viernes, 29 de junio de 2012

Objeciones de la Memoria / Elecciones limpias ya

Elecciones limpias ya


Imagen




El próximo domingo 1 de julio habrá elecciones para decidir quién será el presidente de la República a partir de diciembre de este año. También se renovarán el Congreso de la Unión, algunas gubernaturas, legislaturas y presidencias municipales. El centro de la atención, no obstante, está en los comicios presidenciales.

Somos un país presidencialista. Las escaleras se barren de arriba hacia abajo. Los grandes cambios en México pasan necesariamente por el Poder Ejecutivo. Incluso, transformar la institución presidencial para democratizarla supone conquistarla por parte de la sociedad.

Sin embargo, siguen presentes tradiciones antidemocráticas muy fuertes en nuestro país. A nadie sorprende la existencia de fraudes electorales, ocurridos en numerosas ocasiones, para evitar los triunfos de fuerzas opositoras en varios estados de la República, en municipios y en contiendas presidenciales.

Por eso los mexicanos queremos elecciones limpias ya. No puede ser que en pleno siglo XXI se conserven aún las viejas prácticas electorales. Que gane el que tenga más votos, simple y sencillamente. Que se reconozca el triunfo de quien gane. Que las instituciones electorales garanticen el voto libre y secreto del que habla nuestra Constitución. Eso es lo que queremos.

Estamos en un momento decisivo. Hay signos de que podrían alterarse o distorsionarse los resultados si ocurre la compra masiva de votos; si se efectúan o se concretan los operativos de distribución de tarjetas telefónicas o de débito y se emplean mecanismos modernos de defraudación electoral.

Por ello es deseable que la autoridad electoral esté atenta. Que intervenga y detenga inmediatamente este tipo de prácticas, de operativos e intentonas. Queremos, simplemente, que la gente vaya a votar y que lo haga libremente para que los mexicanos podamos festejar nuestra democracia. En el año 2000 muchos pensamos que el país había entrado de lleno a la democracia, pero no fue así.

Del 2004 a 2006 se nos recordó a todos que las prácticas antidemocráticas del viejo régimen seguían vivas. Por eso, ante la inminencia de las elecciones en 2012 queremos repetir desde la sociedad: que haya elecciones limpias, que se respete el voto, que se respete la voluntad popular, que gobierne el que tuvo el apoyo mayoritario de la sociedad.

Nadie tiene por qué decirnos —no somos menores de edad— quién debe gobernar. Eso lo determinaremos nosotros, los ciudadanos, todos los mexicanos y queremos que se respete nuestro voto.

Afortunadamente, ahora existen las redes sociales. Podemos tener pruebas de cualquier anomalía electoral y subirlas a la gran red cibernética para que sean conocidas. Utilicemos los instrumentos modernos para inhibir tales prácticas, para evitar que ocurran y para garantizar que haya limpieza en los comicios de este domingo 1 de julio.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / ¡Salgamos a votar!

¡Salgamos a votar!


Imagen





Un personaje de la calidad moral de José Woldenberg, primer presidente del IFE totalmente ciudadanizado, dijo el miércoles pasado que un fraude electoral es ahora prácticamente imposible. Y hay que creerle, sí, desde el punto de vista del conteo de los sufragios que tendrá lugar en casillas y distritos electorales sobrevigilados, y en los procesos cibernéticos auditados favorablemente por instituciones como la UNAM y el Politécnico.

Pero eso no descarta las maniobras de compra de votos de las que ya advertíamos aquí en la entrega pasada y el depósito en las urnas de esos sufragios comprados. Para ello, hay viejas prácticas en las que los priístas son histórico expertos, pero en las que otros partidos con suficientes estructuras de operación electoral, también podrían incurrir.

Uno de esos mecanismos contra el que prácticamente no hay antídoto es el llamado “carrusel” o “ruleta”. No se opera directamente en la casilla, sino desde algún domicilio cercano a ella.

El operador electoral cita ahí, en diversos momentos de la jornada, a los ciudadanos que han accedido a vender su voto. El primero de ellos entra a la casilla, recoge las papeletas correspondientes y en lugar de despositarlas en las urnas, las guarda y sale con éstas como sin que en realidad hubiera votado. Regresa al centro de operaciones, entrega ahí las papeletas (a cambio del pago por su voto) que serán marcadas a favor del candidato o candidatos por beneficiar, y se le dan al siguiente ciudadano que irá a la casilla. Éste recoge las boletas que le corresponden, las guarda, deposita en las urnas las que ya traía marcadas, regresa al centro de operaciones, cobra su dinero o pago en especie y entrega las boletas limpias que ahí serán marcadas y entregadas a otro persona. Y así hasta el infinito.

Por la secrecía del voto y las mamparas que normalmente se colocan en las casillas para garantizarla, es difícil que los funcionarios de casilla y los representantes de partidos políticos puedan detectar esa maniobra. Pero es ahí donde entran los grupos de ciudadanos que se han organizado para cuidar el voto o el votante mismo, que al salir de ejercer su derecho puede abrir bien los ojos y detectar algún domicilio no habilitado como casilla, donde seguramente verá entrar y salir a un número anormal de gente. Tenga por seguro que ahí se está organizando algún “carrusel” y hay que denunciarlo.

En casos como el anterior, se basa la idea popular de que el fraude no se comete en la casilla, sino fuera de ésta, apreciación tan sabia como aquella que asegura que la mejor manera de limitar el efecto de esas prácticas, es salir a votar masivamente. Mientras más vayamos a votar, más se amplían las posibilidades de que la compra de votos no sea suficiente para inducir el resultado de una elección.

Vea usted los siguientes datos:

En las elecciones de 1994, la lista nominal de electores fue de 45 millones 729 mil 57 ciudadanos de los que votaron 35 millones 285 mil 291. Esto quiere decir que votó 77.16% de esa lista y que el abstencionismo fue de 22.84%. Un levantamiento indígena y dos asesinatos políticos de alto impacto crearon aquel año tal miedo que la gente decidió salir a las urnas para refrendar su vocación por la paz. Con ese “voto del miedo”, Ernesto Zedillo ganó la Presidencia con 48.69% de los sufragios. Éste ha sido uno de los porcentajes más altos de participación electoral.

En las elecciones de 2000, la lista nominal fue de 58 millones 782 mil 737 de los que votaron 37 millones 601 mil 618. Votó, entonces, 63.97% de la lista y el abstencionismo fue de 36.03%. El nivel de participación fue alto y determinante para que Vicente Fox ganara con 42.52% de los votos, siete puntos mas que Francisco Labastida, y echara al PRI de Los Pinos.

Y en las elecciones de 2006, la lista nominal fue de 71 millones 374 mil 373, de los que votaron 41 millones 791 mil 322 ciudadanos. Votó 58.55% de la lista y el abstencionismo fue de 41.45%. La participación no fue tan baja, pero sí fue inferior a la alcanzada en elecciones de Zedillo y Fox, lo que seguramente —maniobras fraudulentas o no— influyó en que Felipe Calderón, con 35.89% de los votos, apenas superara con la mitad de un punto porcentual a Andrés Manuel López Obrador.

En esta elección, la lista nominal es de 79 millones 454 mil 802 ciudadanos. Una participación similar al 77% de 1994, esto es, más de 61 millones de votos, no sólo impediría que maniobras ilícitas influyeran en el resultado final, sino que dotaría de una gran legitimidad al ganador de la contienda. Por eso le insisto y le invito: ¡salgamos a votar!



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

Manual para canallas / Nuestras alas son de adorno

Nuestras alas son de adorno

Imagen




“Te encargo mis golondrinas, denles de comer”, me recomendó mi madre antes de quedarse dormida sobre mi hombro. Creo que los sedantes ya estaban haciendo efecto, porque ella no tenía aves en la casa.


Yo lo que quería es que ya la atendieran, porque llevábamos un buen rato en esa clínica del Seguro Social sin que tomaran en cuenta su dolor en el brazo fracturado. Así sucede todos los días: sea mi jefa, tu hermano, el vecino, aquel obrero, tu papá, al abuelo, el chavito que vomitó toda la noche, el albañil con el dedo roto, la ñora con la cabeza vendada. Todos son ignorados por horas mientras se desocupa una cama o porque es el cambio de turno o el doctor se está echando su cafecito con las enfermeras. Pero claro, qué saben de eso los diputados, los políticos en campaña, el presidente en turno. No, ellos están ocupados en falsas promesas o repartiendo el presupuesto en guerras sin sentido, en construir fraudes con su Estela de Luz. Sí, siempre están ocupados en cosas más redituables que el sufrimiento de la gente. Claro, la esposa del presidente tiene médico particular, las hijas de Peña Nieto se curan la gripita en clínicas particulares, Salinas de Gortari se hace chequeos en los mejores hospitales de Houston. Y los senadores tienen seguro de gastos médicos mayores. Pero tú seguirás votando por los partidos que te han golpeado el bolsillo, los que te han partido la madre, los que te cambian tu voto por unos tristes pesos o una despensa que dura tres días. Qué importa que tu vida siga igual de miserable, que los recién nacidos mueran sin atención afuera de los hospitales, que tu madre se retuerza de dolor en la sala de espera, que todo le quieran curar a tus hijos con una pastillita de paracetamol. Qué chingados importa, cuando no sabes volar, cuando tienes miedo a ir más allá de tus pinches cielos grises.

-O-


Luego seguí pensando en las palabras de mi madre: “Denle de comer a mis golondrinas”. Era extraño, porque mi jefa nunca fue afecta a comprar aves, decía que tenerlas encerradas iba contra su naturaleza. Pero ahora que lo recuerdo, sí había unas golondrinas: eran de cerámica, tres o cuatro, y estaban colgadas con un clavito en el corredor del traspatio. Eran espantosas, la neta, pero a mi jefa le gustaban por alguna extraña razón. Supongo que le recordaban alguna etapa agradable de su vida, porque esas aves de adorno estuvieron allí por años, hasta que alguien las quitó para pintar y nadie volvió a colocarlas. Esas golondrinas pasajeras me recuerdan una parte de mi infancia y también un poema de Dante Guerra: “Nunca llegaremos lejos porque somos aves de ornato/ y nuestros ojos no saben otear horizontes./ Tenemos las alas de adorno, sin horas de vuelo./ Porque somos aves en cautiverio, atadas al suelo./ Somos cuervos sin malicia en la mirada./ Somos palomas mensajeras sin el entrenamiento adecuado./ Somos pájaros con las alas recortadas, aves sin cielos despejados”.

-O-


Hemos sido adoctrinados por la televisión. El TV Notas es la guía básica en el Metro o el pesero, en la casa, en la oficina. Somos tan ingenuos que creemos que López Dóriga o Javier Alatorre son objetivos cuando narran las cifras optimistas de Felipe Calderón, mientras el país se sostiene con alfileres. Nuestra juventud está adormilada. Le cuesta trabajo pensar. Así nunca vamos a salir de las cloacas, si ni siquiera sabemos quién escribió Los miserables o La divina comedia. Tuvimos una educación sin matices, así que no es de extrañar que muchos crean que Carlos Cuauhtémoc Sánchez es un maestro de las letras. En verdad enferma ver a los políticos descalificando a sus rivales, desmintiendo las verdades, fingiendo ante las tragedias. Sus promocionales son optimistas, mientras las granadas fragmentan la tranquilidad del pueblo, mientras las bazookas agujeran nuestras esperanzas, mientras los reos más peligrosos escapan de los penales en complicidad con los custodios, mientras las lluvias inundan nuestras calles de lodo y miseria, al tiempo que nos ahoga el miedo, mientras los hombres buenos mueren a destiempo. Todo eso y mucho más acontece en este país en vilo, que se prepara para unas elecciones en que la mayoría de los votos serán comprados. Y una triste despensita, un billete de 500 varos, tantas promesas de los presidenciables, serán el precio que pagaran por tus sufrimientos durante otros seis años. “Somos aves en cautiverio, atadas al suelo./ Somos cuervos sin malicia en la mirada./ Somos palomas mensajeras sin el entrenamiento adecuado./ Somos pájaros con las alas recortadas,/ aves sin cielos despejados”, bien escribe Dante Guerra sobre la manera en que ponen fronteras a nuestros sueños. Somos presa fácil de los vendepatrias, de los ambiciosos, de los que trafican con nuestras esperanzas, mientras nosotros apenas nos quedamos mirando al cielo. Como si un dios piadoso tuviera que venir a hacernos la tarea. No basta con que tu vida sea complicada, con que tu novio te engañe, con que tu vieja pase de los celos al chantaje. No basta con la jeta de tu jefe, las envidias en el trabajo, los salarios de mierda, la amargura de tus padres, el rencor de tus hijos, los odios que se hacinan en el microbús. No basta con la inflación, con el esposo borracho, la mujer frustrada, los intereses de la tarjeta de crédito, el recibo del teléfono, las mujeres que no saben besar, la tristeza en la mirada de un niño, una resaca, el olor a sudor en el Metro, la ciudad y su mal aliento. No, en verdad parece que no basta con las chingaderas que cantan las estrellas de moda. No basta con los trastes sucios, una blusa sin botón, el maestro tirano, las tontas canciones de amor. No, no basta con autosabotearte, con quedarte de brazos cruzados, con lamentar tu mala suerte; no basta, nunca es suficiente el autosabotaje. No, nunca es suficiente, porque te da lo mismo quién gane en las próximas elecciones. Y sabes qué es peor, que para los políticos en el poder nunca será suficiente la manera en que nos han explotado. Están acostumbrados a vernos y tratarnos como aves de ornato, como aves sin cielos despejados. Y siempre nos han dado su miserable alpiste a cambio.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

El cierre de las campañas

El cierre de las campañas

Imagen




27 de junio fecha señalada para el cierre de campaña de los candidatos a la presidencia de México, Josefina Vázquez Mota realizó su cierre de campaña en Jalisco, Enrique Peña Nieto en el Estado de México, Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México y Gabriel Quadri de la Torre en Zacatecas.

A partir de las 0:00 horas de ese día no tienen permitido los candidatos y los partidos que los postulan realizar actos de proselitismo, de tal manera que solo queda esperar el ejercicio de las urnas en donde los mexicanos decidirán quien les gobernará los próximos seis años.

Esperemos entonces que los ciudadanos decidan libremente el sentido de su voto pero...¿realmente podrá ser libre?

La Unidad de Fiscalización del IFE detectó una cuenta bancaria con 70 millones 815 mil 534 pesos que se supone serán usados para nueve mil 924 tarjetas bancarias de Monex, instrumentos que, según se denuncia, permitiría al PRI-PVEM coaccionar el voto.

De acuerdo con la denuncia, cada representante general del Partido Revolucionario Institucional (PRI) recibiría, vía el monedero, un bono de 17 mil 500 pesos en tres parcialidades, además de una compensación de 2 mil 500 pesos, al día siguiente de la elección.

El IFE ha rechazado congelar esta cuenta al no encontrar indicios de que los recursos vayan a ser utilizados de forma inminente para compra de votos, no obstante continuarán las investigaciones.

Se denuncia también que en el estado de México el PRI repartió por lo menos un millón 800 mil tarjetas de Soriana con mil pesos de crédito cada una para comprar el voto a favor de Enrique Peña Nieto, y que presuntamente el pago de los plásticos salió del gobierno de la entidad.

En conferencia de prensa se exhibieron tres mil tarjetas –que incluyen el logo de la CTM– y que les fueron entregadas por ciudadanos que las recibieron y de operadores del PRI que simpatizan con López Obrador.

Ricardo Monrreal explicó que a cada candidato del PRI a diversos cargos de elección popular, se les repartieron entre 10 y 15 mil tarjetas, y aseguró que cuentan con testimonios y pruebas de que el pago de las mismas fue promovido por el gobierno del estado.

A su vez, Martí Batres coordinador del programa defiende tu voto por López Obrador, denunció que el PRI “está entregando tarjetas telefónicas, con cien pesos de tiempo aire. El perredista informó que calculan que se han entregado hasta el momento unos cinco millones de plásticos que sumarían por lo menos 50 millones de pesos y que a eso habría que sumarle que también se hicieron recargas vía cibernética.

Monrreal señaló que es muy grave el dispendio de recursos que está haciendo el PRI para la compra del voto y recordó que también está la triangulación que habría hecho ese partido a través de Monex para entregar a sus operadores tarjetas de débito con fondos ilimitados. No descartó que en esta operación se utilizaran los 56 millones de dólares por lo cuales el empresario José Luis Ponce de Aquino presentó una denuncia en contra de integrantes de la campaña de Enrique Peña Nieto en Estados Unidos.

Según la denuncia fue contratado para promover la campaña del priísta en el país vecino a través de su empresa Frontera Televisión Network.




Cierre de campaña de Josefina Vázquez Mota


Imagen




Llegó a Guadalajara junto a Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón, Josefina Vázquez Mota dijo durante su cierre de campaña en el estadio Omnilife, con un cupo para 49,850 personas: "estamos en el mejor momento y me siento más fuerte que nunca y acompañada que nunca". "Si lo hacemos ganaremos la Presidencia de la República y es ahora o nunca seguir por este camino de futuro", dijo.

En entrevista Vázquez Mota añadió que "hoy venimos a hacer un cierre ciudadano, panista, de convicción y de participación y muy contenta".

Finalmente, Josefina Vázquez Mota insistió en que la mejor encuesta es la que se verá reflejada el domingo próximo y "la de ustedes todos los días, reflejada en las expresiones de miles y miles de ciudadanos” y anunció que en caso de ganar nombraría a Felipe Calderón como titular de la PGR, ¿acaso no ha bastado con los mas de 60,000 muertos que lleva en su guerra contra el narcotráfico?.



Cierre de campaña de Enrique Peña Nieto


Imagen




El candidato presidencial del PRI-PVEM, Enrique Peña Nieto, pidió a sus simpatizantes no confiarse, señaló que va adelante en las encuestas, pero dijo a sus seguidores que eso no es motivo para confiarse, sino para redoblar esfuerzos.

“Asegurar con su voto, con su participación este primero de julio lograr realmente el triunfo inobjetable que queremos”, dijo Peña Nieto en su mitin en su natal Estado de México, ante unas 35,000 personas, de acuerdo con los organizadores.

En su cierre de campaña en la ciudad de Toluca, el candidato estuvo acompañado de el presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, el senador Manlio Fabio Beltrones, el diputado Francisco Rojas, y también por su sucesor en el Gobierno del Estado de México, Eruviel Ávila.

Al término del evento un grupo de jóvenes, que se identificaron como alumnos de la Universidad Autónoma del Estado de México, y miembros del Movimiento #YoSoy132, protestaron con algunas mantas que hacían alusiones en contra de Peña Nieto.

“Peña = asesino”, “Sin memoria no hay futuro” y “mi voto no vale un kilo de frijoles”, eran algunas de las frases que se leían en sus pancartas.

Cuando la gente que salía del mitin del priista se encontró con los estudiantes, empezaron a gritar a favor de Enrique Peña y a insultar a los jóvenes.

Posteriormente un grupo de priistas arrogaban líquidos y botellas de plástico, mismas que eran otorgadas para los que asistieran al evento.
“Fueron agredidos por gente del propio gobierno del estado”, acusó el académico de la UAEM Fermín Carreño, que señaló que decidió acompañar a los jóvenes cuando vio que eran agredidos.



Cierre de campaña de Andrés Manuel López Obrador



Haga clic en esta barra para ver la imagen completa.
Imagen





Eran miles, decenas de miles que se transformaron en centenas de miles llegaban en transportes públicos, salían de los túneles del metro, llegaban caminando, mujeres, niños, personas mayores, jóvenes, iban sonriendo, cantando, algunos gritaban consignas, se rebasó el millón de asistentes, algunos señalan que el millón y medio, mucha, muchísima mas gente que en pasados conciertos que fueron muy concurridos, cuatro quizá cinco veces mas gente que los dos mas concurridos en este año juntos, mas gente que hace seis años.La última jornada legal para hacer proselitismo del candidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista empezó en la columna del Ángel de la Independencia, donde miles de personas, entre ellas su esposa, sus hijos José Ramón, Andrés, Gonzalo y el pequeño Jesús; Cuauhtémoc Cárdenas, Lázaro Cárdenas, Alfonso Romo y Alejandro Encinas, así como integrantes de su eventual gabinete y dirigentes de los partidos que lo abanderan, lo acompañaron en su recorrido al Zócalo.

Era tal la efervescencia popular por ver a su candidato y llegar a la Plaza de la Constitución para el mitin, que la vanguardia de la marcha se difuminó entre el gentío que intentaba acercarse a él.

El Metro Bellas Artes sirve de transporte para que Andrés Manuel López Obrador acuda a su cita con la historia que él ya tiene con la ciudad de México, y que se envuelve en la magia del Centro Histórico... del Zócalo.

En el Zócalo lo espera un lleno a tope, la plancha y las calles que le circundan repletas, Pino Suárez lleno hasta donde la vista alcanza, 20 de noviembre mas allá de Izazaga, 16 de septiembre, Madero, 5 de mayo, Tacuba, rebasan el Eje Central. Pero el recorrido es lento.

Cuauhtémoc Cárdenas se suma al contingente, está ahí su hijo Lázaro Cárdenas, ex gobernador de Michoacán, y así desde la ciudad más grande del mundo, la izquierda manda una señal que no mostró hace seis años: unidad.

Fiesta cívica y las mantas de todos colores y con todo tipo de consignas aparecen. AMLO recibe amor, y el corresponde. Lanza besos al aire a quienes están colgados de monumentos como Cuitláhuac y Colón, y se da el lujo de firmar libros en medio de los empujones.

Después de seis horas bajo el sol, seguidores y simpatizantes aceptaron la promesa de Andrés Manuel López Obrador cuando juró no traicionar al pueblo, no fallarle y estar siempre a la altura de las mujeres y los hombres del país. Desbordado el Zócalo de la ciudad de México hasta las avenidas 20 de Noviembre y 5 de Mayo, y las calles 16 de Septiembre, Tacuba, Madero y José María Izazaga, tributó al candidato presidencial su respaldo incondicional para la jornada electoral del próximo domingo.

En el templete, Jesusa Rodríguez dirigía la ceremonia. Alrededor se apretujaban mujeres, hombres, niños y jóvenes para ver mejor el escenario. En ese remolino humano, dos ancianas que llegaron por distintos caminos a la Plaza de la Constitución comenzaron a padecer falta de aire y alta presión. Una octogenaria de nombre Luciana lloraba, porque “no podré ver a Andrés, y me vine sola, me escapé de la casa; les dije que iba a comprar un refresco y por eso estoy aquí”.
No muy lejos de ella, otra anciana, Carmen García, llegó al Zócalo en Metro. Vive en la colonia Granada y, también sofocada, decía a quienes estaban junto a ella: “Yo no me voy a ir de aquí; tomé el Metro y me vine, pero no me voy. Quiero ver a mi presidente”.

Entre el gentío figuraba el ánimo de integrantes del movimiento #YoSoy132 y de muchísimo jóvenes en general, que también caminaron desde el Ángel de la Independencia.

Ese ánimo contagió a adultos y viejos, que reconocieron la participación de Elena Poniatowska en el Movimiento Regeneración Nacional (Morena). La escritora respondió a los aplausos: “Ustedes son la cultura; que los niños amen a México. ¡Vamos a ganar!”

Agustín Ortiz Pinchetti, eventual secretario del Trabajo, prometió que habrá prosperidad: “Vamos a crear más empleos y un genuino árbitro en las relaciones entre trabajadores y empresas”. Bernardo Bátiz, quien fungiría como procurador general de la República en un gobierno progresista, sostuvo que en el próximo sexenio se serenará al país: “Habrá firmeza y decisión, pero se respetarán los derechos”.

Como ellos intervinieron Adolfo Hellmund, Fernando Turner, Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera, quien agradeció el apoyo multitudinario a su candidatura a jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Los miles de asistentes al mitin escucharon atentos el discurso de López Obrador, quien aseguró que no expropiará Televisa; garantizará la libertad de expresión y manifestación. “No habrá censura y nadie va a ser perseguido por su manera de pensar. Vamos a garantizar plenamente el derecho a disentir. Pero, al mismo tiempo, vamos a hacer valer el derecho a la información”.

Mediante “la fibra óptica llevaremos Internet al más apartado rincón del país. Este servicio permitirá garantizar plenamente el derecho de los mexicanos a estar informados y se terminará con la manipulación que llevan a cabo los que actualmente controlan casi la totalidad de los medios de comunicación”.

Prometió que no habrá guerra ni muertes y se respetarán los derechos humanos. “Se mejorará la calidad de la enseñanza para que al final del sexenio por lo menos seis de cada 10 jóvenes estén inscritos en el nivel superior.”

López Obrador afirmó que el domingo por la noche habrá fiesta cívica nacional, porque “fracasó el intento de imponer a Enrique Peña Nieto mediante la mercadotecnia y la publicidad. Pensaron sus patrocinadores, que son los más tenaces defensores del actual régimen de corrupción, que iba a ser un día de campo. Y juntos vamos a hacer historia. Vamos a construir una patria nueva.”

Y antes de marcharse, el candidato de las izquierdas prometió que una vez ganada la elección, recorrerá todo el país.

Pide a sus seguidores hacer historia. Al finalizar su mensaje de cierre de campaña, que duró una hora, López Obrador reconoció el vínculo que lo ha unido con la sociedad durante más de 30 años de quehacer político: “No voy a traicionar al pueblo de México, estoy muy consciente de mi responsabilidad histórica. No es sólo un asunto político; esto tiene que ver mucho con los afectos. Sería una canallada fallarles, traicionarlos. Eso no lo voy a hacer nunca. Ustedes me han dado su apoyo, su respaldo, hasta en los momentos más difíciles. Les digo que así como ustedes me quieren, así los quiero yo.

“No es una relación utilitaria, fría, de conveniencia entre un político, un dirigente y el pueblo. Lo nuestro es distinto. Aquí recuerdo y así respondo lo que decía José Martí cuando tituló una obra para teatro: Amor con amor se paga.

Se fue la campaña y ríos de gente abandonan la plancha de concreto. En cafés y bares festejan el triunfo.

La noche envuelve el primer cuadro, y este líder que viaja en Metro y espera vagones desiertos en la ciudad que gobernó, cumple su cita con la historia, y deja prendida una luz de esperanza.





Cierre de campaña de Gabriel Quadri de la Torre


Imagen




Desde su cierre de campaña en Zacatecas, el candidato presidencial de Nueva Alianza, Gabriel Quadri de la Torre, declaró que “queremos de regreso” a los paisanos que radican en Estados Unidos, pero como empresarios e impulsores del desarrollo en México.

“Debemos dar un trato humano a los centroamericanos en tránsito por esta nación”, aseguró Quadri de la Torre y añadió que el país debe predicar con el ejemplo para demandar buen trato a los migrantes.

En el evento realizado en el Domo de la Feria Nacional de Zacatecas (Fenaza), el neoaliancista reconoció que la industria minera no ha sido factor de crecimiento económico en México, como sucede en Perú y Chile, donde aporta hasta siete por ciento en la economía nacional.

Por otra parte, el candidato liberal exhortó a los electores a no votar por los abanderados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), ya que son, según sus propias palabras, “farsantes del medio ambiente” que han hecho de ese partido un “negocio familiar”.

viernes, 22 de junio de 2012

Objeciones de la Memoria / A votar por el cambio verdadero

A votar por el cambio verdadero



Imagen





Quedan muy pocos días para la fecha histórica del 1 de julio. Será un referéndum. Un sí o un no. Será un voto por la continuidad del régimen o por un cambio de verdad. No será fácil porque ya vivimos el engaño, porque hace 12 años se presentó la propuesta del cambio, porque llegó Vicente Fox, la gente le creyó, votó por él para sacar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y no sucedió nada, nada cambió en el sentido positivo. No fueron desmanteladas las viejas instituciones antidemocráticas, no mejoró la situación de la gente, México no cambió, no progresó, es más hasta empeoró.


La llegada del panista no fue para el cambio sino para evitar el cambio, Fox fue financiado por los grupos que tienen el poder en México, para evitar la llegada de Cuauhtémoc Cárdenas al gobierno de la República, para generar la ilusión del cambio, para que el ánimo, la energía, el deseo de transformar a México se desviara hacia una opción que equivalía a lo mismo que el antiguo régimen.
Ahí está Fox como siempre, patético: primero llamaba a sacar al Revolucionario Institucional a patadas de Los Pinos, ahora llama a votar por el mismo PRI.
Eso significa que el cambio es difícil, pero lo tenemos a la vista. Hay una opción que nos representa, la encarna Andrés Manuel López Obrador.
Fue un buen gobernante en la ciudad de México. Bajo su gobierno en el Distrito Federal la inversión extranjera creció, la inversión privada nacional creció, y la inversión pública creció. Se reactivó la obra pública, se reactivó la política social,'se reactivó la democracia participativa.

También durante su mandato bajaron los índices delictivos, especialmente el robo a vehículos. Cambió el estado de ánimo de la gente, se dio un nuevo impulso a la educación, principalmente a la educación media superior y superior.
Al contrario de lo que se dice, se optó por una política de disminución de la deuda, para contratar cada vez menos deuda para el financiamiento del presupuesto de la ciudad. Andrés Manuel López Obrador llegó a tener una calificación aprobatoria de casi 90% de la población en la ciudad de México.
Es hora de votar por el cambio. No nos intimidemos por la avalancha de encuestas hechizas. También en el año 2000 todas las encuestas daban como triunfador a Francisco Labastida Ochoa del PRI, pero en los últimos 15 días la gente se decidió por el cambio y el PRI perdió la elección. El cambio verdadero está en tus manos, sólo basta tomar entusiasmo y confianza. El cambio nos conviene a todos.



Posdata
Vale la pena evitar cualquier confusión y así facilitar el conteo de votos. Sugiero amablemente votar por un solo partido, tachar un solo logotipo en cada una de las boletas electorales que nos entregarán en las casillas. Por mi parte, sugiero tachar el logotipo del PRD en cada una de las seis boletas electorales, de tal forma que habrá menos confusión a la hora de contar los votos, aun y cuando son tres partidos los que postulan a Andrés Manuel López Obrador, a Miguel Ángel Mancera, y a las demás candidatas y candidatos del Movimiento Progresista.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la memoria

jueves, 21 de junio de 2012

Manual para canallas / El diablo tiene conexión inalámbrica

El diablo tiene conexión inalámbrica


Imagen





Hacía siglos que yo no sabía nada de Daniela. Bueno, siempre he sido un exagerado. En realidad tenía unos cuatro años que no me llegaban noticias de ella. Hasta que el maldito Facebook hizo lo suyo: ella me dejó un mensaje y me recordó una promesa.


Como si yo necesitara que me recordaran las cosas que no he cumplido. Sin embargo, ella lo tomó con humor. “Prometiste que regresaríamos, aunque en el fondo yo sabía que no era verdad, que no había vuelta de hoja”, mencionaba Dany. Yo odiaba que sus amigas le dijeran Dany, pero acabé por acostumbrarme. Y también me chocaban sus lugares comunes, como eso de “no hay vuelta de hoja”, típicos de una chica que creció sin muchos libros. Pero bueno, ella me reclamó porque “nunca volvimos” aunque luego lo tomó con humor “tampoco creas que te esperé sentada en una banca, como personaje de Sabina”. Maldita sea, siempre fue tan despistada. El personaje al que se refería no era de Sabina, sino de Serrat. Pero qué se puede esperar de alguien que no distingue entre “profundidad” de Maná y los lugares comunes del pinche Arjona. Ni siquiera me molesté en entrar en su Facebook para averiguar más de ella, pero Daniela husmeó en todas mis fotos. Lo supe por la posdata: “Quién te viera, siempre tan bien acompañado. Tu chica está muy guapa”. Y la segunda posdata era una provocación: “Te dejo mi nuevo número, por si algún día quieres platicar”. ¿Cómo carajos sabe el diablo que es momento de sabotear tu tranquilidad?, reflexioné. Seguro el muy cabrón tiene conexión inalámbrica, Internet ilimitado y maneja todo a su antojo desde un Ipad. Ya lo decía mi abuela “eso del Interné es cosa del chamuco”. Jejeje. No pude evitar una sonrisa por las barbaridades que suele decir doña María Josefina del Santo Niño Jesús. Y de la nada aparece Daniela para recordarme que yo tenía una promesa pendiente. Pero por mucho que algún demonio me mande mensajes de texto, yo tengo a Dante Guerra como asesor de cabecera: “Tus botellas al mar de mi inconsciencia/ naufragarán hasta islas lejanas./ Y un niño leerá el mensaje desesperado,/ de una mujer que extravió la calma./ Mientras un hombre que no piensa en ella/ desafía las tormentas para escapar de los recuerdos,/ y recolectar caracolas en la playa de una cintura cálida”. Daniela siempre fue muy celosa, demasiado diría yo. “Yo no sé qué les das, o a lo mejor están locas, pero tus ex novias nunca te acaban de dejar”, decía con frecuencia. Yo creo que estaban locas. Aunque no eran tan distintas a ella. A Dany le molestaba que Marlen me llamara algunas madrugadas, cuando estaba ebria, para dejarme mensajes en el buzón de mi celular. No era para menos, porque siempre salía con tonterías como “te amo, nunca he dejado de amarte. Por favor, llámame si aún piensas en mí”. Yo la ignoraba, pero son cosas que una mujer nunca deja pasar. Y Daniela lo usaba a su favor hasta en las peores ocasiones, como cuando amenazaba con largarse “y será para siempre, porque nunca volverás a saber de mí. Yo no soy como las putas que estás acostumbrado a tratar”. Y en algo tuvo razón, tarde o temprano dejé de tener noticias de ella. Terminamos porque un buen día ella decidió que los ultimátums podrían cambiarme. Pero yo soy un animal de costumbres, un tipo demasiado terco como para amoldarse a los deseos de una chica. Y ella se empeñaba demasiado en que yo fuera su “hombre ideal”. Eso pasa por envidiar las vidas ajenas. Pero yo no podía ser como el novio de su hermana o el esposo de su prima, “que son tan lindos, tan románticos, porque se nota que las adoran”. Cómo chingados iba a funcionar nuestra relación, si yo soy tan sentimental y pulcro como el fogonero del tren de los adioses.


-O-



A Daniela me la presentó la novia de un amigo. A mí no me pareció muy interesante, pero sí que era guapa. Coincidimos en algunas reuniones y no parecía haber química entre ambos. Por uno de esos guiños de algún dios disléxico, ella se peleó con el novio, hizo una fiesta en su casa y cuando todos se habían marchado me pidió que no la dejara sola. Ya saben, unas cervezas de más, el llanto amargo de los dolidos, el tonto que la abraza y ella que te comienza a besar el cuello. Así empezó aquello y yo sabía que era pasajero, pero ella se aferraba como si fuera una balsa que la llevaría a un sitio seguro. A Daniela le divertía mi foto en el Messenger: “Si te pareces a Blue Demon y además te ves muy elegante”. Lo que le intrigaba era por qué tenía esa foto. Le expliqué que me la tomaron en una fiesta de disfraces, con temática de personajes de cine. Y ahí voy otra vez a contar que hasta escribí una historia que se llamaba “Un demonio en el bando de los rudos”. Cuando la leyó, ella me envió una señal que no supe interpretar: “Está padre, pero no me gusta. Seguro eso haces cada que vas a tus fiestas”. En pocas palabras, hasta mis recuerdos le provocaba celos. Esa misma noche me pidió que le hiciera el amor con la máscara puesta, “ándale, sí, a ver si es cierto que eres un demonio”. Me negué con el argumento de que “no es el momento”. Lo dejó pasar con cierto desánimo. Pero un buen día, mejor dicho una madrugada que llegué algo tarde, ella me esperaba en la recámara, con la máscara de Blue Demon como única prenda. No era sexy, aunque ella pensaba que sí. “Hazme el amor como si fuera una desconocida”, sugirió mientras hurgaba con su lengua en mi oído. La despojé de la máscara y el deseo transmutó en lujuria. Ella estaba irreconocible, literalmente. Supongo que era porque estaba ebria, aunque al otro día argumentó que “no sé qué me pasó, seguro fue el poder de la máscara”. Y no pudo evitar los reproches: “sí así es como haces el amor con desconocidas, entonces ya no te gusto tanto”. De nada sirvió que le dijera que yo sólo me dejé llevar por sus instintos. “No, a mí no me engañas, tú ya te aburriste de mí”, lamentó. Y nunca volvimos a ser los mismos en la cama. Y Daniela se olvidó por completo de la máscara. Hay demonios que no se miran al espejo, por temor al fuego de sus ojos, por miedo a no reconocer su reflejo.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 20 de junio de 2012

GRAN ANGULAR / Los candidatos y su oferta

Los candidatos y su oferta (1)

Imagen





Aquí le había comentando que confrontaríamos, tema por tema, la oferta electoral de los candidatos presidenciales, en aras de ofrecerle a usted elementos para un voto razonado y sobre la base de lo que podrían ser los principales asuntos de interés para la ciudadanía: Estado de derecho y seguridad, política, macroeconomía, microeconomía, política social, medio ambiente y política exterior.

Empecemos en esta entrega con el tema de la inseguridad. ¿Qué proponen los candidatos presidenciales para enfrentar este problema?

1. Josefina Vázquez Mota: transformar el modelo de seguridad reactivo-punitivo en otro preventivo, correctivo y proactivo; ampliar la reforma de justicia penal a otros ámbitos; mejorar la normatividad en materia de lavado de dinero; detener el tráfico de armas; promover la modernización del Ejército, Fuerza Aérea y Armada de México; fortalecer las atribuciones y ampliar la integración de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional; y crear Juzgados de Distrito Especializados en asuntos ambientales. A la par ofrece fortalecer la cultura de la legalidad con la participación de los tres poderes y los tres órdenes de gobierno, la sociedad civil y las instituciones de educación de todos los niveles para garantizar el cumplimiento de los derechos humanos de los ciudadanos. Básicamente se trata de la continuidad y profundización de la estrategia de Felipe Calderón.

2. Enrique Peña Nieto: atender la seguridad pública como un tema que no puede separarse del desarrollo económico y de la política social. Algunas de las líneas de acción son: consolidar el Programa Nacional de Prevención del Delito como un eje estratégico de la lucha anticrimen; impulsar la aplicación de la reforma penal de 2008 en materia de juicios orales; crear órganos de procuración de justicia y de policía especializados en la lucha contra el consumo y tráfico de drogas; concentrar las actividades de inteligencia y combate al crimen organizado y al narcotráfico en una sola institución bajo un claro estatuto jurídico; ampliar una estrategia integral que cuide desde la prevención del delito, el procedimiento penal, la investigación, la persecución del delito y la impartición de justicia, hasta la atención a las víctimas y la ejecución de sanciones; asegurar que la actuación del Ministerio Público se conduzca en estricta observancia de criterios jurídicos profesionales y técnicos y ampliar los canales y medios donde los ciudadanos canalicen sus gestiones ante las autoridades.

3. Andrés Manuel López Obrador: crear una política contra el crimen organizado que garantice la correcta coordinación y profesionalización de las policías preventivas, investigadores judiciales y ministerios públicos. Conjuntamente propone garantizar el cumplimento de las leyes y la impartición de la justicia; llevar a su máxima intensidad la persecución del delito de lavado de dinero; y retirar, paulatinamente, al Ejército y la Marina del combate al narcotráfico. Todo lo anterior con el propósito de garantizar el ejercicio pleno de los derechos humanos, los compromisos económicos y sociales del Estado a los más necesitados.

4. Gabriel Quadri: promover un enfoque de capital social, el cual es efectivo respecto de las tres principales categorías de violencia (política, económica y social), y al mismo tiempo se dirige a todos los niveles de las principales causas: interpersonal, institucional y estructural. Se proponen acciones como consolidar la cohesión y la integración social; institucionalizar políticas de inteligencia que permitan conocer la operación de las organizaciones criminales; combatir al narcotráfico enfrentando el lavado de dinero; instrumentar la política de seguridad pública con pleno respeto a los derechos humanos y a las garantías individuales.

Hasta aquí una primera confrontación de propuestas. En la próxima entrega se comparará la oferta de los candidatos en política interior y exterior.


Instantánea

RÉPLICA. A propósito de lo publicado en este espacio el miércoles a partir de un par de documentos oficiales cuyas copias están en poder de este reportero, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, hizo saber a esta columna que el litigio que tuvo su empresa por pago de rentas al gobierno de Oaxaca ya fue superado. También aseguró que no tiene relación de negocios con su primo Juan José Gutiérrez Candiani ni con su cuñado Salvador Monroy, encargado del Seguro Popular en la entidad. Y aseguró no tener, por el momento, aspiración política alguna en el gobierno de Oaxaca.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico


Los candidatos y su oferta (2)




En lo político, la oferta de los candidatos presidenciales puede sintetizarse así:

1. Josefina Vázquez Mota: Respeto al federalismo desde los diferentes niveles de gobierno y a los derechos humanos; impulso a reformas que fortalezcan el poder de decisión de los ciudadanos y autoricen la reelección de alcaldes y legisladores; conformación de un gobierno de coalición basado en una agenda nacional; e implementación de esquemas de transparencia en contrataciones y en los sindicatos, así como la creación de un fiscal anticorrupción, un consejo nacional de evaluación de políticas públicas y observatorios ciudadanos.

2. Enrique Peña Nieto: Reducción de 100 diputados federales; conformar un gobierno eficaz que ofrezca certidumbre y resultados a la población; creación de una Comisión Nacional Anticorrupción; y divulgación de la relación de bienes del Presidente de la República y de todos los mandos superiores del gobierno federal.

3. Andrés Manuel López Obrador: Rescate del Estado para ponerlo al servicio de todos los mexicanos; gobernar con austeridad y combatir con todo rigor la corrupción; enaltecer la honestidad y procurar que esta virtud se convierta en estilo de vida y en forma de gobierno; eliminar los gastos superfluos del gobierno y terminar con toda la parafernalia del poder; integrar comités ciudadanos para vigilar el proceso de contratación de obras, de compra de bienes y servicios; reducir a la mitad los sueldos de los altos funcionarios públicos, empezando por el Ejecutivo; combatir la corrupción y abolir los privilegios de los funcionarios públicos para ahorrar 600 mil millones de pesos del presupuesto y liberar estos fondos para el desarrollo del país; someter a consulta ciudadana, plebiscito y referéndum todos los asuntos públicos polémicos; y someter al Ejecutivo, cada dos años, al procedimiento de la revocación del mandato.

4. Gabriel Quadri: Cambios a la legislación electoral; impulsar la reelección de legisladores y alcaldes; permitir las candidaturas independientes; implementar el voto electrónico; crear la sexta circunscripción electoral para migrantes en EU; transparentar el ejercicio del gasto público en los tres niveles de gobierno; crear un mecanismo ciudadano de supervisión; publicar todos los pagos del gobierno en internet, dotar de autonomía a la Secretaría de la Función Pública y a la Auditoría Superior de la Federación; y combatir la corrupción.


En cuanto a la política exterior:

1. Josefina Vázquez Mota: Impulsar a México con una nueva imagen, con una marca país y con un instituto de promoción; participar “en el mapa internacional” de manera más activa en seguridad, inteligencia, procuración de justicia, temas ambientales, operaciones de la paz de la ONU y en foros internacionales; promover con EU mayor cooperación en inteligencia y control de armas, ampliación de la agenda bilateral e impulso a un nuevo sistema migratorio, con la creación de una subsecretaría de atención a los mexicanos en el exterior; y fortalecer el proyecto Mesoamérica y mejorar las relaciones con Brasil, la Unión Europea, China, América Latina y Asia.

2. Enrique Peña Nieto: Fomentar una cooperación internacional eficaz a través del cumplimiento de los compromisos internacionales que ha hecho el gobierno mexicano; modernizar la autopista de la frontera con Guatemala; diseñar una nueva estrategia de comercio exterior; y fortalecer la cooperación internacional para enfrentar al crimen organizado nacional.

3. Andrés Manuel López Obrador: Solicitar firmemente al gobierno estadounidense que se abstenga de realizar labores de inteligencia y/o introduzca armas o dinero a nuestro país; y defender a los productores nacionales y del mercado interno ante prácticas desleales del comercio internacional, en particular, proteger a la industria textil y del calzado y revisar los tratados comerciales.

4. Gabriel Quadri: Recuperar el liderazgo de México en América Latina y el mundo; aumentar la presencia de nuestro país en foros mundiales; incrementar su participación en temas multilaterales como seguridad, migración y medio ambiente; diversificar nuestra cartera de socios comerciales, principalmente en Asia y África; fortalecer la relación con EU en el marco del TLCAN y crear el Instituto Mexicano Octavio Paz, para difundir nuestra cultura en el extranjero.


Instantánea

CRISIS. Se desmorona el PAN en Tamaulipas. Ahora es su candidato al Senado, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien se coloca en el centro del debate por lo que se asegura fueron actos de corrupción durante su gestión como presidente municipal de Reynosa. Sus opositores acusan a los hermanos del candidato blanquiazul de haberse embolsado 98 millones de pesos. ¿Será?



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico




Los candidatos y su oferta (3)






La propuesta económica de los candidatos presidenciales la dividen en lo macroeconómico que tiene que ver con las grandes variables económicas de un país y lo microeconómico que tiene que ver con la economía del individuo vamos lo que inpacta directamente nuestros bolsillos

1. Josefina Vázquez Mota propone en lo macroeconómico: continuar con una política económica responsable, que de certidumbre y estabilidad a los inversionistas para crear más empleos; detonar el desarrollo regional con presupuestos equilibrados, orientar el gasto publico hacia resultados específicos, mejorarla infraestructura, fortalecer la banca de desarrollo independiente de la Secretaria de Hacienda, simplificar la política fiscal e implementar un financiamiento viable y sustentable para el sistema de protección social.
En lo microeconómico: apoyar al sector productivo con certeza jurídica y desrregulación de trámites, fortalecer a la Cofetel y a la Comisión Federal de Competencia Económica; liberar los sistemas de transportes y de telecomunicaciones; permitir la inversión privada en Pemex y la CFE; otorgar crédito y asesoría tecnológica a los sectores agropecuario, minero y turístico, e incentivar el desarrollo en sectores clave v en la pequeña y mediana industria

2. Enrique Peña Nieto propone en lo macroeconómico impulsar un nuevo modelo de libre mercado con sentido social que logre dos propósitos: generar empleos y dar segundad social universal a la población; financiar ese nuevo sistema de seguridad social a través de impuestos generales que sustituyan las cuotas que se pagan al IMSS y al ISSSTE impulsar una reforma hacendaria integral; generar más de un millón de empleos al año y dar un seguro de desempleo temporal; crear un Instituto Nacional del Emprendedor para otorgar créditos y dar capacitación; otorgar créditos de la banca de desarrollo para mujeres emprendedoras, y aumentar el nivel de crédito para financiar áreas estratégicas.
En lo microeconómico: impulsar la producción y fortalecer el crecimiento del mercado interno, crear un parque agroindustrial para el desarrollo regional del sureste construir el tramo corto del ferrocarril Aguascalientes-Guadalajara y el libramiento de Puerto Vallarta; ampliar a seis carriles la autopista Colima-Guadalajara y crear un Centro Nacional de Innovación y Moda para las industrias textil y del vestido en Hidalgo. Además, incrementar la producción agropecuaria nacional; reorientar la política de subsidios al sector agropecuario; disminuir las tarifas eléctricas y construir una refinería de Hidalgo.

3. AMLO propone en lo macroeconómico: reactivar la economía nacional y lograr tasas de crecimiento de 6% anual para crear cada año un millón 200 mil empleos, un total de 7 millones de empleos nuevos durante el sexenio. Ademas garantizar el aumento de los salarios por encima de la inflación; acatar la Constitución y aplicar de manera estricta la Ley Federal del Trabajo; garantizar sindicatos democráticos, representativos y autónomos de los gobiernos, de los patrones y de los partidos políticos. También abolir los privilegios fiscales; no aumentar ni crear nuevos impuestos, eliminar el IETU; combatir la corrupción y promover la austeridad republicana para ahorrar desde el primer año 600 mil millones de pesos, y liberar estos fondos para el desarrollo del país; terminar con los privilegios de la alta burocracia; ofrecer a las pequeñas y medianas empresas créditos baratos y sin burocratismo y vigilar que el manejo de las Afore se lleve a cabo con transparencia y siempre en beneficio de los trabajadores pensionados y sus familias.
En lo microeconómico: combatir las prácticas monopólicas impulsando la libre competencia para permitir que las pequeñas y medianas empresas puedan ahorrar hasta 10% de sus costos de producción, y a su vez los consumidores ahorren 10% de sus ingresos. A la par se propone democratizar a los medios de comunicación, rescatar al campo del abandono en el que se encuentra y lograr la soberanía alimentaria; dejar de exportar gradualmente petróleo crudo y procesar toda la materia prima, dar prioridad a la inversión en exploración; construir cinco grandes refinerías, y limpiar a Pemex y a la CFE.

4. Gabriel Quadri propone en macroeconomía continuar con la estabilidad macroeconómica tanto en precios como en las finanzas públicas; reducir la dependencia de los ingresos petroleros; impulsar una reforma fiscal verde con IVA generalizado y eliminar los subsidios a la gasolina.
En lo microeconómico: impulsar la productividad del mercado interno; regular los sectores con mayor concentración; impulsar la competencia; atraer inversión privada para Pemex y CFE -bajo ciertas restricciones y fortalecer y dar a la Cofetel facultades para ejercer una rectoría regulatoria.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 15 de junio de 2012

Objeciones de la Memoria / La victoria de AMLO nos conviene a todos

La victoria de AMLO nos conviene a todos

Imagen




Estamos ya muy cerca de las elecciones del 1 de julio. Arrecian las campañas. Se siente ya una fuerte competencia. La brecha se cerró. La presunta ventaja inalcanzable del candidato oficial se ha esfumado. La decisión está en manos de la gente.

Eso quiere decir que la victoria de Andrés Manuel López Obrador está al alcance. Y vale decir que esta victoria no sería cualquiera sino una victoria con una connotación histórica. El triunfo del PRI no significaría un avance, no tendría esa connotación histórica, no tendría ese significado positivo, no representaría algo nuevo. Por el contrario, una victoria del viejo partido del viejo régimen significaría que nada cambió en México, que nada puede cambiar, que estamos condenados al atraso, al retroceso, a lo mismo de siempre.


Como la victoria de AMLO es posible la guerra sucia no ha tardado en aparecer. Así sucede siempre con los grandes cambios significativos. Recordemos que cuando parecía posible el triunfo de Luis Inacio Lula Da Silva en Brasil, la guerra sucia contra él arreció, los mercados amenazaban con crisis, se le acusaba de cualquier tipo de malignidades.

También sucedió con la posible victoria de Obama en Estados Unidos, aparecieron las campañas racistas. Se hablaba de la debacle, de la crisis, de la descomposición, en fin. Siempre que es posible un cambio importante aparecen las campañas negras, el temor, la incertidumbre. Pero vale la pena señalar que también el cambio aparece con el sello de la esperanza, es cuando la gente ve, presiente que puede ocurrir algo nuevo, algo bueno.


En el caso particular de México ya desde el año 2006 se decía que un eventual triunfo de Andrés Manuel López Obrador perjudicaría a ciertos sectores de la sociedad. Se decía que ayudaría a los pobres pero quitándole a las clases medias. Se decía que regresaríamos a viejos esquemas proteccionistas o paternalistas y que la economía entraría en crisis. Había mil rumores.


Para evitar la llegada de López Obrador y de las supuestas crisis, problemas y violencia que presuntamente vendrían con él, se impuso a quien se encuentra actualmente en Los Pinos. Las crisis llegaron, y la violencia llegó, pero no con AMLO sino con su principal detractor. El que acusaba de crisis y violencias resultó ser el conductor de un gobierno que llevó a México a la mayor disminución de su Producto Interno Bruto en la historia reciente y al mayor saldo de pérdida de vidas humanas de que se tenga memoria en los años posteriores a la Revolución mexicana.


Muy por el contrario de lo que se dice, la victoria de AMLO conviene a todos. Obvio es decir que conviene a los más pobres, que tienen una esperanza de recuperación de su calidad de vida con Andrés Manuel. Pero también conviene a las clases medias, que se han visto afectadas en estos años, y también conviene a los empresarios y a los sectores pudientes de la sociedad mexicana, que necesitan tranquilidad, paz, estabilidad para llevar a cabo sus proyectos y propósitos. Todos ganan con la victoria de AMLO. Esa es la feliz paradoja de la posibilidad que tiene México en sus manos.


Mayor productividad, mayor tranquilidad, más prestigio de México en el mundo y recuperación del turismo internacional, mayores ingresos para las clases populares y por lo tanto más mercado interno, más consumo a favor de los industriales nacionales. Más empleo y menos violencia. Más jóvenes en las universidades y menos riesgo de que caigan en las redes del crimen organizado.


Con AMLO tendremos un cambio tranquilo, sencillo pero profundo, con medidas al parecer muy simples: disminuir el costo económico del gobierno, crear las nuevas cinco refinerías, sustituir la guerra contra el narco con otras estrategias, creas nuevas universidades en los estados, crear la pensión de los adultos mayores en el país, crear el tren bala de la ciudad de México a Ciudad Juárez. Con la victoria de López Obrador ganan todas las clases sociales. No desaprovechemos esta oportunidad para México.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Las cifras de la austeridad: ¿quién miente?

Las cifras de la austeridad: ¿quién miente?


Imagen





En el segundo debate entre candidatos presidenciales, Andrés Manuel López Obrador insistió en que liberaría unos 800 mil millones de pesos anuales de recursos públicos para apuntalar el crecimiento y financiar el desarrollo. Esa cifra la obtendría —dijo— del aumento de ingresos por el pago de impuestos de quienes hoy gozan de privilegios fiscales y por el combate a la corrupción, además del ahorro presupuestario que conseguiría con la reducción a la mitad de los sueldos de la alta burocracia y del gasto de operación de los gobiernos federales y estatales.

Esta última cifra, según AMLO, es equivalente a 300 mil millones de pesos y fue objeto, ahí mismo en el debate, del revire de Josefina Vázquez Mota, quien le dijo que eso era imposible porque las cuentas no le salían, aunque no las hizo, pero al desmentido se sumó Felipe Calderón, quien se metió al debate con este tweet: “Si el gobierno despidiera a todos los altos funcionarios, de director a Presidente, ahorraría 2 mil millones de pesos; medio sueldo, mil millones de pesos”.

Después, en línea con Calderón y la candidata del PAN, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, aseguró que la nómina de toda la burocracia federal es inferior al ahorro prometido (300 mil millones de pesos) y que el pago a los altos funcionarios es de 0.7% del total, algo así como 21 mil millones de pesos. Contrastemos estos dichos con datos de los presupuestos de egresos:

En 2009 había 49 mil 322 plazas de mandos superiores directos u homologados de la administración pública central (sin paraestatales ni poderes autónomos), con una nómina de 83 mil 834 millones de pesos. En 2012, esas plazas aumentaron a 51 mil 469 con nómina anual de 88 mil 34 millones de pesos.

Esta última cifra es, entonces, la nómina anual de los mandos superiores directos, y si se reduce a la mitad, hablamos de 44 mil 17 millones de pesos. Así que ahí está un primer monto por ahorrar.

En el presupuesto de 2009 el costo de los servicios personales para los organismos paraestatales de control directo y los poderes autónomos (Legislativo y Judicial) fue de 283 mil 926 millones de pesos. En el de 2012 aumentó a 303 mil 132 millones de pesos.

Como no se cuenta con información detallada del número de plazas de mando superior en esos órganos del Estado, la propuesta de AMLO —de acuerdo con lo consultado con sus asesores económicos— sugiere un ahorro conservador de 15% exclusivamente en mandos superiores, lo que implicaría 45 mil millones de pesos. Y ahí tiene usted un segundo monto por ahorrar, de manera que la reducción salarial a mandos superiores de los tres poderes del Estado ascendería a 89 mil millones de pesos.

El gasto de operación del gobierno (sin sueldos y salarios) creció 24% entre 2009 y 2012. Pasó de 644 mil 624 millones de pesos a 804 mil 624 millones de pesos, no obstante que la economía sólo creció a una tasa promedio de 1%. La cuenta pública 2010 de la Auditoría Superior de la Federación confirma que el gasto de operación ejercido por el gobierno superó en 132 mil millones de pesos al aprobado por la Cámara de Diputados.

AMLO plantea como regla de su programa de austeridad presupuestaria que el gasto de operación del gobierno no pueda aumentar más de la mitad que el crecimiento económico proyectado en los Criterios de Política Económica, lo que permitiría alcanzar dos objetivos:

1. Evitar sobreejercicios presupuestarios que durante los últimos tres años han sido en promedio de 90 mil millones de pesos anuales, otro monto por ahorrar.

2. Detener el crecimiento del gasto corriente observado, evitar que se exceda esos 132 mil millones de pesos como ocurrió en 2010 y por lo menos ahorrar de ahí unos 85 mil millones de pesos, otro monto importante.

De manera que ahí están otros 175 mil millones de pesos por ahorrar con la eliminación de rubros de gastos de la alta burocracia como los seguros médicos, los de vida, los de separación individualizada, las pensiones a ex presidentes, los gastos de telefonía celular y de vehículos oficiales, entre muchos otros.

Por otra parte, se propone reducir el gasto corriente de las entidades federativas, lo que permitiría ahorros de hasta 50 mil millones de pesos, que representan sólo 5% de todo el gasto federalizado. Estas reducciones, al igual que la de los poderes autónomos, tendrían que ser producto, claro está, de un compromiso de austeridad ya que el Ejecutivo no podría, por sí solo, recortarlos.

Así que el total de ahorros sería: 89 mil millones por reducción de sueldos de la alta burocracia de los tres poderes, 175 mil millones por la disminución del gasto corriente del gobierno y 50 mil millones por reducción del gasto corriente de entidades federativas, un total de 300 mil millones de pesos. Ahí están las cuentas. Parece que sí salen.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 14 de junio de 2012

Catolicadas

Capítulo 10

¡Goooool!


¿Hasta cuándo seguirá el Vaticano encubriendo la pederastia clerical?

¿Hasta cuándo seguirá el Vaticano encubriendo la pederastia clerical?




1. Manifestamos nuestra indignación por el encubrimiento de la alta jerarquía católica de Oaxaca y del Vaticano ante el grave delito de abuso sexual de 45 niños y jóvenes de regiones indígenas oaxaqueñas por parte del sacerdote Gerardo Silvestre Hernández.

En el artículo publicado el día de ayer en el periódico La Jornada, se denuncia que el Arzobispo José Luis Chávez Botello y el Obispo de Tehuantepec, Oscar Campos encubrieron los abusos sexuales cometidos por el sacerdote Silvestre Hernández a pesar de que desde junio de 2009, siete sacerdotes diocesanos y tres presbíteros denunciaron estos abusos.

2. Manifestamos nuestra indignación ante la actitud omisa e irresponsable de los obispos y la reprobable decisión del Obispo Chávez Botello de castigar y remover a quienes escucharon a los denunciantes y premiar con más poder y privilegios al sacerdote pederasta.

3. Manifestamos nuestra indignación ante la decisión de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe de exculpar al sacerdote pederasta Gerardo Silvestre Hernández.

4. Manifestamos nuestra indignación porque este hecho demuestra una vez más que las medidas tomadas por el Vaticano para erradicar la pederastia clerical, no atacan el centro del problema pues no se aplican medidas drásticas para castigar estos crímenes.

5. Reconocemos la valentía y la congruencia de los siete sacerdotes diocesanos Manuel Arias Montes, Sergio Herrera Arias, Miguel Ángel Morelos García, Jorge Pérez García, Juan Antonio Jiménez, Guillermo Velázquez Gordillo y Juan Ruiz Carreño y de los tres presbíteros David Elías Mendoza Maldonado, Leoncio Hernández Guzmán y Ángel Noguera, que denunciaron estos crímenes ante la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe desde 2009 y que por ello fueron castigados.



Exigimos que se acabe el fuero eclesial y que los curas pederastas sean juzgados
de acuerdo con las leyes civiles y penales vigentes en México.

Exigimos justicia para las víctimas de este triple abuso:
por ser niños y jóvenes, por ser indígenas y por ser católicos.

La feligresía mexicana no puede seguir tolerando la impunidad ante estos crímenes deleznables.


Católicas por el Derecho a Decidir
Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales por Sacerdotes (SNAP)

Manual para canallas / Tu sombra en el abismo

Tu sombra en el abismo


Imagen





En mi pesadilla era Peña Nieto quien resultaba electo. Yo no podía creer que la gente se hubiera dejado engañar de esa manera. Maldita sea, lamentaba yo cuando sonó el celular y me sacó del terrible sueño. Carajo, es lo malo de cenar tacos con El Paisa a la una de la mañana.

La llamada era de Paola, que sonaba mal: “Hola, yo sé que no son horas de llamarte, pero estoy desesperada. No dejes que haga una tontería, por favor”. Le sugerí que se calmara y que enseguida iba para allá. Así que me vestí de volada, salí a buscar un taxi y llegué al departamento de mi ex vieja. Ella lucía como si estuviera esperando a que los loqueros le tomaran medidas para su nueva camisa con mangas de doble vuelta. “Gracias por venir”, me hizo pasar y me ofreció un café. Agradecí la amabilidad, pero me senté a escuchar sus nuevas penas. “Ay, vas a decir que soy una estúpida”, empezó. Lo eres, le sugerí con la mirada. “Bueno, sí, a veces soy una estúpida”, se resignó mientras los ojos se le ponían llorosos. Ya de por sí el rimel corrido y el cabello despeinado le daban un aire dramático. “Alberto ya me dejó”, una lágrima gorda se descolgó por su mejilla. “¿En serio? Es la cuarta ocasión que te deja en este año. Y sospecho que faltan varios capítulos en esta telenovela”, le aclaré. “Esta vez sí es en serio. Se fue muy enojado porque le solté dos cachetadas”, se le escapó un sollozo. La abracé un poco, no más de lo necesario, porque odio que sean tan conmiserados. Entonces me puso al tanto: Ya estaba harta de las mentiras de Alberto, “ya me cansé de que no se divorcia y de que se desaparezca los fines de semana. Seguro que todavía se acuesta con la esposa”. La clásica historia del tipo que es infeliz con su esposa, que ya duermen en cuartos separados, que él busca una mujer que lo comprenda, que necesita rehacer su vida con alguien que en verdad lo valore. Y Paola le compró lo que parecía una ganga: Es que es tan lindo, es que él ha sufrido mucho, es que me trata como a una reina, es que estamos hechos el uno para el otro. Yo se lo había advertido: Primero, sólo quiere una nalguita. En segunda, no se va a divorciar. Y en tercera, te va a dejar cuando se canse de ti. Ella me malinterpretó: “Lo que pasa es que estás celoso porque aún me quieres”. Reí con ganas. “Paola, no mames, lo que hubo entre tú y yo fue peor que una canción de Arjona”. Por eso somos amigos y nos olvidamos de la atracción.


-O-



“Ay, Roberto, de verdad que me siento de la chingada”, siguió en su afán, “es como asomarme al abismo y mirar mi sombra desfallecida en el fondo”. Ah chingá, ya se está poniendo profunda. “Lo que tienes que hacer es ir a terapia, para curar tu codependencia”, le sugerí. “No, no, tú estás mal. No es codependencia. Yo lo amo”, enfatizó con sus ojos acuosos. Paola me confesó que su desesperación ya comenzaba a ser mala consejera: “Te juro que me dan ganas, no sé, de aventarme del balcón, de arrancarme las greñas con las manos”. Aquella mujer sí que estaba alterada. Yo recordé el día que nos encontramos en una fiesta. Iba con su peor-es-nada, como me dijo ella misma antes de que se “enamorara”. Ella estaba tan guapa como siempre y él con su jeta de me-cagan-tus-amigos. Después supe que le hizo una escena de celos porque ella se entretuvo cinco minutos conmigo en la cocina. A mí me daba gusto verla bien, aunque le sugerí que ella se merecía algo mejor, “al menos no tan feo”. Ella se río convencida de que “sólo es algo pasajero”. Pero ese algo pasajero se convirtió en una relación insana, entre un hombre manipulador y una mujer con la autoestima más baja que la popularidad de Josefina Vázquez Mota. “Él supo meterse en mi vida. Me conquistó con regalos y atenciones. Iba por mi al trabajo, me llamaba a todas horas. Era muy lindo”. Aquello parecía fantástico, observé, pero “tú lo has dicho, supo conquistarte, porque ese era su afán: conquistarte, no valorarte”. Ella sólo sollozó. “Y si te llamaba a todas horas era para checarte”, así son los hombres manipuladores, aclaré. Yo también lo fui algún tiempo, acepté. “¿En serio? No, él era diferente, él sí me amaba. Y cada amanecer a su lado era una oportunidad de ser feliz”, aquella mujer en verdad que estaba bajo la influencia de Toño Esquinca. Hay que ser muy bruto para creer que la superación personal viene en capsulitas. Bueno, ya, no me desesperes, sólo escúchame, “seguro van a regresar, pero no es por amor, sino porque los dos son unos idiotas con baja autoestima”, se lo advertí. “Ay, que Dios te oiga porque no sé que haré sin él”, pinche necia. “Además, la otra semana tiene que darme para la renta”, intentó reírse de sí misma. Vaya, esa no me la sabía. “Bueno, al menos el sufrimiento no es gratuito”, comenté. “Ay, que feo eres, me estás diciendo interesada”, me soltó un golpecito en el antebrazo. “No, no te confundas, Paola. Lo que te he venido diciendo toda la noche es que eres muy pendeja”, y a mí, como a Facundo Cabral, “me dan miedo los pendejos, porque son muchos. Y por muy temprano que te levantes, a donde quiera que vayas, ya está lleno de pendejos. Y son peligrosos porque al ser mayoría eligen hasta al presidente”. Y remarqué “ojalá que la próxima vez que me hables sea para decirme que te acompañe a tu terapia. Pero como sé que eso no pasará, no volveré a contestar tus llamadas en la madrugada”. Ella me abrazó huérfana de consuelo y me pidió “no, no me hagas eso. Tú siempre tienes las palabras adecuadas para hacerme sentir mejor”. No les digo, hay mujeres más aferradas que un político al presupuesto. Y Paola era como un poema de Benedetti: “Mi pesadilla es siempre el optimismo:/ me duermo débil, sueño que soy fuerte,/ pero el futuro aguarda. Y es un abismo./ No me lo digan cuando me despierte”.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

GRAN ANGULAR / Política y corrupción en el CCE

Política y corrupción en el CCE


Imagen





Desde la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y con el apoyo del gobernador Gabino Cué, del ex gobernador y actual candidato al Senado por el PAN, Diódoro Carrasco, y de un primo hermano vinculado a los servicios de salud de la entidad, Gerardo Gutiérrez Candiani empuja un proyecto político que tiene como meta el gobierno de Oaxaca en 2016.

Todo el mundo, por supuesto, tiene derecho a hacer realidad sus aspiraciones políticas. Lo malo es cuando detrás de ese afán existen situaciones no muy claras que podrían configurar delitos.

Empecemos por preguntarnos ¿cómo es posible que alguien que preside el organismo empresarial cúpula del país no tenga o diga no tener —según muestran ciertos documentos— dinero para pagar la renta de una empresa “casi fantasma”?

Lo anterior se infiere de un documento firmado por el ex procurador oaxaqueño Rogelio Mario Chagoya Romero en el que se establece que Gutiérrez Candiani es o era propietario de la empresa Aluminio Mexicano para Offset, que el gobierno del estado le rentaba a esa corporación el inmueble ubicado en la calle Melchor Ocampo sin número, Ex Hacienda de Dolores en la población de Santo Domingo Barrio Bajo, Etla, por dos mil 500 pesos mensuales y que el contrato de arrendamiento no fue renovado pero, desde 2003, la citada empresa continuó en uso del inmueble sin cubrir el pago correspondiente a la renta.

Gutiérrez Candiani, recientemente ungido presidente del CCE, había asumido en 2010, pocos meses antes de que llegara al poder en Oaxaca Gabino Cué y detrás de él su ex jefe y amigo Diódoro Carrasco, la presidencia de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y, a pesar de las aparentes condiciones críticas de su empresa, disfrutaba de una vida mucho más que holgada.

Y es ahí donde aparece su primo Juan José Álvarez Candiani, también amigo de Cué y Carrasco, pero sobre todo de Salvador Monroy, su cuñado, a la sazón director del Seguro Popular en el estado y contacto con Germán Tenorio Vasconcelos, titular de los Servicios de Salud Oaxaqueños.

El semanario El Correo de Oaxaca documentó en su más reciente número, el 263, todos estos vínculos y los presuntos manejos millonarios de ese grupo con el suministro de medicamentos y la adquisición de camionetas de una marca oriental. El tiro del semanario, nos aseguran, casi no circuló, pues al parecer fue adquirido completamente por los involucrados en este asunto.



Instantáneas

1. DEBATE. El segundo debate televisivo entre candidatos presidenciales organizado por el IFE el domingo pasado es, sin duda, el que más audiencia ha tenido entre los realizados desde las elecciones de 1994. Su transmisión en el canal 2 de Televisa registró a nivel nacional un rating de 17.4 puntos mientras que la de canal 13 de Televisión Azteca tuvo 5.2 puntos. El anterior debate presidencial, del 5 de mayo pasado, tuvo 10.4 puntos de rating en el canal 5 de Televisa y no lo transmitió Azteca. El caso es que el domingo, la suma de ratings de los canales 2 y 13 fue de 22.6 puntos. Si cada punto de rating equivale a 1% de la población objetivo y en este caso la población objetivo de todo el país es de 100 millones de personas, el debate lo vieron poco más de 22 millones de ciudadanos.

2. CIFRAS. Por cierto que en el debate, Josefina Vázquez Mota dijo que las cuentas que hizo AMLO respecto a los ahorros presupuestales que aplicaría a la alta burocracia para financiar los programas y el crecimiento que promete nada más no le salen. En el mismo sentido, pero vía Twitter, intervino Felipe Calderón y luego, en conferencia de prensa, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade. Pero resulta que las cuentas sí salen. Se las mostraré en la próxima entrega.

3. ¿JUSTICIA? La primera sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió anoche ratificar la candidatura de Jorge Romero como candidato del PAN a la jefatura delegacional en Benito Juárez. El magistrado Ángel Zarazúa fue quien preparó el proyecto de sentencia desechando, sin mayor discusión, los agravios presentados por rebase de gastos de campaña. Incluso declinó debatir en la sesión, igual que el otro magistrado, Eduardo Arana Miraval. El único que defendió el caso y votó contra el proyecto fue el presidente de la sala regional, magistrado Roberto Espinosa, quien argumentó que la negativa de sus colegas a discutir el asunto ponía en entredicho la impartición de justicia. El asunto, a no dudarlo, será llevado a la Sala Superior del Tribunal.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 11 de junio de 2012

GRAN ANGULAR / Violencia política, grave riesgo

Violencia política, grave riesgo


Imagen





En los 17 días que quedan de las campañas políticas, los tres principales aspirantes a la Presidencia de la República tienen la grave responsabilidad de impedir y desalentar que la confrontación de posiciones, propia de toda contienda electoral pero exacerbada en ésta por los ataques propagandísticos de la “guerra sucia”, provoquen una tragedia con la que el país entero resultaría dañado y todos, sin excepción, nos arrepentiríamos.

Hace seis años el ambiente de encono que desataron Vicente Fox, Felipe Calderón y el gran empresariado en su objetivo de impedir a toda la costa el triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador; y éste, al confrontarlos y escalar un conflicto poselectoral que incluyó la toma de Reforma, medida que afectó los intereses de miles de capitalinos, pero que fue válvula de escape a la rabia y frustración de otros tantos miles seguidores del candidato de la izquierda que se dijeron robados, no llevó, por fortuna, la sangre al río.

Hoy, sin embargo, la situación es más riesgosa por la aparición de un movimiento, el Yo Soy 132, movilizado y en la calle, con una posición abiertamente contraria a uno de los contendientes, fácil presa de provocaciones de todo signo y con las redes sociales en sus manos como instrumento convocante rápido y eficaz.

En ese contexto se debe analizar lo ocurrido el viernes en el estadio Azteca, antes, durante y después del partido de futbol México-Guyana. El Yo Soy 132 convocó a sus seguidores para que ahí aprovecharan la transmisión televisiva para mostrar músculo y hacer consignas, mostrar máscaras de Carlos Salinas de Gortari (de quien aseguran está atrás del candidato presidencial del PRI) y, por supuesto, hacer explícito su rechazo a Enrique Peña Nieto como opción política conveniente al país.

El tamaño de su asistencia al Azteca dependió de la posibilidad que tuvieron los jóvenes del Yo Soy 132 de adquirir un boleto. No pudieron asistir tantos aunque sí los suficientes para hacerse oír y desplegar una camiseta verde gigante con el nombre de su movimiento.

Pero Peña Nieto y sus estrategas, acosados y perseguidos por el Yo Soy 132 en toda localidad y acto público desde aquel día en que, repudiados, salieron por piernas de la Universidad Iberoamericana, decidieron esta vez dar respuesta y mostrar fuerza. Recurrieron a la tan añeja pero tan actual práctica del acarreo (documentada por algunos medios con fotografías de los casi 400 autobuses estacionados en las cercanías del estadio, con que trasladaron a sus huestes) y se llevaron al fut, con boleto pagado, a miles de “seguidores” de Peña Nieto.

Éstos plantaron cara a los “antipeñistas” primero con consignas, después con agresiones verbales, más tarde con amenazas y jaloneos, y finalmente con golpizas aisladas que afortunadamente no pasaron a más.

El riesgo, sin embargo, es altísimo y conforme se acerque el día de la elección, lo será más. Por eso le decía que toca a Peña y AMLO, en mayor medida —porque entre ellos parece estar centrada la verdadera disputa del poder— la responsabilidad de evitar que la violencia saque de madre un proceso que debe ser absolutamente pacífico. No queda exenta de tal responsabilidad la panista Vázquez Mota, quien en su desesperado declive al tercer lugar de la preferencia electoral pero respaldada por Calderón y su gobierno, no tiene consigo el recurso de la movilización de masas organizadas, pero sí el manejo de fuerzas reales, en un contexto de violencia nacional generalizada por la guerra contra el narcotráfico, que podría poner en riesgo la elección para darle la vuelta a lo que se vislumbra desde ya como una estrepitosa derrota.


Instantáneas

1. DEBATE. Al momento de entregar esta columna por necesidades del cierre de edición, faltaban un par de horas para el inicio, en Guadalajara, del segundo debate entre candidatos presidenciales. Las nuevas circunstancias de la contienda (diferente a las que había cuando se realizó el primero) y las modificaciones a su formato, hacen pensar en una confrontación de ideas y desempeños más atractivos y profundos. Ya lo comentaremos.

2. FOCO ROJO. El presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, calificó de “lamentable error de Talleres Gráficos de México” la existencia de dos boletas que tienen el mismo folio de control de impresión detectadas en el consejo distrital 8 de Oaxaca, denunciada por los representantes del PT ante el consejo local del Instituto.

3. SOSPECHOSO, por decir lo menos, resulta que la sala regional para el DF del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no resuelva aún, cuando faltan sólo 20 días para las elecciones, la denuncia por rebase de gastos de campaña que inhabilitaría, de comprobarse, a Jorge Romero, candidato del PAN a la jefatura delegacional Benito Juárez. Su fallo se esperaba antier.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 8 de junio de 2012

Objeciones de la Memoria / La guerra de las encuestas

La guerra de las encuestas

Imagen





En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari comenzaron a utilizarse las encuestas de preferencias electorales como una herramienta de propaganda política. El objetivo era entonces generar una percepción para después ajustar el resultado a esa percepción. El gobierno y en general el poder político contaba con numerosos instrumentos para lograr dicho objetivo. Con el paso del tiempo, la pluralidad del país y la alternancia en el poder, las cosas cambiaron hasta cierto punto, y las empresas encuestadoras tuvieron que acomodarse a una realidad distinta.

Sin embargo, la guerra sucia del 2006 volvió a poner a la orden del día la utilización de las encuestas como propaganda política. Entonces empezó a jugar un papel muy importante la empresa GEA/ISA. A principios de 2006 dicha encuestadora presentó un supuesto empate entre Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón justo cuando el resto de las casas encuestadoras marcaban una distancia hasta de 10 puntos de AMLO por encima de su más cercano competidor. El objetivo era generar un cambio de percepción para después acomodar, mediante el fraude electoral, los resultados a esa percepción.


GEA/ISA tuvo como objetivo político comenzar a decirle a la opinión pública que Felipe Calderón sería impuesto en la Presidencia de la República. Lógicamente sus resultados coincidirían con los resultados de una elección adulterada.


Meses después el director de la empresa GEA/ISA sería nombrado director del Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen), es decir del espionaje en el país. Como pudo advertirse su actuación no fue ni desinteresada ni lejana a la competencia política. No se trató de un observador imparcial, sino de un actor que jugó del lado de un contendiente y al que favorecieron los resultados de sus encuestas.


Tiempo después esa empresa siguió jugando ese mismo papel. Incluso se metió en los procesos internos de los partidos. Vale la pena recordar que cuando se daba la disputa entre López Obrador y Marcelo Ebrard por la candidatura presidencial de la izquierda, las encuestadoras que propusieron ambos contendientes dieron como ganador al primero, pero GEA/ISA días antes daba como ganador al actual jefe de gobierno capitalino con más de 10 puntos porcentuales de ventaja, lo cual confirma la lejanía de la empresa encuestadora de las verdaderas tendencias políticas.


Ahora esa empresa publica una encuesta diaria, y nos presenta una realidad que no cambia. Todos los días confirma la misma tendencia, los mismos resultados. Y éstos favorecen al nuevo candidato oficial, esta vez del PRI. En todo caso GEA/ISA trabaja para el grupo en el poder, se presente éste con las siglas del PAN o con las del PRI.


Más allá de preguntarnos legítimamente cómo puede financiarse una encuesta nacional diaria, sabiendo el elevado costo que tiene realizar una sola, lo importante es subrayar el desencuentro de la encuesta diaria de GEA/ISA con los resultados que están dando las diversas encuestadoras. La realidad cambió. El escenario se movió. El hecho real es que con diversas cifras, unas más otras menos, varias casas encuestadoras, con un poco más de independencia política, están señalando dos tendencias importantes: uno, el desplome del candidato del PRI, y dos el ascenso del candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador.


Por eso cuestionar los resultados de la empresa GEA/ISA en este como en muchos otros casos más no constituye injuria alguna, simplemente chocan con la realidad y juegan olímpicamente del lado de quienes tienen el control político económico del país.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Otra vez el miedo en masa

Otra vez el miedo en masa

Imagen





Mauirce Joly, riguroso crítico del emperador Napoleón III —el autócrata francés que invadió México para imponer a Maximiliano a medidados del siglo XIX— dice que “el miedo en masa es otro de esos sentimientos profundos que son fáciles de distinguir entre los hombres”.

En su libro El arte de medrar, manual del trepador, el también autor de los famosos Diálogos en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, agrega al respecto: “Los hombres, incluso los que no tienen miedo individualmente, tienen miedo en masa”.

A ese sentimiento humano tan primario pero tan real y persistente es al que se dirigieron hace seis años y se dirigen ahora las campañas del PRI, el PAN y los grupos de poder que les son afines, con el mensaje que hace de Andrés Manuel López Obrador una especie de monstruo del mal.

Y así como hace seis años fue la campaña del “peligro para México”, la de una eventual quiebra económica en caso de que llegara al poder, la que lo asemejó con el venezolano Hugo Chávez o la que hizo que corriera de boca en boca la peregrina idea de que nuestras casas nos serían arrancadas para entregárselas a los pobres; ahora se transmite la que muestra a un rabioso intransigente que convoca a la lucha armada o la que sugiere a un “doble cara” que habla de honestidad y manda a sus seguidores a pedir 6 millones de dólares.

Este último, autoría del PRI, no incluye la parte en que el anfitrión de esa cena, Luis Creel, dice que no esperen que Obrador les vaya a pedir dinero porque “no se compromete con nada”. Y el primero, firmado por el PAN, ni siquiera tiene el pudor de encubrir correctamente el corte de edición que tergiversa lo ahí dicho al ser sacado del contexto más amplio en que se dijo.

Esa secuencia remite a un discurso pronunciado ante universitarios en la Plaza de las Tres Culturas y destaca a El Peje diciendo: “La vía armada como posibilidad de la transformación de los pueblos”. Pero la idea completa de aquel discurso era: “... a quienes piensan que es la vía armada una posibilidad para lograr la transformación de los pueblos, pero aquí quiero dejar de manifiesto que, con todo respeto a quienes piensan de esa manera, nosotros sostenemos de que vamos a luchar siempre por la vía pacífica, por la vía electoral”.

Estamos pues ante mentiras (ni siquiera verdades a medias) que, con muchas más que vendrán en los 19 días que quedan de campañas, buscarán, precisamente, generar el miedo en masa para inhibir el voto por esa opción política.

Para el PAN y su candidata, JVM, esta vulgar manipulación no es una guerra sucia sino información, dice, que muestra a AMLO tal cual es. No es capaz ella de diferenciar, ni quienes la asesoran, incluido su nuevo vocero Juan Ignacio Zavala, primo de la dueña de la guardería en la que murieron quemados 49 niños, que una cosa es describir o denunciar y otra muy diferente calumniar.

Dijo el consejero del IFE Benito Nacif que lo que eufemísticamente denomina “campañas negativas” tienen lugar en toda democracia. Eso sí, habla de “ciertos límites” en respaldo al señalamiento de Leonardo Valdés, presidente del instituto electoral quien a su vez señala que el IFE “no puede impedir la crítica dura” (cosa que nadie le pide) pero tampoco puede “permitir la calumnia” (cosa que ya debería estar haciendo).

La guerra sucia y sus consecuencias de polarización se han reeditado. No hay que dejarse engañar y permitir que se infunda un miedo irracional. Por lo pronto parece pertinente concluir este comentario con el propio Maurice Joly: “Cuando sopla un viento de bajeza, todo el mundo se vuelve mezquino; cuando sopla un viento de miedo, todo el mundo se vuelve cobarde; cuando sopla un viento de venganza, todo el mundo se vuelve cruel”.


Instantáneas

1. AUDIENCIAS. El rating nacional del programa Tercer Grado marcó antier con AMLO 10.1 puntos, el miércoles 23 de mayo con Enrique Peña 9.8 puntos, y el miércoles 9 de mayo con Josefina Vázquez Mota 5.9 puntos.

2. ¿REVOCACIÓN? Mañana resolverá una sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sobre la candidatura del PAN a la jefatura delegacional de Benito Juárez. Todo parece indicar que revocará la de Jorge Romero por excederse en los gastos de campaña. Si los magistrados siguen el mismo criterio de casos similares, dejarán como candidato al segundo lugar de la contienda interna, Alfredo Vinalay. Pero se asegura que Romero tiene su plan B: dejar la candidatura a María Pía Devechi, esposa del ex delegado de esa demarcación Germán de la Garza, conocido por aquellos rumbos como Germán de la Transa.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico