viernes, 26 de septiembre de 2014

Gran Angular / ¿Qué pasa en el Politécnico?

 
¿Qué pasa en el Politécnico?
 








Por el paro de ayer en cuatro de sus planteles y la nutrida marcha estudiantil que concluyó con un mitin frente a las oficinas de la dirección general del Instituto en Zacatenco, hay un ánimo de protesta y efervescencia que bien podría crecer y salirse de control como en su momento ocurrió en la UNAM durante las dos largas huelgas promovidas por el Consejo Estudiantil Universitario.

Hay dos elementos centrales en el pliego petitorio de esta protesta que encabezan, sobre todo, los estudiantes de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura Unidad Zacatenco (ESIA-UZ): la derogación del Plan de Estudios 2014 para la carrera de ingeniería civil y de la refirma al reglamento interno.

El desacuerdo con ambos documentos —según estudiantes y académicos— son diversas inconsistencias y riesgos que no se explican con claridad porque apenas si se conoce su contenido.

Y aunque eso le quita solidez a la protesta, también explica una de las razones de fondo: El plan de estudios y el reglamento interno fueron diseñados y acordados sin tomar en cuenta la opinión experta de la gran mayoría del personal docente que deberá aplicarlo y sin hacer un análisis exhaustivo de su viabilidad, su pertinencia social ni de sus ventajas académicas y técnicas frente al plan actual.

Además, el plan fue diseñado de manera vertical y a espaldas de los estudiantes y los docentes quienes tuvieron noticia de él hasta verlo publicado, dijo el maestro en Ciencias, Demetrio Galíndez López, profesor de la academia de Vías Terrestres ESIA UZ, quien agregó que el cambio y rediseño se hizo sin evaluar la funcionalidad del anterior y de manera vertical, es decir, entre autoridades y algunos miembros de la academia. El resultado fue que el rediseño de marras nunca se dio a conocer, ni se ha dado a conocer a la comunidad de la ESIA UZ.

Estos planteamientos no los comparte del todo, o de plano los rechaza, la directora del Politécnico, Yoloxóchitl Bustamante. En ese sentido, explica que las autoridades del IPN ya aceptaron posponer por un año (no derogar), la aplicación del nuevo plan de estudios, para que la comunidad lo conozca y lo enriquezca. Y en cuanto al nuevo reglamento, informa que apenas se aprobó ayer a las dos de la madrugada, por lo que su contenido no ha sido difundido.

La directora del Poli acepta que les faltó “socializar” el contenido de los dos documentos, pero ve “mano negra” en el movimiento, al que no considera legítimamente estudiantil, pues advierte que tiene “una fuerte injerencia externa”.

Acaso las dos partes tengan razón en sus argumentaciones, pero el problema es que ambas se han planteado de entrada como irreductibles, sobre todo la de Yoloxóchitl Bustamante al restar representatividad a quienes protestan y decir que responden a resortes ajenos a los de la institución.

Ese fue el argumento que llevó a las largas huelgas universitarias del CEU y, más atrás, a la explosión del Movimiento Estudiantil de 1968. Por eso le decía que este conflicto del Poli podría salirse de control si se mantiene cortedad de miras. ¡Aguas!

Instantáneas

1. RESPUESTAS. Dos mensajes muy fuertes, y en principio atinados, vinieron ayer desde el Ejército: la declaración del general secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos de que las fuerzas armadas siempre actuarán animadas por la defensa de los derechos humanos y que quienes no lo hagan irán a juicio; y la confirmación de que un teniente y siete soldados están detenidos en el Campo Militar Número 1 por el Caso Tlatlaya.

2. DEMANDA. Un juez solicitó ayer al Instituto Nacional Electoral que de las prerrogativas del PRD embargue el equivalente a 520 millones de pesos, monto que Carlos Ahumada asegura que le prestó a ese partido y no le fue pagado.



Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular
El Gráfico




El Poli marcha y dialoga





Si gratificante resulta en estos tiempos de indiferencia ver a miles de jóvenes defender una causa justa y de alto contenido patriótico (¡aunque la palabra le ponga los pelos de punta a los dogmáticos globalifílicos!), no menos gratificante es ver que el poder no se cierre a ese tipo de demandas y, obligado o convencido, baje de su pedestal a atenderlas y cumpla, así, el trabajo que le ha sido encomendado.

Cálculos conservadores estiman que unos sesenta mil estudiantes del Poli marcharon ayer del Casco de Santo Tomás a la Secretaría de Gobernación.

La víspera, un grupo no representativo del movimiento conocido como Comisión de Lucha Estudiantil Politécnica, acudió a las oficinas de Bucareli a solicitar diálogo con el secretario Osorio Chong quien, fiel a su estilo negociador, lo aceptó sin reticencia. La petición no gustó al grupo de la ESIA que ha encabezado la protesta y que se conoce como Coordinadora Estudiantil Politécnica.

Las posiciones encontradas de cara al encuentro con el titular de Gobernación, dieron lugar a que se empezará a hablar de la división del movimiento, recurso por cierto muy recurrido por el poder.

Ya frente a Gobernación se impuso la posición de la Coordinadora Estudiantil Politécnica: no venimos a que reciban una comisión, dijeron, venimos a entregar un pliego petitorio, que salga Chong a recibirlo.

Y el secretario de Gobernación se las compró, con todo y los riesgos políticos que tiene dialogar en la calle con una asamblea juvenil. Osorio Chong se trepó al templete, leyó el pliego petitorio y pidió media hora para dar una respuesta. Los jóvenes le respondieron, airados, que media hora era muy poco para hablar de un tema tan importante como una reforma educativa. Fue así que se abrió el espacio para acordar reunirse pasado mañana viernes, ahí mismo, a las tres de la tarde.

Entre las peticiones de los jóvenes destaca la dimisión de Yoloxóchitl Bustamante quien, por lo de ayer ocurrido, es claro que tiene contadas las horas al frente del Politécnico. La otra es la derogación del recientemente aprobado reglamento interno de la institución y la revisión de los pretendidos nuevos planes de estudio.

Las autoridades politécnicas han planteado esos cambios como una necesidad para mejorar la calidad educativa del Poli, pero los estudiantes se ocuparon de desenmascarar la coartada.

Y es que los cambios van en contra de la función originaria del IPN: la técnica al servicio de la Patria y no, como advierten los jóvenes que se pretende ahora, al servicio del mercado. Y es ahí donde se empieza a vislumbrar el fondo: alinear a la educación pública a los requerimientos de las reformas neoconservadoras recientemente aprobadas. ¿Cómo? Restándole énfasis científico a la educación pública para dejarla en niveles más técnicos, lo que saca a miles de jóvenes de la competencia de alto nivel, a fin de seguir abaratando la mano de obra.

Es ahí donde está el sentido de la protesta y habrá que ver cómo concilia el gobierno una solución, pues ha sido el principal promotor de las reformas, el operador del modelo de país que hoy tenemos.

Por lo pronto le salió bien a Osorio Chong cachar al vuelo esta demanda juvenil que, si no se atiende con prontitud y atingencia, sin duda crecerá y podría salirse de control.

Instantáneas

1. IMPENSABLE hasta hace muy pocos años que el Ejército se abriera a la posibilidad de que la autoridad civil suplantara al fuero militar para procesar a sus efectivos por la comisión de diversos delitos. El caso Tlatlaya arroja tantas evidencias de que ahí se presentó una ajusticiamiento extra judicial de delincuentes, que la PGR anunció ayer que consignará por homicidio calificado a tres militares involucrados con esos hechos. El procurador Jesús Murillo Karam dijo que fue posible documentar que después del enfrentamiento con un grupo de presuntos delincuentes, esos tres militares volvieron a abrir fuego contra ellos sin ninguna razón.

2. RELEVO. Gustavo Madero presentó ayer finalmente solicitud de licencia para separarse de la presidencia nacional del PAN. Va en busca de una diputación federal desde la que seguramente construirá su candidatura presidencial para 2018. Lo sustituye en el cargo su joven secretario general Ricardo Anaya. A ver si su talento político le alcanza para resolver la profunda fractura en el blanquiazul.




Raúl Rodríguez Cortés
Gran Angular

El Gráfico


Politécnico: las respuestas hoy





La cita es a las tres de la tarde en la calle de Bucareli, frente a la Secretaría de Gobernación, y el formato es el mismo del martes pasado: unos 30 mil estudiantes politécnicos en diálogo directo con Miguel Ángel Osorio Chong.

El secretario, en un tour mediático, ha reiterado que habrá respuestas, que no serán regresivas (¿?) y que algunas de las demandas tomarán tiempo porque su implementación requiere de procesos inevitables.

Veámoslo punto por punto de acuerdo con el pliego petitorio de los jóvenes del Poli:

1. Análisis y discusión del reglamento interno de manera que convenga, beneficie y no trastoque los derechos de la comunidad politécnica.

(Este es un punto central del movimiento que quién sabe si el gobierno concederá en todos sus términos. Aquí acaso quepa el señalamiento de que no habrá planteamientos regresivos. Ya lo veremos).

2. Cancelación de los planes de estudio que tecnifiquen la educación superior y reduzca la calidad educativa de las escuelas de nivel medio superior en el instituto. La comunidad politécnica propone una negociación consensuada hasta que se reestructure el nuevo plan, que cumpla con las necesidades de cada especialidad. Esta consolidación será hecha por mesas de trabajo que se conformarán por egresados y especialistas en sus respectivos campos.

(La aceptación de este punto cambiaría la pretensión de modificar la misión del Poli que fue creado para que la técnica estuviera al servicio de la Patria y no del mercado como se pretende en las referidas modificaciones al plan de estudios. Esto desalinearía el proyecto reformista del gobierno que, según se denuncia, pretende abaratar la mano de obra mexicana. ¿Lo concederá la administración?)

3. Destitución de la doctora Yoloxóchitl Bustamante Díez como directora del IPN con la correspondiente democratización del Consejo Directivo.

(Esta demanda será concedida. No podría ser de otra forma después de lo ocurrido. Menos aún si ella dijo ver en el movimiento injerencia externa y Osorio Chong dijo que nunca la vio).

4. Salida de los elementos de la Policía Bancaria de las instalaciones del IPN y que no sea sustituida por ningún otro organismo público o privado.

(Satisfacer esta demanda no parece tener problema pero sugerirá que el Poli deberá armar con su personal el área encargada de la seguridad de sus instalaciones).

5. Cese de pensiones vitalicias de ex directores del Instituto Politécnico Nacional.

(Según información solicitada vía IFAI por la revista Contralínea, nueve directores generales ya retirados, reciben del IPN un “sueldo” mensual de 95 mil 354 pesos. Éste supera en 380% el sueldo de los catedráticos mejor pagados del Instituto. Esta, al parecer, será otra de las peticiones concedidas).

6. La democratización del IPN, iniciado un proceso de representación equitativa de estudiantes, docentes, trabajadores de apoyo de todas las unidades para que tomen las decisiones en conjunto del IPN.

(Sería un cambio radical de gobierno del instituto que acaso desembocaría en la autonomía, aunque ésta no sea una demanda explícita, según señaló el propio Osorio Chong).

7. No se tomarán represalias académicas, administrativas ni legales hacia ningún miembro de la comunidad politécnica, participante o no, en dicho movimiento.

(Mal harían en no concederlo. No tendría por qué haber represalias a un movimiento que el propio gobierno reconoce como justo).

8. Aumento del presupuesto federal otorgado al IPN y a los sectores educativos y de investigación científica y tecnológica nacional con un monto mínimo del 2% del PIB.

(Esto está totalmente fuera de los proyectos presupuestales de gobiernos neoconservadores).

9. Dar a conocer todas las diferencias tanto en los planes de estudio como en la celebración de los convenios de colaboración de la técnica al servicio de la patria y no la técnica al servicio de los intereses privados nacionales y transnacionales.

10. Fuera grupos porriles del IPN.

(¿Acabarán con esas estructuras que han sido parte del control político de instituciones como el Poli?).

Las respuestas a estas y muchas otras preguntas, hoy a las tres de la tarde.



Raúl Rodríguez Cortés

Gran Angular
El Gráfico

No hay comentarios: