domingo, 23 de diciembre de 2012

Manual para canallas / Tantos monstruos al acecho

Tantos monstruos al acecho


Imagen




Malibé cree que Santa Claus es como en los anuncios de televisión. Es demasiado pequeña para entender que ella nunca tendrá la sonrisa perfecta de esos niños de comercial, ni tampoco los fabulosos juguetes que le causan tanta ilusión.


Malibé en realidad se llama Maribel, pero ella tan pequeña y frágil, responde que es "Malibé" cuando le preguntan su nombre. Siempre la veo despeinada, con sus tenis viejos y su pants demasiado sucios. Me la he encontrado algunas veces, siguiendo a su madre por los vagones del Metro mientras la doña grita: "para que no pague su precio comercial, que es de 40 pesos". Y supe que era "Malibé" cuando una señora amable le regaló un chocolate y le cuestionó "¿cómo te llamas, hermosa?". Yo no sé mucho de esa niña, pero intuyo algunas cosas: No tendrá un invierno feliz, porque no le regalarán esa muñeca que camina. Y tampoco tendrá una gran cena de Navidad, ni romperá una piñata con sus hermanos mientras se abriga con una bufanda tejida a mano por la abuela. En cambio, se irá a dormir cansada mientras su madre baila reguetón y se emborracha con algún vecino. Malibé tendrá una Navidad como muchas que le esperan en el futuro. Y crecerá viendo telenovelas, con uno o dos padrastros que la acecharán mientras ella entra en la adolescencia. Y entonces ya será Maribel y dejará la escuela y sus pasos serán circulares, semejantes a los de su madre: se enamorará de un cretino, se embarazará muy joven y tendrá otra Maribel en miniatura. A lo mejor estoy siendo pesimista. Y "Malibé" tendrá una historia fantástica, rodeada de cariño y será abogada y viajará por el mundo para conocer al amor de su vida en Italia. No, basta ver a su madre para darse cuenta que hay algo peor que ser un idiota: heredar la basura que se ha acumulado tanto tiempo.

-O-

Si no eres de esos tontos que caminan como si estuvieran huyendo, seguro que te habrás encontrado con el espejo de la tristeza: si tu mirada ha chocado con la de un niño desprotegido, reconocerás la melancolía No hay nada más terrible que un niño cabizbajo. Así es Zeferino, ese pequeño traído a la ciudad desde un pueblo lejano. Y ese chavito es como un animalillo acorralado, a merced de una ciudad que traga, que mastica y vomita odio. Zefe se limpia los mocos con las manos y yo me lo imagino enfermo, temblando de frío, hacinado en un cuarto con otras diez personas. El niño acompaña todos los días a su hermanita y reparten papelitos de colores en los que alguien ha escrito que "venimos de Puebla y somos muy pobres, no tenemos para sembrar la tierra". Y algunos piadosos les regalan una moneda. Muchos ni imaginan que algún hijo de la chingada los explota, que los manda a pedir dinero y los amontona a dormir en cuartos miserables. Zeferino no irá a la escuela, ni jugará fútbol en el recreo, ni comerá un sandwich que su madre le preparará todas las mañanas. Zeferino no conoce el sabor de una trufa, nunca tendrá una bicicleta, ni viajará en avión y tampoco le regalarán un Max Steel en estas festividades. Ese pequeño caminará descalzo mañana, sentirá un poco de hambre, se le antojará el helado que vas comiendo y si eres observador notarás la fragilidad en su mirada. Quizá soy muy pesimista y a él le bastará con muy poco, con los abrazos de su madre, para sentirse bendecido. Quisiera creer eso. Pero lo imagino dormido como una mascota olvidada en el traspatio, mientras sueña que corre libre por los pastizales de un pueblo lejano. Zeferino es un niño cabizbajo, que camina quedito, que tiene los ojos negros y un futuro del color más trágico.

-O-

Allá afuera hace frío. Y como "Malibé", igual que Zeferino, allá afuera habrá muchos niños sin Navidades felices. Y tú seguirás tu camino, te comprarás un teléfono moderno con tu aguinaldo, cenarás pavo en Nochebuena, te comprarás ropa en Zara o en Pulí Q. Bear o en Suburbia y quizá en Bershka, eso no lo sé, y no creo que tengas mucho tiempo para reflexionar de verdad sobre lo afortunado que eres. Por mucho que maldigas a la suerte, por mucho que reniegues de tu empleo o de la escuela. En realidad no quiero ser un pesimista, pero lo he visto con mis propios ojos. Somos tan distraídos que rara vez reparamos en la tristeza en los ojos de un niño. Y allá afuera hay muchos Zeferinos, "Malibés", Eusebios, un montón de pequeños con frío. Y muchos de ellos son castigados por la indiferencia. Y están merced de un padre alcohólico que puede violentarlos cualquier noche. Y están bajo el manto de una madre que nunca se da cuenta de nada. Y el llanto de ese pequeño, y el miedo eterno, se confundirán con la grisura de su mirada. Así que no perderías mucho si la próxima vez que lo veas, que lo encuentres en el camino, le regalas un cochecito de veinte varos, una pelota de hule, un peluche de los que tienes arrumbados, cualquier juguetito que compres en la esquina. Yo sé que no solucionarás gran cosa, pero al menos conseguirás que la dicha le pinte una sonrisa. Creo que hay que ser agradecidos con lo que nos ha dado la vida. Como suele decir Dante Guerra: "Tuve una infancia de tempestades/ y no vino a salvarme el Capitán Trueno/ Tuve lágrimas a escondidas/ y llantos como gato de azotea./ Tuve miedo, tuve horrores/ y monstruos bajo la cama/ Pero también tuve* una madre/ que era como una chimenea/ Y me acurrucaba con manos de artesana/ para forjar en el fuego eterno/ esta armadura que no perdido su blindaje/ Tuve noches de pesadilla y sudor frío/ aullidos de bestias que me tragaban/pero también tuve la suerte/ de contar con un ángel de la guarda/ algo distraído y pesimista/ pero dispuesto a trabajar horas extras".


Roberto G. Castañeda

Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 19 de diciembre de 2012

GRAN ANGULAR/ Del infierno al refugio dorado

Del infierno al refugio dorado



Imagen




Después de estar el jueves pasado en la ciudad de México para ratificar su militancia en el PAN (cosa que no hizo en León Vicente Fox, por lo que quedó fuera automáticamente del partido que lo postuló para la Presidencia), Felipe Calderón viaja a Europa en estas vacaciones de fin de año, para presentarse en Harvard la segunda semana de enero próximo.

Residirá en Cambridge, un suburbio bostoniano de 102 mil personas, la mayoría blancas, con un ingreso familiar promedio de 107 mil dólares al año (un millón 400 mil pesos), lo que significa 116 mil pesos mensuales aproximadamente. El precio promedio de una casa ahí es de 600 mil dólares (7 millones 900 mil pesos), lo que hace de la zona una burbuja de clase media alta, más tirándole a alta, con una oferta cultural y restaurantera de lo más refinada en la costa este de EU.

Pero este retiro dorado de Calderón y su familia garantiza, más allá del bienestar económico y social, altos niveles de seguridad pues, durante los últimos cinco años (2007-2012), sólo se registraron en Cambridge tres homicidios y no suman ni 30 los cometidos desde 1991.

Esta cifra contrasta, como una bofetada, con los casi 100 mil homicidios que la guerra de Calderón contra el narcotráfico dejó en México. Él y sus apologistas dirán que de esas muertes —que jamás podrán negar— son responsables los criminales, lo que solamente es cierto en parte, pues muchas de esas víctimas fueron ciudadanos inocentes que el panista llegó a catalogar como “daños colaterales”. Pero la responsabilidad política, de cualquier forma, es toda de Calderón por promover una estrategia fallida e inútil que sumió al país en una espiral de violencia cuyas consecuencias aún no acabamos de ver y que tocará a la historia juzgar.

El lunes pasado, en la presentación de la estrategia de seguridad y justicia del presidente Peña Nieto, tocó al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y al procurador general, Jesús Murillo Karam, presentar un diagnóstico demoledor de la situación de inseguridad y de debilidad institucional en que recibieron al país.

Entre 2006 y 2011 se cometieron 10.6 millones de delitos. En ese periodo, los homicidios dolosos pasaron de 10 mil 253 a 22 mil 480, una de las mayores tasas de crecimiento en el mundo.

Las “ejecuciones” se convirtieron en la segunda causa nacional de defunciones. El secuestro aumentó 83%, el robo con violencia 65%, la extorsión 40%, los delitos sexuales 16% y el robo en carretera y el robo de vehículos 100%, respectivamente.

El panorama empeora cuando se sabe que siete de cada 10 mexicanos se sienten inseguros y que uno de cada tres hogares tiene al menos a una víctima de la violencia o los delitos. De éstos, sólo ocho de cada 100 son denunciados y nada más 15% resueltos, lo que lleva a la escalofriante conclusión de que apenas uno de cada 100 se castiga.

A esa debilidad institucional hay que sumar la aceptación que hace la propia Segob de que hay miles de desaparecidos, que la CNDH registra entre 2005 y 2011 8 mil 902 quejas por tortura y tratos crueles o degradantes, y que la capacidad instalada de los 419 centros penitenciarios del país está rebasada en 49 mil espacios.

Por si algo faltara, el procurador Murillo Karam dijo que recibió una institución dislocada en la que se perdió el propósito central de la investigación para procurar justicia, lo que ha derivado en que medidas cautelares extraordinarias, hoy sujetas a revisión (el arraigo y los testigos protegidos), se convirtieron en el mecanismo casi único de consignación, que normalmente violenta derechos fundamentales.

Al diagnóstico siguió la presentación de la estrategia. ¿Cambia radicalmente? ¿Puede considerársele nueva? Sí, por lo menos en el procedimiento y por la garantía, al menos en el discurso, de que no habrá más improvisación, como la hubo con Calderón. También en cuanto a los objetivos prioritarios: reducir la violencia y recuperar la paz, esto es, se privilegia la paz sobre la guerra.

Seis líneas o ejes, según informó Peña Nieto: planeación, prevención, protección y respeto a los derechos humanos, coordinación, transformación institucional y evaluación. Como parte de ellas destacan la división del país en cinco regiones operativas (regionalización) y la creación de una Gendarmería Nacional.

Hay cambio, pues, en los procedimientos, en la forma. Falta saber del fondo, lo que nos remite, inevitablemente, al crecimiento económico, la creación de empleo, el aumento de oportunidades y la disminución de la pobreza.

Sólo así podrá revertirse el reguero de sangre que dejó Calderón, quien sin remordimiento aparente está listo para disfrutar de su refugio dorado.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 17 de diciembre de 2012

GRAN ANGULAR/ Liconsa: ¿la cueva de Alí Babá?

Liconsa: ¿la cueva de Alí Babá?


Imagen





Poco ayudan a Enrique Peña Nieto y a su pretensión de mostrar una nueva cara del PRI a su regreso al poder, nombramientos como el de Héctor Pablo Ramírez-Puga Leyva al frente de Liconsa S.A., empresa de participación estatal mayoritaria sectorizada en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La noble función de Liconsa, industrializar leche de elevada calidad y distribuirla a precio subsidiado para apoyar la nutrición de millones de mexicanos, en especial de familias en condiciones de pobreza, podría verse seriamente empañada al quedar bajo la dirección de un hombre relacionado con las expresiones más corruptas de gobiernos del Revolucionario Institucional como el que encabezó en Oaxaca Ulises Ruiz entre 2004 y 2010.

De él fue jefe de prensa Ramírez Puga-Leyva, hijo del dueño del periódico El Extra de Oaxaca, al que benefició con jugosos convenios publicitarios del estado. Incluso, el panista Javier Corral (en medio del proceso electoral local de 2010 en que el PRI perdió el gobierno) exhibió una factura emitida por la editorial Escorpión/El Extra de Oaxaca por la cantidad de 700 mil pesos mensuales. Esa mensualidad —según fuentes del actual gobierno oaxaqueño— se entregó durante los cuatro años que Ramírez-Puga Leyva estuvo al frente de la Coordinación General de Comunicación Social del estado. Es decir, le pagó a su papá un total de 28 millones de pesos.

De manera que el uso de influencias políticas a favor de intereses personales dio algunos frutos que periodistas oaxaqueños han documentado en sus medios. Por ejemplo, la apertura de un restaurante en un inmueble catalogado como patrimonio arquitectónico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Esa propiedad pertenecía al gobierno de Oaxaca, que se la entregó al padre de Ramírez Puga-Leyva en comodato por 20 años, pero a través de maniobras extralegales la casa quedó escriturada a nombre de su familia, aseguran las fuentes consultadas por esta columna.

Coincidió, agregan esas fuentes, que durante los primeros días de su gestión como jefe de prensa de Ulises Ruiz, construyó una residencia de más de 2 mil metros cuadrados en la zona ecológica protegida de San Felipe del Agua, con cancha de tenis, alberca y salón de fiestas.

Pero ya en el terreno de la responsabilidad política, hay quienes consideran que a Ramírez-Puga Leyva se le puede considerar cómplice de los 30 muertos y varios desaparecidos que dejó el gobierno de Ruiz en el conflicto social oaxaqueño de 2006-2007, donde aterrorizaron a la gente las “caravanas de la muerte”, famosas por la violencia que desataron contra los maestros de la sección 22 del SNTE y los militantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

Después de aquella gestión, Ramírez-Puga Leyva fue premiado con una diputación en la pasada legislatura, la número LXI, donde se dedicó a cultivar los favores de los poderosos en turno.

Ese carácter acomodaticio ya lo había mostrado en una anterior gestión como diputado federal. Fue en la legislatura LIX en la que primero se sometió al poder de quien fue la primera coordinadora parlamentaria del PRI, Elba Esther Gordillo, hasta que el conflicto de la maestra con el entonces presidente del tricolor y ya próximo candidato presidencial, Roberto Madrazo, llevó a que fuera desconocida como lideresa de los diputados tricolores para imponer al hoy secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet. Fue Ramírez-Puga Leyva uno de los golpeadores de aquel sublevado priísmo que fueron a patear y a derribar la puerta de las oficinas de Gordillo en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Por eso, el temor de que Liconsa se convierta en una cueva de Alí Babá.


Instantáneas

1. ESTRATEGIA. Aprobada ya la ley que elimina dos secretarías y dota a la de Gobernación de más funciones y poder, el presidente Enrique Peña dará a conocer hoy a las 11 de la mañana en el Palacio Nacional su estrategia de seguridad. Dicen fuentes cercanas al despacho presidencial que implicará un giro radical de al menos 180 grados. Hoy se conocerá una primera parte que definirá, seguramente, la manera en que se insertarán a Gobernación las funciones de la extinta SSP y de la Policía Federal.

2. PASO VELOZ. Embalado parece Peña Nieto con el avance de sus iniciativas en el Congreso. En ello ha sido fundamental la operación del diputado Manlio Fabio Beltrones, coordinador del grupo parlamentario del PRI, y de Emilio Gamboa, líder de los senadores tricolores, aunque a este último, viejo lobo de mar, se le ha atravesado el aparentemente inexperto senador del PAN, Ernesto Cordero. El caso es que parece previsible que mañana saldrá adelante en el Senado la reforma educativa y muy probablemente el jueves ya haya presupuesto para 2013.



Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico

viernes, 14 de diciembre de 2012

Objeciones de la Memoria / El regreso del PRI

El regreso del PRI


Imagen





Al día de hoy apenas han transcurrido dos semanas del regreso del PRI al gobierno de la República. Pero de manera inequívoca se siente el retorno. La marca de la casa se encuentra en cada acto, en cada evento, cada acción. Regresó el PRI a Los Pinos: regresó la represión a las calles, la provocación de los halcones, la cooptación y compra de conciencias, la obsesión por los pactos y la unanimidad como en la vieja Europa del Este, el retorno de las dinastías, la aprobación al vapor de leyes y decretos, el culto al poder de los medios, la persecución política y jurídica de los opositores y disidentes. El PRI está de regreso.


Dicho retorno es un retroceso y es continuidad. Retroceso en lo político, pues ahora se pretende disminuir la pluralidad en el Congreso, reconstruir los pactos corporativos, inhibir la libertad de expresión, aterrorizar, pactar la movilización social, criminalizar la protesta social.

Es continuidad porque la línea neoliberal sigue intacta, y en el paquete económico se advierte la mano de la tecnocracia, que igual prepara un proyecto económico del PAN que uno del PRI.

En dicho paquete las pensiones de los expresidentes están intactas, los recursos para el rescate de los bancos privados extranjeros también, asimismo continúa la eliminación de subsidios para aumentar la carga económica y fiscal de las clases medias.

Con el Revolucionario Institucional regresan también las tácticas de engaño. Por ejemplo, se habla de un programa de austeridad por el simple hecho de que disminuyeron los salarios de los altos mandos de la administración pública en 3%, cuando deberían haber disminuido en 50% por lo menos.

Se habla de una pensión universal para adultos mayores cuando no se destina ni la mitad de los recursos que se requieren para dicha pensión.

El regreso del PRI trae también la búsqueda obsesiva de exterminar a la oposición como sucedió en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari. Que nadie discrepe. Y el que discrepe sea reprimido, silenciado o calumniado.

En este marco de situaciones es muy importante la emergencia del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), acaso la única fuerza política nacional que pretende ser una oposición al régimen imperante.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

jueves, 13 de diciembre de 2012

Babylonia Forum • Ver Tema - Catolicadas - Segunda Temporada

Babylonia Forum •
Catolicadas


Segunda Temporada


Capítulo 12


El Papa Juan XXIV

Manual para canallas / Antes de que se acabe el mundo

Antes de que se acabe el mundo


Imagen






Instrucciones para contemplar el Apocalipsis: una vez que has pedido perdón a los que has ofendido, puedes subir a la azotea para sentarte mirando al sur. Entonces te colocas los audífonos y escuchas una sonata de Vivaldi mientras entra a escena el fin del mundo.

O bien, puedes encender el incienso, para sentarte con un libro entre las manos y leer al azar un poema que seguro te reconfortará mientras se caen las paredes y tus vecinos interpretan una sinfonía de lamentos. No es gran alivio, pero resulta mejor estar preparado para lo peor. Abrazarás a tu perro o a tu gato, más inquieto que de costumbre, deseándole buen viaje al cielo de las mascotas. Y te mirarás los zapatos, como si allí estuviera el próximo paso a tus purgatorios personales. O quizá cerrarás los ojos, esperando el desplome de tus sueños inconclusos. Yo te recomiendo que mantengas la calma, aunque se hunda el piso o explote el edificio de enfrente, aunque caigan rayos y centellas en el traspatio o se incendie la cocina. No intentes correr para salvarte, que no llegarás a ninguna parte. Mejor sería que hicieras un balance, ahora que estás a tiempo, o un recuento de huesos y defectos. Y escríbelo despacio, a manera de epitafio. Yo sé que ese asunto de los mayas o el 12 del mes 12 del 2012 son patrañas, pero si la próxima semana se acabara el mundo sería bueno hacer las paces con uno mismo, para no ser un alma en pena, un vagabundo en el limbo.


-O-


Siempre pasa igual. Uno no es lo que quiere, sino lo que puede o lo dejan ser. De niño soñabas con crecer. De adulto has dejado de soñar. Siempre planificabas tus vuelos, pero te estrellabas con el desencanto. Quisiste ser cirujano y te repugnaba el olor de la sangre. Deseabas ser futbolista, aunque tus rodillas temblaban desde los 11 pasos. “¿El futbol o la escuela?”, era el pretexto para convencerte de que tu vocación estaba equivocada. Siempre te orillaron a desechar lo que te daba mayores alegrías. Tu padre fue un prófugo de sí mismo. Tú madre era infeliz remendando calcetines y reciclando las tortillas. Y El Cuarteto de Nos te recuerda los deberes: “Ya tuve que ir obligado a misa. Ya aprendí a falsear mi sonrisa. Ya cambié de lugar mi cama, ya hice comedia, ya hice drama; fui concreto y me fui por las ramas, ya me hice el bueno y tuve mala fama. Ya fui ético, ya fui errático, ya fui escéptico y fui fanático, ya fui metódico, ya fui impúdico y fui caótico.


-O-


Creciste en un sitio incorrecto, limitado por la cultura del “no puedes hacer eso” o castigado por los miedos que dictan que “masturbarse es pecado”. Tu madre rezaba a los santos para que sus hijos le salieran buenos, sobre todo porque ella no sabía muy bien como educarlos. Así que no es nada raro que hayas terminado con la autoestima torcida. Te enseñaron a persignarte, a sentirte culpable, a creer en sus dioses, a no comer carne en días de vigilia, pero no te dieron el instructivo para volverte seguro e independiente. Y luego se extrañaban porque no dabas señales de madurar. Siempre traías un disfraz diferente y todos te veían raro. Pero tú sólo pretendías sentirte algo especial o simplemente alguien distinto: “Ya me cambié el pelo de color, ya estuve en contra y estuve a favor. Lo que me daba placer ahora me da dolor, ya estuve al otro lado del mostrador. Y oigo una voz que dice sin razón ‘tú siempre cambiando, ya no cambiarás más’, y yo estoy cada vez más igual. Ya me ahogué en un vaso de agua.. Ya creí en los marcianos, ya fui vegetariano. Hice el curso de mitología pero de mí los dioses se reían”.


-O-


Los estudios no se te daban, así que cifrabas tus esperanzas en los maestros “barcos”. Rehuías a las tareas de matemáticas y sólo tenías ganas de cascarear en el barrio o andar de fiesta con los más vagos. No es de extrañar que hayas dejado la escuela para probar mil trabajos. Fuiste ayudante de mecánico, repartidor de pizzas, volantero de sex shops, conductor suicida, mal amante y peor romántico. Nunca echaste raíces, lamentas el tiempo que desperdiciaste y te has especializado en buscar pretextos hechos a la medida a tus debilidades. “Matemáticas lo pasé de panzazo y ritmología aquí la estoy aplicando. Ya probé, ya fumé, ya tomé, ya dejé, ya firmé, ya viajé, ya pegué. Ya sufrí, ya eludí, ya huí, ya asumí, ya me fui, ya volví, ya fingí, ya mentí. Y entre tantas falsedades muchas de mis mentiras ya son verdades”.


-O-


Te faltó vocación, escasearon las oportunidades, te convertiste en un perfecto imbécil y nunca te graduaste. Soñabas con ser lo que no eres y poco a poco te conformaste con ser parte de un ejército de ilusos que sueñan con ganarse el Melate. Nunca serás rico, ni manejarás un Jetta del año, sólo sonreirás ante las fotos viejas y no te reconocerás en aquel sujeto flaco que en nada se parece al tipo gordo y neurótico que ahora eres. Te sobraron sueños y te faltaron agallas: “Ya fui al sicólogo, fui al teólogo, fui al astrólogo, fui al enólogo. Ya fui alcohólico, ya fui anónimo y ya hice dieta. Ya lancé piedras y escupitajos, al lugar donde ahora trabajo. Y mi historial cuenta a destajo que me porté bien y que armé relajo. Y oigo una voz que dice sin razón ‘tú siempre cambiando, ya no cambiarás más’. Y yo estoy cada vez más igual". En definitiva, El Cuarteto de Nos tiene la canción perfecta para acompañar el Apocalipsis, o cuando menos para despedirme el día que la muerte me sellé el pasaporte.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 12 de diciembre de 2012

GRAN ANGULAR / Jenni: el avión y los pilotos

Jenni: el avión y los pilotos


Imagen





Entre los fierros retorcidos del avión accidentado donde murió la cantante Jenni Rivera encontraron la licencia de vuelo del piloto mexicano Miguel Pérez Soto, expedida por la Administración Federal de Aviación (FAA) de EU. La fecha de nacimiento (01-21-1934) confirma que estaba por cumplir 79 años, pero también revela una restricción mayor atribuida seguramente a la edad: “No es válida para el transporte de personas” y “es válida solamente acompañado por el piloto mexicano con licencia número 200112880”. (Puede usted ver esa licencia en la cuenta Twitter de quien esto escribe: @RaulRodriguezC).

¿Quién es el piloto poseedor de esa licencia, acaso el que venía también en el fatídico vuelo? Por lo pronto, no ha sido posible indagarlo, pero ya se sabrá. El nombre del otro piloto lo dio el domingo la Dirección de Aeronaútica Civil (DGAC): Alejandro Torres Álvarez, un joven de 20 años, recién graduado en la promoción 2012 como FAA Commercial Pilot-Instrument Rated, Airplane Single-Multi Engine Land. (También en @RaulRodriguezC puede usted ver la foto).

Esto da lugar a algunas certezas e implicaciones: 1. Que el piloto Pérez Soto (cuya edad también es confirmada por el pasaporte mexicano encontrado en los restos de la aeronave y que puede usted ver en @RaulRodriguezC), iba de copiloto del recién graduado; 2. Que no obstante que en EU no hay prohibición expresa respecto a la edad de los pilotos (mientras que en México el artículo 42 del reglamento de la la DGAC establece que después de los 75 años se revoca en definitiva la licencia de un piloto) hay incumplimiento de las restricciones establecidas en la licencia de vuelo y habría que indagar si está vigente la licencia mexicana expedida por la DGAC, con la que tuvo que realizar el trámite de la estadounidense; 3. Que también se viola, presumiblemente, la disposición mexicana que prohíbe lo que se denomina “cabotaje”: un vuelo de un avión estadounidense —como es el caso— puede traer a México pasaje y dejarlo en un punto específico, pero no puede venir de allá a algún destino de la República para recoger pasajeros que llevará a otro punto (en las líneas comerciales esta restricción es conocida como la quinta libertad, que a lo mejor no aplica en los vuelos privados); y 4. Que una violación más es que, según la Comandancia del Aeropuerto de Monterrey, los pilotos tenían más de 19 horas de guardia cuando, por reglamento, no pueden estar más de 10.

Pero a fuerza de ser justo, el piloto Pérez Soto tenía una sobradísima experiencia, ampliamente reconocida en el medio. Fue piloto de Carlos Hank González (cuando fue director de Conasupo), del recién fallecido Roberto González Barrera, dueño de Banorte y el Grupo Maseca; y de Octaviano Campos Salas, secretario de Industria y Comercio de Gustavo Díaz Ordaz. Además, piloteó helicópteros y era instructor de emergencias en vuelo.

El avión accidentado era un Lear Jet 25, matrícula de EU N345MC, construido en 1969. Ya tenía 43 años. Aunque no tenía prohibición expresa de vuelo, ya era un equipo viejo y volarlo era, por lo menos, irresponsable. De acuerdo con sus registros, de 1998 a la fecha del accidente, había realizado 2 mil 600 vuelos, 50 este 2012.

El 1 de julio de 2005, el Lear Jet 25 N345MC tuvo un accidente del que resultó severamente dañado. De acuerdo con el informe correspondiente de la National Transportating Safety Board (la agencia del gobierno de EU encargada de investigar los accidentes de aviación), el percance ocurrió en el aeropuerto internacional Rick Husband, de Amarillo, Texas. Los pilotos reportaron “pesadez” de una de las alas y realizaron un aterrizaje de emergencia en el que el Lear Jet finalmente se despistó. (www.ntsb.gov/aviationquery/brief2.aspx? ... 174&akey=1).

Según papeles del avión, fue registrado por la empresa MCOCO Inc. de Houston, que a su vez lo vendió a la actual propietaria, Starwood Managment, con sede en Las Vegas y en la que se asegura es accionista Christian Eduardo Aquino Núñez, de quien se dice es investigado en EU porque en algunos de sus vuelos transportó miles de dólares y, presumiblemente, pretendió introducir ilegalmente a México, en uno de sus aviones, a un hijo del ex dictador libio Mohamar Kadafi. Además, se le condenó por alterar datos de vuelos y la DEA le decomisó dos aeronaves. La operadora del avión es Air America Jet Charter, con sede en Houston, cuyo presidente es William McCarter.

El avión, por lo tanto, no pertenecía a Jenni Rivera, ni se puede implicar que por la información de la aeronave aquí citada, ella o los pilotos tuvieran alguna relación con personajes oscuros.

Lo oscuro son este tipo de empresas que ofrecen servicios de aviación y que en este caso fueron contratados por los promotores de la famosa cantante.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico




Más documentos del accidente de Jenni





En seguimiento a lo publicado aquí en la pasada entrega, la Dirección General de Aeronaútica Civil de la SCT informó a esta columna que, después de encontrar la licencia temporal estadounidense del piloto Miguel Pérez Soto, con restricciones explícitas a la transportación de personas y bienes, sus peritos descubrieron entre los restos de Lear Jet 25 en que se mató Jenni Rivera, una licencia definitiva. (Puede usted verla en en el twitter de este reportero: @RaulRodriguezC).

El documento, cierto, demuestra que el experimentado piloto estaba en regla, con la licencia estadounidense número 2321024, expedida el 27 de octubre de 2010 (vigente si se toma en cuenta que el gobierno de EU las otorga por cuatro años), y que no incluye las restricciones explícitas del permiso temporal.

Eso, en sentido estricto, no cambia mucho las cosas. Esa licencia definitiva no es de las denominadas de Transporte Público Ilimitado (TPI), que son las que tienen los pilotos de las aerolíneas comerciales y los de empresas que rentan vuelos charter o privados. Esto se debe a que tanto en México como en EU, ese tipo de licencia no se refrenda después de que el interesado cumple 65 años.

A partir de esa edad, ninguna licencia de piloto es de TPI. Sólo pueden transportar personas si éstas no pagan por el servicio. Es decir, pueden, en aviones privados, transportar a familiares o amigos o personas que no arrendaron o no pagaron por el servicio.

En ese sentido, —de acuerdo con lo dicho por Christian Eduardo Aquino Núñez, dueño del Lear Jet 25 matrícula N345MC operado por Starwood Managment—, el vuelo en referencia no fue contratado, era una promoción gratuita, ya que Jenni Rivera pensaba adquirir esa aeronave.

El director de Aeronaútica Civil, Alexandro Argudín, dijo a esta columna que la versión del dueño será verificada para determinar que, en efecto, se trató de un vuelo no rentado y que, por lo tanto, el piloto y la empresa no incurrieron en faltas.

Con ese mismo argumento, el del vuelo gratuito de promoción, Aquino Núñez rechaza que se haya violado la disposición que impide que un vuelo de la aviación comercial o privada procedente de EU deje pasaje en un punto de México y después lo traslade (a eso o a otro) a algún otro punto del país, lo que se llama cabotaje.

En ese sentido, las autoridades aeronáuticas mexicanas aseguran que el plan de vuelo no refiere el origen o el paso por algún punto del exterior. Ese plan de vuelo era Monterrey-Colima-Monterrey-Toluca.

Pero siendo una aeronave estadounidense, debió haber entrado al país en algún momento. Eso ocurrió —asegura Argudín— en agosto de este año, con un permiso de internación para un periodo de seis meses que aún estaba vigente.

Hasta donde se ha podido investigar, este Lear Jet 25, que data de 1969, no traía de origen la caja negra (donde se registran grabaciones y todos los datos que conforman la bitácora del vuelo). Sin embargo, esa aeronave fue sometida al menos en dos ocasiones a mantenimiento mayor (incluido uno después de julio de 2005, cuando se despistó en el aeropuerto de Amarillo, Texas, lo que es investigado por las autoridades aeronáuticas de EU), en las que se le pudo haber incorporado.

Pero Aeronáutica Civil aún no tiene la certeza de que exista una caja negra de la aeronave, aunque no deja de buscarla, búsqueda que se complica por la dispersión de partes, consecuencia de la muy alta velocidad en que se habría impactado el aparato.

Si no, juzgue usted: los peritos estiman que la caída ocurrió a mil kilómetros por hora, es decir, a mil kilómetros por 3 mil 600 segundos. De ese dato se pueden hacer las inferencias siguientes: si el desplome fue de los 27 mil a los 9 mil pies (altura del cerro en que impactó), cayó entonces 18 mil pies, que equivalen a 5.5 kilómetros. Esto significa (dividiendo 3, 600 entre 1,000) que cada kilómetro de caída lo hizo en 3.6 segundos. Por lo tanto la duración del desplome de la aeronave (obtenida de multiplicar 5.5 kilómetros por 3.6 segundos) fue de 19.8 segundos, siempre y cuando esa velocidad de caída haya sido constante.

Del otro piloto, Alejandro Torres Álvarez, de 20 años, no se ha encontrado documentación, aunque sí está confirmado que este año obtuvo en Estados Unidos su licencia de piloto comercial.

Así que ahí tiene usted algunos datos más a confrontar con lo que derive de investigaciones que ya confirmaron la identidad de los muertos por medio de pruebas de ADN, pero en las que el accidente en sí sigue siendo un misterio.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 10 de diciembre de 2012

GRAN ANGULAR/ El último tentempié

El último tentempié

Imagen




Faltaba más. Fueron tantos los sacrificios y la entrega por México en estos últimos seis años (sacrificio de ellos, no de los demás, por supuesto), que Felipe Calderón y sus amigos cercanos, vamos, sus colaboradores, tenían que reunirse para la despedida, comerse un taco y echar el trago.

Fue así que el viernes 30 de noviembre, el último día del gobierno calderonista y de la docena trágica panista, se reunieron a comer en Los Pinos. Versiones de los organizadores del ágape y algunos datos tomados de Compra Net por el reportero Alejandro de la Rosa, de El Economista, permiten recrear el tentenmpié (forma popular de decir mantente en pie), que como usted seguramente sabe es sinónimo de refrigerio: 205 fueron los invitados a la comida que la empresa Turismo y Convenciones sirvió por un millón 70 mil pesos, de manera que el costo promedio por invitado fue de siete mil 800 pesos, monto que duplica (sólo por comparar) el valor de boletos que se pagan para eventos similares organizados por fundaciones dedicadas a la beneficencia.

La comida se sirvió en la hondonada de Los Pinos sobre plataformas alfombradas en gris. Fue amenizada por un conjunto versátil de cuerdas (calidad que supongo le permite interpretar todo tipo de música) y arropada por carpas blancas y 15 calentadores, antídoto inmejorable para el frío preinvernal de la ciudad de México.

Aunque el viernes coincidió con el último día de la temporada de lluvias, y no llovió, se dispuso de 60 paraguas en negro, azul marino y gris para cualquier eventualidad climatológica en la recepción y despedida de los invitados, para lo cual se contrató el servicio de edecanes nivel triple A con conocimiento en protocolo, pues en eso también hay niveles.

Cada una de las 30 mesas dispuso de un centro floral sin polen, de 20 centímetros de altura con todo y base. La atención de cada una de ellas quedó en manos de tres meseros.

Flores también hubo en la mesa de honor y hasta en los baños, en cuyos interiores había “canastas de amenidades” con alcohol para botiquín, aspirinas, Alka-Setzer, curitas, gel para cabello, jabón líquido, crema para manos, pastillas Halls de miel o menta y gel antibacterial, reminiscencia de aquella epidemia de influenza que tanto canta Calderón.

El menú fue tipo gourmet, de tres tiempos y “opción de coctel y canapés, o coctel y botana seca de bienvenida. Y para beber se dispuso de barra internacional, mezcladores, aperitivos, vinos blanco y tinto mexicanos, café, té y aguas frescas de frutas mexicanas”.

Qué padre que se agasajen, que coman y beban rico, que organicen sus comidas, pero por qué con el dinero de un país al que dejan con más de 50 millones de pobres.


Instantáneas

1. JENNI. Un campesino de nombre Nazario García Escobedo fue el que notificó al Ejército y a las autoridades de Nuevo León que había visto los restos de un avión en el ejido Tejocotes del municipio de Iturbide. El hallazgo lo confirmó ayer en la tarde el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza: un Lear Jet 25, matrícula americana N345 MC, propiedad de la empresa Starwood Management, que traía de Monterrey a Toluca a la cantante grupera Jenni Rivera y otras cuatro personas, además del piloto y el copiloto. Fue tal la magnitud del impacto y el grado de destrucción, que no había nada reconocible, ni siquiera la matrícula, aunque todo apunta a que se trata del avión de la cantante. La aeronave fue fabricada en 1969, y de acuerdo con la información disponible había sido ya desarmado y rearmado, aunque con el visto bueno correspondiente. Llaman la atención tres cosas: ese avión ya había sido multado, ya había tenido un accidente en Amarillo, Texas, y había sido rearmado igual que aquel Learjet en el que se mató el ex secretario de Gobernación Juan Camilo Mouriño. Por ser una aeronave con matrícula de EU, la investigación quedará en manos de la Agencia Federal de Aviación (FAA) del vecino país.

2. LIBERACIÓN. Muy temprano ayer fueron liberados 56 de los 69 consignados por los disturbios y actos vandálicos del pasado 1 de diciembre; 46 hombres salieron del Reclusorio Norte y 10 mujeres de la penitenciaría femenil de Santa Martha Acatitla. Quedaron formalmente presos 14 personas.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 7 de diciembre de 2012

Babylonia Forum • Ver Tema - Efemérides

Babylonia Forum • Ver Tema - Efemérides

GRAN ANGULAR/ Los disturbios del día primero

Los disturbios del día primero


Imagen





Sí, fueron el 1 de diciembre, día primero del gobierno de Enrique Peña Nieto; y a pesar de sus graves implicaciones para el Distrito Federal, donde ocurrieron, no merecieron comentario alguno de Miguel Ángel Mancera al tomar posesión el miércoles de la jefatura del gobierno capitalino.

Difícilmente puede creerse que sea un olvido. Fue más bien una omisión deliberada, una estrategia de comunicación política, la del silencio frente a hechos críticos, más aún cuando se dispone de eventos protocolarios llenos de rituales y espectáculo para desviar la atención de la opinión pública. Pero el tema ahí está y se complica ahora que se sabe de las detenciones arbitrarias que hicieron efectivos de la SSP capitalina.

Vayamos por partes antes de que se interprete que pretendemos justificar a quienes desataron actos de vandalismo e infringieron daños a empresas y espacios públicos de la ciudad de México. Habría que insistir, primero, que los disturbios se dieron en dos tiempos:

El primero afuera del Congreso, sobre todo en la esquina de Eduardo Molina y Zapata. La reyerta inició poco después de las siete de la mañana. Los manifestantes (de organizaciones como el #YoSoy132, la CNTE, la UACM y colectivos varios que han radicalizado sus métodos de lucha) iban, por supuesto, con la clara intención de confrontar a la policía. Ésta sabía del embate, de ahí el blindaje con una semana de anticipación.

Videos documentan a manifestantes con piedras, bombas molotov y otros petardos incendiarios, así como un camión de volteo lanzado contra la valla. Se ven otros jóvenes que se dejaban ir sobre la valla, descargaban golpes de cadena en su superficie y se alejaban de inmediato para guarecerse de las granadas lacrimógenas y bombas de disuasión (no balas de goma, como se dijo al principio), lanzadas por los federales. La actitud de esas personas evidencia su presunta calidad de incitadores infiltrados, verdaderos provocadores. Se dice que no, que los provocadores eran de grupos como el Black Bloc (Bloque Negro) y se refieren a ellos como los que iban protegidos con cascos, máscaras antigas, coderas y toletes. Y en esto hay un error. El Black Bloc en México no es un grupo como tal, no está documentada su existencia. Los grupos radicales como los del sábado recurren, eso sí, a esas tácticas de choque (Black Bloc) desarrolladas en Europa en los 80 para protestar contra las cumbres globales del neoliberalismo.

Las bombas de disuasión son como esferas pequeñas que al chocar con la superficie reaccionan como chinampina: brincotean de un lado a otro hasta que explotan, sin que se desintegren en perdigones, pero sí generando una onda expansiva. Acaso una fue la que golpeó cráneo y ojo del activista Juan Francisco Kuy Kendall, de 57 años, quien instantáneamente cayó inerte y ese mismo sábado fue operado. Hasta el momento de escribir esta columna seguía internado en coma inducido.

El otro herido de gravedad, ahí en las afueras de San Lázaro, fue el estudiante de la UACM, Uriel Sandoval, quien perdió un ojo y fue dado de alta ayer.

Es claro, por otra parte, que la fuerza pública debía responder al embate, pero lo hizo sin aplicar los protocolos que le permiten contener la protesta, por violenta que sea, sin que se evidencie un uso excesivo y abusivo de la fuerza que lleve, como ocurrió, a acusaciones de represión. Se supone que para eso se preparan.

El segundo tiempo fue en el Centro, sobre todo frente a Bellas Artes. Calientes por el enfrentamiento en San Lázaro, los manifestantes avanzaban flanqueados por granaderos. La rabia por los heridos y el hartazgo juvenil (por la falta de oportunidades de educación y de empleo, en la frustración ante un panorama de vida sombrío) fue pasto seco de los provocadores, cumpliendo su función quién sabe por quién ordenada, de incendiar el terreno. Y fue así que se desató el vandalismo sin que los granaderos hicieran algo, hasta que vino la orden del centro de crisis donde estaban Marcelo Ebrard, el ratificado secretario de Gobierno, Héctor Serrano, el entonces procurador en vías de ser secretario de Seguridad Pública, Jesús Rodríguez Almeida, y Julio César Sánchez, coordinador de asesores de Manuel Mondragón y Kalb, ya para entonces ex encargado de la paz y el orden en la capital del país. Y empezaron las detenciones frenéticas, como por cuota. Se fueron contra los rijosos, sí, pero también contra los que ejercían en paz su libertad de expresión, los que quisieron ayudar a los golpeados o los que buscaban documentar los acontecimientos.

La Comisión de Derechos Humanos del DF documentó que 22 de los 70 consignados por esos hechos fueron detenidos arbitrariamente. Mancera tuvo que dar cara al asunto ayer y aseguró que no se crearán responsabilidades a quienes no las tienen. Cumplir esa promesa empezaría a desactivar esta bomba política que le dejaron Ebrard y sus huestes.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

Objeciones de la Memoria / Juicio al neoliberalismo

Juicio al neoliberalismo

Imagen






Ya son 30 años de neoliberalismo en México. Los tecnócratas en el poder cumplieron un periodo similar al que duró la dictadura de Porfirio Díaz, y los saldos son terribles, el crecimiento por persona anual en estos años fue de 0.3 por ciento.

La economía mexicana creció más de 6% anual en el periodo de 1940 a 82. En los 30 años de neoliberalismo ni siquiera llegó a 2 por ciento.

De 1976 a la fecha, el salario perdió 78% de su poder adquisitivo. Medio millón de mexicanos se va a Estados Unidos cada año, y el Tratado de Libre Comercio aceleró esta tendencia.

Con Calderón se generaron 5 millones de pobres más. Y con Peña Nieto solamente habrá continuidad, llega con su equipaje de reformas estructurales; todavía no había asumido el poder Ejecutivo y ya había impuesto una reforma laboral que perjudica a los obreros, a los profesionistas y a los propios empresarios nacionales.

Ellos son los que están anclados al pasado, a un discurso que ya es viejo, que dura 30 años, son los promotores de ideas neoliberales económicas fallidas.

El futuro de México no depende de más reformas estructurales, el modelo neoliberal ha llevado a los pobres a la indigencia, ha empobrecido a la clase media, ha pauperizado a profesionistas, ha quebrado a cientos de miles de verdaderos empresarios; ese modelo no le sirve a México, urge cambiarlo.

Ahora quieren privatizar Petróleos Mexicanos (Pemex), con lo cual el Estado perdería su principal fuente de recursos fiscales. ¿Y de dónde van a sacar los recursos que se pierdan?: aumentando los impuestos, pasando el IVA de 16 a 22% y extendiéndolo a medicinas y alimentos, en los hechos, trasladando la riqueza de los mexicanos a las compañías extranjeras, con el resultado de más desigualdad y más estancamiento.

El PRI promueve un pacto para poder privatizar Pemex con el menor costo posible. Urge cambiar el rumbo desastroso que vive México, para lograr el progreso de los trabajadores, de las clases medias, de los empresarios, para alcanzar el bienestar, el buen vivir para todos los mexicanos.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

jueves, 6 de diciembre de 2012

Babylonia Forum • Ver Tema - Catolicadas - Segunda Temporada

Babylonia Forum • Ver Tema - Catolicadas - Segunda Temporada

Catolicadas

Segunda Temporada


Capítulo 11

La Iglesia vacía

Manual para canallas / Este invierno que cala en los huesos

Este invierno que cala en los huesos



Imagen




Camino despacio por una avenida y sigo pensando que la vida es un anuncio de neón con algunas letras fundidas. Me arden los ojos y no dejo de mirar al cielo, pero las anclas que tengo hundidas en el suelo me impiden levantar el vuelo. Y maldigo el frío que cala los huesos.

Será que no me sirven estas alas de utilería porque tengo membresía en el infierno, acaso porque es fin de año y el invierno entume los huesos. Esta melancolía alcanzaría para jubilar a todos los Santacloses de barba postiza y risa estúpida. Entro en una librería del Centro y hojeo un libro sobre Frida Kahlo. Entonces me acuerdo de Paula, que admiraba a la pintora aunque yo le advertía que me parecía una artista sobrevalorada. Paula no me ha respondido mi solicitud de Facebook que le envié hace más de un año. Y perdí su número telefónico, así que ni como pedirle que me regrese los libros de Kundera que tomó prestados, aunque yo sospechaba que no volvería verlos.


-O-


“Estoy tratando de decirte que/ me desespero de esperarte,/ que no salgo a buscarte porque sé/ que corro el riesgo de encontrarte,/ que me sigo mordiendo las uñas del rencor,/ que te digo debiendo todavía/ una canción de amor”, me escribió Paula en una nota de despedida. Y yo sabía de qué se trataba. Era una de sus canciones favoritas y la conocimos con Los Rodríguez, pero después supimos que la habían escrito junto con Joaquín Sabina. Aquella noche que llegué a casa noté de inmediato su ausencia, pues aunque las luces estaban encendidas, no se percibía el aroma a cigarro. Ella sólo se llevó la ropa y su guitarra. “Después vengo por lo demás”, advertía en una posdata. Los adioses siempre sabrán a cenizas y ron. Así que me serví un trago, me senté frente a la ventana y maldije los silencios que se agazaparon tras mi espalda. Paula ya me había advertido que un buen día se largaría, “pero aprovecharé que estás dormido para clavarte el aguijón del desconcierto”. Siempre le gustó usar metáforas o frases rebuscadas. Le encantaba leer y quería sonar como un personaje de novela negra. No manches, solía reclamarle, por eso le caes gorda a la gente, por pretenciosa. Debo reconocer, eso sí, que soltaba las frases de una manera contundente, como si fuera la mujer fatal de una película en blanco y negro. Alta y delgada, lucía seductora hasta enfundada en unos jeans desgastados. Siempre me encantaba. Pero un día se cansó de mis borracheras, de mis trabajos eventuales y mal pagados, de mi inmadurez eterna. Simplemente se fue. Lo malo de las ausencias es que te dejan una plaga de recuerdos: miras abajo de la cama y allí están. Abres un libro y salta una foto como si fuera una cucaracha. Buscas en el closet y allí está otro retazo de memoria. Barres atrás del refrigerador y rueda un arete. No es fácil convivir con esas pequeñas alimañas que te carcomen el corazón, que te reavivan un suspiro junto al oído o una escena de amor en el sofá. Así que es mejor mudarte a otro departamento, para dejar atrás hasta las malas vibras. O llenar la cama con otros incendios, perfumar la sala con caricias distintas. Y en el último de los casos, regalarle el colchón al que compra fierros viejos, estufas oxidadas o microondas descompuestos.



-O-


Paula encontró un día una tortuga en la Alameda. Distraídamente me senté junto a ella para fumar un cigarro. De pronto escuche que alguien murmuraba. Vi su perfil hermoso, sus labios pintados de ternura y sus ojos tristísimos. Me preguntó si sabía de una veterinaria cercana. Negué con la cabeza. La acompañé a buscarla. La mascota había sido abandonada y sufría de insolación. Así nos conocimos. Después salimos mucho, bebimos demasiado e hicimos el amor como dos desesperados. Un buen día se mudó a mi departamento. Se llevó consigo a la tortuga, que ya había bautizado como Soledad y que, según ella, tenía “unos ojos morenos hermosos” pero a mí la mirada de las tortugas siempre me pareció de flojera. En lo que sí estuve de acuerdo fue en que Soledad sonreía lento, “como deberían ser todas las sonrisas”, decía Paula encantada. Lo que yo más disfrutaba eran las tardes lluviosas, con una taza de café y el humo del tabaco, mientras ella tomaba la guitarra y rasgueaba con una suavidad que me recordaba cuando me arañaba la espalda y musitaba desnuda su placer. “Debería llover cuatro años seguidos, como en Macondo”, me dijo una noche mientras me abrazaba, “o que nos florecieran mariposas en el corazón, todo el tiempo”. A mí no me emocionaba mucho García Márquez y a ella no le latía Bukowski. Éramos tan distintos y nos necesitábamos tanto. Es curioso, pero ya no la extraño. Finalmente no es más que una posdata y una canción. Fue mi delirio, pudo ser mi perdición. La imagino bebiendo sola, escuchando la lluvia, acaso cantando una rola tristísima, alimentando a su tortuga, platicando con las plantas, maquillándose la tristeza o soñando en technicolor con un hombre que la quiera más que yo. A lo mejor estoy equivocado y el único solitario acabo siendo yo. Cómo saberlo. Mejor evitar los recuerdos, aunque se aniden bajo la cama o encima del refrigerador. Por cierto, ella se fue y me debe todavía una canción de amor.


-O-


Hay mujeres como inviernos, que siempre calan en los huesos. Hay recuerdos que te provocan escalofríos, hay ausencias que parecen abismos. Y nada cura la melancolía, ni siquiera otros besos y mucho menos el sexo. Hay vacíos como vértigos, como ojos profundos de mujeres que te han condenado al olvido. Y yo que tanto reniego de los tiempos decembrinos, no encuentro refugio, no lo encuentro, y reniego del pinche frío. Hay mujeres que no volverán a cobijar tus desvelos, que no serán la almohada de tus ansiedades y que acabarán por largarse a donde no las podrás convencer de que vuelvan a poner su vivo retrato en tu espejo, como suele decir Joaquín Sabina. Y no, estás resacas invernales con nada se curan. Ni siquiera con canciones de Jorge Drexler, ni poemas de Mario Benedetti. Y para colmo este pinche frío promete que será insoportable.



Roberto G. Castañeda

Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 5 de diciembre de 2012

GRAN ANGULAR/ El relevo en el Distrito Federal

El relevo en el Distrito Federal



Imagen




Hoy se realiza el relevo en el gobierno del Distrito Federal: Miguel Ángel Mancera rendirá protesta ante la Asamblea Legislativa y después dirigirá un mensaje a los capitalinos desde el Auditorio Nacional. Se convertirá así en el cuarto gobernante de la ciudad electo por el voto directo de sus gobernados, a quienes se devolvió ese derecho en 1997.

Con Cuauhtémoc Cárdenas y su sustituta Rosario Robles (hoy secretaria de Desarrollo Social); Andrés Manuel López Obrador y su sustituto Alejandro Encinas (hoy senador de la República), y Marcelo Ebrard (quien completó el sexenio al frente del encargo), la ciudad de México ha sido un bastión de la izquierda y vanguardia de las decisiones sociales más avanzadas en todo el país, lo que habrá de continuar con Miguel Ángel Mancera durante los próximos seis años.

Desde ese punto de la geometría política, pero muy bien arropado en una candidatura más ciudadana que partidista, el ex procurador de justicia capitalino arrasó en las elecciones con casi 47% del total de los votos.

Ese bono de legitimidad acaso sea la herramienta que le permita enfrentar y resolver la paradoja que vive el DF: ser socialmente el conglomerado humano con las políticas públicas más vanguardistas del país, pero no alcanzar siquiera, políticamente, la categoría de un estado soberano de la Unión, lo que hace de los capitalinos una especie de ciudadanos de segunda.

Mancera ha dicho con toda claridad —y en el Senado, por lo menos, ya hizo los amarres necesarios— que va por una reforma política en la que la capital del país deje de ser un Distrito Federal para convertirse en la ciudad de México como una entidad federativa más, un Congreso local con todas las facultades legislativas y un gobernador que tome decisiones soberanas.

No parece haber capitalino que no quiera eso para su ciudad ni que reniegue de lo avanzado: pensión a segmentos vulnerables de la sociedad, seguro de desempleo, derecho de la mujer a decidir sobre su embarazo, matrimonio entre personas del mismo sexo, nuevos hospitales, clínicas del Metro, rescates de espacios públicos que invitan a caminar, sistema de bicicletas públicas, más kilómetros de transporte público masivo, rehabilitación del Centro Histórico, el mayor PIB estatal y per cápita, la llegada de más inversión extranjera directa y la percepción de que la ciudad no es más violenta frente a la realidad del país.

Pero es cierto también que son muchos los temas que deben atenderse o profundizarse y en eso es muy clara la carta que le envía a Mancera la organización Ciudadanos en Red: no se cuenta con un instrumento rector del desarrollo urbano, no hay coordinación entre municipios y entidades de la zona metropolitana ni con los estados que conforman la región centro del país; tampoco para fortalecer las decisiones vecinales, ni es ejemplo de transparencia; en el pacto fiscal es claro el corte de efectivo que la Federación le ha impuesto al DF, y se ha continuado privilegiando un modelo de movilidad urbana (incluidos los segundos pisos) que ya es insostenible y que resta recursos, siempre escasos, a opciones de transporte que pongan en el centro a la mayoría.

De manera que el reto es enorme para Mancera, que muy probablemente hoy dé a conocer su equipo de trabajo. He aquí algunos nombres que suenan: Héctor Serrano, secretario de Gobierno; José Ramón Amieva, consejero Jurídico; Fausto Lugo, secretario de Protección Civil; Elena Poniatowska en Cultura; Laura Velázquez en Desarrollo Económico; Juan Ramón de la Fuente en Educación; Julio César Serna en Finanzas, y Rosa Icela Rodríguez en Desarrollo Urbano y Vivienda.

Repiten, según esta versión, Armando Ahued en Salud y Fernando Aboitiz en Obras y Servicios. Al Instituto de Ciencia y Tecnología va René Drucker y al Metro Joel Ortega.

Como parte de la limitación política de la actual categoría jurídica del DF, el secretario de Seguridad y el procurador de Justicia son nombramientos del Presidente. Del primero no se ha filtrado nombre, pero del segundo se habla de Martha Laura Almaraz o del actual procurador Jesús Rodríguez Almeida. Ya confirmados están: Elías Miguel Moreno Brizuela como jefe de su Oficina, Luis Ernesto Serna Chávez como secretario particular y Fernando Macías Cué como coordinador general de Comunicación Social.



Instantáneas

1. CALIFICACIONES. De acuerdo con una encuesta de Consulta Mitofsky, Marcelo Ebrard concluye su gestión muy bien calificado: 74% de aprobación ciudadana.

2. PREMIO. El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del PRD, recibirá del Movimiento Ciudadano junto con el escritor Sergio Pitol el premio Benito Juárez García al mérito ciudadano versión 2012 a las 17:30 horas en el salón HIR del World Trade Center de la ciudad de México.



Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico

martes, 4 de diciembre de 2012

GRAN ANGULAR/ Toma de posesión, violencia y pacto

Toma de posesión, violencia y pacto


Imagen






La toma de posesión de Enrique Peña Nieto quedó manchada por las protestas afuera y adentro del Palacio Legislativo de San Lázaro. Las de adentro, con pancartas y consignas de algunos diputados del PRD y de las fracciones del PT y el Movimiento Ciudadano cuestionando la legitimidad del hoy Presidente de la República, caben, sin ningún problema, en la naturaleza democrática de cualquier parlamento.

Las de afuera fueron de dos tipos: una, que también cabe en democracia, la de una oposición más radical, encabezada por AMLO y el Morena, que desconoce a Peña Nieto como Presidente pero pone por delante el carácter pacífico de su protesta; y otra, que ya no cabe, la de grupúsculos violentos que, transformadas en vandalismo, desataron la ruda respuesta de la fuerza pública.

Esas expresiones vandálicas nada tienen que ver con el ejercicio aceptabe y civilizado de la política y, en este caso, dejan un fuerte tufo a provocación y descubren en el fondo una especie de macartismo proveniente, no se sabe aún, si de grupos que presionan al gobierno a contener con la fuerza a opositores radicales o del gobierno mismo.

Pueden entenderse, aunque sin justificación alguna, las protestas rijosas de grupos que no desechan la violencia como una herramienta de lucha, como la CNTE, el Frente Francisco Villa o la llamada Otra Campaña, algunos de cuyos integrantes plantaron cara a las vallas metálicas con que se fortificó San Lázaro, y arrojaron piedras y bombas incendiarias a fuerzas públicas que respondieron con gases lacrimógenos y, según algunos testimonios, hasta con balas de goma.

Pero parece no caber duda, por la manera en que discurrieron los hechos, que en esos grupos violentos había verdaderos provocadores —quizás parte de ellos o deliberadamente infiltrados— que explican la forma en que una protesta política se fue transformando en vandalismo.

En esa provocación —sin precedente en el DF, como dijo el jefe de gobierno, Marcelo Ebrard— es donde debe buscarse una explicación al saldo que dejaron el sábado violencia y vandalismo: el desprendimiento de ojo de un joven en las inmediaciones de la Cámara de Diputados, así como la fractura de cráneo con exposición de masa encefálica de un viejo activista de 65 años; o la destrucción de vidrios y mobiliario de negocios y restaurantes en avenida Juárez, y la detención de 92 personas a quienes se acusa ahora de ataque a la seguridad, delito que tiene una pena que va de cinco a 30 años de cárcel.

Una provocación así buscaría justificar un endurecimiento del gobierno contra esas expresiones de vandalismo, sí, pero también contra otras legítimas y pacíficas de oposición política. Y es ahí donde entra la referida intención macartista, entendida (en referencia al senador de EU Joseph McCarthy, que entre 1950 y 1956 desató una persecución contra todos los que suponía que eran comunistas) como la acusación de deslealtad, subversión o traición a la patria sin el debido respeto a pruebas o evidencias contra grupos política y socialmente opositores.

Aquí cabe precisar con toda claridad que los actos de vandalismo del sábado nada tienen que ver con AMLO ni Morena, aunque no reconozcan a Peña Nieto como Presidente. Y a aquellos que insisten que son consecuencia del odio que inoculó en la sociedad, sería bueno recordarles que la campaña de odio que dividió al país hace seis años no fue iniciada por él, sino por sus contrincantes políticos (Fox, Calderón y las cúpulas empresariales); y que fue él quien evitó hechos de sangre peores a los que acabamos de atestiguar, cuando el 1 de diciembre de 2006 disuadió a sus seguidores de ir del Zócalo al Congreso, donde Felipe Calderón estaba por rendir protesta.


Instantáneas

1. LAS 13 DECISIONES. Anunciadas en su discurso de inauguración por el presidente Peña Nieto, hay al menos cuatro que toma de la izquierda: la idea de que el delito no sólo se combate con la fuerza y que es preciso un plan nacional para prevenirlo; el anuncio de una pensión para jefas de familia; la ampliación a los 65 años para el programa de apoyo a adultos mayores; y la austeridad en los gastos del gobierno. Los grupos conservadores que tradicionalmente han calificado de populistas ese tipo de medidas ya empiezan a preguntar que de dónde saldrán los recursos para financiar esos programas.

2. PACTO POR MÉXICO. Peña Nieto finalmente sentó a las tres principales fuerzas políticas del país para negociar un gran acuerdo político nacional y lo hizo en su primer día de gobierno. Lo firmado ayer en el Castillo de Chapultepec por el gobierno, el PRI, el PRD y el PAN es una agenda que define cinco temas básicos, el método de trabajo que dará lugar a las iniciativas de ley de las llamadas reformas estructurales que deberán procesarse en el Congreso, y la manera en que los acuerdos se irán comunicando a la sociedad.



Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico

domingo, 2 de diciembre de 2012

Fundaciones, altruismo y negocio

Fundaciones, altruismo y negocio


Imagen




Los donativos y en general la participación de la iniciativa privada en la cultura, la salud u obras en beneficio de ciertos sectores, provocan dudas y suspicacias por la falta de leyes que de manera clara y puntual regulen el movimiento de dinero.

De esta forma las grandes empresas han creado sus respectivas “fundaciones humanitarias”, y la legislación está adaptada a su gusto para que los “donativos” sean deducibles de impuestos, las grandes empresas tienen así un recurso “legal” de evadir impuestos a su conveniencia.

Las personas que viven en zonas marginales, en situación precaria, quienes sufren de algún tipo de discapacidad merecen todo nuestro respeto y solidaridad pero sus limitaciones y dolencias no deben ser exhibidas para provocar la lástima de la gente, ni ser usadas para publicitar a determinadas empresas por medio de sus Fundaciones o sus donativos, los enfermos, quienes viven en situación de pobreza extrema y los discapacitados deben contar con los servicios necesarios pero además es obligación de Estado proporcionarlos.

En México no existe evasión fiscal más "inteligente" que hacer donaciones deducibles de impuestos, ya que no existen límites para las deducciones de las donaciones del ingreso tributable, esto significa que una persona o empresa puede entregar a una Fundación o institución filantrópica todo el ingreso tributable de la persona o empresa y deducirlo completamente, sin tener que pagar impuesto alguno después de la donación.

Según el SAT: "Cuando se realice una donación a instituciones autorizadas para hacer deducible el importe de la donación, se debe solicitar un comprobante con los requisitos fiscales que ampare dicha donación, el cual deberá ser elaborado por un impresor autorizado y contener además los requisitos establecidos en la Resolución Miscelánea Fiscal".

Si una empresa lucrativa, quiere obtener el beneficio fiscal de bajar sus utilidades, lo único que debe hacer es dar un par de donativos deducibles. Esto principalmente perjudica a los trabajadores, a quienes hasta se les puede llegar a decir que no recibirán reparto de utilidades porque la empresa tuvo esos 'gastos' altruistas.

Cuando una empresa u organismo dona dinero, se le entrega un comprobante que dice que donó tal cantidad, cuando le toca hacer su declaración para el pago de impuestos la empresa exhibe los documentos que comprueban sus donaciones y las autoridades hacendarias deducen dichas donaciones de los pagos que correspondía a la empresa realizar por concepto de impuestos, incluso cuando la empresa hace donaciones a nombre de sus trabajadores, reciben un comprobante deducible a nombre de la empresa, no de los trabajadores donantes.

Lo que la gente común y corriente dona a través de "boteos", unos pesos en los cajeros automáticos o "redondeos" en tiendas que aparentemente no es mucho en lo individual pero en la suma de totales son millones, quien recibe el comprobante de donación es la empresa o institución que entrega el dinero al final.

Las empresas aparte de este beneficio obtienen otro: imagen o publicidad gratuita.


Por otra parte las fundaciones, ya sea constituidas como personas físicas o morales sin fines de lucro, en teoría se crean con fines filantrópicos y se financian con donaciones mayoritariamente anónimas. Estas donaciones y el anonimato de de los donantes permite ocultar recursos con el fin de desviarlos de su origen.

Los fines altruistas que en teoría persiguen las fundaciones logra que los controles gubernamentales sean menos estrictos que en otros medios de manejo de recursos,lo que hace mas difícil detectar la realización de transacciones o transferencias poco usuales o sospechosas.

Una manera, incluso detectada por las autoridades, de lavar dinero es precisamente a través de donativos a supuestas o reales fundaciones de beneficencia



Demian
Babylonia Forum

La buena noticia...y la mala también

La buena noticia...y la mala también


Imagen


Ayer me desperté con una buena noticia, por fin terminaba este sexenio, así que me dispuse a tomar un delicioso, humeante y por supuesto caliente café y leer los comentarios en los diarios.

Por fin terminaba el gobierno de un individuo que sin empacho manifestaba hace seis años que él era el presidente "haiga sido como haiga sido", por fin terminaba un sexenio distinguido por el número de muertos en una "guerra" emprendida de manera feroz, aunque sin idea, por el gobernante que se impuso al país hace seis años, seis años en que las cifras que se manejan van desde los 60,000 muertos hasta arriba de los 100,000, cifra, cualquiera que sea la realidad dentro de ese rango. que resulta lastimosa sin importar si los muertos son mas delincuentes o policías, militares o marinos o solamente ciudadanos etiquetados por Calderón como "daños colaterales", todos ellos eran seres humanos que tenían seguramente una madre, un padre, un hermano, una esposa, un hijo o un amigo que seguramente le ha llorado a partir de su desaparición.

Se terminaba el gobierno de un sujeto que deja al país con mas de 52 millones de habitantes en situación de pobreza.

Un personaje que como candidato se autoproclamó como "el presidente del empleo" y que deja a casi 3 millones de personas en edad laboral sin empleo, casi al 66% de la población económicamente activa dedicada al comercio informal por falta de espacios en las empresas o en actividades económicas formales, deja un país en donde quienes cuentan con empleo estable, formal, reciben ingresos insuficientes para atender las necesidades básicas de una familia, deja una economía que si bien en el terreno macro se puede considerar estable, esto solo beneficia a los grandes capitales, ya que esa situación no se siente en el bolsillo de el ciudadano común.

Pero dentro del bienestar causado por esa buena noticia, también había que ver la mala...el regreso del dinosaurio que gobernó a este país por mas de 70 años, el regreso de un partido, de una clase política que mintió, desangró y saqueó las riquezas de un país que cansado de un cambio que nunca llegó volvió a elegir el regreso al pasado, un pasado que ahí está, que solo basta revisar la historia para saber lo que nos espera, un pasado que si bien rejuvenecido y encopetado es el mismo que sufrieron nuestros antepasados.

Cuesta entender como es posible que un 38.15% de ciudadanos nos condenen a regresar a etapas nefastas que creíamos superadas, que un 25.4% de electores a pesar de padecer doce años de incapacidad, de estupidez, de violencia y muerte, de desperdiciar la oportunidad de cambio obtenida por el hartazgo, nos condenen a volver atrás habiendo dado su voto por la institución política que no supo, no quiso o no pudo lograr ese cambio esperado.

Si...lamentablemente las buenas noticias, nos hacen pensar en las malas que las acompañan.



Demian
Babylonia Forum