jueves, 31 de enero de 2013

Manual para canallas / Cuando no puedas conciliar el sueño

Cuando no puedas conciliar el sueño


Imagen





Siempre que no completaba para la renta o cuando llegaba la cuesta de enero, mi madre tardaba en conciliar el sueño. Ella se sentaba en el sofá, a ratos entrecerraba los ojos, y parecía que el sueño la vencía pero creo que la angustia la volvía a poner alerta. Y se mordía suavemente los labios, sólo para arrancarse los pellejitos de la neurosis.

Son recuerdos que tengo archivados. Y no era nada agradable ver a mi jefa mortificada, con el estrés propio de una mujer al borde de la histeria. Y le preocupaban muchas cosas, supongo, como la manera en que resolvería tantos problemas o la maldita cuesta de enero, si tendría que empeñar sus cadenitas de oro o el estéreo que seguía pagando en abonos. Pero ella siempre fue una guerrera, una mujer de mucha fe, que nunca se daba por vencida. Yo no sé, muchas veces nunca supe cuáles eran las preocupaciones que le arrebataban el sueño. Y ahora lo entiendo, cuando me andan merodeando los insomnios. Ahora comprendo que hay infinidad de motivos que te roban el sueño, que hay miles de asuntos pendientes que te impiden cerrar los ojos. Si no es el dinero, es la escuela o el trabajo o alguien que no piensa en ti o un amor imposible. Y también pueden ser los asuntos más urgentes o los más triviales, como una tarea, las deudas, que es media quincena, que extrañas de más, que te faltan abrazos, que te sobran olvidos, que te embrujan los ojos de alguien, que añoras ciertos labios, que tu cama es demasiado ancha, que ya no alcanza la poesía para enamorar, que hay caricias que no volverán, que tus compañeros de trabajo son nefastos, que tu patrón es un idiota, que el recibo del teléfono llegó muy alto, que hoy nada te salió bien y mañana será peor, que los políticos no tienen vergüenza, que la violencia empeora, que un arma gélida te acecha en la esquina, que el PRI sigue despertando a sus dinosaurios, que el ex presidente seguirá viviendo de nuestros impuestos, que hay recorte de personal, que está de la chingada ser desempleado, que estás subiendo de peso, que están bajando las esperanzas de progreso, que todo pinta del carajo y eso que apenas comienza el año. ¡Demonios!, piensas y vuelves a pensar, cómo quisieras dormirte ya y dejar de pensar tonterías. Cómo quisieras que esa canción de los Fabulosos Cadillacs dejara de sonar en tu cabeza: “¿Qué es lo que ha pasado con tu corazón?/ Ya no marca el paso que marcaba ayer./ Nunca fuiste libre y esa es la razón.../ Voy a tomar por vos/ otro trago para olvidar/ que el miedo te comió los pies/ y que ahora sos un tipo más/ y que poco a poco te fuiste yendo,/ de nuestro lugar”.


-O-


Desde chavito me adapté a las circunstancias. Si mi madre dormía poco, yo tardaba en cerrar los ojos. Si ella se acostaba temprano, entonces yo soñaba tranquilo. Pero nunca faltaban los contratiempos. Como las veces en que alguna vecina gritaba desesperada porque el marido la estaba golpeando, pero nadie hacía nada al respecto porque “es su vida privada”. Y la señora no salía en varios días, para esconder su vergüenza, para ocultar los moretones. También ocurría que mis tíos llegaban ebrios a darle lata a mi jefa, con el pretexto de que la casa les quedaba cerca aunque la verdad es que sus mujeres no les abrían la puerta o ellos sabían que no podían llegar con sus “amigotes”. Y ahí tenías a mi madre, cansada de un largo día de trabajo, levantándose a las dos de la mañana para ofrecerles algo de comer a los “pobres” de sus hermanos y a sus invitados. Luego llegaban con cada pinche vago, que para qué les cuento. Pero algún dios debió estar de nuestro lado, porque nunca sucedió alguna tragedia, ni nadie se quiso propasar con mis hermanas o con mi propia jefa. A menos que haya alguna historia que se esté ocultando, aunque no lo creo. Como sea, me cai que mis tíos se pasaron de lanza muchas veces, ya fuera por borrachos o por inconscientes. El asunto es que mi madre siempre estuvo al pendiente de sus hermanos, aunque alguno de ellos lo haya olvidado o hace como que la virgen le habla cuando se trata de ser justos. Sí, ahora que lo pienso bien, mi madre tuvo una casa de puertas abiertas, siempre generosa para quien los necesitara. Y eso también nos robaba el sueño, demasiadas veces. Y cuando escucho a algún impertinente que casi derriba una puerta por aquí cerca, me acuerdo de mi infancia, de mi padre borracho, de los parientes que llegaban a casa de mi jefa para seguir la fiesta.


-O-


Por eso es que estoy acostumbrado a dormir con ligereza, con un ojo bien cerrado y el otro en alerta. Y afuera las madrugadas lloran sirenas policiacas, el viento golpetea la ventana, los autos veloces rasgan el silencio y una sinfonía de gatos recorren las azoteas. Y las ratas acechan a su siguiente presa. Y una canción lejana te remite a algún solitario, que bebe en silencio, que suspira con frecuencia, por algo que ha perdido, por algo que no le ha llegado. Y tu maldito insomnio que te atosiga, que te repite con su voz interna que ya se acerca la madrugada y que no podrás, una vez más, calmar los ojos, cerrar las pestañas, dormir hasta altas horas de la mañana. Si no puedes conciliar el sueño, si todo es un danzar de ideas, absurdas o incompletas, mirando a oscuras el techo, deberías ponerte una chamarra y salir a fumar o en busca de un bar, como cuentan los Cadillacs: “Tomaste el vaso aquel/ que no debes tomar…/ La fiesta terminó,/ no te pudiste controlar,/ mil golpes y uno más,/ la noche te volvió a pegar./ Esta noche es hora de que pienses en cambiar,/ el tiempo pasa pronto y todo tiene su final”.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 30 de enero de 2013

GRAN ANGULAR / La reforma petrolera que viene

La reforma petrolera que viene


Imagen





El debate que viene sobre la reforma energética romperá con la luna de miel que hasta ahora han tenido las facciones políticas representadas en el Congreso y el gobierno de Enrique Peña Nieto, sustentada en el Pacto por México.

Preguntarse si los cambios por venir en la explotación petrolera implican una mayor privatización de un sector estratégico reservado por la Constitución es, para los promotores de esa vía, una “ideologización del debate”, pero es cuestión de proyecto nacional y de viabilidad geoestratégica para quienes se oponen.

En una o en otra posición, la pregunta es la misma: ¿es privatizadora la reforma energética? No parece estar a discusión si ese es el camino, sino qué tan profunda debe ser la apertura al capital privado sin reparar, siquiera, en que la tendencia mundial es mantener o recuperar para el Estado la explotación de los hidrocarburos.

Cabe preguntar cómo vienen las iniciativas de reforma energética de Peña Nieto y si éstas implicarán cambios a la Constitución. Lo que se sabe hasta ahora es lo que al respecto dice el Pacto por México.

El documento plantea una reforma energética que sea motor de inversión y desarrollo. Establece, de entrada, que la propiedad y el control de los hidrocarburos y la propiedad de Pemex como empresa pública se mantendrán en manos de la nación. Conjura así cualquier acusación de que es privatizadora.

Propone transformar a Pemex en una empresa pública de carácter productivo en la que el Estado conservará su propiedad, pero capaz de competir mundialmente.

Señala, además, que se ampliará la capacidad de ejecución de la industria de exploración y producción de hidrocarburos para maximizar la renta petrolera para el Estado y que se realizarán las reformas necesarias para crear un entorno de competencia en los procesos económicos de refinación, petroquímica y transporte de hidrocarburos, sin privatizar las instalaciones de Pemex. Por aquí es donde la letra chiquita de la propuesta que venga podría ampliar la participación de capital privado.

Si usted observa bien lo dicho en el Pacto por México verá que sólo una vez se menciona el término privatizar y en sentido negativo, sin que se precise qué tanto se abrirá al sector privado la exploración, producción, refinación, petroquímica y transporte de hidrocarburos.

Esto, de hecho, está prohibido por la Constitución y podría entrar en confrontación no sólo con el PRD, sino hasta con el propio PRI, que en el numeral 19 de su Declaración de Principios dice: “Ratificamos el dominio directo, inalienable e imprescriptible de la nación sobre los hidrocarburos y los demás recursos naturales del subsuelo”. Además, en su Programa de Acción, se compromete a defender los artículos 27 y 28 de la Constitución en materia de energéticos y a mantener a las empresas públicas en ese ámbito y como bienes de la nación.

Acaso por eso han salido mensajes desde la sede nacional del tricolor en el sentido de que durante su próxima asamblea nacional, el 3 de marzo, serán reformados principios y programa de acción, lo que sugiere que quitarán esa limitación en aras de una mayor apertura de la industria petrolera al capital privado.

No se pierda de vista que en medio del debate que suscitó entre junio y julio de 2008 la iniciativa abiertamente privatizadora del PAN y Felipe Calderón, el PRI matizaba diversos aspectos de la participación.

Por ejemplo: la iniciativa de Calderón proponía contratos con la IP para la construcción y operación de refinerías, así como el transporte y almacenaje de hidrocarburos, con remuneraciones en efectivo, sin compartir porcentajes del producto o la renta petrolera, ni transmitir la propiedad del petróleo. La del PRI rechazaba abrir esas tareas al capital privado y proponía, por el contrario, la creación de organismos descentralizados de carácter estratégico, filiales a Pemex y de propiedad 100% estatal, para llevarlas a cabo; pero esos organismos quedaban facultados para celebrar con personas físicas o morales los contratos de obras y prestación de servicios que la mejor realización de sus actividades requiera. Esto es: lo que la iniciativa de Calderón proponía en un solo paso, la del PRI lo proponía en dos.

Y en contextos como este es donde debe analizarse la declaración del líder nacional del PAN, Gustavo Madero, celebrando “el corrimiento del PRI hacia las propuestas del PAN”.

En cuanto a los tiempos, todo indica que la reforma energética se debatirá en el próximo periodo ordinario de sesiones que empieza pasado mañana viernes. Por lo tanto es previsible que, desde ese día, Peña Nieto pueda detallar su propuesta de reforma, aunque los advertidos cambios a los principios partidistas alejarían la fecha hacia los primeros días de marzo. Claro que serán los legisladores los que tengan la última palabra.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 28 de enero de 2013

GRAN ANGULAR / Jalisco y la docena trágica panista

Jalisco y la docena trágica panista


Imagen





La carta con más de 30 mil firmas que se entregará mañana a Drew Gilpin Faust, presidente de la Universidad de Harvard para que retire la beca que habilitará este año a Felipe Calderón Hinojosa como conferenciante de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, puntualiza con precisión los efectos de la docena trágica del PAN en el poder:

Disparó la deuda pública en 122%, según la SHCP; sumó 7.3 millones de pobres, según el Coneval; tiró a México 33 lugares en el índice de corrupción, según Transparencia Internacional; lo ubicó en el último lugar de calidad educativa de la OCDE; y su fallida guerra contra el narcotráfico dejó más de 100 mil muertos y 25 mil desaparecidos, según México Evalúa y el listado de la PGR publicado por The Washington Post.

Tal es la docena trágica del PAN en el gobierno federal que tiene sus versiones locales, como Jalisco, en este último, sobre todo, con el tema de la deuda pública cuyo crecimiento explosivo e irreponsable era centralísima crítica de Acción Nacional a los gobiernos del PRI.

El gobierno panista de Jalisco encabezado por Emilio González Márquez aumentó la deuda pública del estado en 253% al pasar de 4 mil 400 millones de pesos en 2007 a 26 mil 289 millones de pesos en 2012.

González Márquez, quien entregará el poder al priísta Aristóteles Sandoval exactamente dentro de un mes, colocó a Jalisco al borde de la insolvencia. El 21 de diciembre anterior no pudo pagar sus compromisos y el pasado lunes 21 de enero tenía un importante vencimiento de su abultada deuda. Finalmente, lo pudo pagar con otro crédito por 2 mil 439 millones de pesos que le autorizó el Congreso local. Pero con ese crédito aumentó la deuda de Jalisco a 18 mil millones de pesos.

De los 2 mil 439 millones de pesos, mil 400 millones eran para pagar el crédito que pidió al banco Interacciones, para no quedarse colgado de la brocha en la realización de los Juegos Panamericanos del año antepasado.

El 14 de octubre de 2011, día de la inauguración de la justa, le comentaba aquí que “la voracidad política y económica, así como la mala planeación, podrían empañar los XVI Juegos Panamericanos”. Y le decía que mientras en los anteriores juegos celebrados en Brasil se recurrió a la experiencia del ex presidente de la FIFA, Joao Havelange, aquí se había decidido que el presidente del Comité Organizador fuera el gobernador González Márquez quien, con aspiraciones presidenciales, no tuvo empacho en relacionar el evento con un éxito del PAN y descuidó organización y financiamiento. Le denunciaba, además, de malos manejos en la villa Panamericana, el estadio Panamericano y el velódromo (Gran Angular del 14 de octubre de 2011
http://cort.as/3ICG).

Ya concluidos los Juegos —que a no dudarlo tuvieron un gran éxito deportivo— aquí le informé de otros hechos de corrupción que se investigaban en torno al evento (Gran Angular del 18 de enero de 2012 http://cort.as/3ICc). Entonces le decía:

“La pesquisa sobre este nuevo episodio de corrupción empezó con una denuncia por la compra irregular de ambulancias para los juegos, con bases de licitación hechas para favorecer a la empresa Conversiones Especiales, la evidente compra con sobreprecios y, presumiblemente, las acostumbradas mordidas millonarias. En el Compranet de la Secretaría de la Función Pública, la citada empresa sólo aparece en tres licitaciones por 59 millones de pesos, mientras que datos oficiales de Jalisco precisan que su Secretaría de Salud compró 57 ambulancias en 2011 por 1.05 millones de pesos, lo que da un total aproximado de 115 millones; 50 ambulancias similares habían sido compradas en 2009 en 28.4 millones de pesos, según la licitación pública 43068001-008-09, esto es, 86 millones de pesos menos.

“Este asunto dio lugar a que se empezara a investigar el origen de los recursos de los Juegos y se hizo evidente la opacidad del Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (Code), organismo público descentralizado de la Secretaría de Educación de Jalisco que operó los recursos mediante fideicomisos opacos protegidos por el secreto fiduciario”.

Del resultado final de estas indagatorias nada se sabe aún. Pero el peine que ya salió es que González Márquez tuvo que recurrir a un endeundamiento gravoso de última hora que puso a Jalisco al borde de la insolvencia.

Ése es pues el legado del último eslabón de una época con el panismo en el poder jalisciense que inició en 2001 con Alberto Cárdenas, siguió en 2006 con Francisco Ramírez Acuña y que ahora termina con este piadoso personaje que, envalentonado por unos tragos de tequila, le mentó la madre públicamente a quienes le criticaron las donaciones que hizo al entonces arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, para la construcción de un templo católico.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 25 de enero de 2013

Objeciones de la Memoria / Monex: expediente abierto

Monex: expediente abierto


Imagen





El Instituto Federal Electoral no profundizó en las investigaciones sobre el caso Monex, y a pesar de que hubo un gasto oneroso por parte del PRI en la pasada elección presidencial, trató el tema de manera superficial y con desdén.

En su momento, la autoridad electoral reconoció que hubo rebase de topes de campaña y triangulación en la distribución de recursos, pero no se aplicó lo que establece la ley para esos casos.

¿Por qué se negó a realizar una investigación profunda y minuciosa?

¿Por qué se avaló el rebase de los topes de campaña y el uso de recursos de procedencia ilícita?

Aunque representantes de partidos políticos, periodistas y muchos ciudadanos mostraron las pruebas de que el partido en el gobierno entregó miles de monederos electrónicos para comprar votos en la elección presidencial de 2012, el IFE fue omiso y resolvió no imponer ninguna multa al PRI por el caso Monex.

Es muy grave para el país, que ante el caso más relevante de inequidad en el uso de recursos que haya tenido la historia reciente de México, el Instituto Federal Electoral en pocas palabras diga “aquí no paso nada”, porque alienta a quienes con tal de acceder a un puesto de elección utilicen todo tipo de trampas e irregularidades para llegar al poder.

El caso Monex debe seguir abierto. Las investigaciones tienen que seguir a través de la búsqueda periodística, desde la sociedad civil organizada y por supuesto desde los partidos políticos.

Estos últimos tienen la gran responsabilidad de recurrir a todos los recursos legales nacionales e internacionales para que se sancione al PRI y a Peña Nieto.

Justo cuando el IFE emitió su resolución sobre el caso Monex, la Suprema Corte de Justicia de la Nación dio a conocer su resolución en el caso Florence Cassez...

Obviamente toda la atención de políticos, intelectuales y los ciudadanos de a pie se centró en la francesa liberada.

Los casos de Monex y Florance Cassez expresan una profunda crisis de las instituciones, las cuales no están cumpliendo los objetivos para las que fueron creadas.

La lucha por un cambio verdadero es vigente en nuestro país.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Cassez: ¿quién pagará el agravio?

Cassez: ¿quién pagará el agravio?


Imagen





Hay enojo en el país entero por la liberación de Florence Cassez. Ella es para la mayoría de los mexicanos una secuestradora. Esa mayoría puede entender que su detención y proceso penal fueron producto del abuso porque miles y miles de procesados en México han sido víctimas de eso mismo. Pero esa mayoría se pregunta de qué privilegios goza la francesa para que a ella sí se le excarcele —aun siendo culpable, como cree firmemente— porque se violaron sus derechos humanos. Entonces aparecen todo tipo de conjeturas: que los ministros recibieron dinero, que fue brutal la presión de Francia, que el gobierno mexicano no la aguantó, que la Corte la amparó y liberó porque así fue inducido desde Los Pinos.

Cassez, según sus víctimas y esa mayoría de mexicanos, fue partícipe de los horrores del secuestro y sólo por eso debe pagar, aunque se violen sus garantías. Al ojo por ojo que ésto sugiere (y muchas madres y padres me han dicho que ellos la hubieran matado si sus hijos fuesen las víctimas), sale al paso la Corte, a la que recurre como última instancia la joven mujer de mala mirada, sabedores sus abogados que la recreación televisiva de la captura (no la real ocurrida un día antes), la declaró culpable ipso facto y la dejó en indefensión procesal al violarse principios como el de la presunción de inocencia, la inmediata puesta a disposición de la autoridad ministerial y la asistencia consular a la que, como extranjera, tiene derecho. Mejor argumento no podrían haber tenido esos hábiles abogados para exigir la libertad, no porque la secuestradora fuera inocente, sino porque se violaron sus derechos.

La Corte, entonces, respondió como tribunal constitucional que es: nadie puede ser procesado penalmente si, para hacerlo, se violan los derechos humanos. La tesis, piensan muchos mexicanos, abrirá las puertas de la cárcel a otros secuestradores, incluido Israel Vallarta, novio y cómplice de la francesa, lo que niega tajante y radicalmente en entrevista con este reportero la ministra Olga Sánchez Cordero, autora del proyecto de sentencia que dio lugar al amparo liso y llano y a la liberación inmediata de la sentenciada por secuestro a 60 años de prisión. Dijo la jurista: de ninguna manera, por un punto y coma, saldrán otros secuestradores.

Entre tanto, cunde la rabia ciudadana y con ella el desánimo. No se le cree ya a quienes procuran justicia ni a quienes la administran. El golpe, al final del día, es contra nuestras instituciones de justicia. Nadie fía en ellas, a todos dan asco. Y sin que así sea del todo, tal es la percepción mayoritaria. Eso es lo lamentable. Eso la razón del enojo y la desesperanza.

Queda claro ahora que Cassez fue liberada no por su inocencia, sino porque policías, MP y jueces violaron sus derechos. ¿Quienes son los responsables? Pues habría que empezar por quienes hicieron el montaje televisivo de su captura: Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino, en ese momento los altos mandos de la Agencia Federal de Investigación y después los hombres fuertes de la seguridad pública del país.

Según penalistas consultados por esta columna, García Luna y Cárdenas Palomino pueden ser acusados de abuso de autoridad y muy probablemente encarcelados y procesados. Hoy están contra las cuerdas.

El procurador Jesús Murillo Karam no descarta que el caso dé lugar a otras investigaciones y Agustín Acosta, el abogado mexicano que representó a Cassez en este largo proceso, ya analiza con su clienta la pertinencia de demandar a quien fuera el hombre fuerte y protegido de Felipe Calderón. Y todo indica que lo harán.

Instantáneas


1. EL CASO MONEX. El IFE exoneró el miércoles pasado al PRI de la acusación de haber utilizado ilegalmente recursos durante la campaña presidencial mediante las famosas tarjetas Monex. El PAN respondió ayer que apelará esa decisión pues insiste en que hubo “billetazos” en la elección de Peña Nieto. El PRD, cuyo ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador centró en ese caso sus alegatos de “compra de la elección”, aún no ha dicho nada. ¿Será que en este asunto tampoco habrá justicia?

2. EL EJÉRCITO patrullará, a partir de mañana, la periferia de la ciudad de México. Municipios mexiquenses conurbados al Distrito Federal pidieron el apoyo federal tras una ola de violencia que ha dejado en los últimos días 12 asesinatos. Así que las fuerzas armadas se verán desde hoy en Naucalpan, Huixquilucan, Tlalnepantla, Atizapán y Nezahualcóyotl.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 24 de enero de 2013

Manual para canallas / Para qué quieres una mujer perfecta

Para qué quieres una mujer perfecta


Imagen





“Tu problema es que eres demasiado franco”, me dijo Michelle mientras me tomaba de la mano, “porque la gente no quiere oír verdades. La gente es feliz escuchando mentiras piadosas”. No lo puedo evitar, es mi naturaleza, soy un pésimo promotor de mí mismo, respondí.

A los 10 minutos de conocerla yo sabía que Michelle era más inteligente que el promedio de las mujeres, y mucho más que la mayoría de los hombres. Su observación se debió a que le dije que me había dado gusto conocerla pero que en ese momento no me interesaba ninguna relación afectiva. Estábamos afuera de su casa e incluso me invitó a pasar con el pretexto de “que no te caería mal un cafecito, o un poco de vino tinto”. Rechazar la invitación no fue fácil. Pero yo no estaba allí por mis propias razones. Lo que sucede es que mi hermana es como todas las hermanas: preocupona, protectora y un poco metiche. Así que el sábado me invitó a una reunión en su departamento y me presentó a una compañera del trabajo. “Mira, hermano, ella es Michelle y es mi mejor amiga. Además de guapa es excelente persona”. Y tenía razón. La chava lucía radiante, con una figura que ya quisieran muchas mujeres, y una sonrisa que te provocaba ganas de besarla. “Ahí los dejo para que se conozcan mejor”, mi hermana le guiñó un ojo a su amiga. “¿Eres escritor, verdad?”, preguntó, Michelle. Casi escupo el trago de ron que acababa de beber. “¡Cómo crees!”, protesté. Ella se puso roja. “Bueno, es que he leído lo que escribes y me encanta”, justificó apresuradamente. “Pero no soy escritor, sólo me gusta escribir lo que pienso y siento”, aclaré, y ella sólo hizo un gesto de ojos extragrandes. “Me agrada que te guste lo que escribo, pero a mí no me va eso de ‘escritor’, se me hace demasiado solemne y yo soy un mero aprendiz de charlatán”. Posteriormente charlamos de música, un poco de nuestros respectivos trabajos y también de lo complicado que es encontrar pasión o algo de bondad en los ojos de la gente.


-O-


También me enteré de que el día que Michelle se iba a casar con el hombre de su vida se presentó la ex esposa en la iglesia y convenció al cura de que aquello era pecado. Pudo haberse comprometido sólo por el civil, pero se sintió humillada con aquel vestido de novia. Así que le pidió a su padre que la llevara a su casa y se encerró un par de semanas. El novio le lloró, le suplicó el perdón por haberle ocultado que era divorciado y por haberse confiado en que la ex ya lo había olvidado. La mujer había venido desde Querétaro para impedir la boda. Y nadie se explicaba cómo se había enterado. “Nunca intentes entender la maldad”, le comenté. Así que desde entonces ella prometió no volver a casarse. La historia de Michelle estaba salpicada de fracasos amorosos, como suele ser habitual. Otro punto en común conmigo. “Pero no me cierro al amor, aún creo que encontraré a la persona ideal”, me aclaró. En eso no estaremos nunca de acuerdo. A la una de la mañana decidí que ya era hora de irme. Mi hermana me pidió que me quedara un rato, que era muy temprano y que eso apenas se estaba poniendo bueno. Allí había unas 20 personas y algunas bailaban y otras reían y una pareja llevaba como 15 minutos encerrada en el baño. No me convenció. Su amiga Michelle sugirió que le diera un aventón, “porque pensaba quedarme, pero ya tengo sueño y no creo que con este ruidero me dejen dormir”. Acepté de manera educada, aunque yo sabía que me desviaría al menos media hora de camino a mi casa.


-O-


En el trayecto no dejó de hablar de mí. “Eres tan lindo” o “estoy segura de que cualquier mujer sería feliz a tu lado”. Traté de rebatir su buena impresión sobre mí. Convivir conmigo es tan constructivo como inventar una alarma contra bobos. Soy experto en demoler buenas intenciones. Toda mujer que me ama termina por convencerse de que es más sencillo lograr que un hurón coma con cubiertos. Esas y otras frases utilicé para desanimarla. Cuando llegamos a su casa, me dio un beso apresurado sobre los labios, tan fugaz como la escena cursi de una película. Se supone que debí tomarla del brazo, atraerla hacia mí y besarla como lo haría el galán de una comedia romántica, pero odio las obviedades. La miré fijamente y le dije que lamentaba haberle hecho perder el tiempo. “¿Por qué dices eso?”, cuestionó. “No soy el hombre que esperas, ni el que te hará volver a confiar en el amor”, solté con frialdad aunque sabía que era un pésimo diálogo. Quizá debí aclarar que soy cínico, arrogante, harto independiente, no creo en el amor a mediano plazo, ya tengo demasiados vicios, y de noche en noche me dejo acorralar por mis propios temores, pero por si no bastara, me encanta vivir solo. “Tú no puedes saber si eres el hombre que espero”, manifestó, “eso lo tengo que averiguar yo, déjame intentarlo”. Negué con la cabeza. Si alguien lo sabe soy yo. “Llevo años tratando de conocerme, haciendo una autobiografía de mis defectos”, le advertí. Fue entonces que me invitó a pasar a su casa para seguir averiguando si yo le convenía o no. “No hagas que te ruegue, por favor”, y ese por favor sonó a súplica. “En verdad, muchas gracias, pero no puedo aceptar, no sería justo para ti”, argumenté. Me conozco y sé que terminaría llevándomela a la cama, aunque después me sintiera igual de vacío que un gerente de banco. “Okey, ya no voy a insistir, pero prométeme que me llamarás aunque sea para ir al cine”, ya me había dado su número de celular y evité darle el mío. “Lo único que te puedo prometer es que intentaré llegar a mi casa sin chocar, y ya luego veremos”, sonreí para aligerar el momento. “Tonto, no seas payaso”, me volvió a besar, “bueno, ya me voy. Conste, te lo pierdes porque quieres”, bajó del auto y al alejarse me gustó su manera de caminar, la forma en que los jeans acentuaban sus caderas. Si no fuera amiga de mi hermana hubiera intentado seducirla. Ya son suficientes los reclamos de una sola mujer para desquiciarte. Y yo no soporto que mis parientes se quieran meter en mi vida. Sin embargo, al otro día me llamó mi carnala para preguntarme cómo me había caído su amiga. “Es buena chica, pero no es mi tipo”, dejé en claro. “Ay, hermano, no seas payaso. Deberías salir con ella, es muy linda y muy decente”. No lo dudo. Le agradecí la invitación a su casa, pero le pedí que ya no me presentara amigas. Sé que se preocupa por mí. A mí me da gusto verla feliz, como a mis otros hermanos, pero no sé si me moldearon con otro barro o si me falta cerebro, pero prefiero provocar mis propios incendios. Un pirómano sólo necesita fuego. Y generalmente actúa sin cómplices. Además, sé que estoy condenado a las mujeres insanas, a las que maldicen todo el tiempo, a las que les gusta recitar tu nombre en cada orgasmo, a las que se ponen perfume entre los senos, a esas que gritan su placer casi obsceno, a aquellas que se tatúan tu nombre, a las que no les importa si tu corazón late a destiempo. En fin, estoy predestinado a invertir en relaciones tan sólidas como un bloque de hielo. Ahora me conformo con poco, ya no anhelo una mujer perfecta que aguante mis ronquidos. Ya sólo quiero dormir tranquilo, haciendo las paces con el niño que alguna vez fui. Y que las musas me visiten de vez en cuando, aunque me dicten frases baratas. Y que los silencios ya no se amotinan bajo mi cama y que en la almohada siempre aniden más suspiros que ácaros.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 23 de enero de 2013

GRAN ANGULAR / Cassez y los generales

Cassez y los generales

Imagen






Procesos judiciales presumiblemente amañados que Vicente Fox, Felipe Calderón y Genaro García Luna sustentaron en montajes televisivos y en acusaciones sin corroborar de testigos protegidos, emergen dramáticamente y evidencian que los Presidentes panistas (y quien fuera director de la AFI del primer secretario de Seguridad Pública del segundo), actuaron más en busca de beneficios políticos personales o de grupo, que para procurar justicia.

Hoy, por ejemplo, habrá una sesión de la Primera Sala de la Corte que será crucial en el caso de la francesa Florence Cassez, condenada por secuestro a 60 años de cárcel. La ministra Olga Sánchez Cordero propondrá este mediodía a los otros cuatro integrantes de esa sala del máximo tribunal que Cassez reciba un amparo para efectos que, dicho en términos simples, implicaría volver a juzgarla pero sin tomar en cuenta las pruebas usadas en el juicio que derivó en su sentencia.

Usted, con toda razón, se preguntará por qué volver a juzgarla. Y es ahí donde está el meollo del asunto: García Luna, avalado en su momento por Fox y Calderón, violó con Cassez el derecho que todos tenemos a un debido proceso, fundamento éste (y no su eventual culpabilidad o inocencia), a partir del cual la justicia mexicana, en esta última instancia, recomendaría reponerle el juicio.

Veamos cómo se violó el debido proceso: pues resulta que Cassez y su novio y presunto cómplice, Israel Vallarta, líder de una banda de secuestradores llamada Los Zodiaco, fueron detenidos el viernes 9 de diciembre de 2005 según lo pudimos ver en una transmisión televisiva en vivo. Es decir: la captura de los plagiarios y liberación de algunas de sus víctimas se vio en el momento mismo en que ocurría, en flagrancia, y como expresión de la eficacia y el arrojo de García Luna y sus federales.

Se supo y corroboró después, sin embargo, que Cassez y Vallarta realmente habían sido detenidos en la víspera, el jueves 8 de diciembre de 2005 y que lo que vimos horas después en la TV fue una recreación de la captura, vamos, un montaje acordado entre la AFI y las televisoras. Incluso, García Luna acabó por reconocerlo y, al admitirlo, desarticuló la alegada flagrancia.

En eso se basó la defensa de la francesa y las apelaciones a que dieron lugar dos sentencias: una de 93 años de cárcel, emitida el 27 de abril de 2008; y otra de 60 años, emitida el 3 de marzo de 2009 tras la apelación de la primera. Al argumento de la violación del debido proceso se sumaron otras fallas como las limitaciones a la asistencia consular.

Para entonces, este caso criminal se había convertido ya en un conflicto diplomático entre México y Francia. Los entonces presidentes Calderón y Sarkozy acordaron que un grupo binacional de expertos analizara el eventual traslado de Cassez a Francia para que cumpliera ahí la sentencia dictada en nuestro país, pero finalmente Calderón expresó su negativa, con lo que tensó más la situación, a grado tal que el 14 de febrero de 2012 nuestro país decidió no participar en el Año de México en Francia.

El 30 de agosto de 2010 la defensa de Cassez había presentado ante la Corte un recurso de amparo al que el máximo tribunal no dio entrada. Lo rechazó el 10 de febrero de 2011. Pero la defensa no se dio por vencida y presenta un recurso de amparo por inconstitucionalidad que la Primera Sala de la Corte consideró sí era de su competencia. Fue así que el 7 de marzo de 2012, el ministro ponente Arturo Zaldívar propuso la “inmediata y absoluta liberación” de Cassez porque sus derechos fueron violados. Cuatro de los cinco ministros de la primera sala reconocieron tales violaciones, pero sólo dos pidieron la liberación. Y ante la falta de una mayoría, se pidió a la ministra Sánchez Cordero un nuevo proyecto de sentencia. Es el que propone el amparo para efectos que hoy se votará. Si se le concede, Cassez volverá a ser procesada, pero sin elementos como la flagrancia alegada (que fue montaje), lo que podría derivar en una sentencia menor que derive en libertad adelantada o en el traslado a Francia.

El otro asunto que al desmoronarse deja ver las intenciones tendenciosas de Calderón y, eventualmente, las rudezas de la lucha por el poder en la Secretaría de la Defensa Nacional, es el de los generales Tomás Ángeles Dauahare, Roberto Dawe González, Rubén Pérez Ramírez y Ricardo Escorcia Vargas, acusados por la SEIDO, a partir de declaraciones de testigos protegidos, de dar protección al cártel de los Beltrán Leyva.

Apenas el miércoles pasado, la magistrada federal María de Lourdes Lozano Mendoza ratificó el auto de formal prisión. Pero este lunes, el juez de la causa, Raúl Valerio Ramírez, colocó en estrados del juzgado tercero de distrito en materia penal federal con sede en Toluca, copia de un oficio de la SEIDO (DGCPPAMDO/707/2013) en el que le notifica que, en el caso del general Ángeles, ex subsecretario de la Defensa, “no cuenta con probanza alguna para confirmar los dichos de los testigos protegidos”. La instrucción del caso quedaría con esto prácticamente cerrada y el juez estaría en condiciones de emitir ya una sentencia.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 21 de enero de 2013

GRAN ANGULAR / El gabinete, ingresos y bienes

El gabinete, ingresos y bienes


Imagen





Hizo un buen efecto mediático, el miércoles pasado, que el presidente Peña Nieto y la mayoría de los miembros de su gabinete abrieran al público sus declaraciones patrimoniales. Después, sin embargo, al revisarse el contenido de lo publicado, se pudo caer en la cuenta de que ese ejercicio de transparencia quedó a medias, pues sólo aparecen en las declaraciones listas de propiedades, no sus valores.

Para acabarla de amolar, la forma en que cada secretario de despacho consignó su ingreso mensual, dio lugar a diferencias que mostraron que unos ganan más que otros. Y como eso sería ilegal, la Secretaría de la Función Pública salió al paso de tales interpretaciones y explicó que el sueldo de todos los secretarios es el mismo, aunque a algunos (como los de la Defensa y la Marina), se les suman primas de riesgo que llegan a aumentarlos. Pero la explicación sólo generó más confusión, a grado tal que ya no se sabía si se trataba de brutos o de netos, en referencia, claro, a los ingresos.


De cualquier manera, la información subida a la página internet de la Presidencia revela algunas cosas interesantes y otras que, de verdad, no tienen desperdicio. En lo que tiene que ver con los diferenciales de sueldos, por ejemplo, las tres únicas mujeres que hay en el gabinete consignaron los sueldos más bajos: 124 mil pesos para Rosario Robles, de Desarrollo Social; Claudia Ruiz Massieu, de Turismo, y Mercedes Juan, de Salud, no obstante que el promedio de los demás es de 145 mil pesos.

Por otra parte, fue el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, quien consignó el mayor ingreso, 467 mil 330 pesos mensuales, ya que añadió a su sueldo como servidor público lo que cobra por “servicios profesionales”. Casi medio millón de pesos al mes, lo que no está nada mal, ¿no le parece?

Otra curiosidad: el presidente Peña Nieto, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, no declararon automóvil alguno a su nombre, lo que por supuesto no quiere decir que anden a pie o en Metro.


Mientras que entre los que sí declararon automóviles a su nombre, están por ejemplo: el subsecretario de Gobernación encargado de la seguridad pública, Manuel Mondragón y Kalb, con un BMW; el secretario de Energía, Pedro J. Coldwell, con un Volvo; el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, con un BMW; el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, con un BMW; el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, con un Minicooper, un BMW, un Jaguar y un Mercedes-Benz; el Consejero Jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos, con un Mercedes-Benz y tres BMW; el director de la CFE, Francisco Rojas, con un Volvo, un BMW y dos Mercedes-Benz; el director del ISSSTE, Sebastián Lerdo de Tejada, con un Volvo; y el director de la Conagua, David Korenfeld, con un Minicooper y una camioneta Land Rover.

Entre ese tipo de bienes hay declaradas otras curiosidades como la motocicleta Harley Davidson de Mondragón y Kalb, la lancha deportiva Boston Whaler de Ruiz Esparza; y la moto acuática Yamaha VX de Luxe del secretario de la Reforma Agraria, Jorge Carlos Ramírez Marín.


A su vez, el secretario de Agricultura, Enrique Martínez, declaró como bienes semovientes, ganado vacuno y venados, en tanto que el director de Pemex, Emilio Lozoya, declaró cinco relojes: cuatro Pateke Phillippe (marca suiza que diseña para miembros de la realeza europea a precios que fluctúan entre los 2 mil y el millón de euros cada uno según su catálogo) y uno Franck Muller, que tienen precios de hasta 200 mil pesos.
Así pues, algunas de las curiosidades comentables.


Instantáneas

1. LIBRO. El derechos fiscal es una rama de la ciencia jurídica muy complicada cuyo desconocimiento genera impunidad, abusos e injusticias, a grado tal que existen personas sujetas a procedimientos por delitos que se encuentran ya derogados, dice el abogado Ambrosio Michel en su libro Derecho penal fiscal. Lo presentará mañana martes a las seis de la tarde en el Club de Industriales del hotel Marriot de Polanco. La glosa estará a cargo de los ministros de la Corte, Olga Sánchez Cordero y Guillermo Ortiz Mayagoitia, así como el doctor Carlos Elizondo Mayer Serra.

2. FORO. A partir de hoy quien esto escribe cambia de horario en los espacios informativos de Foro TV. Los espero ahora de lunes a viernes de las cinco a las seis de la tarde por el canal 4 de la televisión abierta, por el 106 de Sky y el 104 de Cable. Y nos seguimos viendo los domingos por la mañana.



Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico

jueves, 17 de enero de 2013

Manual para canallas / Pretextos para huir disimuladamente

Pretextos para huir disimuladamente


Imagen






Cuando alguien te dice algo como “quiero ser el sol de tus amaneceres” es hora de empacar la poca dignidad que te queda y pedir un taxi con rumbo desconocido, esperanzado en que se cruce en tu camino una terminal de autobuses o el bar más cercano.

Si alguien te escribe en un papelito que “te quiero igual que la noche a las estrellas”, sería mejor que trazaras al reverso un mapa sin retorno o que dibujaras un túnel que te saque de la maldita prisión de la cursilería. Aún más urgente sería un plan de fuga si cada mañana tu amad@ se empeña en escuchar a Toño Esquinca mientras recitan frases como “el sentimiento es una flor delicada, manosearla es marchitarla”. Si algo sobra en el mundo son tontos que se empeñan en atesorar frases huecas, “tesoros” de la superación personal que no les remediarán la maldita rutina de sus miserias. Sí, en efecto, hay una multitud de desesperados que se quieren quitar las ansias con capsulitas que no curan nada. Y son esos mismos que vociferan frente al tráfico, lo que maldicen al prójimo, los que menosprecian a los niños en los semáforos, los que se ríen de la desgracia ajena y los que lloran cuando los abandonan. Sí, son los mismos idiotas que no leen un libro al año, pero postean en el Facebook lo más selecto del programa de Mariano Osorio en frases cortas: “Valora lo que tienes porque no es lo mismo perder un minuto de amor que perder el amor en un minuto”.


-O-


Cuando tu amad@ te pida que le des “las llaves de tu corazón” es momento propicio para inventar un pretexto perfecto y huir disimuladamente. Por mucho que te guste, por mucho que te espante estar solo, sería preferible que dijeras “ahorita vuelvo, voy a buscar a un cerrajero”. Y buscar la salida más próxima, cerrar con cuidado la puerta, meter las manos en los bolsillos y doblar la esquina silbando una melodía como en las caricaturas. Y llegar a una librería para hojear algo de Bukowski que te despierte del letargo que han sido tus días: “Pregúntale al hombre recargado en la pared,/ al predicador,/ al carterista, al prestamista./ Pregúntale al revolucionario,/ al hombre que mete su cabeza en las fauces del león,/ al hombre con una pierna,/ a los ciegos,/ al cirujano que tiembla,/ al tragafuego/ al hombre más miserable que puedas encontrar,/ al payaso o a la primera cara que veas./ Pregúntame a mí,/ al que ha caído en la tentación, al condenado, al tonto, al sabio, al pendejo,/ a los edificadores de templos,/ al hombre de cara triste que toma café./ Pregúntale incluso a los mentirosos,/ al que tú quieras, cuándo quieras.../ A los calvos, a los gordos/, a los que van a los partidos de futbol./ Pregúntale a cualquiera de éstos o a todos,/ pregunta, pregunta, pregunta./ Todos te lo dirán:/ ‘Una mujer histérica en el barandal/ es mucho más de lo que un hombre puede soportar’”. Y es que curiosamente, las mujeres pierden la calma se vuelven huracán, comúnmente por asuntos relativos al amor: porque no les das suficiente atención o no alcanza la despensa para llenar el estómago y el corazón. Y también porque tus ojos no la miran de la misma manera. O simplemente porque tu Facebook está lleno de “zorras” y además te la pasas pegado a la computadora, chateando a todas horas. Maldito Bukowski, reflexionas, por qué no me lo advertiste antes.


-O-


Y sí, es verdad, habría que huir de las mujeres posesivas, de los hombres asnos, de aquell@s que hablan como graznidos de cuervos. Habría que escapar de l@s celos@s, de l@s que husmean en tu celular y l@s que te llaman a todas horas nomás para checarte aunque estés dormido o soñando con estaciones de trenes. Habrá que ir haciendo un inventario de pretextos, algunas excusas, para estar más solo y perfeccionando algún plan B para la huida. Y es que el plan A seguramente que ya te lo descubrieron. No por nada te estudian, te observan con cuidado mientras tú pareces disimulad@: “¿Qué tienes, amor, estás algo rar@”. Y ni cómo decir la verdad, que te sientes asfixiad@, que quisieras salir a caminar un rato en busca de aire fresco. No, por todos los dioses, ni se te ocurra querer sacar a pasear al perro imaginario de tus ansiedades. “¡Yo te acompaño!”, sería la primera sugerencia. Y cuando digas que prefieres hacerlo sol@ comenzarían los reclamos: “¿Y ahora, tú, qué te traes?”, en el mejor de los casos. Porque pueden ser peores los reclamos, cuando se imaginan que sólo quieres salir para hablar por teléfono a alguien que no es tu loquero: “Tú me engañas, seguro que ocultas algo”. Y entonces fingirás tu mejor sonrisa, para aclarar: “Voy a la farmacia, porque olvidé comprar mis antidepresivos, y sirve que saludo de pasadita a la chica guapa del Oxxo”. Y entonces la réplica de un temblor: “Lo dirás de broma, pero como que últimamente vas demasiado al Oxxo, ¿no?”. La carcajada sólo acentuará su amargura, como si un Oxxo fuera el departamento de lencería en Sears. Así que mejor no salgas, quédate sentado y abre un libro en la página 129, allí donde un poeta sin ataduras ha escrito: “Una parvada de cuervos aletea en mis sueños,/ graznando nubarrones que presagian tormentas./ Demasiados diluvios a la vista/ y navegantes melancólicos/ extrañan alguna balsa de madera./ Quiero un viento alucinante,/ tempestuosa majestad en el norte,/ que me aferre al timón sin desvelo,/ mientras me acomodo la gorra de marinero/ para ya no ser capitán, ya no,/ de un naufragio que no deseo”.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 16 de enero de 2013

GRAN ANGULAR / La corrupción del PAN

La corrupción del PAN


Imagen




Aquí le he presentado evidencias (¿Licencias falsas?, 06/09/2010), de la falsificación de permisos de juego con apuestas mediante una red de corrupción que involucraba a funcionarios de la Segob en el sexenio anterior.

Le documenté que la licencia DGG723/1997, del 18 de diciembre de 1997, autorizaba indefinidamente (lo que ninguna otra) sorteos de números o bingo en máquinas (cuando el reglamento correspondiente lo prohibía en ese momento), además de ser utilizada (la misma), por dos casas de apuestas (UNO, de Miguel del Río Liquidano y Big Bola, de Javier Rodríguez Borgio).

También le decía en aquella columna que la Segob aceptaba que el expediente de esa licencia estaba extraviado y que podríamos estar ante graves hechos de corrupción que los entonces subsecretario de Gobierno, Roberto Gil Zuarth, y secretario de Gobernación, Francisco Blake, estaban obligados a investigar a fondo.

En otras columnas, anteriores y posteriores a la referida, le di nombres probablemente involucrados en esa red como el del ex subsecretario Abraham González Uyeda y del ex director de Juegos y Sorteos, Roberto Correa Méndez (Juegos y Sorteos: la cueva de Alí Babá, 29/06/2011) y de las probables implicaciones que la corrupción en esas instancias habrían tenido en el incendio del casino Royale de Monterrey que cobró la vida de 52 inocentes (La venganza del casino Royale, 02/09/2011).

Después de la tragedia, sí, se abrieron investigaciones y se cesó a funcionarios menores, pero nada. La autoridad no jaló el hilo de una madeja de evidencias publicadas en este y otros espacios periodísticos.

Ahora se vuelve a ofrecer una investigación a fondo, cuando el hoy senador Gil Zuarth (quien también fuera secretario particular de Felipe Calderón y coordinador de campaña de la candidata Josefina Vázquez Mota) es señalado como parte de esa red de corrupción.

Lo acusa Talía Vázquez Alatorre de haber recibido 800 mil pesos para interceder para la instalación de un centro de juego con apuestas en Querétaro. El dinero se lo habría entregado el ex esposo de la acusadora, Juan Iván Peña Neder, quien fuera coordinador de asesores del entonces subsecretario de Gobernación, González Uyeda (próspero ganadero y dueño de la empresa Leche Doble Cero, actualmente asesor del endeudado gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez), quien en su momento designó como director de Juegos y Sorteos a Roberto Correa Méndez.

Peña Neder (hoy en la cárcel acusado de violación tumultuaria por su ex esposa Talía Vázquez) niega los cargos al igual que Gil, quien ya demandó a su acusadora por daño moral. El PAN, a través de Obdulio Ávila, negó ser partícipe de esa red de corrupción..

Pero la información publicada aquí los últimos tres años muestra como pieza clave de esa red de corrupción a Correa Méndez, colocado ahí por González Uyeda (de quien Neder fue coordinador de asesores) y por Francisco Ramírez Acuña, el destapador, se acuerda, de Calderón.

Él está detrás de la licencia falsa con la que operan las dos casas que le refería el 6 de septiembre de 2009, pero también con la que fue entregada a Raúl Rocha Cantú para operar el casino Royale de Monterrey, o la que este último, asociado con Jacobo Chemaría, habría usado para el casino Royale de Veracruz; mientras que asociado con Guillermo Santillán usaría otra para el Grand Casino de León.

Correa Méndez no sólo estaría involucrado en las denunciadas falsificaciones, sino que como asesor legal de casas de apuestas recurría a una ambigüedad del reglamento de Juegos y Sorteos expedido el 17 de septiembre de 2004 que autorizaba el sorteo de número electrónico (bingo), para autorizar la operación de máquinas de black jack, dados, poker y otros juegos de azar. Argumentaba que también se trataba de sorteos de números.

Y toda la permisividad que caracteriza al reglamento expedido por Santiago Creel fue ampliada por el gobierno de Calderón al aprobar el 19 de octubre de 2012, ya de salida, un decreto en el que modificó dicho reglamento para autorizar, a las casas de apuesta con permiso, la operación de máquinas tragamonedas. Ese decreto fue sometido a un proceso de inconstitucionalidad que hoy revisa la Corte.

Instantánea

ACLARACIÓN. Fue el ministro Arturo Zaldívar el que llevó en un primer tiempo el caso de la francesa Florence Cassez. Propuso un amparo directo por violaciones a su debido proceso y la liberación inmediata, que rechazó el pleno. En aquel debate fue el ministro José Ramón Cossío quien propuso un amparo para efectos, es decir, para reponer el proceso sin las violaciones denunciadas. Una propuesta similar es la que hará la ahora ministra ponente, Olga Sánchez Cordero, el próximo 23 de enero en la sesión de la primera sala del máximo tribunal del país.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 14 de enero de 2013

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Nos vemos papá / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema - Nos vemos papá

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Django desencadenado / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema - Django desencadenado

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Amor / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema - Amor

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Tsunami (Bait) / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema - Tsunami

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Lincoln / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema - Lincoln

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - La cebra / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema - La cebra

GRAN ANGULAR/ El caso de los generales

El caso de los generales


Imagen





Muy probablemente hoy —y de no ser así no pasa de esta semana—, un tribunal unitario decidirá si el general de división en retiro Tomás Ángeles Dauahare y el general brigadier en activo Roberto Dawe deben seguir presos por dar protección al narcotráfico, imputación que les hacen testigos protegidos, como al también divisionario en retiro Ricardo Escorcia Vargas quien, por su parte, ha interpuesto otro amparo contra su formal prisión.

La detención de los generales ocurrió entre el 14 y el 17 de mayo pasados según le informé aquí el 18 de mayo (Gran Angular http://www.elgrafico.mx/columnas/95862.html). Los testigos protegidos identificados como Jennifer (Roberto López Nájera), Mateo (Sergio Villarreal El Grande), Gerardo Álvarez Vázquez El Indio y Édgar Valdés Villarreal La Barbie, los acusaron de dar protección e información oficial al cártel de los Beltrán Leyva.


Los generales fueron primero arraigados y después consignados y formalmente presos en el penal de máxima seguridad de El Altiplano, en el estado de México. Sin embargo, en agosto pasado, La Barbie y El Indio declararon bajo protesta de decir verdad que no conocían a los generales imputados, lo que abrió la posibilidad a los abogados de los altos mandos detenidos a solicitar su excarcelación y libertad por desvanecimiento de pruebas, a lo que la SEIDO ha respondido que la acusación sigue firme con las imputaciones de Jeniffer y Mateo.


El tribunal unitario de Guanajuato es el que ha evaluado si, en efecto, hay desvanecimiento de pruebas y, por lo tanto, liberará a los generales, o si da la razón a la SEIDO, lo que ocurriría hoy o en los próximos días.


Un comunicado de la Secretaría de la Defensa Nacional del 16 de mayo de 2012 informaba que la detención de los generales “carece de connotación política o de relación alguna con las campañas (políticas) en curso o los candidatos en contienda”.


En círculos militares, sin embargo, se mantiene la hipótesis de que la aprehensión, al menos del general Ángeles Dauahare, estuvo relacionada con el proceso de sucesión en la Sedena. El divisionario en retiro había sido subsecretario del ex secretario Guillermo Galván Galván (a quien incluso le disputó el puesto de titular) y asesoraba en materia de seguridad nacional a quien al momento de la detención era candidato presidencial del PRI.


La imputación de los generales tuvo que sustentarse en la figura de testigo protegido, de la que mucho se abusó en la administración pasada, que dio lugar a severos fracasos de la PGR y que el nuevo procurador general, Jesús Murillo Karam, ha ofrecido revisar y acotar.


Instantáneas

1. EXPECTACIÓN. Lo que se perfila como otro escandaloso fracaso de la justicia mexicana, en este caso por los errores en que incurrió por protagonismo y prepotencia el ex secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, es el de la secuestradora francesa Florence Cassez. En 10 días, el 23 de enero, la primera sala de la Suprema Corte resolverá sobre este asunto que confrontó a los ex presidentes de Francia y México, Nicolás Sarkozy y Felipe Calderón; y respecto al cual los actuales, Enrique Peña Nieto y Francois Hollande, acordaron acatar la resolución de la Corte, adonde llegó en marzo pasado: el ministro ponente, José Ramón Cossío, propuso conceder a la francesa un amparo para efectos, es decir, realizar un nuevo juicio por secuestro y delincuencia organizada, proyecto rechazado por el pleno y turnado a la primera sala. El asunto pasó a manos de la ministra Olga Sánchez Cordero, cuyo proyecto de dictamen, según se supo, también propone amparar para efectos a Cassez, para que un tribunal unitario dicte una nueva sentencia que ignore los testimonios y pruebas ilegítimas considerados para darle 60 años de prisión por secuestro. Así, la pena podría reducirse sustancialmente y obtendría en poco tiempo su libertad. En la primera sala están los ministros Cossío (quien estaría con el proyecto en congruencia con su anterior propuesta de un amparo para efectos); Jorge Prado Rebolledo (quien ya ha admitido que hubo violaciones en los derechos procesales de la francesa), Arturo Zaldívar (quien incluso está de acuerdo con un amparo liso y llano); y el recién nombrado Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, cuya posición se desconoce. Los ministros no estarían determinando si Cassez es culpable o inocente, sólo si las violaciones a sus derechos son suficientes para que se le dicte nueva sentencia en un juicio apegado a derecho.


2. RELEVO. Los consejeros del IFAI elegirán esta semana, a más tardar el viernes, a quien relevará a Jacqueline Peschard en la presidencia de ese instituto de transparencia. Al interior del IFAI mucho se menciona el nombre del consejero Ángel Trinidad, aunque se asegura que Sigrid Arzt también está en la batalla.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 11 de enero de 2013

Objeciones de la Memoria / Morena avanza

Morena avanza



Imagen





Morena es una organización diferente a los partidos tradicionales, somos movimiento, hacemos política con la gente, tenemos propuesta para transformar a México, y no apoyaremos decisiones que signifiquen más sacrificio social de trabajadores, clases medias y empresarios productivos.

Pensamos que en el centro de la política siempre debe estar la vocación social. No admitimos ningún esquema de privatización de los energéticos, ni abierto ni disfrazado. Rechazamos tajantemente que funcionarios de los tres poderes, órganos autónomos y dirigentes de los partidos vivan con prestaciones que no tiene la gran mayoría de la sociedad.

Morena busca la transformación del país por la vía pacífica, la competencia democrática es la lucha pacífica entre proyectos distintos y hasta opuestos. La cultura democrática es el respeto a la discrepancia.

En el Estado democrático hay contrapesos, hay equilibrios. No hay democracia sin partidos diferentes. No hay democracia sin oposición.

Hacia adelante, de igual manera, la normatividad nos plantea afiliar a lo largo del 2013 a cuando menos 0.26% del padrón electoral, es decir a aproximadamente 220 mil ciudadanas y ciudadanos.

Sin embargo, nuestra meta es mucho más alta, hemos escogido llegar a un millón 500 mil afiliados en el año 2013.

En los últimos tres meses del presente año realizaremos las 32 asambleas estatales con la presencia del IFE. Así, llegaremos a agosto de 2014 a la obtención de nuestro registro, mismo que será ampliamente refrendado en las urnas en la elección federal del 2015.

Ahora cuando abunda la apología del llamado Pacto por México, les recordamos a todos que hay otro México, que opina distinto, que enarbola otro proyecto y que tiene millones de seguidores y el derecho de competir y de triunfar. Morena cristaliza ese otro proyecto. ¡Morena es la esperanza de México!



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

jueves, 10 de enero de 2013

Manual para canallas / No soy esa clase de tonto

No soy esa clase de tonto


Imagen





Hay tres cosas que no soporto los miércoles: el tianguis que se pone en la esquina de mi casa, que me llamen en la madrugada y la música espantosa de mis vecinos a todo volumen en las mañanas.

Así que amanezco de malas, debo modificar mi ruta para salir a correr y cuando regreso a casa hago lo que tengo que hacer con los audífonos puestos. Lo del tianguis no tiene remedio y tampoco la mala educación musical de mis vecinos. Lo de las llamadas se puede evitar dejando el celular afuera de la recámara cuando duermo. O llamarle a mi ex para decirle que si se va a emborrachar que procure no echarme de menos a las tres de la madrugada o que lo haga en una hora más decente, pero seguro que le vale madres o simplemente le entra la nostalgia malacopa cuando se le pega la gana.


Ya han pasado como tres años desde que Daniela y yo llegamos a la conclusión de que nuestra relación era igual que entrenar escorpiones del desierto: por más que nos esforzáramos en domesticarlos, acabarían por volverse en nuestra contra. Y no importaría tanto el dolor del aguijón como el efecto del veneno. La amargura ya era una ponzoña recurrente. Ella reclamaba por todo, que si ya no me gustaba tanto, que si yo prefería salir con mis amigos, que si me preocupaba más por el futbol que por ella, que si mis amigas del Facebook eran unas zorras, que si me la pasaba chateando en el trabajo, que si ya no era yo tan detallista, que si mis ex seguían molestando y no sé cuántos etcéteras más.

Y yo me había vuelto predecible, tanto que a Daniela no le extrañaba que los sábados me fuera al estadio o que los jueves saliera con mis amigos y que los miércoles amaneciera de mal humor o que los lunes se me acentuara la bipolaridad. Los únicos momentos en que realmente ella parecía feliz era cuando hacíamos el amor. Y yo le decía, mientras me abrazaba, que era una tonta por pensar que ya no la deseaba. Daniela se acurrucaba en mi pecho y suspiraba para decir cosas como “es que has cambiado mucho y la verdad es que me da miedo que nos extraviemos”. Yo la tranquilizaba con frases que ella quería escuchar: “Siempre estaré a tu lado, mientras no seas tú las que se pierda entre sus miedos”. Luego se quedaba dormida y a mí me seguía pareciendo hermosa, aunque sus arranques de celos fueran cada vez más insoportables. Si yo era bipolar, ella tenía doctorado en dramas de telenovela. Y aquello sólo podía tener un final de película europea: ella subiendo a un tren melancólico y yo mirando su perfil en la ventanilla mientras una canción triste la alejaba de mi vida.


-O-


Daniela se despidió sin mucha prisa, como quien hace un trámite burocrático y sabe que tendrá que volver a formarse en otra oficialía. Y me regaló una libreta en blanco, con una dedicatoria robada a Dante Guerra: “Tienes un erizo de mar en el alma,/ y contradice la fragilidad de tu mirada./ Duerme inerte en un abismo oscuro,/ esperando la furia de un oleaje,/ que lo arroje hasta mis playas./ Y silencioso, agazapado como trampa,/ espera mis pasos más incautos/ para recetarme una transfusión de su amargura”. La posdata decía que “esta libreta de apuntes es para que escribas las veces que pienses en mí”. Ilusa ella, como siempre. Es verdad, siempre fue una romántica, tirando a cursi. La libreta sólo la use una vez, para escribir un fragmento de “No soy esa clase de tonto”, también de Dante Guerra. Y nunca volví a pensar en ella, sólo apenas que escombré entre mis archivos muertos y salió a relucir la mencionada libreta en blanco. Bueno en realidad sí he pensado en Daniela, aunque no como ella hubiera querido. Siempre que me llama en las madrugadas sólo para guardar silencio, como si quisiera interrumpir algo, no puedo evitar un “¡maldita sea!” en mi cabeza. Ya lo ha descrito con bastante puntería mi poeta de cabecera: “Seguro maldecirás en silencio/ por los días de calma que ya no tendrás,/ no mientras yo sea el único que te ha sabido olvidar”. Luego cuelgo y vuelvo a dormir con la calma de los que, efectivamente, han sabido olvidar el calor de otros fuegos. Y como sé que Daniela husmea en mi Facebook y lee lo que escribo, no tengo pudor en escribir una parte del poema que le dediqué cuando ya se había marchado: “No soy esa clase de tonto/ que te sigue los pasos,/ que husmea en tu presente,/ cuando ya eres brecha oculta de mi pasado./ No soy esa clase de idiota,/ que suele echar de menos cuando escucha/ las canciones que le dedicaron./ No soy, no seré, el estúpido/ que recolectará las hojas/ de los girasoles que ya se han secado./ No soy ese tipo de tontos/ que turistean en su pasado/ y luego se preguntan, confundidos,/ por qué su futuro luce/ como un tiempo compartido en el manicomio./ No soy de esa clase de locos tristes,/ que se rascan una y otra vez la cabeza,/ que se miran ansiosos los zapatos,/ imaginando que allá afuera,/ el mundo se reduce a echarte de menos”. Y en efecto, no soy esa clase de tontos que se lamentan de vivir pertrechados mientras el pasado arroja bombas de humo que no hacen daño pero cómo fastidian la mirada mientras contemplas nuevos horizontes. No, no soy esa clase de estúpidos que hacen oídos sordos a Bunbury cuando entona “porque la vida se me va/ y del pasado no voy a vivir/ y con mi tiempo yo quiero sentir./ Necesito agarrarme/ a la cola del viento para poder volar,/ necesito que mañana/ descubra el misterio/ una nueva canción”.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 9 de enero de 2013

Babylonia Forum •Tema Estrenos de Cine - Anna Karenina / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema Estrenos de cine - Anna Karenina

Babylonia Forum •Tema Estrenos de Cine - Cirque du Soleil: Mundos lejanos / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema Estrenos de cine - Cirque du Soleil: Mundos lejanos

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Matalos suavemente / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema - Matalos suavemente

Babylonia Forum • Ver Tema - Cosmópolis / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum •Tema Estrenos de Cine - Cosmópolis

GRAN ANGULAR/ Del pacto y las desbandadas

Del pacto y las desbandadas


Imagen





Que haya un pacto político que perfile y facilite acuerdos, es mejor, sin duda, que la parálisis de la discrepancia perpetua. El Pacto por México, por lo tanto, le viene bien al país, después de casi una década de polarización política y desacuerdos.

El Pacto —firmado el 2 de diciembre por los tres principales partidos del país y el gobierno de Enrique Peña Nieto— ya definió una agenda de reformas y permitió consensuar y aprobar las dos primeras: una constitucional, la educativa, sometida ahora al aval de los Congresos locales; y la laboral, con modificaciones a la Ley Federal del Trabajo. Se plantean, además, para el segundo semestre de este año, las reformas hacendaria y de energía.

Así, el consenso del Pacto ya opera en los hechos. Incluso ayer se dio a conocer la conformación de un Consejo Rector que le dará seguimiento. Lo forman, por supuesto, los presidente del PRI, del PAN y del PRD, así como representantes del gobierno federal: Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación; Luis Videgaray, de Hacienda; Álvaro Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia; y el subsecretario de Gobernación Felipe Solís Acero.

Otros integrantes de ese Consejo Rector coordinado por el priísta ex gobernador de Oaxaca, José Murat, son los perredistas Jesús Ortega y Pablo Gómez, y los panistas Santiago Creel y Juan Molinar Horcasitas.

Muchos se preguntan por qué lo coordina Murat, un priísta de la vieja guardia. La respuesta es simple y ya se la había adelantado aquí desde noviembre: el ex gobernador empujó la idea, invitó en repetidas ocasiones a Creel y a Ortega al restaurante En un Lugar de la Mancha, allá por los rumbos de la embajada cubana, para sugerirla a sus partidos y convocó a su casa, una vez cristalizada, a que se sumaran a ella los representantes del entonces equipo de transición.

Lograr acuerdos es objetivo de la política, pero cuidado: el Pacto, instrumento de eficacia, nos podría acercar a una de las facetas del autoritarismo, la de la unanimidad por encima de todo, algo que está en el ADN del PRI histórico. Y la unanimidad, en democracia, siempre levanta suspicacias.

Para conjurar el riesgo habría que preguntarse siempre si en el caso, por ejemplo, de las reformas laboral y educativa se puso por delante el interés del país y si para alcanzarla, todas las fuerzas políticas cedieron en algo. No se ve, por lo pronto, si así haya sido y si ocurrirá así con la hacendaria y la energética. No habrá ocurrido si quedan, solamente, como un aumento de impuestos a las clases medias o como el remate de nuestro petróleo.

Habría que preguntarse, además, qué tanta y qué tan real oposición son o serán, ante esos y otros temas polémicos, el PAN y el PRD. Hasta ahora —salvo algunas escaramuzas como la de la transparencia sindical en el Senado— los dos partidos opositores parecen caminar al son que les tocan el PRI y el gobierno de Peña.

También, por otra parte, deberíamos preguntarnos si quienes han pactado representan a la totalidad de las militancias del PAN y el PRD, pues lo que ocurre al interior de ambos parece decirnos lo contrario.

El PAN de Gustavo Madero —abiertamente confrontado con el grupo afín a Felipe Calderón— ha tenido que reconocer la dramática disminución de su militancia tras el refrendo convocado los últimos días del año pasado; 80% de los panistas, tanto militantes como adherentes, ya no refrendaron su pertenencia al blanquiazul. Es cierto: la derrota en la elección presidencial iba a ahuyentar a los oportunistas de siempre, pero de ahí a negar que haya una desbandada, como lo niega Madero, suena más a la reacción de alguien que no sabe ni por dónde lo atropellaron, que a un análisis racional de los hechos.

El PRD, por su parte, sigue dividido en relación con la firma del Pacto, avalada sobre todo por la Nueva Izquierda de Los Chuchos pero rechazada por la Izquierda Democrática de René Bejarano, más o menos afín a AMLO. Por otro lado, aparece el factor Morena que, tras solicitar al IFE su registro como partido político, inició su campaña de afiliación. Es obvio que muchos militantes perredistas migrarán hacia el Movimiento de Regeneración Nacional y también que el PRD no se desmantelará mientras siga siendo negocio para quienes lo dirijan.

Esto último, sin embargo, no justifica la reacción de Miguel Barbosa, coordinador de los senadores perredistas, quien dijo que Morena se llenará de los radicales del PRD, no de sus verdaderos militantes.

¿Acaso los radicales no tienen cabida en la democracia?, ¿acaso Morena no representa a nadie y, por lo tanto, no tiene cabida en el Pacto o el derecho a no estar de acuerdo con él?

Cuidado senador Barbosa, porque esa posición contra los radicales no es más que intolerancia y la evidencia de que su partido entró ya en la autoritaria unanimidad, tan común en el viejo PRI.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

lunes, 7 de enero de 2013

GRAN ANGULAR/ Sigue la violencia

Sigue la violencia


Imagen





Son muchos los buenos deseos que como mexicanos podemos plantearnos para 2013. Las metas alcanzables son menos que esos deseos. Y por desgracia no está entre lo objetivamente factible en el corto plazo el cese de la violencia que ha desangrado al país, sin duda el mayor y el mejor de los buenos deseos de este año que empieza.

En medio del cambio de gobierno y de las fiestas de fin de año se diluyó la información de la violencia relacionada con el crimen organizado, pero un recuento del periódico Milenio del 2 de enero pasado dio a conocer que en diciembre, primer mes del gobierno de Enrique Peña Nieto, se registraron 982 “ejecuciones”, 33 más que las 949 de noviembre, último mes del de Felipe Calderón.

Lo que esas cifras revelan es que la tendencia continúa en niveles que sumaron en 2012 un total de 12 mil 394 narcohomicidios y en los pasados seis años poco más de 60 mil.

Al paso de ese recuento y de sus eventuales significados, salió el viernes pasado la Secretaría de Gobernación. Por delante puso que en el primer mes del nuevo gobierno las autoridades federales detuvieron a 854 presuntos integrantes del crimen organizado. Y respecto de las muertes, sólo se refirió a las 70 ocurridas en enfrentamientos: 69 de presuntos delincuentes y una de un efectivo de las fuerzas federales.

Es cierto que un mes es muy pronto para frenar y revertir el pesado fardo que representa la sangrienta herencia de Calderón y que hay que dar a Peña Nieto el beneficio de la duda y esperar que su estrategia de seguridad, aún por conocerse más a detalle, dé resultados.

Pero la inercia que traemos y la fuerza y nivel de penetración en las estructuras institucionales que mantienen el narcotráfico y la delincuencia organizada no permitirán que esos resultados se perciban en el corto plazo.

Detener y revertir la violencia es acaso el mayor de los retos del nuevo gobierno, y no se ve nada fácil.

Instantáneas

1. FIRMAS. Felipe Calderón se dejó ver ayer por la mañana en la tercera sección del Bosque de Chapultepec. Salió a correr acompañado de la guardia que, como ex Presidente, le asignó el Estado Mayor Presidencial. En las próximas horas deberá presentarse ya en la cátedra que se le asignó en la estadounidense Universidad de Harvard donde, por cierto, estudiantes tanto mexicanos como extranjeros recaban firmas para pedir que se le retire dicha cátedra por las miles de muertes y desapariciones que dejó en México a propósito de su guerra contra el narcotráfico.

2. DEUDA. Otro de los destrozos que dejó Calderón en el país fue el nivel de endeudamiento, otra de las culpas que en su momento achacó en campaña a su adversario AMLO. De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, los niveles de deuda crecieron alarmantemente durante el pasado gobierno panista. La interna alcanzó los tres billones 567 mil 800 millones de pesos al crecer 168%, y la externa llegó a 123 mil millones de dólares al aumentar 146.6 por ciento.

3. SERVICIO EXTERIOR. Han empezado a llegar a la ciudad de México los titulares de 75 embajadas, 69 representaciones consulares, siete misiones y oficinas de enlace, ubicadas en 193 países. Todos se reunirán mañana con el presidente Enrique Peña Nieto, quien les marcará la línea a seguir en materia de política exterior.

4. BENEPLÁCITO se solicitó ya al gobierno de EU para que el nuevo embajador de México sea el ex procurador general de la República y ex embajador en el Reino Unido, Eduardo Medina Mora. Su amigo el presidente Peña Nieto lo reivindica así, después del mal trato que recibió durante el gobierno de Felipe Calderón. Medina Mora llegará a Washington con la experiencia diplomática obtenida durante su gestión en Londres y con los muy buenos contactos que hizo como ex procurador y ex secretario de Seguridad Pública con los altos mandos de la seguridad interior y la justicia en la capital estadounidense.

5. PIONERA. La querida y respetada periodista Sara Lovera recuerda la trayectoria de la austriaca Gerda Lerner, historiadora feminista pionera que el miércoles pasado murió a los 92 años en Madison, Wisconsin. Lerner fue precursora en el campo de la historia de las mujeres (fundó el primer programa de estudios de posgrado sobre el tema en Estados Unidos) y creadora de la Organización Nacional para las Mujeres.

6. CONDOLENCIAS. El más sentido pésame a los familiares y deudos de Ricardo Chávez, apasionado del futbol americano, profesor de tenis de niños y jóvenes, pero sobre todo hombre íntegro y disciplinado. El querido Ricardo murió el 24 de diciembre pero deja en sus alumnos y amigos innumerables y sabias enseñanzas sobre el deporte blanco y la vida misma. ¡Descansa en paz, profesor!



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 3 de enero de 2013

Babylonia Forum • Ver Tema Estrenos de cine - El chico del periódico

Babylonia Forum • Ver Tema - El chico del periódico, Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum • Ver Tema Estrenos de cine - Bajo la mira

Babylonia Forum • Ver Tema - Bajo la mira, Sinopsis y Trailer

Manual para canallas / Los pasos lentos de la abuela

Los pasos lentos de la abuela


Imagen






Caminé despacio, con dudas y un tanto confundido, me acerqué a la abuela y tomé su mano. No supe qué decirle, sólo la miré con la mirada del niño que nunca supo cómo afrontar la de ella. “Todo va a estar bien, abuela”, repetí un par de veces.

Y la abuela me dijo algo, indescifrable por la mascarilla de oxígeno, pero supongo que fue algo bueno, seguido de mi nombre, no lo sé. Luego miré a mi madre, con su sonrisa de siempre e intentando ocultar la tristeza. Para mi sorpresa, Alicia trataba a su madre como si fuese ella la progenitora y le cantaba una melodía alegre tratando de contagiarle la fortaleza de su alma. Pero mi abuela lucía cansada, en esa cama de hospital. Cuando la enfermera entró para tomarle la presión, yo abandoné la habitación con ganas de guardar esa mirada en la memoria. Y es que la abuela María me observó como nunca, con una ternura que no le conocía. Nunca nos conocimos realmente. Ella no me preguntaba por mi oficio o mi beneficio, ni me contaba de su pasado. Siempre mantuvimos una relación con murallas, con los muros que su carácter férreo construyeron a lo largo de los años. A lo más que llegó María fue a decirme “¿Y tu novia?”, acaso para hacer plática. Y yo contesté con un lugar común: “¿Cuál de ellas?” y me sonreí. “¿A poco tienes varias, hijo?”, prosiguió. “Mientras no me lo prohíba mi religión…”, reviré. Ella sólo movió la cabeza, en señal de ah-que-muchacho-tan-canijo. Tiempo después ella le contaría a alguien de la familia que yo tenía varias mujeres. Así era ella. Y a mí no me ofendió, sólo me causó gracia. Como mencioné antes, no me conocía. Y tampoco sabía yo mucho de ella. No me di esa oportunidad, desafortunadamente. Y es que yo siempre la sentí como una mujer de corazón a prueba de emociones. Igual que yo. Sólo era una mujer solitaria, con una educación sentimental terrible: le costaba trabajo mostrar cariño, abrazarte, decir “te quiero” o “cuenta conmigo”. Supongo que en gran parte se debió a que creció con nada y trabajó mucho para contar con poco. Supongo, también, que su corazón se volvió un cactus cuando murió el abuelo tan joven y tan guapo. Y luego ella, inmadura y con la angustia a cuestas, tuvo que reorganizar la vida para alimentar y cobijar a sus siete u ocho chamacos. Ya mi madre me ha descrito parte del infierno que fue su infancia compartida, rodeados de miedos y siempre acechados por esa oscura sombra de la miseria. Aún me acongoja la anécdota de mi tía Marina llorando, arrastrándose de angustia, cuando su hermana Alicia decidió escaparse de la casa para vivir con el novio. Y Marina no volvió a ser la misma, como tampoco mi madre y mucho menos la abuela. Eso es lo que creo. Mujeres inconclusas, rotas en el alma, extraviadas en un sinfín de laberintos. Y con los sentimientos hechos polvo, por los siglos de los siglos, amén. Yo sólo espero, con todo el corazón, que la abuela se haya marchado en paz y que haya encontrado la redención a la que todos aspiramos. Yo la despedí con un beso, antes de que su féretro fuera cubierto por la tierra que tanto quería. Y guardé mis lágrimas para este momento, justo cuando escribo este adiós que no requiere posdatas.


-O-


Los fines de semana íbamos a casa de la abuela. Supongo que no había muchos sitios a los que pudiéramos acudir. Cuando éramos niños no paseamos mucho, tal vez porque el mundo de mi madre tenía pocas variantes. Y a mí no me desagradaba viajar dos horas para llegar a nuestro destino de los sábados, porque significaba salir un poco de las rutinas. Y llegábamos con ganas de jugar futbol y hacer mil travesuras en el baldío de junto. Pero María Asunción regularmente tenía otros planes para nosotros, como ayudarle al tío David a limpiar los chiqueros. Mi recuerdo más frecuente de esa época era que la abuela se pasaba horas espulgándonos, sentada en el quicio de la puerta, como si tuviera esperanzas de acabar con nuestra plaga de liendres y piojos. Era un martirio, pero lo padecíamos en silencio y haciendo muecas, rogando para que se hartara y nos dejara ir a jugar a cualquier cosa. No tengo muchas postales para la nostalgia, no viene a mi memoria alguna escena en la que mi abuela mi abrazara para reconfortarme. Por el contrario, yo le tenía miedo, como si fuera a pegarme en cualquier momento. Y la evitaba, trataba de pasar desapercibido, me escurría cautelosamente mientras ella estaba de espaldas. Nada extraño, si consideramos que también le temía a mi madre cuando estaba enojada o la alteraban nuestras travesuras. Yo no conocí a mi abuela, siempre fue como una extraña. Pero recordando su casa trato de hacerme una idea: era ordenada y muy limpia, con su mesa siempre perfecta y la cocina impecable. Todo estaba en su sitio, los cojines de los sillones, las carpetitas tejidas sobre la consola y el televisor, la jerga en la entrada, la vieja máquina Singer para coser manteles, aquel cuadro que colgaba un paisaje en la pared, la maleta con los recuerdos del abuelo que guardaba bajo la cama. Y su rostro mismo era imperturbable, siempre con un gesto serio. Pero el tiempo cumplió su parte y ella fue una mejor bisabuela: adoraba a sus bisnietos, los abrazaba y trataba de consentirlos. Con esa imagen me quedo, cuando se acercaba a mis hijos para llevarles limonada mientras ellos nadaban en la alberca. Y yo le agradezco a los dioses, a los suyos, a los míos, porque supo ser buena. Descanse en paz María Asunción, aquella mujer que conocí poco porque construimos muros de orgullo. Descanse en paz la niña, la jovencita, la mujer, la abuela que tanto sufrimiento acumuló a lo largo de su existencia. Descanse en paz abuela, con la cara hacia el cielo, con esa calma que consiguió su rostro en el último momento. Y que Dante Guerra le despida como yo hubiera querido: “Extrañaré las coplas que nunca me cantó la abuela,/ las galletas de maíz que horneó con paciencia,/ esa mirada curiosa con que me estudiaba/ mientras yo no la observaba./ Echaré de menos su imagen en aquella silla,/ en la que cabeceaba a merced de la fatiga./ Y sus pasos lentos, cansinos,/ mientras hurgaba en sus bolsillos,/ como queriendo compartirnos algo./ Ay, la abuela, tan morena, tan campesina,/ con sus ideas de siempre y su Dios inflexible,/ ese que le condenó al exilio,/ durante mucho, mucho tiempo,/ las muestras de cariño./ A dónde quiera que vaya,/ a dónde sea que llegue,/ le acompañarán nuestras plegarias,/ porque no queremos que se sienta tan sola”.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico