lunes, 23 de febrero de 2015

Objeciones de la memoria / Rescatar el proyecto de izquierda

Rescatar el proyecto de izquierda en la Ciudad



Imagen






Desde hace 18 años, la gente le arrebató al PRI el control de la ciudad de México. Eran muchos años de agravios por parte del tricolor que asentó su poder sobre los pilares de la represión, el condicionamiento de programas sociales y la corrupción.

Las esperanzas de cambio eran muchas y la gente las depositó en la izquierda. Pronto se notó la diferencia. Los capitalinos recuperaron su ciudad. Los gobiernos de izquierda fueron dando respuesta a las demandas históricas de la gente. Se instrumentaron programas novedosos como la pensión a adultos mayores, se hicieron reformas legales favorables a las mujeres, las niñas y los niños, se abrieron espacios educativos para la juventud.

En fin, floreció la libertad y pronto la capital de la República se convirtió en la mejor muestra de que es posible tener gobiernos diferentes, que trabajen para la gente, que gobiernen democráticamente, que no se roben el dinero.

No obstante, el ejercicio del poder ha afectado al PRD, que ahora en las delegaciones aplica las mismas prácticas que el PRI de los 80. Ahora vemos que en demarcaciones como Gustavo A. Madero, Tlalpan y Coyoacán no es posible que la ciudadanía ejerza sus libertades políticas si no se pertenece al grupo gobernante.

Llama especialmente la atención el caso de Gustavo A. Madero, donde la delegación ha reclutado a grupos de golpeadores encargados de amenazar y boicotear actos políticos de quienes no están alineados con ellos.

En otros casos, como el de la delegación Coyoacán, son públicos los escándalos de corrupción en los que han estado involucrados distintos funcionarios que ahora se suman a la ‘fiebre de los moches’.

Y en otros casos como el de Tlalpan, paulatinamente ha avanzado una corriente privatizadora de los espacios públicos, particularmente de la infraestructura deportiva.

Ninguna de estas prácticas tiene que ver con el proyecto de izquierda por el que la ciudadanía le arrebató el poder al PRI. Al contrario, la represión se asocia al PRI, lo mismo que la corrupción y las privatizaciones.

Por eso, la batalla que viene por las delegaciones va a ser por recuperar el proyecto de izquierda por el que los capitalinos han luchado.

Hace 18 años, en la ciudad de México, la gente se volcó a las casillas y votó por la izquierda. Hoy, como entonces, la gente puede recuperar la ciudad... con Morena.




Marti Batres Guadarrama

Objeciones de la Memoria

No hay comentarios: