jueves, 4 de junio de 2015

Democracia, partidos, voto nulo y otras fábulas

Democracia, partidos, voto nulo y otras fábulas



Imagen






Nuevamente como en cada procesos electoral surgen las voces que invitan a anular el voto y se crea cierta polémica, la gente algunos de manera seria pero la mayoría solo por no tener más que hacer hacen eco de la propuesta.

Democracia.
En teoría es la organización del pueblo para dirigir por medio de representantes electos el destino de la nación, es la voluntad de las mayorías que mediante el sufragio determina quien le representará en las instancias correspondientes.
Pero no debiera terminar ahí la participación del ciudadano, es también una responsabilidad vigilar que las personas elegidas cumplan con los compromisos, con la voluntad de quienes votaron por él y le eligieron su representante, es exigir el cumplimiento de la voluntad del pueblo es, en su caso poder revocar la confianza depositada en el representante por medio del sufragio.

Partidos Políticos.

Los partidos políticos en México verdaderamente han decepcionado a amplios sectores de la población, ya la gente no se traga el viejo cuento priista de que “los hombres fallan, no las instituciones” yo creo como algunos más que cuando varios hombres de una misma institución fallan es porque la institución está descompuesta.


El PRI no ha cambiado del viejo PRI anterior al 2000, quizá en algunos casos y en algunos lugares ha maquillado el rostro pero sigue siendo el mismo partido de siempre con las tácticas que dominan, con los acuerdos con medios de comunicación, acarreos, intimidación, guerras sucias (apoyados por los medios) antes eran los lideres “charros” y corruptos, hoy los tecnócratas neoliberales también corruptos, antes tenían la complicidad de los medios de comunicación hoy también, antes había gente que comprometía su voto por cacahuates, hoy también.


El PAN se convirtió en la decepción de aquellos que creyeron en un cambio y después de 12 años en el poder demostró ser una de las caras del mismo sistema, el PAN llegó al poder por un lado por el hartazgo del pueblo y la creencia de muchos que, aunque no panistas, se fueron con la idea del “voto útil”, por el otro lado gracias a la publicidad, al capital, a los medios de comunicación y al aparato que realmente controla los destinos de este país y a que llegó un momento en que la clase en el poder decidió provocar un poco de “calambres” al PRI, ahora el PAN dice en su publicidad que el PRI está mal (¡que noticia!) que ellos harán que el trabajador tenga mejores ingresos, que ellos si mejorarán la seguridad en el país y que ellos si saben cómo… quizá alguien les crea pero sus doce años en el poder fueron de pérdida del poder adquisitivo, de deterioro de la calidad de vida de los mexicanos y de una “guerra” de Calderón que nos arrojó a la inseguridad que padecemos.


El PRD a partir de que la corriente de “los chuchos” de adueñó del control del partido se fue desdibujando para convertirse en la caricatura de partido de izquierda que ahora es, el entreguismo de sus dirigentes pactistas, los errores en la designación de candidatos, su alejamiento de las bases, la copia de los vicios del PRI que se criticaban y el revanchismo, la envidia y los intereses lo convirtieron de partido contestatario a leal opositor del señor de Los Pinos.


Anular el voto.

¿Cuál es el sentido de esta propuesta? Anular por anular creo ya que nuestra legislación no contempla nada al respecto, los promotores de esta propuesta argumentan entre otras cosas que “para no pagar tanto” a legisladores y gobernantes... señores con voto nulo o sin voto nulo México, en la letra, tiene un poder ejecutivo y un legislativo a nivel Federal y Local por el voto nulo no disminuirán los 500 diputados federales ni habrá menos de 31 gobernadores ni se recortaran sus ingresos, a la gente en el poder no le interesa si ganaron con millones o unidades de votos, nuestra legislación les avala que simplemente ganaron, para que una muestra de descontento y anulación de voto tenga efecto se requiere que nuestras leyes avalen la figura del voto blanco o voto nulo como le queramos llamar.
Ya con una existencia legalmente reconocida restaría reglamentarlo, ¿que ganará o perderá tal o cual candidato o partido de acuerdo al porcentaje alcanzado?, veamos, por ejemplo si la mayoría de ciudadanos prefirió la opción de votar blanco o anular su voto y si su porcentaje fuera mayor al de los partidos registrados, ese resultado querría decir que la mayoría de votantes no confía en los partidos y sus candidatos y siendo la mayoría quién se expresara así, la elección deberá declararse nula y repetirse, los partidos deberán postular nuevos candidatos para un nuevo proceso en 60 o 90 días pero ya sin recursos para nuevas campañas, esto obligaría a los partidos a elegir a sus mejores políticos para los cargos de elección popular y no verse en la necesidad de repetir sus procesos internos ni los procesos electorales en si.
Si la votación da la mayoría a algún candidato, a algún partido político, igual hacer efectiva la fuerza del voto nulo, por ejemplo restando el porcentaje logrado por el voto blanco a las prerrogativas de ley que otorga el gobierno a través del órgano electoral correspondiente, los partidos al verse afectados en los recursos económicos(que es donde les duele) se verían obligados a cuidarse bien de quienes lo integran, de quienes los representan y quiénes serán sus candidatos.



Demian A. del Rio Z.

No hay comentarios: