miércoles, 31 de octubre de 2012

GRAN ANGULAR / IFAI: edificio nuevo y opaco

IFAI: edificio nuevo y opaco


Imagen





Una de las medidas tomadas por Felipe Calderón en 2008, cuando estalló la crisis económica internacional, fue prohibir al gobierno la compra de inmuebles. Esa medida, si nos atenemos a lo dicho por el propio Calderón en el programa Tercer Grado del canal 2 de Televisa el pasado 28 de marzo, estará vigenta al menos hasta el término de la actual administración.

Hay evidencias, sin embargo, de que esta disposición no fue acatada a cabalidad: a finales de 2010, por ejemplo, cuando Juan Molinar aún era el secretario de Comunicaciones y Transportes, se compró un nuevo edificio para la dependencia en Altavista y Periférico Sur, colonia Guadalupe Inn, a un costo de 500 millones de pesos según la escritura correspondiente. Paralelamente —aseguran fuentes del sindicato de la SCT— se realizaron reparaciones estructurales por 100 millones de pesos en el complejo de la SCOP (Xola y Universidad, colonia Narvarte) sin que se detuviera, como se pretendía con la obra, la inclinación y el hundimiento de sus edificios.

Otro ejemplo más reciente: el próximo 7 de diciembre, dentro de 37 días y ya concluido el gobierno de Calderón, el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), se mudará. Su nuevo edificio está en Insurgentes Sur 3211, colonia Insurgentes Cuicuilco. Se trata de un arrendamiento financiero a 20 años, con opción a compra, del que la presidenta del IFAI, Jacqueline Peschard, informó que es por 490 millones de pesos (EL UNIVERSAL 21/05/2012) pero que según documentos no entregados por el instituto de transparencia a un solicitante de información pública, pero obtenidos en fuentes de la Secretaría de Hacienda, implica un monto de hasta 683 millones 788 mil 497 pesos.

La solicitud a Hacienda del permiso correspondiente se remonta al 23 de agosto de 2011 en oficio dirigido a Mario Domínguez Acosta, director general adjunto de Programación y Presupuesto, por Eduardo Fernández S., director general de Administración del IFAI. El argumento central es que las reformas a la ley de transparencia y las nuevas tareas de protección de datos aumentaron funciones y personal para lo que ya resultaba insuficiente el actual edificio de avenida México 151, colonia del Carmen. Esta primera petición establece para ese inmueble un valor de 120 millones de pesos.

Pero hay una segunda solicitud del 17 de febrero de 2012. Es para el mismo destinatario con el mismo firmante y la misma justificación de compra. Nada más que en esa solicitud se le da al actual edificio del IFAI un valor de 140 millones de pesos y que puede ser puesto a disposición del patrimonio inmobiliario federal a título no oneroso.

Otro documento confirma que el IFAI acató el procedimiento de solicitar alguno de los inmuebles disponibles de propiedad federal para no gastar en renta o compra. El oficio dirigido al director de Administración del IFAI por el director del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales establece que no se encontraron en el DF inmuebles con las características solicitadas, aunque le sugiere tres (¿?) para su valoración: el que albergó Pronase en la colonia Doctores, los contiguos de Varsovia 3C y 9 en la colonia Juárez y el de la calle Santa Veracruz 43 en la colonia Guerrero, todos ellos —según el Indaabin— con daños estructurales.

El 5 de marzo de 2012, Gustavo Nicolás Kubli Albertini, titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario de la SHCP informó mediante oficio a Jaime Hernández Martínez, director general de Programación y Presupuesto “B”, que el arrendamiento finaciero con opción a compra solicitado por el IFAI implicaba un ahorro de 452 millones 274 mil 957 pesos, por lo que el destinatario envió al director de Administración del instituto de transparencia, el 8 de marzo de 2012, un oficio en el que aprobaba el procedimiento.

El 17 de mayo pasado el IFAI invitó mediante sendos oficios a la Asociación de Bancos de México y a la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras y de Arrendamiento, Crédito y Facoraje a la subasta del arrendamiento financiero.

La adquisición ya fue realizada pero hay muchas preguntas que evade el IFAI: ¿por qué compra un inmueble en tiempos de austeridad?, ¿no había otros edificios del patrimonio federal?, ¿por qué el diferencial entre los 420 millones referidos por Jacqueline Peschard y el del monto total del arrendamiento?, ¿de dónde sale el ahorro de más de 450 millones de pesos que se argumenta?, ¿qué banco o sociedad financiera entregó los recursos?, ¿quién era el dueño del inmueble adquiridio?

Mas allá de la evaluación del cumplimiento de las tareas del IFAI, no parece posible que las instancia que obliga a la transparencia en el sector público actúe con opacidad respecto a sí misma.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 26 de octubre de 2012

Objeciones de la Memoria / Argos

Argos


Imagen





He leído que Argos cumple 20 años. Pero no he encontrado gran difusión de este acontecimiento. No quisiera por mi parte dejarlo pasar. Me parece de la mayor importancia comentarlo. Argos es acaso el ejemplo de lo que puede ser una buena televisión en nuestros días.

La pregunta ha flotado en el aire en los últimos años ¿es posible una televisión de calidad? Si revisamos nuestra historia veremos que sí es posible. No olvidamos aquellos fabulosos programas de Jorge Saldaña en el Canal 13 de la televisión pública como Nostalgia, o aquellos en los que niños y adolescentes tomaban la palabra, o aquellos otros para analizar etimologías de palabras raras o para hablar sobre la alimentación o la salud.

Tampoco olvidamos los programas que pasaban en el Canal 11 como Siempre en el once, de Luis Suárez, o Del dicho al hecho, de Virgilio Caballero, así como Trisas y trazos, de diversos caricaturistas, o aquel programa de Tomás Mojarro. Todos ellos ejemplos de lo que puede ser una TV de calidad. También aquel noticiario de Canal 40 que se trasmitía desde el piso 40 del World Trade Center fue un ejemplo de una buena televisión. En algún momento fuimos testigos de chispazos brillantes en la propia TV comercial como la entrevista del gran periodista Julio Scherer al subcomandante Marcos. O las telenovelas vanguardistas que comenzaron a difundirse por TV Azteca, realizadas por la empresa Argos, que dirige Epigmenio Ibarra con Carlos Payán.

Precisamente estas telenovelas comenzaron a llamar la atención en los años 90 y fueron evolucionando hasta tener exposiciones tan brillantes como Las Aparicio, que fue difundida en la pantalla de cadena Tres en años recientes. Tal vez esta producción en la que aparecen Damián Alcázar, Daniela de la Garza, Ximena Rubio, Plutarco Haza y Liz Gallardo, entre otros actores y actrices, constituye el punto paradigmático más elocuente de las telenovelas transmitidas.

En Las Aparicio se tocan los temas más complicados y polémicos como las parejas del mismo sexo, la interrupción del embarazo, la violencia hacia las mujeres, la violencia hacia la infancia, la violencia al interior de la pareja, la guerrilla, el narcotráfico, la corrupción en el poder político, la pobreza, el feminismo, entre muchos otros que se abordaron con tino y lucidez.

Argos es una empresa que hace teatro, cine, series, telenovelas, que da oportunidad a nuevos actores y actrices, es una gran empresa, y su impulsor Epigmenio Ibarra es un hombre de talento, de ideas, de iniciativas y de energía inagotable. Vaya una felicitación para esta empresa que cumple 20 años y que es un ejemplo de todo lo bueno que se pueda aportar desde una empresa privada, y de la buena TV que puede haber en el país.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Sepultada, la reforma laboral de Calderón

Sepultada, la reforma laboral de Calderón


Imagen





Lo que el martes se consideró un revés al PRI en el Senado, cuando PAN y PRD aprobaron recuperar temas de democracia y transparencia sindical y devolver a los diputados la llamada reforma laboral, el tricolor y sus colmilludos operadores políticos en San Lázaro lo revirtieron ayer. Y al hacerlo acabaron por dinamitar las modificaciones y adiciones al artículo 123 constitucional propuestas por Felipe Calderón en el carácter de iniciativa preferente.

Vamos, la reforma empujada por quien está por dejar Los Pinos quedó sepultada, y rota la camisa de fuerza que obilgaba a aprobarla a más tardar el 30 de octubre.

La reforma laboral de Calderón ya había sido sometida a algunos ajustes por los diputados. En la parte de las relaciones de trabajo quedó muy proempresarial aunque no tanto como hubieran querido los patrones, sobre todo en la reglamentación de la subcontratación u outsourcing que querían más permisiva, según lo reclamado por Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CEE. En la parte sindical, la Cámara baja prácticamente desechó lo relacionado con la rendición de cuentas de los sindicatos y los mecanismos para elegir a sus dirigentes.

En estos últimos puntos fue donde se centró el debate en el Senado. El PAN y el PRD tejieron una alianza para reincorporar los temas. El tricolor, como parte de la negociación, propuso en el Senado una adición relacionada con la transparencia que dio lugar a lo inédito: el voto unánime a favor de los 128 senadores. Pero la discusión se trabó en la democracia sindical. PAN y PRD exigían voto secreto y directo en la elección de dirigencias gremiales y el PRI respondía que eso violaba la autonomía sindical. Al final ganó la alianza amarilla y blanquiazul, celebrada con un atronador aplauso e interpretado como una derrota al tricolor y al Presidente electo, Enrique Peña Nieto.

De cualquier manera, con las modificaciones y adiciones aprobadas en el Senado, la minuta de la reforma laboral debía regresar a San Lázaro y así ocurrió.

El debate sobre democracia sindical y transparencia opacó al menos otra adición central, la del artículo 388 bis, que pone en subasta los contratos colectivos de trabajo y que, a juicio del coordinador de los diputados del PRI, Manlio Fabio Beltrones, no sólo es una invitación a la inestabilidad laboral, sino que no armoniza con cuatro principios fundamentales en toda ley: transparencia, democracia, derechos sindicales y estabilidad laboral.

Beltrones dijo que el tricolor en San Lázaro está totalmente en desacuerdo con esa adición, por lo que no la avalaba, lo que fue el detonador de la bomba que venía: la iniciativa de reforma laboral dejó de ser preferente y, por lo tanto, sus tiempos de aprobación se abrirían de acuerdo con los términos de una iniciativa ordinaria.

La iniciativa preferente no está reglamentada, sólo marca los plazos en que deben dictaminar las dos Cámaras y obliga, en caso de que no se apruebe, a que, automáticamente, en sus términos y sin mayor trámite, sea el primer asunto a discutir en la sesión del pleno que siga al vencimiento del plazo.

Beltrones destacó que el derecho de iniciativa preferente lo tiene el Presidente y que si bien la colegisladora, en este caso el Senado, tiene el de adicionarla, al hacerlo y devolverla a la Cámara de origen la despoja de ese carácter.

Por eso la minuta devuelta por el Senado irá a la Comisión del Trabajo, que deberá constreñirse a los ochos artículos que modificó o adicionó el Senado, pero sin la obligación de dictaminarlos en un plazo perentorio, aunque Beltrones dijo que “el presidente Enrique Peña tendrá una reforma que modernice al país pero que salvaguarde también la defensa de los derechos de los trabajadores y de estabilidad laboral”. ¿La tendrá antes de que inicie su mandato o después? Eso no lo dijo. Difícil se ve que los partidos se pongan de acuerdo antes del 30 de noviembre aunque otro escenario es que, de acuerdo con el artículo 71 de la Constitución y previo acuerdo de las dos Cámaras, la de Diputados la devuelva a la de Senadores con la instrucción de que se publique todo aquello en lo que ya se votó a favor y reserve todo aquello que no.

Es el colmillo de Manlio pero también la capacidad política que empieza a mostrar Peña Nieto, quien al reunirse el martes con los gobernadores perredistas de Guerrero, Ángel Aguirre, de Oaxaca, Gabino Cué, de Tabasco, Arturo Núñez, y de Morelos, Graco Ramírez, así como el jefe de gobierno electo del DF, Miguel Ángel Mancera, y arrancarles el compromiso de asistir a su toma de posesión, condicionó la línea política que fijará el Movimiento Progresista respecto a su gobierno y limitó las posibilidades de protestas en la ceremonia de investidura.

Y esa capacidad política se hace extensiva con Luis Videgaray, a quien se le vio reunido el martes en el hotel Four Seasons con un grupo de gobernadores priístas y miembros de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 25 de octubre de 2012

Manual para canallas / Las pocas cosas que guardo en los bolsillos

Las pocas cosas que guardo en los bolsillos

Imagen




Traigo en el bolsillo un montón de cosas que no sirven para nada. Tengo en la bolsa izquierda del pantalón, un cuarto de dólar, una billetera anoréxica, y una píldora contra la depresión que sólo cargo en caso de emergencia.

Y en la bolsa derecha se confunde un encendedor con la memoria USB en que guardo algunos textos incompletos. También allí cargo un amuleto contra las malas vibras y una estampita con la imagen de San Charbel, así como la credencial para votar y una nota para recoger la ropa de la tintorería. Y en el fondo habitan restos de tabaco, migajas de galleta, por mencionar algo, y tres pesos que serían perfectos para viajar en Metro si no fuera porque traigo mi tarjeta recargable con la silueta del Ángel de la Independencia. Y sí, en los bolsillos del pantalón siempre coinciden las cosas más extrañas: un vale para un helado “gratis” en la compra de un pinche combo de hamburguesa-papas-y-refresco. Tal vez un billete de dólar doblado en forma de pirámide, la bolsita con semillitas “de la prosperidad”, el amarre que te dio la astróloga para curar tus decepciones amorosas, una cajita de cerillos, acaso un cortaúñas, dos boletos del trolebús, cuatro números telefónicos anotados en un trozo de papel, el mini calendario que te regalaron en la pollería, los audífonos del celular, un fósforo que escapó del montón, el arete que encontraste en la escalera, un volante del 2x1 en los martes de Pizza Hut, una servilleta de medio uso y la navajita Victorinox que nunca usas pero que cargas por si se ofrece destaparle una chela a la más guapa de la fiesta.

-O-



En mis bolsillos también caben mis manos, cuando espero recargado en una esquina y en esas veces que camino como si buscara algunas respuestas. Pero en mi cartera anoréxica del bolsillo izquierdo igual habita otro mundo de posibilidades: Allí no hay sitio para el optimismo. En ese objeto cuadrado y más delgado que de costumbre nunca hay más de dos billetes. Y uno de ellos es un jodido dólar, con una marca de tinta que según “atrae” el dinero. Ni madres, qué. En la cartera abundan otras cosas: tarjetas de presentación de quién sabe quién chingados es el licenciado Raúl Mendizábal, de un vendedor de seguros y una diseñadora de interiores que se burló de ti cuando le preguntaste que “si podía amueblarte el alma o al menos tapizarla con un papel más colorido”. Y también coexisten tres fotos tamaño infantil, la credencial del trabajo, el monedero electrónico de la Farmacia del Ahorro, un recorte de periódico con una oferta del mes pasado, la fotografía “escondida” de aquella ex novia que no te ha olvidado, un comprobante del Melate que no has checado, también la tarjeta de débito, un mapa miniatura con las rutas del Metro. Y lo más importante: escrito a mano, en una hojita perfectamente doblada, está el intento de poema que no te atreviste a enviarle a una mujer que poblaba tus sueños: “No te he dicho que me gustas,/ pero me atraes de un modo extraño,/ particularmente extraño./ Y no es que sea una atracción de melancólicos/ ni de esos pretendientes cursis/ que se devoran las uñas con las ansias./ Más bien me gustas de una manera imposible,/ porque entre tú y yo existe alguna frontera lejana y ciertos muros invisibles./ Me gustas de una forma algo insana,/ no la de esos locos que se rascan la cabeza,/ sino de esta manera rara que tenemos/ los que acariciamos rostros en una foto,/ los que suspiramos a la distancia,/ los que quisiéramos inventar conjuros/ y aparecer como si nada en el balcón de tu recámara./ No te lo he dicho, pero me gustas/, me gustas de una manera exacta,/ como la matemática aplicada/ para que mis pensamientos se transformen/ en el viento que desarregla tu cabello/ en esta tarde de otoño y corazones como huracanes”. Y mientras más lo lees y vuelves a releer, más te das cuenta que debiste haberlo enviado. Quizá no estarías sentado aquí, revisando los bolsillos y haciendo un inventario de las miserias, sino sonriéndole a una mujer de cabellera alborotada y desnudez bendita entre las sábanas.


-O-



Y en la bolsa trasera de mis jeans conservo los comprobantes de pago de cada mes. La cuenta del teléfono, el recibo del agua, igual la oración para conservar el trabajo y una dedicatoria que encontré en uno de los libros que me regaló alguien cuyo nombre prefiero no mencionar para no completar el conjuro que quizá haya lanzado ella en una noche de luna llena, cual hechicera con mi nombre tatuado: “Hay hombres como sombras,/ que caminan a tu espalda./ Hay hombres como faros,/ que te guían con sólo una mirada./ Y hay sombras como perros,/ que te siguen a todos lados./ Hay faros como tus ojos,/ que provocan mil desvelos./ Hay hombres como sombras/ que nunca se van, que no se van nunca/ y siempre estarán entre tus pestañas/ evitando que duermas soñando otros labios”. A mí nunca me pareció que ella escribiera con mucha inspiración, pero le gustaba hacerlo y eso ya tenía su mérito. Lo único que no me agradaba era que le daba por dejar sus papelitos entre mis libros y de vez en cuando saltan y me toman por sorpresa mientras busco alguna referencia entre los poemarios de Benedetti o los de Roberto Fernández Retamar. Y entonces la imagino, sentada en su cuarto y con sus gafas para leer, ensimismada en la genialidad de Jaime Sabines o releyendo a Nicanor Parra y Roque Dalton. Yo no sé qué habrá sido de su vida, tampoco es que me entusiasme saberlo, pero lo que sí tengo claro es que a ella la poesía no le alcanzará para sanar los olvidos, porque en verdad que el olvido, como la pasión y el dolor, no respetan agendas ni saben de calendarios.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gräfico

Catolicadas Segunda temporada Capítulo 5

Catolicadas


Capítulo 5

La Pluma


viernes, 19 de octubre de 2012

Objeciones de la Memoria / Pago por hora a diputados

Pago por hora a diputados


Imagen





Recientemente presenté ante el pleno de la Cámara de Diputados una iniciativa para reformar los artículos 64 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos con el objeto de establecer pago por hora y contrato a prueba para los diputados. Dicha iniciativa se presentó ante el pleno y debió haber sido apoyada por todas las bancadas parlamentarias, especialmente por aquellas que recientemente aprobaron la llamada reforma laboral.

Si los diputados del PRI y del PAN aprobaron pago por hora y contrato a prueba para los trabajadores, no veo por qué no aprueben dicha reforma para hacer aplicada a los propios legisladores. Además, así como aprobaron en dos semanas la llamada reforma laboral es de esperarse que aprueben esta iniciativa de reforma que he presentado en unos cuantos días. Sin embargo, hasta el momento no se han pronunciado a favor, lo cual quiere decir que lo que aprobaron para los trabajadores es un sacrificio que no querrían aprobarse para sí mismos.

Pero este es el país del mundo al revés. No es a los trabajadores a los que hay que cercenarles derechos. Es a la clase política a la que hay que quitarle privilegios. Por eso propongo en esta iniciativa que a los legisladores se les pague por hora, es decir por sesión y permanencia en la misma. Esto quiere decir, que sólo se debe pagar al legislador por las asistencias que tenga.

En otras palabras, hay que dividir el sueldo total del legislador entre el número de sesiones plenarias y de comisión que le corresponden al mes y pagarle por aquellas a las que haya asistido y permanecido. Esto quiere decir que se puede pagar perfectamente por hora a los legisladores, que es fácil hacer la cuenta y que se puede implementar.

Además, esto aumentaría la eficacia del trabajo legislativo, veríamos sesiones con diputados y no sesiones vacías, y los diputados se esforzarían en llegar puntuales a las sesiones y desarrollar su trabajo en las mismas.

Por otra parte propongo que los legisladores sean sometidos a contratos a prueba. Es decir que el patrón, que en este caso es la ciudadanía, los pueda contratar y despedir cuando quiera. No debe haber necesidad de soportar durante tres largos años a un legislador que no funciona, sino que éste pueda ser despedido si no funciona por parte de los electores.

Esto se puede lograr a través del mecanismo de revocación de mandato, que funciona a partir de la solicitud de un porcentaje de los electores del Distrito o Circunscripción correspondiente para pedir a la autoridad electoral una consulta directa en las urnas para decidir si el legislador se queda o se va de su encargo.

Esto sería un contrato a prueba para los legisladores, pero además un mecanismo de participación y de control ciudadano sobre sus representantes. Finalmente, la ciudadanía es la que manda y los legisladores solamente son sus representantes.

Cabe señalar que el pago por sesión ya se aplicó a los consejeros ciudadanos de los llamados Consejos Ciudadanos de las delegaciones del DF que existieron de 1995 a 1997, siendo una especie de cabildos en la ciudad de México. También es importante señalar que la revocación de mandato existe ya en varios países de Latinoamérica y, por lo tanto, ambas figuras son perfectamente viables y posibles de establecer en nuestro país.

Alguien me ha dicho y con justa razón que al primero que hay que aplicarle el contrato a prueba es al propio Enrique Peña Nieto, que se la ha pasado elogiando la contrarreforma laboral desde el extranjero. Si a su juicio es tan buena pues al primer mes debería convocarse a una consulta para ver si el señor Peña se queda o se va.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Gobierno contra la pared

Gobierno contra la pared


Imagen




Un gran vacío informativo se ha hecho a la noticia del amparo otorgado por un Tribunal Colegiado al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) que, en este momento, implica la exigencia legal de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) recontrate, como patrón sustituto, a los más de 16 mil trabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro (LyFC) que no aceptaron ser liquidados. Quizás esto se deba —sin pensar maliciosamente— a la complejidad del litigio, pero acaso sería resultado de presiones oficiales o simple resistencia a aceptar que los trabajadores tienen contra la pared a Felipe Calderón y su ineficaz gobierno.

Recordar los momentos procesales más significativos del litigio acaso permita la mejor comprensión de sus alcances y consecuencias: el decreto de extinción de LyFC fue expedido por Calderón el 10 de octubre de 2009. El SME interpuso un amparo administrativo contra ese decreto. Un juzgado de distrito lo negó al avalar la decisión presidencial. El sindicato apeló a la Corte, pero ésta resolvió que la extinción de la Compañía de Luz era constitucional. Ahí terminó lo estrictamente administrativo.

En el ámbito laboral, tocó al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), dependiente de Hacienda, hacer la tarea de liquidador de LyFC. Requería, para dar curso al proceso, un laudo de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) que estipulara el fin de la relación laboral (colectiva e individual) y la inexistencia, por lo tanto, de un contrato colectivo y de un sindicato. La Junta así lo hizo y emitió el laudo correspondiente.

El SME demandó amparo contra ese laudo al Segundo Tribunal Colegiado en Materia del Trabajo del Primer Circuito en el DF. Éste encontró que los argumentos del SAE para demandar el fin de la relación contractual no eran válidos. Esos argumentos habían sido “la causa de fuerza mayor” para extinguir LyFC, y por lo tanto la inexistencia de un patrón sustituto. Los magistrados determinaron que no había tal causa de fuerza mayor y que, de este modo, la CFE sí era patrón sustituto, lo que en principio obliga a la recontratación, pero también abre la posibilidad de que se pruebe un despido injustificado que implicaría el pago de salarios caídos de los últimos tres años. El monto en dinero es francamente incalculable, pero baste decir que podría poner en riesgo la viabilidad finaciera de la propia CFE. De ese tamaño está el asunto.

El segundo Tribunal Colegiado envió su resolución a la JFCA ordenándole la expedición del laudo correspondiente con los criterios de la resolución. El plazo para que lo hiciera ha vencido, por lo que el SME interpuso el miércoles en el Palacio de Justicia de San Lázaro un incidente de apercibimiento por el desacato, recurso que podría terminar en una multa millonaria o en el cese del presidente de la Junta, Eduardo Andrade Salaverría.

Consultado por este reportero sobre el alcance de la sentencia, el maestro Federico Álvarez Amaya, especialista en derecho laboral de la Universidad Iberoamericana, precisó que en materia de trabajo un Tribunal Colegiado es la última instancia. El fallo, por lo tanto, es inapelable.

Quedan las pequeñas rendijas legales de siempre. Una podría estar en la misma JFCA ya que las resoluciones que recibe reconoce su “plenitud de jurisdicción” aunque, en este caso, la resolución del Tribunal está tan claramente acotada que la Junta difícilmente podrá salirse de ella sin incurrir en desacato. Y la otra implicaría encontrar un problema constitucional en la resolución para acudir a la Corte. Se ve muy complicado para el gobierno.


Instantáneas

1. BRINCOS. Del tema central de esta entrega nada dijo el miércoles Felipe Calderón no obstante que encabezó una reunión de la CFE. Dijo, eso sí, que ya no habrá más “brincos” en los recibos de luz, lo que generará un ahorro de 7%, esto es, unos 530 millones de pesos. Visto de otra manera, dijo que en tres años nos cobraron de más 530 millones de pesos y de devolvérnoslos, ni hablar. Esto habla de la ineficacia con que ha operado la CFE que ya le documentaré en la próxima columna.

2. POBREZA. Poco más de la mitad de los mexicanos sobreviven en la pobreza. Los más recientes datos del Coneval revelan que en el país hay 41 millones de pobres y 11 millones de pobres extremos. De manera que la realidad que ve Calderón en estos últimos días de su gestión sólo está en su cabeza. Es indignante y muy preocupante.

3. CASSEZ. La ministra Olga Sánchez ya tiene lista su ponencia sobre la secuestradora Florence Cassez. Todo indica que será favorable a la francesa por errores procesales. Falta saber si la subirá al pleno antes o después de que sean sustituidos los ministros Guillermo Ortiz Mayagoitia y Sergio Salvador Aguirre Anguiano, que votarían contra ese proyecto. Resulta así más comprensible que el presidente galo, Francois Hollande, le haya dicho a Enrique Peña Nieto en París que aceptará lo que resuelva la Corte.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 18 de octubre de 2012

Manual para canallas / Mujeres sin salidas de emergencia

Mujeres sin salidas de emergencia

Imagen





Una mujer solloza a solas, rodeada de una jauría de miedos. Una chica desesperada nunca encuentra las salidas de emergencia. Y hay mujeres que suelen jugar con fuego con demasiada frecuencia, sin reparar siquiera en el humo en los ojos y el ardor de las manos.

Los ojos de Lizbeth llueven en agosto. Y su silueta en la ventana es una postal del abandono. Ella ríe con una mueca sin alegría porque sus cielos están más nublados que septiembre. En su cuarto suena Carla Morrison y hay una muñeca despeinada, un póster de Zoé y discos piratas con las canciones de moda. Ahora mismo se siente confundida, no sabe cómo decirle a su madre que está embarazada, aunque el idiota de su novio jura que está dispuesto a dejar la escuela para casarse. Lo que él no sabe es que el padre es otro, aquel chico que Liz conoció en una fiesta y que le gustó sólo porque le dijo al oído alguna pendejada que sonaba romántica. Lizbeth ya estaba medio ebria, así que no le costó mucho volar cuando el chavo la besó entre las piernas. Al otro día ella se sintió igual que siempre: con una ligera cruda, aunque como si nada hubiera pasado. Los remordimientos nunca han sido parte de su vocabulario. Liz, como le dicen de cariño sus amigas, acaba de entrar a la universidad pero ya casi ni estudia. Ella prefería echarse unos cubetazos con sus cuates y ponerle monedas a la rockola. Ella cree que su madre no la comprende, sólo porque hablan distinto idioma y fueron educadas de diferente forma. Ahora no sabe cómo decirle que cuando empieza a oscurecer tiene miedo de que sus días no vuelvan a ser soleados. Le duele cerrar los ojos porque se pueden ahogar en su propio llanto. Lizbeth se siente demasiado sola, no sabe qué hacer ni a quién contarle. Extraña los días en que ser niña sólo implicaba ver televisión y abrazarse a su madre.


-O-



Lo que más le pesa a Elena es despertar a las cuatro de la mañana y saber que sus días son cada vez más largos. El colchón se ha hundido como un monumento a la desilusión. Levantarse, encender el boiler, preparar el almuerzo de sus hijas, darse un baño, cepillarse el cabello y mirar su rostro que alguna vez fue hermoso, son parte de una rutina que la agobia tanto como el abandono de aquel hombre que le hacía el amor como nadie. A sus 39 años, Elena es la imagen viva del desconsuelo. La da weba pensar que tiene que viajar dos horas para llegar a su trabajo de oficinista. En la cómoda guarda algunas sonrisas pero sólo las muestra en su cumpleaños. Tiene muchos deseos pero pocas muestras de cariño. Su pareja sólo la busca los viernes por la tarde para encerrarse en un hotel en vez de ir al cine. Los sábados trabaja mediodía pero tiene que llegar a casa a lavar la ropa de la semana. Sus dos hijas ya no le ayudan como antes. Karen se la vive en casa de su mejor amiga. La que le preocupa es Lizbeth, porque varias veces la ha visto medio rara. Quisiera estar más cerca de ellas, pero la verdad es que ni siquiera se conoce a sí misma. Apenas tiene tiempo para ganarse la vida, para dormir exhausta queriendo que el sol no salga, que la noche se haga eterna y que sus sueños ya no sean una parvada de cuervos en su cabeza.


-O-



Hay mujeres que duermen abrazadas a sí mismas. Y extrañan la sombra, el recuerdo de un hombre que ya se ha marchado. Y cuando apagan la luz se quedan un rato con los ojos abiertos, como si quisieran descifrar los códigos de los ciegos. La congoja se instala a su lado, sienten una opresión en el pecho, ese nudo en la garganta y unas tímidas lágrimas que apenas se asoman. Y su sueño es frágil, como los días de otoño, como el ruido de las hojas secas. Hay mujeres que sólo tienen el consuelo de las canciones. Y aunque se sienten a merced de la melancolía, siempre habrá un refugio contra el olvido. Sólo es cuestión de hacer un inventario de lo bueno y lo malo, como canta Sabina: “Tenemos urgencias, amores que matan,/ tenemos silencio, tabaco, razones…/ Más de cien palabras, más de cien motivos/ para no cortarse de un tajo las venas,/ más de cien pupilas donde vernos vivos,/ más de cien mentiras que valen la pena…/ Tenemos un techo con libros y besos,/ tenemos el morbo, los celos, la sangre,/ tenemos la niebla metida en los huesos,/ tenemos el lujo de no tener hambre…/ Tenemos proyectos que se marchitaron,/ crímenes perfectos que no cometimos,/ retratos de novias que nos olvidaron,/ y un alma en oferta que nunca vendimos”. Sí, es verdad que de pronto viene el insomnio, a veces el miedo y en ocasiones la desesperación. O suelen ser las ansias que nos devoran las uñas, que nos hacen arrancarnos los pellejitos de los labios, mientras pensamos en tantos problemas, en los conflictos que nos merodean, pero siempre tendremos “más de cien palabras, más de cien motivos/ para no cortarse de un tajo las venas,/ más de cien pupilas donde vernos vivos,/ más de cien mentiras que valen la pena”.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

lunes, 15 de octubre de 2012

GRAN ANGULAR / LyFC: más caro el caldo que las albóndigas

LyFC: más caro el caldo que las albóndigas


Imagen




La Comisión Federal de Electricidad (CFE) o en su defecto un nuevo organismo público descentralizado, deberán recontratar y pagar salarios caídos a los trabajadores de la extinta compañía Luz y Fuerza del Centro en acatamiento de un fallo judicial que de derecho es inapelable. El Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito publicó finalmente la semana pasada esta resolución que le adelanté aquí el 23 de septiembre con el título El SME ganó la partida (http://cort.as/2cb8).

La resolución se refiere al amparo directo DT 1337/2010 concedido por los magistrados María Edith Cervantes Ortiz, presidenta del tribunal, Jorge Farrera Villalobos, relator del asunto, y Elisa Jiménez Aguilar, contra el laudo de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que libraba a la CFE de la condición de patrón sustituto y por lo tanto cancelaba las relaciones laborales y cerraba la puerta a la recontratación de los afiliados al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

El argumento de las autoridades del Trabajo, entonces encabezadas por el hoy senador panista Javier Lozano, era en el sentido de que la figura de patrón sustituto no era válida en este asunto ya que la extinción y liquidación de LyFC se había realizado por causas de fuerza mayor.

Pero los magistrados del Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito consideraron en su resolución de 449 fojas que la extinción de LyFC decretada por Felipe Calderón la noche del sábado 10 de octubre de 2009 que no hubo tales causas de fuerza mayor.

Por eso, el documento (una copia del cual tiene este reportero), le da a la CFE, al conceder el amparo directo al SME, el carácter de patrón sustituto, lo que por ley la obliga a la recontratación y al pago de salarios caídos.

Esta resolución, inapelable, obliga asimismo a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje a emitir el laudo correspondiente, cosa a la que le da largas, preocupado como está del gobierno, de que se caiga en la cuenta de que la recontratación y pago de salarios caídos tendrían un enorme costo político y económico que llevaría a la conclusión de que en la cantada victoria de Calderón en este polémico tema —respecto al cual Lozano dijo que fue “una decisión responsable y acertada— le saldría más caro el caldo que las albóndigas.

Sabedor de que la resolución es ya inapelable, el gobierno federal analiza desesperadamente opciones para revertir el fallo. Tanto el subsecretario de Gobernación, Obdulio Ávila, como el consejero Jurídico de la Presidencia de la República, Miguel Alessio Robles, tienen la vista puesta en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Ávila argumenta que la Corte ya declaró válida la extinción de LyFC y que, por lo tanto, ella podría revertir el fallo del Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo. Pero el punto pareciera irrelevante ya que si, en efecto, fue válida la extinción, ésta no fue por causas de fuerza mayor y hay un patrón sustituto obligado a recontratar a los trabajadores.

El SME acudirá hoy a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en busca del nuevo laudo y de precisiones sobre cuántos trabajadores tendrían derecho a la recontratación y pago de salarios caídos: si solamente los 16 mil 599 que se mantuvieron en resistencia o también los más de 28 mil 742 que aceptaron liquidarse y de los que, según la CFE, 3 mil 33 ya fueron contratados y 17 mil 863 han sido apoyados con un nuevo empleo o capacitación.

Entre tanto, continúa abierta la negociación con el SME en Gobernación donde, con base en este amparo y a los últimos acontecimientos, empieza a cobrar fuerza la idea de que el gobierno del DF forme un nuevo organismo descentralizado que recontrate a los electricistas en resistencia para suministrar energía eléctrica al centro del país.


Instantánea

1. LA JUSTICIA que promueve castigar a los asesinos de José Eduardo Moreira Rodríguez, el asesinado hijo del ex gobernador de Coahuila y ex presidente nacional del PRI, Humberto Moreira, es la misma que encarceló y liberó a Roberto Sifuentes Cadena, alias El Shaggy, presunto homicida material del también sobrino del actual mandatario coahuilense. El Shaggy fue acusado y encarcelado en el penal de Puente Grande, Jalisco, el pasado 3 de agosto, por delitos contra la salud. Pero resulta que un juez de Distrito le reclasificó el delito a posesión de droga para consumo personal y le dio la libertad bajo fianza el 10 de septiembre; 17 días después cometió el asesinato.



Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico

viernes, 12 de octubre de 2012

Catolicadas / Segunda temporada - Capítulo 3

Catolicadas


Capítulo 3

Sensus Fidelium








•Nuevo capítulo de Catolicadas motiva a la feligresía católica a participar de manera más activa en las decisiones de la Iglesia

•A 50 años del Concilio Vaticano II la jerarquía católica tiene como reto romper con la estructura piramidal y excluyente que tiene esta Iglesia


En el marco del 50 aniversario del Concilio Vaticano II, Católicas por el Derecho a Decidir presenta el capítulo 3 de la segunda temporada de la serie animada Catolicadas titulado Sensus Fidelium. Con este capítulo se pretende rescatar el llamado del Concilio a la feligresía católica para que participe más activamente en las decisiones de la Iglesia. Al reconocer que el “sentir de los fieles”, debe ser tomado en cuenta por la jerarquía, Vaticano II otorga a los fieles un lugar preponderante en la vida de la Iglesia, que no debe ser minimizado, porque Iglesia somos todas y todos los que hemos sido bautizados y queremos ser fieles al Evangelio.

Sin embargo, a pesar de la apertura que propuso el Concilio, el clero católico ha insistido en imponer una visión moral conservadora haciendo uso de la investidura y del poder simbólico que tiene la Iglesia en el mundo. Ha ignorado reiteradamente el Sensus Fidelium, la voz del pueblo, sobre las realidades y dilemas que les toca enfrentar en la actualidad.

A través de la Encuesta de Opinión Católica 2012, Católicas por el Derecho a Decidir ha podido constatar que la mayoría de las y los católicos considera que su Iglesia debería poner más atención en:
•Ayudar a los pobres
•Defender los Derechos Humanos
•Modernizar las enseñanzas
•Limitar su accionar a la atención espiritual a la feligresía
•Denunciar los asesinatos de niñas y mujeres en el país
•Vigilar y respetar los Derechos Humanos al interior de la propia Iglesia

Por ello, consideramos que, a 50 años del Concilio Vaticano II, la jerarquía de la Iglesia católica tiene muchos retos, entre los que destaca el rompimiento con la estructura piramidal y excluyente que mantiene esta Iglesia: específicamente la exclusión de las mujeres de la toma de decisiones a su interior.

El capítulo 3 de la nueva temporada de Catolicadas tiene el propósito de invitar a la feligresía y a la jerarquía a reflexionar sobre estos retos para construir, de manera conjunta, una mejor Iglesia. Durante una reunión Parroquial con la feligresía, Sor Juana les habla sobre la importancia del Concilio Vaticano II debido a que promovió una Iglesia más incluyente y sensible a los signos de los tiempos. Les explica que el concepto Sensus Fidelium quiere decir “el sentido de los fieles”, es decir que Dios también habla a través de su pueblo. Por ejemplo, si millones de personas usan anticonceptivos y creen que no es algo malo, entonces Dios no puede estar en contra del sentido de los fieles.

Catolicadas pretende contribuir al debate público en torno al papel de la Iglesia católica en la sociedad mexicana, evidenciar las incongruencias entre las enseñanzas del Evangelio y la tradición católica por un lado, y la falta de compromiso de la jerarquía católica con la defensa de los derechos humanos fundamentales por el otro. La serie animada está basada en afirmaciones de los documentos de la tradición católica, así como en una investigación sobre las declaraciones de los obispos mexicanos y en una Encuesta de Opinión Católica, realizadas por Católicas por el Derecho a Decidir entre 2010 y 2011.

Objeciones de la Memoria / Voto libre, directo y secreto

Voto libre, directo y secreto


Imagen




En el dictamen de reforma laboral aprobado por la Cámara de Diputados no aparece el derecho de los trabajadores a votar de manera libre, directa y secreta por sus dirigentes, sin embargo el PRI y el PAN lo aprobaron así. El dictamen contiene un conjunto de restricciones a los derechos de los trabajadores, retrocesos en sus percepciones, fragmentación del trabajo, disminución del salario, reducción de prestaciones sociales, pulverización de la seguridad social, pero ningún derecho nuevo. No se incluyó la tan anunciada transparencia y democracia sindical, y aún así el PRI y el PAN votaron a favor. Y esto fue así porque en realidad el propósito de la reforma laboral era abaratar la fuerza de trabajo y el despido de la misma.

La democracia y la transparencia sindical sólo se utilizaron como fachada publicitaria para esconder el verdadero propósito de la reforma laboral.

Ahora bien, vale la pena señalar que la democracia sindical es una vieja lucha de los trabajadores y de la izquierda mexicana, una lucha en la que la derecha panista no ha participado jamás, una lucha que se ha dado precisamente de manera frontal contra el corporativismo del sindicalismo charro del PRI.

En efecto los trabajadores y la izquierda han luchado por la democracia sindical durante muchos años enfrentándose al sistema corporativo del sindicalismo oficial. El PRI nació como un partido que corporativizó al conjunto de los sindicatos y los convirtió en parte orgánica de su fuerza política vulnerando el derecho a la afiliación individual y a la libertad política personal de cada trabajador. Para lograr esto los trabajadores fueron sometidos por la fuerza imponiéndoseles líderes sindicales sin consenso, sin aval, sin votaciones, sino con la fuerza política del Estado, incluso muchas veces la fuerza pública del Estado.

El término charro viene precisamente de aquel dirigente sindical ferrocarrilero de los años 40, el llamado Jesús Díaz de León, al que le gustaban las prácticas del jaripeo, y se distinguió por haber sido impuesto con el uso de la fuerza por parte del gobierno en turno al frente del gremio ferrocarrilero.

Son conocidos los “charrazos” efectuados en contra de los electricistas del SUTERM aplastando a la tendencia democrática de ese gremio, así como numerosos actos de violencia para imponer a dirigentes sindicales en muchas ramas de la producción en contra de la voluntad de los trabajadores.

Es sabido también que dirigentes sindicales como Valentín Campa y Demetrio Vallejo que lucharon por más salario y la democracia sindical en el gremio ferrocarrilero fueron encarcelados durante más de una década por los gobiernos de Adolfo López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez.

También se sabe que la lucha por la democracia sindical que dio la izquierda se materializó en muchos espacios en donde los trabajadores lograron en voto universal, libre, directo y secreto para elegir a sus dirigentes, como en el Sindicato Mexicano de Electricistas o en el sindicato de trabajadores de la UNAM, por poner dos ejemplos significativos. En ninguna de estas luchas estuvo el PAN, nunca respaldó la lucha de los trabajadores por la democracia sindical. Y cuando llegó al gobierno de la República el PAN prefirió hacer una alianza con lo peor del sindicalismo corporativo y charro representado por Elba Esther Gordillo, y se negó a desaforar a los líderes del sindicato petrolero por el llamado escándalo del Pemexgate, aún teniendo la mayoría que le dio el PRD en la Sección Instructora de la Cámara de Diputados para hacerlo.

En realidad la lucha por la democracia sindical, y por el voto universal, libre, directo y secreto de los trabajadores para elegir a sus dirigentes ha sido una lucha de la izquierda mexicana, y seguirá siendo una bandera. En esta legislatura la izquierda seguirá pugnando por plasmarlo como un derecho de los trabajadores en la Ley Federal del Trabajo.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

Manual para canallas / Como un montón de fierros viejos

Como un montón de fierros viejos


Imagen





“Se compran colchones, tambores, refrigeradores, estufas, lavadoras, microondas o algo de fierro viejo que vendan”, es la cantaleta que llega a veces desde la calle para devolverme a la triste realidad. Vivimos rodeados de cosas desvencijadas, incluso sin darnos cuenta en qué maldito momento nosotros mismos hemos perdido el brillo.

A mi colchón le sobran horas de sueño y le quedan pocos meses de utilidad. Y mi refrigerador ya tiembla como gato que se quedó sin la capacidad de ronronear. El microondas ya ha perdido la sensibilidad en algunos botones y no tarda en tronar. De un tiempo a la fecha yo mismo me siento como un montón de huesos desvencijados. Sin mucho por reciclar, con el ánimo por los sueños y mis esperanzas a punto de caducar. Y en mi estéreo suenan canciones sin dedicatoria y cada noche escribo posdatas que sólo sirven para recordar que en mi cama no habrá incendios el próximo invierno. Y quién sabe si en alguna alcoba alguien pensará en mí, si alguna mujer extrañará mis manos sabias, si un suspiro escapará en honor a mi recuerdo. Sí, de un tiempo a la fecha no hago otra cosa que escribir posdatas sin dedicatoria, mientras fumo con ansias y Joaquín Sabina le encuentra significado a las ausencias: “A ti que te lo haces/ de baile de disfraces cada día/ A ti que te lo montas/ de niña tonta en medio de una orgía./A ti que me has ganado/ con un naipe marcado la partida…/ A ti que aún no sabes/ los besos que te caben en la boca./ A ti que has comprendido/ que a veces el olvido se equivoca./ A ti que has preferido/ vivir como si nada fuera eterno./ A ti que has compartido/ conmigo una almohada en el infierno…/ A ti que me enfermas,/ a ti que eres mi envenenada medicina”. Creo que debería de jubilar a Sabina de mi estantería de recetas, porque no cura nada aunque traiga unos tequilas encima. Y las borracheras son malas consejeras cuando las mujeres de tu pasado duermen en otros brazos. Así que es mejor apagar el celular y no husmear en el Facebook ajeno. Mejor es refugiarse en las canciones de Calamaro, en la poesía de Roque Dalton, en el marchitar de los recuerdos y, cuando mucho, en el silencio de las fotos viejas. O venderle el corazón al que compra fierros viejos.

-O-


“Se compran colchones, tambores, refrigeradores, estufas, lavadoras, microondas o algo de fierro viejo que vendan”, la voz chillona de esa grabación nos despertó una mañana. Entonces le dije a Daniela, a modo de broma, “oye y no comprarán Converse maltrechos, porque tengo un montón”. Ella no estaba de muy buen humor, supongo, porque me contestó que “mejor deberías venderle tu corazón, que está más oxidado que la carreta de un ropavejero”. Intuí que aquello implicaba un reproche. “Pues si compraran por kilo los reclamos, no tendrías que preocuparte por trabajar. Vivirías holgadamente de hacer negocio con tu mal carácter”, reviré sin mayor esfuerzo. Daniela hizo un mohín de disgusto y fue por la revancha: “No tendría que trabajar si de una vez por todas llevarás al kilo todo lo que escribes”. Me reí en su cara y eso la acabó de sacar de quicio, independientemente de que no me anduve por las ramas. “En caso de que así fuera, toda mi fortuna no alcanzaría para sostener tus gastos inútiles, como las bolsas gigantes que compras para guardar tu cartera y tu celular, o la cantidad de revistas con puras vanidades”. Ella no quiso saber más, cubrió su desnudez con la sábana y se metió a bañar. Otro desayuno en silencio. La armonía no se mezclaba con el café. Y Daniela y yo estábamos más cerca del adiós que de convertirnos en una pareja estable. A quién diablos queríamos engañar. Nuestra relación estaba más que destinada al deshuesadero donde el olvido y el rencor carcomen el brillo reluciente de la novedad. Cuando se trataba de pasarla bien nos divertíamos bastante, ya fuera bailando en algún barecito o riendo con una película aguda y bebiendo con amigos, haciendo el amor en la sala, burlándonos de nosotros mismos, caminando por el centro, siendo sarcásticos y hasta jugando cartas sin marcar. Pero hasta los mejores ratos se marchitan frente a los juegos del poder. Cuando una mujer siente que ya es “importante” en tu vida, le da por querer controlar hasta tu agenda: con quién vas a salir, a qué hora vas a regresar, cuándo vas a tener tiempo para mí y demás etcéteras. Y Daniela un día comprendió que yo no era del tipo de personas que adoptarían un cachorrito para fortalecer la relación. Ella me dirigió algunos ultimátums, supongo que para ponerme a prueba, pero sólo pudo comprobar que tengo blindaje a prueba de chantajes. El día que se despidió la vi muy decidida, aunque titubeó un poco al abrir la puerta. “¿Vas a dejar que me vaya así, nada más?”, preguntó por última vez. “¿Y qué quieres que pase, que me vista de luto, que suenen las trompetas del apocalipsis?”, fue lo único que se ocurrió decirle. Daniela azotó la puerta y no he vuelto a verla. Lo último que supe de ella es que me dejó una canción de Luis Eduardo Aute en mi Facebook, aclarando que me recordaba con ella: “Si te dijera, amor mío,/ que temo a la madrugada./ No sé qué estrellas son éstas/ que hieren como amenazas,/ ni sé qué sangra la luna/ al filo de su guadaña./ Presiento que tras la noche/ vendrá la noche más larga…/ Los hijos que no tuvimos/ se esconden en las cloacas,/ comen las últimas flores,/ parece que adivinaran/ que el día que se avecina/ viene con hambre atrasada./ Miles de buitres callados/ van extendiendo sus alas./ ¿No te destroza, amor mío,/ esta silenciosa danza?/ Maldito baile de muertos,/ pólvora de la mañana”.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 10 de octubre de 2012

GRAN ANGULAR / El Lazca: aun muerto, escapó

El Lazca: aun muerto, escapó


Imagen





¿Usted le cree al procurador de Coahuila? Yo tampoco. ¿Y a la Marina? Pues un poco más, pero ya no tanto desde aquella pifia en la que anunció la captura de un hijo de Joaquín El Chapo Guzmán Loera y luego tuvo que decir que siempre no, que no era. Lo que sí es de creerse es que no habría peor desprestigio si se llegara a repetir la historia con el líder fundador de Los Zetas, Heriberto Lazcano Lazcano.

Y es que cuesta mucho trabajo creer que el cuerpo de uno los capos del narcotráfico más violentos y buscados haya desaparecido ocho horas después de que cayera abatido en un tiroteo contra infantes de Marina.

El enfrentamiento ocurrió el domingo por la tarde en el municipio de Progreso, vecino al de Sabinas. Fue afuera de un parque de beisbol. Marinos le marcaron el alto a un vehículo que tenía reporte de robo. Pero siguió su camino, abrió fuego y se dio a la fuga. Los infantes repelieron el ataque y mataron al conductor. Del vehículo bajó su acompañante y echó a correr, pero fue alcanzado por los disparos.

El ministerio público de Sabinas trasladó los dos cadáveres a la funeraria García, donde habría de realizarse la necropsia. El conductor fue identificado como Mario Alberto Rodríguez Rodríguez. Su acompañante ingresó al forense en calidad de desconocido.

El lunes por la tarde, 24 horas después del tiroteo, empezó a correr el rumor de que el desconocido era el buscado Lazca. La convocatoria de Los Pinos a un mensaje presidencial a esas horas sugirió la posibilidad de un anuncio importante, seguramente —se pensó—, de un fuerte golpe al narcotráfico. Pero el mensaje se canceló y ya en horas de la noche del lunes, la Secretaría de Marina emitió un comunicado en el que decía tener sólidos indicios de que la persona abatida el domingo afuera del campo de beisbol de Progreso era el capo de capos de Los Zetas.

Ayer, poco antes de las 10 de la mañana, otro comunicado de la Marina confirmaba, con un estudio de huellas dactilares y dos fotografías del cadáver, que se trataba de Heriberto Lazcano Lazcano.

Minutos después de las 10 de la mañana de ayer, el procurador de Coahuila, Homero Ramos Gloria, informaba que no tenían el cadáver del jefe zeta, que entre la una y la una y media de la madrugada del lunes, un comando de hombres armados y encapuchados lo había sustraído de la funeraria que hacía funciones de forense, que lo habían subido a la carroza fúnebre y obligado al propietario a conducir el vehículo.

Cuesta trabajo creer, aunque se haya ignorado la identidad de uno de los muertos, que no se haya reforzado la vigilancia de la citada funeraria, más aún en una localidad donde, al igual que Saltillo, Ciudad Acuña o Piedras Negras ha aumentado la presencia militar y federal después de haber ocurrido hechos que bien podrían estar relacionados entre sí, como la fuga de 132 reos del penal fronterizo o el asesinato del hijo del ex gobernador Humberto Moreira, presumiblemente en venganza por la muerte de un sobrino del número dos de Los Zetas, Miguel Ángel Treviño Morales. El caso es que El Lazca, aun muerto, había escapado.

Y mientras Felipe Calderón felicitaba a la Marina porque los indicios con que cuenta permiten creer que el peligroso capo ha sido abatido, el gobierno de Estados Unidos reaccionaba con cautela. Erick Holder, el procurador, decía haberse enterado por los medios de comunicación y comentaba que, de confirmarse el hecho, sería un gran logro del gobierno mexicano. Y es que lo que aquí ya se tenía por confirmado, no lo estaba en la agencia antidrogas estadounidense, la DEA, precaución ésta a la que la obligó el robo del muerto.

Y más ruido metió el hecho de que la media filiación que dio de El Lazca la Marina (con fecha de alta en su sistema el 2 de noviembre de 2005) no coincidía del todo con la de la DEA. Para México, Lazcano Lazcano nació en 1975 y tiene una estatura de 1.60 metros. Para EU nació en 1974 y mide 1.79 metros (5.8 pies). Son minucias, es cierto, pero atizan la creciente desconfianza.

¿Será que el Estado mexicano es tan débil que ya no puede confrontar la capacidad de fuego de una delincuencia capaz de robarse cadáveres sin problema alguno? o ¿será que es tan corrupto y ya está tan infiltrado que él mismo permite que pasen esas y otras muchas cosas que resultarían inverosímiles en cualquier otra latitud?

Lo que sigue, de cualquier manera, es un recrudecimiento de la violencia de Los Zetas, quizás ahora al mando de Treviño Morales, El Z-40, abiertamente enfrentado, por lo pronto, al gobernador de Coahuila, Rubén Moreira.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico



El Lazca, trofeo de la casualidad






Si acaban por imponerse los argumentos oficiales con que la Marina, Gobernación y el gobierno de Coahuila justifican los equívocos en que incurrieron al informar sobre la muerte y robo del cadáver del jefe zeta Heriberto Lazcano, se habrá impuesto también la percepción de que este golpe al narcotráfico, sin duda el mayor del gobierno de Felipe Calderón, fue producto de la casualidad.

Porque eso y no otra cosa podría ser que los marinos mataran a un capo de capos sin saber quién era y que el posterior robo del cadáver llevara a investigar y a descubrir que se trataba de un peso pesado en la estructura del crimen organizado. En fin, un hecho fortuito que contrasta lamentablemente con lo gastado en dinero y vidas en seis años de guerra.

Están confrontadas, por un lado, la palabra de la autoridad —apoyada en periciales dactilares y fotografías a las que pronto se añadirán, sin duda, los resultados de exámenes gentéticos que reconfirmen la identidad de El Lazca— y, por el otro, todo lo que permite imaginar y decir el hecho de que no se tiene la evidencia incuestionable en cualquier muerte, el cadáver.

Pero en medio de todas esas especulaciones, no pueden soslayarse hechos que proyectan alguna luz sobre la violencia que ha tenido a Coahuila como escenario durante los últimos días y de la que forma parte el abatimiento del fundador de Los Zetas. Hechos que, por cierto, no pueden separarse de la coyuntura política nacional.

Cada día es más evidente, por ejemplo, la ruptura personal y política entre los hermanos Moreira: el gobernador Rubén y su antecesor Humberto. El hijo de éste, José Eduardo, fue asesinado en Ciudad Acuña, como se sabe, el 3 de octubre. La joven viuda hizo señalamientos que atribuían al actual mandatario, por no saber gobernar, la responsabilidad del crimen. En ese contexto, el gobernador no asistió, incluso, a los funerales de su sobrino.

Estos hechos explican, por supuesto, un enfriamiento, por decir lo menos, de la relación entre los hermanos. Pero sus problemas, al parecer, vienen de tiempo atrás y están relacionados con el ejercicio del gobierno y la manera de confrontar al crimen organizado.

Humberto fue como gobernador muy crítico de la estrategia de seguridad de Calderón. Llamaba la atención que mientras el vecino Nuevo León se empezaba a incendiar con la violencia zeta, Coahuila estaba relativamente tranquila salvo hechos aislados en la Comarca Lagunera.

Su hermano Rubén, desde que llegó al gobierno el 1 de diciembre de 2011, ha mantenido un discurso duro frente al crimen y ha cerrado la entrada de nuevos casinos, prohibido los table dance y acortado los horarios de venta de alcohol. En ese contexto, la violencia se ha recrudecido. Baste este recuento del último mes: Los Zetas fueron a sacar a 131 reos de la cárcel de Piedras Negras (17 de septiembre); murió en un enfrentamiento con fuerzas federlaes Alejandro Treviño Chávez, sobrino de Miguel Ángel Treviño Morales, alias El Zeta 40, segundo en jerarquía de ese cártel de las drogas (3 de octubre); fue asesinado José Euardo Moreira (ese mismo 3 de octubre), y cayó abatido El Lazca (7 de octubre).

Pero todo esto también encuentra explicación en la dinámica del propio cártel de Los Zetas y el proceder de quien fuera jefe fundador. Lazcano tenía como principal centro de operación, hasta hace un año, a su natal Hidalgo. Se dice que Pachuca era su ciudad de residencia. De Coahuila y Nuevo León se ocupaba Treviño Morales.

La consultora de inteligencia global Stratfor, relacionada invariablemente con la CIA, refirió, en algún momento, que El Lazca padecía una enfermedad terminal, lo que lo alejó del ilícito negocio, mientras que El Zeta 40 aumentaba su influencia. Fue así que, para no dejarle el camino tan libre, Lazcano decidió residir en Coahuila, lo que agudizó la disputa por el control del cártel y atizó la violencia. En ese contexto debe entenderse la captura el 6 de octubre en Nuevo Laredo de Salvador Alfonso Martínez Escobedo, La Ardilla, compadre de El Lazca y probablemente el que haya revelado detalles de su paradero.

Humberto Moreira fue, y debe seguir siéndolo, un hombre cercano a Elba Esther Gordillo y, por esa vía, a Enrique Peña Nieto. Ese vínculo lo hizo presidente del PRI hasta que el problema del endeudamiento que contrajo como gobernador lo llevó a dejar el cargo. Rubén Moreira, por su parte, también tiene fuertes vínculos con el equipo del Presidente electo. Su esposa, Carolina Viggiano, fue diputada federal por Hidalgo y coordinadora, en 2005, de la campaña a gobernador de Miguel Ángel Osorio Chong, el hombre al que Peña Nieto ha encomendado el tema de la seguridad. De hecho, la primera dama de Coahuila es también en la actualidad coordinadora de Sociedad Civil del equipo de transición.

Este es otro referente de la conexión Hidalgo-Coahuila que tampoco debe perderse de vista.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 8 de octubre de 2012

GRAN ANGULAR / Caso Moreira: amenaza cumplida

Caso Moreira: amenaza cumplida


Imagen





Guillermo Arzola Sanmiguel, hijo del diputado del Congreso de Coahuila, Cuauhtémoc Arzola Hernández, fue, al parecer, el último con quien José Eduardo Moreira Rodríguez habló por teléfono.

La llamada por celular fue el miércoles 3 de octubre, 15 minutos antes de las seis de la tarde. José Eduardo tenía previsto reunirse con el alcalde de Ciudad Acuña, Alberto Aguirre, con quien inauguraría una pista de atletismo en la macroplaza. El hijo del ex gobernador Humberto Moreira le indicó por el celular a su amigo y colaborador: “Vete al evento, yo voy a ver a Rodolfo para ver qué quiere y te alcanzo”. Pero el joven Moreira ya no llegó ni se supo de él hasta las nueve de la noche con veinte minutos en que su cuerpo fue encontrado sin vida, en las afueras de Acuña, con tres tiros: uno en el pecho, otro en el antebrazo izquierdo y uno más en la nuca.

Esto consta en las declaraciones ministeriales de Guillermo y Cuauhtémoc Arzola. Este último fue quien identificó el cadáver del joven Moreira, cuya fotografía ya circuló ayer en redes sociales y que, por encuadre y cercanía, sólo pudo haber sido tomada por su asesino y por alguno de los policías municipales que lo encontró.

Pero, ¿quién es ese Rodolfo que quería ver a José Eduardo? Pues nada más y nada menos que el subdirector operativo de la Policía Municipal, Rodolfo Castillo Montes quien, según confirmó el alcalde Alberto Aguirre, es uno de los tres arraigados en el caso. Los otros dos son los policías municipales José Trinidad Landeros y Víctor Carrizales Prieto.

El arraigo del subdirector operativo de la policía fue solicitado por la Procuraduría de Coahuila por su inicial negativa a ser interrogado sobre el crimen, en virtud de que los investigadores estaban enterados de que se se reuniría o se reunió con él. Además, se trata de un hombre que no pasó las pruebas de confianza a que fue sometido pero que, sin embargo, era mantenido en el cargo por el director de la corporación, el general en retiro Javier Aguayo.

El pasado sábado 6 de octubre, poco después de las seis de la tarde, 39 policías de Acuña que estaban de turno el día y a la hora del asesinato de Moreira Rodríguez fueron trasladados a Saltillo, en calidad de presentados, para ser sometidos a pruebas de evaluación y confianza, detector de mentiras y examen toxicológico.

Se busca, pues, entre policías, al asesino del también sobrino del gobernador Rubén Moreira a quien la viuda responsabilizó el viernes 5 de octubre pasado, vía Twitter, de la muerte de su joven marido con el argumento de que fue consecuencia de su incapacidad de gobernar.

Todo esto fortalece la hipótesis que aquí le comentaba el viernes pasado, que el crimen organizado, con funcionarios públicos coludidos, asesinaron al más vulnerable de los Moreira, en venganza por la muerte en un tiroteo de Alejandro Treviño Chávez, sobrino de Miguel Ángel Treviño Morales, alias El Zeta 40, segundo en jerarquía de ese cártel de las drogas y con fuerte presencia en Ciudad Acuña, donde el hijo del ex gobernador era delegado de la Secretaría de Desarrollo Social del estado.

Fuentes cercanas a la investigación aseguran que junto al cadáver de José Eduardo fue dejado un mensaje cuyo contenido no se reveló. Sin embargo, después del tiroteo en Piedras Negras, en el que habría muerto ese mismo miércoles el sobrino de un poderoso narcotraficante, apareció un letrero que decía: “Familia por familia”.

México se debate en medio de estas historias de violencia sin que nadie tenga claro si sus problemas son consecuencia del narcotráfico o éste es consecuencia de sus problemas. El dilema es como aquel sintentizado en la pregunta: ¿qué fue primero, el huevo o la gallina?


Instantáneas

1. SAN FERNANDO. El sábado, después de un fuerte tiroteo registrado en Nuevo Laredo fue detenido Salvador Alfonso Martínez Escobedo, alias El Comandante Ardilla. Este sujeto —según la Fiscalía de Tamaulipas— fue el que organizó y operó como jefe de una célula de Los Zetas la masacre de 72 inmigrantes de origen centroamericano ocurrida en agosto de 2010.

2. ANTICRIMEN. Miguel Osorio Chong, coordinador general de política y seguridad en el equipo de transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto, fue el sábado a Monterrey a un bautizo. Ahí adelantó que Peña Nieto dará a conocer en un par de semanas el diseño de la fuerza especial anticrimen con que se pretende enfrentar extorsiones y secuestros. No será, insistió, una nueva policía, sino un grupo de élite dentro de la ya existente.

3. ANTICORRUPCIÓN. Lo que hoy detallará el Presidente electo allá por los rumbos de Santa Fe será su iniciativa de ley anticorrupción. Lo hará en reunión con los diputados del PRI. Peña Nieto quiere que la de diputados sea la Cámara de origen.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 5 de octubre de 2012

Objeciones de la Memoria / ¿Por qué tomamos la tribuna?

¿Por qué tomamos la tribuna?

Imagen





La reforma laboral de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, que ahora se discute en el Senado, representa un peligro en el ejercicio de derechos de las y los trabajadores; si se ratifican las modificaciones planteadas por el PRIAN se abaratará la fuerza de trabajo y disminuirán los derechos de la clase trabajadora en México.

Esta contrarreforma en materia laboral no busca la democracia sindical ni la creación de empleos, se pretende suplir el concepto trabajo por el de “chambita” y llama “competitividad” a la pauperización de los niveles de vida de las y los trabajadores.

Con la reforma laboral del PRI y del PAN, las y los trabajadores tendrán que conseguir varias “chambitas” en distintos lugares para poder ganar el monto salarial que ahora perciben, es decir, tendrán que trabajar más para ganar lo mismo que ahora.

La gente tendrá que conformarse con “pedacitos de empleo” en lugar de aspirar a tener un solo empleo como lo tuvieron nuestros padres y abuelos. El trabajador contratado por hora será más explotado y carecerá del derecho a horas extras y periodos vacacionales con goce de sueldo.

La iniciativa de Peña Nieto y Calderón también lesiona el derecho a la seguridad social, ya que al fraccionar en horas la jornada de trabajo, se reducirá el ingreso del trabajador y, por tanto, las cotizaciones al IMSS serán menores que las actuales.

Con esta contrarreforma laboral, para el patrón será más barato despedir a un trabajador, y los empresarios tendrán mayor poder en la relación con su plantilla trabajadora. Mujeres embarazadas y personas con discapacidad podrán perder sus empleos de manera fácil aplicando el pretexto de la baja productividad.

Las y los profesionistas de clase media también verán mermados sus derechos laborales y sus ingresos.

En resumen, esta reforma afecta a los asalariados. También pega a los pequeños y medianos empresarios, porque al fraccionar los salarios, los ingresos de las y los trabajadores se verían disminuidos hasta en 10% y, por tanto, el nivel de consumo en nuestro país se verá afectado, con la consecuente caída en las ventas de las empresas nacionales, y se abrirá el paso a compañías trasnacionales dedicadas a la maquila. Las consecuencias sociales de esto serían terribles.

No hace falta estudiar los casos de los países asiáticos para saberlo. Basta dirigir la mirada a Ciudad Juárez, donde la llegada de las maquiladoras, además de la violación de los derechos laborales, trajo consigo fenómenos lamentables como el de las mujeres asesinadas.

Decir no a los planes laborales de Peña Nieto y Calderón representa defender a las clases populares, los intereses de las clases medias, el futuro de las y los jóvenes, así como los de empresas medianas y pequeñas que son las que producen la mayoría de las fuentes de trabajo efectivas en México. Se trata de evitar que en México se pierdan derechos sociales ganados en 1910.

Por eso tomamos la tribuna parlamentaria, para denunciar este nuevo atraco contra el pueblo de México. Los diputados del PRI y del PAN tomaron la tribuna en 2006 para ayudarle a Felipe Calderón a tomar posesión. Nosotros tomamos la tribuna del Congreso de la Unión en 2012 para defender a la clase trabajadora.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / El crimen del hijo de Moreira

El crimen del hijo de Moreira


Imagen





El lunes 17 de septiembre pasado escaparon 131 reos de la cárcel de Piedras Negras. Algunos de ellos, muy pocos, a través de un estrecho túnel. La mayoría, por la puerta principal del reclusorio, en horas de la tarde y, según la Procuraduría del estado, con el apoyo de sicarios del cártel de Los Zetas.

A partir de ese momento se levantó una ola de violencia que ha afectado a Coahuila durante los últimos 18 días y que el miércoles 3 de octubre pasado alcanzó al sobrino del gobernador Rubén Moreira e hijo mayor del ex mandatario estatal y ex presidente nacional del PRI, Humberto Moreira.

El cadáver de José Eduardo Moreira Rodríguez, de 25 años, fue encontrado a las 21:20 horas del miércoles pasado, en un paraje de la carretera del ejido Santa Eulalia, a unos cinco kilómetros al norte de Ciudad Acuña. Tenía varios impactos de bala y estaba al interior de una camioneta Cherokee blindada.

En el mismo corredor fronterizo de Coahuila están Ciudad Acuña y Piedras Negras. En esta última, los pasados martes 2 y miércoles 3 de octubre hubo intensos enfrentamientos a tiros de agentes estatales del Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATE) y presuntos criminales. En el primero de ellos murieron cuatro delincuentes y en el segundo cinco.

Fuentes del gobierno en Saltillo filtraron que entre los muertos estaba Alejandro Treviño Chávez, sobrino de Miguel Ángel Treviño Morales, alias El Zeta 40, segundo en jerarquía de ese cártel de las drogas y con fuerte presencia en Ciudad Acuña, donde el hijo del ex gobernador Moreira era delegado de la Secretaría de Desarrollo Social del estado.

El hermano de El Zeta 40 y padre del presunto sicario asesinado en Piedras Negras es Juan Francisco Treviño Morales, preso en EU por tráfico de drogas.

Lo anterior explicaría que una hipótesis del asesinato de Moreira Rodríguez sea una venganza de Los Zetas.

Pero tal venganza podría tener dos vertientes: 1. El daño que el estado gobernado por los Moreira durante los últimos siete años ha infligido al cártel de Los Zetas, incluida la reciente muerte del sobrino de uno de sus líderes; y 2. La recomposición de acuerdos entre el poder del narcotráfico y el poder político en Coahuila, acaso producto de una ruptura expresada en esa ola de violencia que afecta al estado, le decía, desde el día en que Los Zetas fueron a sacar a 131 reos de la cárcel de Piedras Negras.

Debe quedar asentado, sin embargo, que desde que Rubén Moreira tomó posesión del gobierno el pasado 1 de diciembre de 2011 ha mantenido un discurso duro frente al crimen organizado, ha cerrado la entrada de nuevos casinos, prohibido los table dance y acortado los horarios de venta de alcohol.

Pero tampoco debe perderse de vista que su hermano Humberto, el ex gobernador, está sujeto a una investigación criminal por la acusación de que evitó reportar deuda de su estado hasta por 3 mil millones de pesos y falsificó documentos para obtener la autorización de endeudamiento del Congreso local, lo que influyó decisivamente en su salida de la dirigencia nacional del PRI.

Humberto Moreira, abatido y muy afectado, declaró anoche que su hijo José Eduardo “es uno de los miles de muertos de esta guerra” contra el narcotráfico que “ahora vivo en carne propia”. Y remató con la voz quebrada por el dolor y la rabia: “He aguantado calumnias, he aguantado muchas cosas, pero esto no se puede aguantar; mataron a mi hijo, le dieron dos balazos en la cabeza unos desgraciados, yo espero justicia”.

Este crimen se suma al clima de desasosiego con que Felipe Calderón concluye un gobierno marcado por la violencia, la muerte de casi 80 mil personas en seis años, en medio de lo que él mismo llamó guerra contra el narcotráfico. Intolerable resulta, por tanto, la propaganda televisiva triunfalista con la que nos bombardea estos días.


Instantáneas

1. SINDICATOS. El Senado ya analiza la minuta de reforma laboral aprobada el fin de semana pasado por la Cámara de Diputados. El PAN y el PRD en la Cámara alta han pactado retomar las propuestas de democracia y transparencia sindical que por presiones del PRI fueron recortadas en San Lázaro. Y sí podrían hacerlo, ya que el PAN tiene en el Senado 38 asientos, el PRD 22, el PT cinco y el Movimiento Ciudadano uno, es decir, 66 votos. El tricolor (54) y su aliado el Verde (7) sólo alcanzan 61.

2. PETRÓLEO. Pemex podría anunciar hoy un segundo e importante hallazgo de petróleo en aguas profundas del Golfo de México.

3. VECINOS de la delegación Benito Juárez hicieron llegar a esta columna una carta en la que denuncian el desprecio con que han sido tratados por su flamante delegado panista, Jorge Romero.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 4 de octubre de 2012

Manual para canallas / Nadie es tan cuerdo como aparenta

Nadie es tan cuerdo como aparenta


Imagen




Si te sientas a observar con calma, desde la banqueta o bajo un árbol e incluso en una solitaria mesa de bar, te darás cuenta de que nadie es tan cuerdo como aparenta. Nadie es tan normal, apreciarás, porque sus ángeles y demonios no pueden vivir en santa paz.

A mí me gusta sentarme en la barra de cualquier barecito, domesticando mis pensamientos más salvajes y observando con calma las manías de los demás, esperando que surja alguna historia digna de narrarse. Y lo mismo llega alguien a contarte que es especialista en abrir cajas fuertes, que alguna mujer ebria que te dice que alguna vez fue tan hermosa que anduvo con un millonario. Por lo general invito uno o dos tragos, pero sólo por el hecho de que alguien me caiga bien. Finalmente todos somos solitarios, los mayores perdedores del mundo que aún soñamos con alcanzar la gloria aunque sea por un rato. En una de esas tardes bipolares, en las que sólo habíamos tres o cuatro parroquianos, entró un sujeto que irradiaba seguridad, con pelo envaselinado y su portafolio metálico. Miró a su alrededor, me observó unos segundos y fue a sentarse a mi lado. “Buenas tardes”, dijo con amabilidad exagerada. “Buenas tardes”, asentí con la cabeza mientras me daba cuenta de que algo en ese tipo no me gustaba. Seguro es un vendedor de seguros, creo que reflexioné. Pidió un martini. Chales. No mames, a los bares de tercera no se sienta uno a beber martinis. Ni que fuera el pinche James Bond en una misión ultrasecreta. Enseguida sacó la cartera y pidió al barman que le cobrara. Se sintió observado y volteó a verme. “Es que tengo la cábala de pagar siempre el primer trago, porque si no me hace daño”, sonrió con una de esas sonrisas que he visto en las películas de estafadores. Mmmta, pinche wey tan payaso. Ya de cerca, observándolo, me di cuenta que su traje era viejo, que sus zapatos tenían los tacones muy gastados, desnivelados, que su camisa estaba un poco raída del cuello y que lo único reluciente era su portafolios de aluminio o algo parecido. Nada que me sorprendiera en lo absoluto.


-O-



“¿Y usted a qué se dedica, amigo?”, me cuestionó aquel sujeto. “Soy mago”, pero los jueves no trabajo, aclaré. “Ah, qué interesante, fíjese que mi abuelo, por parte de mi madre, era mago”. Si le hubiera comentado que era hombre bala, seguro que me hubiera dicho algo como “de niño yo soñaba con trabajar en un circo” o algo por el estilo. “¿Y cuál es su mejor truco?”, al parecer no se dio cuenta de que no deseaba charlar con él. “El escapismo”, hice una mueca de fastidio, “siempre estoy escapando de todo, y más de las responsabilidades”. Rió con estridencia, como si yo fuera el nuevo Tin Tan o algún comediante consumado. “Es usted muy simpático”, chales, lo que me faltaba. “Permítame presentarme, soy Josué Elizondo”, me extendió la mano y por no ser grosero la estreché, aunque con indiferencia. Recuerdo su nombre porque después me entregó su tarjeta, que insistió en que se la devolviera, pero con tal de hacerle la mala obra preferí guardármela. “Soy especialista en crisis existenciales”, jajajajajajaja, no pude evitar carcajearme. Quise decirle que él sí que era simpático, pero me tomó con fuerza el brazo. “Es en serio, joven. Y mi profesión es tan decorosa como cualquier otra”. Dejé de reír y le lancé una mirada de me-vale-madres. Intenté hacer de cuenta que estaba yo solo. El sujeto suavizó el tono. “Aunque usted no lo crea, tengo un doctorado en siquiatría, diplomados en diversas materias, como la exploración del subconsciente, potenciación de la psique, aplicación extrasensorial” y no-sé-cuántas-jaladas-más. Entonces abrió su portafolio y sacó una cédula profesional, igualita a esas que extienden en la UNAM y también en Santo Domingo. “Sé que no me cree, pero se lo puedo comprobar”, dijo con cierta arrogancia. Me cai que de todos los charlatanes que he conocido, este es el más lunático, atiné mentalmente. Me cai que ni Felipe Calderón o Peña Nieto. Pedí otro trago, encendí el enésimo cigarrillo y tuve que haber maldecido mi peor frase de la noche: “Ah, mire qué interesante”. Ya no pude abrirme. Esa fue la clave para que durante una hora “examinara” mi mente, me dijera qué pedo con mi autoestima y los factores de riesgo para que yo entrara en una crisis existencial.


-O-



De nada valió que yo le dijera que estaba en una crisis existencial desde que era adolescente, porque las chavas guapas siempre se enamoraban o fajaban con mis amigos, mientras yo me conformaba con las inteligentes o las aplicadas. Vale madres. Según el wey, yo era un tipo brillante, pero tenía que repetírmelo todos los días y a todas horas. Antes de despedirse, me dijo que no dudara en llamarlo. Estaba yo tan aturdido con su manera tan rápida de hablar y actuar, que cuando me di cuenta ya había salido con la misma seguridad con la que entró. Chales, pinche wey tan raro. Después de unos minutos lo olvidé. Volvió a mi mente cuando me llevaron la cuenta. El wey se había tomado cinco martinis a mi salud. “Son los de su amigo”, me dijo el cantinero. No manches. “Cuando usted fue al baño me dijo que las metiera a su cuenta. Y pues como los vi muy camaradas, no lo dudé”. Ya ni protestar. Ya ni las pinches viejas me han taloneado de manera tan sutil. Hijodelachingada. Sírvanme la otra. Total, mi autoestima está en proceso de sanación. Uno nunca aprende a desconfiar de los demás, me cai. Lo malo es que en ese momento alguien puso una jalada de Arjona. Es lo malo de las rockolas, que las rellenan con mucha basura. Soy capaz de pagarle al cancionero que está sentado en el extremo de la barra, aunque sólo le cante al ruquito de aquella esquina. No, mejor voy a jugar dominó conmigo mismo. Chance y ahora sí logro ganarme. Y sirve que dejo de pensar a ratos en aquella mujer que no ha de poblar mi futuro, como sentencia Julio Cortázar: “Y sé muy bien que no estarás,/ no estarás en la calle,/ en el murmullo que brota de la noche/ de los postes de alumbrado.../ Ni en los libros prestados,/ ni en el hasta mañana./ No estarás en mis sueños,/ en el destino original de mis palabras,/ ni en una cifra telefónica estarás.../ Me pararé en la esquina/ a la que no vendrás/ y diré las cosas que sé decir/ y comeré las cosas que sé comer./ Y soñaré los sueños que se sueñan,/ y sé muy bien que no estarás/ ni aquí dentro de la cárcel donde te retengo,/ ni allí afuera en ese río/ de calles y de puentes./ No estarás para nada,/ no serás mi recuerdo/ y cuando piense en ti/ pensaré un pensamiento/ que oscuramente trata/ de acordarse de ti”.


Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

lunes, 1 de octubre de 2012

GRAN ANGULAR / EU investiga a la mafia de las patrullas

EU investiga a la mafia de las patrullas


Imagen





El Ministerio de Justicia de EU y un subcomité del Senado del vecino país investigan a empresas automotrices por presuntas prácticas monopólicas y de corrupción en las que estarían involucradas las secretarías de Seguridad Pública Federal (SSPF) y del Distrito Federal (SSPDF), así como el SAT y Banca Inbursa, por la compra y renta a sobreprecio de patrullas y equipamiento.

La investigación la realizan desde julio la Security Exchange Comission, organismo autónomo del Ministerio de Justicia, y el Subcomité del Senado sobre Prácticas Monopólicas y de Corrupción, que preside el senador Karl Levin quien fue, por cierto, el que destapó el escándalo de lavado de dinero que acabó por reconocer HSBC México.

En las columnas Otra más de corrupción (http://cort.as/2YPl) y La mafia de las patrullas (http://cort.as/2YOb) le documentaba aquí en noviembre de 2010 y mayo de 2011, respectivamente, la manera en que, mediante procedimientos amañados, el SAT, por un lado, y la SSPF y la SSPDF, por el otro, beneficiaron a concesionarias automotrices con la compra de patrullas con sobreprecio.

La investigación de las referidas instancias estadounidenses está centrada ahora en la compra y renta de patrullas para la SSP capitalina, que encabeza Manuel Mondragón y Kalb, denunciada en 2011 por el ex asambleísta del PAN Carlos Alberto Flores Gutiérrez cuando presidía la Comisión de Seguridad Pública.

De acuerdo con esa denuncia, la SSPDF optó por rentar mil patrullas y mil motocicletas por un lapso de 36 meses, con el argumento de que resultaba más barato que comprarlas. Por dicho arrendamiento se pagó un millón 23 mil pesos por cada patrulla, un total de mil 23 millones de pesos por las mil. Patrullas similares fueron compradas en la delegación Miguel Hidalgo a 320 mil pesos cada una, lo que significa que por mil se hubieran pagado 320 millones, esto es, 680 millones de pesos menos de lo que se pagó por rentarlas, no por comprarlas.

Algo que llamó mucho la atención a las instancias de EU fue que el Grupo Inbursa, de Carlos Slim, aparece como proveedor de las patrullas rentadas ya que fue la institución que aportó el crédito para el arrendamiento, aunque la indagatoria de Flores Gutiérrez ubicó algunas de las unidades en una planta industrial de Ecatepec de la empresa Global Truck, que es, a su vez, de la concesionaria de Chrysler Grupo Aeromundo, de Arturo Brimberg, y Grupo Polanco, de Pablo Casas, que son las mismas que vendieron patrullas con sobreprecio a la Policía Federal y al SAT. En este último caso fueron 285 camionetas pick up en 176 millones 130 mil pesos, cuando podría haberlas adquirido en 115 millones 710 mil pesos.

Procedimientos similares se hicieron en la Policía Federal, pero concesionarias de General Motors (GM) y otra vez en la SSPDF con Nissan. Patrullas de esta marca fueron compradas en el estado de México a 154 mil pesos la unidad mientras que la policía capitalina pagó poco más de 300 mil pesos con la autorización del oficial mayor de la dependencia, Arturo Clarence.

Y así, mientras auditores internos de Chrysler, General Motors y Nissan han estado en México realizando sus propias investigaciones, se abre la oportunidad de preguntar sobre el tema a Mondragón y Kalb, quien comparece mañana ante la Asamblea Legislativa. En tanto que Genaro García Luna y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena parecen haner firmado un pacto de silencio.


Instantáneas

1. EL MORENA ha sido el gran ausente de las protestas contra la reforma laboral aprobada finalmente la madrugada del sábado en la Cámara de Diputados. Cuesta mucho trabajo creer que un asunto tan sensible para los trabajadores pase desapercibido al Movimiento de Regeneración Nacional cuando ha participado y estado al frente de movilizaciones contrarias a decisiones tomadas contra intereses popular. Muy malo sería que la realidad diera la razón a quienes aseguran que el único interés que en Morena tiene López Obrador es el electoral.

2. CONSEJO. Por cierto que en la página de AMLO aparece ya la Convocatoria al Congreso Nacional del Morena y los nombres de quienes son sus comisionados nacionales. Ahí se puede ver gente muy cercana a Obrador como Berta Luján, Octavio Romero Oropeza, Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal, pero también familiares de El Peje como su hijo Andrés López Beltrán y su hermano, Pío López Obrador.

3. ALIANZAS. El año próximo habrá diversas elecciones en 14 estados donde la presencia de la izquierda es de sólo 5%. Ese es el argumento central de la dirigencia nacional del PRD para declararse listo a negociar alianzas con el PAN
.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico