miércoles, 4 de marzo de 2015

Infonavit y el “jineteo” del dinero de los trabajadores

 
Infonavit y el “jineteo” del dinero de los trabajadores
 
 
 
 
 
 

¿Con quién quejarse? Me preguntó Don Jorge el padre de un amigo de hace muchos años, su mirada cansada, sus pensamientos vagando, la frustración de enfrentar la burocracia mexicana.


Conocí a Don Jorge hace muchos años, siempre un hombre de casa, padre de familia ejemplar, trabajador, buen esposo y padre, ciudadano honesto y cumplido, cuando su hijo mi amigo me invitaba a hacer tarea en su casa o a comer acudía con el gusto que da estar en un ambiente como el de esa casa, tener la suerte de platicar con un señor como Don Jorge, cuanta anécdota, cuanta experiencia cuantas vivencias interesantes y cuanta lucha durante su vida.
Don Jorge quedó sin padre a los 12 o 13 años y como hermano mayor tuvo que ayudar a su madre a sacar a la familia adelante y lo logró, luego se enamoró, no se cuidó y ya a los 18 años era padre de familia, trabajaba arduamente y tenía con frecuencia que suspender estudios por razones laborales, en gran medida cuando le conocí era autodidacta pero su empeño, deseo de salir adelante y esperanzas en su mente lograron que aunque ya con cierta edad terminara una carrera profesional, él decía que ya a su edad solo era por demostrar a sus hijos y así mismo que si se quiere se puede y lo logró, si, ha sido un ejemplo para su familia y para los que hemos tenido la fortuna de ser sus amistades.

Hace unos meses me encontré con mi amigo Jorge, el hijo de aquel buen señor y platicando me comentó sobre el viacrucis que actualmente enfrenta su padre, le pedí que fuéramos a verlo para conocer el caso de primera mano y estos son los hechos:


Don Jorge dejó de trabajar en diciembre de 2013, por su estilo por no dejarse “mangonear” por un patrón, la empresa como siempre ocurre en México trató de darle cacahuates de liquidación, me enteré de manera oportuna y platicando con Don Jorge le hice ver cuáles eran sus derechos y cuanto le correspondería por concepto de liquidación, acudí en su representación junto con él y el dueño de la empresa como la mayoría de empresarios que su fortuna la van logrando no en base a trabajo sino a través de hurtos, fraudes, estafas y cosas por el estilo en un inicio pretendió intimidar y luego a ofrecerme una comisión para que convenciera a Don Jorge de aceptar lo que le pretendían dar, incluso recurrió a amenazar, pero finalmente cubrieron a Don Jorge el 100% de lo que era su derecho, el buen hombre me dio las gracias con entusiasmo y siguió con sus demás trámites, su hijo, mi amigo le acompañó ante IMSS y todo bien y en tiempo, ante la Afore y todo correcto en tiempo y montos y ahí comenzó su calvario.


El único trámite que le faltaba era la devolución de recursos de la sub-cuenta de vivienda por parte de Infonavit, Don Jorge había tramitado un préstamo de Infonavit en el esquema de un programa llamado Renueva para realizar mejoras en su casa, al momento de quedar sin trabajo tenía un pequeño adeudo y a su edad ya no le era posible encontrar trabajo por eso fue que tramitó su pensión que resolvió muy pronto el IMSS, Don Jorge les cotizaba desde los 16 años, al existir ese adeudo Don Jorge solicitó a Infonavit que de los recursos que él tenía en la sub-cuenta de vivienda descontaran el adeudo y le regresaran el resto, le asignaron un número de caso y le dijeron que esperara la resolución, varios meses después en el mes de noviembre de 2014 le informaron que su caso estaba resuelto, que llamara a un número telefónico y pidiera que un asesor le ayudara a llenar la solicitud para la devolución de su dinero y los asesores le dijeron que no… que tenía adeudo con Infonavit, les explicó y les dio el número de caso y fecha de resolución, le dijeron que volviera a llamar en dos horas por que tenían problemas con el sistema y así lo mismo tres o cuatro veces durante ese día, al final le dijeron que llamara en diez días.


Diez días después y tras varios intentos le informaron que los cortes de Infonavit son bimestrales por lo que tenía que terminar el bimestre para que la base de datos se actualizara, en diciembre fue a las oficinas centrales de Infonavit en Barranca del Muerto en la Ciudad de México y le dijeron que sin cita no le podían atender que si quería esperar para ver si algún “servidor” público (pagado con los impuestos de Don Jorge y de usted y míos) lo podía atender, después de más de dos horas un individuo lo atendió de mal humor y le dijo que no era ahí su trámite, que acudiera a la calle de Campa (detrás de Barranca del Muerto) y ahí había una oficina de atención a pensionados, fue y luego de otros 90 minutos de espera lo atendió muy amable una licenciada de apellido Flores, ella le explicó lo de las actualizaciones bimestrales y le pidió fuera a verle en enero, antes envió un correo al área correspondiente con las capturas de pantalla en donde se informaba que el famoso adeudo estaba liquidado, Don Jorge se retiró de buen humor dispuesto a esperar a enero.


En enero lo acompañamos su hijo y yo, en el trayecto nos platicaba con entusiasmo de sus planes, crear una pequeña empresa, seguir siendo productivo, crear empleos, de sus ahorros y lo que le devolvieron de Afore más lo de Infonavit compraría los equipos que necesitaría, el como ciudadano cumplido ya incluso había realizado los trámites ante SAT para que le asignaran el régimen que correspondería a sus nuevas actividades y cumplir con sus obligaciones…o sea él es un mexicano normal, no es político ni empresario que busque como evadir impuestos o un individuo que pretenda dedicarse a alguna actividad ilícita, llegamos a las oficinas de Infonavit, inician los problemas, que él tenía que pasar solo, argumentamos deficiencias auditivas para que permitieran a uno de nosotros acompañarle y luego de discutir un rato con el cerrado personal de vigilancia accedieron a que le acompañara uno de nosotros, le acompañó su hijo y yo les esperé fuera, al salir vi cara de frustración de Don Jorge y de enfado de mi amigo, me comentaron que había que seguir esperando, que la base de datos aún no se actualizaba, regresamos a su casa y nuevamente intentamos por medio de Infonatel, no dudo que los muchachitos que trabajan en esa área tengan la voluntad de ayudar pero sus conocimientos son limitados y su capacidad de resolución es nula, lo primero que hacen es soltar una letanía para explicar a grandes rasgos lo que es Infonavit, luego piden datos: nombre completo, número de seguridad social, RFC, número de teléfono fijo, móvil, correo electrónico etc. Para finalmente salir con que se llame en dos horas y a las dos horas nuevamente piden en primer lugar los mismos datos y piden se vuelva a intentar en dos horas, al cuarto o quinto intento solicitan se llame en diez días, presentó Don Jorge una queja en el apartado correspondiente en el portal de Infonavit, le dije a mi amigo y a su padre que fuéramos nuevamente a las oficinas generales, a los pocos días acudimos al área de inconformidades, ahí un licenciado de apellido Espíndola de manera amable nos dio una hoja en blanco para que escribiéramos nuestra inconformidad y nos sugirió que fuéramos a otras oficinas de Infonavit en Barranca del Muerto No. 209 con el licenciado Alan Bejarano que él podría ayudar con el trámite, ese día luego de más de tres horas de espera sin que nadie nos atendiera Don Jorge nos dijo que nos fuéramos y el volvería al otro día más temprano, al día siguiente le acompañamos contra su voluntad, pedimos hablar con el licenciado Bejarano y nos hicieron pasar a un comedor, no hay sala para atender a la gente, pasaron más de dos horas para que apareciera el señor Bejarano quien luego de escuchar a Don Jorge mientras miraba a diferentes lados menos de frente a Don Jorge, le volvió a explicar lo de la actualización bimestral, le mencionamos que el bimestre terminaba en diciembre y estábamos en enero, el argumentó infinidad de excusas y le dio cita a Don Jorge para marzo.


Hoy acudimos a Infonavit Don Jorge contento de que su asunto ya se resolvería, su hijo con algunas reservas y yo pensando en cómo es posible que una dependencia gubernamental a nivel Federal tenga una base de datos que es basura o aun inepto como responsable de esa base de datos. Solicitamos la entrevista con el licenciado Bejarano, nos atendió un licenciado Hernández, bueno no es extraño ya hace años que se dice que en México cualquier p ersona es licenciado y nos dijo que en un instante nos atendía Bejarano, ese instante fue de tres horas, mientras tanto nosotros y mucha gente más esperando en ese comedor con las incomodidades del calor que se genera, los aromas a cocina económica por los que llegan a tomar alimentos y la molestia de la misma espera, mientras esperábamos a ser atendidos observé a la gente, algunos licenciados que entraban preguntando por alguien mirando a todos como si fuéramos a pedir algo regalado, con andar de diva en pasarela, enfundados en trajes de menos de 1000 pesos adquiridos en La Lagunilla y que ya vivieron su mejor época, mirando despectivamente a los “pedigüeños” con ese andar de modelo aunque con cara de artesanía prehispánica, por fin luego de más de tres horas de espera se dignó aparecer el señor Bejarano, prepotente y con el descaro de tutear a un señor como Don Jorge, el tal licenciado aún usaba pañales cuando Don Jorge ya era un hombre productivo… y finalmente que vuelva a ir Don Jorge en Abril, no sé si captó la ironía pero yo le pregunté si a mediados o finales de mes, el me miro y me dijo: la tercer semana, la base de datos aún no se actualiza, Don Jorge dijo ni modo ahora en abril yo solo pensé que poca madre y tomé una decisión, le prestaré a Don Jorge, espero lo acepte, lo que quien sabe cuándo le regrese Infonavit y aunque no es mi área tomaré el caso de Don Jorge y llegaremos hasta donde tengamos que llegar, mientras esperábamos al licenciado Bejarano platique con alguno de los que esperaban a ser atendidos y comentaban que tenían uno de ellos poco más de un año, otro nueve meses aquel de allá año y medio yo solo pensé que poca madre, nosotros pagamos sus salarios y ellos no lo desquitan, las quejas por internet nada, la inconformidad presentada en las oficinas nada, el seguimiento directo nada, por Infonatel peor.



Demian A. del Rio Z.

Babylonia Forum

No hay comentarios: