jueves, 31 de mayo de 2012

Manual para canallas / Que hablen nuestras tempestades

Que hablen nuestras tempestades


Imagen





Las cosas no han cambiado gran cosa. La maldad extiende su velo trágico. Y la bondad cotiza muy bajo en el mercado de valores. Las ráfagas de la tragedia, el recuento de cadáveres, los asesinos sin piedad, los políticos sin escrúpulos, son la noticia de cada día. ¿Y la poesía ya no tiene cabida?


Una madre le saca los ojos a su hijo, algún priísta lava dinero del narco, aquel envilecido padre abusa de su hija, un sicario hace pacto con el diablo, el político en campaña engorda su lista de promesas, un ladrón de poca monta le reza a la Santa Muerte, el violador acecha a su próxima presa y los corruptos negocian con nuestra pobreza.

Y uno despierta con las mismas ganas de siempre, a veces hasta con pesimismo o con cierta reticencia. Uno parece muñeco de cuerda, a merced del destino, a voluntad divina, con los pasos cansados, con la mirada un tanto perdida, pensando en qué carajos, qué chingados hacer para darle un giro al destino. Sí, uno es un muñeco de cuerda, a punto de desfallecer, a casi nada de perder el rumbo. Y el pinche calor es insoportable y el trabajo es malpagado y el Metro hasta la madre y el regreso a casa siempre la misma rutina. Las cosas no han cambiado mucho. Las mismas oportunidades, sexenio tras sexenio, año con año. Trabajos deplorables, niños que no van a la escuela, profesionistas desempleados, diabéticos con la esperanza amputada, maestros en paro, madres abandonadas, jóvenes sin porvenir, obreros sobreexplotados y ejércitos de adultos que nunca han sabido elegir el rumbo de esta patria accidentada. Decir patria no es país, ni un territorio minado, ni estas cenizas que estamos heredando, ni la bandera ondeando en la plaza, mucho menos esta geografía en el mapa. Decir patria es destino, el futuro que heredarás a los niños, la dignidad de los que luchan en el bando de los buenos, la marcha de los estudiantes que no son manipulables, el orgullo de caminar junto a los honestos, el coraje de los que no venden su voto, esta rabia que nos impulsa a seguir construyendo. Decir patria es seguir en pie por vergüenza propia, porque aprendimos a luchar desde niños, nada más por no dejar que nos lleve la chingada. Ya lo ha dicho Mario Benedetti, hay que seguir en pie, vivitos y coleando, nomás por coraje o quizá porque no tendremos ni en que caernos muertos: “Sigo en pie/ por latido,/ por costumbre,/ por no abrir la ventana/ y mirar de una vez/ a la insolente muerte,/ esa mansa dueña de la espera./ Sigo en pie/ por pereza en los adioses,/ cierre y demolición de la memoria./ No es un mérito./ Otros desafían/ la claridad, el caos/ o la tortura./ Seguir en pie/ quiere decir ‘coraje’/ o no tener/ donde caerse muerto”.



-O-



Yo no sé si a alguno de ustedes les ha pasado, pero hay días como noches, paisajes como sombras, cielos como nubarrones, momentos que dan pena, hay horas que desesperan. Hay días fatales, hay rachas que nos doblegan, hay noches que no duermes pensando en que carajos harás mañana. El dinero no alcanza, la despensa se ha agotado, tu madre está enferma, tu hermano no trabaja, las cuentas se acumulan, tu tarjeta de crédito está sobregirada y las ratas ya hasta se han mudado de casa. Mujer con ojos de insomnio, hombre que ya no duerme tranquilo, otra vez amaneces con jaqueca, más despeinada que de costumbre y con el cansancio colgado de los hombros. Otra vez café sin leche, huevos sin jamón y tortillas recalentadas. Otra vez salir de casa con las ganas de que la quincena no sea tan lejana. Una vez más a maldecir nuestra suerte, esperando que el destino le dé un giro a tus esperanzas. Sí, otra vez a recorrer esas calles tan llenas de pintas de campaña, tan pobladas de sonrisas falsas que prometen gobernar en un país de bonanza. Mujer de pasos cansados, hombre de bolsillos vacíos, otra vez a maldecir las promesas de los candidatos mientras lees el TV Notas o la nota roja, sin reflexionar siquiera en que una despensa por tu voto no cambiará el rumbo del país ni te resolverá los insomnios. Y seguirás amaneciendo con jaqueca, maldiciendo tu suerte, mientras aquel político de peinado impecable decide recortar el presupuesto en educación y engordar la nómina con sus familiares y secuaces. Mario Benedetti ya nos lo hizo saber, pero lamentablemente son pocos quienes lo leen: “Es increíble lo que está pasando./ Los proletarios votan a los ricos./ Me canso de pensar en nuestra historia de pocos héroes./ Todo ese legado metido ahora en nobles monumentos.../ Esta plaza se llama Libertad/ por eso le quitaron las baldosas”. Si tantas pintas de campaña las cambiáramos por poesía, esta Babel sería un paisaje menos desértico. Si los corruptos fueran linchados por sus propios cómplices, no habría espacio suficiente en cárceles y cementerios. Si pensaras tu voto, si lo reflexionaras un poco, el próximo presidente no será tan necio ni igual de criticable. Si dejáramos que marcharan nuestras tempestades, codo a codo con los estudiantes, seríamos arquitectos de un futuro menos complicado. Y como advierte Dante Guerra: “Esto no es un manifiesto,/ni una declaración de principios,/ sólo es una verdad absoluta,/ una realidad absurda,/ la lista completa de reclamos/ para los que han empeñado nuestro futuro/ y los que nos han heredado el caos/ en este país convulsionado”.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

GRAN ANGULAR / Encuestas y manipulación

Encuestas y manipulación


Imagen




Las encuestas electorales no mienten. Manipulan la percepción de la gente sobre la intención del voto al presentar sus resultados de determinada manera. Así no dejan ver la película completa, sólo una parte. Digamos que engañan con la verdad.

Las encuestas presentan, en general, lo que llaman “preferencia efectiva” con la que atribuyen a los candidatos porcentajes de intención de voto que suman 100%, toda vez que le restan el rubro de los que responden que aún no han definido por quién votarán. Cuando ese porcentaje sí se incluye en la presentación de resultados le llaman “preferencia bruta”.

Aclarado lo anterior, se puede decir que un promedio de la “preferencia efectiva” que marcan las encuestas es el siguiente: 47% a EPN, 26% a AMLO, 25% a JVM y 2% a Quadri. Estos porcentajes, presentados en una gráfica, permiten ver que el candidato del PRI, con casi el doble de ventaja sobre sus adversarios del Movimiento Progresista y del PAN, es prácticamente inalcanzable.

Pero esa distancia empieza a reducirse cuando se ve el resultado de la “preferencia bruta”, es decir, el resultado que incluye a quienes responden que aún no saben por quién van a votar. El promedio de esa “preferencia bruta” es el siguiente: 38% a EPN, 20% a AMLO, 20% a JVM, 2% a Quadri y 20% a los indefinidos. Éstos, como puede verse, equivalen a la intención del voto del candidato izquierdista y de la candidata panista; y si bien en la expresión gráfica se ve cómo se reducen las distancias, el priísta mantiene casi el doble de las preferencias.

¿Qué pasa, sin embargo, cuando se incluye un dato que viene más o menos perdido en las notas metodológicas de las encuestas, esto es, el de los que rechazaron responder y quedan incluidos en el rubro no sabe/no contestó? Ese universo —según aparece, por ejemplo, en la nota metodológica de Mitofsky— lo conforma 51% de los encuestados, es decir, poco más de la mitad del total de la muestra estadística que si fue, por ejemplo de mil personas, sólo 500 dieron una tendencia del voto. De esa manera, los porcentajes serían los siguientes: 51% a los que rechazaron responder, 19% a EPN, 10% a AMLO, 10% a JVM y 10% a los indefinidos. Visto en su expresión gráfica, la barra de no sabe/no contestó, triplica el tamaño de la de Peña Nieto quien, es cierto, sigue duplicando preferencia respecto a sus dos más cercanos contrincantes, pero se ve insignificante en relación con el porcentaje de los que rechazaron contestar y, por lo tanto, ya no se ve tan inalcanzable.

Más notable sería, no obstante, si a esa barra del no sabe/no contestó se añadiera la correspondiente a los indefinidos. Los procentajes serían más o menos así: 61% a la suma de indefinidos y los que no contestaron, 19% a Peña Nieto, 10% a López Obrador y 10% a Josefina. Nadie aquí parece inalcanzable. Más aún, queda claro que ese 61% de indefinidos y de los que rechazaron responder, serán los que decidirán en los próximo días o el día de la elección, quién es el ganador.

Así que vista la película completa no hay nada definido ni aplica esa idea de para qué votar si ya hay un puntero inalcanzable. Ojalá la participación ciudadana supere 60% como ocurrió en 2000, cuando la idea de “sacar al PRI de Los Pinos” fue un aglomerador del voto.


Instantáneas

1. PACTO. El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que encabeza el poeta Javier Sicilia, llamó a los candidatos presidenciales a firmar un acuerdo de unidad que conjure el riesgo de fracturas políticas tras las elecciones del próximo 1 de julio. Hasta ayer, se habían declarado dispuestos a firmarlo Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

2. DESBANDADA. De acuerdo con el PRI de Morelos, 35 mil coordinadores del voto del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) dieron la espalda al candidato de la izquierda al gobierno del estado, Graco Ramírez, y optaron por promover el voto a favor del aspirante priísta, Armando Orihuela Trejo.

3. TENDENCIAS. Del lado de Graco Ramírez informan, a su vez, que de acuerdo con un estudio del Grupo de Asesores Unidos S.C. (Gaussc), el candidato de la izquierda aventaja con cinco puntos a su adversario del PRI en la intención del voto por el gobierno de Morelos. Según esa encuesta Ramírez tiene 32.8%, Orihuela Trejo, del PRI, 27.6% y Adrián Rivera, del PAN, 16.9%.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

martes, 29 de mayo de 2012

Reuniones, mesianismos e incongruencias

Reuniones, mesianismos e incongruencias

Imagen





La reunión.

El día de ayer, lunes 27 de mayo el escritor y poeta Javier Sicilia y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que el encabeza convocó a los candidatos a la presidencia de México a una reunión en Chapultepec.


En un orden IFE fueron uno a uno encarados por el señor Sicilia: Josefina Vazquez Mota, del PAN, Enrique Peña Nieto de PRI-Partido Verde, Andrés Manuel López Obrador de PRD-PT-Movimiento Ciudadano y Gabriel Quadri de Nueva Alianza.

Recibimiento cordial, besos con Vazquez Mota y Peña Nieto, cuestionamientos y reproches a los cuatro aspirantes, si bien mayoritariamente con justificada razón no podemos dejar de señalar puntos concretos de esta reunión.



Mesianismos.

Señaló Sicilia a Andrés Manuel López Obrador:

Para muchos, usted, señor López Obrador, significa la intolerancia, la sordera, la confrontación –en contra de lo que pregona su República Amorosa– con aquellos que no se le parecen o no comparten sus opiniones; significa el resentimiento político, la revancha, sin matices, contra lo que fueron las elecciones del 2006, el mesianismo y la incapacidad autocrítica para señalar y castigar las corrupciones de muchos miembros de su partido que incluso, contra la mejor tradición de la izquierda mexicana, no han dejado de golpear a las comunidades indígenas de Chiapas y de Michoacán o a los estudiantes Guerrero. Significa también la red de componendas locales con dirigentes que años atrás reprimieron a quienes buscaban un camino democrático, el señor Bartlet es sólo la punta del iceberg.

En cuanto al señalamiento respecto a Manuel Bartlet efectivamente hay razón, muchos con ideas de izquierda así lo sentimos y lo hemos señalado, Bartlet y otros más son un lastre que bien a bien no comprendemos (aunque de alguna manera entendamos) las razones para cargar con eso, intolerancia, sordera, confrontación, ¿que opina entonces el señor Sicilia de Ghandi y su resistencia civil pacífica? ¿era confrontación pedir libertad, soberanía e independencia, era intolerancia tenderse en una vía de ferrocarril o una carretera como manifestación pacífica de protesta?

Mesianismo señaló el señor Sicilia, ¿no es mesiánico decir que representa a la ciudadanía cuando realmente representa solo a una parte de ella? ahora bien si nos referimos al concepto bíblico de mesías como "salvador" muchos mexicanos si creen que López Obrador es el único que puede rescatar al país y en ese sentido para muchos si es un mesías.



Incongruencias.

Inicialmente Javier Sicilia protestó contra la violencia,la inseguridad y los muertos causados por la "guerra" de la actual administración contra el "crimen organizado", emprendió marchas por diferentes zonas del país, una de ellas de Cuernavaca al Distrito Federal, muchos mexicanos acudimos a esta convocatoria, en lo personal vi con desagrado que quien ahora dice representar a los ciudadanos marchara "acordonado", retirado del contacto con los ciudadanos, cercado por una valla de gente con sogas para rodearlo e impedir que cualquier simpatizante se acercara a el, Javier Sicilia critica el mesianismo y el se autonombra representante de los ciudadanos...¿eso no es una pretensión mesiánica? ¿y la pretensión de montarse en el movimiento "Yo Soy 123 que es señor Sicilia?, en alguna ocasión a señalado que ante la falta de un candidato adecuado (¿para el?) lo mejor sería no votar o anular el voto, es incongruente entonces reunirse con políticos y candidatos, esto lo entiendo como solo búsqueda de reflectores...incongruencia.


Es lastimoso pretender sacar utilidad de un hecho triste y lamentable como lo puede ser la pérdida de un ser querido y en este caso la señora Isabel Miranda de Wallace ya logró una candidatura y se llegó a mencionar a Sicilia en algunos espacios como un posible "candidato ciudadano" cosa que de momento no ocurrió pero ¿a que aspira realmente el señor Sicilia?

lunes, 28 de mayo de 2012

GRAN ANGULAR / Atole con el dedo a los huicholes

Atole con el dedo a los huicholes


Imagen





Se decía aquí en la entrega pasada: “Ganaron los huicholes” con la próxima publicación del decreto que declarará reserva libre de explotación minera el área natural protegida que conforma el cerro de El Quemado, en las cercanías del poblado potosino Real de Catorce, considerada zona sagrada o Wirikuta por esa etnia también conocida como wixárika. El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, dijo en esa oportunidad que la reserva minera nacional comprendía 45 mil hectáreas, lo que garantizaba la viabilidad ecológica de la región y la salvaguarda de ritos ancestrales como la peregrinación anual del peyote, que forma parte de la concepción del mundo de los huicholes.

Hoy resulta, sin embargo, que estamos ante una tomadura de pelo, una maniobra engañosa y distractora que denuncian las autoridades tradicionales, agrarias y civiles de los huicholes, etnia que se extiende por los estados de Jalisco, Nayarit, Durango y Zacatecas.

El territorio sagrado huichol no es sólo el cerro El Quemado, sino una extensión muchísimo más amplia, única e indivisible, estimada en 140 mil hectáreas por el Frente en Defensa de Wirikuta.

De acuerdo con cartografías enviadas a esta columna por el referido frente, la superficie en la que se establecería la veda minera corresponde al cerro El Quemado, que es de sólo 761 hectáreas, no las 45 mil a las que se refirió Poiré.

Esa superficie por donar es la misma que la empresa canadiense concesionaria de las minas de la región, la First Majestic Silver Company, ofreció entregar a los huicholes para que cesaran sus acciones de rechazo en defensa de Wirikuta y que ahora volvieron a ofrecer de manera unilateral, es decir, sin consultar con quienes se supone son dueños de esas tierras.

Hay que anotar que no sólo es un reclamo para preservar rituales sino la defensa de una concepción ecológica de la tierra en defensa de una superficie que resultaría altamente contaminada por explotaciones a cielo abierto (práctica prohibida en el país de origen de la minera concesionaria) y el reclamo respecto a los nulos beneficios para la etnia en cuanto a lo que recibiría de la explotación de esa riqueza del subsuelo.

Y este problema se remonta a las reformas salinistas del artículo 27 constitucional de 1992 (que posibilitaron la entrada de las tierras al mercado y de las sociedades mercantiles a la asociación con capital extranjero con autorización de tomar el control sobre los recursos); y a las de la Ley Minera en 1996, 2005 y 2006, que simplificaron el otorgamiento de la concesión, dieron absoluta certeza jurídica al concesionario, permitieron expedir en un solo título la exploración y la explotación, y abrieron totalmente las puertas a la inversión extranjera.

De manera que leyes reglamentarias y principios constitucionales reformados a modo del proyecto neoliberal, se contraponen a otros como el que garantiza los derechos indígenas sobre las tierras que habitan y los recursos de que disponen, lo que ha dado lugar a que haya juicios pendientes en la Corte Interamericana de Derechos Humanos que antes de que se resuelvan, protegen a los huicholes e impiden se tomen resoluciones definitivas sobre el caso.

Además, el gobierno de San Luis Potosí declaró a Wirikuta “sitio de patrimonio histórico y cultural, y zona sujeta a conservación ecológica”, lo que en los hechos debería impedir el otorgamiento de concesiones mineras.

En ese contexto es que autoridades federales, locales y tradicionales acordaron tomar medidas consensuadas desde hace varios meses. Como parte de las negociaciones, la First Majestic Silver Company ya había ofrecido “donar” las 761 hectáreas que los huicholes habían rechazado pero que el jueves pasado el gobierno federal anunció como la reserva nacional minera.

En realidad, la superficie a “donar” excluye las vetas que la minera canadiense va a explotar, de manera que su proyecto continúa intacto. Además, las otras 139 mil hectáreas que conforman Wirikuta también están concesionadas a numerosos mineras transnacionales que disponen de poco más de 76 títulos que abarcan 70% del área natural protegida de la zona sagrada huichol.

Pero la amenaza que representa First Majestic Silver es nada frente a la minera Revolution Resources y su proyecto Universo, que cuenta con más de 59 mil hectáreas concesionadas dentro de la reserva, casi la mitad de Wirikuta.

De manera que la petición del pueblo wixárika es la cancelación de todas las concesiones mineras en las 140 mil hectáreas de su territorio sagrado. Por eso le digo que lo de Poiré, el jueves, fue una tomadura de pelo.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 25 de mayo de 2012

Objeciones de la Memoria / Las y los jóvenes con AMLO

Las y los jóvenes con AMLO


Imagen





Contrario a todos los pronósticos, la juventud ha hecho acto de presencia en esta coyuntura preelectoral en el 2012. Hasta hace poco se decía: “Hay apatía, desinterés”, “A los jóvenes no les interesa la política”..., frases como ésas eran comunes.

Sin embargo, la irrupción política de las y los jóvenes de la Ibero cambió el panorama político nacional respecto a la juventud, y poco después el vibrante evento que Andrés Manuel López Obrador tuvo con las y los jóvenes estudiantes de universidades públicas y privadas en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.


Las y los jóvenes sí están en el escenario político nacional, decenas de miles de jóvenes se encuentran incorporándose al proceso político, pero no lo están haciendo a favor del partido en el gobierno. No lo están haciendo a favor del candidato del Partido Revolucionario Institucional, a pesar de que se dijo durante años, y en los últimos meses, que los nuevos votantes no habían vivido en el régimen del PRI, por lo tanto no habían sufrido su autoritarismo y que votarían por el abanderado priísta por ser el candidato más joven.


La verdad es que la juventud está haciendo conexión con Andrés Manuel López Obrador, con su discurso, con su ánimo crítico, con su disposición de luchar, con ese espíritu de indignación frente a la injusticia. Como en otras épocas, la juventud entra al escenario político nacional desde la izquierda.


Ahora bien, esta nueva irrupción juvenil se nutre no sólo ni principalmente de los comités militantes en las escuelas, sino sobre todo se nutre ahora de las redes sociales. Las y los jóvenes han irrumpido en esa fabulosa herramienta tecnológica, en un medio de comunicación masiva en el que se expresa la identidad cultural, la identidad generacional, y una idea renovada de transformación de las relaciones entre la juventud, la comunicación y el poder.


Un elemento por el cual la juventud encuentra amplia conexión con Andrés Manuel López Obrador es por la defensa de la universidad pública, por la negativa a la idea de los rechazados. Y también porque el espíritu revolucionario juvenil del que alguna vez habló el presidente Salvador Allende coincide con el espíritu incorruptible e indoblegable que ha manifestado a lo largo de estos difíciles años el propio Andrés Manuel López Obrador.


Hoy por hoy para sorpresa de muchos, la juventud, los universitarios de la Ibero, los universitarios de universidades públicas y hasta privadas coinciden y encuentran conexión con López Obrador.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Los Oscares de la corrupción

Los Oscares de la corrupción


Imagen





De 1982 a 2012, la Secretaría de la Función Pública (SFP) ha dictaminado multas por corrupción que suman 74 mil millones de pesos. De ese monto, el Sistema de Administración Tributaria (SAT) —dependencia a la que corresponde cobrar esas multas— sólo ha recuperado 78 millones de pesos, de acuerdo con información entregada por la SFP a través de la ley de transparencia.

Ese es un dato que da idea del tamaño de la corrupción y la impunidad que han imperado en el servicio público durante tres gobiernos federales del PRI y dos del PAN.

El expediente revela dos casos hasta ahora desconocidos de funcionarios de Ferrocarriles Nacionales de México. Se trata de Efrén Alejandro del Pozo Castro, ex subdirector general Jurídico, y Enrique Alejandro Rivas Zivy, ex delegado fiduciario especial, multados el 28 de marzo de 2011 por actos de corrupción con mil 874 millones 947 mil 776 pesos cada uno.

Se trata de multas tan cuantiosas como las aplicadas, aunque no cobradas, en escandalosos casos de corrupción como el llamado Pemexgate, en el que fueron sancionados el ex director general de la paraestatal, Rogelio Montemayor Seguy, con mil 421 millones 497 mil 746 pesos, y el ex director de Administración, Carlos Juariste Septién, con 532 millones 322 mil 792 pesos. O como aquél, ya en el gobierno de Vicente Fox, en el que el también ex director de Pemex, Raúl Muñoz Leos, fue multado con 862 millones 259 nil 470 pesos.

Todos ésos y varios más incluidos en una lista interminable forman parte de los Oscares de la corrupción en México.


Instantáneas

1. FALLO. Una sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolverá a más tardar la semana entrante el proceso que se sigue en contra de Jorge Romero, candidato del PAN a la jefatura delegacional de Benito Juárez de la ciudad de México, por haber rebasado inescrupulosamente el tope de gastos de precampaña. Romero no debería estar tan tranquilo porque si los magistrados electorales se basan en casos recientes y más o menos parecidos, el fallo será en su contra y perderá en automático la candidatura. Un ejemplo es el de Federico Manzo, quien obtuvo la candidatura a diputado federal por el distrito 15 que geográficamente corresponde, por cierto, al de la delegación Benito Juárez. Su contrincante en la búsqueda de esa candidatura, Jorge Sotomayor, lo denunció por haber rebasado el tope de gastos de precampaña. Documentó que habían sido 69 pesos de más y eso bastó para que se fallara en contra de Manzo, se le quitara la candidatura y se ordenara dársela a Sotomayor. El tope de gastos para las precampañas en la Benito Juárez fue de 30 mil pesos y Jorge Romero gastó, sólo en el magno evento en que registró su precandidatura, al menos 200 mil pesos según la denuncia presentada a la comisión electoral del blanquiazul por su contrincante Alfredo Vinalay y de la que le informé aquí el 12 y 14 de marzo pasados. (http://cort.as/21CE y http://cort.as/21CH). Romero, por supuesto, no ha dejado de mandar a su gente a cabildear con los magistrados.

2. WIRIKUTA. Este y otros espacios periodísticos hicieron eco en su momento (http://cort.as/21C8) de que el área natural protegida llamada Wirikuta, en el jardín natural del cerro de El Quemado, cerca del poblado potosino de Real de Catorce, estaba amenazada cultural y ecológicamente por 38 concesiones de explotación minera a las que se oponían los grupos huicholes que habitan en Jalisco, Nayarit, San Luis Potosí, Durango y Zacatecas. Pues todo indica que ganaron los huicholes, pues ayer 45 mil hectáreas de Wirikuta fueron declaradas reserva minera nacional, de manera que la empresa minera concesionaria First Majestic Silver no explotará ninguna mina en la región y donará el terreno a los huicholes para preservar sus tradiciones.

3. INVITACIÓN. Lo invito, como todos los viernes, a que me acompañe el próximo domingo en las noticias de Foro TV. Le tendré la información de 10 a 11 de la mañana y de las 12 a las 12:30. Y el lunes ojalá pueda escucharme en el programa radiofónico Todo se aclara, que se transmite a las 6:30 de la mañan en Opus 94.5 de FM y a las 10 por Radio México Internacional, vía internet, ambas estaciones del Instituto Mexicano de la Radio.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 24 de mayo de 2012

Manual para canallas / Un tatuaje en honor al olvido

Un tatuaje en honor al olvido

Imagen





Cajas de cartón apiladas, ropa amontonada sobre el sofá, una Coca de lata sobre la mesa, paredes desnudas y ventanas sin cortinas. Leslie se acaba de mudar y no tiene ganas de arreglar nada. La depresión es una habitación a oscuras, para llorar en silencio.


Lleva tres días sin hacer gran cosa. Sólo escucha una y otra vez las mismas canciones que a ella le gustan aunque son demasiado simples. ¿Por qué es tan cruel el amor?, se pregunta el estúpido coro, una y otra vez. O esa otra que dicta algo así como “el problema no fue hallarte,/ el problema es olvidarte.../ el problema no es quererte,/ es que tú no sientas lo mismo”. Siempre le gustó a Arjona, pese a sus rimas de tercero de primaria. Leslie sólo quiere palabras que le recuerden su miseria, que le aten al dolor, porque siempre ha sido propensa a la depresión. Y no sólo eso, sino que le gusta atormentarse, sentirse patética, como una estúpida. Mientras tanto, a miles de kilómetros, Arjona deja la guitarra a un lado. Camina descalzo hasta al balcón de su casa de Miami. Mientras la brisa marina le desacomoda el cabello, piensa en un pésimo estribillo que no acaba de cuadrar: No se decide entre “llorar” o “sollozar” para que rime con "acabar". Tampoco es que le preocupe mucho, al final acabará grabando una balada perfecta para los abandonados. Como si imitar la consistencia de la mierda fuera tan complicado. Arjona siempre tiene la canción perfecta para los idiotas sin remedio.


-O-




Leslie es joven y hermosa, pero su autoestima nunca ha sido alta. “Siempre se enamoran de mí los patanes o los casados o los mujeriegos”, suele quejarse con sus amigas. Lo que no entiende aún es que, por lo general, ella es quien provoca eso. Sí, puede que tenga razón, son los peores hombres quienes la buscan, pero a fin de cuentas es ella quien los acepta o quien tiene el poder de rechazarlos; pero no, su enfermedad la orilla a aceptarlos. Así pasó con Víctor, también Gerardo, y ahora con Leonardo. Uno la golpeaba, otro la engañaba y el más reciente “no supo valorarme”. Leo pidió una tregua, porque la relación no estaba funcionando. A él no le gustaba que ella siguiera saliendo con su ex novio, con el pretexto de que “seguimos siendo muy buenos amigos”. Leslie lo acusó de no entenderla y le hizo un drama. “Eso que tú tienes se llama co-dependencia”, le dijo Leonardo, quien agregó que no quería una relación enferma. “Yo también tengo que sanar muchas cosas”, explicó Leo, “así que es mejor que cada quien siga por su lado”. Ella le dio una bofetada y le gritó que lo odiaba. Le dijo que se iba el fin de semana a casa de sus padres, para que él sacara sus cosas. Todavía Leonardo tuvo sus dudas, así que la llamó para tratar de arreglar las cosas. Leslie apagó su celular, no respondió a los mensajes, y tampoco devolvió las llamadas. Claro, su hermana le recomendó que lo perdonara hasta que le rogara. “Y si no te ruega es porque no te amaba”, agregó su consejera. Hay mujeres que se gradúan en drama antes que en cualquier área.


-O-




Leonardo ya no insistió. Y Leslie encontró otro pretexto: “es que no me amaba demasiado”, argumentó. A los pocos días ella también dejó el departamento, porque “todo me recuerda a Leo”, le comentó a su amiga Karla. Así que pidió sus vacaciones, empacó sus pertenencias, se mudó y se encerró a maldecir al “poco hombre” que no supo valorarla. Así que en lugar de reconocer sus errores, sus limitaciones, prefirió hacerse la ofendida, aunque eso implicara ahogarse en sollozos, navegar en insomnios. Su fragilidad era tan evidente como un moretón en el ojo de un boxeador. La rutina se instaló a su lado, igual que un gato mojado. El tedio es un mantel de florecitas, esa horrible palmera en aquel cuadro barato que cuelga en la pared. Monotonía es contemplar una y otra vez la misma foto sólo para comprender que es la misma de ayer y también de mañana. Desde la calle le llegó el rumor habitual. Gente autodestruyéndose en cada esquina. Así es el desamor, que no tarda nada en clavarte su aguijón pero dura una eternidad el efecto del veneno. En efecto, el desamor es un tatuaje irreversible en lo más oculto de tus miedos.


-O-



En tanto que esa joven mujer se acurruca en el sofá y mira con recelo los pasos lentos del reloj, esperando una llamada que no volverá a sonar, en otra parte de la ciudad un hombre bebe en silencio, mientras musita su canción preferida en esos momentos: “Los hombres que te amaron, los que más odiaste,/ pasaron a través de ti como un fantasma./ Te buscaron, pero tu espíritu está en el aire./ No estás en ningún sitio…/ No sabes si es miedo o deseo./ El peligro es la droga que te coloca/ la cabeza en el cielo, los dedos en el barro”. Aquel hombre repite una y otra vez So Cruel, de U2: “La desesperación es una cariñosa trampa:/ te tiene todo el tiempo. Y pones tus labios en los suyos/ para parar la mentira”. Leonardo se siente atado a los deseos y está indeciso sobre llamar o no a Leslie. Al final decide que es mejor asesorarse por el cerebro. Además, te ahorras cuotas de incertidumbre. Aunque termines igual de solo que un velador de estacionamiento.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 23 de mayo de 2012

GRAN ANGULAR / Las marchas y los estudiantes

Las marchas y los estudiantes


Imagen





Esta tarde veremos en la Estela de Luz, emblemático monumento a la corrupción de este gobierno, lo que ha crecido el músculo del movimiento de jóvenes que ha surgido en medio de esta arcaica, tediosa, opaca, repetitiva y poco esperanzadora competencia político-electoral.

Como se ha comentado aquí y en otros espacios periodísticos, el detonante de ese movimiento fue el repudio abierto de un grupo de estudiantes de la Universidad Iberoamericana al priísta Enrique Peña Nieto, no porque esa opción política y su candidato no tengan derecho a contender y a convencer en el mejor de los casos, sino porque los jóvenes descubrieron y denunciaron las maniobras de grupos de poder real (políticos y económicos) para manipular la percepción de su verdadero tamaño, con la intención de imponerlo desde ya (en la percepción) como el ganador incuestionable de los comicios presidenciales.

Por eso la exigencia de claridad y objetividad informativa que plantearon el viernes pasado a Televisa, en marchas a sus sedes de Santa Fe y San Ángel, a las que se sumaron estudiantes del Tec de Monterrey, el ITAM y la Universidad Anáhuac después de que el autoritarismo de los genes priístas llevó a sus líderes a afirmar que los jóvenes que cuestionarion a Peña no eran estudiantes, sino acarreados manipulados por AMLO.

Eso dio lugar a una contestación en video a través de Youtube aquí comentado el miércoles pasado (http://bit.ly/L1l8uO ), titulado 131 estudiantes de la Ibero responden, en el que, uno a uno, esos 131 jóvenes se identifican como estudiantes de esa casa de estudios y rechazan indignados ser porros o manipulados.

De ese video toma nombre el movimiento Yo soy 132 con que se convocó, vía redes sociales, a las marchas del viernes pasado, y con el que se ha convocado a la concentración en la estela de pus, perdón, de luz.

Pero ese detonante tuvo otra expresión con la marcha apartidista del sábado, que entre el Zócalo y el Ángel hizo eco también de las demandas contrarias a la pretendida imposición de Peña Nieto en la percepción del votante, convocada vía redes sociales, al igual que la concentración del domingo en el Zócalo, sin evidencias partidistas, pero a favor de López Obrador, quien por su parte reunió el lunes a miles de jóvenes de universidades públicas, en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

¿Estamos frente a un movimiento estudiantil? ¿Qué anima a estos jóvenes?¿Qué los mueve?

Hablamos de un segmento poblacional instruido que no sólo tiene acceso a las redes sociales, sino que ha vivido su boom y las domina. Con ellas se informa, le toma el pulso al país y al mundo, y se expresa libremente. Sabe que las redes sociales son una herramienta con poder de convocatoria y eso lo ha corroborado en experiencias electorales como las de EU y España o de protesta, como en los países del norte de África y la “primavera árabe”.

Estos jóvenes, por otra parte y a pesar de que sus familias tienen la capacidad de pagar colegiaturas onerosas, también se dan cuenta que sus expectativas de empleo son limitadas en la actualidad y asumen que para ampliarlas, el país tiene que cambiar. No ven con claridad, empero, respuesta a sus necesidades en las opciones políticas. Quizás estén cerca del menos malo pero, por sus expresiones, no parecen tolerar al peor (cosa que hicieron pública abiertamente en su campus el 11 de mayo) y menos aún que éste eche mano de mucho dinero e influencias para generar la percepción, sobre todo por medio de las encuestas diarias o periódicas, de que casi duplica la intención del voto de sus principales contrincantes.

De la credibilidad y metodología de las encuestas ya habrá oportunidad de hablar. Por lo pronto, se puede concluir que sí está en marcha un movimiento estudiantil al que veremos que se sumarán los jóvenes de la UNAM, el Politécnico, la UAM y otras universidades públicas.

El movimiento mismo, el Yo Soy 132 ya genera sus propios documentos internos como un código de ética (http://on.fb.me/LmdwGJ ) que los ayudará a impedir que sean infiltrados y usados o que las cosas se salgan de control. Un código que enfatiza que se trata de un movimiento que no apoya a ningún partido, que no es violento, que proscribe cualquier agresión física o verbal y que no pretende arruinarle la vida a nadie, por lo que siempre marchará por las banquetas y sin bloquear el tránsito.

Y el código añade una sencilla guía de conducta: “Todos podemos expresarnos, siempre recordando: A. Habla por ti, no por el movimiento ni por el resto de tus compañeros; B. De manera apartidista y sin violencia; y C. No caigas en provocaciones de los medios: son más listos que nosotros en cuanto a preguntas se refiere y lo más probable es que traten de voltearnos la tortilla”. Qué claridad y hasta humildad de estos jóvenes admirables. Qué pena que vean en los medios a unos provocadores.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 21 de mayo de 2012

GRAN ANGULAR / El miedo en Oaxaca

El miedo en Oaxaca


Imagen





El sacerdote Alejandro Solalinde, coordinador de la Pastoral Social de Movilidad Humana de la Diócesis de Tehuantepec, Oaxaca, y fundador del albergue de migrantes Hermanos en el Camino, en Ixtepec, recibió seis amenazas de muerte durante los recientes dos meses. No son las primeras, pero nunca habían sido tantas en lapso tan breve, ni tan expresas, ni tan verbalmente violentas. Por eso se acogió a un protocolo de seguridad diseñado por la PGR, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional, las Brigadas Internacionales por la Paz y la propia Pastoral de la Movilidad del Migrante de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Ese protocolo incluye la salida de México de Solalinde, al menos durante los próximos dos meses.

Solalinde, de 67 años, ya está de hecho en Chicago, donde participó como invitado especial en un encuentro binacional sobre migración, cultura y juventud, y asistirá al Congreso Nacional Latino que ahí se inauguró.

No desatenderá, sin embargo, el albergue Hermanos en el Camino, de Ixtepec, donde da asistencia a los inmigrantes que atraviesan México en dirección al norte para ingresar ilegalmente a EU, decisión que desafía algunas de las amenazas recibidas como la del cierre o destrucción de ese centro. Su salida temporal del país abre un espacio a las Procuradurías General de la República y General de Justicia de Oaxaca para que encuentren y castiguen a quienes lo amenazan de muerte.

La denuncia de amenazas vinculadas con el trabajo de los Hermanos en el Camino desenmascara de alguna manera a sus presuntos autores: los grupos del crimen que operan el multimillonario negocio ilícito del tráfico de personas. Sus intereses han sido seriamente afectados por este sacerdote y activista que sacó a la luz el hallazgo de 70 cadáveres de migrantes ultimados en San Fernando, Tamaulipas, el 23 de agosto de 2010, episodio que es referente de la violencia en México contra ese grupo tan vulnerable por su calidad de indocumentado, pero que para el propio Solalinde es apenas la punta de ese iceberg. “Vienen cosas peores que San Fernando”, ha advertido en reiteradas ocasiones.

Sabe, pues, que las amenazas tienen el remitente del crimen organizado pero también de grupos que están al servicio de políticos influyentes. En ese sentido, en entrevista con este reportero responsabiliza al ex gobernador Ulises Ruiz de cualquier cosa que pueda pasarle.

¿Por qué?, se le pregunta. Responde: “Fui agredido durante todo el sexenio de Ruiz, siempre con la firma de la casa. Gabino Cué trata de cambiar las cosas, tiene buena voluntad, pero el aparato de Ulises está intacto”. Y es que ese aparato —que recibe multimillonarios beneficios del tráfico de personas— también tiene amenazados a otros activistas como el también sacerdote Wilfrido Mayrén Peláez, al pintor Francisco Toledo y a las defensoras de derechos humanos Betina Cruz y Alba Cruz Ramos.

Solalinde ironiza: “Las amenazas vienen de narcos y políticos, a veces cuesta trabajo diferenciarlos”. El caso es que el miedo se apodera de la gente sin que la administración de Cué haya podido hacer algo para contener asesinatos como los de los líderes de la Coordinadora de Pueblos del Valle de Ocotla, Bernardo Vázquez Sánchez y Bernardo Méndez Vázquez, o del dirigente magisterial Rafael Rodríguez Enríquez. Tampoco ha evitado desapariciones como la del profesor Carlos René Román o más de 600 plantones, marchas y bloqueos como los que se esperan a partir de ello con los maestros de la sección 22 del SNTE.


Instantánea

LAS MARCHAS. Resulta gratificante ver a los jóvenes salir a las calles a protestar pacíficamente y a hacer valer sus derechos políticos. Después del error de la Ibero de Peña Nieto y su partido, jóvenes de universidades privadas como la propia Iberoamericana, el Tec de Monterrey y el ITAM, marcharon y protestaron el viernes frente a instalaciones de Televisa en San Ángel y Santa Fe, en demanda de objetividad informativa. El sábado también se realizó la llamada marcha anti Peña Nieto con notable concurrencia en esta y otras ciudades del país. Los jóvenes, al repudiar a Peña, no externaron un respaldo explícito a algún otro candidato, por lo que no se justifica que la panista Josefina Vázquez Mota, con sus llamados a “tomar las calles” contra el candidato del PRI, haya querido “montarse” en la protesta como su promotora y beneficiaria del rechazo al candidato tricolor. Fue diferente el caso de AMLO, cuyos seguidores llenaron ayer el Zócalo de la ciudad de México en abierto respaldo al candidato del movimiento progresista. La semana que inicia veremos nuevas y quizás más nutridadas expresiones juveniles en un movimiento que parece haber “prendido” y que indudablemente crecerá.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 18 de mayo de 2012

GRAN ANGULAR / Generales bajo sospecha

Generales bajo sospecha


Imagen





Primero la información oficial dada a conocer cerca de la medianoche del pasado martes 15 de mayo en dos comunicados: 1) Personal militar presentó ante la SIEDO para tomarles declaración al general de división retirado Tomás Ángeles Dauahare y al general brigadier en activo Roberto Dawe González. Y 2) La Sedena confirmó que la Procuraduría de Justicia Militar, en colaboración con la PGR, localizó y presentó al general Ángeles Dauahare (en retiro desde el 1 de marzo de 2008) para que rindiera declaración en indagatorias que lleva a cabo la SIEDO.

Ante la escasa información que se fue llenando con especulaciones, la PGR emitió el miércoles 16 de mayo otro comunicado y aseguró que la diligencia “carece de connotación política o de relación alguna con las campañas en curso o los candidatos en contienda”.

Y ayer, al mediodía, un juez obsequió el arraigo por 40 días de los dos generales, mientras que la Sedena, ya en la tarde, informó de la detención y presentación de un tercer divisionario, Ricardo Escorcia Vargas, cuya orden de localización y presentación fue girada simultáneamente a la de los otros dos generales.

Hasta ahí la información oficial, pero ¿qué se ha podido indagar?: 1). Que el general Ángeles fue arrestado por el Ejército el pasado lunes a las 19:30 en un departamento al sur del DF y que el arresto del general Dawe ocurrió siendo jefe de Estado Mayor en funciones, adscrito a la XX Zona Militar con sede en Colima; 2) Que Ángeles estuvo aislado hasta antier, ya que su esposa e hijas pudieron hablar con él hasta las cuatro de la tarde de ese día y su defensa dos horas después; 3) Que el asunto quedó en manos de la justicia civil, no la militar, porque los ilícitos en que pudieron haber incurrido se habrían cometido cuando estaban en situación de retiro, no en actos de servicio; 4) Que Ángeles y Dawe rinden declaración desde el 15 de mayo, y Escorcia desde anoche, en relación con la investigación que se abrió en 2010 como parte de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/2010, cuando la actual procuradora, Marisela Morales, era titular de la SIEDO; 5) Que esa averiguación busca demostrar vínculos de los tres militares con el cártel de los Beltrán Leyva, cuyo líder, Arturo, fue abatido a tiros en Cuernavaca el 16 de diciembre de 2010 por efectivos de la Marina; y 6) Que la Agencia Antinarcóticos Estadounidense (DEA) ha investigado durante años a los generales Ángeles, Dawe y Escorcia, presumiblemente desde 2008, en una operación llamada Limpieza, a partir de imputaciones hechas por un testigo protegido conocido como Jenifer.

El asunto es un escándalo pues está involucrado un militar, Ángeles, que fue en su momento el segundo en el mando de la Defensa Nacional, ya que fue subsecretario de 2006 a 2008, durante los dos primeros años del gobierno de Calderón; otro, Dawe, que fue jefe del Batallón de Guardias Presidenciales, primera línea de defensa del titular del Poder Ejecutivo y comandante en jefe de las fuerzas armadas; y uno más, Escorcia, que al retirarse por edad en abril de 2010 era jefe de la III Región Militar, con sede en Mazatlán, Sinaloa.

Ángeles —con un bien ganado prestigio en el Ejército a grado tal que disputó la titularidad de la Sedena al actual secretario, el general Guillermo Galván— fue secretario particular de Enrique Cervantes Aguirre, general-secretario de Ernesto Zedillo, a quien tocó arrestar y entregar para su proceso al general José de Jesús Gutiérrez Rebollo, sentenciado por dar protección como comisionado de la lucha antinarcóticos al capo Amado Carrillo Fuentes, alias El Señor de los Cielos.

Pero Cervantes Aguirre fue también el que llevó a consejo de guerra a los generales Francisco Quiroz Hermosillo y Mario Arturo Acosta Chaparro, procesados, sentenciados y finalmente exonerados de presuntos vínculos con el narcotráfico. Ángeles fue, por cierto, quien presidió ese consejo de guerra; Quiroz murió de cáncer y Acosta Chaparro fue asesinado el pasado 20 de abril.

Dawe fue, antes de ir a la zona militar de Colima, jefe del Batallón de Guardias Presidenciales, durante el gobierno de Fox, cuando un subordinado suyo, el mayor Arturo González Rodríguez, fue procesado por vínculos con el crimen. Ese mayor podría ser uno de los testigos protegidos que declara en la averiguación de marras.

Tres escenarios podrían explicar este escándalo: 1) La ruptura de Ángeles con su jefe Galván y la superioridad de las fuerzas armadas; 2) La infiltración del Ejército, ya muy alarmante y a muy alto nivel, por parte del narcotráfico; o 3) Una operación desestabilizadora de EU (a través de la DEA) mediante el golpeteo y desprestigio del Ejército mexicano, para coronar sus ya muy avanzados planes de penetración en nuestras estructuras militares y de seguridad nacional, lo que para muchos ha sido el objetivo de la Iniciativa Mérida. ¿Con cuál se queda?


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

Objeciones de la Memoria / Educación y juventud

Educación y juventud


Imagen





Tres acontecimientos que tienen que ver con el mundo de la inteligencia, la educación superior y la juventud han sacudido los últimos días el escenario político del país.

Por un lado, las protestas de los estudiantes de la Universidad Iberoamericana, por otra parte la evidente presencia estratégica del grupo político que dirige el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y finalmente la muerte de Carlos Fuentes.

El denominador común de estos acontecimientos es la inclinación del mundo intelectual y de la juventud universitaria con el proyecto de transformar al país, del cambio verdadero, es decir la coincidencia con Andrés Manuel López Obrador, el candidato a la Presidencia del Movimientro Progresista.


La muerte de Carlos Fuentes nos recuerda otros fallecimientos muy importantes: los de Carlos Montemayor, Carlos Monsiváis y Luis Javier Garrido.

Cabe señalar que las últimas expresiones políticas de estos cuatro importantísimos intelectuales de México fueron a favor del proyecto de Andrés Manuel López Obrador.


La protesta en la Ibero llama la atención porque proviene no de un sector popular o excluido sino de sectores medios y medios-altos en los que también se advierte el hartazgo de 30 años del proyecto hegemónico neoliberal convalidado alternadamente por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN).


De igual manera hay una valoración crítica en la opinión pública de nuestros días respecto del estado que guarda la educación.

Hace 30 o 40 años muchas familias, incluso de clase media, peleaban los lugares de sus hijos en las escuelas públicas, hoy se advierte un deterioro muy importante de este sector educativo.

Esto se debe en buena medida a los raquíticos salarios de los maestros y por otra parte al pesado costo económico, político y académico que han tenido que sostener por razones políticas el prolongado cacicazgo sindical existente en el SNTE.



Conclusión: la inteligencia del país necesita y quiere un cambio verdadero.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

jueves, 17 de mayo de 2012

Manual para canallas / Bajo el cobijo de un dios daltónico

Bajo el cobijo de un dios daltónico


Imagen





Para empezar, no te podías llamar Fabrizio en un mundo gobernado por Gerardos, Jaimes, Alfonsos, Ricardos o Ernestos. Así que todos se burlaban de mi amigo: “Ay sí, Fabris, tú las traes”. Ni como ayudarle, me cai. Es más, a mi cuate tampoco le agradaba mucho su nombre.


A mí Fabrizio me caía bien porque me gustaba su hermana, básicamente. Y no es que yo fuera un “malamigo”, solamente pasaban dos cosas: A mí me gustaba Karen y además Fabrizio era un buen tipo. Así que el primer día de clases, en sexto de primaria, se sentó junto a mí en el recreo y me convidó de su sándwich de pavo. Yo le di la mitad de mi torta de mermelada. Ah y además disparó los Boings. Así que de volada me cayó muy bien. Ya cuando conocí a su hermana que iba en primero de secundaria pues me cayó mucho mejor y buscaba cualquier pretexto para ir a su casa a hacer la tarea.


A mí no me importaban las bromas estúpidas del Burundi y sus secuaces: “Son novios, son novios”, nos decía a Fabrizio y a mí. Yo sólo les pintaba sus “cremas”. Sí, la escuela era cruel, siempre lo ha sido. Antes no existía eso de llamarle “bullyng” al acoso escolar. Pero sucedía, sólo sucedía, sin explicaciones ni teorías. Y todos nos manchábamos con el más débil. Yo también lo hice. Y también fui débil en ciertos ciclos escolares y se mancharon conmigo. Por eso compré un libro de karate, muy mal ilustrado, y la verdad es que no me sirvió para nada. Pero yo tenía algo de lo que muchos carecían: rabia, un coraje que me cegaba. No es que fuera una versión miniatura de Hulk ni nada de eso, pero me transformaba cuando alguien me golpeaba. Y no paraba hasta ver sangre en el contrario, así me partieran la nariz o me rompieran el hocico. Pero bueno, el caso es que un par de veces me tuve que pelear para defender a Fabrizio, que entonces ya era mi mejor amigo. La primera ocasión fue porque lo amarraron y lo metieron al baño de mujeres. Para mi cuate fue muy vergonzoso, hasta que lo fue a sacar la conserje. Así que me agarré a madrazos con El Burundi, porque me dio un chingo de coraje. Como no pudo conmigo se desquitó de hocicón: “Pinche puto, luego luego a defender a tu picador. Par de maricas”. De regreso de la escuela, Fabrizio no habló. Creo que se sentía humillado y no sabía qué decir. Nos despedimos con apenas un “cámara, nos vemos”. Fabrizio faltó al otro día y también al siguiente. Yo supuse que no volvería a la escuela, pero al tercer día regresó. Me dio gusto verlo. Y en el recreo volvió a invitar los Boings y me dio las gracias a su manera: “Dice Karen que eres su héroe”. A mí me nació una sonrisota. Y me ilusioné más con la hermana. “Vientos, cuñado”, respondí. Y Fabrizio me empujó con camaradería: “Ya quisieras, wey”. Cuando volví a ver a Karen me agradeció que defendiera a su carnal y me dio un beso en la mejilla. A la semana siguiente yo le di una carta que escribí en mis noches más febriles, declarándole que era dueña de mis sueños o esas cursilerías propias de la edad. Karen me respondió con un parrafito en el que decía, a grandes rasgos, que yo estaba muy chavito para ella “y además le gustas a mi hermano”. Fue una bofetada para mí. Sí, yo aguantaba que en la escuela le dijeran “mariquita” o se burlaran de sus modos, pero que su hermana reconociera su homosexualidad me causó estragos. Tal vez porque yo intuía que ella me veía a mi de una manera distinta, con sospechas. Carajo, cómo me amargó su negativa. Pero mi amistad con Fabrizio se mantuvo intacta, lo defendí otro par de veces en peleas sin sentido, pero ya no fue lo mismo. Luego nos fuimos a secundarias distintas, él se consiguió nuevos amigos y yo me seguí enamorando de chicas imposibles.



-O-



Ya en la prepa tuve un par de novias, me volví un lector ávido de Bukowski, fui forjando mi amor por las letras, anduve en desmadre y medio. Mi gran amigo se llamaba Felipe y cortejábamos a las mismas chicas. A veces me hacían caso a mí y en ocasiones a él, pero nunca peleamos por una mujer. Nuestra amistad se fortalecía con las fiestas, las tareas escolares, los códigos de hermandad no escritos. Y curiosamente, la hermana de Felipe se enamoró de mí, pero a mí no me gustaba Marisela. Pero él me decía “cuñado” nomás por joder. Hasta que en una fiesta en el cumpleaños de su papá, Felipe se emborrachó como nunca, se subió al techo de la camioneta y no lo podían controlar. Tuve que convencerlo de que se subiera a dormir. No sé qué carajos le pasó, pero cuando lo estaba recostando me abrazó y me dijo que me quería un chingo, “no sabes cuánto, mi Robert”. Sí, yo también, wey. “No, pero tú no sabes de qué modo”, insistió. “Ya estás pedo, carnal, duérmete”, intenté tranquilizarlo. “Yo te quiero como hombre”, el alcohol lo desinhibió. Luego se quedó dormido. Yo salí y me largué a mi casa, agobiado por su declaración. “Es el alcohol”, lo justifiqué. El lunes siguiente nos vimos en la escuela, como si nada. Nuestra amistad sobrevivió unos años más. En ese lapso, su carnala me tiró la onda y yo le dije que estaba “muy chica para mí” con tal de no argumentar que no era mi tipo. “Pues esta chavita puede enseñarte algunos trucos”, intentó ser atrevida. Gracias, pero no. “Que se me hace que eres gay”, se manchó. Sin embargo no me ofendí. “Bueno, entonces ya sabrás qué regalarme en mi cumpleaños”, me reí, “nada más evita las boas de plumas, por favor”. Ella sí se ofendió: “Deja que se entere mi hermano que tiene un amigo gay”. Jajajaja. Qué cagado. Me cai que hay familias cobijadas por algún dios daltónico. Mucho después, cuando Marisela me encontró en el cine con mi novia Natalia no desaprovechó la ocasión para sacar su rencor: “Qué mala onda, ni sospecha que eres gay, ¿verdad?”. Me volví a reír en sus narices. “Lo que sí sospecha, como yo, es que tú eres de las personas que nunca serán felices porque siempre envidiarán la armonía de los demás”. Me odió con más fervor: “Pues enróllate tu armonía en el cuello y cuélgate en el baño”. Ya lo dice Charles Bukowski: “Cuidado con el hombre común,/ con la mujer común,/ cuidado con su amor./ Su amor es corriente,/ busca lo corriente,/ pero es un genio al odiar./ Es lo suficiente genial al odiar/ como para matarte, para matar a cualquiera./ Al no querer la soledad,/ al no entender la soledad,/ intentarán destruir/ cualquier cosa que difiera de lo suyo”.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 16 de mayo de 2012

GRAN ANGULAR / Los 131 estudiantes de la Ibero

Los 131 estudiantes de la Ibero


Imagen





Enrique Peña Nieto fue el viernes pasado a la Universidad Iberoamericana y tuvo que salir por piernas. Quizás haya sido el peor día desde que busca la Presidencia de la República, incluso más que aquel en Guadalajara —durante la más reciente edición de la Feria Internacional del Libro— en que fue incapaz de decir correctamente el título de tres libros que hayan marcado su vida.

Su visita había sido pospuesta por razones de agenda y dos de sus contrincantes, Gabriel Quadri y Andrés Manuel López Obrador, ya habían acudido a disertar sobre sus proyectos políticos, el segundo de ellos con mayor éxito que el primero. Acaso por eso existía una gran expectativa de la participación del candidato presidencial del PRI en la Ibero.

Los alumnos fueron muy críticos, sobre todo después de que intentó darle la vuelta o salirse por la tangente en preguntas como la violación de derechos humanos en los hechos violentos de San Salvador Atenco o el estado de endeudamiento en que el ex dirigente tricolor, Humberto Moreira, dejó a Coahuila o su relación con la líder del magisterio Elba Esther Gordillo. Eso calentó los ánimos a grado tal que Peña Nieto terminó por ser abucheado y prácticamente salió huyendo en medio de las recriminaciones y el acoso de jóvenes estudiantes que exigían se fuera.

Videos tomados por algunos de los presentes documentaron la huida (http://bit.ly/Lxqlx6 ), el rostro de temor del candidato presidencial que preguntaba qué hacer a su equipo de seguridad (http://bit.ly/IZ9gOz ) y hasta un zapato o proyectil que le fue arrojado.

Ante semejante acontecimiento, el presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell; el líder del sector popular tricolor, Emilio Gamboa, y el vocero del Partido Verde, Arturo Escobar, respondieron que su candidato había sido víctima de una trampa, que quienes lo abuchearon eran personas ajenas a la Ibero, que tenían más de 30 años y que eran porros contratados y entrenados por simpatizantes de López Obrador que, a su vez, habían manipulado a los jóvenes universitarios para llevarlos a actitudes intolerantes.

Esa misma lógica, la de la soberbia del poder que parece estar en el ADN del PRI, fue muy probablemente la que minutos antes operó en el pensamiento de Peña Nieto al contestar que asumía la responsabilidad de los hechos de Atenco (dos muertos, decenas de lesionados y 27 mujeres sexualmente abusadas por policías) porque estaba obligado a garantizar el orden. ¿Esto último, que era su obligación como gobernador, justifica los excesos y los abusos? Probablemente sí en mentalidades como la del ex presidente Gustavo Díaz Ordaz al asumir en 1968 la responsabilidad de la matanza de Tlatelolco, matar para detener una supuesta conspiración comunista que el tiempo se ha ocupado de desmentir porque sólo existía en la cabeza de un gobierno autoritario que fue incapaz de otorgar lo que los estudiantes de entonces realmente exigían: libertad y democracia.

Sin perder la proporción entre aquellos acontecimientos y éstos, debe resaltarse la decisión de los jóvenes de la Ibero de no quedarse con los brazos cruzados ante la andanada autoritaria que trata de justificar la huida de Peña Nieto y responder a través del portal de videos Youtube( http://bit.ly/L1l8uO ), valiente, puntual y contundentemente. Primero identificándose con sus respectivas credenciales y números de cuenta de la Ibero, para demostrar que son alumnos de la institución, dejar ver que ninguno tiene más de 30 años y, sobre todo, aclarar serios y ofendidos: “Usamos nuestro derecho de réplica para desmentirlo, somo estudiantes de la Ibero, no acarreados, y nadie nos entrenó para nada”.

¿O qué, ahora resulta que protestar es ser intolerante? ¿No es mejor ser tolerante para aceptar la protesta?

Peña Nieto, como candidato, está obligado a transitar por escenarios no controlados y mostrar tamaños para escuchar y para argumentar, calmar ánimos y en el mejor de los casos convencer. Ya nada más faltaba que igual que Luis Echeverría en 1975, después de ser agredido en su visita a la Facultad de Medicina de la UNAM, los acusara de fascistas.

No se culpe de los hechos a trampas o conspiraciones inexistentes. Se trata de jóvenes preparados y críticos, idealistas y valientes. No vayamos camino a otro 68. Mejor recordemos el editorial fúnebre publicado esos días en Excélsior por el inolvidable maestro José Alvarado: “Había belleza y luz en las almas de los muchachos muertos. Querían hacer de México morada de justicia y verdad, la libertad, el pan y el alfabeto para los oprimidos y olvidados. Un país libre de la miseria y el engaño. Ahora son fisiologías interrumpidas dentro de sus pieles ultrajadas. Algún día habrá una lámpara votiva en memoria de todos ellos”.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 14 de mayo de 2012

GRAN ANGULAR / McCartney hizo el amor en el Zócalo

McCartney hizo el amor en el Zócalo


Imagen




Fue una explosión de euforia seguida de los sencillísimos acordes de un piano que conocen y cantan las tres generaciones a las que han acompañado: “Tú dices sí, yo digo no, tú dices detente, yo digo vamos”. Paul McCartney rasga la guitarra y sigue: “¡Oh nooooo, nooo... Oh noooo!”. Y unas cien mil voces corean: “Tú dices adiós y yo digo hola”. La euforia es grito, canto, llanto, balie. La multitud en la plaza de la Constitución se mueve como una gigantesca onda luminosa donde cada cabeza es una lucecilla: “¡You say good bye and I say hello!”.

Tú dices adiós y yo digo hola. Es el beatle Paul en un evento masivo del que no se alcanzan a ver precedentes en el DF. Un gran recital gratuito para los chilangos, ésos de los que el músico dice que son a toda madre.


La majestuosa Catedral está a espalda del escenario. La tecnología permite ver a sus torres como una prolongación de dos monitores gigantes que reproducen la carismática imagen de ese hombre delgado y ágil, de pantalón negro, camisa rosa y casaca roja que remiten al Sargento Pimienta y su banda de Corazones solitarios. Pero nadie, ahí, está solo. Todos están juntos en cuerpo y alma, seducidos por la magia de ese británico, caballero de la reina para más señas, al que la afectación natural de su cultura, le dio licencia, fascinado como estaba por esa explosión eufórica, de gritar “¡Viva México, cabrones!”, saludo que lo hermana con una multitud que suda a borbotones felicidad, ese tan escaso sentimiento en nuestros tristes tiempos de hoy.


A las 8 pm del 10 de mayo, el aforo de la principal plaza del país está completo; 80 mil, 90 mil almas, qué más da: es una multitud impresionante cuyo murmullo sube y baja, y que de pronto crece como un tremor al que tan acostumbrados nos tiene en estos días el Popocatépetl.


Entonces ese tono alcanza decibeles excepcionales. De una de las suites del hotel Majestic (todas ocupadas por quienes pagaron, al igual que por las del Gran Hotel de la Ciudad de México, hasta 50 mil pesos), descuelgan una manta que dice: “Peña Nieto, me comprometo y cumplo”. Los primeros en verla gritan con el puño en alto: ¡fuera, fuera! Se suman aquellas 80 mil, 90 mil voces, seguidas de mentadas y rechiflas. Ni 90 segundos dura la manta. Fue expulsada al grito de ¡AMLO, AMLO!


A la derecha, majestuosamente iluminado, el Palacio Nacional donde Calderón y familia se disponían a ver el concierto. Ebrard, el promotor, hace lo propio en el antiguo Palacio del Ayuntamiento con su esposa Rosalinda.


A las 9 pm en punto llegaba a su fin la espera de casi tres días para muchos que durmieron cerca del Zócalo; y de toda una vida para otros que sólo así, gratis, podrían verlo. Hello, goodbye dio paso a All my loving, otro éxitos de siempre de Los Beatles. En 20 de Noviembre y Pino Suárez la multitud que no pudo entrar a la plancha no perdía detalle en las pantallas y brincaba frenéticamente mientras cualquier chica cantaba a cualquier chico que en lo que ella se convertía en estrella de cine él podía conducir su auto: Baby you can drive my car... y quizás te ame.


El ambiente estaba ya en la cima cuando llegó el mariachi Gama Mil. Paul canta con una energía inimaginable en quien está por cumplir 70 años: “Molly le dice a desmond obladi oblada la vida va sobre un bra, la la la la vida va”. Sí, es Obladi oblada cantada en mariachi y aquello es la locura; 80 mil, 90 mil, qué más da, cantan y bailan. La vida va.


Cambio de velocidad. Se hace el silencio. Sólo se escucha el piano de Paul. Es Long and winding road, el largo y sinuoso camino, ése que conduce a la puerta de tu casa, ése que nunca desaparecerá, ése camino que ya había visto antes y que siempre llegará a la puerta de tu casa. Niños, adultos, ancianos cantan emocionados, igual que lo harán con Something, ese Algo que recordó a Harrison) y Let it be, Déjalo ser, un tributo a Lennon.


Hey Jude calienta el camino hacia el éxtasis: No me dejes caer, canta una canción triste y hazla mejor. Y después la explosión: Live and let die, Vive y deja morir, rematada por la pirotecnica que corona Catedral e ilumina la noche.


Nada parece preocupar a esas 80 mil, 90 mil almas, qué más da. La inseguridad y la violencia desaparecen de momento de su mente, pero desean que sea para siempre. Y no hay mejor himno: All we are saying (Todo lo que pedimos), Give peace a chance (Denle una oportunidad a la paz). ¿Quiénes se burlan de que nos haga falta un ánimo amoroso y pacífico, quiénes niegan que la felicidad sea políticamente correcta y socialmente sana? Sólo los necios. Pero hasta ellos tienen o tuvieron sueños, sueños dorados, Golden slumbers. Es la que le cantaba a mis hijos y ahora cantan conmigo: Sueños dorados llenan tus ojos, te despiertan sonriente; duerme mi niño(a) no llores, que yo te arrullaré con una canción de cuna. Y luego The end: “Y al final el amor que tomas es igual al amor que haces”. Tal es la ecuación. Sí, fue un concierto amoroso, feliz.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

sábado, 12 de mayo de 2012

GRAN ANGULAR / Calificación de propuestas

Calificación de propuestas


Imagen




Debates como el del domingo pasado no sirven, por su formato, para profundizar y contrastar las ofertas económicas, políticas y sociales de los candidatos presidenciales. Eso no debe privarnos, por supuesto, de revisarlas, discernir sobre ellas y emitir un voto informado. Las líneas generales de esas propuestas han sido editadas en publicaciones impresas o están contenidas en las páginas web de todos y cada uno de los candidatos. Y es más, hay centros de pensamiento que se han dedicados a analizarlas, contrastarlas y evaluarlas.

Uno de ellos es el Centro de Estudios Espinosa Yglesias, patrocinado por la fundación de quien fuera el fundador y dueño de Bancomer, que ha presentado en su página http://bit.ly/KP5anl los primeros resultados del trabajo Evalúa y decide, candidatos presidenciales 2012.


De manera que a partir de contrastar sus propuestas de gobierno con evaluadores de reconocido prestigio académico en los diversos temas, el mejor calificado es hasta ahora Andrés Manuel López Obrador. En una escala de uno a 10, obtuvo 3.3. en este primer ejercicio seguido de Enrique Peña Nieto con 3.2 y de Josefina Vázquez Mota con 3.1. Gabriel Quadri será evaluado hasta el próximo ejercicio.


El Centro Espinosa Yglesias presenta una tabla de calificaciones por tema de propuesta. Los que gana AMLO son:


Estado de derecho y seguridad con una calificación de 4.7 seguido por Peña con 3.5 y Josefina con 3.3; política con 3.5, seguido por la panista con 3.2 y el priísta con 1; y social con 4.2, misma calificación obtenida por Peña y seguidos ambos por Josefina con 3.2.


Sólo una gana la candidata del PAN, la de medio ambiente y tecnología, con 2.4, seguida por AMLO con 2.3 y el aspirante del PRI con 2.1.


Peña Nieto, en tanto, gana tres y empata una:


En macroeconomía obtiene 4.6 seguido de AMLO con 3.7 y la del PAN con 3.6; en microeconomía lo califican con 2.4 seguido por Josefina con 2.2 y por López Obrador con 1.8; en política exterior e internacionalismo 4.4 seguido por la panista con 4.1 y el izquierdista con 3; y en social 4.2, igual que AMLO, seguidos por Mota con 3.2.


Es muy recomendable que vea el contraste de las propuestas en la página del Centro Espinosa Yglesias y también la metodología de evaluación y los nombres de los evaluadores. De cualquier manera, en este espacio contrastaremos, por temas, el planteamiento general de las propuestas.



Instantáneas

1. DEBATE. No nos equivocamos. De acuerdo con GEA-ISA, no obstante sus afectos, Josefina perdió tres puntos porcentuales y Peña Nieto uno. Quadri ganó casi cuatro puntos porcentuales y AMLO uno. Ya medido el debate van así: Peña 46%, AMLO 25%, Josefina 24% y Quadri 5.2%. Éste fue el que más puntos ganó y la candidata panista la que más perdió. Hoy al mediodía se conocerá otra encuesta que ya mide el impacto del debate en la intención del voto. Es la de Mitofsky y es previsible que sus resultados sean similares. ¿De dónde saca el PAN que su candidata ganó el debate? Por cierto que el desempeño de Vázquez Mota en el programa Tercer Grado de Canal 2 dejó mucho qué desear. Se le vio desarticulada, sin ideas claras, sin conectar con la gente.


2. EL COLMO. El pasado lunes 6 de febrero, en la ciudad de San Antonio, Texas, llamó la atención un Ferrari F430 modelo 2010, con placas de Coahuila, valuado en unos 4 millones 790 mil pesos. Fue objeto de la mirada de muchos porque estaba en el estacionamiento del restaurante Magnolia Pancake House. Al investigarse a partir de las placas el nombre de quien había facturado ese auto de lujo, se encontró que la matrícula corresponde a Javier Villarreal, quien fuera tesorero del ex gobernador de Coahuila, Humbero Moreira, y hoy es prófugo de la justicia mexicana por endeudar al estado mediante el uso de documentos falsos. Pero lo más sorprendente es que esa matrícula corresponde a un automóvil Atos 2007, con valor de aproximadamente 20 mil pesos. Esto, entre otras cosas, le permite que en vez de pagar 292 mil 605 pesos de tenencia, sólo paga mil 200 pesos. ¡El colmo!.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

Objeciones de la Memoria / El debate del debate

El debate del debate


Imagen





Minimizado por las propias televisoras, el reciente debate de los candidatos a la Presidencia de la República sigue debatiéndose. En otras palabras hemos tenido un prolongado debate del debate. Días antes se discutía si debía transmitirse en cadena nacional o no. Una vez realizado, continúa el debate sobre el financiamiento de la promoción de la imagen de los hoy candidatos a través de los medios electrónicos de comunicación. Es decir, hemos tenido un debate del debate antes, durante y después.

A lo largo de este debate del debate han aparecido diversos temas. Uno de ellos fue la intención de esconder el debate con el objetivo de ocultar las carencias y debilidades del candidato del PRI a la Presidencia de la República. Otra parte se refiere al gasto que en publicidad han tenido quienes hoy son candidatos a la Presidencia.


El punto de partida comienza con el cuestionamiento del candidato presidencial del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, quien señala el elemento de inequidad en el proceso, el apoyo que ha recibido el candidato presidencial del PRI de parte de las televisoras. La otra parte tiene que ver con la defensa que el candidato priísta ha tratado de enderezar señalando que su adversario ha sido tan promovido por las televisoras como él.


Sin embargo, el contraste del gasto al que se refiere no ha podido ser develado con claridad por la confusión de las cifras. Valdría la pena exponerlas; el PRI dice que en un año López Obrador gastó 200 millones de pesos de publicidad. Pero las investigaciones realizadas por expertos en materia de medios de comunicación como Genaro Villamil señalan que en sólo un año el abanderado presidencial priísta gastó de manera formal más de 600 millones de pesos en publicidad de su imagen. Esto nos indica que ateniéndonos a esas cifras formales, el candidato del PRI a la Presidencia gastó tres veces más, por lo menos, que el candidato presidencial de la Coalición Movimiento Progresista (PRD, PT y Movimiento Ciudadano).

En otras palabras la exposición de las cifras de los gastos de quienes han sido gobernantes previamente a su candidatura a la Presidencia de la República muestra un gasto muy superior del candidato presidencial del PRI y por lo tanto confirma la aseveración que en el debate realizó el candidato del Movimiento Progresista.


Además habría que señalar que las cuentas del PRI abarcan del 2000 al 2010, es decir cuatro años más del periodo de gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Es decir que en los señalamientos que hace el PRI contra el candidato a la Presidencia del Movimiento Progresista está incluyendo cuatro años en los que Andrés Manuel ya no era gobernante del Distrito Federal, lo cual confirma que sus cifras se encuentran abultadas, inconsistentes y fuera de la realidad.


Lo cierto es que el debate del debate está dando la razón nuevamente a Andrés Manuel López Obrador sobre el tema en que ha insistido a lo largo de estos años, es decir en el excesivo gasto publicitario que ha tenido el candidato presidencial del PRI. Todo ello sin tomar en cuenta las cifras negras de los gastos realizados fuera de la publicidad formal o de aquellos realizados con aportaciones privadas, o los que se han realizado ya durante la presente campaña constitucional.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

jueves, 10 de mayo de 2012

Manual para canallas / Hay una lista de cosas ridículas

Hay una lista de cosas ridículas


Imagen





Raparme la cabeza. Vestirme como adulto chiquito. Aquellas gafas enormes en mi cara. Esta maldita melancolía. Las pésimas fotos en mi boleta de primaria. Bailar la “Danza de los viejitos”. Hay un montón de cosas nada agradables, algunas bastante ridículas, de las que mi madre es responsable.

Aún habitan en mi memoria los momentos más vergonzosos de mi infancia: Aquella mañana en que mi pareja de baile faltó al festival del Día de las Madres y me quedé en el salón, con mi reluciente traje norteño, mientras mis compañeritos danzaban una polka que todos aplaudían. Yo ni quería participar, pero mi madre insistió en que no había de otra: o bailas o te pongo una chinga. Y me salvé de la chinga, pero no del ridículo. Porque yo me sentí avergonzado, abandonado como un pobre idiota que se enamora de la mujer incorrecta. Durante un par de meses ensayé con aquella güerita que me gustaba de lejos y aún más de cerca. Ella nunca dijo nada, y yo tampoco porque era más bien tímido, pero nadie sospechaba que el mero día del bailable no se iba a presentar. Mi madre se enojó bastante, con el argumento de “para eso me hacen gastar tanto” y la maestra intentó reconfortarla con el ungüento de “no se preocupe, que voy a reprobar a Laurita”. Y mi jefa, aún molesta, reviró que “a mí eso de qué me sirve, como si me fueran a devolver mi dinero”. Y yo enmedio, con mi cara agachada, mirando ese sombrero negro que ni siquiera me gustaba usar. Y a mí nadie me preguntó qué pensaba, si me sentía bien o si me preocupaba que mis compañeros se burlaran o que me apodaran desde entonces “El abandonado”. Laurita no volvió a mirarme a la cara, me rehuía, y yo acabé convencido de que no volvería a participar en bailables.


-O-



Mi madre era una mujer insistente, de esas que no aceptan negativas. Y siempre salía con sus clásicas frases del tipo “algún día me lo agradecerás” o aquello de “a mí tampoco me gusta, pero es por tu bien”. Así que tuve que volver a participar en los festivales de la escuela y bailar la infaltable “Danza de los viejitos” y el “Querreque” y hasta declamar alguna cursilería o participar en el coro de la escuela. Y a mí me importaba un bledo, algunas veces hasta me sentía expuesto al ridículo, pero mi madre estaba convencida de que aquello tenía alguna utilidad o simplemente repercutía favorablemente en mis calificaciones. No lo sé, la verdad es que no lo sé, pero para mí era un jodido tormento andar siempre con disfraces ridículos. En cambio, yo anhelaba un traje de Batman para descolgarme por las azoteas de la vecindad. Pero no, mi jefa parecía empeñada en que yo saliera vestido de abejita en el Día de la Primavera o verme bien cagado con mi traje de grillito mientras bailaba alguna ronda infantil junto a un montón de chamacos desmadrosos. Y yo no lo sé pero lo intuyo: seguro hay alguna foto de esos momentos incómodos en el álbum de mi madre o de algún familiar. Yo sólo espero que mis enemigos nunca las utilicen para “quemarme” en público. Bueno, al menos no tengo que avergonzarme de que Carlos Salinas de Gortari sea mi padrino. Y eso es gracias a que mi madre es una mujer honrada y decente, que no tiene nada que ver con hijos de la chingada. En efecto, Alicia es una mujer bastante común, con hartos defectos, pero me enseñó a quedarme en el bando de los buenos. No, mi madre no fue perfecta, tuvo un chingo de errores y hay bastantes cosas que son reprochables. Incluso pudo equivocarse al educarme y hacerme un suicida potencial, no premeditadamente desde luego, pero en algo no se equivocó nunca: me heredó estas tremendas ganas de seguir adelante. Mi jefa a veces deliró, tuvo sus excesos, me castigó en demasía, pero una vez que mis hermanos y yo crecimos al menos tuvo el tino de no entrometerse demasiado en nuestros planes a futuro. Digamos que como ella vivió bajo el yugo de una madre castrante, mejor optó por patrocinarnos un curso intensivo para ser libres.


-O-



Cuando eres niño hay una lista de cosas ridículas que quisieras evitar: los abrigos de Chinconcuac, los pantalones aguados, las gafas demasiado “adultas”, los zapatos anticuados, el peinado relamido, la camisa abotonada hasta arriba, los suéteres tejidos de la abuela, las fotos del Primero A, Segundo B, Tercero C en las que sales con tu cara de menso, la torta de sopa o atún para el recreo, los disfraces del Día de la Primavera, el uniforme de la escuela, el corte de casquete corto, que tu madre te llevara a la escuela cuando ibas en sexto, esa constante manía de tu jefa de regañarte frente a los demás, que te mandaran en invierno con la pijama abajo del uniforme, y también la insistencia de tu jefa con eso de “¿ya tienes novia?”. En resumen, hay una larga lista de ridiculeces a las que te expuso tu madre. Y sin embargo, hoy que lo recuerdo no me causan más que algunas sonrisas. Porque yo tuve una jefa que fue como un ángel de la guarda. Y hoy que la abrazo con más constancia de lo que ella lo hizo conmigo no tengo dudas. Alicia fue imperfecta, cometió muchos errores, pero hay algo que nunca será reprochable: siempre estuvo conmigo, a mi lado, me hizo sentir seguro de que el camino elegido ha sido el correcto. Y ahora que me observa con ojos cansados, ahora que sus pasos cortos se acercan a mí, ahora que me acaricia el cabello, me besa la cabeza y me dice “tú siempre me preocupaste, de hecho nunca dejas de preocuparme”, sé perfectamente que esa mujer es a toda madre.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 9 de mayo de 2012

GRAN ANGULAR / Los perdedores del debate

Los perdedores del debate

Imagen





Gana un debate político, en términos medibles, quien aumenta su porcentaje de intención de voto ciudadano. Pierde, por el contrario, quien lo disminuye. En términos más amplios, no cuantificables de inmediato, gana quien mejor lo aprovecha en potenciar desempeño e imagen para alzarse, al final, con la victoria electoral.

Esta noche se conocerá el resultado de la primera encuesta, la de GEA-ISA, que mida el impacto del debate en la intención del voto, y el viernes al mediodía la de Consulta Mitofsky. Es previsible que sea Gabriel Quadri el que gane más puntos porcentuales, sin que eso lo saque del sótano; y que sea Josefina Vázquez Mota la que pierda más. Enrique Peña Nieto y López Obrador probablemente mantengan su nivel o pierdan algunos puntos, pero no más que los de la aspirante blanquiazul. El priísta, sin duda, seguirá a la cabeza de la preferencia y quizá AMLO se colocará en segundo lugar o en empate con Josefina. Ojalá GEA-ISA renuncie a sus afectos y ofrezca una medición objetiva. Y ya veremos si quien esto escribe no se equivoca en la descripción de tal escenario, lo que también es posible.

El mejor o peor desempeño depende, sobre todo, de los candidatos. Pero ese desempeño puede ser peor o mejor según el formato del debate. El domingo pasado ese formato fue demasiado rígido y poco le ayudó su pésima producción televisiva.

Un debate de dos facilitaría el intercambio de ideas y propuestas, las réplicas y las contrarréplicas. Pero si el debate es entre cuatro la cosa se complica, más aún si los turnos de participación diluyen en el tiempo el impacto de las alusiones personales y restan efectividad y contundencia a las réplicas.

Si a eso se le suman encuadres iguales y el nulo movimiento de cámaras (que impidió ver la reacción del aludido por un ataque o las gráficas y documentos mostrados para atacar o defenderse); o una duración de dos horas (demasiado tiempo en un medio de comunicación donde la atención de la audiencia es de lo más volátil), el debate de pronto se vuelve incomprensible.

Y por si algo faltara, la presencia de una edecán de pronunciado escote y ajustado vestido de noche, se convirtió en lo más recordado y comentado del intercambio.

Es pertinente aclarar que el debate fue organizado por el IFE y su producción contratada a una empresa privada que, por lo demás, tuvo que ceñirse a las exigencias consensuadas por los partidos y los asesores de los candidatos presidenciales, lo que los convierte a todos en los responsables de un formato concebido para cualquier cosa, menos para debatir, y que de verdad están obligados a cambiar para el próximo encuentro.

Pero el desempeño, decíamos, es de los candidatos y, en ese sentido, de acuerdo con lo visto por este reportero, difícilmente se puede hablar de un ganador. Quizás haya una gran perdedora, Vázquez Mota, que definitivamente no se dejó ver como buena candidata: nerviosa hasta el temblor, insistente en cumplir a cabalidad su objetivo de atacar a Peña Nieto e ignorar a AMLO, sin mostrar tamaños para gobernar y con un tono de recitación patriotera que se fue apagando conforme transcurrió el evento.

El candidato del PRI fue capaz de defenderse y para quienes esperaban verlo resbalar por la falta de telepromter o apuntador, pudo eslabonar ideas y respuestas claras aunque echando por delante la equivocada argumentación de la falta de tiempo para rebatir, con un involuntario parpadeo del ojo izquierdo que revelaba su estado de tensión.

El izquierdista López Obrador no se movió ni un ápice del discurso de siempre, el de la mafia del poder, el de la oligarquía que todo controla y domina, lo que lo hace pasar por necio, aunque es claro que la búsqueda del fondo de los problemas pasa necesariamente por esa explicación. Él también ignoró a Josefina en tanto que asestó y asimiló golpes, dueño de una tranquilidad escénica que es producto de su ya larga búsqueda del voto.

Quadri, de Nueva Alianza, montado en su coartada de la candidatura ciudadana, hizo todo lo que estuvo a su alcance para no pasar desapercibido por sus tres contrincantes. No lo logró, aunque mostró conocimientos técnicos —que siempre desembocan en privatizaciones— que lo harían un buen secretario del Medio Ambiente. No obstante, la manera en que vio a la famosa edecán elevó sus simpatías. Y si la intención del voto sube a su favor, como es previsible, habrá convertido en la gran ganadora de este debate a la maestra Elba Esther Gordillo, dueña de la franquicia política que lo postuló.

Por lo que hace al impacto del debate, sólo anotaremos que le ganó en raiting al futbol: 10.4 puntos (canal 5) contra 9 (canal 13) en la medición nacional, lo que significa que lo vieron casi 10 millones de mexicanos.


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 7 de mayo de 2012

Primer debate rumbo a julio 2012

Primer debate rumbo a julio 2012

Imagen




Este debate ha sido el mas chusco de los realizados hasta la fecha en tiempos electorales, por una parte el IFE llevó a una edecán que si bien funcionó como atractivo visual, el objetivo del debate era otra cosa, la Playmate Julia Orayen se llevó la noche para muchos, pero para quienes esperábamos ver un debate entre los candidatos a gobernarnos fue un adorno sin sentido.

Por otra parte los concesionarios de los medios se salieron con la suya: en Canal 2 de Televisa se transmitió Pequeños Gigantes 2, en Canal 7 de TV Azteca una película y en Canal 13, de la misma televisora, el partido de futbol Monarcas vs Tigres, la trasmisión fue por 5 de Televisa, 40 de Azteca, Canal 22 y 11 de las señales del país.

La moderadora, la periodista Guadalupe Juárez se paso las dos horas del debate sonriendo, ¿de que? no se entendió nunca de que era su risa.

Josefina Vázquez Mota se vio nerviosa hasta en sus críticas a Peña Nieto, sus propuestas fueron vagas, comunes y se empecinó en el caso de la niña Paulette y en señalarse como diferente aun cuando jamás ha demostrado en que, acaso en ser mujer, ya que sus propuestas son las mismas que hasta hoy ha mantenido su jefe Calderón, lucha contra el narcotráfico, abrir las pocas empresas que quedan en el país a los capitales privados, mejorar la educación, cosa que no hizo durante su paso al frente de la SEP por temor a enfrentarse a la líder de los maestros, mejorar los niveles de pobreza de los mexicanos, niveles en que han metido a mas de la mitad de la población los gobiernos del partido que ella representa, cuando le cuestionaron sobre su falta de asistencia siendo coordinadora de la bancada de su partido (PAN) no dio respuestas concretas.

Enrique Peña Nieto no tuvo un adecuado manejo de los tiempos, se vio un tanto tenso, nervioso y no aclaró cabalmente los cuestionamientos que le hicieron de su desempeño en el Estado de México y de sus "compromisos" de campaña en esa entidad, demostrando que no es lo mismo "actuar" un comercial para televisión que enfrentar cuestionamientos directos.


Andrés Manuel López Obrador señaló que Peña Nieto está siendo favorecido por las televisoras, en particular Televisa, e incluso aseguró que en el primer año de su gobierno en el Estado de México otorgó un contrato millonario a esa cadena, esto en respuesta a su cuestionamiento del gasto que tuvo en imagen López Obrador durante su gestión al frente del Gobierno del D.F. y ante el cuestionamiento de Peña Nieto respecto a la honradez mencionando el caso de Bejarano, López Obrador en su turno le dijo que le faltó mencionar a Ponce pero aclarando que Ponce lleva ocho años en la cárcel y Bejarano también estuvo preso, no así Arturo Montiel tío de Peña Nieto y antecesor suyo en el Gobierno de Edomex, acusado de malversación de fondos en su gestión y que Peña Nieto exoneró ya como gobernador.


Gabriel Quadri de la Torre exageró con el señalamiento de "así se pelean los políticos", cosa que hubiera estado perfecta si no la hubiera repetido tanto pero además si eso piensa entonces que hace el señor representando a un partido POLÍTICO y sobre todo el partido de la nefasta líder de los maestros Elba Esther Gordillo, por otra parte se le notó aislado, no se si sus contendientes no lo vieron, no supieron que iba a participar o simplemente lo ignoraron.

Finalmente creo que quien mejor manejó las circunstancias del debate fue Andrés Manuel López Obrador, aunque hay que señalar un error, cuando se expone o se presenta algo con materiales de apoyo, se deben tener preparados de antemano para no cometer el error de presentarlos volteados o no en el orden correspondiente, esperemos que en el segundo debate mejoren los candidatos y aclaren el panorama a los indecisos.