jueves, 25 de abril de 2013

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Paradise: Love

Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Un lugar secreto

Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Iron Man 3

Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Ayer no termina nunca

Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum •Estrenos de cine- El Ejercicio del Poder

Sinopsis y Trailer

miércoles, 24 de abril de 2013

GRAN ANGULAR / El Pacto y el chayogate

El Pacto y el chayogate


Imagen





El líder del PAN, Gustavo Madero, puso en jaque al presidente Enrique Peña Nieto al levantarse de la mesa del Pacto por México y anunciar que no asistiría a la presentación de la iniciativa de reforma financiera programada para ayer, decisión a la que se sumó el líder del PRD, Jesús Zambrano. Esa fue la respuesta, en ambos casos, al espaldarazo que dio el Jefe del Ejecutivo a su secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, no obstante la documentada denuncia de compra de votos en Veracruz con programas sociales.

Para quitarse el jaque, Peña Nieto podría haber llevado a cabo la presentación de la iniciativa de reforma financiera, evento programado para la mañana de ayer en el salón Tesorería de la Secretaría de Hacienda en Palacio Nacional. Pero al hacerlo hubiera evidenciado la ruptura de ese mecanismo de negociación política cupular que le ha permitido navegar tranquilo durante estos primeros meses de su gobierno. La ruptura era el mate al Pacto y otro jaque, acaso más letal, al Presidente.

Por eso Peña decidió quitarse el jaque con el repliegue de sus piezas, de manera que en la madrugada de ayer emitió un comunicado en el que anunciaba la suspensión temporal de las actividades públicas relacionadas con el Pacto por México y, en consecuencia, del evento en que habría de presentarse la reforma financiera. Esto con la intención expresa de abrir un espacio de diálogo entre las fuerzas políticas que han expresado diferencias.

El comunicado agrega claramente que el gobierno no escatimará esfuerzos para asegurar que el Pacto por México continúe siendo un instrumento eficaz de cambio, es decir, no dejará de hacer lo necesario para su salvación.

Esto sugeriría, incluso, la entrega de la cabeza de Robles, para quien el PAN y el PRD han demandado ya un juicio político. A eso le apuntan Madero, quien muy presionado por el calderonismo que reniega del acompañamiento que ha dado al presidente Peña Nieto, ve diluirse la posibilidad de su reelección al frente del PAN; y Zambrano, quien no busca reelegirse al frente del partido del sol azteca pero que, indudablemente, encarece su respaldo de cara a los ajustes internos en que Los Chuchos buscan mantener el control del partido frente a la embestida del grupo de Marcelo Ebrard, que ve en el liderazgo del PRD la estación previa en su camino hacia las elecciones presidenciales de 2018.

Pero el repliegue de Peña Nieto le dio impulso ayer mismo a una ofensiva en la que privilegia el diálogo con los partidos, pero que no deja ver la posibilidad de sacrificar a la ex perredista encargada de la política social del nuevo gobierno priísta.

Y mientras ella, Rosario Robles, se defendía solventemente ante comisiones de senadores, argumentando que “quien nada debe nada teme”, que no había hecho nada ilícito como para renunciar y que los cesados de la Sedesol en Veracruz resultaron ser panistas, Peña Nieto reiteraba que no tolerará el uso electoral de programas sociales y llamaba a las fuerzas políticas a tomar un acuerdo para blindarlos convenientemente.

El hecho, sin embargo, es que el Pacto está tocado y por eso le decía en la entrega pasada que a contrapelo del dicho presidencial, Robles sí debería preocuparse.

Acaso su futuro en el gabinete de Peña Nieto se incluya en la negociación en marcha para la salvación del Pacto y forme parte del encarecimiento del respaldo de PAN y PRD.

Instantáneas


1. DIÁLOGO. La decisión de Peña Nieto de suspender por lo pronto los actos públicos del Pacto por México fue bien recibida por los líderes del PAN, Gustavo Madero, y del PRD, Jesús Zambrano. Ambos, junto con el del PRI, César Camacho, reanudarán contacto hoy con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

2. NOMBRAMIENTO. El ex secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome Friscione, fue designado representante permanente de México ante la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico en París.

3. PROFEPA. El procurador Federal de Protección al Ambiente, Francisco Moreno Merino, reforzó su área de comunicación social al llevarse como coordinador a Martín Ortiz. El nuevo coordinador de comunicación social de la Profepa tiene por delante la tarea de posicionar entre la ciudadanía las tareas de esta noble institución



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

martes, 23 de abril de 2013

Historias, Recuerdos y algo mas / Cara de ángel, mente de demonio

Cara de ángel, mente de demonio


Imagen






Cuídate de las niñas de cara dulce, son las peores me decía mi tío Arturo, a las mujeres ni todo el amor ni todo el dinero, eran las frases favoritas cuando me enredaba en sus charlas tomando muy en serio su papel de tío-padrino, algunas de sus historias me resultaban interesantes, pero cuando empezaba la tanda de consejos yo quería salir corriendo, no siempre lo logré.

María Isabel era una chiquilla dulce, tierna y cuando entró como recepcionista de aquellas oficinas varios intentaron conquistarla, cuando se enteraban de la edad la mayoría se hacia a un lado, tenía 17 años y la mirada mas dulce que puedan imaginar aunque por su estatura y curvas aparentaba mas edad, mi trato con ella empezó por mi amistad con su hermana Olga que tenía una relación con mi camarada Marcos, las conversaciones dieron lugar a una cita a tomar café y eso nos condujo a nuevas citas, el cine, la cena y cosas así hasta que iniciamos una relación.

Yo noté que Olga se dirigía a mi con molestia es decir como que nuestra amistad resultaba afectada por mi naciente relación con su hermana, la encaré y le cuestioné el por que de su enfado, le dije que no fuera sobreprotectora con su hermana menor y le di mi palabra que no estaba jugando con ella, me dirigió una mirada indescifrable y me dijo, no es esa la razón, no te puedo decir mas, solo te diré que mi hermana no es lo que tu crees, en ese momento no entendí el significado de sus palabras, ya tiempo después me daría cuenta de la razón de su actitud, del por que de su comentario, como quiera que sea yo estaba en verdad interesado en María Isabel y resté importancia a lo dicho por Olga y continué con la relación con la chiquilla hermosa que había conquistado.

Un día Marcos me dijo que si María Isabel ya me había comentado de los planes para el siguiente sábado, le dije que seguramente lo haría mas tarde que saliéramos pero el me adelantó que la familia quería conocernos, que la mamá de las chicas nos invitaba a comer en su casa, que solo lleváramos un par de botellas de vino y las guitarras, mas tarde María Isabel me confirmó la invitación de parte de su mamá, le dije que eso me resultaba agradable y que le diera las gracias y ahí estaríamos sin duda y acordamos ir a su casa el sábado siguiente. La familia de María Isabel me resultó agradable, un par de hermanos muy discretos, Olga que aunque últimamente muy fría le consideraba mi amiga y la mamá, una maravilla de señora amable, discreta, de fácil conversación sobre diversos temas y además guisaba delicioso, pasamos una linda tarde-noche bohemia después de la comida, conversamos, tocamos varias canciones del gusto de la señora por supuesto, y un rato después nos dieron un poco de privacidad para nuestras cosas de pareja, la señora y los hermanos se retiraron discretamente, Olga y Marcos en sus asuntos y Maria Isabel y yo platicando sobre lo agradable de su familia, correspondiendo a las atenciones de la familia, Marcos y yo nos despedimos y emprendimos el regreso comentando sobre el tema de lo agradable de la familia de Olga y Maria Isabel.

Al dia siguiente temprano me llamó María Isabel para preguntarme que tal la había pasado en su casa le dije que de maravilla y que su familia me había encantado, Ella me dijo que yo les había agradado y sobre todo mucho a su mamá, por lo tanto la señora le había exigido que tenía que hablar conmigo y decirme todo... a mi pregunta de que fuera más explícita y de que a que se refería su mamá con el comentario María Isabel me respondió con una pregunta: ¿Que harías si te dijera que soy casada?, por supuesto sentí un escalofrió recorrer mi cuerpo y que algo se derrumbaba a mi alrededor, no daba crédito, no era posible ella, tan dulce, tan niña, casada... le pedí se explicara, tratando de asimilar el golpe recibido; María Isabel me contó la historia de la chica que se enamora, se ilusiona y contra viento y marea, contra la opinión de la familia, decide mantener una relación con el tipo que le provocó tales sentimientos, me explico que el enamoramiento le hizo estar contra su familia la cual endureció restricciones optando ella, a petición de su amado por dejar la casa de su madre e irse a otra ciudad con el, que al llegar a la población a donde fueron, con familiares del sujeto, se casaron y comenzó el calvario, lo amoroso del tipo trocó en violencia, las palabras cariñosas cambiaron a insultos y se convirtió además en la sirvienta de la familia, soportó unos pocos meses la situación y en cuanto le fue posible, en el primer descuido de su pareja ella emprendió el regreso a la casa de su madre.

Aunque dolió trate de mantenerme sereno y comprensivo, además yo estaba ilusionado con la relación y le dije que comprendía, que le quería y contaría conmigo para enfrentar la lucha para liberarse por completo de aquel romance fallido. Nuestra relación se hizo mas fuerte creí yo, nuestra intimidad era maravillosa, casi nunca tomaba ella la iniciativa, pero siempre estaba dispuesta, mas que dispuesta a experimentar, ella me decía que todo aquello que hacíamos en nuestros momentos pasionales le era desconocido y yo por supuesto pensando en su edad le creía y consideraba que su ex pareja era un pobre estúpido, hasta que dos o tres meses después me di cuenta que el estúpido era yo y solo pude darme cuenta por la adorable madre de Maria Isabel quien me llamó una tarde para decirme que le dolía tener que decirme que su hija, a ellos y a mi nos estaba viendo la cara de tontos, ya que ella seguía viendo al marido y que el supuesto arrepentimiento e incluso la relación conmigo no eran sino la manera de ganar confianza y recuperar auto y joyas dejadas en la huida con el tipo aquel, por supuesto dolió, la odié y poco después tome venganza ya que jamás me he permitido quedarme con agravios, tonta tal vez, pero venganza al fin.


Demian del R
Historias, recuerdos y algo mas

jueves, 18 de abril de 2013

Manual para canallas / Siempre estamos haciendo malabares

Siempre estamos haciendo malabares


Imagen






Casi siempre andamos en la cuerda floja o haciendo malabares, con una u otra cosa, para no quedarnos como tontos ante los ojos de los demás. Por el trabajo, para agradar a una mujer, porque nos gusta llamar la atención o simplemente para comer.


Desde pequeños, en la adolescencia, a tus veintitantos o a estas malditas alturas parecemos payasitos de crucero: fingiendo una sonrisa, con aparente calma, sobre los hombros de alguien, pero no dejamos de hacer malabares. Como un mero acto de sobrevivencia, para no pasar desapercibidos, para decir “aquí estoy”, para no sentarnos con desánimo en la banqueta, hasta para parecer “agradables” o simplemente para sobrevivir, pero siempre estamos haciendo malabares. Hay muchas maneras de hacer malabares: con seriedad, para apantallar, por simple necesidad, con talento, sin mayor chiste, o nada más para ganarse el pan. Siempre andamos haciendo circo, maroma y teatro para seguir con la función. Que no te alcanza para la renta, para llegar a la quincena, para pagar la tarjeta de crédito, entonces hay que sacar el mejor truco y distraer a la realidad. Uno nunca sabe cómo hacerle, si subirse en un monociclo, si disfrazarse de payaso, si salir despeinado, si rezar antes o después, si consultarlo con el insomnio, si concentrarse todo el día, si mortificarse demasiado, si tronarse los dedos o hacer calistenia, si ponerle buena cara al mal tiempo… pero el chiste es que debemos practicar demasiado, casi todos los días, para convertirnos en expertos en el arte de hacer malabares. Y como dice Dante Guerra: “Tengo actos de escapismo,/ uno que otro truco barato,/ y esta sonrisa falsa que me sale tan bien./ Tengo pequeños actos de ilusionismo,/ que encenderán tu simpatía,/ que apelarán a la gracia,/ con tal de hacerte creer/ que soy un experto en magia/ y que sacaré conejos del sombrero/ o una flor que adornará tu cabello./ Tengo pequeños actos de magia,/ los suficientes y necesarios,/ para no quedarme en el intento,/ para sentirme vivo o que sólo sobrevivo,/ en un pequeño hueco en tu corazón”.


-O-


Desde que me acuerdo, mi madre hacía hasta magia para que le rindiera el gasto, para que comiéramos como gente decente, para curarnos el dolor de panza, para remendar la ropa, para que fuéramos a la escuela, para que se nos quitara lo “burros”, para que termináramos la secundaria, para que pasáramos un cumpleaños feliz. En verdad, mi madre hacía malabares con su miserable sueldo y una fortaleza tremenda. Y no sé de dónde diablos ella sacaba fuerzas para seguir con la función. Tuvo que aguantar barbaridades y madrugadas sin dormir, con tal de que sus chamacos crecieran con alguna oportunidad. Y mira lo que ha hecho: nos han convertido en personas de bien. Yo no sé sí ha valido la pena para ella, pero supongo que se ha de sentir satisfecha. Y no porque seamos los mejores hijos, ni los padres perfectos, sino porque le da gusto habernos salvado de ese naufragio que es la miseria. Mi madre siempre hizo malabares y magia también, con tal de no quedarse inmóvil y darnos de comer. Mi madre hizo malabares para sacarnos adelante y para mirarnos un buen día, con ojos cansados pero aún con brillo, y reflexionar “creo que lo hice bastante bien”. Mi madre ya está cansada, más de lo normal, pero aún hoy en día sigue haciendo malabares. Uno que más quisiera que convencerla que ya se esté en paz, que se tome su tiempo para descansar, pero ella siempre encuentra la manera de ayudar a los demás, a su comunidad. Yo tengo una madre a toda madre, inteligente y audaz, que simpatiza con la izquierda y no soporta las injusticias y es una luchadora social. Mi madre tiene magia y más valor que muchos pusilánimes que conozco y, por lo que veo, seguirá haciendo malabares hasta que no pueda más.


-O-


Tenemos pequeños y buenos trucos de magia para salir adelante, para ir tirando hacia arriba, para no hospedarnos en una mala pensión. Andamos por aquí y por allá, buscando cómo ganarnos la vida, cómo caerle bien a la gente, cómo enamorar, cómo llamar la atención. Yo he tenido un poco de suerte, creo que más de la habitual. Tengo un oficio algo distinto, que ha prodigado algunos aplausos y demasiadas simpatías. Me he vuelto un poco hábil en este difícil arte de hacer malabares con la palabra, así que me gano la vida redactando historias que algo tienen que ver con la pasión. Y a veces lo haré bien, otras regular y generalmente mal, pero trato de encontrar la rima adecuada, la frase correcta o una simple canción que nos llene los días de un poco de optimismo en medio de tanto nubarrón. Yo he aprendido, de tanto hacer malabarismo, que no hay nada mejor que compartir “la palabra precisa,/ la sonrisa perfecta”, como dice Silvio Rodríguez. Y también he comprendido que nuestros mayores pesares, así se esté desmoronando el mundo, provienen del corazón. Y que siempre estamos haciendo malabares para no sentirnos solos, para curar el dolor, para no extrañar demasiado. En verdad, siempre quisiéramos perfeccionar algunos trucos que enamoran, de esos que seducen, para no ser olvidados, para que nos quieran, para que nos echen de menos, para que no nos abandonen, para que el maldito corazón de una vez por todas se esté quieto y deje de hacer reclamos a deshoras. Uno que más quisiera que encontrar pequeños trucos, hacer malabares, para que la tristeza sólo sea pasajera y no como una maldita estación. Sí, uno que más quisiera que la poesía bastara como un distractor, para escapar durmiendo de los achaques del desamor: “Malditas sean las tardes sin compañía/ y las noches mirando el techo/ y las madrugadas con el sueño en vilo./ Maldito, maldito sea ese nombre/ que significaba tantas cosas/ y ahora sólo es sinónimo del dolor./ Sí, malditas sean las letras,/ cada una y todas juntas,/ de ese triste nombre/ que antes era esplendor/ y hoy sólo es una palabra que suena hueca,/ que sabe como jarabe para la tos”. Exacto, porque a veces no basta con la magia ni los malabares, necesitamos autorrecetarnos con poesía y una que otra canción, aunque nos sepa a medicina, a jarabe para la tos.




Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

viernes, 12 de abril de 2013

Objeciones de la Memoria / ¿Al diablo las instituciones?

¿Al diablo las instituciones?


Imagen







Cuando Andrés Manuel López Obrador pronunció la famosa frase en un acto en el Zócalo capitalino, en protesta contra el Instituto Federal Electoral y el Tribunal Federal Electoral que avalaban o se hacían de la vista gorda frente al robo de la elección presidencial que hacían Felipe Calderón y sus colaboradores, desde diversos sectores de la clase política se rasgaron las vestiduras. Cómo era posible mandar al diablo a las instituciones. El coro repetía una y otra vez el carácter, la naturaleza prácticamente sagrada de las instituciones nacionales.

Ahora que se ha dado la llamada reforma educativa, la pregunta obligada es: ¿al diablo con las instituciones? O mejor dicho quién manda al diablo a las instituciones. La campaña política y mediática que se realiza día a día contra el magisterio nacional nos repite de mil maneras que los maestros no saben, que no tienen conocimiento, que están mal evaluados, que hay que correrlos a todos, que los niños no aprenden por esos maestros, que los peores índices de conocimiento son precisamente los de los pequeños que acuden a esas escuelas donde están dichos maestros.

Sin embargo, ¿cómo llegaron todas esas decenas y hasta cientos de miles de maestros a dar clases a sus aulas?, ¿acaso llegaron solitos? No, no llegaron solos, fueron contratados por una institución que se llama Secretaría de Educación Pública federal o por otras que se llaman Secretaría de Educación del estado. Y fueron formados en otras instituciones que se llaman escuelas normales, centros de formación normalista, Escuela Normal Superior, Universidad Pedagógica Nacional, todas ellas instituciones del Estado.

Si son las instituciones del Estado las que formaron a los maestros; y otras instituciones del Estado las que han contratado a los maestros; y otras instituciones del Estado las que otorgan niveles superiores a los propios profesores y otras más las que elaboran los planes y programas de estudios e incluso agregaríamos que hay otras instituciones del Estado que construyen escuelas públicas y equipan a los propios planteles, y otras más que tienen la obligación de darle educación continua a los propios profesores; y algunas más que están obligadas a darle salario a los maestros, además de que hay otras instituciones que son las que tienen la responsabilidad de asignarle presupuesto a la educación de cada estado de la República, la pregunta es quiénes son los que están fallando.

¿Qué nos quieren decir hoy el gobierno y sus aliados mediáticos?: ¿al diablo con sus instituciones? ¿Son ellos los que están mandando al diablo a sus propias instituciones?




Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Violencia: cifras y percepciones

Violencia: cifras y percepciones


Imagen






Los homicidios relacionados con el crimen organizado bajaron 14% en los primeros cuatro meses del gobierno de Enrique Peña Nieto, informó la Secretaría de Gobernación. Dicho así suena muy bien y refuerza la percepción de que, por fin, la violencia criminal cede y que el PRI, de regreso en Los Pinos, va en camino de revertir la inseguridad.

Pero cuando ese fraseo se pone en perspectiva y se somete a análisis, el aserto ya no suena tan bien como quisiéramos. Veamos primero la cifra absoluta y sometámosla a comparaciones:

Del 1 de diciembre de 2012 al 31 de marzo de 2013 se contabilizaron 4 mil 249 homicidios dolosos (presumiblemente ligados al narcotráfico u otras actividades de la delincuencia organizada). Cierto es que se trata de 685 homicidios menos que los 4 mil 934 del mismo periodo del año anterior, esto es, del 1 de diciembre de 2011 al 31 de marzo de 2012, ya en el tramo final del gobierno de Felipe Calderón.

De cualquier manera, la cifra sigue siendo muy alta y sólo comparable con los saldos fatales de países con violencia armada como Siria. En ese país del cercano oriente, desangrado por una guerra civil, la organización civil Human Rights Watch documentó 4 mil 300 muertos por los bombardeos lanzados por el régimen de Bashar al Assad durante los últimos nueve meses. En México son 4 mil 249 muertos en cuatro meses.

El promedio mensual de homicidios en ese primer cuatrimestre de Peña Nieto es de mil 62, una cifra que sigue siendo muy alta aunque sí inferior a las del promedio mensual de los momentos más sangrientos de la guerra contra el narcotráfico lanzada por Calderón.

Ilustrativos de este aserto son los siguientes datos tomados del Atlas de la seguridad y la defensa de México 2012 elaborado por el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia:

El total de homicidios en 2007 fue de 8 mil 868 (promedio mensual de 739); en 2008 de 14 mil 6 (promedio de mil 167); en 2009 de 19 mil 803 (promedio mil 650); en 2010 de 25 mil 757 (promedio de 2 mil 146) y en 2011 de 27 mil 213 (promedio de 2 mil 267).

De manera que: 1. La cifra promedio mensual de homicidios sigue siendo alta aunque por debajo de los meses más sangrientos del calderonismo; 2. Se trata apenas de un primer comparativo que, estadísticamente, no marca tendencia; y 3. La gravedad de la cifra de homicidios, aunque a la baja, la muestra el hecho de que en México haya más muertes relacionadas con el crimen organizado en cuatro meses, que las muertes que hubo en Siria por bombardeos durante nueve meses de guerra civil.

Por eso no es exagerado el aserto del panista Ricardo García Cervantes, nombrado por el actual gobierno priísta subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, de que la equivocada estrategia de seguridad del gobierno de Calderón tiene al país sumido en una verdadera crisis humanitaria de violencia inédita e instituciones debilitadas.

Es claro, aunque el PAN no lo acepte ni le guste, que la estrategia de seguridad de sus gobiernos fue un desastre. También lo es que el gobierno de Peña Nieto trabaja en un cambio mayor de esa estrategia que tiene como uno de los objetivos inmediatos reducir sensiblemente la violencia, combatiéndola con inteligencia y prevención, y no con más violencia, según dijo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Tampoco cabe duda que, como parte de esa nueva estrategia, hay una política de comunicación que ha cambiado la narrativa de la comunicación de la violencia y que ya incide en la percepción sobre la inseguridad. Pero el éxito de reducir la violencia no sólo debe quedar ahí, en fraseos informativos que cambien la percepción de la inseguridad.

Lo deseable es que la estrategia funcione y que la realidad de la violencia sea palpable y documentable.

Qué bueno que Osorio Chong, al dar a conocer la referida cifra de la baja de homicidios en el primer cuatrimestre de Peña Nieto, lo hace sin triunfalismo, con la claridad de que esas cifras igual podrían seguir bajando o subir.

Instantánea

DIÁLOGO. El gobierno federal dio ayer muestra clara de su voluntad de evitar al máximo un enfrentamiento con los maestros de Guerrero. Éstos —ya como parte del Movimiento Popular de Guerrero conformado con otras organizaciones sociales— habían tomado de nueva cuenta la Autopista del Sol. Contingentes de la Policía Federal llegaron a liberar la vía. Les dijeron que, por lo menos, abrieran dos carriles a la circulación. Los manifestantes respondieron que levantaban el bloqueo, pero que avanzarían por la autopista. Así fue y se evitó el enfrentamiento.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 11 de abril de 2013

Manual para canallas / Ungüento para el alma

Ungüento para el alma


Imagen






Una chica masculla su tristeza y trata de mitigarla con canciones en el iPod. Un adolescente siente que se le escapa el aliento porque su novia la dejó. Y aquel abuelo de rodillas oxidadas maldice la fila en el banco, para cobrar su pensión.

Ana tristea porque se siente como un alma añeja, encerrada en su cuerpo terso. Cansada de la escuela, de los problemas en el hogar, de que su novio sea un ojete, ella no encuentra su lugar en el mundo. Ha reprobado dos materias, sus Converse han perdido brillo y para colmo su madre dice que tendrán que empeñar su iPod para completar la renta. Y ella que posee tan poco, que se aisla de las rutinas con los audífonos puestos, no entiende por qué siempre le toca perder. Así pasó con la computadora, cuando la llevaron al Monte de Piedad: pasaron los meses y su madre dejó de pagar, así que terminó perdiéndose en el montón a subastar. Ahora Ana tiene que hacer las tareas en el cibercafé. Pero ella no tiene la culpa, tampoco su madre, ni siquiera los que usuran con la necesidad. En realidad su padre no tiene ni puta idea de lo que es progresar: estacionado en la mediocridad, el señor no tiene trabajo estable y cuando lo consigue le da por faltar. El muy irresponsable se emborracha los domingos y hace “san lunes”, porque amanece con resaca. Y Ana que no desea dejar la escuela, porque allí están sus amigas y tiene sueños de progresar. Ella se ha empleado medio tiempo en un trabajo infame y eso le resta tiempo cuando se trata de hacer tareas o de estudiar. Y a quién carajos le importa, quién repara en su ansiedad. Su madre está ocupada en otros asuntos. Su padre es un alcohólico sin remedio. Ana se siente como si le hubiera tocado un ángel guardián olvidadizo o como si a algún dios cínico se divirtiera dejándola a su suerte como en los juegos de azar. Ya le robaron el celular cuando asaltaron el pesero y su tristeza se agiganta tan sólo de pensar que su iPod irá a parar al Monte de Piedad. Y ella que se refugia en las canciones como si con cerrar los ojos el mundo fuera un sitio más amigable. Por eso Dante Guerra es un retratista tan certero, cuando cuenta que “hay canciones que reparan soledades,/ hay estribillos que se cantan en la regadera,/ y también hay melodías que te no cansan./ Pero igual hay baladas que castigan,/ que flagelan tus ansiedades a golpe de recuerdos./ Y la primavera te llueve en los ojos,/ mientras suspiras por los momentos/ que no tienen vuelta atrás”.

-O-

Siempre que miro a un adolescente sentado en la banqueta, a una chica sin brillo en la mirada, a una pequeñita que vende chicles o a un niño descalzo y mendigando, no puedo evitar la congoja. Y me pregunto qué han hecho para merecer esa tristeza, esa miserable vida que no se compara con el derroche en pendejadas como la Estela de Luz. Y me imagino a los políticos bebiendo en restaurantes de lujo, a los senadores cobrando bonos por dormir en las sesiones, a los ex presidentes que vacacionan en las Bahamas mientras sus hijos juguetean en el mar. Y quién chingados les pedirá cuentas, quién diablos les exigirá que luchen por este pueblo que siempre merecerá más. Ya se fue el PAN, con su Fox y su Calderón y todos sus secuaces. Ya se llevaron lo que quisieron, ya nos dejaron con el Jesús en la boca, ya hicieron su reguero de mierda y de sangre, y ahora nos toca pagar intereses y recargos. Ya regresó el PRI y no parece que vayan a cambiar las cosas, porque uno se da cuenta que el sueldo mínimo es una ofensa y que el dinero ya no alcanza para lo mismo. Ya no hablemos del precio del queso o del pollo rostizado, ni siquiera de que los empleos son miserables, sino de tantos jóvenes que parecen embaucados por un futuro que no luce prometedor. Ya no hablemos de los problemas cotidianos, del alza en los pasajes, del incremento en las tarifas de la luz, sino de la melancolía de aquellos muchachitos que se sienten extraviados, a merced de la miseria, bajo este calor enfermo que recrudece las ganas de quedarse inmóvil. Y me imagino a una chica con ganas de sentirse querida, a un anciano que extraña los abrazos, a un adolescente con el corazón hecho pedazos, a una ama de casa que ya no sabe lo que es un orgasmo, a un estudiante de medicina con tendencias suicidas, a un divorciado agobiado por las deudas, a una madre soltera que solloza en las noches con desesperación. No, yo no soy de esos optimistas que creen en las cifras de los que nos gobiernan, ni se deja embaucar por lo que dicen los noticieros. Yo creo más en lo que veo en las calles, lo que percibo en el Metro, en la fila del banco, afuera de la casa de empeño. En definitiva yo confío más en lo que escucho en el mercado, yo creo más en las quejas de mis vecinas, en la grisura de los pasajeros del microbús, en el estrés cotidiano de los que caminamos bajo este sol. Yo creo más en la mirada de los solitarios, los desahuciados, los que parecen tener empeñada hasta el alma, los que se muerden las uñas, los que ya quieren que sea quincena, los que compran en el tianguis, los que ya no creen en promesas presidenciales. Yo creo más en los que como tú, como yo, como mis vecinos y mis hermanos y mis primos, no nos daremos por vencidos, aunque suban los pasajes, aunque tengamos que trabajar y estudiar, aunque nos quieran dar atole con el dedo, aunque no encontremos otro consuelo que ponernos los audífonos y cerrar los ojos para imaginar mejores paisajes en las canciones. Yo creo más en los que siempre necesitaremos ungüento para el alma, prótesis para el corazón. Y también creo en la agudeza de Dante Guerra, que mitiga algo las penas, cuando nos habla del dolor: “Y cómo diablos haces para curarte,/ para suturar los jirones en el alma,/ los desastres que ha dejado/ la mudanza en el corazón./ Cómo carajos encontraremos/ una prótesis para el alma/ o aunque sea un simple placebo/ que mitigue el ardor, esa triste desazón”.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

Babylonia Forum • Ver Tema - Catolicadas - Tercera Temporada

Babylonia Forum • Ver Tema - Catolicadas - Tercera Temporada

Capítulo 3
Condenas y condones

miércoles, 10 de abril de 2013

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Oblivion: El tiempo del olvido

Babylonia Forum • Oblivion: El tiempo del olvido / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - La Visita del Rey

Babylonia Forum • La Visita del Rey / Sinopsis y Trailer

Babylonia Forum •Tema Estrenos de cine - Masacre en Texas (Herencia maldita)

Babylonia Forum •Masacre en Texas (Herencia maldita) Sinopsis y Trailer

GRAN ANGULAR / La tragedia de Nativitas

La tragedia de Nativitas

Imagen







Respetar, preservar y hasta prohijar usos y costumbres de las comunidades del país es, a no dudarlo, una práctica saludable que ayuda a conocernos y entendernos desde nuestra diversidad y, a partir de ella, potenciar la unidad como nación soberana.

Y no tome usted ésto como un rollo mareador.

De la funcionalidad política y del enriquecimiento cultural que dan el respeto de los usos y costumbres, hay diversos ejemplos en el país.

Hay algunos bastante bien acabados, como en Oaxaca, donde más de 400 municipios se gobiernan por usos y costumbres respetando, a la vez, los órdenes estatal y federal.

Y hay otros inacabados, como en el sureste de Chiapas, donde operan las llamadas Juntas del Buen Gobierno organizadas y establecidas por el EZLN, con resultados bastante bien evaluados por las localidades donde operan, pero en una especie de limbo jurídico después de que se aprobaran sólo a medias aquellos acuerdos de San Andrés Larrainzar que pusieron fin a la insurrección neozapatista, pero que el Estado mexicano acabó por no aceptar en todos sus términos.

Aun así, sumadas todas las bondades de los usos y costumbres, no alcanzan para justificar el que su práctica y preservación pongan en riesgo vidas y propiedades. Y en Tlaxcala, por ejemplo, se sufrió hace casi un mes un trágico ejemplo de tal aserto.

El pasado viernes 15 de marzo explotó un camión cargado de cohetones integrado a la tradicional procesión que con motivo de las festividades del pueblo realizaron los habitantes de Jesús Tepactepec, municipio de Nativitas.

Familias enteras peregrinaban a paso lento, lanzando al aire cohetones, expresión máxima de celebración y júbilo, acaso sin pensar (porque no se les ocurrió o porque nadie se los dijo o porque no hubo autoridad que lo previera y evitara) que alguno de ellos, o las chispas que les son inherentes, podría caer en el camión de redilas que transportaba la pirotecnia.

Y como todo lo que puede pasar siempre pasa, un cohete o una chispa encendió la carga explosiva del vehículo generando un estallido que mató a 19 personas (de acuerdo con el dato más reciente) y mandó al hospital a otros 154 de los que, a casi un mes de ocurrida la tragedia de Nativitas, 40 continúan internados.

No ha habido voz en Tlaxcala, desde la más sencilla hasta la más docta, desde el obispo Francisco Moreno Barrón hasta el gobernador Mariano González Zarur, que sin regatear su respaldo a ceremonias y peregrinaciones o eventos propios de los usos y costumbres de las comunidades, argumenten que éso no puede ser pretexto para no garantizar condiciones de seguridad para la gente.

Y eso es obligación de todos: de los promotores, de los participantes y de las autoridades. Si el trabajo coordinado de los tres no alcanza para garantizar esas condiciones, pues entonces no queda más que impedir la realización del acto o evento a pesar de los usos y costumbres.

Aquí en la ciudad de México, por ejemplo, la opinión pública quedó sacudida al enterarse de la muerte de un niño que, dentro de la sala de un cine recibió un tiro en la cabeza. La bala —según se concluyó— había penetrado por la techumbre de lámina de la sala cinematográfica ubicada en Iztapalapa, muy cerca de barrios que, como partes de sus usos y costumbres, salen a la calle a echar bala así nomás porque sí. Y eso es absolutamente inaceptable y debería quedar totalmente prohibido pese al argumento de los usos y costumbres.

Vamos, no puede haber nada más importante y valioso que una vida humana.

Instantánea

PREVENCIÓN. En la reciente conferencia conjunta sobre el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y de Delincuencia que ofrecieron el doctor Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud; y Enrique del Val Blanco, subsecretario de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas de la Secretaría de Educación Pública, encabezada por Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Kuri Morales aseguró que una de las metas principales de la lucha contra las adicciones es disminuir la velocidad con que aumenta el consumo de alcohol entre los jóvenes, que en los últimos años incluso fue mayor a la del consumo de tabaco y drogas ilícitas.




Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

martes, 9 de abril de 2013

Historias, Recuerdos y algo mas / Mi amigo Alberto

Mi amigo Alberto


Imagen






Cuando eres muy joven dices voy con mis amigos, hicimos esto o aquello mis amigos y yo, somos muy amigos... pero cuando maduras escuchas aquello de que el mejor amigo es un peso en la bolsa, ni un extremo ni el otro.


Un amigo es aquel que no te cuestiona aunque si te critica, que no te enaltece pero si aplaude tus logros, un amigo es la persona que sabe estar junto a ti en el momento en que tu mas necesitas una mano en tu hombro, un amigo es quien comparte la hiel y la miel solidario a tu lado, y es tan dificil encontrarlos, se dice que los amigos se cuentan con los dedos de la mano, en mi caso creo sobra algún dedo de una de mis manos, pero si, he tenido el privilegio de tener amigos de esos que sabes que aun cuando el tiempo, las cosas personales o la distancia los separen a veces, siempre estarán contigo cuando tu mas necesitas una palabra de aliento.

Conocí a Alberto ocasionalmente, yo tendría no se 15 o 16 años y estudiaba entre otras cosas arte dramático, en la puesta de una obra intrascendente coincidimos, el ya tenía tiempo en eso y yo era principiante por lo que su papel era estelar y el mio de relleno, pero sentimos cierta buena vibra e iniciamos la amistad, ya luego comentamos que yo tocaba en un grupo y el me platicó que tenía algunas canciones de su autoría, le invite a algunos ensayos del grupo y el me llevó algunas canciones le señalé algunas que me gustaban e iban con el estilo del grupo y el me las regaló diciendo que ya en el pasado había regalado algunas y por lo menos recuerdo 2 que eran éxitos, le dije que si las grabábamos y se vendían el tendría su parte del logro, me dijo no, solo quiero que me permitas ser tu amigo. Alberto me introdujo en su círculo familiar, la madre, hermanas, su esposa, sus hijos, y fué así como se dió la amistad que con el tiempo se tornó en un afecto solido, tal vez y por mi carácter yo no demostraba el afecto que el siempre mostró, el resistió mis momentos agrios y a cambio siempre recibí la palmada en la espalda, el gesto solidario, la mirada de una persona que sabes que aun cuando no coincida con tus ideas te apoya y te entiende.

Un día Alberto me invitó a la boda de una de sus hermanas y al llegar a la ceremonia traté de ubicarlo con la vista y no logre verlo, al término de la ceremonia religiosa escucho un saludo y no reconocí a la persona que se aproximaba aunque la voz... si, era mi amigo Alberto con una imagen totalmente desconocida, me explico, Alberto siempre fue un tanto hippie y la persona que tenía enfrente tenía el pelo corto, el rostro afeitado y vestía traje, nunca imaginé llegar a ver así a Alberto, pero el era así, muchas veces en los años subsecuentes lo llegué a ver vestido no solo pulcro sino elegante incluso, y al poco tiempo nuevamente los jeans, la playera, los tenis o botas, el cabello largo y la cara sin afeitar, por supuesto que logré entender, comprender y aceptar esos contrastes de mi buen amigo Alberto.

Años después lo perdí de vista por bastante tiempo, entre lo que el hacía y mis ocupaciones dejamos de vernos un par de años tal vez, y un día al salir de mi trabajo, de aquel ostentoso edificio de oficinas casi choco con un individuo desaliñado y en ropa sucia de trabajo, era Alberto, me causo una grata sorpresa encontrarlo y lo invité a comer el se resistió a aceptar por que dijo que su apariencia no era adecuada para el lugar al que iríamos le dije que a mi no me dirían nada en absoluto en el restaurante por llevarle como acompañante pero el me dijo que lo sabía pero el no comería a gusto por las miradas insistentes que seguramente encontraríamos, finalmente y para que el se sintiera a gusto le dije que escogiera donde comíamos, señaló a una especie de fonda en un puesto ambulante y comimos quesadillas, platicamos, recordamos viejos tiempos, como aquel día que dejamos plantados a los de la disquera para el inicio de grabación de un disco que nos ofrecieron grabarnos por influencia de Alberto y de un personaje a quien había regalado esas canciones que eran éxito y no aparecían como de la autoría de mi amigo.

Hoy recuerdo a Alberto el amigo fiel, el compañero de las noches de bohemia, el poeta, el loco, su recuerdo agita mi mente, ¿que sera de el? años sin verle, sin saber si aun vaga por los caminos mi amigo Alberto. Su nombre casi nadie lo sabia, todos le llamaban Barrabás, mi buen amigo Alberto un brazo en dondequiera que estés mi cariño contigo siempre querido amigo Barrabás.



Demian del R
Historias, Recuerdos y algo mas

lunes, 8 de abril de 2013

GRAN ANGULAR / Los maestros y los platos rotos

Los maestros y los platos rotos



Imagen






La movilización de maestros de la CNTE y de algunas secciones del SNTE está muy lejos de haber sido frenada con el desalojo del contingente magisterial que durante seis horas mantuvo bloqueada el viernes pasado la autopista del Sol.

El repliegue de manifestantes y la liberación de la importante vía de comunicación a la altura de Chilpancingo estuvo a cargo de la Policía Federal en un operativo considerado básicamente limpio: cinco detenidos y cuatro personas levemente heridas.

Una transmisión televisiva en vivo permitió ver a un comandante policiaco informar a los manifestantes que bloquear autopistas es un delito, que tenían la instrucción de liberar la vía y que los uniformados no llevaban armas de fuego. Luego, hasta en tres ocasiones, los invitó a abrir el paso y, después, dialogar sobre sus demandas.

La televisora que transmitía estos hechos mostraba, por otra parte, a quienes identificaba como interlocutores de los docentes, de los que destacaba su posición de intransigencia con su reiterada negativa a moverse.

El medio de comunicación contrastaba así lo que ni es motivo de aplauso ni debe sorprender a nadie. Cada parte estaba en lo suyo: los maestros inamovibles, exacerbando ánimos de autoridades y de miles de automovilistas afectados por el bloqueo; y la Policía Federal evitando la comisión de un delito mediante los protocolos de uso correcto de la fuerza, lo que deben ser una constante en su actuación y no motivo de ensalzamiento porque ahora lo dejaron ver —porque así lo quisieron— por la televisión.

La misma opinión aplica si el asunto se extrapola a otros niveles: la reforma educativa (se esté o no de acuerdo con ella) ya es una norma constitucional, por lo que el gobierno federal debe hacerla valer; en tanto que los maestros opositores están en su derecho de protestar contra ella, aun conscientes de que al hacerlo van contra la ley, porque siendo actores centrales del cambio educativo pretendido, ni siquiera fueron consultados al respecto.

De manera que tampoco es digno de aplauso sino el simple cumplimiento de una obligación, que el presidente Enrique Peña Nieto diga que estuvo al tanto de las acciones que se tomaron en la autopista del Sol, que asuma el costo del uso de la fuerza contra los docentes y que advierta que la ley no se negocia (nada más faltaba que no estuviera enterado, se sacudiera su responsabilidad política y negociara la Constitución); ni es creíble que los maestros ahora denuncien que fueron brutalmente reprimidos por ejercer sus derechos, cuando es claro que la Policía Federal procedió de acuerdo con los protocolos de uso de la fuerza, precisamente cuando ellos violentaban sin miramientos derechos de los demás.

El asunto, pues, está trabado y sin solución. Las posición es encontrada. Y esta semana, a no dudarlo, escalarán las protestas en Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Chiapas y el Distrito Federal, donde ya se encuentran contingentes listos para la movilización.

Nadie, por lo demás, puede estar en contra de dos ideas básicas de la reforma educativa: la recuperación de la rectoría del Estado en la materia y el objetivo incuestionable de mejorar la calidad de nuestra educación.

La rectoría del Estado debe garantizar, entre muchas otras cosas, que nuestros hijos no se queden sin clases por asuntos extraescolares y que quienes cumplen la delicada tarea de educarlos tengan el mejor nivel. Pero eso no autoriza a ignorar y hacer a un lado a docentes que, lo creo sinceramente, no se oponen a la evaluación, sino a formas no precisadas aún de la manera en que serán evaluados. Ven en ellas herramientas (quizá equivocadamente) para deshacerse de quienes están comprometidos con un modelo educativo que privilegia valores como la identidad nacional, la solidaridad, la unidad y el amor a la patria, para dar paso a otros propios de la globalización como la eficacia, la competencia, la productividad, la estandarización, el individualismo y el consumismo, más cercanos a un modelo proempresarial y mercantil.

Quizás podría lograrse un justo medio en el modelo de educación que se busca, pero eso es lo que debió hablarse y discutirse antes de proceder a una reforma que, por lo visto, no es producto de consultas desde la base, sino de acuerdos cupulares que incluso cuestionan la representatividad de diputados y senadores.

Se están pagando pues los platos rotos y un riesgo similar podrían correr otras reformas por venir, mediante el acuerdo cupular llamado Pacto por México.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 5 de abril de 2013

Objeciones de la Memoria / El Pacto por México afecta a la educación

El Pacto por México afecta a la educación


Imagen






Los maestros en México tienen salarios miserables, la escuela pública está abandonada y la formación continua del docente olvidada, es el resultado de que durante muchos años el PRI y el PAN han usado al magisterio con fines electorales y de control político.

Hay que evaluar al docente, es correcto, el mecanismo de la evaluación tiene que servir para corregir la falta de formación, pero no debe usarse como instrumento de control político o para arrebatar su plaza al maestro y eliminar sus derechos laborales.

La reforma educativa surgida del Pacto por México violenta el espíritu del artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que establece la progresividad de los derechos, principio que prohíbe dar marcha atrás en garantías ya conquistadas, así como del artículo tercero debido a que al legalizar las cuotas que hasta hoy pagan ilegalmente los padres de familia se atenta contra el principio de gratuidad de la educación pública.

Asimismo, el apartado B del Artículo 123 es lesionado al atentar contra la estabilidad laboral de los trabajadores de la educación.

La reforma educativa busca facilitar el despido de los maestros, no mejorar la calidad de la educación. La reforma educativa es rechazada por la gran mayoría de los maestros.

Es inadmisible que se consume una reforma educativa sin haber tomado en cuenta a los propios maestros.

La reforma educativa promovida desde el Pacto por México es inconstitucional y regresiva.

Si en verdad quieren mejorar la calidad de la educación en el país es necesario elevar la calidad de la formación magisterial y el salario de estos importantes profesionistas.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Maestros, protestas y ceses masivos

Maestros, protestas y ceses masivos



Imagen





Se advertía en la columna anterior que las protestas de maestros disidentes contra la reforma educativa, acaso planteaban el mayor reto político y de gobernabilidad que haya enfrentado hasta ahora el presidente Enrique Peña Nieto; y que tal desafío alcanzaba a los secretarios de Educación, Emilio Chuayffet; de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; a los gobernadores de Guerrero, Ángel Aguirre, y de Oaxaca, Gabino Cué, lugares donde es más visible la protesta de la CNTE y secciones del SNTE.

El reto alcanzó ayer al jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, con el traslado a la capital del país de la movilización de profesores guerrerenses y oaxaqueños, y el caos vial que marchas y cortes de circulación empezaron a provocar desde ya en la de por sí complicada vida de la ciudad de México.

Las respuestas a la protesta magisterial empezaron a darse el martes pasado desde el más alto nivel de la autoridad. El presidente Peña Nieto advirtió que su gobierno no va a permitir retrocesos en la reforma educativa y que ninguna presión pondrá en riesgo, dijo, la formación y el desarrollo de las nuevas generaciones.

Y lo asiste el hecho de que (se esté o no de acuerdo con las razones de la protesta magisterial), la reforma educativa es ya letra vigente desde la Constitución, lo que obliga a todos a su acatamiento y cierra cualquier posibilidad de que se ajuste a intereses específicos de estado o región, esto es, a la “tropicalización” a la que torpemente se refirió el gobernador oaxqueño Gabino Cué.

El rechazo original a los planteamientos de la hoy vigente reforma educativa debió procesarse desde abajo, desde las bases gremiales altamente politizadas, antes de que, como ocurrió, se planchara mediante un acuerdo partidista cupular como es el Pacto por México. Y la situación, como está ahora, reduce todo a dos opciones: al acatamiento o el castigo a quien no acate.

Es ahí en donde entra la otra parte de la respuesta que dio el gobierno federal a los maestros de Oaxaca y Guerrero a través del secretario de Educación, Emilio Chuayffet:

“... ¿Qué pasa si usted no va a trabajar? Se le descuenta el día. ¿Y qué pasa si durante varios días usted no asiste injustificadamente a trabajar? Se da por terminada la relación laboral”.

Más claro ni el agua: a los maestros faltistas (por marchas y plantones) la SEP les descontará los días que no trabajen y, de ser el caso, los cesará si son muchos los días de ausencia injustificada. Chuayffet trató después de matizar la declaración al decir: “Tenemos la doble alternativa del diálogo o la aplicación de la ley”.

Pero el camino del diálogo está roto en las instancias estatales. Por eso los maestros de Guerrero y Oaxaca trasladaron su protesta al DF. Aunque ¿podría haber diálogo aquí, cuando los maestros han sido amenazados de ceses masivos? Y, en ese contexto, ¿la fuerza pública de la capital evitará bloqueos y desquiciamientos provocados por la movilización de los maestros?

La mano dura federal, estatal y capitalina seguramente sería bien vista por amplios sectores de la población, pero de esa u otra manera, la disidencia magisterial difícilmente se quedará de brazos cruzados. La situación, por lo tanto, está en un punto muy riesgoso y complicado. Podría salirse de control y no dejar más camino que el de la represión y la protesta social retroaliméntandose mutuamente.

Instantánea

1. SICARIOS. La PGR informó ayer que una investigación de inteligencia del Cisen le permitió desarticular en la ciudad de México “a un grupo de sicarios que pretendían atentar contra la vida del senador del PT, David Monreal y del diputado del Partido Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, ex coordinador de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador. En sus primeras declaraciones, los detenidos confesaron haber venido a la ciudad de México a cometer el atentado. La PGR no dio detalles del número de detenidos, del lugar donde los capturaron y de dónde procedían. Lo que esta columna pudo indagar es que fueron dos los detenidos y que su captura ocurrió en el Hotel Prim (Versalles 46 esquina con General Prim, colonia Juárez), en un operativo que empezó poco antes de la medianoche del miércoles pasado. Dos son las preguntas a deslindar: ¿quién y por qué contrató a estos sicarios para matar a los hermanos Monreal?



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 4 de abril de 2013

Manual para canallas / Con Tony Soprano no se juega

Con Tony Soprano no se juega



 
Imagen




Julia Roberts me miró de una manera poco amable, como tratando de expresar "qué carajos haces aquí", pero no le di importancia. En realidad fue una mirada fugaz, casi imperceptible, pero yo comprendí que aquella mujer era demasiado chocosa.


Quizá si yo ganara 8 millones de dólares por película me sentiría igual, como si fuera "especial'. El caso es que Julia y yo casi chocamos cuando ella salía de cuadro, en una escena en la que intentaba escapar de un matón interpretado por James Gandolfini. Y yo estaba allí porque no tenía otra opción, ni siquiera por gusto. Me había quedado sin trabajo como reportero y acepté trabajar como asistente en esa película llamada La Mexicana. Siempre que me quedaba sin chamba fija, me refugiaba en la industria del cine. Así fui parte de cintas como La Mexicana, con Julia Roberts y Brad Pitt; o The Matador, con Pierce Brosnan; Érase una vez en México, con Johnny Depp; y hasta de ese churrazo llamado Zapata que protagonizó Alejandro Fernández. Lo curioso de esas películas, además de que se filmaron en México, es que resultaron un fiasco en taquilla. Por eso cuando me invitaron a participar en el rodaje de Apocalypto preferí no aceptar, por mucho que Mel Gibson fuera el director. Además, si salgo de viaje, a la semana ya quiero estar de vuelta en mi casa. Será que no me agrada sentirme como un extraño, por mucho que me sonrían en San Miguel de Allende o Real de Catorce, ni aunque Johnny Depp me regale su sombrero.


-O-


Además Julia Roberts nunca fue mi actriz predilecta. Ella tiene carisma, pero no me parece de una belleza espectacular. Además, en Real de Catorce todo el tiempo se comportó como una diva, asquerosamente mamona. Por el contrario, Brad Pitt era cordial y sencillo. Aunque a mí me daba lo mismo, porque no pensaba en pedirle un autógrafo ni hacerlo mi compadre. En cambio, simpaticé con un tipo desconocido en ese entonces: gordo, alto g calvo, tan serio como amable, James Gandolfini era un actor secundario en una mala película, filmada a miles de kilómetros de Hollywood y, lo que era peor para él, "a varias semanas de distancia de la familia". James casi no se quejaba, aunque no soportaba el calor y sudaba terriblemente. Siempre traía un pañuelo a la mano y se lo pasaba constantemente por la nuca. Coincidimos varias veces en el rodaje y siempre fue muy educado. No cruzábamos palabras, salvo el saludo. Hasta el día en que coincidimos en un restaurancito de un hostal cercano. Aquel sábado terminamos de trabajar temprano, así que fui a chacharear al pueblo. Luego me metí a comer a aquel sitio. La comida era decente y los tragos mucho mejores. Al poco tiempo entró ]ames Gandolfini, pidió una hamburguesa bien cocida, papas fritas y una Corona bien fría. Cuando volteó a mi mesa me saludó con un movimiento de cabeza. Luego reparó en que mi rostro le parecía conocido. "¡Hey, tú estás en nuestra película!", dijo con señas de admiración. Lo confirmé con una sonrisa. "¿Podemos compartir mesa?", preguntó. Se sentó frente a mí. Yo pedí otro ron, mientras terminaba mi carne asada con guacamole. "Eso se ve muy picante", bromeó con el color verde de la salsa. No intenté engañarlo: "es a prueba de villanos". Reímos discretamente. A grandes rasgos me contó que no estaba muy a gusto filmando en México, "con este clima tan agobiante", pero no se podía dar el lujo de rechazar papeles
en el cine. Y es que apenas empezaba a dejar de ser un actor del montón. Entonces me platicó con entusiasmo de una serie de televisión que acababa de empezar a protagonizar: "¿Has oído hablar de Los Soprano?". Lo negué, porque el programa aún no llegaba a México. "Pues yo soy Tony Soprano", detalló, "un mafioso bastante peligroso". Vaya, y yo tan tranquilo diciendo "salud" con un jefe de la mafia. Qué lejos estaba de imaginar que aquel tipo calvo se convertiría en toda una celebridad. "¿Sabes jugar póker?", inquirió. Como respondí que sí, fuimos a buscar una cantina que pareciera amigable. Y la encontramos.

-O-


Tony Soprano y yo nos emborrachamos jugando cartas. Empezamos apostando billetes de 20 pesos, pero al calor del juego y los tragos subimos las apuestas a 100 varos. Entre bromas y maldiciones, le enseñé algunas groserías muy nuestras como "son chingaderas" o "culero", por mencionar las menos ofensivas.
"¿Sabes qué es curioso?", me cuestionó y yo encendí un cigarrillo. "Que en Los Soprano interpreto a un mafioso cruel y despiadado", hizo una pausa para pedir otra cerveza, "y en esta película llevo el papel de un matón de buen corazón y que además es gay". Observó mi expresión de sorpresa y soltó otra pregunta. "¿No es patético?". Gajes del oficio, creo que comenté de manera estúpida. "Sólo espero no arrepentirme de haber aceptado", añadió y luego levantó su botella para decir salud. Pasadas las nueve de la noche yo había perdido como 500 varos ante la habilidad de ese mafioso de televisión. Sin embargo, antes de pedir la cuenta, que él se empeñó en pagar, me devolvió mi dinero: "En realidad no pensaba desfalcarte, sólo era para ponerle emoción". Agradecí el gesto. En correspondencia, le regalé un amuleto huichol que había comprado aquella tarde y le expliqué que simbolizaba, "un camino al corazón, por un sendero místico". lames comentó "espero que funcione. Lo sabremos cuando gane mi primer sueldo de un millón de dólares" y sonrió con esa sonrisa cínica que ahora todos conocen. Nos dimos la mano y él bromeó que "si eso sucede, me buscas para darte el diez por ciento de comisión". Nunca volvimos a jugar póker, pero cada que coincidimos en el set nos saludábamos como camaradas. Han pasado unos 10 años y ]ames Gandolfini ya no es el mismo, ahora se ha convertido en Tony Soprano. Y llegó a cobrar un millón de dólares por cada capítulo de la serie. Yo espero que conserve el amuleto que le obsequié aquella noche. Ah, y un buen día de estos, quizá lo busque para recordarle que me debe el diez por ciento de su primer millón. A ver si es chicle y pega. No vaya a ser que se ponga en plan mafioso y me mande hacer un par de zapatos de cemento,a mi medida. Pienso en ello mientras un disco de Calamaro recita: "Si diez años después te vuelvo a encontrar en algún lugar,/ no te olvides que soy distinto de-aquel pero casi igual.../ Diez años después mejor volver a empezar / Si tu credulidad se deterioró en algún lugar/ no te olvides que soy testigo casual de tu soledad".



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 3 de abril de 2013

GRAN ANGULAR / El reto de la protesta magisterial

El reto de la protesta magisterial



Imagen






Se agotaron, al parecer, los recursos legales, y la reforma constitucional en materia educativa alcanzó ayer un punto de colisión difícilmente evitable con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y algunas secciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Miles de maestros afiliados a esas organizaciones están dispuestos a tomar oficinas y bloquear autopistas, lo que los llevará en ruta de choque con las policías federal y estatales. Plantean así un fuerte reto político, acaso el más complejo que haya tenido a los largo de 125 días el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, reto que por supuesto alcanza a sus secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y de Educación, Emilio Chuayffet.

Las caras más visibles del conflicto están en Guerrero y Oaxaca. El reto, por lo tanto, también está planteado para los gobernadores Ángel Aguirre y Gabino Cué, respectivamente.

Aunque hoy son otras las circunstancias políticas y jurídicas, es pertinente recordar que sus antecesores no pudieron ni con la CNTE ni con el SNTE, y cedieron a sus demandas para sofocar conflictos que han amenazado la gobernabilidad de esos estados.

Pero vayamos por partes y empecemos por un contexto imprescindible: la reforma educativa (a nivel constitucional) fue aprobada y es norma vigente; en tanto, se trabaja en la Ley General de Educación y las leyes estatales correspondientes.

En el caso de Guerrero, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) perteneciente a la CNTE, mantuvo tomado durante varios días el Palacio de Gobierno en Chilpancingo y bloqueó durante ocho horas la Autopista del Sol, en plena Semana Santa, en rechazo a la reforma educativa.

Para liberarla y dar ruta de solución al conflicto, el gobernador Aguirre aceptó enviar al Congreso del estado una iniciativa de reforma a la Ley Estatal de Educación con básicamente dos planteamientos de la CETEG: garantizar plazas automáticas a todos los estudiantes normalistas egresados (parte fundamental de lo que denominan el respeto a sus derechos laborales); y la gratuidad de la educación.

El Congreso de Guerrero la rechazó por considerar que contravienen las reformas que someten a exámenes de oposición el otorgamiento de plazas a maestros. La vía de solución iba hacia la inconstitucionalidad, lo que seguramente ya sabía el viejo lobo de mar Ángel Aguirre, quien ahora podrá decir que él agotó los recursos del diálogo y que no le dejaron más camino que el de la confrontación. El rechazo provocó la movilización magisterial guerrerense que hasta anoche discutía los pasos a dar.

En Oaxaca, el gobernador Gabino Cué negoció con la sección 22 del SNTE asuntos que se incluyeron en una propuesta que se creyó, igual que ocurrió en Guerrero, se plantearían al Congreso local. No sucedió así porque si bien los maestros reconocieron haber participado en la elaboración de esa propuesta (con elementos de su Plan de Transformación de la Educación de Oaxaca), también dijeron que su Asamblea rechazó la iniciativa de Cué.

Cué no presentó nada, el lunes, ante el Congreso oaxaqueño (que cerró su periodo ordinario de sesiones), pero se sacó un as de la manga: presentó ayer a diputados federales perredistas una iniciativa a la Ley General de Educación que denominó “tropicalizar” la reforma educativa, es decir, adaptarla a las necesidades de cada estado o región del país. Dijo que no se trata de una contrarreforma educativa ni de evadir la evaluación, sino de dar la oportunidad a quienes imparten la educación de incorporar en la ley sus verdaderas necesidades.

Poco detalló el contenido de su propuesta y no se sabe si incorpore alguna de las demandas centrales de los maestros como la de precisar facultades, objetivos y quehacer del Instituto Nacional de Evaluación Educativa y los alcances del Sistema Nacional de Información y Gestión Educativa, de modo que se garantice que no se violen los derechos laborales del gremio”. Si Cué lo hizo sólo por ganar tiempo, juega con fuego y el estado se le puede prender.

El reto es mayúsculo para los gobernadores de Guerrero y Oaxaca, pero también para el gobierno federal, ya que ceder a cualquiera de las demandas magisteriales será interpretado como una contrarreforma.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

Historias, Recuerdos y algo mas / Dias de guardar

Días de guardar


Imagen





Lo que conocemos como días de guardar realmente solo quizás lo observa la gente muy apegada a los asuntos religiosos y regularmente la gente de cierta edad, los demás lo tomamos como días de asueto, de relajarnos o salir de paseo.


Recuerdo varias "semanas santas" en las que en efecto lo común era salir a la playa o por lo menos a algún balneario de los que se encuentran en el estado de Morelos o el hospedarse en algún hotel de Cuernavaca y evadirse de la rutina diaria y poco era lo que uno pensaba del simbolismo religioso de la semana santa.

Una de esas semanas de "guardar", amistades organizaron una excursión a uno de aquellos balnearios de Morelos y yo me animé a ir mas que nada por que estaba reciente el rompimiento de mi relación con Maureen y eso me tenía "sacado" de onda por que me costaba trabajo asimilar que la madre de Maureen hubiera residido que la relación terminara, además entre los asistentes estaba Lupita, la amiga con la que me vio la madre de Maureen y que fue lo que provocó que la buena señora determinara que su hija ya no anduviera conmigo, pensaba que si creían que andaba con Lupita que fuera con provecho.

Uno hace planes pero los dioses o demonios determinan otras cosas, el viaje de ida en efecto lo hice con ella como compañera de asiento y platicamos precisamente de asunto de mi estimada ex suegra haciendo bromas al respecto, ya estando en el balneario en un momento que me alejé para recorrer el lugar solo, al volver... sorpresa, la buena Lupita estaba de romance con el organizador de la excursión así mis planes se frustraban. Nunca entendí a Lupita, siempre me buscaba y había temporadas que era mi inseparable, pero aparte de esa excursión, anduvo también con mi primo Frank, toda la gente conocida pensaba que había algo entre ella y yo pero nunca fue así y desconozco los motivos ya que si me gustaba y se que yo a ella también pero cuando pensaba hablarle para algo más que nuestra amistad ella ya andaba con alguien mas.

Decepcionado por el detalle me integré a los demás paseantes que hicieron el viaje con nosotros nadamos, competimos por ver quien daba más rápido vuelta a la alberca o nos tiramos clavados en un río que estaba a un lado de la alberca principal y que tenía un árbol a modo para lanzarse, después de comer, una chica a quien no conocía, amiga de los organizadores comenzó a platicar conmigo, me sentí a gusto con la plática, al principio lo normal, a que nos dedicábamos, en donde vivíamos, cuando me dijo su edad pensé que hasta ahí llegaba nuestra incipiente amistad, tenía 19 y yo por aquellos días tenía 14 aunque aparentaba más, ya por la tarde la mayoría optó por ir a las áreas de música para bailar, lo peor que podía ocurrirme, pensé, pero ante lo agradable de Flor y su conversación decidí arriesgarme a pesar de mis dos pies izquierdos.


Cuando llegó la hora del regreso y ya cambiados de ropa para abordar el autobús busqué con la mirada a Flor y no la vi por ningún lado, esperé, fui a la zona de vestidores de damas y nada, desilusionado y ante el apremio del conductor para el regreso abordé el autobús y buscaba un lugar para sentarme por que ya la mayoría regresaba en pareja cuando me llaman de uno de los asientos del fondo, era Flor que subió casi de inmediato según me dijo para apartar un asiento para nosotros. Emprendimos el regreso y Flor se recostó en mi hombro y puso su mano entre las mías, yo tome su barbilla y la acerqué a mi, intercambiamos miradas y sin mediar palabra comenzamos a besarnos con intensidad, se que estábamos rodeados de gente pero no pensamos en ello o no nos importó, los besos nos llevaron a las caricias, tímidas de mi parte y muy audaces de parte suya, en un momento sentí que Flor desabrochaba mi pantalón y sus caricias subieron de intensidad, definitivamente nunca había tenido un viaje tan intenso, estaba en éxtasis por la habilidad que Flor mostraba contrastando con la torpeza de mi inexperiencia en esos lances en aquella época, ella se dio cuenta de mis pocas habilidades y me dijo que la dejara a ella, que ella se encargaba de todo, nunca había experimentado esas sensaciones en verdad, sus manos recorriendo, explorando, acariciando, su boca me hacía sentir que el universo giraba en torno nuestro, si, pensaba como algo incómodo y arriesgado tener sexo en un autobús, con público, pero ya sea que cada quien iba en lo suyo y en lo mismo o que no se dieron cuenta de nuestra actividad, sea como haya sido no nos importó y tuvimos un ardiente y placentero regreso a la ciudad.


Al llegar al punto de partida pregunté a Flor por su domicilio y teléfono y ella me respondió que había sido un romance del momento, que en un par de semanas se casaba pero que le había gustado conocerme y había pasado un día estupendo, me dijo que no debería tomar con tanta seriedad las cosas y darles el lugar que merecen y disfrutarlo, creo que comprendí su punto de vista, nos besamos aún con bastante pasión y nos despedimos. Unos días después Los amigos que le invitaron a la excursión me comentaron que se casaba y que si me gustaría ir, les tomé la palabra y fui con ellos, Flor esperaba que fuera según me dijo después, su recibimiento fue muy afectuoso y me presentó con su familia y su marido, ya en la recepción una hermana de Flor me llamó y me llevó en donde ella esperaba, fue un rato intenso aunque incomodo por el tipo de ropa que se acostumbra en una boda y hubo que cumplir y dar a Flor un buen regalo de bodas ya que me comentó que a partir de ese momento se dedicaría a su esposo, pero que no podía decirme adiós sin que mediara una cálida despedida, de mi parte cuando le recuerdo le he deseado sea feliz.


Demian del R
Historias, Recuerdos y algo mas

GRAN ANGULAR / Del IVA en medicinas y alimentos

Del IVA en medicinas y alimentos



Imagen





La pretendida reforma estructural en materia hacendaria busca, entre otras cosas, desde tiempos de Ernesto Zedillo, aumentar la recaudación fiscal mediante el cobro del IVA en alimentos y medicinas. En aquel gobierno, el voto del PAN se opuso a lo que luego buscaría afanosamente con sus gobiernos, el de Vicente Fox y el de Felipe Calderón, sin que se los permitiera el PRI con sus cálculos políticos para recuperar Los Pinos.

La izquierda electoral, aglutinada en la figura de López Obrador, se ha opuesto sistemáticamente al cobro de tal gravamen aunque ahora, con el PRD bajo el control del chuchismo convenenciero, es previsible que lo respalde, si nos atenemos a los compromisos asumidos en el Pacto por México, impulsado por el tricolor y Enrique Peña Nieto que, ya desde el poder, consideran indispensable que tal impuesto forme parte de la reforma hacendaria.

El párrafo anterior resume 18 años de debate que ha provocado y seguirá provocando gran revuelo entre la gente porque innegablemente aumentará lo que tengamos que pagar por la comida y los medicamentos; y en consecuencia entre quienes al aprobar una medida de esa naturaleza deberán pagar un costo político.

Todo indica que dentro del Pacto por México se camina hacia derogar la tasa cero de IVA en alimentos y medicinas, para aplicarles un 10 o 15%. Habrá de calcular si la oposición que tal medida genere entre la que encabeza López Obrador con el Morena será capaz de revertirla, lo que se vislumbra poco probable.

Y hay, en medio de todo esto, proposiciones de mecanismos que pueden redundar en beneficios para la gente, aún pagando el mentado IVA en, por ejemplo, las medicinas, posibilidad que da el hecho de que se trata de un ingreso al consumo y no a la producción, un impuesto cuyo pago abre la posibilidad de que quien lo paga pueda obtener un provecho para sí mismo.

Una de esas proposiciones es de José Manuel Gómez Porchini, colaborador de la agencia digital Fórum Línea y quien la argumenta detalladamente en su blog htpp://mexicodebesaliradelante.blogspot.com.

En ésta recuerda que 80% de los medicamentos que se venden en México son adquiridos por el sector salud del gobierno, es decir, son medicamentos que se entregan a las personas sin costo. Sólo el 20%, lo compra la población abierta.

Luego entonces, mucha gente de bajos recursos recibe las medicinas del gobierno y los que no son beneficiarios de algún tipo de seguridad social de plano no los compran porque no tienen con qué. Y los que tienen de más no los procuran, pues los consiguen de importación o en el extranjero. De manera que queda a cargo de la clase media (siempre la más lastimada, dice Gómez Porchini) el costo de esas medicinas que ahora van a tener IVA.

Entonces la proposición es:

“Que se tome del pago del IVA, el equivalente a tres puntos porcentuales a favor de cada uno de los que realice una compra, con lo que se irían creando fondos para garantizar la seguridad social de todos y cada uno de los pobladores del país”.

La pregunta es ¿cómo? Y José Manuel Gómez Porchini responde:

“Que el gobierno federal otorgue a cada uno de los habitantes del país una tarjeta ligada al CURP que pueda utilizarse en cada operación gravada con IVA, de tal manera que el equivalente a tres puntos (porcentuales) de IVA se depositen en la cuenta del titular de manera que se vaya formando un verdadero patrimonio a favor del titular, del que podrá disponer para cubrir su servicio médico y, a futuro, el costo de su pensión.

“En ese momento, cuando cada compra realizada permita a las personas obtener un porcentaje en su favor, habrá más de 100 millones de inspectores fiscales.

“Las empresas podrán disponer de esos puntos en su favor para pagar impuestos, lo que hará que la recaudación a favor del gobierno sea más tersa y no tan agresiva como lo es actualmente.

“Y cuando sea el gobierno el que adquiera bienes y servicios, los puntos a su favor serán para garantizar la seguridad social de los que nunca compran, para los de mayor edad que no han acumulado fondos y para cubrir pensiones que se encuentran pendientes”.

El planteamiento, pues, no suena descabellado y parece sensato y redistributivo. ¿Usted qué opina?



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico