viernes, 31 de enero de 2014

Objeciones de la Memoria / Las causas de Morena

Las causas de Morena


Imagen







Morena nace como partido. En un país en donde los partidos y la política son repudiados por grandes sectores de la población, no es un dato menor que más de medio millón de mexicanos que en su mayoría nunca han formado parte de estructuras políticas se hayan sumado al objetivo de construir una organización que los represente.

También es muy significativo que a pesar de sufrir dos escandalosos fraudes electorales como el de 2006, además de la compra descarada de la presidencia en 2012, la gente funde Morena para insistir en la vía electoral para lograr la transformación del país.

Morena representa el hartazgo ciudadano respecto a la política tradicional y su confianza en la lucha electoral y pacífica para derrotar a los partidos que en la historia nacional han dejado un rastro de corrupción, irresponsabilidad y fracaso.

La ideología de Morena se basa en la historia nacional, en las grandes gestas de nuestro pueblo por conseguir independencia, justicia, igualdad y paz, pero también en la historia de las familias que con base al trabajo honrado y al esfuerzo luchan día a día por sacar adelante a los hijos, por hacerse de un patrimonio, por llevar el pan a la mesa.

Este nuevo partido se suma a las grandes causas de la nación como la defensa de la soberanía nacional y de sus recursos naturales, de la educación pública, de los derechos sociales en la misma medida en la que hace suyas las causas de las personas que salen a diario a trabajar de manera honrada aunque el salario no alcance, aunque la vida sea cada día más dura, aunque los políticos tradicionales digan a diario que el que no transa no avanza.

La aspiración de Morena es construir una nueva realidad donde los servidores públicos y los representantes populares sean respetables y honestos, donde los cuerpos policiacos cuiden genuinamente a las personas y sean un factor de seguridad, donde los hospitales procuren la salud de la gente y estén al alcance de todos, donde la ley sea realmente sinónimo de justicia, donde el esfuerzo sea recompensado, donde las personas valgan más que los objetos, donde la libertad de las personas esté por arriba de la libertad del mercado, donde el estudio y el trabajo sean el camino al progreso y la corrupción se castigue.

Morena representa la justa indignación del pueblo, pero también su voluntad pacífica de cambio. Destaca que en su primer participación en un proceso electoral, que será en 2015, destine 50% de sus candidaturas uninominales a ciudadanos sin partido y con reconocimiento social, además de que sus espacios plurinominales serán definidos mediante un sorteo para evitar “la grilla” interna y asegurar igualdad de condiciones a los aspirantes.

El objetivo de Morena no es asegurar la carrera política de sus miembros, sino ser de verdad un instrumento de cambio al servicio de la gente.




Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

Gran Angular / La carta y la marcha

La carta y la marcha


Imagen





El miércoles en la tarde, Cuauhtémoc Cárdenas, Ifigenia Martínez y Porfirio Muñoz Ledo, fundadores distinguidos del PRD, enviaron una carta a Andrés Manuel López Obrador en la que lo invitan a estar en la marcha contra la reforma energética que se llevará a cabo hoy del Ángel de la Independencia al Zócalo, a las cuatro de la tarde.

La misiva llama al líder de Morena a participar para mandar “un mensaje de unidad”, en este “momento histórico” en el que “de manera alevosa e ilegal la mayoría PRIPANista en el Congreso Federal y los estatales, han aprobado la reforma energética que implica el más grave retroceso en términos de la soberanía y del desarrollo futuro”.

Le dicen: “Vamos a unirnos, vamos a sumarnos más allá de nuestras diferencias, guiándonos con lo que decía Vicente Guerrero: ‘La Patria es primero’”.

AMLO contestó anoche desde Teapa, Tabasco, que no marchará con Cárdenas porque ya tiene compromisos en ese estado, donde permanecerá hasta el domingo próximo. Pero reiteró, para no dejar dudas, la posición que asumió frente al PRD desde que el que fuera su partido se sumó al Pacto por México: “No vamos a hacer alianza porque sus dirigentes se entregaron a Peña Nieto, transaron con él, causaron daño, aprobaron el aumento de impuestos y abrieron la puerta para que se privatizara el sector energético”.

Es una lástima que las fuerzas políticas y sociales que buscan revertir esa reforma (porque saben y entienden que en el fondo modifica el pacto social surgido de la Revolución), no puedan reivindicar unidos su exigencia.

Pero decir que eso es consecuencia de una lucha de vanidades en la que López Obrador no soporta que Cárdenas sea el único orador de la marcha de hoy y le arrebate sus históricas banderas, es un análisis tan limitado como estúpido.

Empecemos por dejar muy claro lo que las organizaciones de la izquierda social que marcharán hoy precisaron ayer: la convocatoria es una iniciativa ciudadana, no del PRD ni de su fundador. Ellos se sumaron a esa convocatoria ciudadana. Es más, lo que el ingeniero Cárdenas leerá hoy en el Zócalo ha sido producto de reuniones de discusión de acuerdos y de consensos, y él aceptó ser la voz de esos acuerdos tendientes a revertir la reforma energética. Tampoco cabe decir que AMLO no soporta que Los Chuchos Ortega y Zambrano, líderes de la Nueva Izquierda que domina al PRD, no se plieguen a sus designios. No. Ellos están donde están gracias a la candidatura y a los votos ganados por López Obrador. Y ellos lo traicionaron, prácticamente lo echaron del partido. Es difícil y contraproducente aliarse con traidores. Es una enseñanza de la historia.

Si bien es cierto que por estas divisiones el movimiento contra la privatización del petróleo corre el riesgo de diluirse en el tiempo, también lo es que en el transcurrir de los días podría tener la capacidad de depurarse hasta conformar una gran fuerza unitaria.

Decir que la negativa de AMLO a marchar hoy con Cárdenas, el PRD y las casi 200 organizaciones campesinas, sindicales y sociales que lo harán, es llevar a la izquierda al suicidio, es un grotesco y manipulado intento de asustar con el petate del muerto. La izquierda mexicana no se ha suicidado, aunque ha estado en riesgo, y lo está, de ser asesinada por un grupo de traidores que pactaron con los grupos de derecha que hoy incumplen con nuestro pacto social.

Instantáneas

1. ZÓCALO. El Ejército, previa coordinación con el gobierno del DF, suspendió ayer el montaje de la exposición “Fuerzas Armadas… pasión por servir a México” en el Zócalo. El personal militar se retiró para “no interferir con las expresiones políticas de las organizaciones ciudadanas que tienen contemplado llevar a cabo un evento en ese lugar”. La instalación continuará una vez que se desocupe el Zócalo, para que la exposición sea inaugurada el 8 de febrero.

2. SOLICITUD. Morena solicitó ayer formalmente ante el IFE su registro para conformarse como partido político nacional. El plazo para esa solicitud vence hoy.

3. EMPLAZAMIENTO. El Colegio de Bachilleres está emplazado a huelga para el 12 de febrero. El Sindicato dice que hay un 90% de posibilidades de que vayan a la huelga lo que afectaría a 84 mil alumnos y ocho mil trabajadores.

4. SOLUCIÓN. Donde la huelga emplazada para el primer minuto de mañana quedó conjurada fue en la UNAM que otorgó a las Asociaciones de Personal Académico un aumento salarial de 3.5%.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 30 de enero de 2014

Manual para Canallas / Hay mujeres como vicios

Hay mujeres como vicios

Imagen






“Tu mirada no me gusta”, fue lo primero que me comentó Maleni luego de que nos presentaron. La miré como se mira a una vendedora de cupones de descuento. “Esta mirada está desnuda de piedad”, repliqué y ella sólo hizo una mueca de no-sé-qué-diablos-es-eso.

Ella siguió con lo habitual: “Soy María Elena pero todos me dicen Maleni”. Como si me interesara. “Roberto”, fue todo lo que respondí junto al beso en la mejilla. “Tu nombre tampoco me agrada, pero hay peores”, continuó con su actitud. Y yo que no soporto a las mujeres que escudan sus inseguridades en una aparente dureza. “Y encima de todo eres muy callado”, añadió. Yo tomé mi vaso y me encaminé a la terraza. Mis amigos estaban ocupados, tratando de ligar o bailando con su novia en turno. Platiqué con un par de conocidos, estuve coqueteando con una actriz de teatro “vanguardista” hasta que llegó su novio, que era DJ de un antro cualquiera. Bailé un par de canciones con una amiga de no sé quién. Estaba pensando en irme cuando llegó la tal Maleni y me dijo “para ser tan antipático, bailas bien”. No era verdad, porque sólo me dejo llevar por el ritmo. “A ver si me sacas a bailar aunque sea una vez, ¿no?” y se fue en busca del baño. Ya se le notaba que estaba un poco ebria. Entonces se acercó Gerardo, un viejo conocido, y me dijo lo típico: “Pinche Rober —exacto, Rober, sin la t—, se me hace que ya ligaste. Esa ruca le preguntó a Gaby por ti”. Lo miré como si me hubiera ofrecido una aspiradora en abonos. “No es mi tipo”, argumenté. “No mames, si está bien buena”, aclaró como si yo no me hubiera dado cuenta. Iba a decirle que me chocan las mujeres que se comportan como si estuvieran “en sus días”, pero me reservé el comentario. Cinco minutos más tarde, regresó la insoportable chica y me espetó: “No me gusta tu actitud, pero al menos eres alto”. No me provocó la mínima emoción. “Es más, te invito un trago, ¿qué estás tomando? Yo pago”, dijo y se sonrió. Típico chiste de fiestas donde sobra el alcohol. “Ron, con coca”, aclaré y me ahorré esa jalada de “líquida, coca líquida”. Detesto el humor sin chispa. Esa misma noche dormí con ella. Literal: dormí, porque no aguantó los tragos, se quedó inerte en el sillón de su departamento y sólo alcanzó a quitarme la camisa. Salí de allí, después de cerrar y aventar el llavero por la ventana. Me llamó al otro día. “Gracias por cerrar la puerta, pero ni una nota me dejaste”, se quejó. Hablamos unos minutos y me comprometió a salir con ella. Pude rechazarla, pero me gustaron sus besos; sus piernas aún más.


-O-


Maleni lo consiguió, me arrebató la tranquilidad. “Un día me amarás tanto que no dejarás de pensar en mí”, presagió. No quise desengañarla. No la amé, pero se convirtió en otro de mis vicios, que ya eran bastantes y no me dejaban dormir más de ocho horas, como se supone que debe ser. Fueron los meses más locos de mi vida. Y mira que he descendido a lugares extraños y he pisado terrenos accidentados. Una madrugada, después de unos tragos en su casa, me dijo que tenía una sorpresa para mí. Se fue a su recámara y me dijo que no me desesperara. Luego salió con un traje de azafata y soltó algo así como “hazme volar de placer”. La neta, se veía formidable. No me costó mucho enloquecer, aunque me pidió que no la desvistiera. “Por favor, señor, por favor, no me arrugue la falda”, exclamaba cuando no gemía. Las siguientes veces cambió de indumentaria: una colegiala o una pornostar con todo y videocámara. Bromeó con eso de subir el video a internet. Lo suyo no era precisamente pensar con claridad, pero era buenísima en la cama. Incluso eso de los disfraces me parecía un lugar común, pero la finalidad era lo que me mataba: lujuria sin medida. Hasta que empezó a perder el control. Un día sacó un látigo y me pidió que la castigara. Me negué. Otro día sugirió a una amiga que nos viera en la cama. Y opté por irme antes de emborracharme, sobre todo porque la otra chica estaba más buena. No es que sea puritano, pero no me gustan las relaciones de más de dos personas.


-O-


Cuando Maleni se dio cuenta de mis límites, se conformó con hacer el amor en los lugares más inusuales: en el baño de un cine, en el elevador de su edificio, en el Metro de medianoche, en la azotea de mi casa, sobre las vías del tren y hasta en un teibol. “La rutina es tóxica”, comentó el día que estrenó una máscara antigases que consiguió en La Lagunilla. Pero no fue la monotonía lo que extinguió la pasión. Fueron los celos. De buenas a primeras empezó. “Seguro te acuestas con la vecina”, me reclamó después de una noche en que la chava tocó a mi puerta para gorrearme unos cigarrillos. “Estabas coqueteando con Lucila”, inventó otra vez sólo porque su amiga me tocó la rodilla un par de veces, y después añadió: “además es una zorra y no sé por qué le he contado nuestras intimidades”. Terminamos un día común y corriente, regresando de un barecillo. Se enojó porque nos encontramos a una ex novia que me abrazó efusivamente. En cuanto llegamos a su casa se puso como loca, lloró y hasta me rompió la camisa. Detesto esas escenitas. Así que la dejé sollozando su borrachera. Tres días después me mandó una camisa nueva a la oficina, envuelta como regalo de cumpleaños, con una nota de puño y letra en la que me pedía que la perdonara. Se la devolví sin abrir la envoltura. No me arrepiento, no suelo hacerlo en esas circunstancias, pero extraño los incendios de su sexo. Como escribe el poeta Édel Juárez: “Me gustaría tenerte desnuda ahora y poder hablar de tu cuerpo,/ de la distancia exacta que hay entre tus senos ,/ me gustaría poder contarles de tus piernas,/ ese par de tijeras con las que has podado mis pudores,/ con las que abrazaste mi inocencia;/ hablarles de tus manos,/ y de las caricias que éstas encierran.../ de tus caderas firmes y de tu vientre plano;/ de tu sexo, ese eterno manantial de mis pecados,/ de tus pies que marcan mis pisadas,/ de tus uñas y cómo dibujan con la sangre de mi espalda,/ de tu lengua como ágil oponente de mis dientes/ y de toda tú cuando estás desnuda./ Me gustaría tenerte desnuda ahora, aquí,/ para no contarles nada”. Demasiada poesía para alguien que seguramente ya le prende fuego a otros camas, a otros labios.




Roberto G. Castañeda
Manual para Canallas

El Gráfico

lunes, 27 de enero de 2014

Gran Angular / Congreso Popular

Congreso Popular


Imagen





Las redes sociales han sido durante los últimos años un medio muy eficaz para convocar y dar cauce a diversas expresiones de descontento social. Tal ha sido el caso de las revueltas populares de la ahora llamada primavera árabe que derrocaron a regímenes autoritarios como los de Túnez, Libia y Egipto. Fueron también herramienta de las protestas contra el neoliberalismo en España y Francia o de las que aprovecharon la visita del Papa a Brasil para oponerse a aumentos al transporte y a la realización del Mundial de Futbol.

Las redes sociales, aquí en nuestro país, fueron la correa de transmisión del movimiento #YoSoy132 que se opuso a una candidatura presidencial, primero; y a los resultados electorales, después, que consideró producto de una compra masiva de votos.

Estos días ha aparecido en ellas la convocatoria de un grupo de académicos, artistas, periodistas y activistas de la sociedad civil llamada #CongresoPopular. Su objetivo: conformar a través del dominio congresopopular.org una representación nacional, lo más amplia posible, que se instala el 5 de febrero en el DF, con motivo del aniversario 97 de la Constitución, para revocar (de manera simbólica) los artículos 27, 27 y 28 de la Carta Magna en materia energética, promulgadas el 20 de diciembre pasado; y elaborar, de manera efectiva, un plan de resistencia civil pacífica a desarrollarse el 18 de marzo.

La convocatoria considera: “La clase política ha traicionado al pueblo. Se violan cotidianamente los derechos enarbolados por la Constitución de 1917. La mal llamada ‘transición democrática’ no cumplió con el mandato ciudadano para acabar con la corrupción, la violencia, la pobreza, la mentira y el abuso de poder de oligarcas apátridas y avariciosos.

“Los representantes populares no representan al pueblo de México. Las instituciones no aseguran el respeto a la ley. Los gobiernos no miran por el bien común y se encuentran coludidos con los más abyectos intereses. Los medios de comunicación hegemónicos ocultan, desinforman e incomunican a los ciudadanos.

“Los procesos electorales ya no son confiables. Las continuas defraudaciones a la voluntad general expresada en las urnas desde 1988, y con especial claridad en 2006 y 2012, así como la avalancha de reformas antipopulares en materia energética, educativa, política, financiera, fiscal y laboral evidencian la esterilidad de las instituciones realmente existentes.

“El pueblo ya no cree más en partidos, medios de comunicación, instituciones fallidas, ni en los mismos políticos de siempre. En 2013 el ciclo histórico del subdesarrollo neoliberal tocó fondo. En 2014 inauguraremos una nueva etapa de lucha popular, por la democracia y la justicia social.

“Es hora de que la sociedad ejerza su poder de manera directa por medio de acciones coordinadas, pacíficas y contundentes amparadas en el artículo 39 constitucional” (que es el que establece que la soberanía recae en el pueblo y que éste puede, en el momento en que lo considere necesario, modificar su régimen de gobierno).

El diagnóstico, como se ve, se acerca mucho a la realidad. El medio (un Congreso Popular) no es un recurso legal y, por tanto, válido para quienes forman parte de los intereses que se tocarán. Pero tampoco eran recursos legales los que se enarbolaron en las redes sociales durante la primavera árabe y otras explosivas y espontáneas manifestaciones.

Los organizadores del #CongresoPopular ofrecen una conferencia de prensa hoy a las nueve de la mañana en el Club de Periodistas (Filomeno Mata número 8, colonia Centro) que se transmitirá en vivo, vía internet, por @Revolucion3_0.

Instantáneas

1. AL AÑO. Francisco Kuykendal, el promotor cultural que recibió el impacto de una bala de goma o de una granada lacrimógena de la Policía Federal en los disturbios del primero de diciembre de 2011 con motivo de la toma de posesión de Enrique Peña Nieto, finalmente murió el sábado pasado en la madrugada.

2. MORENA. Andrés Manuel López Obrador encabezó ayer la asamblea nacional que faltaba como único requisito para que el Movimiento Regeneración Nacional pueda constituirse en partido político. De hecho, la de ayer fue su asamblea constitutiva y AMLO, muy confiado, vaticinó que su partido ganará las elecciones de 2015.

3. PÉSAME, el más sentido, a la muerte, ayer, a los 74 años, del poeta José Emilio Pacheco. Un abrazo solidario a su esposa, la entrañable Cristina Pacheco y a sus hijas.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

domingo, 26 de enero de 2014

Objeciones de la Memoria / ¿De dónde, señor secretario?

¿De dónde, señor secretario?


Imagen





La Secretaría de Hacienda exige el mayor rigor y transparencia a los ciudadanos de a pie. Sin embargo, consiente a los funcionarios públicos. Un caso emblemático es el del actual secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida.

El asalto sufrido por el funcionario dejó como saldo la pérdida de un reloj Patek Philippe, cuyo valor oscila entre 7 mil y 30 mil dólares, cifra inalcanzable para la mayoría de los mexicanos y que resulta onerosa en una persona egresada de la universidad pública y cuyo desempeño profesional es de 23 años en cargos gubernamentales.

Las finanzas del actual titular de la Secretaría del Trabajo llaman más la atención si uno revisa su declaración patrimonial que consigna la propiedad de siete casas, dos terrenos, tres departamentos, siete automóviles de lujo, entre los que destacan un Jaguar y un BMW, siete cuentas bancarias, así como obras de arte y una colección de relojes.

Dada la opacidad de las declaraciones patrimoniales de los funcionarios públicos federales es imposible establecer el monto exacto de la fortuna de Navarrete Prida. No obstante, llama la atención que a excepción de una casa que recibió en “donación” en el año de 1999 y del automóvil BMW adquirido mediante un crédito en 2011, todos los bienes fueron comprados al contado.

Según se desprende de la declaración patrimonial, la riqueza del secretario proviene de su incorporación al grupo político de Arturo Montiel y Enrique Peña Nieto en 2001, ya que la inmensa mayoría de sus millonarios bienes fueron adquiridos en fechas posteriores.

En este contexto, resulta poco más que sarcástico el hecho de que Navarrete Prida, en su carácter de procurador General del Estado de México con Enrique Peña Nieto, no encontró elementos para enjuiciar a Montiel por enriquecimiento ilícito.

Otro dato que se desprende de la declaración patrimonial es que el abogado Navarrete gana más haciendo chambitas por fuera que como funcionario público. Como empleado de la administración federal reporta ingresos mensuales netos por 205 mil 122 pesos, mientras que por el concepto de “servicios profesionales” declara un ingreso al mes por 467 mil 330 pesos.

Sin embargo, ni sumando todos los ingresos reales o supuestos, formales e informales, le habría alcanzado para comprar tantos bienes muebles e inmuebles en el lapso de 15 años.

Hoy en día, cuando se avecina una nueva oleada de gran corrupción derivada de las llamadas reformas estructurales de Enrique Peña Nieto, vale la pena volver a insistir en que la corrupción representa uno de los tres principales problemas de México junto con la violencia y la pobreza.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

Objeciones de la Memoria / Hay que cambiar de estrategia

Hay que cambiar de estrategia



Imagen






La crisis de seguridad por la que atraviesan Michoacán y otras entidades del país es producto de 30 años de neoliberalismo en México. En estas tres décadas hemos dado cuenta cómo en la medida en la que el Estado mexicano se ha dado a la tarea de desmantelar las instituciones encargadas de promover el bienestar social y se ha desentendido de sus responsabilidades de combate a la pobreza, la violencia y la delincuencia han crecido dramáticamente.

En el lapso gobernado por los neoliberales al tiempo en que desaparecen programas sociales e instituciones encargadas de la justicia social, han aparecido grupos de delincuentes que incrementan su poder en la medida en la que la pobreza se extiende en todo el territorio nacional.

En el campo, desde el sexenio de Carlos Salinas con la reforma al artículo 27 constitucional se dio al traste con el ejido y se abandonó a los productores del campo, lo que dio como resultado el incremento exponencial de la migración.

Hoy México ocupa el primer lugar mundial como exportador de migrantes a EU y, según datos del Inegi de aquel tiempo, Michoacán es el segundo estado que más personas arroja hacia nuestro vecino del norte. El lugar que dejan en las comunidades agrarias los campesinos que emigran es ocupado por los grupos del crimen organizado.

Durante los regímenes neoliberales la corrupción ha penetrado hasta lo más hondo de los organismos del Estado, lo que abrió el margen de impunidad para la delincuencia de cuello blanco y la delincuencia organizada. Al tiempo en que los neoliberales han desmantelado al Estado mexicano han fortalecido el poder de quienes están al frente de la delincuencia organizada.

La militarización como estrategia no solucionará de fondo los problemas por los que atraviesa el país. No funcionó en el sexenio de Calderón y no funcionará en la presente administración porque el fondo del problema es la economía social, las finanzas de las familias, la falta de oportunidades para las y los jóvenes. La estrategia que sigue hoy la administración federal sólo fortalecerá a poderes informales e incrementará el clima de zozobra que se vive en distintos estados del país.

Es inaceptable que la miopía ideológica, la corrupción y la incapacidad de quienes ocupan cargos de poder público en México sea pagada con vidas de civiles e inocentes. Es inadmisible que se pretenda simular en temas tan importantes y que en vez de buscar una solución real se busque sólo ganar la guerra de las percepciones.

Si no se implementa una estrategia que tenga como principales asignaturas el combate y castigo a la corrupción, la reactivación productiva del campo, así como la promoción del empleo bien remunerado y el combate a la pobreza, no habrá solución posible.



Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

jueves, 23 de enero de 2014

Manual para Canallas / Estos días como buitres

Estos días como buitres



Imagen







Carajo con este frío, tan filoso y tan extraño, tan de otoño con su sol y sus hojas secas. En serio que este frío, que hace guardar las manos y andar cabizbajos, no nos da tregua. Estos son días como buitres, con su bufanda de plumas y la mirada gélida.

Este frío tan filoso, tan extraño, tan de otoño con su sol y sus hojas secas. Este frío que hace guardar las manos y andar cabizbajos no nos da tregua. Son días como buitres, con su bufanda de plumas y esa mirada gélida. Sí, carajo, este frío que engarruña los dedos. Este maldito frío que me congela tu nombre al pronunciarlo. Este frío que nos exilia a la ventana para pescar un poco de sol, para escapar de la sombra. Malditos sean, del carajo, estos días fríos, gélidos, como el aliento de buitres que merodean. Estos días que resecan la piel, que hacen tronar las rodillas, que te contagian los estornudos y la moqueadera. Yo lo que quiero es que el sol ahuyente el invierno de la ausencia, la escarcha en las nostalgias. Ya lo ha dicho, el poeta Jaime Sabines, el frío no es un buen remedio para todo: “Frío y sol, pero frío/ en viento, agudo, alegre./ Frío por todas partes.../ El frío me ha hecho místico y alegre./ Quizás el sol en el frío./ Quiero hablar del frío:/ El frío es bueno para tomar café,/ para acostarse,/ para hacer el amor,/ para que nos digan ‘tienes las manos frías’,/ para fumar y para no salir del cuarto./ Para todo lo demás es malo el frío”. Y sí, el frío es malo para las reumas, para los que tienen alma de trópico, para trabajar de madrugada, para sabotearnos los planes, para ahuyentar el entusiasmo, para los que no usamos suéter. Tampoco es bueno para andar descalzos, ni para acampar en la azotea, tampoco para dormir desnudos, mucho menos para los solitarios. No, el frío no se hizo para los que prefieren o tienen que estar solos. El frío no es bueno en estos días como buitres, con su bufanda de plumas y esa mirada gélida. “Yo saldría a la calle a abrazar a todos/ si no hiciera tanto frío.../ ¡Salud por los que están tomando el sol/ o una copa para calentarse!../ ¡Yo saludo a los becerros prendidos de las ubres,/ a los pájaros que no salen del nido,/ a las mujeres que se están entregando,/ a los sabios, a los combatientes del frío!”.


-O-


El invierno y yo nos detestamos. Aún tengo viva en la memoria la noche en que los buitres sobrevolaban lo que aún quedaba de mí. Lo último que recuerdo, después de estrellar el coche, es que cerré los ojos. Y luego estaba allí, en esa habitación que congelaba. El frío me entumía los pies y me escocía en las heridas. Desperté en el hospital. La boca me sabía a carbón. El dolor en los huesos me recordó que era humano y frágil, más lo último que lo primero. Y encima la resaca era ese infierno que solemos frecuentar los que tragamos fuego, los que nos ahogamos en incendios. ¿Alguna vez te han dolido dos muelas al mismo tiempo? Así eran mis días en el hospital. Un constante desgarre físico y emocional. Sentía el cerebro como una gelatina estúpida y fría. Encima, no dejaba de pensar y pensar en lo grises que eran mis rutinas de fin de semana. Gastarme el poco dinero que me heredó mi abuela en tragos y cantinas, invitando a desconocidas al desmadre, comprando alcohol sin ningún pretexto, invirtiendo en amistades falsas. Toda la semana me refugiaba en mi burocrático trabajo, pero al llegar el viernes me dedicaba a frecuentar los bares, a beber como si en el fondo de un vaso estuviera alguna frase, cierta señal perdida. Yo tenía un empleo de “medio pelo”, gracias a un tío que era consejero de un político picudo. Sueldo decoroso y el horario a mi propio gusto. Sólo que sentía que mi vida era igual que una bolsa de papas fritas: me sabía a toda madre, pero no era nada nutritiva. Destructiva, en todo caso esa era la palabra. Mi vida era deconstructiva. Y mis amigos se habían alejado porque decían que yo bebía más que lo que ellos soportaban.


-O-


En las madrugadas me sentía invencible, pero en realidad era tan vulnerable como un niño asustado. Por eso bebía, por eso manejaba a exceso de velocidad y cerraba los ojos en los semáforos en rojo. Hasta que oí un ligero crujido, como si hubiera sucedido a una gran distancia. Nadie me lo ha explicado aún y no quiero saberlo, pero creo que ese leve ruido fue mi alma reacomodándose en algún lugar lejano a mi corazón. Lo que si tronó más fuerte fue mi brazo izquierdo y dos costillas y una rodilla. Me recuperé, aunque me quedó una cicatriz en la ceja izquierda. Tuve suerte de no abrirme el cráneo, dijeron los médicos, pero es que ellos no sabían que tengo cabeza de chorlito. Quién diablos va a saberlo. Lo que sí me queda claro es que desde siempre tuve espíritu de suicida, pero me faltaba valor para lanzarme al vacío sin paracaídas. Por eso bebía con la desesperación de los enfebrecidos, por eso corría en túneles oscuros, por eso manejaba como los ciegos, por eso dormía en hoteles de paso, por eso las noches y las mujeres me abofeteaban. Por eso contraté un seguro de muerte y dejé dicho que me incineraran, por si algún día me dormía fumando en un colchón de fuego. Por eso es que recito con tanta frecuencia a los poetas que valen la pena: “He aquí que tú estás sola y que estoy solo./ Haces tus cosas diariamente y piensas/ y yo pienso y recuerdo y estoy solo./ A la misma hora nos recordamos algo/ y nos sufrimos.../ Se me va a hacer llagas este cuerpo solo,/ se me caerá la carne trozo a trozo./ Esto es lejía y muerte./ El corrosivo estar, el malestar/ muriendo es nuestra muerte./ Ya no sé dónde estás./ Yo ya he olvidado/ quién eres, dónde estás, cómo te llamas./ Yo soy sólo una parte, sólo un brazo,/ una mitad apenas, sólo un brazo.../ Te digo que estoy solo y que me faltas./ Nos faltamos, amor, y nos morimos/ y nada haremos ya sino morirnos". Desde luego que el abuelo Benedetti sabe tanto de fríos, de ausencias y de estos días como buitres, como buitres que merodean.



Roberto G. Castañeda
Manual para Canallas

El Gráfico

jueves, 16 de enero de 2014

Manual para Canallas / Cuando miras de reojo

Cuando miras de reojo



Imagen







Si alguna vez has mirado de reojo el andar de la gente, aquella bicicleta sin fatiga, las mañanas y las tardes, las nubes taciturnas, el transcurrir del tiempo, entonces sabrás de lo que hablo.

Si alguna vez has mirado de reojo las oportunidades que se te escapan, el aletear de algunos ángeles, el dolor que nos acecha, la felicidad de los niños, las sonrisas cotidianas, quizá no te hayas dado cuenta de que tenemos la maldita costumbre de estar concentrados en las cosas más triviales. A mí suele pasarme con demasiada frecuencia que estoy sentado en algún parque, fumando como si esperara a que tramiten mi obituario, mirando de reojo y pensando en nimiedades. Y veo pasar fugaces a los enamorados. Y también a los perros vagabundos, a los escolapios, a la mujer de mi vida. Mirando de reojo apenas he visto pasar el raudo andar del tiempo, los caprichos del destino, mis peores momentos, las ruedas de mi pasado, la avalancha del olvido. Sí, creo que por no distraerme he dejado pasar demasiadas veces al amor de mi vida: a veces en jeans, otras en minifalda, con sus Converse y hasta en zapatillas. Mirando de reojo y por no concentrarme, he visto pasar un desfile de maravillas: aquella mujer de cintura breve, la chava de hoyuelos en las mejillas, la chica que sonreía como los amaneceres, la guapa de ojos verdes, aquella hermosura de cabello corto, ese monumento al deseo, la que caminaba como si tuviera alas. Tantas y tantas mujeres que he dejado pasar sin que me atreviera a mirarlas a los ojos, sin intentar que su sonrisa se congraciara con la mía, nomás por estar distraído o pensando en tanta pendejada de esas que nos quitan el tiempo y hasta el sueño. Sí, debo reconocerlo, he desperdiciado demasiadas horas mirando de reojo la vida.


-O-


Cuando miras de reojo, a veces por timidez y casi siempre por distraíd@, se te escapan los momentos memorables, los atardeceres cálidos, las noches luminosas y los caminos más emotivos. Cuando miras de reojo, agobiado por las deudas o acechado por tus miedos, te estás perdiendo las mejores cosas, los momentos climáticos. Siempre ha sucedido. Y sería bueno que a estas alturas nos dejáramos de tonterías, que despertáramos con entusiasmo y saliéramos a la calle como si estuviéramos de vacaciones: con las manos en los bolsillos, mirando de frente a nuestros semejantes, sonriéndole a los transeúntes, brincando como niños que quieren alcanzar las ramas de los árboles. Sí, estaría genial que desde ahora mismo nos diéramos chance de correr como escolapios en el recreo, que acariciáramos a ese perro vagabundo, que no sentáramos en la banqueta y saludáramos a los ciclistas igual que si fueran los mensajeros de nuestro destino. Sería estupendo que dejáramos de mirar de reojo a las chicas que caminan por la acera y gritarles con la mirada que no hemos vista a nadie tan guapa. Y por qué no, invitar a alguna de ellas a comer un helado, a caminar sin prisas, a platicar de los asuntos más triviales o de los libros que debería leer. Quien quita y en una de esas hasta se convierte en la mujer de tus sueños, esa que tantas veces sólo has visto pasar cuando miras de reojo el transcurrir de la vida.


-O-


Yo soy de esos que han perdido demasiado tiempo mirando de reojo. Y así se me han escurrido los días, unos tras otro, hasta formar una pila de despojos. Sí, yo soy de esos que han mirado de reojo como se vestía una mujer después de salir de mi cama. Y me perdí el horizonte de su belleza a contraluz, el rubor de sus mejillas, el perfil de sus alas, la silueta perfecta de sus senos. Yo soy de esos tontos que espiaban de reojo las manías de las mujeres que han estado a mi lado: aquella que no me dejó heridas, la chica que intentó amarme, la que se cansó de mis rutinas, la que huyó a tiempo, esa que pretendía cambiarme, la que no alcanzó a quererme, la que me desterró al olvido, también aquella que maldijo mi nombre y, por supuesto, la que siempre me miraba de reojo los defectos. Yo soy de esos que, como el poeta Édel Juárez, ya no quiere mirar de reojo. No, yo “no quiero morir con el costillar completo,/ ni con las manos mudas de tanto callar te quieros,/ pero no quiero vivir con la sonrisa beata/ del que nunca supo amar sin tomar venganza”. Porque me he cansado de no saborear las mejores cosas, de no mirar a la cara, de no contemplar la curvas de una mujer imperfecta, de no alegrarme con las miradas buenas y los pasos gigantes de los que persiguen sueños y horizontes. Yo soy de los que miraban de reojo, hasta ahora. Yo soy de los que ya no quieren, no ya no, que se me agote el tiempo mientras la vida pasa rauda frente a mis ojos que miran de reojo y con desconfianza. “Yo soy de los que van a ninguna parte,/ de los que al sentir amor saben que han llegado./ Vengo de dónde me leen, no de dónde me nombran./ Estoy buscando, lo mismo que tú: la paz, el amor, la felicidad de estar con los míos…/ Si alguna vez sientes que es a ti a quién me dirijo,/ ten la certeza de que así es y no dudes en contradecirme./ Estoy contando lo que alcanzo a ver -a sentir-/ del universo que habita en nosotros:/ no somos tan distintos, sólo a veces estamos lejanos./ Que pases por aquí no es casual,/ estoy aprendiendo una lección con este encuentro;/ no me dejes con el cuaderno en blanco,/ no permita Dios que permanezcamos callados”. Es palabra de Édel Juárez. Te alabamos, señor poeta.



Roberto G. Castañeda
Manual para Canallas

El Gráfico

lunes, 13 de enero de 2014

Gran Angular / ¡Arde Michoacán!

¡Arde Michoacán!

Imagen






Una confrontación armada de dimensiones y consecuencias insospechadas es lo que se ve venir en Michoacán tan pronto como hoy o cualquier día de esta semana cuando muy tarde, si no es que ya ocurrió entre la entrega y la publicación de esta columna.

La más reciente escalada inició el pasado 4 de enero, cuando las llamadas autodefensas tomaron el municipio de Parácuaro, en Tierra Caliente, y retuvieron 11 policías municipales. Hasta hoy los mantienen como rehenes entre protestas, bloqueos y quema de vehículos con que pobladores exigen que se vayan las también llamadas guardias comunitarias.

El viernes 10 de enero, mientras continuaba la referida protesta, las autodefensas avanzaron a Antúnez, otra localidad del municipio de Parácuaro, en tanto que encapuchados pedían la intervención de las fuerzas federales para desarmar y replegar a los comunitarios e incendiaban el palacio municipal y siete tiendas de conveniencia en Apatzingán, ciudad ya de mayor importancia y zona de influencia de Los Caballeros Templarios. Ese mismo día, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, fijaba por primera vez con absoluta claridad la posición del gobierno federal respecto a las autodefensas: actúan fuera de la ley y ya se les hizo saber que no se les tolerará por muy buenas que sean sus intenciones, declaración ésta que sugiere una ya pronta intervención de la Policía Federal y el Ejército.

El sábado 11 de enero las autodefensas reforzaron posiciones en Antúnez, avanzaron y tomaron Cuatro Caminos, y empezaron a preparar su avance a Apatzingán y Uruapan, todo entre las protestas, bloqueos y quemas de pobladores inconformes que siguieron y dejaron un saldo de siete tiendas dañadas y 12 vehículos incendiados. La noche del sábado se informaba, incluso, de enfrentamientos entre civiles armados en el sur de Uruapan y de la movilización de fuerzas de la Policía Federal.

Las autodefensas son un poco de todo lo que se ha dicho durante los últimos días:

1. Pueblo que tomó las armas para protegerse de delincuentes y policías coludidos hasta no poder diferenciarse entre sí, para garantizar la seguridad de sus comunidades y llenar el vacío dejado por los gobiernos municipales, estatales y federal. No es remoto, en este caso, que la inconformidad expresada en bloqueos y quema de vehículos por quienes son ciudadanos de esas comunidades contra las guardias comunitarias sea promovida mediante amenazas o buenas sumas de dinero, por la propia delincuencia organizada.

2. Guardias organizados y armados por productores rurales y empresarios de toda índole, hartos ya de pagarle al crimen “derecho de piso” y de amenazas, extorsiones, secuestros y asesinatos de los cárteles. Acaso los haya también armados y organizados por los gobiernos locales y/o federal (paramilitares).

3. Grupos organizados, armados y manejados por organizaciones guerrilleras o movimientos sociales radicales, para crear inestabilidad social, como parte de sus objetivos ideológicos y políticos.

Y 4. Grupos organizados, armados, financiados y manejadas por la delincuencia, también con la intención de atizar la inestabilidad y crear zozobra, a fin de consolidar su dominio territorial y garantizar sus ilícitos negocios.

Hay autodefensas, pues, con alguna o todas esas características, lo que hace muy complejo el entendimiento del problema y la definición de la estrategia para atajarlas. En cualquiera de los perfiles citados (incluso el de armarse para garantizar la seguridad), actúan fuera de la ley, pues desafían al Estado al arrebatarle el monopolio en el uso de la fuerza que le otorga nuestra legalidad. Michoacán, por lo tanto, está envuelto en un conflicto político-militar entre varios grupos armados ilegales.

Deseable sería, no obstante, que antes de actuar el Estado tuviera claramente identificados a quienes actúan de buena fe, a los que son guardias blancas, a los que son guerrilla y a los que son delincuentes, en este cóctel de fuerza de fuego al que se confrontarían las policías federales y Ejército en una batalla de dimensiones y consecuencias impredecibles.

Queda claro que lo que ocurre en Michoacán es expresión de un Estado fallido que apaga el triunfalismo de las élites política y económica por la aprobación de las reformas estructurales que, según lo dicho por el presidente de la OCDE, José Ángel Gurría, serán las incomparables buenas cuentas que llevará Peña Nieto al Foro Económico de Davos. Y aunque suene feo así es: el Presidente le rinde cuentas a los gurús del neoliberalismo.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico




Michoacán: el experimento






Así titula el maestro Gerardo Nieto, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, el análisis de esta semana de la situación política del país, que elabora desde hace 14 años y que compartió con este reportero a propósito de lo comentado aquí sobre la crisis de seguridad en Michoacán, que ya toma características de crisis político-militar.

Aquí se decía el lunes que tras la fachada de las autodefensas había pueblo, guerrilla, cárteles confrontados de la delincuencia y grupos patrocinados por empresarios locales, pero también paramilitares auspiciados, o por lo menos tolerados, por grupos políticos locales y/o federales.

Sobre esta última caracterización es que profundiza el académico de la UNAM. Para él, “Michoacán no ha dejado de ser (un) laboratorio de experimentos extremos”. Explica: “En ese estado comenzó la guerra fallida de Calderón contra el narcotráfico y es ahí donde ahora proliferan las autodefensas”. Y considera que, por la información disponible y el desarrollo de los acontecimientos, esas autodefensas habrían sido la cara oculta de la estrategia del “establecimiento político” para limpiar de capos a la entidad.

¿Por qué utiliza el “habría”, una conjugación en pospretérito que suele usarse para dejar abierta la posibilidad de que podría no ser así? Este párrafo lo explica:

“La lógica del conflicto hasta hace unos días exhibía un patrón dominante: dejar hacer a algunas autodefensas para que fueran ellas las que lideraran el exterminio (y el término lo utilizó el gobernador Fausto Vallejo en la firma del acuerdo) de los cárteles que operan en el estado. Pero al calor de los enfrentamientos, se habría decidido rectificar, fortaleciendo la presencia militar en la zona en conflicto, lo que estaría generando una irritación genuinamente popular. No se descarta que la población no quiera desarmarse, en el inicio de lo que sería una suerte de guerra civil, con el riesgo latente de que en medio del caos emerja también el fenómeno paramilitar”.

Uno de los elementos más sólidos que da sustento al aserto de que algunas de las autodefensas son la cara oculta de una estrategia que deja en manos paramilitares el exterminio de los capos del estado, pasa necesariamente por el general retirado de la Policía Nacional de Colombia Óscar Naranjo Trujillo, nombrado por el presidente Peña Nieto como su asesor en materia de seguridad.

Naranjo estuvo al frente de la Policía Nacional de Colombia entre mayo de 2007 y junio de 2012, pero tenía en la institución una ya larga trayectoria. Cuando estuvo en el Comando de Operaciones Especiales participó en una de sus más célebres operaciones, Apocalipsis 1, con la que se dio muerte el 15 de diciembre de 1989 al más sanguinario de los narcotraficantes del colombiano cártel de Medellín, Gonzalo Rodríguez Gacha, jefe de sicarios y segundo en el mando de Pablo Escobar Gaviria. Gran parte de esa operación tuvo sustento en la Unión Nacional de Autodefensas, auspiciadas por Naranjo para asesinar a cientos de delincuentes del cártel de Medellín, con lo que aislaron y debilitaron a Escobar Gaviria, quien finalmente fue asesinado el 2 de diciembre de 1993. De manera que no es del todo descabellado pensar que el hoy asesor en seguridad de Peña podría haber sugerido recurrir a esa estrategia.

Otros de los elementos que dan sustento a la hipótesis son: el poder de fuego que han mostrado las autodefensas y la libertad con la que hasta ahora se ha movido uno de sus líderes, el doctor José Mireles, con quien ha dialogado el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y al que se le ha dado cobertura y protección tras el accidente que sufrió en la avioneta en que se trasladaba. Sus aparentemente contradictorias declaraciones recientes también apuntalan la idea: en una enviada directamente a la TV el lunes pasado dijo sin abundar que están dispuestos a regresar a su lugar de origen; pero después, en una conferencia de prensa restringida a unos cuantos medios, señaló que se desarmarán hasta que el gobierno cumpla al 100% su responsabilidad. Desafía al gobierno. Habrá que esperar la reacción de éste.

La rapidez y complejidad de estos acontecimientos sólo permite esbozar escenarios posibles. El experimento a la colombiana de las autodefensas, si es que es real, tiene un alto riesgo de salirse de control. Hay en Michoacán grupos y pueblos armados. Y en este operativo de desarme ya hubo el mismo lunes muertes en Parácuaro en las que se vio involucrado el Ejército.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico



Michoacán y la crisis del sistema



Michoacán deja claro que la estrategia de prevención del delito en la que, por lo menos en el discurso, ha enfatizado el gobierno de Peña Nieto, no es suficiente para resolver la inseguridad en un territorio dominado por el crimen organizado, como tampoco lo ha sido el uso de la fuerza como recurso exclusivo.

Con Felipe Calderón fracasó esa estrategia y con Peña Nieto vemos fracasar la que enfatiza sólo en la prevención. De ahí que ahora se rectifique en busca de un equilibrio de ambas y asistamos al enorme despliegue de fuerzas federales que ayer ya controlaban 20 de los 113 municipios del estado, pero ahora con el componente de inestabilidad y riesgo que plantean grupos armados que, le decía en la entrega pasada, se niegan a desarmarse y a desmovilizarse. Unos, porque de manera genuina garantizan así la seguridad de sus personas y bienes. Otros, porque responden a intereses políticos y económicos específicos en una entidad ya fracturada por la violencia y la ingobernabilidad.

De hecho, en Michoacán confluyen todas las características de un México con crisis severa en su sistema político, con cada vez un mayor número de expresiones de ingobernabilidad y ruptura del tejido social, pero también con un conjunto de instituciones que se eligen, medio operan y aprueban leyes con una representación cada vez menos respetada.

Si esos mecanismos institucionales fueran sólidos y creíbles, las ausencias e incapacidades por problemas de salud del gobernador Fausto Vallejo debieron haberse resuelto mediante los mecanismos previstos por la Constitución local, es decir, un gobernador sustituto. Pero no, Peña Nieto recurrió al viejo esquema del autoritarismo priísta, si bien no removiendo abiertamente a un gobernador para colocar a otro, sí nombrando a un comisionado federal, una especie de virrey que en los hechos borró y desplazó a Vallejo.

Michoacán, así, será gobernado por Alfredo Castillo, un cercano e incondicional del Presidente, que fue fiscal en el lamentable caso de la niña Paulette, luego procurador del Edomex, subprocurador de la PGR (cuña impuesta al procurador Murillo Karam) y hasta hace apenas dos días titular de la Profeco.

Instantáneas

1 IMPUGNACIÓN. Un grupo plural de 23 mexicanos galardonados con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, independientes de filiación política alguna, enviaron a la Suprema Corte de Justicia una carta en la que impugnan el decreto de reforma constitucional en materia energética por violaciones graves al procedimiento con que se aprobó. Dicen que acuden a un amparo de doble instancia con el objeto de que la Corte ejerza la facultad de atracción que le concede el artículo 40 de la Ley de Amparo, por tratarse de un caso en que subyace una cuestión de constitucionalidad, a fin de que se pronuncie, con plena jurisdicción, sobre la sustancia del recurso de amparo. Habrá que ver si la Corte da entrada a este recurso firmado por Manuel Peimbert, Luis Villoro, Manuel Felguérez, Vicente Rojo, Fernando del Paso, José Emilio Pacheco, Sergio Pitol, Federico Silva, Margit Frenk, Vicente Leñero, Margo Glantz, José Alberto Manrique, Graciela Iturbide, Felipe Cazals, Hugo Hiriart, Soledad Loaeza, Lorenzo Meyer, José Agustín, Jorge Fons, Óscar Chávez, Hugo Gutiérrez Vega, Paul Leduc y Javier Álvarez.

2. ACERCAMIENTOS. La ruptura del Pacto por México no hace mella en otros mecanismos de negociación de los políticos. De manera que, muy animados, comieron ayer en el Palm de Polanco los coordinadores parlamentarios de las tres principales fuerzas del país. Manlio Fabio Beltrones, del PRI; Luis Alberto Villarreal, del PAN, y Silvano Aureoles, del PRD, esbozaban desde ya una agenda para las leyes reglamentarias de las reformas energética y de telecomunicaciones. Tema inevitable fue, por cierto, el de la crisis de seguridad en Michoacán.

3. ANIVERSARIO. El SNTE cumplirá el lunes 70 años. Su dirigencia, encabezada por el maestro Juan Díaz de la Torre, ha preparado una serie de festejos que incluirán un evento en el que estará el presidente Peña Nieto.

4. PRESEA. El Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), que encabeza José Castelazo, reunió ayer a dos cancilleres de primera línea. El hoy magistrado y vicepresidente de la Corte Internacional de Justicia, Bernardo Sepúlveda Amor, y a Fernando Solana. A Sepúlveda le fue impuesta la presea al mérito administrativo internacional Gustavo Martínez Cabañas, que otorga anualmente el INAP.




Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico



Michoacán: percepción y realidad



Para acercarse lo más posible a la verdad de lo que ocurre en Michoacán, investigadores universitarios recurren a dos ejes de análisis: la observación directa de la realidad, de preferencia in situ; y el otro es la revisión de lo que de la realidad se dice desde una estrategia de comunicación claramente definida y seguida por los operadores del presidente Peña Nieto.

Él mismo se pliega a esa estrategia de medios que básicamente es la misma que el actual gobierno federal despliega desde su inicio en el país entero, para crear la percepción de que ha disminuido la violencia criminal en que dejó sumido al país Felipe Calderón, y que enfatiza, con los datos más recientes dados a conocer anoche, que la crisis michoacana ha entrado a un cauce de solución, que el gobierno federal cumple con su deber al tomar el control de la seguridad en 27 municipios de Tierra Caliente, que no ha habido enfrentamientos armados de gran envergadura ni muertes de inocentes, y que se ha realizado la detención de 101 presuntos delincuentes, algunos de ellos operadores más o menos cercanos a los principales capos del cártel de Los Templarios.

Creada esa percepción, la estrategia abre un espacio en el que nada opaque y todo sea aplauso a las reformas neoliberales recientemente aprobadas, vendidas a la población como la panacea que curará al país de su ancestral postración y resolverá todos sus problemas.

Si se consigue sembrar esas ideas en la ciudadanía, la estrategia entonces habrá sido exitosa, aunque la realidad sea otra. Es más, podría darse el caso de que la estrategia de medios sea, por sí misma, la nueva estrategia de combate a la delincuencia organizada, de manera que sólo se le derrote y relegue en la percepción de la realidad, no en la realidad misma.

Muchos años de trabajo periodístico llevan a quien esto escribe a creer que en estos momentos pesa más la estrategia mediática y que la situación sigue fuera de control, sobre todo si nos atenemos a lo que reportan y comentan quienes observan la realidad en el mismo lugar de los hechos (investigadores, analistas, autodefensas y la población misma). Y no es para menos pues hay muchísima tensión ya que andan armados los pobladores, las autodefensas (en toda su gama de grupos de interés), la Policía Federal, el Ejército y, por supuesto, los delincuentes.

Éstos tampoco disponen ya de la total protección de policías locales a los que compraban y ahora han sido desplazados y, sin duda, han tenido que replegarse, guarecerse o de plano esconderse. Hay indicios, verosímiles a partir de la credibilidad de quienes lo han transmitido a este reportero, de que en la Tierra Caliente michoacana hay un complejo sistema de escondites subterráneos y túneles, en los que se ocultan y se desplazan capos y sicarios. Son parte, se asegura, de la organización y control alcanzados por el cártel de Los Templarios.

Ese es uno de los elementos de la realidad michoacana que no puede soslayarse, muy alejado por cierto de la percepción creada con la estrategia de medios, y que hace del momento actual uno muy peligroso.

Y es que si no todo queda en la percepción de que empieza a funcionar el despliegue federal, estamos entonces ante una delincuencia a la que ya le cerraron la salida natural de sus ilegales negocios en el ahora supercontrolado puerto de Lázaro Cárdenas; que está asediada por policías, militares, autodefensas y enemigos de otros cárteles, y que ha sido remitida a sus escondites.

Si en esa circunstancia Los Templarios tienen claro que una percepción se combate con otra percepción y aún tienen capacidad de respuesta, ésta no tardará en venir en la expresión, por desgracia, de algún tipo de atentado, sabrá Dios de qué tamaño y de qué características.

Instantáneas

1. INFLUENZA. La Cofepris, que dirige Mikel Arriola, determinó el martes pasado que los retrovirales utilizados para combatir la influenza AH1N1 sólo sean vendidos con receta médica. Arriola asegura que hay disponibilidad suficiente de vacunas para enfrentar la incidencia mayor que se registra estos días pero que no amerita, según la secretaria de Salud, Mercedes Juan, una alerta epidemiológica.

2. PEDIDO. La Comisión Nacional del Seguro Popular, que dirige Gabriel O’Shea Cuevas, pidió al Congreso la aprobación de mayores recursos para enfrentar sus intervenciones principalmente en el Fondo de Gastos Catastróficos. Explica O’Shea que el Seguro Popular, a 10 años de fundado, ha sido oxígeno puro para el sector salud.



Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

viernes, 10 de enero de 2014

Objeciones de la Memoria / Morena no será un partido más del sistema

Morena no será un partido más del sistema



Imagen







Hace un año Morena se fijó como ejes de trabajo la conformación de los comités municipales en todo el país, la movilización en defensa del petróleo y la economía popular, así como la realización de las tareas tendientes a la obtención del registro como partido político nacional.

Hoy, el Movimiento Regeneración Nacional, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, cuenta con alrededor de mil 600 comités municipales en todo el país. Es decir, que hoy en día tiene presencia territorial en las dos terceras partes de los municipios de la República.

En lo que tiene que ver con la defensa del petróleo, Morena convocó a lo largo del 2013 a la movilización de manera permanente. El 5 de febrero del año pasado trazó un plan de acción que se tradujo en la realización de asambleas municipales, el 10 de febrero; las jornadas en contra del IVA en medicinas y alimentos, el 8 de marzo; y el 18 de marzo, las 32 asambleas estatales en defensa del petróleo. Y más adelante, las jornadas contra los gasolinazos.

A partir de septiembre realizó cinco grandes movilizaciones nacionales: el 8 de septiembre, el 22 de septiembre, el 6 de octubre, el 27 de octubre y el 1 de diciembre, así como los cercos a la Cámara de Senadores, a la Cámara de Diputados y a los Congresos locales.

Morena desplegó como nadie una permanente iniciativa, una persistente convocatoria a la movilización social. Morena cumplió con su obligación política, ética e histórica de llamar a la sociedad una y otra vez a rechazar la privatización del petróleo.

En relación con la obtención de su registro como partido político nacional, Morena ha cumplido rigurosamente con los requisitos que establece la ley.

En enero de 2013 se entregó al IFE la notificación formal del propósito del Movimiento Regeneración Nacional de convertirse en partido político. Para ello, Morena optó por realizar asambleas estatales. La legislación electoral pide que por esta vía las organizaciones que aspiren a constituirse como partido realicen 20 asambleas en el mismo número de estados con un mínimo de 3 mil participantes en cada una. A la fecha esta organización no sólo cumplió con las asambleas de rigor sino que ha llevado a cabo 25 asambleas válidas para el IFE y antes del 26 de enero convocará a encuentros ciudadanos en el resto de los estados.

En estas asambleas se han afiliado a Morena 113 mil ciudadanos. Sin embargo, por fuera de las asambleas estatales, la organización ha reunido otras 400 mil afiliaciones. Es decir, Morena cuenta ya con medio millón de afiliados, lo que equivale al doble de militantes que marca la ley para la obtención del registro.

Está claro que Morena cumple con todos los requisitos legales para ser un partido político nacional con registro y participar en las elecciones constitucionales del 2015. Cuenta con toda la documentación que marca la ley, rebasa el número de asambleas que marca la misma y supera con mucho el número de afiliados que marca la ley. A finales de enero sus dirigentes acudirán al IFE a entregar la solicitud formal de registro junto con sus documentos básicos y las papeletas de afiliación que ha logrado a lo largo de este año.

El registro de Morena no es una cuestión burocrática. Tiene trascendentes implicaciones políticas. La más importante es que el pueblo de México cuente con un instrumento de lucha para la transformación del país y para defender sus intereses. No se trata de ser un partido más del sistema.




Martí Batres Guadarrama
Objeciones de la Memoria

Gran Angular / Los hombres de Gabino

Los hombres de Gabino



Imagen






No está escrito en la Constitución de Oaxaca, pero en la práctica parecieran requisitos para ser funcionario público del estado tener antecedentes penales o haber cometido algún tipo de latrocinio.

El caso más reciente es el de Alberto Esteva Salinas, a quien el gobernador Gabino Cué dio posesión el pasado 1 de enero como secretario de Seguridad Pública. Esteva rindió protesta no obstante que hay —confirman fuentes del estado— una orden de aprehensión en su contra librada por la PGR en enero del año pasado, lo que, por lo visto, pasaron por alto tanto el Congreso, al avalar el nombramiento, como el gobernador, al hacerlo y concretarlo. Es más, César Alfaro, agente del ministerio público que firmó las acusaciones a Esteva, fue cesado de la dirección de la policía estatal.

Este caso no es, por cierto, el único de funcionarios del gobierno de Cué con el prestigio empañado. También está el del secretario de Administración, Alberto Vargas Varela, quien hace varios años —aseguran las mismas fuentes— fue ejecutivo de una institución bancaria a la que defraudó, por lo que tuvo que salir huyendo del estado. O bien al secretario del Trabajo, Daniel Juárez López, grabado, según se dice, por las cámaras de seguridad de la tienda Fábricas de Francia cuando intentaba robar una fina cartera Mont Blanc.

O el secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, a quien se le acusa de hacer “jugosos negocios” con el titular del Seguro Popular en el estado, Salvador Monroy Rodríguez, cuñado del actual líder del CCE y suspirante al gobierno de Oaxaca, Gerardo Gutiérrez Candiani.

Y mientras todo esto ocurre la gobernabilidad del estado parece estar a la deriva.

La propaganda del gobierno asegura que el pasado 1 de enero transcurrieron sin incidentes mayores las tomas de posesión de las autoridades municipales del estado. Lo cierto es que la transmisión del poder local se hizo en medio de bloqueos de carreteras y caminos, así como la toma de por lo menos 22 presidencias municipales.

Oaxaca tiene 570 municipios: 417 regidos por usos y costumbres y 153 por el sistema electoral. Entre estos últimos, en 50 considerados por el propio gobierno como “focos rojos”, se realizó con gran tensión el cambio de poderes. De esos 50, los más álgidos han sido y son por sus conflictos políticos, agrarios y sociales: San Juan Mixtepec, Santiago Juxtlahuaca, Santiago Tamazola, San Sebastián Tecnomaxtlahuaca, San Andrés Cabecera Nueva, Silacoyoapan, San Juan Bautista Tlachichilco y Tepelmeme Villa de Morelos.

De los regidos por usos y costumbres, 389 realizaron su elección de autoridad y quedaron pendientes 28.

En total, pues, asumieron funciones alcaldes y cabildos en 555 municipios y en otros 15 se nombraron administradores municipales.

En muchos de los casos las ceremonias se realizaron en sedes alternas pues son más de 20, le decía, los palacios municipales que siguen tomados.

Así es como Oaxaca inicia el 2014 y Gabino Cué el cuarto año de un gobierno que prometió, pero en el que nada ha cambiado.

Instantáneas

1. MORENO. Otro que inicia su cuarto año de gobierno es Rafael Moreno Valle en Puebla. Vamos por más es el eslogan que identifica una intensa campaña en medios de lo logrado en la primera mitad de esta administración que también llegó al poder apoyada por una coalición PAN-PRD. Moreno Valle ha mostrado gran empatía con el presidente Peña Nieto y muy lejanos parecen los tiempos en que él mismo hacía alarde de su relación con la hoy caída en desgracia política Elba Esther Gordillo.

2. MORENA. El movimiento que lidera AMLO —en gira por Nayarit tras reaparecer el lunes pasado 33 días después de su infarto— de plano dijo no a una alianza con el PRD en la campaña para revocar la reforma energética y a la propuesta de Marcelo Ebrard de ir unidos a los procesos electorales de 2015 y 2018.

3. EMPLEO. En medio de su raquítico crecimiento destaca el de 4.7% logrado en Yucatán, arriba del promedio nacional de 2.7%, según cifras del IMSS. El gobierno de Rolando Zapata Bello obtuvo el año pasado muy buenos resultados en materia laboral: generó 15 mil empleos formales, el número mayor en 13 años.




Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico

jueves, 9 de enero de 2014

Manual para Canallas / Firmar la paz con la infancia

Firmar la paz con la infancia


Imagen





Está claro que a tu abuela los Reyes Magos nunca le cumplieron sus deseos. Y a tu madre no le trajeron la Comiditas Lili Ledy que tanto añoraba. Tu padre siempre suspiró por un carrito deslizador avalancha.


Y lo que es peor, a tu hermano no le llegó su iPhone bajo el argumento de que "sacaste puro siete en la escuela y además ni te portaste bien". Todos tenemos una historia parecida, de decepciones. Cuando eres niño no hay fecha más significativa que aquel día en que tus ilusiones se estrellan con el desencanto. Cuando estabas muy chavito y aún creías que en realidad existían los Reyes Magos escribías una carta llena de pretextos: 'Sicierto que pelié mucho con mi hermano, pero es que él es muy pelionero y nunca deja de molestar", como si eso bastara para que los mentados Reyes entendieran que debían traerte cada uno de los cinco juguetes fantásticos que habías puesto en aquella lista. Cómo olvidar aquella sensación, las ansias para que las horas transcurrieran veloces y no con esa calma que te impedía cerrar los ojos. Y tu jefa diciéndote: "ya duérmete porque si no los Reyes van a ver que estás despierto y no van a venir".
Y cerrabas los ojos y cualquier ruido en el techo te inquietaba, aunque sólo fuera un gato fugitivo. Hasta que el sueño te vencía.
Y en cuanto despertabas, a las seis de la mañana, volteabas a ver si junto a tus tenis percudidos estaba esa montaña de juguetes que tanto te habían impactado en los comerciales de la tele. Pero no, sólo veías aquel balón con los colores de tu equipo favorito y el aguinaldo con galletas y dulces baratos. ¿Por qué los Reyes Magos eran tan injustos contigo?, te preguntabas. Y esa sensación se acentuaba cuando salías a la calle y el vecino se paseaba presuntuoso en esa bicicleta que a ti te parecía la más hermosa del planeta. Uy, ni soñar con una igualita para ti. Eso lo tenías muy claro.


-O-


Y más claro aún te quedó cuando en la escuela te dijeron que "los Reyes Magos son los papas". Ah, pues con razón no te traían todo lo que pedías, reflexionabas desde tu inocencia. Si para empezar ni siquiera tenías "papas", sólo una madre que se tronaba los dedos cada cinco de enero y pedía prestado para "los Reyes de mis hijos".
Ahhh, con razón ella siempre te insistía para que te durmieras temprano, porque tenía que sacar los juguetes del ropero y ponerlos bajo los zapatos de esos pequeños demonios que no le daba tregua un sólo día del año. Tu noble madre, tan morena, tan trabajadora y siempre nerviosa porque no alcanzaba para la renta o para la tanda y para el abono de la lavadora y mucho menos para los Reyes Magos de cuatro chamacos latosos a los que no sabía ni cómo educar. Ya cuando tu jefa consideró que estabas grandecito para "creer en esas cosas", a tus 12 años, te pidió que la acompañaras por 'los Reyes de tus hermanos". Y la viste regatear por aquella muñeca radiante para Nadia, que era la que había pedido. Y viste a tu madre sonreír ante aquel hornito de juguete para Silvia, a quien desde niña ya le encantaba cocinar. Y caminaron mucho para encontrar el auto a control remoto que ilusionaba a Claudio. Tú imaginabas lo felices que serian tus camalitos, que a esas horas ya dormían soñando con risas y juegos. Luego, tu madre te pidió que fueras por las típicas Tutsi-botas: "compra tres, de las grandes". Pinches botas llenas de chiclosos y paletas, cómo te hicieron llevaderas las decepciones, año tras año, cuando los Reyes Magos no te cumplieron tus deseos.


-O-


Fue hasta aquella noche que tuviste claro por qué Melchor, Gaspar y Baltazar eran tan gachos contigo. Bueno, no es que lo fueran. Es que la neta sí está cabrón comprar juguetes para cuatro chamacos cuando tienes un salario miserable. Y como padre, madre, te duele más que a los niños el no poder recompensarlos por sus calificaciones, por lo buenos hijos que son. Ni aunque te propongas ahorrar todo el año, porque nunca falta el gasto imprevisto o la comadre a la que hay que prestarle para que salga del apuro. Y cuando viste a tu jefa regatear, contar hasta las monedas, entendiste lo grandiosa que era por hacer un esfuerzo para que sus chamacos no fueran tan infelices como ella lo fue en su infancia. Ya ni te importó que a ti no te comprara nada aquel día, porque sospechabas que te había comprado algo aparte. Pero no, al otro día, en uno de tus tenis había un billete y tú bota de Tutsi Pop. Aquel gesto de tu madre te recordaba que era momento de empezar a madurar, que alguien debía compartir la responsabilidad de guiar a tus hermanos. Por tanto, aquella mañana fue diferente. La alegría de tus camalitos te pareció aún más hermosa. Y una lágrima rodó por la mejilla de tu madre. Te hubiera gustado secarla, darle un abrazo, pero a ti se te hizo un nudo en la garganta, de esos que paralizan, que confunden. Pero esos momentos sirvieron para sepultar en el polvo el álbum del desencanto y olvidarte de cambiar las estampitas repetidas. Además, nunca completaste ningún álbum, ni el de luchas, ni el de Panini y tampoco el de Walt Disney. Mucho menos el del desencanto. Con todo y que los Reyes Magos aún te deben una autopista Scalexctric. Pero un día se la van a traer a tus hijos, para verlos sonreír cuando tu bólido, con el número 5, sea rebasado por su alegría. Y entonces, como en un poema de Dante Guerra, haré las paces con mi infancia: "Yo era un chaval que perseguía balones y atrapaba lagartijas/ mientras la miseria roía el dobladillo de mis pantalones/ Era un pequeño genio de las matemáticas y las niñas me reprobaban/ Mi cuerpo desnutrido carecía de abrazos y vitaminas/ y temblaba de frío en las noches que llovía/ A los ojos de mi madre era un hijo de Judas/ que mentía por las cosas más mínimas/ Me sobraban aventuras en castillos de fantasía/ era un espadachín sin miedo que lloraba/ si me raspaba las rodillas".



Roberto G. Castañeda
Manual para Canallas

El Gráfico

lunes, 6 de enero de 2014

Gran Angular / 2014: alto riesgo de "desorden social"

2014: alto riesgo de "desorden social"


Imagen





México está en “alto riesgo de desorden social” en este año que inicia, según predicciones presentadas hace unos días por el prestigiado semanario británico The Economist. A través de Cassandra, su blog de predicciones basadas en análisis, coloca a 150 países en cinco niveles de riesgo: muy bajo, bajo, medio, alto y muy alto. Nuestro país está en el rango de “alto riesgo” junto con otros como Bulgaria, Brasil, Túnez y Turquía, siendo los de “muy alto riesgo” Argentina, Bahrein, Bangladesh, Bolivia, Bosnia, Egipto, Grecia, Guinea, Irak, Líbano, Libia, Nigeria, Sudán, Siria, Uzbekistán, Venezuela, Yemen y Zimbabwe.

El informe se titula Predicciones de protestas y lo presenta Laza Kekic, de la Unidad de Inteligencia de The Econimist (http://econ.st/1dKYpTA), quien refiere que en países como México “las protestas han estallado en los 12 meses pasados”.

Y sus referentes son inocultables: la ya larga protesta de la CNTE contra la reforma educativa, los desalojos y enfrentamientos que han sostenido con la policía, la creciente violencia de los autodenominados grupos anarquistas y el surgimiento de “autodefensas” armadas en estados como Michoacán y Guerrero, todo ello en medio de miles de muertos dejados por el narcotráfico y la delincuencia organizada.

Kekic considera que aunque las dificultades económicas “son casi una condición necesaria” para que haya expresiones de grave inestabilidad social, la situación se agrava cuando éstas se combinan con “una amplia desigualdad de ingresos, el mal gobierno, los bajos niveles de prestaciones sociales, las tensiones étnicas y un historial de disturbios”. Y estima que un factor que “ha desencadenado los disturbios de los tiempos recientes parece haber sido la erosión de la confianza en los gobiernos e instituciones: una crisis de la democracia”.

Es claro que eso están viendo en México los sectores conservadores y neoliberales de la globalidad, cuya opinión es normalmente expresada en medios como el británico The Economist que, por los demás, es uno de los que más ha aplaudido las reformas estructurales concretadas en el primer año del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Éstas son las que dan sustento a un discurso oficial que garantiza desde ya grandes beneficios para los mexicanos en este 2014, pero que soslaya el rechazo de un amplio sector de la población, su exigencia de ser consultado respecto a esas modificaciones (pues como parte de esa “crisis de la democracia” no se siente representado por quienes las aprobaron) y la irritación causada por el aumento de impuestos, gasolinas y luz (aunque se prometió que bajarían como resultado de las reformas). De manera que ese discurso oficial parece ir en sentido contrario a la realidad que visualizan medios como The Economist.

Para el actual grupo en el poder esas reformas “privatizadoras” son las que harán crecer a México y acabarán con la pobreza para colocarlo en la modernidad, en el primer mundo. Eso fue lo que prometió hace 20 años el TLC. Sus defensores dirán que gracias a él crecieron las exportaciones mexicanas 400%, pero jamás podrán negar que la economía no ha crecido como se nos dijo que lo haría y que lejos de disminuir, la pobreza ha aumentado. También hace 20 años inició la rebelión indígena encabezada por el EZLN que le aguó la fiesta a Carlos Salinas y al TLC que promovió. Sus reivindicaciones siguen vigentes.

Instantáneas

1. REAPARICIÓN. Después del infarto que sufrió el 3 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador reaparecerá hoy políticamente. Participará a las 10 de la mañana en el Consejo Nacional de Morena. Y el próximo sábado viajará a Torreón para impulsar la asamblea de reposición de cara a la conformación del movimiento en partido político.

2. CORRUPCIÓN. No está escrito en la Constitución de Oaxaca pero tener antecedentes penales o haber cometido algún tipo de latrocinio, son en la práctica requisitos para ser funcionario público del estado. El caso más reciente es el de Alberto Esteva Salinas, a quien el gobernador Gabino Cué dio posesión el 1 de enero como secretario de Seguridad Pública. Esteva rindió protesta no obstante que hay una orden de aprehensión en su contra librada por la PGR en enero del año pasado, lo que pasaron por alto tanto el Congreso estatal, al avalar el nombramiento, como el gobernador del estado, al hacerlo y concretarlo. Es más, César Alfaro, agente del ministerio público que firmó las acusaciones a Esteva, acaba de ser cesado de la dirección de la policía estatal.



Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular

El Gráfico