Kabúl de un régimen fundamentalista islámico que Bin Laden contribuyó a construir. Fue así que EU lo confrontó y acabó por culparlo de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington. Hasta que 10 años después, oculto en el vecino Pakistán, el líder de la supuesta red terrorista Al Qaeda fue cazado el año pasado. Un comando estadounidense lo asesinó el 2 de mayo de 2011 y a eso que pasó era a lo que se refería el lunes la secretaria Napolitano.

No es la primera vez que Washington relaciona al narcotráfico mexicano con el terrorismo internacional, ni la primera que dice que le sigue los pasos a Joaquín El Chapo Guzmán, quien es prófugo de la justicia mexicana desde que escapó del penal de alta seguridad de Puente Grande, Jalisco, el 19 de enero de 2001 para convertirse, al cabo de una década, en el criminal más buscado en ambos países. Pero sí es la primera vez que Washington sugiere en forma críptica —aunque ahora sabemos que por un error de traducción— que la cacería de Guzmán no descarta su asesinato.

Aunque Gobernación aclare que lo dicho por Napolitano no sugiere eso, la búsqueda de un capo de ese tamaño no descarta en los hechos que su captura implique su muerte. Y ahí están los ejemplos de la muerte, al momento de su captura, de los capos Arturo Beltrán Leyva en Cuernavaca o Ignacio Coronel en Guadalajara.

El Chapo —quien debe pagar por sus crímenes— es un gran trofeo de caza para EU y México. Para Washington, tenerlo vivo o muerto sería la justificación de la estrategia de guerra al narco que le ha impuesto a nuestro país y que le permite hacer del territorio mexicano una barrera de contención para su seguridad. Y para Felipe Calderón sería un golpe electoral para impulsar la candidatura de Josefina Vázquez Mota. Por eso no es remoto que el grupo en el poder haya pedido a EU intensificar la cacería de Guzmán aunque aquí se prefiere muerto, porque como dicen los mafiosos “sabe demasiado” empezando por su propia y casi inverosímil fuga en los inicios del gobierno de Fox, cuando empezaba la llamada alternacia del PAN.


Instantáneas

1. YERNO DE SU SUEGRO. El lunes vimos en TV a un energúmeno alcoholizado que discriminaba y agredía a policías que lo detuvieron por escandalizar en un bar. Era Francisco Arias, hasta ese día secretario particular del alcalde panista de Oaxaca, Luis Ugartechea. A éste no le quedó más que cesarlo, aunque dijo que hubo dolo en la difusión del video. A Ugartechea le cuesta entender por qué quienes lo conocen dicen que se pone igual o peor que su ex particular, pues no sólo es el alcalde, sino yerno del secretario general de Gobierno de Oaxaca, Jesús Martínez Álvarez.

2. RUIDO. Fue el que hubo en la comunicación entre las Procuradurías del Edomex y del DF. El titular de ésta, Jesús Rodríguez, informó el lunes al medidodía la detención del violador y asesino serial de mujeres César Armando Librado Legorreta, El Coqueto. Pero el sujeto se había fugado horas antes según el procurador mexiquense, Alfredo Castillo. Ruido en la comunicación.

3. METRO. Informa un lector: el vagón N1417 de la línea Barranca del Muerto-El Rosario tiene 24 focos del que sólo encienden tres. Pero eso sí, está tapizado de propaganda electoral.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 27 de febrero de 2012

GRAN ANGULAR / ¿AMLO enfermo?

¿AMLO enfermo?


Imagen







Después de la nada casual ni inocente intromisión en el proceso electoral —claramente prohibida por la ley— al presentar en una reunión privada con banqueros los resultados de una encuesta ordenada por Los Pinos según la cual Josefina Vázquez Mota ya está a cuatro puntos de Enrique Peña Nieto, con quien será muy reñida la disputa por la Presidencia, Felipe Calderón aprovechó la ceremonia cívica del Día de la Bandera para reiterar sus presuntas convicciones democráticas y prometer que respetará la legislación electoral, la equidad en el desarrollo de las elecciones y sus resultados.

Reculó, vamos, no necesariamente porque lo vaya a hacer, sino para atenuar las consecuencias jurídicas que tendrá lo que ya hizo, pues ahora sabemos que la mentada encuesta no fue registrada ante el IFE, ni informada su metodología, ni precisado quién la hizo o quién la pagó, como el Código Electoral exige a partidos y encuestadores que hacen pública la intención del voto. De manera que si el PRI y el PRD demandan a Calderón ante la autoridad electoral por esta razón, necesariamente, le decía, habrá consecuencias.

Pero un hombre que hizo todo lo que hizo hace seis años para llegar a sentarse a la silla del águila, difícilmente dejará de hacer todo lo que haya que hacer, al costo que sea, para no soltar el poder. Quizás su intromisión sea más prudente o menos obvia, pero no dejará de desarrollar estrategias —con todos los recursos a su disposición y, claro, a través del equipo de campaña de su candidata Vázquez Mota— tendientes a ganar.

Aquí le comentaba que esa fue la intención de hablar de la ahora famosa encuesta de los cuatro puntos de diferencia y del robo de ofrecimientos que ha hecho el PRI, como el acuerdo con EU para la exploración y explotación de yacimientos petroleros del Golfo de México.

En ese entramado, destaca la estrategia de Calderón y el PAN de —también por medio de las encuestas— enfatizar que la verdadera disputa por la Presidencia será entre Josefina y Peña Nieto, buscando desaparecer de la contienda, en la percepción popular, a López Obrador.

Esa intención se refuerza desde Los Pinos y la casa de campaña panista, ya sea con los resultados de los sondeos o aprovechando expresiones, sacadas de contexto, de Obrador. Una específicamente expresada en una reunión privada con empresarios en el sentido de que ha sido cansado recorrer todos y cada uno de los municipios del país durante los últimos seis años.

Tal señalamiento dio lugar a que los estrategas políticos del blanquiazul reforzaran el mensaje de que AMLO es un hombre cansado y después sacarán a relucir que los nombres que ha propuesto para su gabinete, en caso de ganar, son ancianos, vamos, cartuchos quemados, en expresión de los propaladores del aserto.

Entre los estrategas están, por supuesto,
el español Antonio Sola, sí, el mismo que hace seis años puso en marcha la campaña sucia que consignaba que El Peje era un peligro para México, que hizo creer que lo que se hiciera, legal o ilegalmente contra el candidato de la izquierda era por el salvamento de la nación y que acabó por dividir a los mexicanos.

Pues ese
Sola es el que ahora se ocupa de sembrar —a partir del supuesto cansancio de López Obrador— que el tabasqueño está gravemente enfermo, muy probablemente de diabetes; lo que según se pudo consultar en el círculo íntimo del candidato, es completamente falso.

De ahí que él mismo haya declarado el viernes pasado que lo que se pretende ahora es un “desafuero mediático” y asegurado que el Movimiento de Regenración Nacional que encabeza, el Morena, le dará 20 millones de votos, más que suficientes para ganar.

Es indudable que AMLO también haga con declaraciones como éstas planteamientos propagandísticos, pero el PAN y Los Pinos, así como la estructura del PRI, están obligados a medir con más certezas los verdaderos alcances del candidato de la izquierda.


Instantánea

MALAGRADECIDOS. Mal le han pagado el PAN y Calderón a quien fuera el secretario de Estado mejor calificado de su gabinete. Al doctor José Ángel Córdova Villalobos no sólo le negaron la candidatura al gobierno de Guanajuato ante la fuerza y control que ahí ejercen el actual mandatario Oliva y el Yunque. Desde Los Pinos lo presionaron para que no aceptara las ofertas que le hicieron otros partidos y le prometieron llevarlo al Senado, pero este fin de semana quedó colocado en el lugar número 20 de la lista para las posiciones plurionominales. Durante los más recientes procesos electorales sólo han tenido cabida los primeros 13 lugares de la lista plurinominal del blanquiazul. O sea que el doctor Córdova prácticamente quedó fuera del Senado.




Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 24 de febrero de 2012

GRAN ANGULAR / Calderón, vestido de azul sucio


Calderón, vestido de azul sucio



Imagen





En su libro Calderón de cuerpo entero, Julio Scherer García reproduce un largo testimonio del ex presidente del PAN, Manuel Espino, que entre otras muchas cosas dice: “Creo que el licenciado Felipe Calderón se ha comportado como un mandatario que ha violado la Constitución como le ha venido en gana (y) creo también que lo han vencido viejos hábitos y la enloquecida pasión por el poder personal”.

Espino —expulsado del PAN por su abierta confrontación con el ocupante de Los Pinos— también revela y documenta maniobras diversas que con Vicente Fox en la Presidencia se hicieron para finaciar a Acción Nacional y apoyar la candidatura de Calderón.

Otro de los entrevistados por el fundador de la revista Proceso para su más reciente y riguroso trabajo periodístico es Gustavo Carvajal Moreno, ex presidente del PRI que coincidió con Calderón en diversas tareas cuando ambos fueron diputados de las LV Legislatura del Congreso. El priísta cuenta que, por la relación legislativa entablada en la Cámara de Diputados, se sintió en la confianza de regalarle una caja de puros. Al colérico rechazo del regalo siguió una frase lapidaria: “Mi padre me enseñó a odiar a los priístas”.

Un testimonio más del nuevo libro de Scherer es de Alfonso Durazo, ex secretario particular de Fox que reflexiona así: “Calderón ha terminado dominado por su sentimiento partidario, por su sectarismo, por sus convicciones militantes sin límites e irracionales que lo han llevado a ver con recelo a los priístas y a la izquierda; es un militante delirante con una visión hipócrita de la política que lo ha llevado al ‘nosotros (somos) los buenos (y) ellos los malos’”.

Semejante maniqueismo es inquietante porque nadie sabe qué fuerzas podrían desatarse desde la Presidencia para evitar que la voluntad popular le arrebate el poder a él y su grupo; y de ser así, que respete la decisión.

Por lo pronto, es claro que el operativo para retener la Presidencia de la República está en marcha, que Calderón lo dirige personalmente, aunque la ley se lo prohíba y él asegure públicamente que no meterá las manos en las elecciones, y que usará todos los recursos del gobierno a su alcance para no entregar la silla al por él tan odiado PRI o al tan despreciado PRD. Y en ese sentido, ya ha habido varias señales, dos las más recientes:

Una, abiertamente entreguista, pero que arrebata la promesa que el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, llevó a los intereses extranjeros, sobre todo estadounidenses, al Foro Económico Mundial de Davos: la de compartir la explotación de yacimientos petroleros profundos y transfronterizos del Golfo de México con EU y que, por nuestra desventaja tecnológica, constituye en términos prácticos la entrega de esa riqueza. Ese es el fondo del acuerdo que Calderón atestiguó el fin de semana pasado en la reunión de cancilleres del G-20 en Los Cabos y que firmó la siempre voraz secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, y que no sé si cínica o torpemente, Calderón explicó como la certeza de que ya no habrá que temer el “efecto popote” (la succión desde el lado gringo de la parte del yacimiento que está del lado nuestro), advertido desde hace varios años por un muy distinguido panista, Miguel Ángel Conchello.

Y claro, ya no habrá necesidad del popote, pues las petroleras gringas podrán sacar legalmente esa riqueza —con potencial estimado de 172 millones de barriles y 304 mil millones de pies cúbicos de gas natural— si el Senado ratifica ese acuerdo. De manera que el ocupante de Los Pinos arrebata así una “causa” al priísmo peñanietista y obtiene el respaldo de Washington y el aplauso que ayer mismo hizo público Barack Obama.

Otra señal pretende arrebatar las percepciones. Por eso ayer, reunido con consejeros de Banamex, Calderón —según filtración de uno de ellos— les dijo en privado que Josefina Vázquez Mota ya estaba a cuatro puntos de Peña Nieto, de acuerdo con una encuesta ordenada por la Presidencia. Ese resultado no es consecuente con el promedio de los de cinco encuestas públicas recientes que dan al priísta 50%, a la panista 29% y al candidato de la izquierda 20%. Si la encuesta es real tendría que mostrarla, decir por qué la ordenó, cómo fue la metodología y reportarla al IFE. Si no lo hace, estará una vez más violando la ley. Por eso el comunicado de la Presidencia que no niega, pero tampoco acepta, el aserto de Calderón. Por lo pronto no se olvide que hace seis años, también de repente, con la encuestadora GEA-ISA como punta de lanza, se cerró la enorme brecha que López Obrador tenía en los sondeos respecto a quien hoy está sentado en Los Pinos. Por eso le digo que Calderón ya está completamente metido en el proceso electoral y su operación política muestra un color azul sucio.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

Objeciones de la Memoria / Para volver a ganar el Distrito Federal

Para volver a ganar el Distrito Federal


Imagen





Este año se realizarán elecciones constitucionales para renovar el gobierno de la ciudad de México y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Desde 1997, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ha ganado consecutivamente tales comicios. Lo ha hecho en cinco ocasiones. Es decir, ha resultado vencedor los últimos 15 años.

Aun cuando el ejercicio de gobierno conlleva un desgate natural, el PRD ha sabido colocarse al frente de las preferencias electorales de la mayoría de los capitalinos. Esto es resultado del trabajo, de las innovaciones, de las reformas que ha vivido la ciudad y a las buenas decisiones tomadas por los gobiernos locales en turno, sin omitir, por supuesto, las importantes e incluyentes transformaciones legislativas.

Así, es claro que las victorias electorales no son fruto de la espontaneidad o la inercia. Por el contrario, son resultado de estrategias y de acciones de gobierno correctas.

Por ello es fundamental que el PRD continúe tomando buenas decisiones. Hasta ahora ha sacado con éxito el proceso para definir a su candidato a la Presidencia de la República y al del gobierno del Distrito Federal. Ahora debe sacar adelante la decisión de sus candidaturas a las jefaturas delegacionales y a las diputaciones de la Asamblea Legislativa del DF.

Al respecto, es fundamental que nuestro partido lance a la competencia a los mejores cuadros: hombres y mujeres con experiencia, presencia, capacidad de debate, convencimiento, trabajo y liderazgo reconocidos, además con potencial de convocatoria. Así, es más fácil contribuir al triunfo político-electoral de nuestra fuerza política.

Esto no se va a lograr si en él no existe vocación unitaria e integradora para incluir a todos los referentes, liderazgos, organizaciones y expresiones, de tal forma que puedan comprometer a todos en la lucha para volver a ganar esta ciudad.

Hasta el momento no se ha logrado. Siguen pendientes las definiciones de las candidaturas descritas. El partido lo tendrá que hacer próximamente. No puede tardarse mucho más. Por eso es importante, en la antesala de tales definiciones, que se privilegien aspectos como: sensibilidad, integración, capacidad concertadora, participación de todos los componentes que conforman al PRD capitalino.

Todos son necesarios. Todos hacen falta para volver a ganar electoralmente la ciudad de México. Esperamos que esto se entienda. De lo que se trata es de conservar este importante bastión, acaso el más importante que aún mantiene nuestro partido.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

jueves, 23 de febrero de 2012

Manual para canallas / Somos aves sin cielos despejados

Somos aves sin cielos despejados


Imagen





Cuando era un chaval y soñaba con demasiadas cosas, tuve una maestra bien intencionada que alguna vez me dijo. “Tú tienes bastante imaginación, así que un día viajarás mucho. Las personas como tú siempre están emprendiendo el vuelo”. Ella era una optimista, creo.

Nunca soñé con ser piloto aviador, ni un viajero frecuente. Mis proyectos eran más bien terrenales. Tuve épocas bastante malas y me conformaba con ser el mejor portero de mi cuadra o un estudiante promedio. En mis mejores etapas me atreví a soñar con cosas imposibles: como ser futbolista profesional, investigador privado, seductor irresistible o guía de turistas y pintor de paisajes. Desde pequeño tuve una educación mediocre: pésimos maestros, mala cabeza para las matemáticas, clases bastante chafas de inglés y programas escolares que no alientan la imaginación. Mi educación siempre estuvo en manos de la burocracia, así que no es de extrañar que me convirtiera en un experto en autosabotajes. Como a ti, igual que a tus padres, me enseñaron a quedarme callado, a responder a, b o c en los exámenes de opciones múltiples, a creerme la historia oficial, y todo para que mis ideas se adormecieran bajo el efecto de una educación sedante. Y cuando pasaron años y años en los salones de clases me advirtieron que estaba listo para “echar a volar”. Pero en realidad no podía ir muy lejos, no más allá de donde mi vista alcanzaba. Porque somos aves en cautiverio, atadas al suelo. Somos cuervos sin malicia en la mirada. Somos palomas mensajeras sin el entrenamiento adecuado. Somos pájaros con las alas recortadas, aves sin cielos despejados.


-O-



Hemos sido adoctrinados por la televisión. El TV Notas es la guía básica en el Metro o el pesero, en la casa, en la oficina. Somos tan ingenuos que creemos que López Dóriga o Javier Alatorre son objetivos cuando narran las cifras optimistas de Felipe Calderón, mientras el país se sostiene con alfileres. Nuestra juventud está adormilada. Le cuesta trabajo pensar. Así nunca vamos a salir de las cloacas, si ni siquiera sabemos quién escribió Los miserables o La divina comedia. Tuvimos una educación sin matices, así que no es de extrañar que muchos crean que Carlos Cuauhtémoc Sánchez es un maestro de las letras. En verdad enferma ver a los políticos descalificando a sus rivales, desmintiendo las verdades, fingiendo ante las tragedias. Sus promocionales son optimistas, mientras las granadas fragmentan la tranquilidad del pueblo, mientras las bazookas agujeran nuestras esperanzas, mientras los reos más peligrosos escapan de los penales en complicidad con los custodios, mientras las lluvias inundan nuestras calles de lodo y miseria, al tiempo que nos ahoga el miedo, mientras los hombres buenos mueren a destiempo. Todo eso y mucho más acontece en este país en vilo, que se prepara para unas elecciones en que la mayoría de los votos serán comprados. Y una triste despensita, un billete de 500 varos, tantas promesas de los presidenciables, serán el precio que pagaran por tus sufrimientos durante otros seis años. “Somos aves en cautiverio, atadas al suelo./ Somos cuervos sin malicia en la mirada./ Somos palomas mensajeras sin el entrenamiento adecuado./ Somos pájaros con las alas recortadas,/ aves sin cielos despejados”, bien escribe Dante Guerra sobre la manera en que ponen fronteras a nuestros sueños. Somos presa fácil de los vendepatrias, de los ambiciosos, de los que trafican con nuestras esperanzas, mientras nosotros apenas nos quedamos mirando al cielo. Como si un dios piadoso tuviera que venir a hacernos la tarea. No basta con que tu vida sea complicada, con que tu novio te engañe, con que tu vieja pase de los celos al chantaje. No basta con la jeta de tu jefe, las envidias en el trabajo, los salarios de mierda, la amargura de tus padres, el rencor de tus hijos, los odios que se hacinan en el microbús. No basta con la inflación, con el esposo borracho, la mujer frustrada, los intereses de la tarjeta de crédito, el recibo del teléfono, las mujeres que no saben besar, la tristeza en la mirada de un niño, una resaca, el olor a sudor en el Metro, la ciudad y su mal aliento. No, en verdad parece que no basta con las canciones de Camila y las chingaderas que canta Paulina Rubio, los trastes sucios, una blusa sin botón, el maestro tirano, las tontas canciones de amor. No, no basta con autosabotearte, con quedarte de brazos cruzados, con lamentar tu mala suerte; no basta, nunca es suficiente el autosabotaje. No, nunca es suficiente, porque te da lo mismo quién gane en las próximas elecciones. Y sabes qué es peor, que para los políticos en el poder nunca será suficiente la manera en que nos han explotado. Están acostumbrados a vernos y tratarnos como aves sin cielos despejados. Y nos han dado alpiste a cambio.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 22 de febrero de 2012

GRAN ANGULAR / Penales: corrupción y violencia

Penales: corrupción y violencia

Imagen





Apenas el domingo pasado, poco después de las 9:30 de la mañana, le informaba en Foro TV de los hechos violentos que en horas de la madrugada habían ocurrido en el penal de Apodaca, municipio conurbado al de Monterrey. Las primeras versiones se referían a un motín de reos que se oponían a su eventual traslado a otras cárceles. Hasta esas horas del domingo, el vocero de Seguridad Pública de Nuevo León, Jorge Domene, confirmaba 30 muertos.

Al cabo de dos horas ajustaba la cifra y cambiaba la causa: 44 muertos por una riña entre grupos antagónicos de reclusos. Y ya en la tarde refería que uno de esos grupos había ingresado a la 1:50 de la mañana al dormitorio del otro y que ahí le había pasado a cuchillo.

El lunes se informó que uno de los grupos que se enfrentó en el penal estaba relacionado con el cártel de Los Zetas y el otro con el del Golfo. Peor aún: que la riña habría encubierto la fuga de 30 reos peligrosos, entre ellos Óscar Manuel Bernal Soriano, La Araña, capturado por el Ejército el 21 de octubre de 2010, ya que como capo de Los Zetas en Monterrey ordenó el asesinato del general brigadier retirado Juan Arturo Esparza García, quien el día de su muerte, 4 de noviembre de 2009, apenas tenía cuatro días como secretario de Seguridad Pública del municipio de García.

En medio de todo esto, nadie se ocupaba de los familiares de los reclusos de Apodaca que exigían saber los nombres de los muertos y la situación de los vivos, vacío informativo al que se sumó ayer la primera versión de la causa de esta tragedia, un traslado de reos a la que éstos y sus familiares se oponen.

Fue así que en el transcurso del día, madres, padres, hermanos, esposas e hijos de reclusos intensificaron sus exigencias de información y conforme la protesta aumentaba de tono, crecía el rumor del traslado. Los reos decidieron quemar colchones. El fuego acrecentó la inquietud de familiares, que se fueron sobre la alambrada del penal en un intento de derribarla y entrar. Después se escucharon detonaciones y se vio el ingreso de fuerzas federales. Al momento de escribir esta columna las autoridades locales aseguraban que la situación estaba bajo control y que no había heridos, pero los familiares aseguraban haber tenido contacto con gente al interior que les aseguraba que había muertos.

El problema es muy grave y remite a la corrupción y a la práctica del autogobierno al interior de las cárceles, lo que obliga a la urgente depuración de las autoridades de todos los reclusorios. En ese contexto, la Secretaría de Gobernación se desmarcó al asegurar que incidentes como el de Apodaca no han ocurrido en los penales federales, en tanto que Felipe Calderón dijo que ante la crisis de los sistemas estatales de reclusorios se construirán 12 de ellos este mismo año, y la Cámara de Diputados salió, como siempre, con el llamado a crear una comisión especial que investigue el problema penitenciario del país.

Los hechos de Apodaca incluso resonaron en las Naciones Unidas, cuya comisionada para los Derechos Humamanos, Navi Pially, dijo estar alarmada por lo que ocurre en las cárceles mexicanas e instó a llevar a cabo una investigación exhaustiva sobre la muerte y la fuga de presos.

En lo que va de este año ha habido dos hechos sangrientos en cárceles que han cobrado 75 muertos: éste de Apodaca con 44 y otro el 4 de enero en el penal de Altamira, Tamaulipas, con 31. Pero el año pasado fueron ocho motines carcelarios con 82 reclusos muertos y de ahí para atrás.

Todo esto es consecuencia de la podredumbre de nuestro sistema penitenciario y de redes de corrupción al más alto nivel, pero también del clima de violencia que se ha vivido en el país durante los últimos seis años. Y violencia engendra violencia.

Instantáneas

1. INTENCIÓN DEL VOTO: Enrique Peña Nieto 48%, Josefina Vázquez Mota 32% y Andrés Manuel López Obrador 20%, según la más reciente encuesta nacional de vivienda, cara a cara, realizada por EL UNIVERSAL/Buendía y Laredo. Estos resultados son más o menos parecidos a los de la más reciente de Mitofsky: Peña Nieto 40%, Josefina 24% y AMLO 18%. Pero no a los de la más reciente de Covarrubias y Asociados, que registra para el aspirante priísta como líder indiscutible con 36.84% pero en un empate técnico al aspirante de la izquierda (26.36%) con la de la derecha (23.69%).

2. SPOT. Aprovechado la veda electoral decretada por el IFE, Peña Nieto grabó en Campeche un spot junto con su esposa, la actriz Angélica Rivera. Aprovecharon como escenario el centro histórico y el malecón de la hermosa ciudad amurallada. ¿Será que también veremos spots de Josefina con su esposo, Sergio Ocampo Muñoz, y a Obrador con su esposa, Beatriz Gutiérrez?



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 20 de febrero de 2012

GRAN ANGULAR / AMLO ¿descabellado?

AMLO ¿descabellado?

Imagen






Es muy difícil escuchar sin desesperarse las entrevistas radiofónicas y/o televisivas de Andrés Manuel López Obrador, un poco por los seseos tropicales de su hablar, pero mucho, y casi siempre, porque sus interlocutores casi no lo dejan completar las ideas que esboza.

Es cierto que cuestionar —lo que siempre resulta mejor con información y conocimientos— es parte de nuestra tarea como periodistas. Pero de ahí a interrumpir constantemente a un entrevistado, más con un afán descalificador que con una sincera disposición al entendimiento, hay una enorme diferencia.

Las interrupciones descalificadoras de la mayoría de los entrevistadores de quien por segunda ocasión es el candidato presidencial de la izquierda, y que torpemente creen que así lo desenmascararán o cacharán en alguna maroma o trampa, son las que dificultan la comprensión de sus planteamientos y la posibilidad de cuestionar inteligentemente su viabilidad.

No ocurre en las entrevistas que se hacen a los contrincantes de AMLO: a la candidata presidencial panista, Josefina Vázquez Mota, o a los candidatos priísta, Enrique Peña Nieto, y panalista, Gabriel Quadri, les conceden ensu mayoría verosimilitud y, por lo tanto, una viabilidad casi incuestionable.

Los detractores de El Peje dirán con lógica impecable —más aún los que ilusamente creyeron y creen que es el peligro para México machacado hasta la saciedad en la propaganda sucia por el PAN, Felipe Calderón y los poderes económicos que hace seis años lo sentaron en Los Pinos— que el problema es que las proposiciones de López Obrador son inalcanzables, por decir lo menos, o definitivamente descabelladas, lo que estaría por verse y seguramente se aclararía si lo dejaran explicarlo y, después, claro está, cuestionarlo, lo que indistintamente fortalecería o debilitaría su oferta.

Enfatizar en el crecimiento económico y la creación de empleos —sobre todo para 7 millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan—, sin descuidar el combate al crimen organizado, es la estrategia de seguridad que propone. Para el movimiento que encabeza, en la falta de crecimiento de la economía y en la cada vez más estrecha oportunidad de conseguir trabajo están las principales causas de la expansión del crimen organizado y la violencia que ha traído consigo.

Si la estrategia de Calderón —que enfatiza en el uso de la fuerza— ha cobrado 50 mil vidas en seis años, ¿no le parece sensato intentar por el lado de la propuesta de AMLO? Entonces surge la inevitable pregunta: ¿y cómo le va a hacer para que la economía crezca y con ella los empleos, y cuándo empezaríamos a ver ese crecimiento?

López Obrador asegura que de ganar la Presidencia, el crecimiento se vería desde el primer año de gobierno con la creación de 5 millones de empleos. ¿Y cómo? Identifica tres fuentes para financiar el crecimiento que totalizan 800 mil millones de pesos: 300 mil millones se obtendrían del combate a la corrupción, otros 300 mil millones de la austeridad aplicada al gasto corriente del gobierno y 200 mil millones más de la aplicación de una política fiscal que grave más al que más gana y menos al que menos, sin nuevos impuestos o aumento de los existentes, simplemente eliminando los privilegios fiscales.

Nada de eso está en el librito del actual modelo económico neoliberal, vamos, en su ortodoxia. Son medidas que se salen de esa camisa de fuerza, absolutamente heterodoxas. Pero ¿son verosímiles?, ¿viables?

Disminuir el gasto del gobierno (no corriendo gente, sí reduciendo sueldos de los mandos superiores) es absolutamente posible. ¿Y arrebatar dinero a la corrupción? Pues mucho se avanzaría si el SAT, por ejemplo, cobrara los millones de pesos de multas aplicadas por la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación. Pero, ¿es El Peje verdaderamente honesto? Pienso en lo personal que sí, pues no se le ha podido demostrar ninguna triquiñuela o abuso y le han buscado por todos lados en una guerra que lleva más de seis años. ¿Pero su honestidad alcanzaría para revertir la corrupción del sistema? Ahí sí le diría que quién sabe.

Si 30 años de modelo neoliberal han propiciado un crecimiento que no rebasa un promedio anual de 2% y a 52 millones de mexicanos en la pobreza, ¿por qué no darle la oportunidad a otra propuesta que ofrece crecimiento sostenido y 5 millones de empleos en un año? Suena utópico, pero hay un antecedente histórico que demuestra que sí es posible: el del presidente de EU Franklin D. Roosevelt, quien en 1933, para contrarrestar los devastadores efectos de la crisis económica mundial de 1929, liberó fondos para abrir millones de empleos para los más desprotegidos.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 17 de febrero de 2012

Manual para canallas / Miradas que se pierden en el cielo

Miradas que se pierden en el cielo



Imagen





Aquella chica miró hacia el cielo y se encontró con un globo lejano, escapado de las manos de alguien. Y ella dejó su vista colgada entre las nubes, sin la esperanza de reencontrar el brillo que había perdido.

Lisette se sintió vulnerable, confundida, igual o peor que en las últimas semanas. Chris la dejó con el argumento de “te cotizas mucho” sólo porque no quiso acostarse con él por segunda vez. “No manches, llevamos cuatro meses de novios y no quieres volver a aflojar”, argumentó el muy idiota. “Es que tengo miedo”, titubeó ella. “Miedo de qué, no seas tonta”, insistió él. Ni ella lo sabía, pero su primera vez no fue del todo agradable. A sus 18 años se dejó llevar por el fuego de las caricias, por la necesidad de afecto que escasea en su casa. Cuando Chris le dijo “ahí muere” se sintió miserable, con ganas de rogarle. Pero él ya estaba decidido a terminar el noviazgo; de hecho, ya estaba saliendo con otra chavita menos prejuiciosa. Dos meses después, ella lo fue a buscar a su trabajo. “Tengo que hablar contigo”, dijo a punto de sollozar. Chris se hizo el digno. “Es que estoy embarazada”, soltó la frase con desesperación. “¿Y a mí qué?”, respondió como suelen hacerlo los hombres vacíos. “Es tu pedo, no el mío”, agregó sin consideración. “Es que no sé qué hacer”, soltó las lágrimas. “Y ya llégale porque me vas a hacer encabronar”, la corrió así de fácil. “Tienes que ayudarme”, suplicó Lisette. “Yo por qué, eso te pasa por caliente. Además, ni ha de ser mío”, pretextó el imbécil. “Sólo me he acostado contigo, es tuyo”, agachó la cabeza. “Pues estás bien pendeja si piensas que te voy a creer”, fue tajante. Y se largó mientras ella sollozaba, vulnerable, con el miedo propio de quienes se sienten abandonados. Mi madre me va a matar, volvió a pensar. Quiso arrojarse al paso de aquel camión que rugía su tonelaje. Le faltó valor. Se sentó en la banqueta, sin importar que la gente la mirara. Allí estuvo un rato. El amor es un desfile interminable de globos cursis. El amor es un corazón de chantilly en la pastelería de Sanborns. Y sí, el amor es un instructivo para armar una trampa de osos. Lisette dejó de llorar, se levantó y echó a andar. Voy a hablar con su mamá, reflexionó, seguro que ella me entenderá.


-O-



“Nooo, mi’jita, estás loca si crees que vas a embarcar a mi hijo”, le dijo la señora, a la que apenas conocía. “Quién sabe de quién será ese chamaco”, continuó la ruca, “seguro se lo quieres enjaretar a mi muchachito, nomás porque lo ves buena gente. Si luego luego se ve que eres una lagartona”, sentenció. “Pero señora, es que...”, intentó argumentar pero fue interrumpida. “Nada, nada, y te me largas de aquí o te saco de las greñas”, amenazó la mujer pese a que ni siquiera se dignó a dejarla entrar a su casa. Lisette no pudo contener las lágrimas. Su madre se lo había dicho muchas veces: “Nomás sales con tu domingo siete y ya verás, chamaca”, era el argumento. Pero nunca se sentó con ella a platicarle sobre el sexo responsable, sobre los métodos anticonceptivos. Ella misma, doña Tere, había pasado por lo mismo. Se tuvo que casar embarazada. Y aún así siempre le decía que se portara bien, “porque eres un ejemplo para tu hermana”. Lisette era buena estudiante, de puros nueves, y en vacaciones trabajaba como cajera de la Comer. Pero se dejó engatusar por el Chris, que a sus 25 años se jactaba de ser irresistible. Aunque al principio le cayó gordo por farol, a Lisette le parecía atractivo, además de que la conquistó con su insistencia, con regalitos insignificantes que a ella le parecían muy románticos. Es muy mujeriego, le había advertido Susana, “muchas de las cajeras ya se han acostado con él y la mayoría lo odia”. Pero ella no hizo caso, ni cuando le aclaró que “por eso siempre anda sobre las nuevas, como tú”. A lo mejor me dice eso porque a ella le gusta, reflexionó Lisette, y me tiene envidia. Lo que no sabía es que él le había prometido a sus amigos que se la iba a llevar a la cama, “porque está bien sabrosa la escuincla”. Le costó trabajo, pero lo consiguió. “Así me gustan, verdesonas, para enseñarles lo que es bueno”, le contó Chris al Pastas, su brother de borracheras, “está bien buena y además era virginia“, presumió mientras bebía de una caguama. “Nomás dos-tres acostones y la mando a la goma”, añadió en tono padrotón. Luego, ambos rieron como si hubiera contado un chiste.


-O-



“Los cielos de tu amor se elevan sin mí/ y escupen a mi paso rayos de impiedad./ Me duele hoy el pecado que ayer cometí, condenada a no amarte nunca jamás./ Hogueras y deseos encienden dolor,/ un sufrimiento eterno me perseguirá./ Habito en el infierno de mi corazón,/ te pierdo entre cenizas y sé que no te encontraré/ jamás, jamás... Tú eres el culpable, tienes el poder,/ injusto el castigo, perdida la fe”. Así, con tristeza, Lisette se siente identificada con ese Ángel caído que canta Danza Invisible. Ya lleva tres meses de embarazo y no se atreve a decírselo a su madre, “porque es capaz de correrme de la casa”, confesó a Susana, la única amiga que sabía de su “problema”, su paño de lágrimas, la que no pudo evitar el clásico “te lo dije, man’ta, que el Chris era de lo peor”. Nadie escucha más que su propia voz interior, y por lo general es la peor consejera. “¿Y si vas a buscar a tu papá?, a lo mejor te deja vivir con él”, sugirió Susi. “No, cómo crees, si desde que nos dejó vive con una ñora y ni siquiera nos da para el gasto”, descartó la idea de inmediato. Agotadas las posibilidades, Lisette sabía que no había remedio. Pero tampoco quiso contárselo a su madre. Así que estaba condenada a llorar en silencio todas las madrugadas, a la espera de que su madre se diera cuenta de su embarazo. Porque el miedo y la inmadurez paralizan. Y los infiernos están poblados de ingenuos, de esos que no saben que el mejor truco del diablo consiste en hacernos creer que no existe. Y el amor es un globo rojo, inflado con helio, que se escapa de las manos de una jovencita distraída y se difumina con la distancia. Y la mirada de aquella mujer se pierde en el cielo, sin esperanza de recuperar el brillo que alguna vez tuvo.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico.

Objeciones de la Memoria / PRD: inclusión o exclusión

PRD: inclusión o exclusión


Imagen




El proceso de unidad que se ha venido dando recientemente en el PRD ha sido muy exitoso. Primero con la selección del candidato a la Presidencia de la República entre Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador. Más tarde, con la designación de Miguel Ángel Mancera como candidato de las izquierdas al gobierno del Distrito Federal, sin omitir el encuentro histórico-político entre el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y el de Macuspana.

Somos muchos quienes queremos darle continuidad a este proceso de unidad. Estamos convencidos que el tema del Distrito Federal debe resolverse con esta misma tónica buscando la unidad, apoyando a los mejores cuadros y a los mejor posicionados para obtener óptimos resultados en la inminente contienda electoral de julio próximo.


No descartamos el camino del acuerdo político, un método igualmente válido siempre y cuando incluya a todos los sectores políticos interesados en el proceso. Sin ello, sólo es posible hablar de desacuerdo.


Al momento de escribir estas líneas, en el PRD aún no se resuelve a cabalidad el tema de las candidaturas en el DF. Por lo ocurrido hasta ahora está presente el riesgo de la exclusión y el desconocimiento del valor político de las fuerzas que conforman el partido. Ello, sin duda, podría marginar a cientos o miles de personas de izquierda que han luchado durante años para transformar esta ciudad.


Lo anterior nos lleva a plantear la necesidad de sumar, movilizar y articular a todas las fuerzas del partido para darle una salida óptima al tema. Por eso hacemos un llamado a la cordura y a la congruencia de lo que se afirma, a la sensibilidad, a la altura de miras, a la responsabilidad política, a la visión de proyecto para que no haya exclusiones. No hay que perder de vista que lo más importante en esta lid electoral es el proyecto y que le vaya bien al PRD.


Para ello, no está de más insistir: es fundamental que todas las fuerzas estén unidas, que se opte por los liderazgos mejor posicionados, por los cuadros con mayores capacidades y experiencia, e incluir en el acuerdo a todos los actores que conforma esta organización política.


Planteamos, en suma, que haya sensibilidad política, que no se hagan a un lado los instrumentos ya utilizados para definir las candidaturas a la Presidencia de la República y a la de jefatura del DF. O bien, que haya un acuerdo incluyente donde se tome en cuenta a la izquierda con experiencia de lucha a lo largo de estos años en la ciudad de México.


Esperamos que predomine la razón, la responsabilidad y la visión de conjunto de un proyecto que hemos construido muchos mexicanos y por el cual hemos enfrentado grandes adversidades



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Réplica a una sexoservidora

Réplica a una sexoservidora


Imagen






Porque así corresponde a su derecho, publico la réplica enviada a los directivos de este diario por Julio Rivera Maza, representante legal de algunos de los bares y centros nocturnos aludidos en la columna Testimonio de una sexoservidora publicada aquí el viernes pasado:

“El día 10 de febrero de 2012 se publicó una nota donde hacen mención de distintos antros, tabledance y cabarets donde yo hablo a título personal y por la personalidad que ostento (sic) para representar a Club Savoy y Azteca Mens’s Club, ubicados en Bolívar 12º y Eje Central Lázaro Cárdenas 126, respectivamente.

“La nota escrita por Raúl Rodríguez Cortés en su sección Gran Angular hace mención de una llamada que recibió de una sexoservidora que posteriormente le envió una denuncia por correo electrónico afrimando que en estos giros hay chicas portadoras de VIH, que se les obliga a vender drogas, prostituirse y demás, lo cual es completamente falso ya que estos negocios que represento tienen más de 50 años funcionando y pertenecen ya a la vida nocturna de nuestra gran ciudad.

“Le comento que los establecimientos cuentan con la documentación que ampara su funcionamiento completamente legal y que hay más de 70 empleados laborando con nosotros, los cuales podrían verse afectados por dichas calumnias sin fundamento y que fue escrita (sic) en el diario que usted dignamente conduce, donde su reportero se dejó sorprender por los comentarios de esta persona sin verificar si esto era realmente cierto o no.

“Le hago una invitación para que visiten nuestro negocio y puedan ver que todo esto es falso y cambien esa imagen que pintaron del lugar. Le solicito su apoyo ya que en estas empresas laboran más de 70 empleados, como antes le mencioné y que debido a la mala información proporcionada a ustedes, aparecen los nombres de los negocios representados por mí y esto podría causarme problemas con las autoridades delegacionales.

“Esperando publique esta pertinente aclaración como lo ordena la Ley Federal de Imprenta, le reitero mi afectuoso saludo y quedo de antemano con usted”.

Ahí tiene usted la respuesta de algunos de los antros aludidos, así como en su momento tuvo usted la denuncia de la sexoservidora cuya identidad, reitero, sí fue verificada. Sólo falta, como le decía aquí la semana pasada, que las autoridades competentes investiguen, jalen la hebra, y determinen a quién le asiste la razón. Uno, como reportero, sólo es el mensajero.


Instantáneas

1. LA CHINGADA. Así se llama un pequeño terreno que Andrés Manuel López Obrador dice heredó de su padre en Tabasco. Hace poco más de seis años, después de una larga plática que tuve con él en su oficina del antiguo Palacio del Ayuntamiento, me dijo, y aquí se lo conté, que si perdía la elección se iba a La Chingada. Su retirada a ese terreno dijo que ocurriría si perdía la elección limpiamente. Es obvio que él jamás creyó ni creerá que los comicios de hace seis años fueron limpios. Y ese pequeño detalle es el que olvidan quienes hoy recuerdan que no cumplió con lo dicho y otra vez hacen escándalo ahora que, en privado, lo reiteró a un grupo de empresarios del ramo inmobiliario. Pero más grave que eso, es que también haya dicho que ya está cansado. Inevitable no estarlo después de trajinar más de seis años a contracorriente. Pero decirlo no parece ser lo políticamente correcto. No puede empezar cansado alguien que pretende enfrentar los gravísimos problemas que enfrenta el país. Así que ese comentario, más que el de La Chingada, es el que podría tener más efectos contraproducentes en la candidatura presidencial de la izquierda.

2. CONFLICTO. Hay molestia entre la comunidad de la Preparatoria número 7 de la UNAM ubicada en La Viga. Denuncia que el recientemente nombrado director, Ricardo García, ha desatado una “cacería de brujas” en contra de miembros del personal académico sin que consideren que haya causa justificada. Lo acusa de acoso y hostigamiento laboral que, asegura, va en contra de la legislación universitaria.

3. INVITACIÓN Como la de cada semana: acompáñeme el domingo por la mañana en las noticias de Foro TV: 10 a 11, 13 a 14 y 15 a 16 horas, para que esté el domingo muy bien informado. También lo invito a que el lunes me acompañe en el programa Todo se acelara, del Instituto Mexicano de la Radio, a las seis y media de la mañana en Opus 94.5 de FM y a las 10 de la mañana por Radio México Internacional vía internet.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

miércoles, 15 de febrero de 2012

GRAN ANGULAR / Calderón en su laberinto

Calderón en su laberinto


Imagen






La seguridad interior está hoy amenazada, declaró el jueves el general Guillermo Galván Galván, secretario de la Defensa Nacional. Semejante reconocimiento es también la aceptación de que la “guerra” contra el crimen organizado que hace cinco años declaró Felipe Calderón está muy lejos de ser ganada. De otra manera, la seguridad interior no estaría seriamente amenazada como dijo el responsable operativo de esa confrontación que ha cobrado 50 mil vidas, en el marco de la ceremonia del Día de la Lealtad.

A ese valor, primordial en un instituto armado, el general Galván atribuyó reconocer también que “ha habido errores”; aceptar las recomendaciones hechas al Ejército por Derechos Humanos, y sancionar a los que llamó “infractores comprobados” para diferenciarlos de “aquellos casos tendenciosos que buscan desprestigiar a la institución y desviar la acción de la justicia a favor de los delincuentes”.


Ambos reconocimientos, el de la seguridad interior amenazada y el de la comisión de errores en esta “guerra”, ameritan, por supuesto, una explicación más amplia que la que puede darse en un discurso protocolario, pero por lo pronto dejan una sensación de fracaso.


Calderón, por supuesto, no perdió la oportunidad, después de los asertos de su subordinado, de defender su estrategia y de recurrir, para hacerlo, a la ironía, manifestación inequívoca de que no está nada a gusto con las críticas:


“Hay gente que le reprocha a mi gobierno que combata a los criminales. Bueno, pues ahora sí ¿qué querían que hiciera, que los invitara a pasar, que los saludara, que les ofreciera un cafecito o qué? Pues claro que hay que combatir a los criminales y el gobernante que considere que no debe combatir a los criminales pues que no sea gobernante, hombre. Esa es la verdad”.


Pues esa no es la verdad. Calderón no entiende o no quiere entender. Nadie le ha pedido que deje de combatir a los criminales, pues esa es su obligación y debe cumplirla. Nadie le ha pedido que los salude o que se tome un cafecito con ellos. ¿Qué tal si en lugar de invitarles el cafecito les congela sus cuentas o endurece las medidas contra el lavado de dinero?, ¿qué tal si, paralelamente, enfatiza en la prevención de las adicciones y en la generación de empleos y oportunidades para los jóvenes?

Eso es lo que se le pide, no una estrategia exclusivamente fundamentada en la violencia que sólo genera más violencia. Que reconozca que falló esa estrategia y que la cambie para que siga cumpliendo con su obligación de combatir a los criminales. Y que complete lo que ya inició —y que acaso sea lo más rescatable de su estrategia fallida—, que concluya la limpieza de las policías y deje que el Ejército cumpla las funciones para las que fue creado.


Pero también cometió el error —en aras de legitimar lo que las urnas le negaron— de hacer de la guerra contra el crimen el tema casi único de su gestión y de asumirlo personalmente en lugar de dejarles la responsabilidad a sus subordinados operativos y él, como Presidente, atender muchos otros temas sensibles como el del empleo, el crecimiento económico o la seguridad social, por sólo citar algunos. Por eso está ahora solo en su laberinto.



Instantáneas

1. UN HOMBRE Y UNA MUJER. No es referencia a la famosa película francesa estrenada en 1966, escrita y dirigida por Claude Lelouch y memorable por su exuberante fotorgrafía y por su tema musical creado por Francis Lai. Más bien se trata de las negociaciones que al interior del Partido Nueva Alianza (Panal) continuaban anoche hasta el momento de escribir esta columna para designar a su candidato presidencial tras la ruptura con el PRI y Enrique Peña Nieto, para lo cual tienen de plazo hasta hoy miércoles. La lista de aspirantes se había reducido a dos: un hombre y una mujer. Se asegura que, en ambos casos, el perfil es ciudadano. En eso estaban el presidente del partido, Luis Obregón, y la maestra Elba Esther Gordillo. El punto ahora será saber a quién restará votos esta cuarta candidatura. Será al PRI o al PAN. Difícilmente al movimiento progresista de la izquierda.


2. ¿PLAGIO? El escritor Sealtiel Alatrsite solicitó al rector de la UNAM, José Narro, la aceptación de su renuncia como coordinador de Difusión Cultural, luego del escándalo que se ha desatado por las acusaciones de plagio que se han hecho en su contra después de que se dio a conocer que era el ganador del premio Xavier Villaurrutia 2012. Alatriste reconoce haber usado párrafos de diversas fuentes en textos escritos hace años, pero rechaza que se trate de un plagio ya que lo sustancial de esos materiales parte de ideas y recuerdos propios.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 13 de febrero de 2012

GRAN ANGULAR / La entrega de la nación

La entrega de la nación


Imagen





Casi la mitad del territorio nacional ha sido entregado por este gobierno en concesiones para la explotación minera a empresas nacionales y extranjeras que contaminan y despojan de sus tierras a prácticamente todos los grupos indígenas que hay en el país.

Tan sólo en 2010, Felipe Calderón entregó 760 concesiones mineras que, en efecto, están amparadas en una legislación muy ventajosa para los intereses privados internos y externos y que sólo dejan migajas como beneficio de las explotación de valiosísimos recursos naturales que son propiedad de la nación.

El gobierno sólo reconoce haber entregado 26% de la superficie nacional, pero el doctor José del Val, director del programa México, nación multicultural, de la UNAM, asegura que la opacidad de dichas concesiones se oculta en la entrega de casi 40% del territorio en una especie de “neocolonialismo” que parece regresarnos a los tiempos de la Nueva España.

Hay un caso reciente que ilustra las condiciones desventajosas para el país en que se han venido otorgando dichas concesiones para explotar yacimientos, en este caso específico, de oro y plata: el proyecto Universo, en el altiplano potosino, donde empresas mineras canadiense han iniciado la extracción de esos minerales a cielo abierto (lo que prohíben las leyes ambientales) y que en sociedad con mineras mexicanas contaminan con cianuro, deterioran el suelo y entregan mínimas cantidades de dinero a pobladores originales, como en este caso los huicholes.

Esa región, declarada oficialmente área natural protegida, está hoy amenazada por 38 concesiones de explotación minera, la mayor parte en una zona que los diferentes grupos huicholes que habitan en Jalisco, Nayarit, San Luis Potosí, Durango y Zacatecas llaman Wirikuta, ubicada en el bellísimo jardín natural del cerro de El Quemado, cerca del poblado potosino Real de Catorce, que corresponde, según la cosmogonía de esa etnia, al lugar donde se creó el universo y al que cada año peregrinan desde sus lugares de origen.

Del Val advierte que el proyecto minero Universo podría destruir 50% del desierto para la extracción de oro y plata a cielo abierto. De ahí que los diversos grupos huicholes, en defensa de sus lugares sagrados, pero también de los territorios en los que ya de por sí fueron arrinconados, hayan emitido la Declaración de Wirikuta, en la que “de manera respetuosa y pacífica” se pronuncian “en defensa de la vida”, reafirman que su “conocimiento espiritual es un legado para el mundo”, defienden lugares sagrados que “son escuelas de conocimiento” y reiteran su decisión de defenderse de las mineras y agroindustrias que “deterioran el suelo y podrían causar el exterminio de nuestro corazón”.

Pero nada parece detener los grandes intereses mercantiles que cuentan con el respaldo del gobierno de Calderón, a quien no le ha importado deshonrar el comprosimo que asumió de no afectar la espiritualidad y la cultura del pueblo huichol y que, asegura Del Val, firmó hace poco más de un año con los gobernadores de Jalisco, Nayarit, San Luis Potosí, Durango y Zacatecas.


Instantáneas

1. DESCONTENTO. Es el que hay entre el priísmo del Distrito Federal con la candidattura de Beatriz Paredes, quien el sábado se registró para contender por la jefatura de gobierno de la capital del país. Dicen en corto que el efecto Peña Nieto no le alcanzará para arrancarle la ciudad de México al PRD y a la izquierda. Dicen estar seguros que con una mujer que ya perdió en el Distrito Federal y que además, afirman, no está bien de salud, no será posible ganar la elección. Temen, es más, que con la candidatura panista de Isabel Miranda de Wallace se vayan otra vez al tercer lugar.

2. IZTAPALAPA es la delegación más populosa, electoralmente importante y presupuestalmente con más recursos en el Distrito Federal. La disputa por ella tiene lugar entre el perredismo. La delegada Clara Brugada (quien llegó al cargo, se acordará a usted, con los votos que se depositaron al tristemente célebre Juanito, luego de que una decisión del Tribunal Electoral la dejó a ella fuera del proceso de 2009) busca a toda costa imponer a su incondicional Víctor Varela. Como las encuestas no lo favorecen y dan la ventaja a Jesús Valencia, cercano al grupo político del jefe de gobierno Marcelo Ebrard, la delegada Brugada busca crear su propio Juanito en la persona de Martí Batres, quien resultó perdedor en las encuestas mediante las cuales se elegió al candidato a jefe de gobierno del Movimiento Progresista.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 10 de febrero de 2012

Objeciones de la Memoria / Cárdenas y AMLO, la unidad esperada

Cárdenas y AMLO, la unidad esperada


Imagen





Aunque tiempo después de lo esperado, llegó finalmente el encuentro entre Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. El hecho, impulsado por muchos, constituye finalmente un aliciente más a la campaña electoral de la izquierda mexicana en la actual coyuntura.

Cuauhtémoc Cárdenas entregó a López Obrador una propuesta programática elaborada en el marco de los foros Un México para todos. La misma, constituye un proyecto anclado a la izquierda que contribuirá en mucho a su plataforma de este año.

En su planteamiento, el ingeniero aborda temas muy olvidados como la solidaridad latinoamericana, la equidad de géneros, los derechos de las mujeres, la diversidad sexual y familiar o el rechazo tajante a las asociaciones público-privadas impulsadas por la derecha priísta-panista en los órganos legislativos. Llama a la defensa del Estado laico y no omite la censura al presidencialismo, a sus instituciones y a los viejos mecanismos de distribución del poder.

Su propuesta programática es digna de tomarse en cuenta porque engloba importantísimos puntos de transformación política. De hecho López Obrador señaló que coincide en lo fundamental con aquélla, al tiempo que definió como sus ejes fundamentales la honestidad y la justicia. Enfatizó, además, la urgente transformación que requiere México para disminuir los privilegios de la cúpula política nacional y ampliar la distribución social del presupuesto público.

Sin embargo, como se dijo en el encuentro, lo más significativo es el apoyo del ingeniero Cárdenas a la candidatura presidencial de López Obrador.

Es deseable que este ejemplo cunda en todos los niveles. Que las fuerzas progresistas de izquierda entiendan la necesidad de la unidad y la inclusión. Que se hagan a un lado los riesgos de la exclusión y que se sumen las iniciativas para que en todas las esferas del partido, en los estados de la República, en los ámbitos legislativos, en los gobiernos estatales y aquí, en la ciudad de México, se tomen las mejores decisiones.

Como lo señalamos cuando se presentó la encuesta para definir la candidatura de las izquierdas en el Distrito Federal: sólo la participación de todas las fuerzas, organizaciones, expresiones, liderazgos, personalidades del mundo progresista, en un torrente de unidad, nos va a llevar a la victoria.

El proceso de selección del candidato a la Presidencia de la República entre Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard Casaubón fue un éxito.

También la candidatura de Miguel Ángel Mancera a la jefatura de gobierno del Distrito Federal con el mismo método. Más lo es aún el símbolo de unidad que nos deja el encuentro entre Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas. Falta que el resto de las decisiones a tomar concluya de manera exitosa.

En el caso del Distrito Federal, única plaza que hoy gobierna la izquierda en el país, las cosas deben salir de la misma manera: en acuerdo, con inclusión. Es imprescindible escuchar a quienes demandan que no se excluya a la izquierda que ha luchado por la transformación de esta gran ciudad.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Testimonio de una sexoservidora

Testimonio de una sexoservidora


Imagen





Cuando contestó el teléfono quien esto escribe, escuchó una voz femenina que no ocultaba su ansiedad: “Soy sexoservidora y debo hacer una denuncia”. Se le sugirió que la hiciera ante las autoridades ministeriales pero dijo que ni caso le harían. Entonces se le pidieron algunos datos que permitieron corroborar su identidad y ocupación. También se le recomendó que hiciera llegar su testimonio a través del correo electrónico de esta columna.

Y es este:

“Como sexoservidora trabajo actualmente en Naucalpan, en el bar Las Trancas y en El Sombrero, ubicados en avenida San Esteban. He trabajado en antros de la ciudad de México: en el Eje Central (El Azteca y Estudio 54), Salto del Agua (Savoy) por el metro Juárez (bar El Miramar) o el metro Mixhuca (La Mordida) y en la carrretera Ajusco-Picacho (El Diamante).

“Con tristeza veo cómo mueren día a día policías, soldados y marinos así como gente inocente por la lucha contra el narcotráfico. Sin embargo, todo esto es inútil pues todos los giros negros como prostíbulos disfrazados de bares, tabledance y cualquier otro lugar donde existan damas de salón para atender a los clientes, son operados por el narcotráfico.

“Actualmente estos giros están contratando damas sin importarles que sean portadoras del virus VIH, sin que haya ningún tipo de control sanitario.

“Es nuestro trabajo en esos lugares ofrecer y vender droga a los clientes, se nos obliga a tener relaciones sexuales dentro y fuera de los establecimientos sin protección alguna (ni preservativos nuevos ni en mal estado).

“Nos obligan a ganarnos la confianza del cliente para conseguir información de sus negocios y sus familias para después convertirlos en objetivos de extorsiones o secuestros”.

Hasta aquí el mail de la sexoservidora que en su inicial llamada telefónica dijo que la conciencia no le permitía vivir con esto y que era inútil denunciar ante las autoridades porque están “compradas” o “coludidas”.

El control que el narcotráfico ejerce de otros negocios de la delincuencia organizada es algo que todos sabemos. No sé qué tanto sea una exageración de esta sexoservidora pero ahí está su denuncia. A ver si las autoridades competentes por lo menos jalan la hebra.


Instantáneas

1. MEXICANA. Cada que se vislumbra una posible solución al problema de Mexicana de Aviación se atraviesan nuevos peros de la autoridad. Apenas el martes se informaba que el grupo Med Atlántica había hecho el depósito de los 300 millones de dólares requeridos para el salvamento y la respuesta ayer de la SCT fue que no se les había notificado ni mostrado la garantía correspondiente. En tanto, venció el último plazo fijado por el juez de lo concursal Felipe Consuelo Soto quien, sin embargo, decretó una tercera prórroga, sin fecha de término de la conciliación del concurso mercantil. La SCT respondió que esa medida generaba incertidumbre jurídica, a lo que el juez concrusal contestó que si Med Atlántica no comprueba el depósito del dinero o se retira, no le quedará de otra más que declarar la quiebra.

2. TELEVISIÓN. La Cofetel resolvió favorablemente el miércoles las solicitudes del Congreso de la Unión y del Organismo Promotor de Medios Audiovisulaes (OPMA) para llevar a cabo multiprogramación en los canles de televisión digital que tienen autorizados. La multiprogramación es uno de los beneficios de la Televisión Digital Terrestre (TDT) que permite incluir varios canales de programación en un mismo canal de transmisión. Bajo este esquema, el Congreso aprovechará las señales del canal 45 de la ciudad de México para transmitir la señal del Canal del Congreso en alta definición (HDTV), así como un canal de programación para la Cámara de Senadores y otro para la de Diputados, estos últimos en calidad estándar ( SDTV). Por otra parte la Cofetel resolvió favorablemente sobre el registro de la documentación técnica presentada por el gobierno del Distrito Federal para operar el canal 21 de TDT que le fue otorgado el 22 de febrero de 2010.

3. TOLEDO. La galería Luis Cardoza y Aragón, del Centro Cultural Bella Época, exhibe desde ayer una de las más recientes series pictóricas del artista oaxaqueño Francisco Toledo. La muestra se llama Pinocho y está conformada por 53 piezas que muestran a este personaje infantil con una mirada completamente distinta, más adulta y hasta erótica. Muy recomendable.

4. INVITACIÓN. Los invito, como todos los domingos, a que me acompañen por la mañana (10, 13 y 15 horas) en las noticias de Foro TV, canal 4.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 9 de febrero de 2012

Manual para canallas / El turbante de las pesadillas

El turbante de las pesadillas


Imagen






Mi madre era muy extraña. Eso era lo que yo creía todo el tiempo, mucho antes de convertirme en adolescente. Bueno, ¿en realidad qué jefa no es extraña? Y además era fastidiosa. Sí, sé que sonará duro, pero eso es lo que yo pensaba de chamaco. Siempre estaba dando lata con eso de “ya métete a bañar” y aquello de “a ver a qué horas te duermes”.

Claro que sí, todos tuvimos una madre un tanto extraña, pero la mía se pasaba. Bueno, eso era lo que yo creía cuando estaba dale y dale con sus actitudes de adulta. A mí me chocaba, por ejemplo, que insistiera tanto en que me bañara. Y a mí la verdad es que me daba flojera el agua. Así que era lógico que me llenara de piojos. “Seguro te los pegaron en la escuela”, comentaba mi jefa. Alicia creía saber todo. Y casi siempre tenía razón. Sí, hay que reconocer que era muy sabia en muchas cosas... y novata en otras, como en eso de enamorarse de tipejos estúpidos. Pero bueno, estábamos en que mi madre se enojaba cada que me llenaba de piojos, “porque además se los vas a pasar a tus hermanos”. Y así sucedía. O yo le pegaba los bichos o ellos me los pegaban a mí, pero hubo una época en que no podíamos deshacernos de aquella plaga. Era entonces que Alicia hacía las cosas más extrañas: Por ejemplo, nos echaba insecticida en la cabeza, nos enrollaba un trapo viejo y nos mandaba a dormir. Así que no es de extrañar que ya desde entonces empezara mi camino hacia el manicomio. Aquello era un maldito turbante de las pesadillas. En cuanto los piojos sentían el rigor del DDT comenzaban a armar su desmadre y a patalear, pero nosotros teníamos prohibido quitarnos aquella cosa de la cabeza. Obviamente era una tortura, una comezón tremenda, y cuando al fin lograbas dormirte era inevitable que tuvieras pésimos sueños, pesadillas constantes. Al otro día, al despertar, aquel trapo que nos quitábamos de la cabeza tenía un chingo de cadáveres piojescos... Y nosotros amanecíamos algo mareados, mucho más locos que la noche anterior. Sin embargo, la solución sólo era parcial porque las jodidas liendres no desaparecían. Por eso digo que mi jefa era muy extraña: siempre repetía aquel experimento y nunca logró erradicar por completo la plaga. Otra de las manías de Alicia era mandarnos con la abuela a que nos espulgara por horas. Y como la abuela María era una neurótica recurrente, calmaba sus ansias martirizándonos durante horas: allí estábamos, sentados y en manos de la abuela, rogando a los dioses para que ya nos soltara la cabellera. Tampoco funcionaba. A lo mejor a la abuela la relajaba, pero aquello no servía para quedar limpios. De la vergüenza que causaba el que te descubrieran en la primara ya ni hablamos. De la noche a la mañana podías convertirte en el hazmerreír de todo el salón. Hasta que, bendito sea Dios, crecimos un poco, entramos en la etapa crítica en que te gustaban todas las chavitas de la secundaria y te bañabas diario. Yo no lo sabía, pero bañarse diario era el mejor remedio. Mi madre sí lo sabía, por eso insistía tanto, pero a mí me parecía que ella sólo lo hacía por molestarnos. Pero eso no le quitaba lo rara. Sí, mi madre era una mujer extraña. Y cuando lea esto seguro esbozará una sonrisa y pensará que sigo siendo el mismo chamaco loco de siempre.

-O-



Mi jefa era tan rara como muchas otras madres. Siempre tenía un remedio extraño para cada enfermedad. Del clásico vaporub para los malestares de la tos, pasaba a los fomentos de malva para curar nuestros pies sarnosos. “Ya ven, chamacos cabrones, por andar jugando descalzos”, nos regañaba mi madre a sabiendas de que cuando creces en un barrio tan miserable eres amigo de los perros y te revuelcas en todos los baldíos polvorientos. Y si te quemabas, ahí corría mi jefa a ponerte clara de huevo en la zona afectada. Ah y por supuesto, era infaltable que nos pasara un manojo de ruda por todo el cuerpo para quitarnos “el aire” o la mala vibra que habíamos jalado de quién sabe dónde. Ahora que lo recuerdo, en el pasillo de mi casa había un chingo de macetas que mi madre cuidaba con esmero. Sí, es verdad, cómo olvidar aquello que yo identificaba como un maguey muy pequeñito: No era otra cosa que sávila, que Alicia usaba para todo, para poner en las heridas, para las manchas en la piel, para las verrugas y para un montón de cosas más. Lo que tampoco olvido es que mi madre usaba como maceteros unos recipientes anaranjados, en los que transportaban los Boings de triangulito. Por cierto, ahora me pregunto si aún hay Boing de traiangulito o de plano ya fueron desplazados por los Frutsis. Como también me cuestiono si existirán las almohaditas Vanart, esas burbujitas de shampoo verde, rosa, de huevo, y azul que mi jefa nos mandaba a comprar cuando escaseaba el dinero. Vaya, qué recuerdos, cuando nos bañábamos a jicarazos porque se descomponía la regadera o teníamos que calentar el agua con una parrilla eléctrica. Sí, en definitiva mi madre era una mujer muy extraña. Y siempre tenía una solución para todo, aunque eso significara ponerte caca de burro en una picadura de alacrán o jalarte los dientes de leche con un hilo y embarrarte quién sabe qué porquería para curarte el salpullido. Sí, mi jefa era muy extraña. Nunca tuvo remedios para los males del corazón, nunca me asesoró porque supongo que no sabía ser consejera de sus hijos varones, pero se sabía de memoria el recetario para curarnos hasta de un simple raspón en las rodillas. Sí, no me cansaré de decirlo, tengo la madre más rara del mundo. Y además es la mejor, como madre, abuela, hermana, amiga. Será por eso que todo mundo la quiere tanto y la buscan cada que hay que resolver algo, por muy peculiar que sea. Sí, mi jefa es un recetario ambulante. Y es morena y está llena de sabiduría. Y me enorgullezco de que sea la madre más extraña del mundo, porque gracias a eso he sobrevivido a todos los males. Por eso es que Dante Guerra la ha descrito a la perfección: “Mi madre es dueña de un corazón de fuego,/ así que domina los océanos de ira/ y contiene los vendavales del hambre./ Y no dormía por vigilar mis sueños,/ y me arropaba las vulnerabilidades./ Mi madre es hechura de maíz y trigo,/ orgullo de barro y sol moreno./ Y tiene la mirada buena de aquellas mujeres/ que han sobrevivido con dignidad a demasiados infiernos”. Aunque reflexionándolo bien, no sé en que carajos estaba pensando Alicia cuando nos ponía aquellos turbantes de pesadilla para exterminar los piojos.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 8 de febrero de 2012

GRAN ANGULAR / De la ruptura al reencuentro

De la ruptura al reencuentro


Imagen





Después de casi ocho años de abierto distanciamiento y de no reunirse públicamente o enviar algún mensaje de reconciliación, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Andrés Manuel López Obrador se reencontraron ayer.

Fue un acto político en el que el fundador del PRD se refirió a El Peje como “nuestro candidato presidencial del Movimiento Progresista” y AMLO recibió del ingeniero su proyecto Un México para todos que, dijo, incorporará a su propuesta de gobierno.

La ruptura de quienes sin duda son los personajes más influyentes de la izquierda electoral se remonta al octavo Congreso Nacional del PRD celebrado del 26 al 28 de marzo de 2004, año terrible para ese partido, sus dirigentes y sus militantes.

Aquel mes había empezado con la transmisión del video de Gustavo Ponce Meléndez, secretario de Finanzas del gobierno del DF que encabezaba AMLO, jugando a las cartas en el casino del hotel Bellagio de Las Vegas; a lo que siguió la exhibición de René Bejarano y Carlos Imaz (ambos cercanos a López Obrador) recibiendo dinero de Carlos Ahumada; la detención de éste en La Habana, su relación con la ex líder nacional del partido, Rosario Robles (cercana al grupo político de Cárdenas) y quien para mantener la calidad de “presidenciables” de ambos, se adjudicó triunfos políticos en las elecciones intermedias de 2006 que en realidad correspondieron a la fuerza política del entonces jefe de gobierno del Distrito Federal.

Pero aquel mes de marzo de 2004, aunque golpeado en su línea de flotación uno de los activos más preciados de la izquierda y de AMLO, el de la honestidad, el congreso nacional reunido en el teatro Polanco de la calle de Moliére, recibió con una estruendosa ovación a El Peje mientras que el aplausómetro en nada favoreció al ingeniero Cárdenas. Este plantearía, molesto, la desaparición de las tribus del partido, a lo que se negó su entonces presidente, Leonel Godoy, pues dijo —como encabezó La Jornada del 27 de marzo de 2004— que el no era “cualquier dictadorzuelo” para hacerlo.

La ruptura era inevitable. Cárdenas, enojado inocultablemente, renunció a todos sus cargos dentro del partido y, arrojando su gafete a la mesa de debates, se retiró. Fue así que militantes cercanos a su grupo como Marco Rascón y Salvador Nava desconocieron aquel octavo congreso nacional perredista.

Aquel marzo de 2004, López Obrador perdió de 10 a 15 puntos de popularidad de acuerdo con las encuestas levantadas por aquellos días. El distanciamiento con Cárdenas se profundizó de manera tal que la influencia y fuerza del ingeniero no acompañaron a El Peje en la elección presidencial de 2006, fuerza e influencia que, por lo demás, pudieron haber impedido aquella mínima diferencia de votos (0.56%) con que el Tribunal Electoral dictaminó el triunfo de Felipe Calderón.

Ese apoyo, si nos atenemos a lo ocurrido ayer, parece que lo tendrá AMLO en 2012, de ahí que el precandidato único del Movimiento Progresista haya dicho que lo importante del reencuentro fue “la actitud solidaria del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas” al anteponer cualquier interés personal con el general del movimiento pues, a su juicio, “es fundamental la acción unificada de las fuerzas progresistas” porque sólo así será posible un “cambio de régimen”, condición sin la que no habrá ni buen gobierno, ni empleo, ni bienestar, ni justicia, ni honestidad.

El ingeniero Cárdenas enumeró los puntos fundamentales de su proyecto político y después, ya en entrevistas diversas, confirmó lo que le adelantaba aquí, que no buscará una senaduría. Su explicación no adolece de la congruencia que siempre lo ha acompañado. Ya no podría buscar una candidatura para ser senador de mayoría pues los plazos de registro vencieron. Tendría que ser, en todo caso, candidato de lista, es decir, plurinominal. Y uno de los puntos que destaca su proyecto Un México para todos es precisamente la eliminación de senadurías plurinominales, de representación proporcional.

Eso no anula, sin embargo, que alguno de sus hijos, sobre todo Lázaro, también ex gobernador de Michoacán, busque esa posibilidad.

El reencuentro de AMLO y Cárdenas, pues, es de primordial importancia y sin duda dará un impulso a la candidatura presidencial del Movimiento Progresista.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 3 de febrero de 2012

GRAN ANGULAR / La red Cancún-Buenos Aires

La red Cancún-Buenos Aires


Imagen





Hace unos días la argentina Lorena Martins llegó a la Ciudad de México. Se refugió en un hotel y decidió denunciar a su padre, Raúl Martins. El miércoles por la mañana entró a la PGR de donde, horas después, salió con la protección cautelar de un grupo de operaciones especiales de la Subprocuraduría de Investigaciones contra la Delincuencia Organiada.

Raúl Martins Coggiola, el acusado, habría sido agente de los servicios de seguridad del Estado durante la dictadura militar argentina y se sabe que se vino a México en 2002. Primero se instaló en Tijuana y después en Cancún.

Martins Coggiola, según la denuncia de su hija Lorena, dirige una red de trata que engancha a jóvenes argentinas y brasileñas que son traídas a Cancún con la promesa de trabajar como modelos o como hostess de restaurantes, pero que al final son obligadas a prostituirse. Ello ya lo había denunciado Claudio Lifschitz, quien fuera su abogado y declarara que Martins Coggiola utilizaba a las chicas para ganarse al favor de los políticos mexicanos, en especial los de Quintana Roo.

Esa y otras tres averiguaciones previas nunca prosperaron y el acusado sigue en Cancún en espera de que se resuelva favorablemente para él un juicio migratorio. Y desde ahí desacredita las acusaciones de su hija Lorena, a quien culpa de buscar chantajearlo. Incluso, asegura que su ex abogado Lifschitz fue recientemente detenido en Buenos Aires por el mismo delito.

Pero esta vez Lorena presentó un video en el que se ve a su padre festejando un cumpleaños y diciendo burlonamente: “Nos persiguen a nosotros porque tenemos 20 chicas de la noche que lo único que hacen es dar alegría y no jodemos a nadie”. Y asegura además, en su denuncia, que la red de prostitución persiste, que su papá es dueño de una red de antros en Cancún, Playa del Carmen, Tijuana y Buenos Aires con nombres como Mix, Divas, The One, Maxim y Bolero; y que cuenta con la protección de gente del ayuntamiento (de Benito Juárez), un ex diputado y ex gobernadores, cuyos nombres no precisó en la entrevista que le concedió el miércoles al reportero de Televisa, Santos Mondragón, pero que previsiblemente sí estén asentados en la denuncia de hechos. Lo que sí asegura es que su padre tiene nexos con Los Zetas que, según ella, le dan protección.

En Cancún, entre tanto, pocos desconocen la relación —corroborada por Lorena Martins— de su padre con el ex gobernador Félix González Canto y su sucesor Roberto Borge, a quienes —se asegura— apoyó en sus respectivas campañas políticas y con quienes hizo grandes negocios con la participación, también, de Luis Carlos Carrillo Cano, sobrino de Amado Carrillo, el hoy extinto Señor de los Cielos. Ese “exitoso empresario”, amigo —dicen— de Borge y González Canto fue ejecutado en una de las principales avenidas de Cancún una tarde de octubre de 2011.


Instantáneas

1. MEZCLILLEROS. El empresario de la mezclilla Moisés Sacal, acusado de propinar una golpiza a uno de los valet parking del edificio donde vive, se presentó finalmente ante el juez pero amparado. El amparo lo obtuvo en Oaxaca. ¿Por qué ahí? Pues porque ahí tiene a un buen amigo, el secretario de Turismo, José Zorrilla de San Martín y Diego. Él también es “mezclillero” y muy amigo, igual que Sacal, del procesado por pederastia, Jean Succar Kuri, y del rey de todos ellos (me refiero a la mezclilla), Kamel Nacif, amigo a su vez del ex góber precioso Mario Marín.

2. VOTOS COMPRADOS. Versiones periodísticas denuncian que Rocío Sánchez de la Vega, delegada del Instituto Nacional de Migración en Puebla, reunida con panistas el pasado 27 de enero, ofreció “apoyos” en dinero a quienes garanticen un mínimo de 13 votos a favor de Ernesto Cordero en las internas blanquiazules del próximo domingo.

3. ENCUENTRO. Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas se van a reunir el próximo martes. El precandidato presidencial de la izquierda incorporará a su oferta política los planteamientos de quien fuera tres veces candidato presidencial del PRD. Este encuentro, sin duda, fortalecerá la unidad de la izquierda electoral, más aún, si como aseguran algunos, el ingeniero acepta ir en una de las candidaturas plurinominales al Senado. Varias veces se lo han ofrecido y lo ha rechazado. Quienes trabajan y han trabajado cerca de él aseguran que lo volvería a rechazar. Pero como me lo dijo él en una entrevista para Foro TV el 24 de enero de 2011: “Un buen político nunca se autodescarta”. Y él es un buen político. A ver qué decide.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 2 de febrero de 2012

Manual para canallas / Mi reflejo me acentúa los defectos

Mi reflejo me acentúa los defectos


Imagen





¿Y qué ha sido de tu vida? La típica pregunta era de Miguel Ángel, un ex compañero de la prepa. Nada relevante, respondí sin mayor entusiasmo. Él ya había gastado muchos minutos en contarnos que se dedicaba a la empresa de su padre y que tenía un rancho en no sé dónde y casas por aquí y por allá.

Así que el buen Miguel Ángel vivía de sus rentas. Así lo dijo, como si fuera cualquier cosa aunque en el fondo estaba presumiendo. Luego, Nayeli comentó que ella se casó con el dueño de unas farmacias y que el divorcio le había convenido porque se quedó con parte de las propiedades de su ex marido. También Rodrigo sacó a relucir que su vida era una maravilla, que por fin había comprado la casa de sus sueños y que ahora estaba ahorrando para cambiar el Mini Cooper. No manches que pinche emoción. Yo no sé por qué carajos me dejé convencer por el pinche Lennon para venir a la reunión de ex preparatorianos. Bueno, al menos su argumento fue sincero: “No manches, Robert, quiero ver si todavía te pareces al David Bowie”. A mí me dio un chingo de risa. “Yo me parezco más a Silvio Rodríguez que a Lennon”, prosiguió, “porque ya estoy bien pinche pelón”. Ese Jonathan siempre fue muy cagado, por algo éramos un soberano desmadre en la escuela. “Cámara, allí nos vemos”, le prometí no sin antes advertirle que yo nunca me parecí a Bowie por mucho que él insistiera. “Bueno, es que tú pretendías ser de Duran Duran, hasta tus playeritas traías”, recordó burlándose. Así que de pronto estábamos allí, rodeados de un chingo de desconocidos porque a la mayoría ni los recordaba. Pero Lennon era buen fisonomista y muy sociable, así que me fue describiendo a muchos ex compañeros: este wey se sentaba pegado a la ventana, aquella era la vieja del Nodoyuna, ese panzón es al que siempre le copiaba... y así sucesivamente. Más tarde, ya con unos tragos, todo mundo empezó a farolear, que habían triunfado en su carrera, que tenían un despacho, que se codeaban con puro político, que sus hijos iban a escuelas particulares, que su negocio era el primero en su ramo, que su casa de descanso, que su camioneta tenía tracción 4 por 4, y que no sé quién dejó a la esposa por una secretaria bien buena, o que daban cursos y diplomados en escuelas muy “acá”. Y bueno, yo ya estaba hasta la madre de que con el alcohol todo mundo sacaba su lado triunfador. Yo no escuché a alguien que dijera: soy un pendejo porque arruiné mi matrimonio. O estudié una carrera porque me la impuso mi padre. Y tampoco nadie comentó que su existencia era miserable pese a tener tanto varo. Lo que me sorprendió es que un wey con camionetón y no sé cuantas ferreterías nunca había salido del país, “porque me da flojera sacar el pasaporte”. Y además estaba muy sorprendido porque yo conocía Cuba, “no manches. Y si’cierto que luego luego agarras vieja si llevas cosméticos y jeans para regalar”. Ah cómo hay gente idiota, me cai. Si wey, cómo no, síguele haciendo caso a tus amigos borrachos. Ya mejor me disculpé con el pretexto de “tengo que salir a hacer una llamada”. Ya casi me iba cuando llegó Karen, la vieja que me gustaba tanto. Y seguía siendo guapa, aunque con un tremendo defecto: se sentía más buena de lo que estaba. Pa’mis pinches pulgas.


-O-



Todavía me resonaba en la cabeza la “gran” pregunta de la noche, cuando Karen se integró a la charla y soltó “oye, te conservas muy bien, ¿qué has hecho, qué eres, a qué te dedicas?”. Ya viéndola de cerca y escuchando su maldito tono fresón, dejó de gustarme por completo. Así que lo menos que me propuse fue ser rotundamente honesto con ella: “Mejor te digo lo que no he sido”, le guiñé un ojo. “¿Cómo, no entiendo?”, obviamente era demasiado para sus neuronas atolondradas por tanto peróxido. Y comencé con el recuento: “Nunca he sido corrompido, tampoco he sido escalón de nadie. Y tampoco he sido cómplice de alguna injusticia, ni mudo ante las barbaridades. No he sido, tampoco, el novio perfecto ni el marido ideal o el padre impecable. No he sido incongruente con mi manera de pensar. No he sido el que envidia la paz ajena, ni el que boicotea los sueños de los demás. No he sido el mejor estudiante, ni el empleado del mes, como tampoco el trabajador más puntual. No he sido esclavo del dinero, ni el mayordomo de alguna mujer, ni tampoco el lamebotas oficial de los presidenciables. Por supuesto, no he sido el que se ha hecho rico con el sudor de otras frentes. Ni siquiera he sido el ciudadano ejemplar o un modelo a seguir. Pero al menos he sido lo que he elegido, nada me ha sido impuesto, y no me arrepiento de ninguno de los errores que seguramente he cometido”. Karen me miró como lo hacen con los locos y balbuceó “¿estás borracho?”. Creo que era demasiado pedir. “No, Karen, no estoy borracho. Sólo intentaba decir que me choca la hipocresía, pero... bah, olvídalo”, mejor le di una calada al cigarrillo. “No, no, discúlpame, no quise ofenderte”, se colgó de mi hombro y sonrió como suele hacerlo cuando está en un aprieto, “mejor sígueme contando, que me encanta como hablas”. Sólo añadí que “soy el menos indicado en tu lista de candidatos, porque mi reflejo en el espejo me acentúa los defectos. Y tampoco he sido el que ha soñado frecuentemente con tu cuerpo desnudo. Y no seré quien te regalará flores en cada aniversario. Antes me gustabas, pero hace mucho que el hechizo de tus ojos se volvió un desatino”, giré y fui en busca de un trago para el mal sabor de boca. Y que me acuerdo de aquel dardo certero de Kevin Johansen: “Yo no veo otra salida, no quiero pasar la vida/ sin que la vida pase a través de mí./ Quien se esconda de lo que siente, no voy a ser yo./ No voy a pisar el freno, no voy a ser yo./ El que se ande con más o menos, no voy a ser yo./ Hay gente que no debería involucrarse/ con cosas que luego no pueden manejar./ Yo no veo otra salida, no quiero pasar la vida/ pisando una piedra y volviéndola a pisar.../ Si querés un príncipe azulado, no voy a ser yo”. Y en efecto, no voy a ser yo el que traicione mis ideas, ni a mis amigos, ni a la gente que amo, ni a este país manejado por traidores, ni al hombre que bieneducó mi madre, ni a mis sueños que tanto he postergado. No voy a ser yo el que reniegue de su reflejo, ese que me acentúa los defectos.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

GRAN ANGULAR / ¿Josefina, Cordero, Creel?

¿Josefina, Cordero, Creel?


Imagen




Los aspirantes del PAN a la candidatura presidencial llegarán el próximo domingo a la elección interna con las siguientes preferencias entre militantes y adherentes de ese partido: 51.2% para Josefina Vázquez Mota, 22.7% para Santiago Creel y 11.3% para Ernesto Cordero.

Estos números son el promedio de cuatro encuestas públicas no partidistas (EL UNIVERSAL, ISA, Reforma y Mitofsky) realizadas entre noviembre de 2011 y enero de 2012, sin descontar posibles efectos sobre la puntera por exabruptos recientes como la entrevista adormilada e incoherente o el retiro de spots por asumirse en ellos como candidata.

No obstante, la diferencia de 39.8 puntos que Vázquez Mota le lleva (lo que la motivó a decir “este arroz ya se coció”), Ernesto Cordero —quien es visto como el favorito de Felipe Calderón— insistía ayer que va a ganar la candidatura porque son los panistas los que votan y no se dejan engañar ni por números ni por formas.

¿Qué no —hasta donde se sabe— las encuestas citadas fueron realizadas entre simpatizantes panistas? Si fue así, el resultado no debería ser muy diferente el próximo domingo. ¿O qué es lo que sabe Cordero que los demás no?


La elección del candidato presidencial del PAN será abierta al voto secreto y libre —no sé qué tanto esto último— de sus militantes (poco menos de 400 mil) y adherentes (acaso un millón 200 mil). Un universo, pues, de aproximadamente un millón 600 mil votantes.


¿Por qué poner en duda lo del sufragio libre? Bueno, pues por algunos indicios:


No son pocos, por ejemplo, los panistas que denuncian que hubo un “cochinero” en las depuraciones realizadas para conformar el listado final de votantes. Muchos fueron “inexplicablemente” eliminados no obstante su larga militancia. Sé del caso de un panista congruente, comprometido con las causas de su partido, que desapareció de la lista sin que importaran sus 26 años de militancia, lo que lo llevará a denunciar lo ocurrido ante el Tribunal Electoral.


Es comprensible que por razones de orden y claridad se hagan ese tipo de depuraciones, pero en este caso no pueden soslayarse otras posibles motivaciones. Y es que en el PAN —no obstante toda la alharaca que han hecho y hacen de ejercer a plenitud la democracia interna— hay cacicazgos locales que comprometen determinado número de votos de militantes o adherentes.


Que ese número de votos a ofrecer estén listos ha sido uno de los criterios de la depuración de la lista de votantes. De manera que los aspirantes a la candidatura no negocian tanto con la militancia, sino con los cacicazgos locales que les ofrecen determinado número de votos. Esas negociaciones incluso pueden llevarse a cabo en el momento mismo de la votación.


Bien podría ser ésta la única explicación de que Cordero (quien acaso desesperado por su desventaja ha dejado de ser la persona seria, caballerosa y responsable que dejaba ver en la administración pública y en las tareas partidistas, para convertirse en un provocador, un “porro” echador al más puro estilo de su coordinador de mensajes y contenidos, Juan Ignacio Zavala) confíe en remontar los números que lo colocan por debajo de Vázquez Mota e incluso de Santiago Creel.


La pregunta es si le alcanzará a Cordero el voto negociado por los caciques para obtener cualquiera de las dos posibles fórmulas que lo declararían ganador de la candidatura presidencial blanquiazul: 50% más uno de la votación emitida o 34% de los sufragios siempre y cuando haya una diferencia de por lo menos siete puntos respecto al contendiente más cercano.


Es previsible que con esta segunda fórmula ganadora se imponga Vázquez Mota porque no se ve por dónde le alcance a Cordero a menos que, como le digo, se imponga la negociación con los cacicazgos panistas. Y de eso saben cantidad Calderón y su grupo.



Instantánea

PERFILADOS. La experiencia de las candidaturas con más perfil ciudadano como las de Isabel Miranda de Wallace y Miguel Ángel Mancera empieza a permear en otros ámbitos. En la delegación Miguel Hidalgo, por ejemplo, ganada siempre por el PAN, ahora se abre la expectativa con un candidato ajeno al mundo de la política tradicional, Luis Wertman, quien ha trabajado desde 2007 en el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, organismo que preside desde hace dos años. Al interior del PRD cayó muy bien su registro para contender con esos colores por la demarcación, pues se trata de un hombre de empresa, sin afiliación a partido político alguno y, sobre todo, que ha hecho trabajo ciudadano.



Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico