viernes, 26 de julio de 2013

Objeciones de la Memoria / El PAN hace el trabajo sucio al PRI

El PAN hace el trabajo sucio al PRI


Imagen





Como en la época de las concertacesiones salinistas, el Partido Acción Nacional (PAN) anunció su propuesta de reforma energética a cambio de evitar el conteo voto por voto en Baja California Norte, con lo que el blanquiazul se quedaría con la gubernatura de ese estado. Lo anunciado por el PAN como su propuesta de “reforma energética” no es otra cosa que el plan de Enrique Peña Nieto que adelantó la prensa de EU hace unas semanas.

Lo que se ve no se juzga y es claro que el gobierno federal mandó por delante al PAN para presentar su propuesta. Se trata del pago panista por la gubernatura de Baja California. De ahí la prisa de Gustavo Madero por anunciar las líneas generales de una iniciativa que presentará después. Tenía que dar garantía de algo para que el PRI dejara de reclamar el recuento de votos en Baja California. Ese fue el motivo de la urgencia del panismo por abrir el debate sobre la privatización del petróleo mexicano.

Con esto, el PAN le hace el trabajo sucio al gobierno federal y absorbe los costos políticos de abanderar una iniciativa tan impopular como la privatización de la industria petrolera.

Por lo demás, el planteamiento anunciado es absolutamente privatizador ya que se propone que por la vía de concesiones, inversiones público privadas o a través de un régimen de competencia abierta se abran a la inversión privada exploración, producción, transporte, almacenamiento, petroquímica y refinación.

Se trata de una agresión del PAN al pueblo de México. Lo que quieren hacer pasar como una proposición modernizadora, en realidad aumentaría la corrupción y entregaría en unos cuantos años el conjunto de la industria petrolera a las compañías extranjeras. Lo anunciado por el panismo parece ser ideado en las oficinas de la Exxon y de la British Petroleum y no en México, ya que constituye una férrea defensa de los intereses pero no de México sino de las compañías petroleras.

El discurso de Madero enarbola una filosofía lastimera y perdedora al dar por sentado que México no puede y que entonces hay que entregarle nuestra riqueza a las poderosas compañías extranjeras porque esas sí pueden, cuando toda la historia reciente desmiente completamente esta visión.

Todo lo que se ha construido en 75 años ha sido con la inversión nacional, con el esfuerzo de los mexicanos, ha sido construido con los ingenieros y científicos del país, y no le hemos tenido que pedir ayuda los inversionistas extranjeros que por lo demás no están interesados en ayudarle a México en absoluto. Cuando fueron dueños del petróleo no nos ayudaron, se llevaron la riqueza petrolera.




Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

jueves, 25 de julio de 2013

Manual para canallas / La danza del apareamiento

La danza del apareamiento


Imagen





Desde niño tuve amigos extraños, algunos más que otros. Y todos tenían apodos muy peculiares, como el Confitón o el Monaguillo y El Cachacuás. Además del Mortilas o El Tiwirón. Peculiares amistades que de una u otra manera se fueron quedando en el camino.

Algunos siguieron caminos distintos, otros preferimos escapar en busca de mejores horizontes antes de que el barrio nos devorara. Crecimos en colonias astrosas, en vecindades sobrepobladas, jugando retas de pambol en la calle y vagando en bicicleta; juntando “la vaquita” para comprar un balón que siempre terminábamos volando a un patio ajeno. Yo era un chaval desnutrido, como esos niños que cenaban café con bolillos, así que tenía dos opciones claras: en la escuela me buleaban los gandallas y en el barrio me protegían los más grandes. Curiosamente los chavos de mi edad me parecían insulsos, así que me juntaba con los mayores. Por ello es que fui aprendiendo a toda velocidad, lo mismo a fumar que a llamar la atención de las chicas o a ganarme unos pesos extras. Me acuerdo que íbamos al súper a cargar el mandado a las señoras o nos empleábamos temporalmente en las peluquerías. Yo era un chamaco que antes perdía el tiempo en las maquinitas de la farmacia, lo cual era muy divertido, y luego pasé a frecuentar las fiestas del barrio. Mis amigos me fueron asesorando en las artes de la conquista y en las ventajas de aprender a bailar. Como yo era bien piedra para moverme, mis cuates se burlaban de mí: “Por eso no tienes vieja, porque nadie quiere bailar contigo”, reían aunque en realidad yo apenas me animaba a sacar a las chavas más federicas que nadie pelaba. Y a mí que me encantaba Patricia, una vecina linda, pero ella sólo bailaba con los que se discutían sobre la pista. Así que me propuse aprender bien, aunque tuviera que elegir como pareja de ensayos al Tiwiron, que así le decían porque de chavito no sabía pronunciar “tiburón”. El buen Tiwi había aprendido con una prima lejana a la que decía haber seducido con el pretexto de que “a la prima se le arrima”. Además yo hacía caso a todos sus consejos: “Bailar es como hacer la danza del apareamiento, mi chavo”, me decía, “hay que seducir a tu pareja acá con estilo, para que quiera volver a estar entre tus brazos”. Y a mí me parecía una ley irrevocable, sobre todo cuando lo veía conquistar a las guapas. Así que poco a poco fui mejorando mis “técnicas de apareamiento” y aunque no era muy coordinado hasta llegué a bailar con Patricia en un par de ocasiones, pero ella era muy avanzada para mis lentos progresos y nunca pude conquistarla. Mejor se hizo novia de El Monaguillo, al que yo consideraba mi mejor amigo y sentí que me pagó con traición. Y fue cuando empecé a entender que los amigos verdaderos son escasos, que la mayoría acaban traicionándote por tres motivos: viejas, dinero o trabajo.

-O-

El Morrison era un tipazo a simple vista y me caía bien porque además de que era el goleador de nuestro equipo, sabía tocar la guitarra y siempre traía sus playeras de Los Doors. Cuando recién se mudó a nuestra cuadra, se empezó a juntar conmigo. Él era como de mi edad, pero tenía hermanos mayores y se comportaba como si tuviera las combinaciones para abrir cualquier bóveda. Era muy noviero, el cabrón, pero siempre se daba tiempo para pasar a buscarme, para ir a cotorrear a las chavitas que salían de la secundaria en el turno vespertino y hasta para enseñarme a tocar la lira. Éramos grandes cuates y me prestaba sus compactos de los Stones y los Doors. Hasta que un día que iba a la farmacia, me lo encontré besando a mi hermana en el quicio de un portón. Mi carnala se fue corriendo y El Morrison quiso explicar algo como “híjole, mi Flash, la neta es que tu sister me pasa un resto”. Yo aparenté calma, aunque estaba molesto. “Simón, no hay pedo”, respondí con tranquilidad. “¿Seguro carnal, neta que no hay pedo?”, insistió el cínico. “Ya te dije que no, pinche Morrison, eso es onda tuya y de mi hermana”, intenté despedirme pero él insistió en acompañarme a la farmacia. Mala idea, porque nos encontramos a Laura, que le recriminó que la había dejado plantada. Yo lo miré con expresión de qué-poca-madre-tienes y el sólo me dijo en corto que “ya no andamos, pero no entiende que no quiero nada con ella”. Aja, sí wey, y yo soy tu pendejo. “Cámara, arregla tus pedos, luego nos vemos pinche Morrison”, lo dejé con su vieja. Desde ese momento dejamos de ser amigos, porque comprendí que me había utilizado para acercarse a mi hermana y que la pinche amistad pasaba a valer madres. El Morrison me siguió buscando e incluso dejó de cortejar a mi carnala, pero no volvió a ser lo mismo. Nos saludábamos, coincidíamos en el futbol y en las fiestas, pero le perdí la confianza. Yo que siempre he sido de pocos amigos, porque prefiero respetar los códigos más elementales. Tal vez por eso muchas amistades se han quedado en el camino, han seguido otros rumbos o prefieren engañarse a sí mismos. Tuve amigos que me dieron la espalda en momentos críticos, los que han olvidado que me copiaban en los exámenes. Hay otros que aún me deben dinero, alguno que sale que con mis ex viejas, otro que quién sabe dónde anda. Y así, tengo una lista interminable de amigos que he perdido, como en un poema de Dante Guerra: “Mi amigo el más flaco,/ de cuando éramos niños en el barrio,/ ya no es más mi amigo y ha engordado./ Mi amigo el más flaco,/ al que le prestaba los libros,/ y merendaba seguido en mi casa,/ me confesó una mañana,/ que quería ser yo y que me envidiaba./ Por eso es que me robó,/ una tarde que yo fui a visitar a la abuela,/ los besos de aquella novia,/ que me gustaba tanto./ Mi amigo el más flaco,/ de aquellos años de juventud,/ ya no es más mi amigo y ya no está flaco;/ ahora es un pobre diablo,/ que ha venido a pedirme prestado,/ en honor a aquellos años/ en que éramos cómplices y como hermanos./ Pero yo le he dicho,/ que ahora tengo otros amigos,/ más adecuados y confiables…/ aunque sólo sean imaginarios”.





Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

Historias, Recuerdos y algo mas / Los difíciles destiempos

Los difíciles destiempos


Imagen





La cronología humana la mayoría de las veces marcha a destiempo con la del cerebro, las hormonas o ese órgano al que siempre culpamos de amores y desamores y cuya función es solo el envío de sangre por el cuerpo humano, el corazón.


En la etapa adolecente las chicas de mi edad no me resultaban atrayentes, las veía demasiado planas, las sentía insulsas y sus charlas en verdad carecían de sentido para mi, cuando tenía 16 o 17 años me llamaban la atención las mujeres de 20 o mas, en la actualidad al mirar a las chicas de 18 o 19 pienso en el por que en mi época no estaban así de desarrolladas las mujeres y en verdad cuesta trabajo ignorar esos atributos juveniles, sus pláticas tienen cierta dosis de picardía cautivante y no creo ser el único que ha pasado por situación semejante.



Fue en Monterrey en donde conocí a Gaby una vedette que estaba haciendo temporada en aquella ciudad y que había participado incluso, en algunas películas de ambiente de cabaret en cierta época, a Gaby me la presentó Doña Esperanza mi tutora y gran amiga de muchos años, solo bastó una mirada de mi amiga para sonriendo preguntarme ¿te gusta? le dije que si, que era de esas mujeres que no pasan desapercibidas, le llamó, nos presentó y le dijo que nos gustaría ir a su show, Gaby de inmediato nos hizo una efusiva invitación y nos aseguró que nos reservaría la mejor mesa del lugar en donde trabajaba, acudimos al centro nocturno y entre descansos Gaby estaba en nuestra mesa platicando y brindando por cualquier motivo, al terminar el show Doña Esperanza nos dijo que en su habitación del hotel había unas botellas para continuar la charla, Gaby aceptó con agrado y yo por supuesto feliz dije de acuerdo, después de unos tragos ya en el hotel Doña Esperanza desapareció discretamente y nos dejó a Gaby y a mi en su habitación, ella era una mujer de poco mas o menos 30 años, en aquella época yo tendría 19 y realmente fue una noche maravillosa que por supuesto repetimos en varias ocasiones al regresar a la Ciudad, la relación con Gaby duró varios meses hasta que su trabajo y el mio marcaron distancias cada vez mas frecuentes y espaciadas, pero mientras duró fue un estilo que aún me provoca recuerdos.



Conocí a Irma durante mi relación con Alicia, ella era la tía joven y amiga y confidente, al conocerla no pude evitar el admirar su firme y cuidado cuerpo producto de horas de gimnasio, sus ojos parecidos a los de su sobrina y su carácter jovial, ella tenía en ese tiempo poco mas de 40 años, Alicia 19 y yo 22, por supuesto siempre coincidiamos en las reuniones y fiestas familiares, la mayor parte de las veces Pamela acudía sola y su sobrina y yo pasábamos por ella, a su marido no le agradaba participar de las frecuentes reuniones familiares, en una ocasión charlando con el me comentó que le resultaban poco atractivas las reuniones, las charlas de la familia y que en algún tiempo le daría la razón, nunca ocurrió a mi me agradó la familia de Alicia. En una de esas reuniones Irma estaba sola en el balcón, había bebido quizá mas de lo adecuado y estaba llorando, yo me acerqué preguntando el por que de su aislamiento y las lágrimas, ella empezó a contarme de la mala relación con su esposo, de que su único hijo estaba estudiando en el extranjero y eso le hacía sentirse muy sola, yo por supuesto intenté consolarle mostré interés en lo que me platicaba, le dí mi punto de vista y su llanto incontrolado me hizo pasar un brazo por sus hombros estrecharla y besar su mejilla intentando trasmitirle apoyo, animarle, la situación por la que ella atravesaba, la noche, las copas o no a que culpar provocaron que lo que era solidaridad cambiara cuando nuestras bocas se encontraron, al día siguiente con cruda física y moral no atinaba a saber que había ocurrido la noche anterior y la siguiente ocasión que coincidimos en casa de Alicia no noté nada anormal en su trato conmigo por lo que definitivamente culpe a su estado emocional y las copas de lo ocurrido aquella noche. Unas semanas después en otra reunión en casa de la familia, al dirigirme al sanitario veo a Irma en la cocina sola, ya habíamos bebido varios tragos, le pregunto por que se aislaba y me cuenta que ese día había reñido fuerte con su esposo, le di ánimo y le dije que ya sabía que podía contar con Alicia y por supuesto conmigo, al hacerlo me refería al aspecto solidario o legal pero ella me abrazó y me besó, comenzamos nuevamente a besarnos apasionadamente y a acariciarnos, una vez más al día siguiente me encontraba terriblemente confundido.


Tomé la decisión de llamar a Irma por teléfono y tomando al toro por los cuernos le dije que teníamos que hablar respecto a lo ocurrido las dos reuniones anteriores, que si ella recordaba lo sucedido, me dijo que si recordaba y también pensaba era necesario hablar al respecto, nos vimos en el sitio acordado, subió al auto y le dije algo así como que pensaba que lo ocurrido era algo difícil de asimilar, que yo creía que eso no debería repetirse por que le respetaba y quería a su sobrina, ella me decía que pensaba lo mismo, agregué que para evitar ocurriera nuevamente algo parecido pensaba buscar excusas para ya no asistir a las reuniones, ella me dijo que si yo creía era lo mejor estaba bien, le dije que posiblemente si ya que como podía asegurarle que en otra reunión con unas copas de por medio no intentara nuevamente acariciarle y besarla, me miro a los ojos y dijo: "serías aceptado", sin medir consecuencias, edades ni parentescos le tome del rostro y la bese siendo correspondido con fogosa intensidad, le pregunté si quería ir a otro lugar y ella me dijo que le llevara a donde yo quisiera, fuimos a un motel a la salida de la ciudad y ahí dio comienzo una relación de casi tres años en los que sin terminar la relación con su sobrina ella y yo mantuvimos una relación peligrosa ya que no faltó algún otro miembro de la familia que notara una situación extraña entre ambos como en alguna ocasión otra tía me cuestionó al respecto a eso sumemos un embarazo del que ella me notificó hasta después de haber solucionado el problema, el marido algo sospechó supongo aunque nunca dijo nada pero su trato conmigo se hizo frío y distante, por fortuna la solución se dio por medio de Joss, ella al enterarse del lío en que me encontraba logró que ambas, tía y sobrina terminaran la relación conmigo, de lo que dijo o hizo Joss yo me enteré tiempo después, al reclamar su intromisión ella no se detuvo en llenarme de insultos, de improperios que ahora pienso fueron bien merecidos.



Demian
Historias, Recuerdos y algo mas

GRAN ANGULAR / Bajo la amenaza del caos

Bajo la amenaza del caos


Imagen





Hace 10 días, después de pasar varios meses en la cárcel injustamente acusado de dar protección al narcotráfico, el general de división en retiro Tomas Ángeles Dahuahare hizo una preocupante declaración: “En estos días son frecuentes las muestras de agitación social y de violencia callejera, se escuchan discursos de odio, mensajes de rencor y resentimiento social (lo que) genera incertidumbre, temor y desánimo... es un hecho que México vive bajo la amenaza del caos, momentos de turbulencia negativos para la sociedad y las instituciones”. Ese fue el diagnóstico del país del ex subsecretario de la Defensa Nacional.

Podría pensarse que sus palabras están llenas de rencor, aunque el desistimiento de la acción penal ante las acusaciones indemostrables de un testigo protegido, al fin lo exoneran y reivindican su honor. Así que más bien podría pensarse que se trata de un diagnóstico realista y, sobre todo, sustentado en la información de primera mano que necesariamente tiene un oficial de alto rango militar.

Cuando Dahuahare hacía públicas tales declaraciones el pasado 13 de julio, seguía el debate sobre la proliferación de las autodefensas civiles armadas en municipios dominados y sometidos por la violencia del crimen organizado en estados como Guerrero y Michoacán.

Este último —con ya remotos antecedentes de la presencia dominante de La Familia Michoacana— transita en estos días al filo de una ingobernabilidad atizada por la crisis de salud del gobernador Fausto Vallejo, quien el domingo recibió del Congreso local otra licencia de ausencia por 180 días, mismos en los que continuará el interinato de Jesús Reyna.

Pero más graves han sido los hechos de antier y ayer: el lunes en el municipio de Los Reyes, una manifestación ciudadana, avalada por la autodefensa local, fue atacada a tiros por un grupo armado, quizá de La Familia Michoacana, con un saldo de cinco muertos y 15 heridos. Y ayer, hubo otros hechos de violencia: un enfrentamiento entre delincuentes y fuerzas federales en Lázaro Cárdenas, y cinco emboscadas a policías con un saldo de 22 muertos, (dos agentes, 20 presuntos delincuentes y 15 heridos).

No parece pues que la violencia criminal disminuya. Se ve, al contrario, que es atizada en un contexto de tensión y rencor políticos heredados por la “docena trágica del PAN” y no del todo dirimidos en el Pacto por México.

Si no atienda usted la declaración hecha esta semana a la revista Siempre! por otro general de división en retiro involucrado en las mismas acusaciones que llevaron a Dahauhare a un penal de alta seguridad, injusticia que también él sufrió en carne propia. Se trata de Ricardo Escorcia Vargas, quien aseguró que Felipe Calderón “conspiró” para que militares de alto rango acusaran a los candidatos de oposición Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto de recibir dinero del narco para ensuciarlos e impedir que le arrebataran el poder al PAN.

Mucho más han de saber los generales.

Instantáneas

1. EL PESO. Banamex Citi anticipa para los próximos meses un fortalecimiento del dólar frente a buena parte de las monedas de mercados emergentes y desarrollados, entre ellas el peso, para el cual ve el diagnóstico más optimista en América Latina, dada su estrecha relación con una economía de EU en vías de recuperación. Los analistas de Banamex Joel Virgen y Raúl Rodríguez reconocen que la dinámica del peso no ha estado exenta de volatilidad aunque sin indicios de un funcionamiento anómalo del mercado cambiario local. En ese contexto modifican un poco el escenario del tipo de cambio al subirlo para este año de 12.3 a 12.4 pesos por dólar y confirman el pronóstico para el próximo en 12.3 pesos por dólar.

2. PETROLEROS. El próximo miércoles 31 de julio el Sindicato de Trabajadores Petroleros informará a sus agremiados los términos de la revisión del contrato colectivo con Petróleos Mexicanos para el bienio 2013-2015. En eso ha trabajado desde el pasado 17 de junio la Comisión Mixta Revisora del Contrato Colectivo de Trabajo y lo acordado, dice el sindicato, no se ha dado a conocer por prudencia, para evitar, precisa, interpretaciones inexactas o equívocas. ¿A qué le temen?




Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 19 de julio de 2013

Objeciones de la Memoria / Piedritas en el camino

Piedritas en el camino


Imagen






Las recientes resoluciones del Instituto Federal Electoral (IFE) en materia de rebase de topes de campaña están dirigidas contra Andrés Manuel López Obrador, muestran el dolo y la mala fe de esta instancia y confirman que no se trata de un órgano autónomo, sino que recibe línea, que está supeditado y opera para los intereses del gobierno federal.

Se trata de un dardo venenoso que carece de fundamento jurídico y lógica. La resolución del IFE es contraria a lo que toda la sociedad vivió a lo largo del proceso electoral de 2012 y ofende la inteligencia de la ciudadanía. Lo que nos dice es que el que derrochó recursos a raudales no rebasó el tope de campaña, y quien se condujo de manera austera sí lo hizo. Se trata de un dictamen más surrealista que las pinturas de Dalí.

La gente vio el país inundado de espectaculares de Enrique Peña Nieto, los medios de comunicación dieron cuenta de sus traslados en aviones, en helicópteros privados, particulares, alquilados.

Se dio cuenta de la compra del voto por todas las vías posibles, desde las tradicionales entregas de despensas y materiales de construcción hasta la entrega de IPads y otras más sofisticadas que se realizaron, como la red de monederos Monex y Soriana, pero de eso no se habla en la evaluación del IFE.

Más aún, en el dictamen consolidado de la Unidad de Fiscalización del IFE se dice que en el pasado proceso electoral, Morena “buscó promocionarse y posicionarse ante la ciudadanía para, como ahora se sabe, presentar su registro como organización de ciudadanos que pretende constituir un partido político”.

Con lo anterior, el órgano electoral sienta un precedente para buscar obstaculizar desde ahora el registro de Morena, con un análisis que no le corresponde hacer, fuera de la realidad y buscando dirigir una acusación absurda en contra del Movimiento de Regeneración Nacional, organización que no tenía registro ni prerrogativa electoral alguna en el proceso del año 2012.

El dictamen del IFE muestra que hay dolo e intención de golpear a Andrés Manuel López Obrador. El objetivo es poner piedritas en el camino al registro de Morena.

Se busca que no exista ningún partido independiente en este país.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Luz y Fuerza: ahora los de confianza

Luz y Fuerza: ahora los de confianza


Imagen




A las exigencias de jubilación y recontratación planteadas al gobierno por el Sindicato Mexicano de Electricistas, se han sumado ahora otros 398 empleados que dentro de Luz y Fuerza del Centro desempeñaban tareas que dentro del contrato colectivo de trabajo se conocían como puestos especiales de confianza.

Con la extinción de la empresa, decretada el 11 de octubre de 2009, también ellos se quedaron sin trabajo, igual que los 44 mil sindicalizados. De estos últimos, 27 mil 401 aceptaron la liquidación ofrecida por el gobierno de Calderón, al igual que los 398 empleados de confianza; 16 mil 599 no la aceptaron y llevan tres años y 10 meses de una lucha que, durante los últimos días se ha encausado hacia una probable solución.

El pasado viernes 5 de julio, el SME levantó el plantón que tuvo más de 30 días frente a la Secretaría de Gobernación, precisamente cuando el diálogo con el gobierno de Enrique Peña Nieto empezaba a perfilar una solución. Fue así que desbloqueó Bucareli ya con una solución en la bolsa, aunque siguen faltando asuntos por definir, como la recontratación ofrecida ya sea en la CFE o en algún nuevo organismo dependiente de ella.

Lo que ya quedó resuelto fue la exoneración de los electricistas procesados por los daños causados durante múltiples protestas a lo largo de estos tres años y 10 meses, pero que para sus compañeros eran presos políticos. También se autorizó ya la jubilación de 1,300 de los 16 mil 599 trabajadores en resistencia. El SME, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y Gobernación alistan ya el proceso para la jubilación y depuran la lista. Es en ese contexto en que los 398 empleados de confianza enviaron el pasado 3 de julio una comunicación al secretario Miguel Ángel Osorio Chong en la que le solicitan jubilación y/o reinserción laboral en el sector energético.

Estos trabajadores de confianza reconocen la lucha de los sindicalizados y explican que “acatamos por disciplina y contra nuestra voluntad, el exhorto de nuestro entonces director general, Jorge Gutiérrez Vera, para cobrar la liquidación que entonces otorgaba el gobierno con la promesa de ser recontratados en la CFE”. Pero esa recontratación nunca ocurrió, lo que los dejó —explican— en estado de indefensión laboral y económica.

Es así que ahora organizados, estos trabajadores de confianza buscan interlocución con el gobierno a través de sus representantes Fernando Roura Morales, Mario Alfredo Torres Rodríguez, Claudio Rubio Ramos y José Luz Rosas Flores.

Instantáneas

1. RESULTADOS. Veracruz fue uno de los estados que mejores resultados electorales dio al PRI en las elecciones del 7 de julio, triunfo que ese partido no le puede regatear al gobernador Javier Duarte. A 12 días de los comicios, se ha confirmado que el tricolor obtuvo la mayor parte de las alcaldías, incluidas las más importantes del estado. De estas últimas, el PAN sólo ganó Boca del Río. En lo que se refiere al Congreso, la mayoría quedará en manos del tricolor, con una ventaja de 26 diputados de mayoría, pues solamente perdió en Tantoyuca, Álamo, Orizaba y Temapache. Según el conteo oficial, el PRI ganó las alcaldías del puerto de Veracruz, Coatzacoalcos, Córdoba, Orizaba, Tuxpan, Poza Rica, Minatitlán y Papantla, entre otras. En todo este escenario, después del conteo, se confirmó que Miguel Ángel Yunes Linares no pudo entrar ni como diputado de representación proporcional, pues estuvo en el lugar ocho de la lista de plurinominales. Y es que los votos del PAN sólo alcanzaron para los seis primeros lugares de la lista de pluris. Los números, pues, hablan por sí solos.

2. FOX, EL ALTO VACÍO. Benemérito significa digno de galardón, por eso se ha calificado así al presidente Juárez. Hechos históricos de gran envergadura lo hacen merecedor de tal distinción. Vicente Fox dijo hace unos días que él superó a todos los Presidentes de México, incluso a don Benito. Tiene todo el derecho de pensar lo que quiera de sí mismo. Aquí sólo se anota que engaña con sus mentiras de siempre. Cacarea que él sacó al PRI de Los Pinos tras siete décadas en el poder. No le habrán explicado que no fue él, sino la gente, un pueblo que creyó en él para conducir un cambio a la altura del cual jamás estuvo. Pero complazcamos a Fox quizás con el título de Alteza Serenísima: también es más fantoche que Antonio López de Santa Anna. Eso sí, muy muy alto, y también muy vacío: el alto vacío.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 18 de julio de 2013

Manual para canallas / El gato que está en la oscuridad

El gato que está en la oscuridad


Imagen






Los ojos de Ana aún me persiguen. Y es que ella tenía una mirada muy particular, de esas que te pueden poblar las noches de fantasías o de pesadillas. “En mi familia todos tenemos ojos gatunos”, me contaba en referencia al color, que era entre gris y verde.

Ella no era una mujer espectacular, pero su belleza irradiaba carisma. No podías dejar de verla, una vez que te hundías en el resplandor de su mirada, que combinaba algo de ternura con mucho de malicia. Ana era de esas chicas que te dejan huella, cicatrices que te duran una eternidad. Nos conocimos en un concierto de Caifanes, mientras ella regateaba por una playera que a mí no me pareció gran cosa. “Ándale, amigo, te doy 80 pesos porque no traigo más”, le dijo al vendedor y este se negó con el sobado pretexto de “está al precio, güera”. Ella volvió a mirar la prenda, luego se dirigió a mí: “¿Me prestas 20 pesos, amigo? Es que no me alcanza”. Sorprendido, más por su mirada hermosa que por su desfachatez, apenas iba a responder que “sí” cuando ella misma se contestó: “No te creas, te estoy cotorreando”, luego devolvió la playera y se fue como si nada. Desde ese momento sus ojos grisáceos se adueñaron de mi curiosidad. La vi caminar hacia un grupito de amigos, que rieron por alguna cosa que ella les contó. Y yo dejé de chacharear entre los puestos, ´miré el reloj y preferí buscar la puerta de acceso que me correspondía. Entré y me dirigí a una de las barras, para pedir un ron mientras llegaba la hora del concierto. Calculé que me daba tiempo para tomar un par de tragos, así que me relajé lo necesario hasta que vi pasar de nuevo a la chica de los jeans y la chamarra gris que hacía juego con su mirada. Ella me miró, titubeó un poco pero me lanzó una sonrisa del tipo ¡ah-nos-volvemos-a-encontrar! Le devolví el gesto, mientras daba un sorbo a mi bebida. Chale, me dije mentalmente, debería invitarle una cerveza. Sólo fue un pensamiento fugaz, porque me faltó audacia.

-O-

Apenas estaba pidiendo mi segundo ron cuando una voz a mis espaldas me hizo girar: “¡Se me hace que tú me andas siguiendo!” y la misma vieja me sonrío de una manera genial. Y le aclaré: “Bueno, no debería decírtelo pero me contrató el celoso de tu novio”. Jajajaja, se carcajeó sutilmente. “¿Quieres algo de beber?”, añadí. Levantó los hombros en señal de “bueno”, antes de contestar “una chela, claro, si me la invitas”. Justo cuando llegaba mi ron pedí su cerveza. “Me llamo Ana y júralo que mi novio sí es muy celoso. Bueno, ex novio, porque hace una semana terminamos”. Y así se fueron los minutos, yo interesado en Ana y ella coqueteando sutilmente. Hasta que se escuchó el alarido de la multitud cuando se apagaron las luces, señal de que Caifanes estaba por comenzar con Viento. Nos despedimos a las prisas, con la promesa de que nos encontraríamos al finalizar el show. Yo iba con buenas expectativas, pero después de conocer a Ana disfruté aún más el concierto. Si hubiera ido con alguno de los ordinarios de mis amigos, de esos que me sobran, seguro que hubiera dicho “esta noche cena Pancho” o alguna guarrada parecida. Yo ni siquiera me había fijado si la chava tenía buen cuerpo, aunque no se le veían defectos, porque estaba extasiado con sus ojazos. Y una vez más, como dice Dante Guerra, me embrujaron a la buena: “Regrésame de una vez la libertad,/ desata mis pensamientos de tus nubes./ Yo no sé qué raro brebaje me diste,/ o qué sortilegio nocturno deletreaste/ bajo una luna plena de promesas./ Quítame el embrujo de tus caderas,/ el toloache de tu vientre cálido,/ el hechizo de tus ojos gatunos,/ y regrésame, aunque sea a ratitos,/ la pinche voluntad que me expropiaste”.

-O-

Y en efecto los ojos de Ana me persiguen. Tuvimos una relación de esas normalitas: afecto, sexo, amor, sexo, peleas, sexo, rupturas, sexo, reconciliaciones, sexo, mejor quedamos como amigos, sexo, sexo y más sexo. Ana era maravillosa en la cama, se entregaba por completo y sin pudores. No había pretextos, ni prejuicios, amaba con locura. Y con sus uñas largas me dejaba crucigramas en la espalda, mientras yo le tatuaba poemas con la lengua en todo el cuerpo. “Debes cuidarme, consentirme mucho, porque tengo alma de gato y cualquier día de estos me pierdes”, me comentó una noche, medio en broma y medio en serio. Yo la miré fijamente: “Pues no sé de qué tengas alma, pero algo sí tengo clarísimo: tu gato se está quedando calvo” y le quité algunos pelillos de su blusa. “Jajajaja, qué tonto eres, todos los gatos pierden mucho pelo”. A mí no me gustaba que tuviera un gato, a mí no me agradan esas mascotas, me parecen volubles y muy ladinas. Como sea, el chiste es que Ana cumplió su profecía: Un día se fue. No supe más de ella. Alguna amiga común me dijo que Ana andaba de gira —y girando, claro— con el guitarrista de una banda medio popular. Luego otro “alguien” me vino a contar que ella había muerto en un accidente allá por Tijuana. Nunca he sabido bien a bien qué sucedió, si es verdad que ella falleció o si ahora anda con el baterista de Los Daniels. Sólo los dioses saben. Por desgracia, creo que ella se llevó mi muñeco vudú o lo extravió en algún paraje desértico. Porque hay noches que no me hallo, que no puedo dejar de pensarla. Hay madrugadas que me persiguen sus ojos, que merodean como un gato noctámbulo por mis azoteas. Para acabarla de joder, mis vecinos no se cansan de poner los éxitos de Roberto Carlos, especialmente ese de “las rosas decían que eras mía/ y un gato me hacía compañía./ Desde que me dejaste yo no sé/ por qué la ventana es más grande sin tu amor./ El gato que está en nuestro cielo/ no va a volver a casa si no estás…/ El gato que está triste y azul/ nunca se olvida que fuiste mía”. Carajo, ni cómo aislarse de las cursilerías, ni cómo evadirse de la melancolía. Por eso es que cuando el gato de aquí enfrente maúlla a las sombras, recuerdo que tuve una mujer de ojos irresistibles, una mujer que me ató al embrujo de sus miradas, una chica que se llevó mi muñeco vudú y lo enterró, seguramente, junto a un cactus en forma de corazón.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

Avemus stupidi

Avemus stupidi



Imagen





Todos alguna vez, por muy inteligentes que nos creamos, por error, por desconocimiento o simplemente para no quedarnos callados hemos dicho o hecho alguna estupidez, algunos mas de una vez.


A veces y no creo que exista alguien que pueda honestamente decir yo no, hemos dicho o hecho algo estúpido, creo es normal y al poco rato de haber dicho o hecho algo en tal sentido reaccionamos, nos damos cuenta del error y al menos en privado reflexionamos y nos hacemos la promesa de no caer en ese tipo de errores, pero hay gente que abusa de esa prerrogativa y van de estupidez en estupidez y lo peor creen que tienen razón y aún cuando la mayoría de personas se rían de ellos abierta o calladamente siguen creyendo tener razón.

En México al menos desde el año 2000 un personaje folclórico nos ha hecho reír son sus constantes tonterías pero siendo un personaje público y mirando las cosas en perspectiva es de dar vergüenza o sea un estúpido de ese tamaño nos gobernó seis años y sin importarle el llenarnos de oprobio durante su gobierno (ver parte de la triste colección que tenemos en archivo: viewtopic.php?f=55&t=389 ) años mas tarde continúa demostrando un pendejismo vergonzoso por lo menos creo sienten un poco de pena quienes votaron por el en ese fatídico año 2000, Vicente Fox Quezada ( viewtopic.php?f=38&t=475 ) llegó a la presidencia aprovechando el hartazgo de PRI que sentían los mexicanos, eso sumado a un trabajo de mercadotecnia tipo Coca Cola, empresa para la que trabajó, la gente en las urnas voto anti PRI, no fue un voto analizado, razonado, fue un voto de ya basta, bueno, algunos si analizamos un poco y no votamos por el. Vicente tubo un gobierno mediocre tirando a malo y no recuerdo algo trascendente de sus seis años, lo que si provocó risa a unos y vergüenza a otros fue lo desatinado de sus comentarios, su ignorancia y el estilo fantoche que le caracterizó en toda entrevista o comentarios que soltaba a lo tonto.

La ultima estupidez manifestada por este sujeto es de locura extrema, en entrevista con un periódico dijo que el es el mejor presidente que ha tenido México, visto así simple uno se preguntaría ¿comparado con quien? pero el mismo aclaró que ha sido el mejor de todos, que incluso fue mejor presidente que Benito Juárez. Si bien México a sufrido de pésimos presidentes, ha tenido uno que otro que se salva de esa lista vergonzante y por supuesto en esos pocos no se cuenta ese nefasto personaje, quizás sea un loco, un estúpido o simplemente ya siembra y consume algún tipo de estimulante en su rancho, de otra manera uno no se explica como es posible la colección de estupideces que nos ha "regalado" este ridículo personaje y también uno se pregunta habiendo tantos temas importantes que informar como puede un periódico que pretende ser serio dar espacio a declaraciones que acaso en la sección de humor pudieran tener lugar, o creen que el mexicano continúa sin darse un instante para pensar.



Demian

GRAN ANGULAR / La caída del jefe zeta

La caída del jefe zeta


Imagen





La captura de Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, jefe máximo de Los Zetas, el más violento y sanguinario de los cárteles mexicanos de la droga, el secuestro y el tráfico de migrantes es, a no dudarlo, uno de los golpes más severo que el Estado ha infligido al narcotráfico durante los últimos años, y un éxito que no debe regatearse al gobierno de Enrique Peña Nieto, más aún si se toma en cuenta que ocurrió sin que se disparara una sola bala, con un cuidadoso trabajo de inteligencia y coordinación, ejes sobre los que, se asegura, descansa una nueva estrategia contra el crimen organizado. Son —dijo ayer mismo el Presidente— “tiros de precisión contra el narcotráfico”.

Los apologistas de los desgobiernos del PAN dirán que Felipe Calderón detuvo al antecesor de El Z-40 y fundador de Los Zetas, Heriberto Lazcano Lazcano, lo cual es cierto aunque con significadas diferencias que no deben olvidarse en el análisis: la captura de El Lazca fue producto de la casualidad, en un operativo cruento, donde murió el narcotraficante, y empañado por el ridículo pues el cadáver fue robado de la funeraria donde era velado, lo que dejó a todos sin la principal evidencia de la muerte del capo.

El caso es que El Z-40, acompañado de su contador Abdón Federico Rodríguez García y de su guardaespaldas Ernesto Reyes García, fue aprehendido a las tres de la mañana con 45 minutos del lunes pasado.

Trabajos de inteligencia de la Marina habían corroborado que el jefe zeta se movía por caminos de terracería entre Coahuila y Tamaulipas, razón por la cual se desplegaron puestos de vigilancia terrestre y aérea, mediante los cuales se le siguió la pista durante cinco meses.

Desde uno de esos puestos fue detectada la camioneta pick up Ford color gris, modelo 2013 Super Duty. Transitaba por un solitario camino, a 27 kilómetros al suroeste de Nuevo Laredo, Tamaulipas, en el tramo que conecta Anáhuac, Nuevo León, y Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Un helicóptero artillado Black Hawk de la Armada sobrevoló el vehículo, bajó casi hasta topar con el parabrisas, lo interceptó y detuvo. Lo “pisó”, dicen en la jerga. Infantes de marina, entre tanto, rodearon y detuvieron a las tres personas que viajaban en la camioneta.

Este golpe corta la cabeza a Los Zetas aunque no se puede ser tan ingenuo como para creer que no crecerá otra en esa hidra de mil que son los cárteles de la droga. En este caso es previsible que el liderazgo lo asuma Omar Treviño Villarreal, El Z-42, hermano del capturado, por cuya cabeza el gobierno mexicano ofrece 30 millones de pesos y el de EU 5 millones de dólares.

Los zetas surgieron en 1999, cuando Arturo Guzmán Decena, El Z-1, reclutó a desertores de los Grupos Aeromóviles de Fuerzas Especiales del Ejército que participaban en operaciones contra el cártel del Golfo en Tamaulipas. Un primer grupo se conformó con 40 de esos desertores para ser la guardia de seguridad del capo Osiel Cárdenas. Cuando éste fue extraditado a EU, el cártel del Golfo se dividió en dos células: una encabezada por su hermano Ezequiel Cárdenas Guillén, El Tony Tormentas, y Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss (ambos ya detenidos); y el otro liderado por El Lazca y El Z-40. A la muerte de aquél, en octubre pasado, en el municipio de Sabinas, Tamaulipas, Treviño Morales se convirtió en el máximo jefe del violento cártel.

El Z-40 escaló posiciones dentro del grupo delincuencial sin ser parte de los militares desertores de élite que lo fundaron y conformaron. Sin embargo, destacó entre ellos por su violencia y crueldad. A Treviño Morales se le acusa, entre otros muchos delitos, del secuestro y masacre de 255 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, en agosto de 2010 y abril de 2011; del ataque al casino Royale de Monterrey, en el que murieron 52 personas el 25 de agosto de 2011; de la matanza de 44 reos y fuga de otros 37 del penal de Apodaca, Nuevo León, en febrero de 2012, y del asesinato de Eduardo Moreira, hijo del ex gobernador de Coahuila Humberto Moreira en octubre pasado.

De su detención, en consecuencia, debemos congratularnos, pero Joaquín El Chapo Guzmán, ¿cuándo?



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 12 de julio de 2013

Objeciones de la Memoria / La importancia del petróleo

La importancia del petróleo


Imagen






Cuando el gobierno piensa privatizar algún bien público, lo primero que se echa a andar es la maquinaria de la propaganda. De mil formas intenta convencer a la ciudadanía de las bondades de la privatización. Sin embargo, la historia reciente nos muestra que las privatizaciones neoliberales son un fracaso.

En los últimos 30 años se privatizaron los bancos, las aerolíneas, los ingenios azucareros, las empresas de fertilizantes, los puertos, los aeropuertos, las carreteras y, luego, el gobierno tuvo que rescatarlos. Al privatizar todas esas empresas, el Estado mexicano obtuvo 30 mil millones de dólares pero para rescatarlas de la quiebra producida por sus dueños privados tuvo que gastar 90 mil millones de dólares. Todavía estamos pagando el rescate bancario y ahora nos quieren imponer otras reformas, nuevas contrarreformas neoliberales.

Ahora quieren privatizar Pemex como lo hicieron con otras grandes industrias y ramas económicas. No han podido, no porque no hayan querido, lo han intentado varias veces pero el pueblo no se ha dejado despojar de esa riqueza que es de la nación, que ni siquiera es del gobierno, pero va otra vez a intentarlo para entregarle la riqueza de Pemex a las compañías extranjeras.

En el caso del petróleo una de las líneas a seguir por parte de la propaganda oficial es la de tratar de desvincular al petróleo de la sociedad. Es muy común escuchar que el petróleo no significa un beneficio real más que para la burocracia que administra la empresa y los corruptos líderes del sindicato.

Se omite señalar una realidad que es incuestionable: del petróleo proviene 40% de los recursos del gobierno, lo que quiere decir que cuando se construye una escuela, 40% viene del petróleo; cuando se edifica un hospital 40% viene del petróleo; cuando se le paga a los doctores del ISSSTE o del IMSS, 40% de sus salarios viene del petróleo. También gracias al hidrocarburo se financia 40% de servicios como el agua y la totalidad de los programas de combate a la pobreza.

Si se privatiza esa riqueza el gobierno sería financieramente inoperante. Se tendría que cubrir de manera urgente este enorme hueco en las finanzas públicas, ¿y quién va a pagarlo?: las clases medias y los más pobres, a quienes les van a aumentar los impuestos, mientras que a los que están hasta la cúspide de la pirámide económica no les cobran impuestos, se los condonan y hasta se los regresan.

Por eso quieren aumentar el IVA de 16 a 19% y extenderlo a medicinas, alimentos, libros, transporte, colegiaturas y vivienda, con lo cual le darían un golpe durísimo a la población porque estos rubros constituyen 90% del gasto de las familias de clase media y bajos recursos.

El mismo titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo, reconoció en entrevista con Carmen Aristegui (19/06/13) que “debido al impacto fiscal que una reforma energética tendría”, habría que aplicar una reforma fiscal (entiéndase incremento y generalización del IVA) “con una simultaneidad bastante sorprendente”.

Es decir, no hay privatización del petróleo sin un incremento a los impuestos. De manera automática la venta del negocio del petróleo significaría un encarecimiento generalizado de la vida en este país donde los salarios no suben más allá de seis pesos al año y donde el desempleo no deja de aumentar.

Por eso, defender el petróleo es procurar la tranquilidad de millones de familias. Es asegurarnos que el salario no alcance para menos, es luchar por la certeza de que nuestros hijos tendrán alguna expectativa de futuro.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

GRAN ANGULAR / Violencia: cifras y percepciones

Violencia: cifras y percepciones


Imagen






Los homicidios relacionados con el crimen organizado bajaron 14% en los primeros cuatro meses del gobierno de Enrique Peña Nieto, informó la Secretaría de Gobernación. Dicho así suena muy bien y refuerza la percepción de que, por fin, la violencia criminal cede y que el PRI, de regreso en Los Pinos, va en camino de revertir la inseguridad.

Pero cuando ese fraseo se pone en perspectiva y se somete a análisis, el aserto ya no suena tan bien como quisiéramos. Veamos primero la cifra absoluta y sometámosla a comparaciones:

Del 1 de diciembre de 2012 al 31 de marzo de 2013 se contabilizaron 4 mil 249 homicidios dolosos (presumiblemente ligados al narcotráfico u otras actividades de la delincuencia organizada). Cierto es que se trata de 685 homicidios menos que los 4 mil 934 del mismo periodo del año anterior, esto es, del 1 de diciembre de 2011 al 31 de marzo de 2012, ya en el tramo final del gobierno de Felipe Calderón.

De cualquier manera, la cifra sigue siendo muy alta y sólo comparable con los saldos fatales de países con violencia armada como Siria. En ese país del cercano oriente, desangrado por una guerra civil, la organización civil Human Rights Watch documentó 4 mil 300 muertos por los bombardeos lanzados por el régimen de Bashar al Assad durante los últimos nueve meses. En México son 4 mil 249 muertos en cuatro meses.

El promedio mensual de homicidios en ese primer cuatrimestre de Peña Nieto es de mil 62, una cifra que sigue siendo muy alta aunque sí inferior a las del promedio mensual de los momentos más sangrientos de la guerra contra el narcotráfico lanzada por Calderón.

Ilustrativos de este aserto son los siguientes datos tomados del Atlas de la seguridad y la defensa de México 2012 elaborado por el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia:

El total de homicidios en 2007 fue de 8 mil 868 (promedio mensual de 739); en 2008 de 14 mil 6 (promedio de mil 167); en 2009 de 19 mil 803 (promedio mil 650); en 2010 de 25 mil 757 (promedio de 2 mil 146) y en 2011 de 27 mil 213 (promedio de 2 mil 267).

De manera que: 1. La cifra promedio mensual de homicidios sigue siendo alta aunque por debajo de los meses más sangrientos del calderonismo; 2. Se trata apenas de un primer comparativo que, estadísticamente, no marca tendencia; y 3. La gravedad de la cifra de homicidios, aunque a la baja, la muestra el hecho de que en México haya más muertes relacionadas con el crimen organizado en cuatro meses, que las muertes que hubo en Siria por bombardeos durante nueve meses de guerra civil.

Por eso no es exagerado el aserto del panista Ricardo García Cervantes, nombrado por el actual gobierno priísta subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, de que la equivocada estrategia de seguridad del gobierno de Calderón tiene al país sumido en una verdadera crisis humanitaria de violencia inédita e instituciones debilitadas.

Es claro, aunque el PAN no lo acepte ni le guste, que la estrategia de seguridad de sus gobiernos fue un desastre. También lo es que el gobierno de Peña Nieto trabaja en un cambio mayor de esa estrategia que tiene como uno de los objetivos inmediatos reducir sensiblemente la violencia, combatiéndola con inteligencia y prevención, y no con más violencia, según dijo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Tampoco cabe duda que, como parte de esa nueva estrategia, hay una política de comunicación que ha cambiado la narrativa de la comunicación de la violencia y que ya incide en la percepción sobre la inseguridad. Pero el éxito de reducir la violencia no sólo debe quedar ahí, en fraseos informativos que cambien la percepción de la inseguridad.

Lo deseable es que la estrategia funcione y que la realidad de la violencia sea palpable y documentable.

Qué bueno que Osorio Chong, al dar a conocer la referida cifra de la baja de homicidios en el primer cuatrimestre de Peña Nieto, lo hace sin triunfalismo, con la claridad de que esas cifras igual podrían seguir bajando o subir.

Instantánea

DIÁLOGO. El gobierno federal dio ayer muestra clara de su voluntad de evitar al máximo un enfrentamiento con los maestros de Guerrero. Éstos —ya como parte del Movimiento Popular de Guerrero conformado con otras organizaciones sociales— habían tomado de nueva cuenta la Autopista del Sol. Contingentes de la Policía Federal llegaron a liberar la vía. Les dijeron que, por lo menos, abrieran dos carriles a la circulación. Los manifestantes respondieron que levantaban el bloqueo, pero que avanzarían por la autopista. Así fue y se evitó el enfrentamiento.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 11 de julio de 2013

Manual para canallas / El encanto que provoca tu fragilidad

El encanto que provoca tu fragilidad


Imagen





¿Te ha pasado que no puedes sacar una canción de tu cabeza? Suele pasar, sobre todo cuando extrañas algo o al suspirar por alguien. Así me ha sucedido últimamente, que revolotea en mi cabeza, como un murciélago hiperactivo, ese coro que dicta “podría gritar que me dejes beber de tu sangre”.

Una y otra vez resuena en mi cabeza: “El pensar en ti me hace recordar/ el encanto que provoca tu fragilidad./ Quedarme sentado aquí me puede congelar,/ el hablar de ti me puede delatar”. Y eso que estoy en un bar moderno llamado Pervert Lounge. No me siento muy borracho pero es que me resisto a aceptar del todo mi condición de tipo solitario. Miro a una multitud de cuerpos danzando desaforadamente mientras suena una canción electrónica que no reconozco, aunque me parece que es de David Guetta. Siento un terrible vacío, estoy fuera de lugar, rodeado de veinteañeros reventados, ansiosos, cheleros, enfebrecidos. He ligado a una chava llamada Erika, de pelo corto y blusa semidesabotonada que deja al descubierto un provocativo ombligo, tan sensual como sus caderas prometedoras. Ella no se da cuenta de mi ansiedad y dejamos de bailar para refugiarnos en la barra. Pide otra corona; prefiero un ron cualquiera. Entonces me platica que tiene un vecino que le ha contado que una de sus amigas acaba de morir porque andaba con un chavo que se sentía vampiro y que le chupó, poco a poco, toda la sangre, hasta que ella no tuvo fuerzas para levantarse de la cama y que allí se quedó durante varios días, más de diez. Luego encontraron su cuerpo, escuálido, putrefacto.

Me dan ganas de reír como si el asunto fuera divertido, pero más que nada porque Erika me pregunta: “¿No es una locura?”. Le digo que tal vez sea verdad, por increíble que parezca.

“No inveeeentes”, replica ella en tono súper fresa y continúa, “los vampiros no existen”. Bueno, reflexiona, “sólo en las películas como Crepúsculo”.


-O-


Sonrío con malicia, aunque ella cree que es en tono de burla, así que le aclaro que “eso de Crepúsculo son puras jaladas para adolescentes calenturientos”. Erika me mira como si yo estuviera hablando en rumano. Ella no intuye que está en peligro, que su vida depende de mi buen o mal humor. Su ingenuidad, su expresión de “yo-no-creo-en-tonterías” logran que todo me resulte mucho más excitante y siento un ligero escalofrío de placer y me dan ganas de lanzarme sobre su cuello allí mismo, pero me contengo y sólo la miro fijamente a los ojos. Erika se queda encandilada por unos segundos, se acerca con suavidad y me besa en los labios con humedad concupiscente. Después se aparta, sonríe, me guiña un ojo y retoma el tema de su vecino.

—¿Sabes qué es lo más chistoso de todo? —pregunta y ella misma se contesta— Que Alex, mi vecino, me dijo que aquí fue, en este antro, donde su ex novia conoció al chavo que era vampiro. ¿Tu creeeees? —otra vez lanza ese maldito tono afresado que tanto me fastidia.

—Puedo creer eso y mucho más —respondo—. En este país nada es imposible.

Erika ríe con gracia, como si yo hubiese dicho una barbaridad. Y en ese preciso momento comprendo que sí voy a ahogarme en su níveo cuello.

Y sí, más de madrugada nos vamos a su departamento, donde nuestros cuerpos se incendian. Mientras ella alcanza el clímax le enseño por un momento mis colmillos afilados, pero no los ve porque tiene los ojos cerrados, así que no me otorga el lujo de observar el terror de sus ojos... pero eso no tiene la menor importancia y muerdo su piel, justo abajo del lóbulo de la oreja, y ella grita de placer, de dolor, de pánico... no lo sé.

Observo su pálida silueta sobre la cama. Me visto con calma. Me pongo los audífonos y programo en el iPod esa rolita de Los Amantes de Lola que bien podría ser una especie de himno: Beber de tu sangre. ¡Ja!, suelto una mueca que intenta ser sonrisa, mientras pienso que las cosas a veces son muy chistosas, paradójicas, para nosotros los muertos vivientes. Salgo del departamento poco antes de las cuatro de la mañana, seguro de que tardarán en encontrar su cuerpo, y la tonadilla pegajosa escapa de mi boca mientras me pierdo entre las calles vacías, oscuras todavía: “El pensar en ti me hace recordar/ el encanto que provoca tu fragilidad./ Quedarme sentado aquí me puede congelar,/el hablar de ti me puede delatar./ Podría gritaaaaar que me dejes beber de tu sangreeeee”.




Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 10 de julio de 2013

GRAN ANGULAR / Madero: ¿políticamente muerto?

Madero: ¿políticamente muerto?






El casi seguro triunfo del la alianza PAN-PRD en las elecciones de gobernador de Baja California no es, como se pretende hacer creer, oxígeno suficiente para mantener con vida política al líder blanquiazul, Gustavo Madero. Tampoco es suficiente garantía de continuidad del Pacto por México.

Antes de que las autoridades electorales de BC decidieran invalidar el PREP por supuestas fallas en el algoritmo del sistema, el panista Francisco Kiko Vega aventajaba con 47.15% de los votos al priísta Fernando Castro Trenti, quien tenía 44.15%. El PREP fue invalidado cuando ya había contado 97.09% de los votos.

Se acordó entonces apegarse (aunque los candidatos y los líderes de los partidos ya habían proclamado para sí su triunfo) al resultado del conteo oficial de votos que iniciará hoy, cuyos resultados se darán a conocer el domingo, y el presidente Peña pidió que todos respetaran.

Hay diversas razones para suponer que se reivindicará el triunfo de Kiko: el blanquiazul, después de 24 años en el poder, está mejor evaluado en BC como partido y como gobierno; Castro Trenti no era el candidato de Peña Nieto y recibió poco apoyo del gobierno federal; Jorge Hank, quien no obstante se mostró apoyando al candidato priísta, parece preferir, de acuerdo con sus intereses, otro gobierno del PAN; y el Pacto por México, interés superior a salvar incluso más allá de una gobernatura, que garantizaría su continuidad, con un Madero fortalecido por el triunfo en Baja California, hasta sacar adelante las reformas energética y hacendaria.

Por supuesto que el eventual triunfo del PAN en BC dará oxígeno a Madero. Pero la duda es si será suficiente. La derrota, claro está, hubiera sido su inmediata sepultura y la victoria, de concretarse, lo mantendrá por lo pronto. Pero la debacle en el PAN es de tal envergadura que es muy poco probable que el chihuahuense pueda reelegirse, casi tan improbable como que el senador Ernesto Cordero alcance el liderazgo partidista. Es más, hay panistas de abolengo que consideran que el futuro del partido dependerá de un liderazgo de conciliación que no recaerá necesariamente en un maderista o en un calderonisa.

Ahora bien, en términos medibles, las cuentas que entrega Madero no son ni con mucho espectaculares: de los 13 estados en que hubo elecciones de ayuntamientos, el PAN sólo ganó cinco capitales (Mexicali, Aguascalientes, Puebla, Tlaxcala y Saltillo), mientras que el PRI ganó ocho (Chihuahua, Durango, Oaxaca, Chetumal, Culiacán, Ciudad Victoria, Jalapa y Zacatecas). Y de los 13 estados en que hubo elecciones de Congreso, el PAN sólo ganó la mayoría en cuatro (Baja California, Oaxaca, Puebla y Tlaxcala), mientras que el PRI la ganó en nueve (Chihuahua, Aguascalientes, Durango, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas).

Por otra parte, un buen número de gobernadores del PRI se pasaron por el arco del triunfo el pomposo adendum del Pacto en el que se comprometieron a no intervenir en los comicios, lo que tiene muy molestos a la mayoría de los panistas, incluso a los maderistas.

Éste reconoció ayer mismo la posibilidad de ni siquiera buscar ya la reelección: “Si soy un factor para ayudarle al partido lo analizaré con mucho gusto y si no, también me retiraré”. Suena pues a que no va. Y sin él al frente del PAN, se complica el futuro del Pacto.

¿Del PRD? Bueno, su líder Jesús Zambrano parece haber obtenido algunos beneficios de permanencia con los resultados obtenidos gracias solamente a una alianza con el PAN que, al parecer, ya dio todo lo que podía dar. Pero el control de Los Chuchos sobre el partido podría garantizar su permanencia en el Pacto, no obstante las violaciones al adendum y las diferencias manifiestas sobre el alcance de la reforma energética. Ya se verá.

Instantánea

DESASEO. A todos tomó por sorpresa la decisión del secretario Emilio Chuayffet de designar a Fausto Alzati como director general de Televisión Educativa. Incluso a Fernando Mora, quien ocupaba el cargo. A él se le pidió que recibiera a Alzati y supuso que era para echar a caminar algún nuevo proyecto, pero llegó a pedirle la oficina. Alzati regresa así a la SEP, aunque no como secretario, cargo que tuvo en diciembre de 1994, sólo en los primeros días del gobierno de Ernesto Zedillo, por asumirse con el grado académico de doctor sin serlo, de ahí que a aquel episodio se le conociera como el de Fausto Falsati.

 


Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

Historias, Recuerdos y algo mas / Buscando quimeras

Buscando quimeras


Imagen






Hay personas que se enamoran con facilidad y que sienten amar con pasión desmedida a la pareja en turno, lamentablemente he sido uno de ellos y duele, por supuesto que duele, es un error quizá muy grave pero menos grave que no amar nunca por tanto no podría decir que me arrepiento.



Algunos locos soñadores pasamos la vida buscando quimeras, refugiándonos en el oasis que mitigue nuestra sed de amor, y pasan los años y seguimos tras espejismos que se desvanecen ante la realidad cruda pero cierta de que no existe la persona ideal que nuestra mente y nuestros anhelos van formando de cada persona con quien mantenemos una relación, algunos no se dan cuenta a tiempo y dejan pasar los años sin cristalizar jamás una relación estable, otros por fortuna podemos percatarnos a tiempo y mirar las cosas desde otra perspectiva y no continuar en vanos sueños que si bien son bellos no se materializan jamás por que esa perdona que nuestra mente idealiza solo es un humano mas, con las virtudes y defectos que son inherentes a todo ser humano, nuestra mente idealiza de tal manera que magnificamos sus aciertos y virtudes y le ponemos en un altar del que fácilmente caerá al darnos cuenta que la perfección no existe y que como humanos caminamos por un sendero que nos ofrece cosas buenas y algunas malas, que nuestra eterna dualidad nos hace ir de blanco a negro cruzando por todos los tonos de gris que podamos imaginar.



Cuando conocí a Joss era una chica alegre y divertida y dado mi estado emocional de la época le empecé a encontrar muchas cosas positivas, pero ella como cualquier otra persona, hombre o mujer tenía también sus contrastes y a veces su parte oscura era superior a lo que mi idealización respecto a la mujer "perfecta" podía tolerar, llegó el momento después de dos o tres situaciones que mi estupidez idealizante no admitía, en que ya no quise tomarla en serio y si bien era divertido estar a su lado no toleraba muchas de esas cosas que en un principio fueron las que me atrajeron de ella, siempre he sido egoísta y posesivo, con Joss quizás lo manifesté al extremo y me comportaba exigente y a veces incluso violento, para evitar mis derrames de bilis y lastimar a Joss opté por alejarme de ella, aunque sin el valor de decirlo de frente, solo me distanciaba, actuaba de manera que bien sabía a ella no le agradaba y fui espaciando mis salidas con ella, mas por alguna razón que no comprendía ella se mantenía cerca de mi y cuando yo hacia lo posible por no estar cerca de algún modo ella estaba al pendiente.



Cometí incluso la estupidez de andar con otras sin importarme que Joss se enterara y cuando venía el fracaso en la relación Joss aparecía a mi lado para apoyarme, trasmitirme fortaleza y ayudarme con cuerpo y alma a pasar esos amargos tragos, tantas veces llegó al auxilio, cuantas veces ella fue a rescatarme de algún bar de mala muerte y soportando incluso mis malos modos ella permanecía a mi lado por el tiempo que yo quisiera que estuviera, sin reproches, con algunos pequeños insultos esperando que tal vez así reaccionaría, muchas veces me dijo que era un pobre estúpido o que cuando carajos iba a madurar pero lo hacía de una manera cariñosa y durante muchos años eso fue mi constante, fueron muchas las veces en que fue mi paño de lágrimas, sus brazos el soporte para no caer y su cuerpo el alivio a mis frustraciones pero por fin un día, de algún modo la neblina que cubría mis razonamientos permitió el pasó de un ligero destello de luz y poco a poco muchas cosas se aclararon, así pude darme cuenta que Joss era la persona ideal, que lo que siempre busqué estuvo a mi lado muchos años y yo persiguiendo sueños no valoré en la justa medida, de algún modo la estupidez que me acompañó por años se desvaneció, las tinieblas se disiparon y ahí estaba Joss, de entre la bruma pude distinguir esa conocida silueta, esa mirada tierna con todo y la sonrisa burlona y pude mirar en sus ojos un destello de amor, del amor que busque con ahinco y mi estupidez no me permitía ver que siempre estuvo a mi lado.



Hoy ya no busco quimeras, la realidad supera cualquier estúpido sueño y agradezco que pude escuchar de sus labios decirme: te amo y cuando le dije perdóname ella me respondió no hay nada que perdonar y extendiendo sus brazos me dijo bienvenido a casa y sentí el abrazo como el manso refugio que busqué toda mi vida y escuché su corazón latir al ritmo del mio y nuestras bocas se buscaron, lágrimas rodaron por nuestros rostros, nuestros cuerpos se entregaron a un ritmo que nunca sentí en tal sintonía, la noche nos envolvió en su silencio, silencio que rompían nuestros suspiros y algún ocasional te amo de parte mía y mi amado estúpido de la suya. Hoy en la tranquilidad de nuestros días agradezco a Dios o el Destino o a quien sea que tenga que agradecerle por haberme brindado la oportunidad de darme cuenta a tiempo que el amor y la mujer ideal estuvo y se mantuvo siempre a mi lado, espero que cuente yo con el tiempo suficiente, los años necesarios para darle a esa mujer lo que ella ha ganado, lo que ella merece, lo que yo en mi entupida ceguera tanto años no le brindé, gracias por amarme así, gracias por comprender, por la espera, por la roca que tanto escalaste, gracias por dar sin pedir, por amar, por creer y confiar, por enseñarme que el amor no es la complicada historia, una novela, el amor es simplemente dar y acaso recibir, gracias por ser parte de mi vida tantos años, por existir, te amo Joss.



Demian
Historias, Recuerdos y algo mas

lunes, 8 de julio de 2013

GRAN ANGULAR / Red de corrupción en Tlalpan

Red de corrupción en Tlalpan


Imagen





Una red de extorsión opera en la delegación Tlalpan del Distrito Federal. Hasta ahora, no ha alcanzado a la jefa delegacional Maricela Contreras Julián, pero el hilo de la madeja llega hasta su director Jurídico y de Gobierno, Gustavo Adolfo Roque López, a quien ya investiga la Procuraduría General de Justicia del DF. Son nueve las denuncias penales que describen la forma en que opera esta red de corrupción.

Víctimas de ella son comerciantes y prestadores de servicios de Tlalpan, quienes el viernes pasado documentaron su denuncia hasta con videos tomados por cámaras de seguridad de los negocios extorsionados.

Armando García Benhumea, secretario particular del director Jurídico, Roque López, se presenta en los establecimientos mercantiles de la demarcación y exige a los dueños de 30 mil a 140 mil pesos o, de lo contrario, amenaza con clausurar los negocios.

En la denuncia penal presentada el martes pasado, una de las víctimas refiere que “Armando (García Benhumea) le indicó que debería pagarle una cuota “por inscripción” de 30 mil pesos y, mensualmente, 9 mil pesos a cambio de no molestarlos y dejarlos trabajar”.

Otra de las víctimas refiere que García Benhumea lo citó en la delegación y le dijo que la “colegiatura” subiría a 15 mil pesos mensuales, mismos que le entregó el pasado 16 de junio. En ese momento —agrega el denunciante— García Benhumea tomó su teléfono celular y dijo: “Jefe (presumiblemente el director Jurídico y de Gobierno, Roque López), Los Baby ya le entraron a la nueva colegiatura”.

Incluso, el contralor general del gobierno del Distrito Federal, Hiram Almeida, revela que los integrantes de la red de corrupción investigada en Tlalpan han llegado a pedir hasta 140 mil pesos para no clausurar el giro.

De acuerdo con las pesquisas de la PGJDF, el director Jurídico y de Gobierno de Tlalpan le pidió al consejero presidente del Instituto de Verificación Administrativa, Meyer Klip, que realizara inspecciones de verificación y clausura de algunos negocios de la delegación Tlalpan, muchos de los cuales son denunciantes que se han negado a la extorsión.

Meyer Klip le envió un oficio al contralor general del GDF en el que consta que el funcionario de Tlalpan le pidió una reposición de sellos y vistas de verificación en establecimientos de Prolongación División del Norte.

El pasado 21 de junio, García Benhumea fue detenido en flagrancia cuando cobraba un pago de 40 mil pesos. Con él fue aprehendido Javier Martínez Valdez, inspector de la delegación. Ambos están en prisión, bajo proceso y sin derecho a la libertad bajo fianza.

Bien haría la jefa delegacional Maricela Contreras Julián, ex diputada federal y ex asambleista de la ciudad de México por el PRD, en facilitar la investigación contra sus funcionarios y pintar su raya, si es que nada tiene que ver en esta red de corrupción.

Instantáneas

1. ELECCIONES. Al momento de escribir esta columna faltaban dos horas para que cerraran las casillas electorales en Baja California y una para que lo hicieran los otros 13 estados que tuvieron elecciones. La jornada había transcurrido entre acusaciones de irregularidades entre el PRI, el PAN y el PRD. Uno de los incidentes más graves hasta ese momento fue la detención en Cancún de 40 sujetos con bates, varillas, varas de bambú ceñidas con cinta adhesiva y otros objetos contundentes, parte —según denuncias locales— de un grupo de choque conformado por al menos 200 individuos, bajo las órdenes del ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz. Tanto el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, como el presidente municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde, intercedieron, sin conseguirlo, para la liberación de los detenidos.

2. HEAVEN. Seis semanas se han cumplido del levantón de 12 jóvenes de Tepito en el bar after Heaven de la Zona Rosa. Y conforme pasa el tiempo se reducen las posibilidades de encontrarlos con vida. Hay tres sujetos formalmente presos por secuestro agravado: el socio del bar, Mario Rodríguez Ledezma (cuyo hermano Dax fue encontrado calcinado en Huitzilac, Morelos), el jefe de seguridad del local, Gabriel Carrasco Ilizaliturri, alias El Diablo, y el empleado Andrés Estuard Henonet González, alias El Andresote. Mario Rodríguez Ledezma reconoce que fue informado que se preparaba el levantón por el gerente del bar, Ismael García Polo, alias El Polo, e informa que el grupo armado que realizó el secuestro es encabezado por un sujeto al que apodan El Javi. Tanto éste como El Polo son considerados por la PGJDF como los autores intelectuales y materiales del plagio, cuyo móvil es una venganza entre cárteles del narcomenudeo.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 4 de julio de 2013

Manual para canallas / Quemar el tiempo pasado

Quemar el tiempo pasado


Imagen






Miraba a través de la ventanilla, como quien sólo deja que se pierda la mirada, y yo noté su perfil hermoso. Entonces la chica volteó, se dio cuenta que yo la observaba y luego me sonrió con una sonrisa tipo “la vida pasa rápido”.

Lo único que hice fue esquivar sus ojos, giré la cabeza y de inmediato pensé “¡qué idiota soy!”, le hubiera sonreído también. Fue tarde, porque intenté encontrarme de nuevo con su mirada y con su sonrisa, pero ella ya había vuelto a concentrarse en el paisaje urbano. Entonces se bajó del colectivo a unas cuadras del Metro. Pude haberla seguido, pero supe que era demasiado forzado y que si el destino lo proponía, volveríamos a encontrarnos. Lo que sí comprobé, mientras doblaba la esquina, era que su silueta lucía hermosa. Pasaron un par de meses y volví a encontrarme sentado junto a aquella mujer de sonrisa melancólica y perfil maravilloso. Tampoco quise hablarle ni seguirla, aunque descendió del transporte en la misma esquina. Por algo pasan las cosas, reflexioné, y me di ánimos pensando que la próxima vez que la encontrara entonces sí me animaría a abordarla. Todavía coincidimos en un par de ocasiones, aunque tampoco tuve el valor para hablarle. Otra vez supuse que habría una oportunidad más adelante, para justificar mi falta de valor. Hasta que me cambié de trabajo y modifiqué mis rutas, así que no volví a encontrarme con la mujer de mis sueños, porque llegué a soñarla un par de veces. Bueno, es el destino, me resigné. Pero había olvidado algo que, como sugieren en la película 500 días con ella: “No puedes atribuirle un gran significado cósmico a un simple suceso terrenal. Una coincidencia, eso es todo lo que cualquier cosa siempre es, nada más que una coincidencia”. Y entonces recordé que cuando estudiaba la universidad con frecuencia me encontraba a una chava que vivía por mis rumbos, aunque en otra colonia. Nunca nos hablamos, aunque era recurrente que nuestras miradas chocaran. Y cuando la sorprendía, ella estaba observándome y al verse descubierta llegaba a sonrojarse. Años después coincidimos en una reunión de una amiga en común y Gisela, que así se llamaba, me comentó que ella había estudiado Diseño Gráfico y que sabía que yo era egresado de Ciencias de la Comunicación; de hecho sabía más cosas, como me contó, porque entonces yo le gustaba y creía estar enamorada de mí. “Pero luego me curé, se me quitó con el tiempo”, bromeó. Yo le pregunté la razón por la que nunca me habló. “Es que yo era muy tonta”, rió con un gesto encantador, “no, la verdad es que era muy tímida y pensé que nunca te fijarías en mí”. En eso tenía razón, no es que no fuera bonita, pero a mí no me atraía. Como sea, nos volvimos buenos amigos y aún coincidimos de vez en cuando, aunque ella no deja de preguntarse algunas veces qué habría pasado si se hubiera atrevido a hablarme camino a la escuela. “Tal vez no me hubiera casado y ahorita no estaría felizmente divorciada”, bromeó la última vez que nos vimos. Y no pude evitar imaginar qué habría sido de mi vida si yo hubiera aprovechado algunas coincidencias con un par de mujeres que me gustaban. No, es verdad, nunca hay que escudarnos en eso de que “así lo quiso el maldito destino”.


-O-


Por ello es que de un tiempo a la fecha, aprovecho el cruce de caminos. Así conocí a la mujer de mi vida, un día que estábamos frente a frente, mirándonos a los ojos. Aquella misma tarde la besé y amanecimos juntos, con la promesa de que nos veríamos pronto. Aunque a decir verdad, eso aún era incierto. Y sucedió, no como un evento cósmico ni un mandato divino. Sólo sucedió y poco a poco se fue instalando en mi vida, como canta Sabina: “No hay nada mejor/ que encontrar un amor a medida./ Como otras parejas,/ tuvimos historias de celos,/ historias de gritos y besos,/ de azúcar y sal”. En efecto, hay noches que dormíamos sobre nubes de terciopelo y en ocasiones hacíamos el amor en un sendero de fuego, pero había madrugadas que dormitábamos sobre una cama de clavos. Días buenos, como noches malas. Nada es perfecto, pero tampoco es cosa del destino ni hay que pedir ayuda divina para los desperfectos que un mismo puede arreglar. Por desgracia, el tiempo nos carcomió las rutinas y dejamos que los rencores se nos hicieran jaurías. Ya no estamos juntos, no sé si volveremos a vernos, pero lo que tengo perfectamente claro es que la echo de menos con demasiada frecuencia. Sobre todo cuando me acechan los insomnios con sus maullidos de gato de azotea, en esos momentos en que no puedo cerrar los ojos y me imagino frente a ella, musitándole esa maravilla de Draco que dice algo como “besar tus ojos ojos oscuros,/ dejar atrás las heridas; dormir, dormir pegado a tu pecho./ Esto es vida./ Cerrar mi mano en tu mano/ y beber tu dulce saliva./ Meter mi cuerpo en tu cuerpo. Esto es vida”. En verdad que eso era vida, sin duda alguna, me susurra la melancolía cuando me suena conocida: “Vamos a hacer nuestra casa en el cielo,/ en el cielo de alguna selva./ Cultivar el amor en rama/ y plantar estrellas./ Beber amor cada noche/ y comer amor cada día. Esto es vida”. Para no atribuirle todo a un suceso cósmico, la próxima vez que tenga en frente a la mujer de mi vida le diré quedito, con mi aliento junto al suyo, que deberíamos “quemar el tiempo pasado,/ dejarlo todo en la huida, estar desnudos de todo”, porque eso, eso es vida.



Roberto G. Castañeda
Manual para canallas

El Gráfico

miércoles, 3 de julio de 2013

Historias, Recuerdos y algo mas / Decir amigo

Decir amigo


Imagen






He escuchado a grandes guitarristas, a algunos he tenido la suerte de verlos en acción, claro, esto varía según los gustos pero coincido con mucha gente en que los mejores son: Steve Vai, Eric Clapton, Jimi Hendrix, Carlos Santana, Jimmy Page, Kurt Kobain, Keith Richards, Eddie Van Halen, Johnny Winter, John Petrucci, Joe Perry, o David Gilmour, pero nunca he escuchado a nadie tocar ese instrumento como mi amigo Ricardo.



Ricardo fue mi amigo varios años, luego, por sus ocupaciones o las mías o ambas dejamos de vernos, los años pasaron y le perdí la huella pero el recuerdo de nuestra amistad perdura, nos conocimos por casualidad en casa de una chica con la que yo mantenía una relación y el tenía mucha amistad con la hermana, Ricardo siempre con su guitarra al hombro como eterna compañía, la primera vez que le escuché la primera impresión fue de enfado, de fastidio, el a petición de las chicas y la mamá tocaría algunas melodías, el preámbulo fue lo fastidioso, Ricardo sacó la guitarra del estuche junto con un paño y durante varios minutos comenzó a limpiarla frotando con desesperante lentitud la madera, después de la minuciosa limpieza revisó los acordes, yo escuchaba bien, pero el comenzó a tensar y destensar cuerdas hasta que a su parecer estaba correcta la afinación, a mi me pareció igual que cuando inició el ritual, mi enfado terminó cuando escuche los sonidos que sus manos comenzaron a extraer del instrumento.


Ricardo consiguió dejarme boquiabierto, yo tocaba guitarra y teclado, había estado en un trio de música romántica y en un par de grupos de rock, pero jamás había escuchado una ejecución con la maestría de Ricardo y por supuesto yo no me acercaba a su calidad ni en sueños, sus interpretaciones fueron de una variación que no imaginé, toco Rock, algo de Zeppelin y algo de Santana, clásica, música ranchera, flamenco y al escucharle uno pensaría que no era una sino al menos tres guitarras las que ejecutaban la melodía, pero yo estaba frente a el y realmente era una sola persona tocando magistralmente una guitarra, para mi desgracia la presunta suegra le comentó a Ricardo que yo también "tocaba" guitarra y mi novia presumió que estaba en un grupo conocido en el rumbo, yo en ese momento lo que deseaba era que la tierra me tragara al estar seguro que si bien no tocaba mal ante Ricardo solo haría el ridículo, para mi fortuna no había guitarra a la vista, error, Ricardo vivía enfrente y fue por una para que tocáramos juntos, bueno me gustó el detalle de su parte de explicarme algunos detalles, decirme sígueme en tal tono y no tocar algo muy difícil, creo se escuchaba bien y ese fue el inicio de la amistad que duró varios años y continuó aun cuando mi relación con aquella chica terminó.


Fueron noches de reunirnos a tocar y luego seguir un rato de bohemia, se fueron integrando un par de amigos que llevé, uno del grupo en el que tocaba y otro de la época del trio, varias veces alguno del los vecinos nos preguntaron cual era el disco que escuchábamos o que grupo interpretaba, sonreíamos y les aclarábamos que eramos nosotros, ante su mirada de duda les invitábamos a entrar a la habitación en que tocábamos y así nos hicimos poco a poco de un grupo de admiradores y una que otra fan. Todos coincidían en que a veces era molesta la extrema seriedad de Ricardo pero se compensaba en cuanto empezaba a rascar las cuerdas a su guitarra, a ni lo único que me resultaba enfadoso de el era su consabido ritual de limpieza de su guitarra y no se diga cuando sacaba una hermosa guitarra, regalo de su difunto padre, no, no...era desde la forma de limpiarla y agarrarla hasta el nunca permitir que nadie la tocara, en todos los años de amistad solo a mi me extendió en dos o tres ocasiones esa guitarra para que la tocara.


Algunos años después de no ver mas a Ricardo me encontré a un vecino suyo y por supuesto le pregunté por el, le dije que había ido dos o tres veces a su casa a buscarle y que jamás abrieron la puerta, el me dijo que la casa estaba abandonada por que al morir la hermana mayor de Ricardo este prefirió buscar otros horizontes y se marcho de su casa y de la ciudad, me comentó que alguna vez le vio llegar ocasionalmente, permanecer en el interior solo unos minutos y volverse a marchar, agregó que en una ocasión se encontraron de frente e intercambiaron saludos y que le presentó a su pareja, con morbo me preguntó si sabía que Ricardo era gay, no realmente nunca lo supe ni me di cuenta de algún tipo de preferencias de mi amigo pero eso no me importa ni me hubiera importado por que yo siempre vi en el a un virtuosos de la guitarra y el talento definitivamente no tiene sexo. Amigo Ricardo, siempre nos dijimos amigo y eso es especial, decir amigo significa mucho mas de lo que mucha gente de raciocinio limitado pueda comprender, espero seas feliz donde quiera que te encuentres.



Demian
Historias, Recuerdos y algo mas

GRAN ANGULAR / Graco y los niños de la guardería

Graco y los niños de la guardería


Imagen





Si la sustracción de 10 niños de un Centro de Desarrollo Infantil de Cuernavaca fue, como aseguran en la casa de gobierno de Morelos, un falso secuestro para extorsionar a sus padres, muy grave es que las autoridades del estado no sean capaces de garantizar la seguridad ni siquiera en las escuelas, y que la delincuencia ya no tenga consideración alguna ni con los más inocentes e indefensos de nuestro lastimado y fragmentado cuerpo social.

Si no fue así —porque lo explicado hasta ahora no parece verosímil— entonces cabría preguntarse frente a qué estamos. Y eso abre una gama de posibilidades que sugieren desde la posibilidad de que los propios maestros de un kínder sean cómplices de secuestradores o de bandas de trata, hasta la especulación de un montaje del gobierno de Graco Ramírez que —según sus promesas de campaña— ya debería haber expulsado a la delincuencia y traído la paz a Morelos a estas alturas del año, en lugar de estar aguantando marchas que exigen seguridad (como la del domingo) y a las que se avienta el tiro de responderles que no tiene una varita mágica.

Juzgue usted:

El Cendi de la comunidad de Chamilpa, al norte de Cuernavaca, recibió una llamada aproximadamente a las 11:49 de la mañana, en la que se ordenaba sacar a los niños del kínder y llevarlos al hotel España, en el centro de la capital morelense o de lo contrario les harían daño a los menores. Dos mujeres y un maestro se llevaron a los niños en dos taxis del sitio Alianza hasta el hotel en el que —se les dijo— esperaran instrucciones.

A las cuatro de la tarde, el gobernador Graco Ramírez publicó un tuit en el que informaba: “Estamos actuando en coordinación para salvaguardar la vida de los niños que fueron sustraidos del kínder”. Unos minutos después publicó otro tuit: “Rechazamos esta provocación de la delincuencia, es un desafío más para que no se siga deteniendo delincuentes”. Ya casi a las cinco de la tarde un tuit más: “Ya están localizados los niños, ya tenemos detenidos, los niños bien y a salvo, ni un paso atrás, seguiremos, somos más los que queremos paz”.

Cuando Graco publicó el primer tuit, el que daba cuenta de la “sustracción” (a las cuatro de la tarde) los 10 niños ya llevaban 20 minutos de haber sido encontrados. Eran las 15:40 horas cuando se les resguardó en el hotel España mientras comían con el maestro y una joven de 14 años.

Este reportero habló a las 17:30 horas con el secretario general de Gobierno Jorge Messeguer, quien puntualizó: 1. Que la llamada recibida en el kínder procedía del penal de Altamira, Tamaulipas (al igual que otras 30 que han detectado para extorsionar); 2. Que fue el hermano de la directora del Cendi el que recibió la llamada y se llevó a los niños; 3. Que ningún maestro ni autoridad de la guardería reportaron la llamada ni la sustracción de los niños; 4. Que fueron los padres quienes reportaron la desaparición directamente a la Secretaría de Gobierno; y 5. Que nadie del hotel reportó la inusual llegada de 10 niños con un maestro y dos mujeres.

Después, ya en conferencia de prensa, Alicia Vázquez Luna, secretaria de Seguridad Pública de Morelos, informó, sin dar más datos ni explicaciones, de un secuestro virtual y que ya había detenidos. Según se pudo indagar, se trata de la directora del Cendi y de su hermano el maestro.

Algo muy raro hay en esto y las especulaciones de montaje —que son hasta ahora sólo eso— han sido alentadas por el protagonismo mediático de Graco.

Instantáneas

1. ¿PARAR EL METRO? El diputado de la Asamblea Legislativa del DF Fernando Espino Arévalo quiere poner en jaque a la ciudad al parar tres líneas del Metro y de paso tensar la buena relación entre el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, y el presidente Enrique Peña Nieto, echando por delante a los trabajadores que lidera como secretario general, desde hace 40 años, del sindicato del Metro. Quiere Espino quedarse con 2 mil 300 plazas de trabajadores de confianza, lo que equivaldría a que 98% de la plantilla del Metro fuera sindicalizada. Si no se resuelve su demanda iniciará mañana una protesta de brazos caídos y la semana próxima amenaza con parar tres líneas.

2. PREGUNTA: ¿Quién será el funcionario del GDF a quien la PGR trae bajo la lupa por la inexplicable fortuna que ha amasado a su paso por cargos del gobierno capitalino y de la propia Procuraduría?



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico